Nebaj

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nebaj
Nebaj
Nebaj
Localización de Nebaj en Guatemala
País Bandera de Guatemala Guatemala
• Departamento El Quiché
• Municipio Nebaj
Ubicación 15°24′30″N 91°08′50″O / 15.40833333, -91.14722222Coordenadas: 15°24′30″N 91°08′50″O / 15.40833333, -91.14722222
• Altitud 1900 msnm
Superficie 608 km²
Población 53.617[1] hab. (2002)
• Densidad 88 hab./km²
Idiomas Ixil, Español
Fiestas mayores 15 de agosto
Patrona Virgen de la Asunción
[editar datos en Wikidata]

Santa María Nebaj es un municipio del departamento de El Quiché, Guatemala. Se encuentra a 254 kilómetros de la ciudad Capital de Guatemala y a 91 kilómetros de la cabecera departamental de El Quiché, por medio de la carretera departamental Quiché 3 y 6, asfaltada y transitable durante todo el año.

Ubicación Geográfica y Límites[editar]

Santa María Nebaj se localiza al norte del departamento de El Quiché y en la zona conocida como Franja Transversal del Norte. Ocupa una extensión de 650 km2 aproximadamente. Colinda al Norte con el municipio de Ixcán, al este con los municipios de Cotzal y Chajul, al sur con los municipios de Cunén y Sacapulas, todos del departamento de El Quiché, y al oeste con los municipios de Aguacatán, Chiantla, Santa Eulalia, San Juan Ixcoy y Barillas; del departamento de Huehuetenango.

Historia[editar]

Época precolombina[editar]

El pueblo Ixil desciende de los antiguos mayas que habitaron la mayor parte del territorio de Guatemala. Se considera que para el período histórico denominado clásico maya, el área Ixil ya estaba poblada. Se han encontrado vestigios de restos de monumentos y muros arqueológicos en la región, constatando así que hubo asentamientos humanos desde el año 500 A.C. Se localizó en el municipio de Nebaj una pieza de jade que evidencia la historia y cultura del pueblo ixil desde épocas milenarias.[cita requerida]

El principal cultivo de los mayas ixiles era el maíz. La historia señala el área como lugar del descubrimiento de este cultivo. Incluso se ha considerado el cerro Paxil, en la comunidad de Xolcoay del municipio de Chajul, como el lugar sagrado donde se inició el cultivo de maíz. Algunos historiadores consideran estas afirmaciones como ciertas.[2] describió que el maíz es un cultivo originario de las tierras altas de Guatemala. Otro investigador[3] escribió que el maíz se cultivaba desde el año 3500 A.C.

Referente al año 750 D.C. del período clásico de la cultura maya, [4] asevera que “los asentamientos Ixiles del área fueron contemporáneos del desarrollo de la gran cultura maya de Tikal, y de Kaminal Juyu. En esa época el pueblo Ixil desarrolló vínculos e intercambios comerciales por medio de rutas con los pueblos Mayas de Chiapas, Petén y con pueblos del altiplano guatemalteco.”

Conquista española[editar]

Vista de una ladera de montaña densamente arbolada y cumbres escarpadas más allá, separado de ellos por una masa de nubes bajas.
El terreno difícil y la lejanía de los Cuchumatanes, hicieron su conquista difícil.

En los diez años después de la caída de Zaculeu, diversas expediciones españolas se dirigieron hacia la Sierra de los Cuchumatanes para contribuir en la compleja y gradual conquista de los pueblos chuj y kanjobal (Q'anjob'al).[5] Los españoles fueron atraídos a la región montañosa por la esperanza de extraer oro, plata y otras riquezas, pero su lejanía, la dificultad del terreno y la densidad de población relativamente baja hicieron que su conquista y explotación resultaron difícil.[6] Se estima que la población de los Cuchumatanes contaba doscientos sesenta mil habitantes antes del contacto con los europeos. A la llegada de los españoles en la región, la población ya había caída hasta ciento cincuenta mil habitantes como consecuencia de las enfermedades del Viejo Mundo que les habían precedido.[7]

Después de que la parte occidental de la sierra de los Cuchumatanes cayó a los españoles, los ixiles y uspantecos(uspantek) eran suficientemente aislados para evadir la atención inmediata de los españoles. Los uspantecos e ixiles eran aliados y en 1529, cuatro años después de la conquista de Huehuetenango (departamento), los guerreros uspantecos estaban hostigando a las fuerzas españolas, y Uspantán estaba tratando de fomentar la rebelión entre los quichés. La actividad uspanteca se hizo lo suficientemente problemática como para que los españoles decidieron que era necesario tomar medidas militares. Gaspar Arias, magistrado de Guatemala, penetró en los Cuchumatanes orientales con una infantería de sesenta soldados españoles y trescientos guerreros aliados indígenas.[8] A principios de septiembre había logrado de temporalmente imponer la autoridad española sobre los pueblos ixiles de Chajul y Nebaj.[9] El ejército español luego se marchó al este hacia Uspantán. En ese momento, Arias recibió aviso de que el gobernador en funciones de Guatemala, Francisco de Orduña, lo había destituido como magistrado. Arias entregó el mando al inexperto Pedro de Olmos con el fin de volver a enfrentar de Orduña. A pesar de que sus oficiales lo desaconsejaron, Olmos decidió lanzar un desastroso asalto frontal a la ciudad. Tan pronto como el asalto español comenzó, fueron emboscados por la parte posterior por más de dos mil guerreros uspantecos. Las fuerzas españolas fueron derrotados con grandes pérdidas; muchos de sus aliados indígenas fueron muertos, y muchos más capturados con vida por los guerreros uspantecos sólo para ser sacrificados en el altar de la deidad maya Ixbalanqué. Los sobrevivientes que lograron escapar, regresaron, hostigados, a la guarnición española en Q'umarkaj.[10]

Un año más tarde Francisco de Castellanos salió de Santiago de los Caballeros de Guatemala encabezando una nueva expedición militar contra los ixiles y uspantecos, con una fuerza de tarea de ocho cabos, una caballería de treinta y dos hombres montandos, una infantería de cuarenta soldados españoles y cientos de guerreros aliados indígenas. La expedición descansó en Chichicastenango, reclutando a fuerzas adicionales antes de marchar siete leguas hacia el norte a Sacapulas y subir las empinadas laderas del sur de los Cuchumatanes. En las laderas más altas se enfrentaron con una fuerza de entre cuatro y cinco mil guerreros ixiles de Nebaj y asentamientos cercanos. Siguió una larga batalla en la que la caballería española logró flanquear al ejército ixil, forzándola a retirarse a su fortaleza situada en la cumbre de la montaña de Nebaj. Las fuerzas españolas asediaron la ciudad y sus aliados indígenas lograron escalar las paredes, penetrar en la fortaleza y le prendieron fuego. Muchos guerreros defensores ixiles se retiraron para combatir el fuego, lo que permitió a los españoles a tomar por asalto la entrada y romper las defensas.[10] Los españoles detuvieron a los defensores sobrevivientes y el día siguiente Castellanos ordenó que todos fueron marcados como esclavos para castigarles por su resistencia.[11] Los habitantes de Chajul, al recibir la noticia del resultado de la batalla, inmediatamente se rindieron a los españoles. Los españoles continuaron hacia el este, hacia Uspantán para encontrar que el sitio era defendido por diez mil guerreros, incluyendo las fuerzas de Cotzal, Cunén, Sacapulas y Verapaz. Los españoles apenas eran capaces de organizar una defensa, cuando el ejército defensor atacó. Aunque ampliamente superados en número, el despliegue de la caballería española y el uso de las armas de fuego de la infantería española finalmente decidieron la batalla en favor de los españoles. Los españoles ocuparon Uspantán y nuevamente marcaron como esclavos a todos los guerreros supervivientes. Los pueblos en los alrededores también se rindieron y en diciembre 1530 se finalizó la fase militar de la conquista de los Cuchumatanes.[12]

El pueblo ixil luego fue dividido en cuatro pueblos, formando así Nebaj, Cotzal, Chajul, e Ilom.[cita requerida]

Franja Transversal del Norte[editar]

Mapa de la Franja Transversal del Norte, en donde está localizado Nebaj.

Tras la contrarevolución de 1954, el gobierno guatemalteco creó el Consejo de Planificación Económica (CNPE) y empezó a utilizar estrategias de libre mercado, asesorado por el Banco Mundial y la Administración de Cooperación Internacional (ICA) del gobierno de los Estados Unidos. [13] El CNPE y la ICA creó la Dirección General de Asuntos Agrarios (DGAA) la cual se encargó de desmantelar y anular los efectos del Decreto 900 de Reforma Agragia del gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán.[14] La DGAA se encargó de la faja geográfica que conlindaba con el límite departamental de Petén y las fronteras de Belice, Honduras y México, y que con el tiempo se llamaría Franja Transversal del Norte (FTN).[15]

En 1962, la DGAA se convirtió en el Instituto Nacional de Transformación Agraria (INTA), por el decreto 1551 que creó la ley de Transformación Agraria. En 1964, el INTA definió la geografía de la FTN como la parte norte de los departamentos de Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz e Izabal y ese mismo año sacerdotes de la orden Maryknoll y de la Orden del Sagrado Corazón iniciaron el primer proceso de colonización, junto con el INTA, llevando a pobladores de Huehuetenango al sector de Ixcán en Quiché.[16]

El INTA siguió colonizando; y en 1970 el gobierno del general Carlos Arana Osorio declaró la zona como zona de desarrollo agrario por el decreto No. 60-70, que oficialmente creó la Franja Transversal del Norte (FTN); en la FTN estaban incluídos los municipios: San Ana Huista, San Antonio Huista, Nentón, Jacaltenango, San Mateo Ixcatán, y Santa Cruz Barillas en Huehuetenango; Chajul y San Miguel Uspantán en el Quiché; Cobán, Chisec, San Pedro Carchá, Lanquín, Senahú, Cahabón y Chahal, en Alta Verapaz y la totalidad del departamento de Izabal[17]

Tras el derrocamiento de Lucas García el 23 de marzo de 1982, subió al poder un triunvirato militar encabezado por el general Efraín Ríos Montt, junto con los coroneles Horacio Maldonado Shaad y Francisco Gordillo. El 2 de junio de 1982, periodistas internacionales le realizaron una entrevista a Ríos Montt, quien dijo lo siguiente referente gobierno de Lucas García y la Franja Transversal del Norte:

  1. ¿Cuáles fueron las causas del golpe de estado?
    Hubo muchas causas; había llegado a tal forma de descomposición el gobierno que él mismo estaba cortándose sus raíces; ya no tenía raíces ni en el pueblo ni en las instituciones. Como consecuencia se cayó; así, simple y llanamente.[18]
  2. ¿Había corrupción en el gobierno anterior?
    Tengo entendido que muchísima corrupción. Se llegó a tal grado con la corrupción que, siendo Guatemala un país con grandes reservas económicas, en dos años se acabaron las reservas económicas; y además dejaron hipotecado todo el país con las grandes construcciones que hicieron, como anillos periféricos que realmente no tenían ningún concepto de planificación desde el punto de vista de tránsito y de tráfico.[19]
  3. Durante el gobierno de Lucas García había muchos proyectos sociales, mucho más que en gobiernos anteriores, excepto en los gobiernos revolucionarios (1944-1954). ¿Cómo va a ser diferente este gobierno?
    No fue Lucas García sino que el gobierno en sí; ellos dieron parcelas a las orillas de la Transversal del Norte, para sacar (a los campesinos) de los terrenos en donde había petróleo. Después dieron tierras porque compraron tierras para quedarse con el dinero de la venta de fincas. Había unos terrenos de un determinado dueño, y agarró a esa gente y la tiró a lo largo de la Transversal del Norte, por eso hicieron la carretera a la Transversal del Norte: para paliar nada más la protesta de esta gente que fue sacada de sus terrenos, en donde había petróleo.[20]

Guerra Civil de Guatemala[editar]

En Nebaj actuó el Ejército Guerrillero de los Pobres, el cual justificaba los atentados a la infraestructura que cometía argumentando que afectaban, por un lado, los intereses económicos del Estado y de los sectores productivos, y por el otro, que vulneraban al Ejército: «Destruir infraestructura con el concepto de decir vamos a destruir la infraestructura del país, para dañar el país, eso no. Siempre tenía una explicación ... en relación a la guerra que estábamos viviendo y en relación al momento táctico que para qué íbamos a volar este puente, sí lo íbamos a volar para que el Ejército no pasara y para que no siguiera con su barbarie ... para cortarle el avance y la retirada ... Pero lo que es de Nentón para el norte, la carretera se cerró [finales 81 inicio 82], no entraba el Ejército, no entraba ninguna autoridad, estaban cortados los postes de telegrafía que eran los medios de comunicación que habían aparte de la carretera».[21] «Al cortar la energía que llegara al cuartel (del Ejército) se cortaba la energía de toda la población, creando descontento entre el pueblo. Después, esos sabotajes se generalizaron para provocar ya un descontrol total en todo el país e ir preparando condiciones para pasar a un período casi de pre-insurrección.[22]

Fecha Responsable Objetivo Resultado
19 de julio de 1981 EGP Municipalidad de Chichicastenango, Quiché Quemaron parcialmente las instalaciones por medio de una bomba incendiaria; luego impidieron el ingreso de los elementos de socorro.[23]
13 de noviembre de 1981 EGP Municipalidad de Zacualpa, Quiché Destrucción de la sede municipal.[23]
16 de noviembre de 1981 EGP Instalaciones eléctricas del INDE en Santa Cruz del Quiché Dejó sin energía eléctrica a todos los municipios aledaños.[24]
16 de diciembre de 1981 EGP Municipalidad, oficinas de correos y estación de policía de Tecpán, Chimaltenango Destrucción de las instalaciones y asesinato de seis personas; además se hicieron pintas en la localidad y sabotearon la carretera interamericana.[23]
18 de diciembre de 1981 EGP Puente «El Tesoro» en Quiché Destrucción total del puente, cortando el acceso al Ejército.[25]
21 de diciembre de 1981 EGP Municipalidad y oficinas de correos y telégrafos de Cunén, Quiché Quemaron los documentos del registro civil y luego las instalaciones de la municipalidad.[26]
19 de enero de 1982 EGP Instalaciones del Instituto Nacional de Electrificación (INDE) en Villa Nueva y Escuintla Se interrumpió el suministro eléctrico en veintiuno de los veintidós departamentos de la República.[24]
19 de enero de 1982 EGP Planta de energía eléctrica del INDE en Santa Cruz del Quiché Una bomba destruyó la planta de energía, dejando sin suministro a todos los municipios que la rodean.[24]
27 de enero de 1982 EGP Puentes que comunican las poblaciones de San Miguel Uspantán, Nebaj y Chajul en Quiché Destrucción total de los dos puentes, cortando el acceso al Ejército.[25] [Nota 1]

Para contrarrestar el auge de la ofensiva guerrilla tras el triunfo de la Revolución Sandinista en Nicaragua en 1979, el gobierno de Lucas García inició la ofensiva de Tierra Arrasada en la región en donde operaba el Ejército Guerrillero de los Pobres, en el área de Chajul, Nebaj e Ixcán en Quiché, región rica en petróleo de la Franja Transversal del Norte; como parte de esta ofensiva, se dieron intensos ataques a poblaciones civiles que resultaron en masacres que fueron registradas por el informe REHMI[27] y los informes de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico[28] . Para la descripción de masacre, el informe REHMI definió los asesinatos colectivos asociados a destrucción comunitaria; la mayoría de las masacres registradas por el informe REHMI corresponden al Departamento de Quiché; le siguen Alta Verapaz (63), Huehuetenango (42), Baja Verapaz (16) Petén (10) y Chimaltenango (9), pero también aparecen en otros departamentos. Los datos sobre las fuerzas responsables revelan la importancia de las masacres como parte de la política contrainsurgente. Después de octubre de 1981 hay más testimonios de masacres y se caracterizan por un patrón más indiscriminado, lo que sugiere que después de esa fecha las masacres fueron más importantes, estaban planificadas con mayor premeditación y llevaron a cabo una destrucción más global de las comunidades, en congruencia con la gran ofensiva desarrollada por el Ejército a partir de Chimaltenango hacia grandes áreas del Altiplano. Una de cada seis masacres se realizó en un día importante para la comunidad; ya fuera en día de mercado, de fiesta, o de reuniones de carácter religioso, los ataques en días señalados trataban de aprovechar la concentración de población para desarrollar de manera más masiva sus acciones y en algunos casos tenían un claro significado simbólico. Este aspecto, junto con la concentración de la población, y el control de la situación mostrado por el Ejército, muestra que los ataques fueron planificados. [27]

Junto con la quema y destrucción de las casas, las torturas, atrocidades masivas y las capturas de la población aparecieron en más de la mitad de los ataques. Los enterramientos en fosas comunes, a menudo excavadas por las propias víctimas, se describen también en una parte importante de los testimonios; estos enterramientos clandestinos en fosas comunes fueron utilizados muchas veces como una forma de ocultar las pruebas de los asesinatos. En otras ocasiones las masacres se dieron en el marco de operativos a gran escala con gran despliegue de fuerzas militares y apoyo de la aviación que bombardeó esas zonas. Al menos una de cada nueve comunidades analizadas sufrió bombardeos asociados a masacres, ya fuera en los días anteriores o después del bombardeo.[Nota 2] Después del ataque lo más frecuente fue que la gente huyera (40%) como forma de defender su vida, ya fuera a la montaña, al exilio o a otra comunidad; una de cada seis aldeas que sufrieron masacres quedó completamente arrasada.[Nota 3]

Operación Sofía[editar]

Operación Sofía: documento emitido por el ejército de Guatemala en 1982.

Del 8 de julio al 20 de agosto de 1982, ya durante la jefatura de estado del general Efraín Ríos Montt el ejército guatemalteco implementó el plan Operación Sofía.[29] El informe de inteligencia militar indicaba que tras la fuerte ofensiva lanzada contra la insurgencia en el último trimestre de 1981, la guerrilla había sido vencida y no había logrado su objetivo de alcanzar el poder en marzo de 1982; pero, en enero de 1982 la guerrila había iniciado una ofensiva político-militar para superar la crisis que le había representado la ofensiva del Ejército.[29] El informe de inteligencia también afirma que la ofensiva guerrilla se había incrementado en la región de Nebaj, en El Quiché debido a la ayuda internacional que los insurgentes habían recibido del extranjero y que se habían formado dos frentes nuevos, el Fronterizo y el Afganistán, los cuales contaban con aproximadamente 30 combatientes cada uno, y estaban convenientemente equipados con armamento y equipo de primeros auxilios.[29] En cuanto a los civiles que habitaban en el área, el informe de inteligencia indica que todos los habitantes de la región habían sido concientizados por la guerrila, se escondían del ejército en cuevas alejadas de sus pueblos y no proporcionaban la información que se les requiere.[29]

El documento del plan «Operación Sofía» incluye telegramas del Servicio de Transmisiones del Ejército, en donde se menciona que se evacuaron civiles del área, y se solicita que los capturados seran reincorporados a su vida normal:

  • 22 de julio: «Hoy 1100 horas, capturáronse inmediaciones Salquil 87-12, dieciocho personas mayores, doce niños, solicito apoyo esa superioridad efecto control subsistencia y reincorporación a su vida normal.»[30]
  • 24 de julio: «1500 horas fueron evacuadas de área conflictiva diez familias encontrábanse amenazadas por subversión, las que incluyen cinco hombres, diez mujeres, diecisiete niñas, quince niños, una recién nacida. Quedando pendiente familias por ser evacuadas.»[31]
  • 25 de julio: «Aumento número de evacuados a ocho hombres, trece mujeres, diecisiete niños, un recién nacido.»[32]
  • 26 de julio: «Número de evacuados ha sido de veinte hombres, veintisiete mujeres, seis niños, veinticinco niñas, una recién nacida.»[33]

También, en el documento se encuentran ejemplos de panfletos del ejército y la guerrilla, los cuales formaban parte de la guerra psicológica que se estaba llevando a cabo y para la cual el ejército guatemalteco solicitaba al Estado Mayor una pequeña transmisora radial y la implementación de un equipo de operaciones psicológicas, pues la gran mayoría de la población de la localidad estaba muy convencida de la doctrina guerrillera, era analfabeta, y conocía muy poco el castellano:[34]

  • Ejemplo de panfleto militar:
«Pueblo de Nebaj, es tiempo de meditar, es tiempo de pensar, pongamos en orden nuestro pensamiento, la experiencia del pasado nos tiene que guiar hacia el futuro de Nebaj; debemos de pensar en nuestro pueblo, por aquí viven nuestros hijos y es aquí también donde descansan nuestros abuelos, nuestros antepasados. El ejército no reprime y mata como nos han hecho creer, no debemos tenerles miedo. Acerquémonos a ellos y veremos que no son como nos lo han hechos creer esos malos hombres que están en la montaña escondidos. Ya nadie viene a comprar nuestras telas por miedo al camino, son los subversivos los que nos han traído este sufrimiento, antes éramos felices con lo poco que teníamos, ahora ya no tenemos nada y si seguimos así no nos llegarán granos, i verduras, tenemos que ayudar al ejército para acabar con esta gente subversiva que se dice llamar guerrilleros. Debemos ayudar al ejército con la verdad, el ejército está lleno de gente como nosotros, en su mayoría campesinos que se se sacrifican por nuestra patria, por la libertad de Guatemala. Pueblo de Nebaj, los subversivos no creen en Dios; tú sí crees en Dios, debemos arreglar nuestras iglesias que son la fuenta de nuestra fe cristiana.»[35] «Los hermanos ixiles que ayudan a estas bandas de maleantes está engañados con falsas promesas, ayudemos a nuestros hermanos a sacarlos de estas organizaciones que sólo les traerá la muerte a ellos y a sus familias. Debemos tener presente que esta gente subversiva jamás podrá triunfar, ya que nosotros estamos convencidos que esta lucha sólo nos traerá la muerte y pobreza. El ejército está mejor capacitado y entrenado pero con la de Dios y de nosotros acabaremos con estos bandidos. A la gente de confianza, organizarla para salvar Nebaj. No es posible que unos pocos bandidos siembren el terror y la desconfianza; sólo organizados defenderemos Nebaj, ya estamos cansados de tanta violencia. Violencia que nos trajeron ellos mismos que dicen llamarse guerrilleros. Es ya hora de pagarles con su propia medicina. Ayuda al ejército que en esta forma ayudarás a tu pueblo.[36]
  • Ejemplo de panfleto de la guerrilla:
«La autodefensa son todas aquellas medidas que la población organizada tiene que poner en práctica para defenderse del enemigo, para sufrir el menor número de bajas y daño cuando éste ataca, para evitar que su economía (siembras, cosechas, comercio, etc.) sufra grandes pérdidas, para que su moral revolucionaria y combativa no se quiebre, para poder golpear al enemigo aunque este se lance atacando a la población. En la última ofensiva que el enemigo lanzó en nuestro frente en los meses de enero, febro, marzo del presenta año se vió que las poblaciones que no pusieron en práctica las medidas de Autodefensa en forma correcta y con conciencia revolucionaria sufrieron bastantes pérdidas de vidas: hombres, mujeres, ancianos, niños, hasa mujeres embarazadas, muchos de ellos fueron quemados dentro de sus ranchos, despedazados con machetes, los torturaron y muchas mujeres las violaron. Estas dolorosas pérdidas se debieron en gran parte a que estos compañeros no llegaron a entender ni a conocer la verdadera intención asesina del enemigo; se confiaron creyendo que se les iba a perdonar la vida por el hecho de no salir huyendo cuando ellos se acercaban. Las principales deficiencias y errores que se vieron en la recién pasada ofensiva enemiga en cuanto a la población, de las medidas de Autodefensa son las siguientes:[37]
  1. En algunas poblaciones la gente organizada se quedó en sus casas a pesar de que sabía que el ejército había reprimido cruelmente en algunas loclaidades mientras que a unas pocas las había respetado; esta forma de engaño logró confundir a compañeros que se quedaron en sus casas, los cuales fueron masacrados. Algunos de estos compañeros fueron capturados y torturados, y con la presión de la tortura y amenaza de muerte se quebraron, convirtiéndose en guías del ejército e informadores de nuestas estructuras; con su actitud pusieron en peligrola vida de miles de compañeros, nuestras actividades guerrilleras y nuestra propia organización.
  2. En la mayoría de las aldeas la población no puso en práctica la orientación tantas veces dada por los organismos de hacer los buzones estratégicos para esconder sus cosechas de granos básicos.
  3. No se guardaron las medidas de compartimentación sobre los puntos de concentración de los grupos de la población para su plan de emergencia.
  4. Hay fallos en las postas, algunos compañeros hacen más poste que otros, muchos compañeros todavía no han comprendido la importancia de las mismas.
  5. Las señas de alarma para avisar que el enemigo se acerca todavía no se han afinado ni mejorado.
  6. En algunos lugares las FIL no se han hecho cargo de la dirección de la Autodefensa, todavía no han comprendido que la mayor responsabilidad de la Autodefensa les toca a ellos.
  7. En muchos pocos lugares se hicieorn trampas y en casi ninguno se han hecho armas populares (lanzas, arcos, flechas, bombas molotov, etc.)
  8. en la mayoría de las aldeas no se prepararon abastos para los momentos en que la ofensiva del enemigo se puso muy dura.[37]
  9. En muchas localidades se estuvo esperando que las fuerzas guerrilleras alzadas las llegaran a defender, y aunque es correcto porque estas son la semilla del ejército del pueblo que debe defenderlas, por el momento no es real que éstas puedan defenderas en la mayor parte de lugares a donde el enemigo llega a masacrar.[38]
En el pueblo de Viet Nam la Autodefensa fué la forma de defenderse que le permitió conservar la vida de la mayoría de la población, a pesar de que los franceses, japoneses y gringos hicieron todo lo posible por quebrar el espíritu de lucha de un Pueblo. El Pueblo vivía debajo de la tierra cuando los ataques del enemigo lo exigía; dentro de los túneles, en los caminos y en muchos lugares hicieron miles de trampas con los cuales lograron hacer muchas bajas al enemigo y desmoralizarlo.»[38]

Ambos panfletos están orientados a educar a los pobladores de la región, pero ambos evidencian un fuerte desconocimiento de la población a la que van dirigidos: por un lado, el lenguaje utilizado en el panfleto guerrillero es sumamente sofisticado, evidenciando que quienes lo escribieron eran personas de alto grado académico luchando por un ideal marxista, pero sin la capacidad de expresar las mismas ideas en un lenguaje sencillo y directo que pudiera entenderse fácilmente por las comunidades rurales analfabetas. Por otro lado, el lenguaje del ejército es mucho más accesible para los pobladores, pero no es convincente por las noticias que circulaban en el área por las acciones del ejército. En ambos casos, falta una interpretación indígena de los hechos: no hay ninguna referencia a las creencias de los ixiles, y mucho menos escritos en su idioma nativo que hiciera llegar los mensajes en forma efectiva.

Luego, el reporte del ejército sobre los resultados de la Operación Sofía del 19 de agosto de 1982, indica que la misma «fue exitosa tanto en el aspecto militar como en el de operaciones psicológicas. Durante toda la operación se mantuvo presión sobre el enemigo, no se tuvo ninguna baja debido al combate, ni administrativo, habiéndose logrado cortar las bases de apoyo logístico del área, habiéndose logrado destruir el período que se reporta 10 buzones grandes y desativados treinta y tres trampas, quince viviendas subterráneas todo lo cual fue destruido. En operaciones de control de la población se logró quitar gran apoyo a la guerrilla, lográndose evacuar hacia el municipio de Nebaj ciento veintidós personas los cuales quedaron bajo el control del Destacamento Militar de dicho municipio. La Primera compañía de paracaidistas formaron un destacamento en la Aldea Salquil con el fin de reunir en esta aldea a los moradores de los diferentes cantones reportando haber reunido y controlado a setecientos treinta y siete personas, las cuales están recibiendo ayuda y seguridad de parte de la Fuerza de Tarea Gumarkaj. El 5 de agosto doscientas cuarenta y seis personas vecinas de Salquil y sus alrededores se presentaron a las autoridades militares del municipio de Aguacatán, solicitando protección.»[39]

Según estudios sobre el conflicto armado en Guatemala el 69% de la población Ixil perteneciente a Nebaj fue obligada a desplazarse por la política de la tierra arrasada y las ofensivas de los gobiernos militares en la región.[cita requerida]

Fiesta titular[editar]

Su fiesta titular se celebra del 8 al 16 de agosto en honor a la Virgen de la Asunción.

Origen del nombre del Municipio[editar]

Existen distintas versiones sobre el origen del nombre de Nebaj de acuerdo a su etimología, sin embargo, la más aceptada es “lugar de nacimiento de agua”, por la declinación gramatical de la palabra NAAB’A’ en el idioma Ixil, que hace referencia además a los nacimientos de agua existentes en varias comunidades. Antiguamente la palabra Nebaj se escribió Nabah.

Población[editar]

El Municipio de Nebaj tiene una población de 79,028 habitantes, equivalente a 130 habitantes por kilómetro cuadrado en 2012.[40]

Referencias[editar]

  1. Instituto Nacional de Estadística (INE) (2002). «XI Censo Nacional de Poblacion y VI de Habitación (Censo 2002)». Consultado el 2008.
  2. Thompson, 1970, p. 422.
  3. Ruiz Lhuillier, 1963, p. 28.
  4. Thompson, 1654, p. 240.
  5. Limón Aguirre, 2008, p. 10.
  6. Limón Aguirre, 2008, p. 11.
  7. Lovell, 2005, p. 71.
  8. Lovell, 2005, p. 64.
  9. Lovell, 2005, p. 64–65.
  10. a b Lovell, 2005, p. 65.
  11. Lovell, 2005, p. 65–66.
  12. Lovell, 2005, p. 66.
  13. Solano, 2012, p. 3.
  14. Solano, 2012, p. 4.
  15. Solano, 2012, p. 10.
  16. Solano, 2012, p. 13.
  17. Solano, 2012, p. 15.
  18. Justice Republic, 2013, p. 0:45.
  19. Justice Republic, 2013, p. 1:15.
  20. Justice Republic, 2013, p. 7:18.
  21. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 250.
  22. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 244.
  23. a b c Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 237.
  24. a b c Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 245.
  25. a b Comisión para el Esclaremiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 246.
  26. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Vol. IV, 1999, p. Sección 238.
  27. a b Informe REHMI, s.f..
  28. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Agudización, 1999.
  29. a b c d Doyle, 2009, p. 9, Anexo A.
  30. Doyle, 2009, p. 58.
  31. Doyle, 2009, p. 30 y 61.
  32. Doyle, 2009, p. 48.
  33. Doyle, 2009, p. 51.
  34. Doyle, 2009, p. 99.
  35. Doyle, 2009, p. 94.
  36. Doyle, 2009, p. 95.
  37. a b Doyle, 2009, p. 104.
  38. a b Doyle, 2009, p. 105.
  39. Doyle, 2009, p. 112-116.
  40. Unidad de Planificación Estratégica, 2012.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]

  1. Según información suministrada por la zona militar 19, los puentes destruidos en la ruta interamericana CA-1 en el departamento de Huehuetenango en 1982 fueron: el puente Pucal ubicado en el kilómetro 243; el puente San Juan, ubicado en el kilómetro 280, el puente Chanjón, ubicado en el kilómetro 295, el puente El Cable, ubicado en el kilómetro 308, y el puente El Boquerón, ubicado en el kilómetro 315.
  2. Informe REHMI. . Consultado el 23 de octubre de 2013. «Las regiones más bombardeadas fueron las comunidades del área ixil y Sacapulas en Quiché, algunas zonas de Baja Verapaz y de Huehuetenango».
  3. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Caso No. 77 (1999). . «Desde finales de 1980 el Ejército aplicó la denominada estrategia de tierra arrasada. En algunas comunidades de la región los militares obligaban a todos los vecinos a abandonar sus casas y concentrarse en la cabecera municipal bajo control militar. Unas familias obedecían; otras, se refugiaban en la montaña. A la población maya k'iche' que se refugió en la montaña, el Ejército la identificó con la guerrilla. La sometió a un cerco militar, a continuos ataques que imposibilitaron su alimentación, alojamiento y asistencia médica. Estas poblaciones permanecieron entre uno y dos años en las montañas de los alrededores de sus comunidades, para desplazarse después hacia las Guacamayas, donde quedaron aisladas por la persistencia del asedio militar. Muchas personas murieron de hambre».