Emma Hamilton

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Emma, Lady Hamilton
Emma, Lady Hamilton by George Romney.jpg
Emma Hamilton, pintada por George Romney, h. 1785
Nacimiento 26 de abril de 1765
Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido, Neston, Cheshire
Fallecimiento 15 de enero de 1815
Flag of France.svg Francia, Calais
Nacionalidad Británica
Ocupación Amante de Lord Nelson
Cónyuge Sir William Hamilton
Hijos Emma Carew, Horatia Nelson

Emma, Lady Hamilton (Neston, 26 de abril de 1765; bautizada el 12 de mayo de 1765Calais, 15 de enero de 1815) fue una dama inglesa, esposa del embajador de Inglaterra en Nápoles, conocida sobre todo por haber sido la amante de Lord Nelson y como la musa de George Romney.

Primeros años[editar]

Su nombre al nacer era el de Emy Lyon. Su lugar de nacimiento fue Ness cerca de Neston, Cheshire, Inglaterra. Su padre, un herrero llamado Henry Lyon, murió cuando ella tenía dos meses de edad. Su madre, de soltera Mary Kidd, crio a Emy en Hawarden, pero sin ninguna educación formal. No se conocen muchos detalles de su infancia. Se sabe que a los doce años trabajaba como doncella en la casa del doctor Honoratus Leigh Thomas, un cirujano que trabajaba en Chester. Después trabajó para la familia Budd en Chatham Place, Blackfriars; allí conoció a una doncella llamada Jane Powell, que quería ser actriz, y que ensayaba con Emma papeles trágicos. Después de su corta estancia en Londres, Emma volvió con su madre, quien estaba viviendo cerca de Oxford Street. Inspirada por el entusiasmo de Jane hacia el teatro, Emma comenzó a trabajar en el teatro de Drury Lane en Covent Garden, como doncella de varias actrices, entre ellas Mary Robinson.

Más tarde fue modelo y bailarina en un establecimiento conocido como "Goddess of Health" (Diosa de la salud) y también como el "Temple of Health" (El templo de la salud) para el doctor James Graham, un médico cuáquero escocés. La mayor atracción del establecimiento era una cama a través de la que pasaba la electricidad, dando ligeros choques a los clientes que pagaban por tenderse allí. Se suponía que con ello ayudaba a la concepción, y las parejas estériles pagaban por probarlo.

Cuando Emma tenía quince años conoció a Sir Harry Featherstonhaugh, quien se la llevó a su finca rural Uppark en South Downs. Allí fue su amante y actuaba como anfitriona en fiestas. A finales de junio y principios de julio del año 1781, Emma quedó embarazada de Sir Harry. Por la misma época hizo amistad con uno de los invitados, el aburrido pero sincero Honorable Charles Francis Greville (1749–1809), segundo hijo del primer Conde de Warwick, y miembro del Parlamento por Warwick. Emma marchó a Londres, donde se cree que Sir Harry la acomodó. Cuando nació la hija de Emma y Sir Harry, Emma Carew, se la quitaron para que la criaran unos tales señor y señora Blackburn.[1]

Emma como Circe, por George Romney, 1782.

Para entonces, Emma ya era amante de Greville, quien la mantenía en una casa sita en Edgeware Row. Éste le pidió que se cambiara el nombre por el de "Emma Hart". Hizo que posara para su amigo, el pintor, George Romney. Romney pintó muchos de sus más famosos retratos de Emma en esta época. De hecho, Romney mantuvo una obsesión por ella que le duró toda la vida; muchos de los numerosos bocetos que hizo de ella en esta época, tanto desnuda como vestida, le sirvieron posteriormente para pintar cuadros de Emma cuando esta no se encontraba ya en Inglaterra. A partir de los cuadros puede verse que era extremadamente hermosa. Además, comenzó a ser conocida en los círculos sociales bajo su nuevo nombre de "Emma Hart", donde gracias a un rápido aprendizaje, resultaba elegante, ingeniosa e inteligente. Ahora bien, en el año 1783, Greville necesitaba encontrar una mujer rica que lo mantuvieran en un buen estado financiero, y planeó casarse con la heredera de dieciocho años Henrietta Middleton. A través de las obras de arte de Romney, Emma resultaba muy conocida, y el hecho de que Greville viviera abiertamente con ella sería un obstáculo para que Henrietta lo aceptara como pretendiente.

Para deshacerse de Emma, Greville convenció a su tío, Sir William Hamilton, el legado británico en Nápoles, para que se la quitara de encima. A Sir William le convenía que Greville se casara, pues así se libraba de un pariente pobre. Sir William era un cincuentón aficionado a las antigüedades y los objetos bellos, y conocía la famosa belleza de Emma. Había sido durante mucho tiempo un hombre felizmente casado. Su hogar en Nápoles era bien conocido por todo el mundo por su hospitalidad y refinamiento.

Emma desconocía estos planes, y Greville se limitó a plantearle el viaje a Nápoles como unas prolongadas vacaciones de seis a ocho meses mientras él (Greville) estaba fuera en Escocia por negocios.

Posturas[editar]

Lady Hamilton como bacante, por Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun, 1790–1791.

Ya en Nápoles, Emma se convirtió amante de Sir William. Desarrolló como entretenimiento social un tipo de espectáculo mímico que ella llamaba attitudes, "posturas" o "actitudes". Utilizaba la idea de Romney de combinar poses clásicas con encanto moderno como la base de sus actos. Esta mezcla de pose pictórica, danza y teatro lo realizó por vez primera en la primavera de 1787 ante un gran grupo de invitados europeos, que pronto aceptaron esta nueva forma de entretenimiento, intentando averiguar los nombres de los personajes clásicos y las escenas que Emma representaba.

Para sus "Posturas", Emma hizo que su modista le confeccionara trajes siguiendo el modelo de las campesinas isleñas del golfo de Nápoles, vestimentas flojas como las que lucía cuando posaba para Romney. La interpretación causó sensación en toda Europa. Usando unos pocos chales, posaba como diversas figuras clásicas, desde Medea hasta la reina Cleopatra, y sus interpretaciones encantaron a todo el mundo, aristócratas, artistas como Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun, escritores — incluyendo al gran Johann Wolfgang von Goethe — y reyes y reinas por igual, estableciendo nuevas tendencias de danza por toda Europa y empezando una moda por el estilo de ropa drapeado de la Grecia antigua. También el afamado escultor Bertel Thorvaldsen admiró su arte. Emma también era una aficionada a la canción con cierto talento.

Matrimonio con William Hamilton[editar]

Sir William estaba locamente enamorado de Emma y, para gran sorpresa de Greville, se casó con ella el 6 de septiembre de 1791 en Saint Mary-le-bone, Middlesex, Inglaterra, con lo que pasó a ser conocida como Lady Hamilton al ser la esposa de un caballero. Cuando se casó usó su nombre de nacimiento: Amy Lyons.

Encuentro con Nelson[editar]

Lady Hamilton se convirtió en íntima amiga de la reina María Carolina, esposa de Fernando I de Nápoles. Como esposa del enviado británico, Emma dio la bienvenida a Nelson en 1793, cuando acudió a recoger refuerzos contra los franceses. Regresó a Nápoles cinco años después, el 22 de septiembre de 1798 (con su hijastro de dieciocho años, Josiah),[2] una leyenda viva, después de su victoria en la batalla del Nilo en Abukir. Sin embargo, las aventuras habían envejecido prematuramente a Nelson: había perdido un brazo y la mayor parte de sus dientes, y estaba afligido por ataques de tos. Supuestamente, Emma se le echó encima con admiración, exclamando, "Oh Dios, ¿es esto posible?", y se desmayó contra él. Nelson escribió efusivamente sobre Emma a la esposa de la que se estaba separando poco a poco, Lady Fanny Nelson.[3] Emma y Sir William escoltaron a Nelson a su casa - el Palazzo Sessa.

En A Cognocenti contemplating ye Beauties of ye Antique (1801), James Gillray caricaturiza la actitud de Sir William hacia el idilio entre Emma y Nelson. Emma está retratada como "Cleopatra" en el extremo superior izquierdo, y Nelson es el "Marco Antonio" que queda al lado.

Emma cuidó de Nelson bajo el techo de su esposo, y organizó una fiesta con 1.800 invitados para celebrar el 40.º aniversario de él. Pronto se enamoraron y parece que su relación fue tolerada, incluso animada, por Sir William, de mayor edad, quien no mostró sino admiración y respeto por Nelson, y a la inversa. Emma Hamilton y Horatio Nelson eran para entonces los británicos más famosos del mundo. No sólo estaban enamorados, sino que se admiraban mutuamente hasta llegar a la adulación. También estaban, por así decirlo, enamorados con su fama y la de su amante.

Emma se había convertido para entonces no sólo en amiga personal de la reina María Carolina, sino que había desarrollado una importante influencia política. Aconsejó a la reina sobre cómo reaccionar frente a las amenazas de la Revolución Francesa. La hermana de María Carolina, María Antonieta había caído víctima de la Revolución. En 1799 se produjo en Nápoles una extraña revolución, dirigida por miembros de la aristocracia, más que por el pueblo. La familia real se marchó a Sicilia. Desde aquí Nelson intentó ayudar a la familia real a aplastar a los revolucionarios. Incluso ejecutó a uno de los líderes de la revolución, el almirante Caracciolo.

Poco después Nelson fue llamado a Gran Bretaña, y junto, Emma y William usó la ruta más larga posible para volver a través de Europa central. En Viena, en 1800, oyeron la Missa in Angustiis de Joseph Haydn que hoy lleva el nombre de Nelson. Ese mismo año llegaron a Gran Bretaña, donde a Nelson se le dio la bienvenida como un héroe. Los tres vivieron entonces juntos de manera abierta, y el asunto se hizo de dominio público, lo que al final indujo al Almirantazgo a enviar a Nelson de vuelta al mar, aunque sólo fuera para apartarlo de Emma.

Emma dio a luz a la hija de Nelson Horatia, el 31 de enero de 1801[4] en la casa alquilada por Sir William en Clarges Street, 23 Piccadilly, Londres. En otoño de ese mismo año, Nelson compró Merton Place, una pequeña casa destartalada en las afueras de lo que actualmente es Wimbledon. Allí vivió abiertamente con Emma y Sir William, en un ménage à trois que fascinó al público.[5] Los periódicos contaban todos sus movimientos, recurriendo a Emma para ver qué se ponía de moda en ropa, decoración e incluso menúes festivos.

Pero pronto Nelson prefirió una vida más tranquila, lejos de la vida social que tanto ansiaba Emma. Sir William murió en 1803 y Nelson volvió al mar poco después, dejando a Emma embarazada con el segundo hijo de la pareja. Era una niña que murió a las pocas semanas de nacer, a principios de 1804.[6] Al año siguiente, murió Nelson.

Los últimos años[editar]

Tras la muerte de Nelson, Emma agotó muy rápido la pequeña pensión que Sir William le había dejado, y contrajo muchas deudas. Nelson había dejado el grueso de su patrimonio a su hermano y le dio Merton Place a Emma, pero ella agotó sus finanzas intentando mantenerlo como un monumento a él. A pesar de su estatus como héroe nacional, las instrucciones que dejó al gobierno de proveer las necesidades de Emma y Horatia fueron ignoradas. En lugar de ello, honraron al hermano de Nelson.

Emma pasó un año en una prisión por deudas, en la compañía de Horatia, antes de trasladarse a Francia para intentar escapar de sus acreedores. Se dio a la bebida y murió en la pobreza en Calais, en enero de 1815.

Fuentes[editar]

  • Kate Williams England's Mistress (octubre de 2006).
  • Flora Fraser, Beloved Emma (1986)
  • Mollie Hardwick, Emma, Lady Hamilton (1969)
  • Christopher Hibbert: Nelson. A personal history. Londres (1994)
  • Norah Lofts, Emma Hamilton (1978)
  • Nelson and Emma. ed.: Roger Hudson. Londres (1994)
  • Oliver Warner, Emma Hamilton and Sir William (1960)
  1. Sichel, Walter. Emma Lady Hamilton. p. 479.
  2. Vincent, Edgar. Nelson: Love and Fame. Binghamton, NY: Vail Ballou Press, 2003. 283.
  3. Vincent, Edgar. Nelson: Love and Fame. Binghamton, NY: Vail Ballou Press, 2003. 297.
  4. Vincent, Edgar. Nelson: Love and Fame. Binghamton, NY: Vail Ballou Press, 2003. 396.
  5. Vincent, Edgar. Nelson: Love and Fame. Binghamton, NY: Vail Ballou Press, 2003. 460.
  6. Vincent, Edgar. Nelson: Love and Fame. Binghamton, NY: Vail Ballou Press, 2003. 520.

Enlaces externos[editar]