Rosa de Oro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rosa de Oro de Minucchio da Siena (1330), dada por el Papa Juan XXII a Rudolfo III de Nidau, Condé de Neuchâtel. Una de las más antiguas que se conservan en el Museo nacional de Moyen Âge.
Rosa de Oro de la Biblioteca Apostolica Vaticana.

La Rosa de Oro es una condecoración otorgada por el papa a personalidades católicas preeminentes, usualmente reinas. También la han recibido algunas advocaciones de la Virgen María. Fue creada por León IX en 1049.

Como su nombre indica, consiste en un rosal de oro con flores, botones y hojas, colocado en un vaso de plata renacentista en un estuche de oropel con el escudo papal.

El papa la bendice el cuarto domingo de Cuaresma. La unge con el Santo Crisma y se la inciensa, de modo que es un sacramental.

Historia[editar]

La singular institución de la Rosa de oro asciende al año 1049. Se dice que queriendo el papa León IX poner bajo el dominio directo de la Santa Sede el célebre monasterio de Santa Cruz de Alsacia que había sido fundado por sus abuelos y sobre el cual tenía derechos de patronato, el monasterio se obligó por un tratado a enviar todos los años al mencionado papa y a sus sucesores el cuarto domingo de cuaresma una rosa de oro o dos onzas del mismo metal. Así se verificó y con este motivo se estableció el ritual de la bendición y de la unción de la rosa de oro con la que se quiso figurar a Cristo representado por el oro, el más noble de todos los metales, y la resurrección del Salvador, significada por el bálsamo aromático. Antiguamente se pintaba la rosa de carmín para representar la sangre que derramó por su pueblo Jesús, pero luego fueron de oro bruñido, y el Santo Padre después de bendecirla la llevaba en procesión con la mano izquierda mientras que iba bendiciendo a los fieles con la derecha.[1]

El pontífice acostumbraba a enviar todos los años esta razón a alguna iglesia particular o bien a algún príncipe o princesa de la cristiandad. La república veneciana poseía cinco rosas en el tesoro de S. Marcos que han desaparecido durante las guerras de Italia y el papa Gregorio XVI envió la que bendijo en 1834 a la ciudad de Venecia.[1]

Destinatarios de la Rosa de Oro[editar]

Una lista (incompleta) de concesiones de esta altísima condecoración:

Referencias[editar]