Antígono I Monóftalmos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antígono I.

Antígono I el Tuerto (En griego: Ἀντίγονος ὁ Μονόφθαλμος, Antígonos Monoftalmos), (382 a. C. - 301 a. C.) noble, general y sátrapa macedonio al servicio de Filipo II y Alejandro III. Con posterioridad, uno de los más destacados de entre los diádocos, los generales que se repartieron el imperio de Alejandro Magno y protagonizaron veinte años de grandes luchas para obtener el poder.

Hechos militares[editar]

Después de la muerte de Alejandro Magno, sus generales se repartieron el imperio, y protagonizaron durante veinte años grandes guerras para obtener el poder. Fueron los llamados diádocos, (διἀδοχος) o sucesores o herederos. Después de estos antiguos generales gobernaron los llamados epígonos (ἐπίγονος), los nacidos después o sucesores. La lucha entre ellos para obtener el poder y la hegemonía duró casi cincuenta años, hasta el año 281 a. C. en que murió el último de los diádocos, Seleuco.

Junto con Ptolomeo (que más tarde sería Ptolomeo I Sóter) y Seleuco (más tarde Seleuco I Nicátor), Antígono acompañó a Alejandro cuando éste empezó la guerra contra Persia, en la primavera del 334 a. C. Juntos cruzaron el Helesponto con un ejército de cerca de 35.000 hombres provenientes de Macedonia y de toda Grecia. Juzgándolo demasiado anciano para acompañarle en sus conquistas, Alejandro lo dejó a cargo de Frigia, (333 a. C.), donde gobernó durante diez años.

A la muerte de Alejandro Magno se hizo con casi todo su imperio (además de haberse apoderado del tesoro real), con la intención de reunir bajo su mandato todas las tierras conquistadas por aquél. Había sido lugarteniente y gobernador de Bitinia (en la orilla del lago Ascanio) y más tarde, en el 316 a. C., fundó la ciudad de Antigonia que después sería conocida como Nicea (actual Iznik en Turquía). Derrotó uno por uno a sus rivales, a Eumenes de Cardia y en Cretópolis a Alcetas (318 a. C.).[1] En el año 306 a. C. tenía un ejército de 80.000 infantes, 8.000 jinetes y 83 elefantes.[2]

Pero todos los demás generales estuvieron en su contra y le presentaron batalla en Ipso, en el año 301 a. C., en Frigia, en el centro de Asia Menor. Murió en la contienda. Su hijo fue Demetrio Poliorcetes, que llegó a ser rey de Macedonia. Los historiadores señalan que padre e hijo fueron los mayores instigadores y en parte responsables de todas las intrigas y peleas que hubo entre los generales (diádocos) a la muerte de Alejandro.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Hans Delbrück (1990). History of the Art of War: Warfare in Antiquity. Tomo I. Westport: University of Nebraska Press, pp. 237. ISBN 978-0-80329-199-7. La batalla en Cretopolis enfrentó a Antígono con 40.000 infantes y 7.000 jinetes con Alcetas con apenas 16.000 infantes y 900 jinetes.
  2. Delbrück, 1990: 238

Bibliografía[editar]

  • Historia Universal Oriente y Grecia de Ch. Seignobos. Editorial Daniel Jorro, Madrid 1930
  • Grecia cuna de Occidente de Peter Levi. Ediciones Folio S.A. ISBN 84-226-2616-0
  • La Historia y sus protagonistas. Ediciones Dolmen. 2000