María Carolina de Austria (1752-1814)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Carolina de Austria
Reina Consorte de Nápoles y Sicilia
Maria-carolina-regina-napol.jpg
María Carolina de Austria, Reina Consorte de Nápoles y Sicilia.
Reina Consorte de Sicilia
12 de mayo de 1768 - 8 de septiembre de 1814
Predecesor María Amalia de Sajonia
Sucesor Lucía Migliaccio de Floridia
Información personal
Nombre secular María Carolina Luisa Josefa Juana Antonia de Habsburgo-Lorena
Nacimiento 13 de agosto de 1752
Viena, Banner of the Holy Roman Emperor with haloes (1400-1806).svg Sacro Imperio Romano Germánico
Fallecimiento 8 de septiembre de 1814
(62 años)
Nápoles, Flag of the Kingdom of Naples.svg Reino de Nápoles
Entierro Cripta Imperial de Viena
Familia
Casa real Casa de Habsburgo-Lorena (Casa de Lorena)
Padre Francisco I
Madre María Teresa I de Austria
Consorte Fernando I de las Dos Sicilias
Descendencia véase Sus hijos

Firma Firma de María Carolina de Austria
[editar datos en Wikidata ]
María Carolina de Austria, Reina de Nápoles y de Sicilia.
María Carolina, pintura de Angelica Kauffmann.
Two heads appear on a grey coin surrounded by Latin text
Las efigies de María Carolina y su marido en un 1791, en una Piastra neapolitana.
María Carolina de Austria a los 10 años.
María Carolina y Fernando I, Rey de las Dos Sicilias, con sus hijos cuando eran niños, pintura de Angelica Kauffmann.
María Carolina de Austria a edad adulta, por Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun, en 1791. El parecido entre ella y su hermana María Antonieta es evidente.
María Carolina de Austria en su juventud.

Archiduquesa María Carolina de Austria, (Viena, 13 de agosto de 1752 - ibídem, 8 de septiembre de 1814) fue una princesa austriaca, hermana de la reina consorte de Francia María Antonieta. Fue conocida como Reina María Carolina al ser reina consorte y gobernante de facto de Nápoles desde 1768 hasta 1799 y entre 1799 y 1806, y de Sicilia desde 1768 hasta su muerte en 1814, aunque ella había perdido el poder de facto en 1812.

Primeros años de vida[editar]

Su Majestad, la Reina María Carolina Luisa Josefa Juana Antonia de Nápoles y Sicilia, Princesa Imperial y Archiduquesa de Austria, Princesa Real de Hungría y Bohemia, Princesa de Toscana nacida en 1752, en el Palacio de Schönbrunn, Viena, hija de María Teresa de Austria y Francisco I, Sacro Emperador Romano Germánico.

Fue bautizada en honor a sus hermanas mayores, María Carolina, que murió dos semanas después de su primer cumpleaños, y María Carolina, quien murió varias horas después de haber sido bautizada. Sin embargo, fue llamada Carlota por su familia durante su niñez y adolescencia. Sus padrinos fueron el rey Luis XV de Francia y su esposa de origen polaco, María Leszczynska.

María Carolina era la hija que más se parecía a su madre y formó un vínculo muy estrecho con su hermana menor, María Antonieta. Desde muy temprana edad ambas compartían la misma institutriz, la Condesa de Lerchenfeld. Un testimonio de su cercanía, es el hecho de que cuando una se enfermó, la otra también lo hizo. Sin embargo en agosto de 1767, María Teresa separa a las dos niñas, que hasta ahora estaban conjuntamente bajo los auspicios de la condesa Maria von Brandis, a causa de su mal comportamiento. Poco después, en octubre del mismo año, la hermana de María Carolina María Josefa, destinada a casarse con Fernando IV de Nápoles, como parte de una alianza con España, murió durante una epidemia de viruela.

Ansioso por salvar la alianza Austro-Española, Carlos III de España, padre de Fernando, solicitó a una hermana de María Josefa como un reemplazo. La emperatriz ofreció a la corte de Madrid, negociar en nombre de la de Nápoles, con María Amelia y María Carolina. María Amelia era cinco años mayor que el hijo de Carlos III y este optó por la segunda. María Carolina reaccionó mal a su compromiso, llorando, suplicando y diciendo que los matrimonios napolitanos tenían mala suerte. Sus objeciones, sin embargo, no retrasaron su preparación para su nuevo papel como reina de Nápoles por la Condesa de Lerchenfeld. Nueve meses más tarde, el 7 de abril de 1768, María Carolina se casó con Fernando IV de Nápoles por poder.

Matrimonio[editar]

El 12 de mayo de 1768, contrajo matrimonio con el joven Fernando IV de Nápoles quien era además Fernando III de Sicilia. Fernando no era muy inteligente, y María Carolina tomó ventaja de esto para controlarlo, llegando a convertirse en la verdadera gobernante del reino.

El 14 de agosto de 1777, cuando dio a luz a su hijo varón, Francisco, se convirtió en consejera de estado y tomó una posición ventajosa de influencia política. De las cualidades de su madre ella heredó su inteligencia, pero era ambiciosa y cruel, logrando aumentar una posición de gran poder en el reino. María Carolina finalmente estableció un reinado despótico por medio del poder de su esposo.

Del mismo modo que su hermana María Antonieta, su hija María Amalia de Borbón-Dos Sicilias llegó a ser reina consorte de Francia. Otra de sus hijas María Teresa de las Dos Sicilias fue la esposa de Francisco II del Sacro Imperio Romano Germánico, posteriormente la hija mayor de María Teresa, María Luisa, llegó a ser la segunda esposa del Emperador Napoleón I. Su bisnieta Carlota de Bélgica llegó a ser emperatriz de México.

Subida al Trono y caída de Tanucci[editar]

A los dieciséis años de edad, viajó desde Viena a Nápoles, deteniéndose en el camino en Mantua, Bolonia, Florencia y Roma.[1] [2] [3] Entró en el Reino de Nápoles el 12 de mayo de 1768, desembarcando en Terracina, donde se despidió de sus acompañantes connacionales.[2] Desde Terracina, ella y el resto de su séquito, que incluía a su hermano el Gran Duque de Toscana y su esposa María Luisa de España, se aventuraron a Poztella, donde conoció a su marido, a quien encontró "muy feo".[4] A la condesa de Lerchenfeld, le escribió, "yo no lo amo, excepto para el deber...."[4] Fernando, en la misma línea, declaró después de su primera noche juntos, "duerme como si a la hubieran asesinado y suda como un cerdo."[5] Sin embargo esto no fue impedimento para tener hijos y perpetuar la dinastía, siendo su deber de esposa real. En total, María Carolina le dio a Fernando dieciocho hijos, de los cuales siete sobrevivieron a la edad adulta, incluyendo a su sucesor, Francisco I, la última Emperatriz del Sacro Imperio Romano, una Gran Duquesa de Toscana, la última Reina de Francia y una Princesa de Asturias.

Fernando había recibido una mediocre educación de parte del Príncipe de San Nicandro y carecía de habilidades para gobernar, por lo que delegó el gobierno en su consejero Bernardo Tanucci, quien contaba con la confianza plena de su padre, Carlos III de España [note 1] Sin embargo, cuando María Carolina se hizo con el poder, cesó a Tanucci[7] según las instrucciones de la Emperatriz María Teresa, María Carolina se ganó la confianza de Fernando fingiendo interés en su actividad favorita, la caza.[8]

Con ello, ella obtuvo una puerta trasera a la administración del estado, solamente lo logró plenamente con el nacimiento del heredero en 1775, con lo cual ingreso al Concejo Privado.[8] [9] Desde entonces, María Carolina presidió el rejuvenecimiento de la vida de la corte napolitana, en gran parte descuidada desde el advenimiento de la regencia de su esposo.[10] Academicós como Gaetano Filangieri, Domenico Cirillo y Giuseppe Maria Galanti frecuentaron su salón, entre otros.[11]

Tanucci cayó en desgracia producto de una discusión durante una pelea con María Carolina con respecto a la masonería, de la cual ella era una adherente.[8] Actuando por órdenes de Carlos III, Tanucci revivió una ley de 1751 que prohibía la masonería en respuesta al descubrimiento de una logia masónica entre el regimiento real.[8]

Enfurecida, la Reina le expresó a Carlos III su opinión de que Tanucci estaba arruinando al país, por medio de una carta escrita por su esposo, haciéndo parecer que era idea suya.[12] Resignado a los deseos de la Reina, Fernando despidió a Tanucci en octubre de 1776, causando una ruptura con su padre.[13] El sucesor de Tanucci, fue el Marqués de Sambuca, María Carolina dejó de ser el poder títere, representando el fin de la influencia de España en Nápoles, hasta ese momento una virtual provincia de ese país.[14] [15] María Carolina procedió a alejarse de grandes partes de la nobleza mediante la sustitución de la influencia de España por la de Austria.[16] Su impopularidad entre la nobleza se incrementó con sus intentos dirigidos a limitar sus prerrogativas.[16]

Descendencia[editar]

De su matrimonio con Fernando IV de Nápoles en 1768, tuvieron dieciocho hijos, 11 niñas y 7 niños, de los que solo 7 llegaron a la edad adulta:

  • María Cristina (1783-1783), nació muerta.
  • María Clotilde (1786-1792), murió en la infancia.
  • María Enriqueta (1787-1792), murió en la infancia.
  • Carlos Genaro (1788-1789), murió en la infancia.

La primera coalición[editar]

Durante la Revolución francesa, la reina se compadeció realmente con los rebeldes franceses bajo la monarquía francesa que fue abolida el 21 de septiembre de 1792. Ella ulteriormente se dispuso en contra de los rebeldes por la ejecución de su cuñado Luis XVI de Francia (21 de enero de 1793), y después a su propia hermana menor María Antonieta el (16 de octubre de 1793).

La reina y su esposo estaban horrorizados, y María Carolina uso a su esposo para traer los ejércitos napolitanos y sicilianos a la Primera Coalición en contra de Francia. La paz fue hecha en 1796.

República Partenopea[editar]

A comienzos de 1799, Nápoles tuvo su propia revolución (aunque de corta existencia), la cual reemplazo el Reino de Nápoles con la República Partenopea o República Napolitana. En junio, destruyendo la república, restauradas por las fuerzas militares comandadas por el Cardenal Ruffo, retornando la familia real al poder. Anteriormente había entrado la flota británica, aliadas de la corte y comandadas por Lord Nelson en el interior de la Bahía de Nápoles, y se produce una notable negociación de la capitulación hecha por Ruffo dando a muchos republicanos salvo conducto a Francia. El rey y la reina, intentaron aplastar el espíritu de la república y no demostrando ninguna compasión hacia los rebeldes. Trabajo de un lado al otro Lady Hamilton, esposa del embajador británico y amante de Lord Nelson (y de esto era sabido por la Reina María Carolina), víctima del engaño los republicanos fueron puestos a sí mismos en una posición con la cual ellos pudieron ser capturados. Varios miles de ellos fueron juzgados y colgados.

Deposición y muerte[editar]

En 1806, su esposo era depuesto como Rey de Nápoles (de este modo depuesta como la gobernante de facto) por Napoleón Bonaparte. No obstante, María Carolina conservó su estatus y poder en Sicilia hasta 1812, cuando su esposo indispensablemente (pero no oficialmente) abdicó, nombrando regente a su hijo Francisco, por lo que la reina fue privada de su influencia.

María Carolina fue exiliada a su tierra natal en Austria, donde ella murió en 1814, siendo la última de sus 15 hermanos en morir. Después de su muerte, su esposo llegó a ser útil para Austria a la cual le aconsejó que marchara María Carolina. Cuando Napoleón Bonaparte se casó con María Luisa de Austria, María Carolina tuvo que aceptar que su nieta se había casado con "el Diablo" y nació un hijo de él.

María Carolina fue enterrada en la Cripta Imperial de Viena; sus padres y la mayoría de sus hermanos también están enterrados allí.

Distinciones honoríficas[editar]

Ancestros[editar]

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
16. Nicolás II, duque de de Lorena
 
 
 
 
 
 
 
8. Carlos V de Lorena
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
17. Claudia de Lorena
 
 
 
 
 
 
 
4. Leopoldo, duque de Lorena
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
18. Fernando III de Habsburgo
 
 
 
 
 
 
 
9. Leonor de Habsburgo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19. Leonor Gonzaga-Nevers
 
 
 
 
 
 
 
2. Francisco I del Sacro Imperio Romano Germánico
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
20. Luis XIII de Francia
 
 
 
 
 
 
 
10. Felipe I de Orleans
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
21. Ana de Austria
 
 
 
 
 
 
 
5. Isabel Carlota de Orleans
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
22. Carlos I Luis del Palatinado
 
 
 
 
 
 
 
11. Isabel Carlota del Palatinado
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
23. Carlota de Hesse-Kassel
 
 
 
 
 
 
 
1. María Carolina de Austria
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
24. Fernando III de Habsburgo
 
 
 
 
 
 
 
12. Leopoldo I de Habsburgo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
25. María Ana de Austria
 
 
 
 
 
 
 
6. Carlos VI del Sacro Imperio Romano Germánico
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
26. Felipe Guillermo, elector Palatino
 
 
 
 
 
 
 
13. Leonor Magdalena de Neoburgo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
27. Isabel Amalia de Hesse-Darmstadt
 
 
 
 
 
 
 
3. María Teresa I de Austria
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
28. Antonio Ulrico de Brunswick-Wolfenbüttel
 
 
 
 
 
 
 
14. Luis Rodolfo de Brunswick-Luneburgo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
29. Isabel de Schleswig-Holstein-Sonderburgo
 
 
 
 
 
 
 
7. Isabel Cristina de Brunswick-Wolfenbüttel
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
30. Alberto Ernesto I de Öttingen-Öttingen
 
 
 
 
 
 
 
15. Cristina Luisa de Oettingen-Oettingen
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
31. Cristina Federica de Württemberg
 
 
 
 
 
 

Referencias[editar]

  1. Acton, p 129.
  2. a b Acton, p 130.
  3. Bearne, p 67.
  4. a b Bearne, p 71.
  5. Acton, p 131.
  6. Jones, p 243.
  7. Acton, p 114.
  8. a b c d Acton, p 172.
  9. Bearne, p 78.
  10. Bearne, p 80.
  11. Bearne, p 81.
  12. Acton, p 175.
  13. Acton, pp. 175 - 176
  14. Bearne, p 84.
  15. Acton, p 176.
  16. a b Bearne, p 174.

Notas[editar]

  1. Carlos III fue Rey de Nápoles y Sicilia desde 1734 hasta 1759, cuando su medio hermano, Fernando VI, murió.[6]

Bibliografía[editar]

  • Acton, Harold (1956). Bourbons of Naples. Methuen & Co., London.
  • Gies McGuigan, Dorothy. Los Habsburgo. Ed. Grijalbo, Barcelona, 1984.
  • Historia N° 376.Librairie Jules Tallandier, París, 1978. (Revista mensual)

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
María Amalia de Sajonia
Reina consorte de Nápoles
12 de mayo de 1768 – 23 de enero de 1799
Sucesor:
Vacante
(República Partenopea)
Predecesor:
María Amalia de Sajonia
Reina consorte de Sicilia
12 de mayo de 1768 – 8 de septiembre de 1814
Sucesor:
María Isabel de España
(como Reina de Dos Sicilias)
Predecesor:
Vacante
(República Partenopea)
Reina consorte de Nápoles
13 de junio de 1799 – 30 de marzo de 1806
Sucesor:
Julia Clary