Columbidae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Palomas
Rango temporal: Mioceno-Reciente
Rock dove - natures pics.jpg
Paloma bravía (Columba livia)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Columbiformes
Familia: Columbidae
Illiger, 1811
Distribución
Distribución de las colúmbidas
Distribución de las colúmbidas
Subfamilias

Las colúmbidas (Columbidae) son una familia de aves del orden Columbiformes que incluye las palomas, las tórtolas y formas afines. Son, en total, unas 308 especies.

Las colúmbidas se distribuyen por todo el mundo, excepto la Antártida y el Ártico, y con centro de dispersión en América Central.[1] La mayor diversidad de especies la tienen la ecozona indomalaya y la ecozona de Australasia.

Características[editar]

Son aves dotadas de gran inteligencia (si se las compara con otras aves), y monógamas; esta característica les permite un gran cuidado de sus crías e, incluso, quizás una relación afectiva (etológica) importante entre progenitores y descendencia. La monogamia entre las palomas, por otra parte, parece facilitar en gran medida una alta tasa reproductiva (pese a que también, como otros animales silvestres, las palomas sufren de una gran mortandad “infantil”). Las crías de palomas, al poco tiempo de estar listas para autosustentarse y lo suficientemente desarrolladas como para volar, son expulsadas del territorio en que anida la pareja progenitora, ya que la misma generalmente vuelve a procrear en poco tiempo otros dos pichones a los que la pareja de padre y madre dedica gran dedicación y cuidado (la madre suele quedarse gran parte de su tiempo en el sencillo nido empollando los huevos y luego cuidando a los pichones mientras el padre o palomo busca alimentos para nutrir a la familia).

Los nidos, normalmente débiles, están elaborados con pequeñas ramas, y los huevos, habitualmente dos, son incubados por ambos sexos. Naturalmente las palomas se alimentan de semillas y frutos. Ambos sexos alimentan a sus crías con una secreción muy nutritiva denominada leche del buche, que se segrega por células especiales.

Aparte de tener un gran sentido de la orientación, la paloma es una de las aves que más rápido vuela: alcanza los 56 km/h.[2] También caracteriza a las palomas su agudísimo sentido de la vista: la Guardia Costera de los Estados Unidos suele equipar a sus helicópteros de rescate con un par de palomas ubicadas en una pequeña cabina con ventanales hacia la parte inferior delantera del vehículo, ya que las palomas pueden ver, mucho antes que el ser humano, la cabeza flotante de un náufrago en alta mar, advirtiéndolo con sus rumoreos y picotazos. Esto es prácticamente imposible de realizar por los ojos humanos y sus dispositivos (o gadgets), aún en pleno día despejado.

Las palomas jóvenes se denominan pichones, y las personas que crían palomas se denominan colombófilos.

Aunque son tan pacíficas que alegorizan a la paz, debido a la presión de las circunstancias (por ejemplo la pérdida de fuentes de alimento o lugares para anidar, problemas que suelen ser ocasionados por los humanos), el estrés puede provocarles violencia intraespecífica, en la cual pueden matarse entre ellas y matar a los pichones de otras parejas de congéneres para intentar subsistir.

Relación con el hombre[editar]

Las palomas son de los pocos animales que han logrado adaptarse exitosamente al entorno urbano.

Algunas especies se han adaptado al entorno urbano, hasta tal punto que se han convertido en un problema en ciudades como Venecia, donde han tenido que tomar medidas porque la corrosión provocada por las deyecciones de este animal está deteriorando gravemente el patrimonio artístico y arquitectónico de dicha ciudad.

Ilusionismo[editar]

La tórtola doméstica (Streptopelia risoria) es utilizada en actos de ilusionismo por su gran docilidad, principalmente del macho. Además, esta especie cuenta entre sus variedades con ejemplares totalmente blancos, que son los generalmente usados en estos espectáculos.

Palomas (Columba livia) en una barandilla en el Parque del Retiro, en Madrid (España).

Enfermedades relacionadas[editar]

Estar en contacto con excrementos de palomas (como en ocurre con todos los excrementos incluso el de los humanos) puede representar un riesgo para la salud. Se sabe que al menos tres enfermedades humanas están asociadas con los excrementos de las palomas: histoplasmosis, criptococosis y psitacosis.[3]

Simbolismo[editar]

Gura victoria (Goura victoria) en un zoológico.

La paloma es también un animal con significado simbólico, con connotaciones y denotaciones positivas o benignas en la mayor parte de las culturas. En el Antiguo Testamento de la Biblia se relata que Noé dejó ir una paloma desde el arca después del Diluvio para intentar encontrar tierra firme, y que aquella regresó con una rama de olivo en el pico. Además, en el Nuevo Testamento, el Espíritu Santo descendió desde los cielos con apariencia de paloma sobre Jesucristo en el momento en que este era bautizado.[4]

Por otra parte, el profeta llamado en español Jonás, en su genuino nombre hebreo es llamado יונה (Yonah), es decir, ‘Paloma’.

La paloma es el símbolo del candor, la sencillez y la inocencia, y especialmente de la correcta paz o la armonía. Estaba consagrada a Venus, que la llevaba en la mano y la ataba a su carro, según Apuleyo. Eliano añade que algunas veces se transformaba ella misma en paloma, por lo que el comerlas estaba reservado a sus sacerdotes. Homero cuenta que unas palomas se tomaron el cuidado de alimentar a Zeus, fábula fundada en la circunstancia de que una misma palabra significa en lengua fenicia ‘sacerdote’ y ‘paloma’.[5]

Los habitantes de Ascalonia tenían un gran respeto por estas aves, en las que creían transformarse después de la muerte, no atreviéndose a comer ni matar ninguna por el temor de comerse o matar a sus mismos padres, y alimentaban con particular cuidado a todas las palomas que nacían en la ciudad. Eran estas aves también tenidas en mucho respeto por los asirios, porque creían que el alma de Semirámide, su reina, ascendió al cielo en forma de paloma. Sófocles dijo que algunas palomas de la floresta de Dodona anunciaron a Hércules el fin de sus días.[5]

Actualmente, la representación de una paloma blanca con una rama de olivo en el pico es un símbolo de paz y pureza en las sociedades occidentales, imagen inmortalizada por Pablo Picasso en su Paloma de la paz.

Por causa de las matanzas efectuadas por el ser humano fueron extinguidas la paloma de la Carolina (Ectopistes migratorius) que era archicomún en el oriente de Norteamérica y dos especies gigantes cuyo gigantismo era debido en gran medida al secular aislamiento insular: el dronte (Raphus cucullatus) de la isla Mauricio y el solitario (Pezophaps solitaria) de la isla Rodrigues.

Taxonomía[editar]

Palomita esmeralda dorsiverde (Chalcophaps indica), nativa del sur tropical de Asia y de Australia.
Dúcula verde (Ducula aenea).

La familia Columbidae se subdivide en cinco subfamilias y numerosos géneros:[6]

Subfamilia Columbinae

Subfamilia Otidiphabinae

Subfamilia Gourinae

  • Género Goura (3 especies)

Subfamilia Didunculinae

Subfamilia Treroninae

Subfamilia Raphinae (didinos)

  • Género Raphus (1 especie, extinta a finales del siglo XVII)
  • Género Pezophaps – (1 especie, extinta aprox. en 1730)

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Díaz, M., Asensio, B. y Tellería, J. L. (1996). Aves Ibéricas. I. No Paseriformes. Madrid, España: J. M. Reyero Editor. p. 306. ISBN 84-921085-1-7. 
  2. Natura - Animales extraordinarios.
  3. Datos acerca de enfermedades relacionadas con las palomas. http://www.nyc.gov/html/doh/html/epi/epi-pigeon-sp.shtml. 
  4. Génesis 8:11, Isaías 59:11, Mateo 3:16; 10:16; 21:12.
  5. a b Diccionario enciclopédico popular ilustrado Salvat (1906-1914).
  6. Zoonomen. «Birds of the World -- current valid scientific avian names.» (en inglés). Consultado el 22 de junio de 2009.

Enlaces externos[editar]