Gobierno de las Misiones Guaraníes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gobierno Político y Militar de los Treinta Pueblos de las Misiones Guaraníes

Territorio del Virreinato del Río de la Plata (y desde 1810 de las Provincias Unidas del Río de la Plata)

Flag of Cross of Burgundy.svg

1770-1820

Flag of Argentina (1818).svg

San Ignacio Miní

Bandera

Ubicación de Gobierno de las Misiones Guaraníes
Capital Candelaria
Idioma oficial Español / guaraní
Religión Católica
Gobierno Monarquía (hasta 1813, luego República)
Presidente
 • 1811-1820 Caudillo misionero: Andrés Guazurary
Período histórico Moderna
 • Establecido 1770
 • Admisión como intendencia de Misiones a la Primera Junta de Gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata (y luego como Tenencia de Gobierno dependiente de la intendencia de Buenos Aires) 23 de julio de 1810 (y 12 de octubre de 1811)
 • Reincorporación de territorios ocupados por el Estado Autónomo del Paraguay 12 de septiembre de 1815
Moneda Ninguna propia (Real español y desde 1813, real rioplatense)
Miembro de: Provincias Unidas del Río de la Plata desde 1810
Gobernación de los Treinta Pueblos de las Misiones Guaraníes Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg
Capital: Candelaria
Superficie: km²
Habitantes: hab
Densidad: hab/km²
Partidos o departamentos:
  • Candelaria
  • Concepción
  • San Miguel
  • Santiago
  • Yapeyú
Ubicación

El gobierno político y militar de Misiones o bien gobierno de los Treinta Pueblos de las Misiones Guaraníes, fue un gobierno político y militar creado por la Corona española para administrar los territorios que dejaron abandonados los jesuitas, al ser expulsados de sus misiones en territorios que hoy forman parte de la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Funcionó intermitentemente entre 1770 y 1810, año en que su gobernador interino reconoció a la Primera Junta de Buenos Aires, transformándose en gobernador de Misiones desde el 23 de julio.

Estuvo incluido en el Virreinato del Río de la Plata a partir de 1776 y desde 1810 empezaría a conformar las Provincias Unidas del Río de la Plata como gobierno de Misiones, bajo la intendencia del Paraguay. Degradado a tenencia de gobierno desde el 12 de octubre de 1811, mantuvo una seudoautonomía hasta que fue anexado por la República de Entre Ríos el 30 de noviembre de 1820.

Organización de los jesuitas[editar]

En el siglo XVII la Compañía de Jesús llegó a la zona. Estos jesuitas iniciaron su actividad creando reducciones. En pocos años, llegaron a crear 30 pueblos, en donde los guaraníes, que ya empezaban a practicar la agricultura, terminaron de adoptar el sedentarismo.
Los jesuitas crearon la llamada «Provincia de las Misiones» que originalmente tenía como límite oriental la Línea de Tordesillas y como límite septentrional (aproximado) el paralelo 20º S (al este del río Paraná sus límites efectivos septentrionales estaban dados por el río Paranapanema o Paranapané), es decir, toda la región llamada La Pinería o Guayrá.

Los territorios de las Misiones se extendían por el norte de la Banda Oriental abarcando aproximadamente la mitad occidental de los actuales estados de Paraná y Río Grande do Sul. Pero al producirse la Restauración de Independencia de Portugal, en 1640, la región misionera de Guayrá quedó ocupada por el Brasil, debiendo exilarse al sur del arroyo Yabebirí los guaraníes misionenses que no habían sido esclavizados por los bandeirantes y mamelucos. Apenas pudo contenerse la invasión lusobrasileña en la feroz batalla de Mbororé (1641).

Los límites con los gobiernos de Asunción y Corrientes también fueron problemáticos, en líneas generales se consideraba que el límite con el gobierno de Asunción estaba dado por el río Tebicuary y las cordilleras de Caaguazú, mientras que los límites con Corrientes se suponían en el río Miriñay (lo que explica que una de las capitales de las Misiones fuera hacia 1778 la Reducción de Yapeyú).

En 1702 los jesuitas de Yapeyú crearon la "Vaquería del Río Negro", formada por un extenso territorio entre los ríos Negro, Cuareim y Uruguay (actualmente perteneciente a Uruguay) que dedicaron a la explotación ganadera. En 1704 crearon la "Vaquería de los Pinares", en lo que es hoy parte del estado brasileño de Río Grande del Sur, limitada por la Sierra General, el río Uruguay y los extensos bosques al Oeste.[1]

Por cédula real del 26 de noviembre de 1726, puesta en efecto en 1729 y ratificada el 28 de diciembre de 1743 con la frase "Es mi Real ánimo no se haga tampoco novedad en este particular", los treinta pueblos de Misiones quedaron subordinados al gobernador de Buenos Aires, fijándose el río Tebicuary como límite con la Gobernación del Paraguay que debió ceder 13 pueblos, sin que estos dejaran de pertenecer al Obispado de Asunción.[2]

(...) estén en el todo debaxo el mando y jurisdiccion del Gobernador de Buenos Aires las treinta Reducciones de Indios, que están a cargo de los Padres de la Compañia en el distrito del Paraguay, con plena y absoluta inhibición del Gobernador y justicias del mismo Paraguay (...)

Entre los años 1754 y 1756 se llevó a cabo la guerra Guaranítica que enfrentó a los guaraníes misioneros con España y Portugal, debido a la cesión de los siete pueblos de las Misiones Orientales a Portugal y la obligación de trasladarse al occidente del río Uruguay.

Consecuencias de la expulsión de los jesuitas[editar]

Al ser expulsados los jesuitas por orden del rey Carlos III mediante la Pragmática Sanción del 27 de febrero de 1767, misioneros de otras órdenes religiosas tomaron a su cargo los pueblos:

  • Dominicos: Yapeyú, San Borja, San Nicolás, San Carlos, Mártires, San Miguel (del obispado de Buenos Aires); San Ignacio Miní, Trinidad, Santa María de Fe (del obispado de Asunción).
  • Franciscanos: Concepción, La Cruz, San José, San Juan Bautista, San Luis, San Javier (del obispado de Buenos Aires); Santa Ana, Encarnación de Itapúa, Santa Rosa, Jesús, San Cosme y Damián (del obispado de Asunción).
  • Mercedarios: San Ángel, San Lorenzo, Santo Tomé, Santa María la Mayor, Apóstoles (del obispado de Buenos Aires); Loreto, Candelaria, Corpus, Santiago, San Ignacio Guazú (del obispado de Asunción).

Luego de cumplir con la expulsión de los jesuitas en julio de 1768 el gobernador de Buenos Aires, Francisco de Paula Bucarelli, por autoridad conferida por el conde de Aranda[3] dictó las ordenanzas del 23 de agosto de 1768, dividiendo el territorio de las Misiones entre dos gobernadores interinos. Al capitán de dragones Francisco Bruno de Zavala le asignó los diez pueblos de las Misiones del Uruguay, con sede en San Miguel (Yapeyú, La Cruz, San Borja, Santo Tomé, San Nicolás, San Luis, San Lorenzo, San Juan, Santo Ángel, San Miguel); y al capitán de infantería Juan Francisco de la Riva Herrera, los veinte pueblos restantes (sede en Candelaria). La reducción de Nuestra Señora de Belén —al este de la actual Concepción del Paraguay del departamento homónimo— y las reducciones de San Joaquín (sobre el río Acaray) y San Estanislao (cerca del río Monday) —actuales departamentos paraguayos de Caaguazú y de San Pedro, respectivamente— fueron anexadas al gobierno de Asunción.[4]

En 1769 Francisco Bruno de Zavala como gobernador interino de los diez pueblos de las Misiones del Uruguay debió intervenir en un litigio entre los pueblos de La Cruz y Yapeyú, informando en esa ocasión a Bucarelli el 26 de noviembre de 1769 que el administrador y el cura de Yapeyú (fray Marcos Ortíz y Gregorio de Soto) le habían solicitado la propiedad de las tierras entre el río Miriñay y el arroyo Yuquerí Grande:[5]

... que veean si haviendo me pedido merced del territorio que tenian Poblado desde el Miriñay hasta el Yuqueri por la costa septentrional del Uruguay no se lo havia concedido diciendoles que pediría la confirmacion de V. Exca, ó que la pidiessen ellos y que fuesen poblando para facilitar el transito desde el Salto Chico.

Zavala confirmó que había autorizado esa expansión en una carta al virrey Nicolás del Campo el 15 de junio de 1789:[6]

... en el año de 69, para ajustar la diferencia que por un terreno tenían los pueblos de Yapeyú y La Cruz, considerando el servicio y gastos que habla hecho el primero en la expedición del Exmo. señor Don Francisco de Bucarelli y Ursúa, cuando practicó la expulsión de los Jesuítas, y que de tiempo anterior tenia sus embarcaciones en el Salto Chico del Uruguay, para que facilitaran los transportes, les concedí el terreno que hay desde el rio Miriñay hasta el arroyo Yuquerí que esta media legua más abajo del Salto Chico.

A partir de esa respuesta la Yapeyú comenzó a establecer estancias en ese territorio.

Gobierno general de Misiones[editar]

El 27 de diciembre de 1769 Bucarelli le aceptó la renuncia a Riva Herrera y reorganizó la administración interina de Misiones con Francisco Bruno de Zavala como gobernador general interino de Misiones con sede en Candelaria y jurisdicción sobre 15 pueblos: Jesús, Trinidad, Encarnación, Candelaria, S. Ana, Loreto, S. Ignacio Miní, Corpus, S. María la Mayor, S. Carlos, Apóstoles, S. José, Concepción, Mártires, y S. Javier. Zavala fue confirmado en el cargo por real cédula del 25 de julio de 1771, renovada por cinco años más el 4 de octubre de 1775. Los otros 15 pueblos quedaron al mando de Zavala divididos en tres departamentos a cargo de los tenientes de dragones del Regimiento de Buenos Aires: Gaspar de la Plaza, Joseph Birbost y Francisco Pérez de Saravia. Estos departamentos o tenencias de gobierno eran respectivamente: San Miguel (con jurisdicción sobre los seis pueblos del actual Brasil, excepto San Francisco de Borja); Santiago (con cinco pueblos del actual Paraguay) y Yapeyú (con cuatro pueblos mesopotámicos y San Borja). El gobernador y sus tenientes entendían en los asuntos de guerra, justicia, policía y real hacienda, mientras que en lo eclesiástico ejercía el gobernador el vice patronato real eligiendo al cura y su compañero para cada pueblo de una terna presentada por los obispos de Asunción o de Buenos Aires según a que jurisdicción pertenecía la reducción.[7]

En 1772 fue nombrado como administrador general de los pueblos de Misiones el escribano Juan Ángel de Lascano.

El gobernador de Buenos Aires, Juan José de Vértiz y Salcedo otorgó mayor independencia administrativa a los departamentos, poniéndolos a cargo de tenientes de gobernador y además estableciendo el departamento de Concepción con siete pueblos separados del de Candelaria.

En 1775 Juan de San Martín arribó a Yapeyú como teniente de gobernador para hacerse cargo de este departamento, que comprendía además los pueblos de La Cruz, Santo Tomé y San Francisco de Borja. Juan de San Martín llevó adelante la colonización de los campos deshabitados ubicados entre el río Miriñay y el arroyo Yeruá, (al sur de la actual ciudad de Concordia), incorporando estos territorios a la jurisdicción misionera en donde creó las estancias de La Merced (hoy Monte Caseros), San Gregorio (cerca de Mocoretá), Concepción de Mandisoví (cerca de Federación) y Jesús del Yeruá (un poco al sur de Concordia). Afianzando la ruta comercial del río Uruguay que debía saltar los escollos del los saltos Chico y Grande, para lo cual se reactivó el puerto de San Antonio del Salto Chico.

La real cédula de San Ildefonso del 1 de agosto de 1776 creó interinamente el Virreinato del Río de la Plata con parte del Virreinato del Perú y sede en Buenos Aires. Otra real cédula dictada en San Lorenzo el 27 de octubre de 1777 dio por definitivamente constituida la administración virreinal, quedando el territorio misionero dentro del nuevo virreinato. A partir de 1778 el gobernador de Misiones dejó de tener jurisdicción sobre los asuntos de real hacienda que fueron centralizados en Manuel Ignacio Fernández como Intendente de todos los ramos de la Real Hacienda en Buenos Aires.

Debido a un pleito con el administrador Lascano el gobernador Zavala dejó su gobierno en 1777, sucediéndole interinamente Francisco Fiera hasta 1786.

Tenencias de gobierno de las Misiones Guaraníes y las influencias paraguayo-bonaerense[editar]

La Real Ordenanza de Intendentes del 28 de enero de 1782 —puesta en vigor por el virrey Vértiz el 29 de noviembre de 1783— mantuvo la gobernación de Misiones como provincia subordinada de los Treinta Pueblos de las Misiones Guaraníes a dos intendencias neoformadas. En los aspectos políticos, administrativos y de policía los departamentos de Yapeyú, San Miguel y Concepción siguieron dependiendo de Buenos Aires, y los de Santiago y Candelaria pasaron a depender de la intendencia del Paraguay con sede en Asunción. El gobernador misionero y los tenientes de gobernador quedaron con competencia en materia de guerra y justicia únicamente.[8]

El gobierno espiritual siguió a cargo de los obispados del Paraguay y de Buenos Aires, según la ubicación de las reducciones a uno y otro lado de la divisoria de aguas entre los ríos Paraná y Uruguay. Para cada pueblo se nombró un administrador para presidir el cabildo.

Localización de los treinta pueblos de las misiones guaraníes en el actual territorio de Argentina, Brasil y Paraguay.

Dependencia de la intendencia del Paraguay y del obispado de Asunción:

Dependencia de la intendencia de Buenos Aires y del obispado homónimo:

El virrey Avilés dispuso el 18 de enero de 1800 una línea limítrofe provisional para las Misiones y Corrientes, estableciendo ser de Yapeyú:

... desde la cuchilla, que jira desde las inmediaciones del Rio Corriente y Miriñay en sus nacientes del Yberá, hasta las de Guayquiraró y Mocoretá, dividiendo las vertientes de las aguas en aquellos campos; con lo que quedaron sujetos á aquel Gobierno todos los establecimientos de aquella banda de dicha cuchilla en que se comprehende la capilla de Nuestra Señora del Pilar del Curato de San Roque, asistida de un clérigo con jurisdiccion espiritual: esta situada entre los Rios Miriñay, y Mocoretá, sobre el de Curuzucuatíá.[9]

Avilés explicó el límite a su sucesor Joaquín del Pino en su Memoria:

La ciudad de Corrientes pretende estender su jurisdicción con perjuicio del Departamento de Yapeyú; sobre que sigue pleito, y para cortar en parte los perjuicios, determiné por providencia interina fuesen límites de ambas jurisdicciones, las cabeceras y puntas de los arroyos que desaguan en el río de Corrientes hácia la parte del Miriñay, y la del pueblo de Yapeyú, desde dichas cabeceras de arroyos, en que se incluyen los que desaguan en el Rio Miriñay, y hasta las cabeceras del Arroyo Gualeguay Grande, que enfrentan con el Salto Chico, siguiendo hácia el nordeste hasta Itapuá Guazú.

El 14 de marzo de 1801 fue fundada la villa de Belén en territorio misionero, con vecinos trasladados de los pueblos de Las Víboras, Espinillo, Santo Domingo de Soriano y Paysandú. La villa quedó bajo dependencia del gobernador de Misiones.

El 8 de agosto de 1801, un grupo de irregulares portugueses aliados con algunos guaraníes descontentos, en el contexto de la Guerra de las Naranjas, ocuparon el pueblo de San Miguel Arcángel y pocos días después conquistaron el resto del departamento y el pueblo de San Borja. El Tratado de Badajoz en 1801, reconoció la soberanía española en los territorios conquistados en las Misiones Orientales, pero Portugal no los entregó y anuló el tratado el 1 de mayo de 1808, perdiéndose para España los siete pueblos y once estancias al este del río Uruguay.

Con el territorio de las Misiones Orientales entre el río Uruguay al oeste y el río Ibicuy al sur, Portugal creó el Distrito de Misiones, incorporado a la Capitanía de San Pedro del Río Grande del Sur, con sede en Río Grande. En 1808 pasó a ser Comandancia Militar de Misiones. Posteriormente, en el año 1810, se estableció el límite en el río Cuareim[7] pero fueron expulsados por Guazurary al año siguiente (hasta que en 1820 los luso-brasileños invadieran desde el Norte a la entonces «Provincia Oriental»).

Francisco Fiera dejó el gobierno de Misiones al reintegrarse al cargo Francisco Bruno de Zavala el 8 de marzo de 1786. Luego de la muerte de Francisco Bruno de Zavala el 31 de marzo de 1800 le sucedió interinamente el coronel Joaquín de Soria y Santa Cruz desde el 5 de septiembre de 1800, siendo confirmado por real orden del 3 de diciembre de 1801. Al ser nombrado Soria gobernador de Montevideo, fue designado interinamente el 5 de noviembre de 1802 el capitán de navío Santiago de Liniers, quien asumió en Candelaria el 6 de marzo de 1803.

Gobierno político y militar de Misiones[editar]

Por real decreto del 28 de marzo de 1803 fue creado el gobierno político y militar de Misiones, volviendo Misiones a tener un gobierno unificado al separar la Corona los Treinta Pueblos de las Misiones Guaraníes de las intendencias de Buenos Aires y del Paraguay al nombrar por real cédula del 17 de mayo de 1803 al coronel Bernardo de Velasco, quien asumió en Candelaria el 9 de octubre de 1804.

(...) he creído muy conveniente la reunión de dichos pueblos bajo de un solo Gobierno que comprenda todas las Misiones de ellos, y lo están las de Mairia, Mojos y Chiquitos, á cuyo fin he venido en conferir el Gobierno militar y político que he tenido á bien crear por mi Real Decreto de veinte y ocho de Marzo de este año al Teniente Coronel D. Bernardo de Velasco, para que tenga el mando de los treinta pueblos Guaranis y Tapes con tal independencia de los gobiernos del Paraguay y Buenos Aires, bajo los cuales se hallan divididos en el día por ser tan importante la creación de un Gobierno en aquel paraje (...)

El 12 de septiembre de 1805 el rey designó a Bernardo de Velasco como intendente del Paraguay sin dejar el cargo de gobernador político y militar de Misiones, asumiendo en Asunción el 5 de mayo de 1806.

(...) que el Coronel Don Bernardo de Velasco, gobernador de estas Misiones, y sugeto que posee ventajosamente la honradez y talento que se necesitan, reúna en sí, por ahora, los dos Gobiernos del Paraguay y Misiones, pues de este modo se pondrá en planta bien y uniformemente el nuevo sistema relativo á las defensas de dichas provincias, y se verá cumplida la voluntad de V. M. de dar libertad á los infelices indios repartidos en ellas.[10]

Debido a las Invasiones Inglesas Velasco fue llamado a Buenos Aires y los gobiernos reunidos del Paraguay y Misiones quedaron interinamente a cargo de Manuel Gutiérrez en 1807 y de Eustaquio Giannini en 1808. Durante la ausencia de Velasco y debido al peligro de una invasión portuguesa el virrey Santiago de Liniers nombró el 2 de mayo de 1808 al capitán Agustín de la Rosa como comandante general de las armas en los pueblos de Misiones con sede en Concepción, con los oficiales subalternos el capitán José Bolanoz y el teniente Juan de Urquiza al frente de los departamentos de Yapeyú y Candelaria. Agustín de la Rosa viajó a Misiones bajo dependencia directa del virrey con encargo de organizar milicias.

Cuando Velasco retornó a Asunción exigió el 18 de octubre de 1809 al comandante general de armas que se pusiera bajo su dependencia, como lo hicieron los subdelegados de Misiones, pero éste la desconoció el 3 de noviembre de 1809, por lo que Velasco se quejó al nuevo virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros el 22 de noviembre.

Cuando el oficio de Velasco llegó a manos del virrey, éste ya había designado el 14 de diciembre al coronel Tomás de Rocamora para encargarse de los asuntos políticos y militares de Misiones en remplazo de Agustín de la Rosa, por lo que el 19 de diciembre de 1809 comunicó a Velasco que suspendía la designación en espera de su opinión. El virrey le expresó que su idea era designar un jefe político y militar en Misiones bajo su dependencia directa y como segundo nominal de Velasco. El 10 de enero de 1810 Velasco ofició al virrey dando su conformidad al apartamiento de sus funciones en Misiones, hecho que es tomado por la historiografía tradicional argentina como una renuncia, pero no aceptado por la paraguaya.

Rocamora fue confirmado por el virrey como gobernador interino y gobernó sobre los departamentos de Yapeyú, Candelaria y Concepción, quedando los territorios al norte del Paraná (departamento de Santiago), gobernados desde Asunción.

Revolución de Mayo[editar]

Bandera de Misiones de 1815 hasta 1827.

Al tomar conocimiento de la Revolución de Mayo el 16 de junio de 1810 Tomás de Rocamora comunicó el 18 de junio su reconocimiento a la junta provisional de Buenos Aires y el 8 de julio se reunió un cabildo abierto en Candelaria, que ratificó su decisión.[11] El 23 de julio Rocamora solicitó protección a la Junta al haber recibido una comunicación de Velasco expresando su reconocimiento al Consejo de Regencia.

El 10 de agosto Rocamora reiteró su pedido de auxilios y solicitó la formalización de la separación de Misiones respecto de Velasco:

La la. y más instante Providencia que espero se sirva dar V.E. es separar esta Provincia de Misiones, del mando y toda relación de Dependencia del Paraguay, mientras dure dicha relación, están estos Departamentos comprometidos y azorados, entre dos mandos opuestos.

El 26 de agosto la Junta le ordenó cortar toda comunicación con el Paraguay y el 16 de septiembre de 1810 le comunicó la completa separación de Misiones respecto al gobierno del Paraguay, nombrándolo gobernador de Misiones.

Velasco entró en Candelaria el 30 de agosto de 1810 y ordenó la captura de Rocamora.

Los departamentos de Candelaria y Santiago fueron expropiados a la fuerza por el gobernador intendente de Asunción Bernardo de Velasco, por lo cual la Primera Junta envió a Manuel Belgrano al frente de un ejército. Tras la derrota de Belgrano, Velasco nombró a Fulgencio Yegros como teniente de gobernador de Misiones, quien quedó en Itapúa al frente de dos escuadrones de caballería. El 14 de mayo de 1811 se produjo la revolución en el Paraguay, pero Yegros continuó como teniente de gobernador hasta junio del citado año.

Por el Tratado confederal paraguayo-rioplatense firmado entre Buenos Aires y Asunción el 12 de octubre de 1811, se establecía al río Paraná como límite provisorio entre ambos estados, pero se dejaba en custodia del gobierno de Asunción el departamento Candelaria hasta la reunión de un Congreso General que estableciera los límites, manteniéndolo hasta el 12 de septiembre de 1815, en que fue ocupado por el caudillo federal misionero Andrés Guazurary, un fuerte aliado de José Gervasio Artigas.

Francisco Javier Sití quien fuera lugarteniente de Guazurary, el 5 de marzo de 1820, fue nombrado como «Comandante General Interino de la Provincia de Misiones» pero el 25 de julio se pasó al bando de Francisco Ramírez, firmando poco después el Acuerdo de Mocoretá, donde se reconocía a Ramírez la dirección de Misiones.

Departamento entrerriano de Misiones y el posterior reconocimiento como provincia argentina[editar]

El 15 de agosto, Artigas intentaría ocupar Asunción del Cambay pero fue rechazado y el 5 de septiembre de 1820, en Candelaria, cruzaría el río Paraná con sus hombres que fueron repartidos entre distintos pueblos del Paraguay, terminando definitivamente su actuación pública.

De esta forma fue que el 30 de noviembre del mismo año, el caudillo entrerriano Francisco Ramírez proclamaría la República de Entre Ríos, convirtiendo a Corrientes y a Misiones en departamentos de esta última.

El 25 de enero de 1822 se firmó el Tratado del Cuadrilátero entre las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, en el que se reconoció la autonomía de la provincia de Misiones. Los límites con Corrientes fueron fijados por este tratado en el río Miriñay y la Tranquera de Loreto (ejidos del actual municipio de Ituzaingó).

Notas[editar]

  1. LEVINTON, Norberto (2005). «Las estancias de Nuestra Señora de los Reyes de Yapeyú».
  2. Trelles, Manuel Ricardo (1867). .
  3. Nómina de gobernantes civiles y eclesiásticos de la Argentina durante la época española (1500-1810). Pág. 86. Autor: Ernesto J. A. Maeder. Editor: UNNE [i.e. Universidad Nacional del Nordeste] Instituto de Historia, Facultad de Humanidades
  4. Geografía, física y esférica de las provincias del Paraguay y Misiones
  5. Congreso de Historia Argentina y Regional, Volumen 3, pág. 367. Publicado por: Academia Nacional de la Historia, 1975
  6. Folia histórica del nordeste, Issues 8-10, pág. 70. Colaborador: Universidad Nacional del Nordeste. Instituto de Historia. Publicado por: Instituto de Historia de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Nordeste, 1989
  7. a b «La Herencia Misionera» (1999 - 2005).
  8. a b Relación geográfica e histórica de la provincia de Misiones - Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
  9. El Territorio Nacional de Misiones: Publicación oficial. Escrito por Argentina Ministerio del Interior, Mardoquéo Navarro, Argentina. Publicado por "La República", 1881. pág. 18
  10. Manuel Trelles - Cuestión de límites entre la República Argentina y el Paraguay
  11. Candelaria, escenario desde donde se apoyó la revolución

Referencias[editar]

  • De Ramón, Armando; Juan Ricardo Couyoumdjian y Samuel Vial en "Historia de América. Ruptura del viejo orden hispanoamericano" (Ed. Andrés Bello, Santiago de Chile, noviembre de 1993). ISBN 956-13-1126-7

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]