Alcira

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alzira
Alcira
Municipio de España
Bandera de Alcira
Bandera
Escudo de Alcira
Escudo
Distritoveneciaalzira.JPG
Alcira
Alcira
Ubicación de Alcira en España.
Alcira
Alcira
Ubicación de Alcira en la provincia de Valencia.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of the Valencian Community (2x3).svg Comunidad Valenciana
• Provincia Valencia
• Comarca Ribera Alta
• Partido judicial Alcira
Ubicación 39°09′00″N 0°26′06″O / 39.15, -0.435


Coordenadas: 39°09′00″N 0°26′06″O / 39.15, -0.435
• Altitud 14 msnm
• Distancia 43 km a Valencia
Superficie 110,46 km²
Población 44 788 hab. (2013)
• Densidad 405,47 hab./km²
Gentilicio alcireño /a
(val.) alzireny /a
Predom. ling. oficial Valenciano
Código postal 46600
Alcaldesa (2003) Elena María Bastidas Bono (PP)
Hermanada con Bandera de Francia Corbeil-Essonnes, Francia
Bandera de España Onda, España
Bandera de España Carlet, España
Sitio web Web Oficial de Alcira
[editar datos en Wikidata]

Alcira[1] (en valenciano y oficialmente Alzira) es una ciudad de la provincia de Valencia, en la Comunidad Valenciana (España). Es capital de la Ribera Alta del Júcar y cuenta con 44.788 habitantes (censo 2013).

Debido al desarrollo demográfico y urbanístico del último siglo, los cascos urbanos de Algemesí, Alcira y Carcagente se encuentran en la actualidad prácticamente unidos, formando de hecho una conurbación con cerca de 95.000 habitantes,[cita requerida] siendo el segundo núcleo de población de la provincia de Valencia, tras la capital y su área metropolitana, y el sexto de la Comunidad Valenciana, tras las tres capitales de provincia, Elche y Torrevieja.

La ciudad está gobernada desde el año 2003 por Elena María Bastidas Bono, del Partido Popular. En las legislaturas comprendidas entre los años 2003 y 2007 y 2007 y 2011 gobernó en coalición con el Partido Social Demócrata. En la actualidad, gobierna en solitario con una amplia mayoría absoluta (13 concejales del PP, 4 del PSPV-PSOE, 3 de Compromís y 1 de Esquerra Unida).

Toponimia[editar]

El topónimo deriva del árabe الجزيرة (al-ǧazīra), «la isla».[2] El nombre completo en árabe, sin embargo, era جزيرة شقر (ǧazīrat šuqar), «la isla del Júcar» sin el artículo ال (al-) en este caso, ya que el árabe lo omite en expresiones de posesión.[2]

Geografía[editar]

Panorámica de Alcira con las sierras de Corbera, la Murta y las Agujas, al fondo
Huertos de naranjos, en la llanura de Alcira.

El término municipal de Alcira se encuentra entre los 14 y 20 metros sobre el nivel del mar, entre los meridianos 0º18' y 0º29' de longitud oeste y los paralelos 39º4' y 39º11'. Su extensión es de 111,46 kilómetros cuadrados. La distancia con la capital es de 40 km.

El término municipal está situado en su mayor parte en la margen derecha del río Júcar y está dividido en dos sectores, uno de 83,24 km² y otro de 28,22 km², llamado La Garrofera, el cual se halla separado por los términos municipales de Masalavés, Benimuslem, Alberique y Benimodo, formando un enclave.

La superficie del término es muy irregular, siendo completamente llana en las márgenes del río Júcar; hacia el sureste se extienden, paralelamente entre sí, las sierras de Corbera, la Murta y Les Agulles, entre las que se desarrollan, los valles de la Murta, la Casella y Aigües Vives, mientras que el sector de La Garrofera está accidentado por las vertientes orientales de la sierra de Tous.

Autovía de acceso a Alcira (CV-50) procedente de la Autovía del Mediterráneo (A7).

El término de Alcira está atravesado por el río Júcar, al que afluyen el "río de los Ojos" o "Río Verde" por su margen izquierda y el barranco de Barcheta por la derecha. El Júcar fue navegable hasta Alcira por barcos de pequeño tonelaje, navegación que se mantuvo hasta el siglo XVI.

El clima es de tipo mediterráneo, con una brusca transición del estiaje estival a las abundantes lluvias otoñales, de tipo torrencial, que producen frecuentes inundaciones, disminuidas después de la terrible inundación producida por la pantanada de Tous, con la construcción del Pantano de Tous, que ha venido a regularizar el caudal del río Júcar.

Se accede a esta ciudad, desde Valencia, a través de la autovía A-7 y la autopista AP-7. Cuenta con estación de ferrocarril (RENFE) de la línea Valencia-Almansa, e integrada en la línea de cercanías de Valencia C2. Se puede acceder a Alcira en autobús interurbano desde Carcagente, Algemesí, Llombay, Cullera y Sueca.

Para los desplazamientos dentro de la ciudad, Alcira cuenta con un servicio de autobuses urbanos (AlziBus) de titularidad municipal cuyas líneas unen todos los barrios con la estación de ferrocarril, el hospital de La Ribera y centros de salud, centros comerciales, centros de enseñanza, etc.

Alcira da nombre a la Hoja 770 del Mapa Topográfico Nacional.

Barrios y pedanías[editar]

Vista aérea del centro de Alcira

En el término municipal de Alcira se encuentran también los siguientes núcleos de población:[3]

En la ciudad encontramos los siguientes barrios:

La Villa (la Vila), Tulell, Alborxí, la Avenida y el Arrabal de San Agustín, San Juan (Sant Joan), Alpujarras (Albuixarres), Santos Patronos (Sants Patrons), San Judas (Sant Judes), Capuchinos (Caputxins), las Bases (Les Basses), Venecia (Venècia), y la Alquerieta.

Localidades limítrofes[editar]

El término municipal de Alcira limita con las localidades de Alberique, Algemesí, Gabarda, Antella, Benifairó de la Valldigna, Benimodo, Benimuslem, Carcagente, Corbera, Favareta, Guadasuar, Llaurí, Masalavés, Poliñá del Júcar, Benicull, Simat de Valldigna, Sumacárcel, Tabernes de Valldigna y Tous, todas ellas de la provincia de Valencia. Debido al desarrollo demográfico y urbanístico del último siglo, los cascos urbanos de Alcira, Algemesí y Carcagente se encuentran en la actualidad prácticamente unidos, formando un área de población que alcanza los 95.000 habitantes.

Historia[editar]

A pesar de la cantidad de yacimientos prehistóricos hallados, del paleolítico (las casas de Xixerá y la cova d'Alfons); del neolítico (la cueva de las Arañas y la cueva de los Gatos); de la edad de bronce (la montaña Assolada y las casas de Montcada); de la época romana (el almijar de San Bernardo y la necrópolis del camino de Albalat), los orígenes no están claros. Los historiadores y los estudiosos han manifestado sus opiniones de manera dispar. Para algunos la ciudad es la sucesora de la Sucro ibérica. Otros buscan sus precedentes en las villas romanas (Materna, Vilella, Casella, etc...) y señalan una concentración de la población en el núcleo de la villa. Por último, están los que señalan esa concentración pero a partir de las alquerías musulmanas repartidas por el término.

Fundada probablemente por los árabes, durante el dominio musulmán, Alcira fue una población muy importante que llegó a tener gobernación propia. Con los almorávides fue foco destacado de diversas rebeliones contra los cristianos y con el intento de unificación almohade pasó a declararse partidaria de estos. La villa, baluarte completamente amurallado, contaba con unas cuantas mezquitas, casas de baño, molinos, etc... El tratado geográfico de Al-Zuhví, escrito hacia el 1147, señala la existencia en Alcira de un gran puente de tres arcos, obra antigua y de excelente factura, así como que sus habitantes eran gente acomodada. De entre los alcireños de la época destacan los literatos Ibn Jafaya, Ibn Amira, Abu Bakr Ibn Sufyan Al-Majzumi, Abu L-Mutarrif Ibn Sufyan Al-Majzumi y Abu Al-Rahaman Ibn Sufyan Al-Majzumi, el médico y filósofo Ibn Tumlus, los jurisconsultos Ben Abil Kasal y Abu Baker, el historiador Algapheker abu Abdalla, y el matemático Ben Rian, entre otros.

El 30 de diciembre de 1242 reconquistó la ciudad el rey Jaime I de Aragón, en un episodio fundamental para la conquista del nuevo Reino de Valencia, ya que Alcira era la única ciudad por la que podía cruzarse el río Júcar, de ahí su lema Claudo regnum et adaperio (Abro y Cierro el Reino). El soberano concedió a la villa infinidad de privilegios, entre los que destacó el de mero y mixto imperio, con jurisdicción en causas civiles y criminales, sobre cuarenta y dos municipios, así como el título de Coronada y Fidelísima Villa Real. Su rango de villa real le dio voto en las Cortes del Reino de Valencia.

La vinculación del conquistador con la ciudad fue grande. Jaime I pasaba largas temporadas en Alcira, por la que sentía especial predilección, en la casa-palacio que popularmente recibió el nombre de Casa real o del rey o Casa de la Olivera. Actualmente está en marcha un proyecto para la recuperación y conservación del edificio. Su segunda esposa, doña Violante de Hungría fundó en Alcira el Convento de Santa María de Montpellier, en memoria de la madre del Rey, que fue donado a la Orden cisterciense en 1274[4] y que desapareció tras la desamortización de 1820. Fue en Alcira donde, en 1276, el monarca abdicó en favor de sus hijos Pedro III el Grande, que heredó los reinos de Aragón y Valencia, y Jaime II, que heredó el Reino de Mallorca. En el trance de su muerte, como había dispuesto, Don Jaime fue amortajado con los hábitos del císter, orden a la que perteneció San Bernardo de Alzira, patrón de la villa. El episodio de la muerte del rey es controvertido. Según las crónicas, una vez hubo abdicado en Alcira, murió de camino hacia Valencia. No obstante otros, basándose en la Crónica de Ramón Muntaner señalan la residencia real de Alcira como lugar del fallecimiento, tras el cual fue trasladado ya cadáver a la capital del reino y posteriormente al monasterio de Poblet donde fue enterrado definitivamente.

Alfonso I, en 1286, le concedió la facultad de celebrar ferias. La villa tomó parte activa en la guerra de La Unión, participó en las Cortes del Reino y ejercitó un papel destacado en el Compromiso de Caspe.

Monasterio de La Murta. Centro de peregrinaje de personajes históricos.

Tuvieron convento en la ciudad los jerónimos (Monasterio de Santa María de la Murta, 1401), las agustinas (Santa Lucía, 1536), cuyo convento gozó de la protección de la reina Margarita de Austria, los franciscanos (Santa Bárbara, 1539), los trinitarios (San Bernardo, 1558), los capuchinos (La Encarnación, 1614), etc. De todos ellos, La Murta fue el cenobio más destacado, ya que había contado desde su fundación con la protección de importantes familias aristocráticas como los Serra, los Vich o los Vilaragut, así como importantes personajes del alto clero como el cardenal Cisneros o el patriarca San Juan de Ribera, y de la realeza, tras la visita y estancia en el monasterio, en 1586, del rey Felipe II, y sus hijos, el príncipe Felipe (futuro Felipe III de España) y la infanta Isabel Clara Eugenia (futura gobernadora de los Países Bajos).

Los siglos XVI y XVII supusieron un receso en el orden político y económico. Se segregaron de la villa: Carcagente, Guadasuar y Algemesí, y sufrió los efectos de la expulsión de los moriscos (1609).

En la Guerra de Sucesión Alcira se declaró partidaria del archiduque Carlos por lo que Felipe V, tras vencer la guerra, abolió todos sus fueros y privilegios. Durante la guerra contra los franceses, en 1811 se trasladó a Alcira la Junta de Defensa de la provincia. En 1814 la ciudad recibió la visita del rey Fernando VII.

En 1820 se crea el partido judicial de Alcira. En 1853 llega el ferrocarril a la villa. El 8 de agosto de 1876, Alfonso XII, en consideración a la importancia que por el aumento de la población y desarrollo de su industria y su comercio había conseguido la villa, le concedió el título de ciudad. En 1885, Alcira se prestó al insigne doctor Jaume Ferrán Clua para que experimentara la vacuna anticólera.

Placas conmemorativas de las visitas del papa Juan Pablo II y de los los reyes de España Juan Carlos I y Sofía al Santuario de Nuestra Señora del Lluch. Alcira

El dictador Francisco Franco visitó la ciudad en 1939, finalizada la Guerra Civil Española, realizando una segunda visita en 1947. El desarrollo de la industria así como el cultivo y comercio de la naranja, que devino en importante fuente de divisas para la economía nacional, motivó también la visita a la ciudad en 1961 del príncipe Juan Carlos de Borbón, futuro rey de España. En este contexto se celebró en 1964 el VII Centenario de la Acequia Real del Júcar bautizada por Jaime I en 1264 con el nombre de Acequia Real de Alcira; actos que fueron presididos por Cayetana Fitz-James Stuart, duquesa de Alba, que tributó en el Ayuntamiento un homenaje a la ciudad con una placa conmemorativa instalada en un muro del salón Noble. En 1970 el príncipe Juan Carlos realizó una nueva visita a la ciudad, esta vez acompañado por la princesa Sofía. Fueron llevados al Huerto de Rosales para contemplar los naranjales.

El Júcar, azote de la población, ha provocado daños a la ciudad a lo largo de su historia. Las riadas de 1320, 1473, 1779, 1864, 1982 y 1987, entre otras, son buen ejemplo, pero es el 20 de octubre de 1982 cuando se produjo una de las más trágicas páginas de la historia de Alcira: la Pantanada de Tous. La presa de Tous reventó y toda la comarca permaneció inundada bajo las aguas del Júcar, en un episodio que en estos momentos no está aún suficientemente aclarado. Durante esos días se produjo la visita de los reyes Juan Carlos I y Sofía y del papa Juan Pablo II al Santuario de Nuestra Señora del Lluch, desplazándose para ello en helicóptero hasta la explanada de la muntanyeta del Salvador, donde el sumo pontífice de la Iglesia Católica ofició una Misa.

Actualmente la ciudad viene marcada por un carácter tendente a la descentralización respecto de la capital, Valencia. Esto ha permitido que se hayan desarrollado los servicios necesarios (financieros, tributarios, jurídicos, comerciales, sanitarios y educativos) para dar cobertura a los alcireños y demás habitantes de las poblaciones circundantes y comarcas vecinas.

Demografía[editar]

Según datos del INE de 2012, Alcira cuenta con 44.941 residentes censados. En 2008, según datos del ayuntamiento, había 4.633 son inmigrantes censados (1.400 rumanos; 526 marroquíes; 278 búlgaros; 266 ecuatorianos y 250 argelinos). La gran expansión que han experimentado los municipios de Alcira, Algemesí y Carcagente desde mediados del siglo XX, ha creado un área urbana de casi 100.000 habitantes, ya que sus cascos urbanos han quedado prácticamente unidos.

Evolución demográfica de Alcira
1857 1887 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991 2000 2001 2005 2006 2007 2008 2010 2011 2012
14.022 18.448 20.572 22.657 20.839 21.232 24518 24935 26.669 32.876 38.334 40.309 41.264 39.996 42.543 43.253 43.038 44.982 44.756 44.752 44.941

Política[editar]

Lista de alcaldes desde las elecciones democráticas de 1979
Mandato Nombre del alcalde Partido político
1979–1983 Francisco José Blasco Castany PSPV-PSOE
1983–1987 Francisco José Blasco Castany PSPV-PSOE
1987–1991 Francisco José Blasco Castany PSPV-PSOE
1991–1995 Fco. Blasco / Pedro Grande Diago PSPV-PSOE moción censura 1992
1995–1999 Alfredo Javier Garés Núñez PP
1999–2003 Pedro Grande Diago PSPV-PSOE
2003–2007 Elena María Bastidas Bono PPCV
2007–2011 Elena María Bastidas Bono PPCV
2011– Elena María Bastidas Bono PPCV

Economía[editar]

Central de Grefusa.

En cuanto al sector primario, los principales cultivos de secano son: algarrobo, viña, olivo, almendro, etc. El regadío se nutre de las aguas de la Real Acequia del Júcar. El cultivo más importante es el naranjo. El cultivo del arroz ha disminuido en los últimos años. El resto de cultivos de huerta son: trigo, maíz, tomate, algodón, patatas, etc. La propiedad de la tierra está muy repartida; el 70 por ciento de la superficie es cultivada directamente por sus propietarios. Predominan las parcelas pequeñas.

La ganadería está dedicada, principalmente, a los animales de producción; destaca la cría de cerdos para fabricación de embutidos; es así mismo importante la avicultura, con una importante factoría industrial. Hay también un importante sector industrial subsidiario del cultivo de la naranja.

Edicions Bromera.

En cuanto a la industria y el comercio, el gran desarrollo económico de la ciudad tuvo lugar en la segunda mitad del siglo XX, donde la hasta entonces Alcira agrícola, dedicada fundamentalmente al cultivo y comercio de la naranja, dio paso a una ciudad eminentemente industrial y de servicios. En esta etapa tuvo un papel relevante el empresario Luis Suñer, creador de un gran grupo de empresas y fundador de marcas tan populares en su momento como los helados Avidesa.

Alcira se ha consolidado como un importante núcleo industrial y comercial. Alberga fábricas de helados, piensos, harinas, frutos secos y aperitivos, cartonajes, tintes, hilaturas, editoriales, muebles, elementos de construcción, embalajes, empresas de transportes, etc.

La creación de nuevos polígonos industriales, el eje comercial Alcira-Carcagente con la nueva avenida de la Ribera y la expansión de la ciudad a través del sector Tulell confirman el carácter dinámico de la urbe. Está considerada el motor económico de la comarca, acapararando la mayor parte de la oferta de ocio y servicios de la zona, generando gran cantidad de puestos de trabajo directos e indirectos. Según datos del Ayuntamiento, el 94,7% de los visitantes que acuden a la ciudad lo hacen para realizar compras. Ello se debe a que Alcira es la capital de La Ribera Alta, por lo que los visitantes que vienen para realizar compras proceden de los numerosos pueblos de la comarca.

Turismo[editar]

Tradicionalmente Alcira no ha explotado su capacidad turística. Desde hace unos años se han llevado a cabo algunas iniciativas en esta materia, promocionando la imagen de la ciudad en FITUR y otras ferias de turismo y mediante la creación de la oficina Tourist Info.

Sus parajes naturales y rutas de monasterios, sus monumentos BIC, sus Fallas y Semana Santa (declaradas fiestas de interés turístico nacional) y su reciente denominación como municipio turístico pueden despertar a pequeña escala este tipo de industria en la ciudad en el futuro.

Según datos ofrecidos por la oficina de turismo de Alcira, el número de visitas a la ciudad aumentó un 30% en 2007; en concreto el número de visitas que recibió la Tourist Info de Alzira durante el ejercicio pasado fue de 8.295 visitas, de las que 7.790 correspondían a visitas procedentes de España, y 1.135 de extranjeros.

Alcira se encuentra enclavada dentro del itinerario de la Ruta de los Monasterios de Valencia, ruta monumental y cultural, inaugurada en 2008, que discurre por la localidad, visita ineludible de la cual, es su histórico Monasterio de La Murta.

Monumentos[editar]

A pesar de las graves pérdidas que la ciudad ha sufrido a lo largo de la Historia en su patrimonio cultural, Alcira todavía ofrece una interesante riqueza monumental, localizada principalmente en la Villa o centro histórico, hoy peatonalizado, bien de interés cultural (BIC) en constante recuperación, en el que destacan el principal templo urbano, la arciprestal de Santa Catalina y la Casa Consistorial (monumento nacional). Son también de interés la Cruz Cubierta gótica y el cinturón amurallado.

  • La Cruz Cubierta.
La leyenda de que Jaime I el Conquistador murió en el lugar donde se emplaza la cruz, mientras era trasladado a Valencia, fundamenta para algunos su construcción en honor del monarca. No obstante los historiadores sitúan su muerte en la residencia que el rey tenía en Alcira, considerando la cruz como un símbolo de la conquista de la ciudad para la civilización cristiana-occidental.
  • La Cueva o Torre de las Maravillas se encuentra en la partida de Vilella de Alcira, cerca del linde con el término municipal de Carcagente. Esta cueva tiene la peculiaridad de poseer una torre cuadrangular erigida en 1912 para cerrar y controlar su acceso.
  • El Monasterio de Santa Lucía, también conocido como Convent de les Llúcies, es un conjunto conventual renacentista, erigido durante el siglo XVI en Alcira, del que subsisten el claustro y la nave y la fachada de la iglesia.
  • Ayuntamiento.
Casa Consistorial de Alcira, sede del Ayuntamiento.
Edificio del Siglo XVI. Ocupa un palacio de estilo gótico-renacentista, típico de las mansiones valencianas, construido entre 1547 y 1603. En 1930 fue declarado Monumento Nacional. El Archivo Municipal de Alcira, custodiado en esta Casa Consistorial, contiene algunos de los más valiosos legados documentales de la Comunidad Valenciana. Entre la documentación que guarda destaca la serie de pergaminos de la Cancillería Real, la colección de los Llibres dels Actes dels Jurats e Concell, el repertorio de Protocolos Notariales, los Padrones de la Acequia Real del Júcar, y el más valioso, el códice miniado del siglo XIV "Aureum Opus Privilegiorum Regni Valentie", que contiene un registro de privilegios. Está datado en 1380, si bien en los siglos siglos XV y XVI se le añadieron más privilegios.
  • Casalicios del Puente de San Bernardo.
Antiguo Puente de San Agustín, siglo XIII. En 1717 se instalan los casalicios con los patronos, pasando a denominarse Puente de San Bernardo o Pont de Sant Bernat. En 1967, la eliminación del brazo del río Júcar que atravesaba la ciudad llevó consigo la desaparición del mismo y la urbanización de la actual avenida de los Santos Patronos o Sants Patrons, respetando el monumento en mitad de esta vía.
Este edificio data del siglo XIII. Construida sobre la mezquita mayor su actual arquitectura es de estilo barroco. Su portada fue realizada por Gaspar Díez en 1692. Es la sede del Arciprestazgo de Alcira, llamado de San Bernardo Mártir (Sant Bernat Màrtir), dentro de la archidiócesis de Valencia.
Denominado popularmente La Gallera por haber sido originariamente círculo gallístico y haberse celebrado en él peleas de gallos, es un edificio neoclásico construido en la segunda mitad del siglo XIX por la pujante burguesía terrateniente local. Desde su amplio vestíbulo se accede por una gran escalera a la primera planta, donde destaca el salón árabe, de gran riqueza ornamental. En la planta baja destaca el salón valenciano, ricamente decorado con maderas y cerámicas.
  • Gran Teatro.
Edificio modernista de interesante interior, construido en 1921. Se ha visto afectado a lo largo de su historia por varios incendios, el último ocurrió en enero de 2004. El más grave de todos fue el de 1987, que afectó a toda la techumbre del teatro.
Casa Cucó-Gisbert de Alzamora en la Villa de Alcira.
  • Las Escuelas Pías.
Hoy Casa de la Cultura. Imponente edificio del siglo XIX, que acogió a los padres escolapios hasta los años cuarenta del siglo XX. Alberga una Sala de Exposiciones, Biblioteca, Centro de Información Juvenil, Talleres, y la emisora municipal Alzira Ràdio.
La Vila es el barrio más antiguo y corresponde a la antigua villa, rodeada totalmente por la muralla hasta la segunda mitad del siglo XX. Es de trama irregular con estrechas calles y pequeñas plazas. En ella establecieron su residencia los caballeros y aristócratas vinculados a Jaime I de Aragón tras la Reconquista, como los Serra, Santiago, García de Aguilar, Venrell y otros, que mandaron construir en ella sus palacios junto a la propia residencia real del monarca. En la actualidad se conservan en la Vila la arciprestal Santa Catalina, la Casa Consistorial, y varias casas y palacetes históricos como la Casa del Empeño (Museo de la Ciudad), la casa Tena, el palacio de Cassassús o la casa Cucó-Gisbert de Alzamora, así como diversos restos arqueológicos. El circuito amurallado de la antigua Al-Yazira o Algezira (la Isla), fue construido entre los siglos IX y X y rodeaba el núcleo urbano, rodeado a su vez por el Júcar, cuyo paso controlaba estratégicamente. A lo largo de su historia la Muralla de Alcira sufrió los ataques de El Cid y los propios de la Reconquista, así como diversos destrozos producidos por las revueltas de los moriscos y posteriormente durante la guerra de las Germanías.
Santuario de Nuestra Señora del Lluch, agregado a la Basílica de Santa María la Mayor de Roma.
  • Real Santuario de Nuestra Señora del Lluch.
Templo agregado a la Basílica de Santa María la Mayor de Roma desde 2008, se encuentra situado en la cima de un montículo integrado en la trama urbana de la ciudad, llamado Montañeta del Salvador, en el lugar que ocupó la Ermita del Salvador. Fue levantado a partir de 1927, financiado por colectas ciudadanas, finalizando su construcción total con la coronación del campanario en 1966. Alberga la imagen de la Patrona de la ciudad, Santa María del Lluch, obra del escultor Antonio Ballester Vilaseca.
En el corazón del valle de la Murta subsisten los restos del histórico cenobio de jerónimos, en su tiempo emporio de cultura y espiritualidad y centro de peregrinaje de reyes, nobles y líderes religiosos. A destacar la torre de las palomas y el puente de acceso a la derruida iglesia. También destacan dentro del conjunto la Casa y jardín romántico del siglo XIX.
  • Ruta de los Monasterios de Valencia, El paso del Pobre. Alcira se encuentra enclavada dentro del itinerario de esta ruta monumental y cultural inaugurada en 2008, que discurre por la localidad, visita ineludible de la cual, es su histórico Monasterio de La Murta.
  • El Palacio de Casassús es un palacio señorial estructurado en tres plantas. En su planta baja destacan los arcos góticos y en la fachada su escudo nobiliario, que es bien de interés cultural (número R-I-51-0011340)
  • Podemos añadir, que en el transcurso de la historia, se ha perdido gran parte de la monumentalidad de la localidad. Muchas estructuras fueron eliminadas o sustituidas por elementos con pretensiones prácticas pero sin ningún valor artístico, como el caso del puente de San Agustín (de estilo románico), por no hablar de la erráctica actuación que se llevó a cabo con la construcción de la Avenida de los Santos Patronos que destruyó el puente de San Bernat, cosa que se intentó corregir situando los casilicios en su lugar original pero que de ningún modo recupera lo que podría haber sido y no es. Por último, debemos hablar de la inactividad de las pocas fuentes que se hayan en el municipio, y de las aberrantes figuras artísticas que se han dedicado a situar en las glorietas de la ciudad que no ofrecen ningún tipo de estilo.

Parques, jardines y parajes naturales[editar]

El municipio de Alcira cuenta con "gran diversidad" de parques urbanos y espacios verdes, con la circunstancia de incluir en el entramado urbano una porción de monte bajo, llamado Muntanyeta del Salvador que hace las funciones de gran parque de la ciudad.

Los parques urbanos más destacados son:

  • Avenida del Parque y solar donde actualmente se encuentra el parque de La Alquenencia (años 60/70)
    El parque de La Alquenencia: es el parque más extenso, situado en el distrito de Venecia. Contiene varios paseos y plazas, con abundancia de pino y palmeras y zonas de césped. Contiene un monumento al río Júcar. Es habitual en él la práctica del juego de petanca.
  • El parque Pere Crespí es un parque de menores dimensiones que el anterior cuyo nombre corresponde a este alzireño que fue jardinero mayor del rey Alfonso el Magnánimo, natural de Alcira.
  • Parque de Arabia Saudí: rodea el tramo de la muralla de Alcira situado en la avenida Luis Suñer. El nombre del parque constituye una muestra de agradecimiento al Reino de Arabia Saudí por las ayudas dispensadas durante las graves inundaciones que sufrió la ciudad en 1982. Se inauguró el 26 de septiembre de 1986.
  • La Muntanyeta del Salvador.
    La Muntanyeta del Salvador: se trata de una colina, cubierta de bosque mediterráneo en sus laderas, que ha quedado completamente rodeada por el entramado urbano. En su cima se alza el santuario de Nuestra Señora del Luch, en cuya base se abre una gran explanada con zonas de juegos, cafetería, aparcamientos etc. Constituye un gran balcón natural desde el cual se divisa Alcira y gran parte de su comarca.

Fuera del casco urbano encontramos interesantes paisajes y parajes naturales. En la llanura destacan las casas de campo, las alquerías y los huertos de naranjos, con una de las superficies más extensas de España dedicadas a su cultivo, inmortalizados por Sorolla en su obra Valencia, dentro del conjunto Visión de España para la Hispanic Society of America de Nueva York.

En las sierras de Corbera, la Murta y Las Agujas o Les Agulles se encuentran los valles de la Murta con su monasterio, antes mencionado, el valle de La Casella y su reserva de ciervos y el valle de Aguas Vivas, que alberga el monasterio de Santa María de Aguas Vivas. Las alturas de estas sierras son el Tallat Roig (394 m), la Cruz del Cardenal (543 m), les Orelles d´Ase (592 m) y la Ratlla (625 m).

Alcira y su entorno también inspiró a Vicente Blasco Ibáñez en la creación de su novela Entre naranjos.

Premios Literarios Ciutat d'Alzira[editar]

Valencia (Serie Visión de España), de Joaquín Sorolla (Hispanic Society of America). Obra inspirada en Alcira.

Los Premios Literarios Ciutat d'Alzira (Premis Literaris Ciutat d'Alzira) constituyen la cita cultural literaria más importante de la Comunidad Valenciana. El certamen consiste en una serie de actos y jornadas, conferencias y lecturas que culmina en una gala anual de entrega de galardones con asistencia del mundo literario, científico y político. Destacan por el apoyo y reconocimiento de títulos escritos en lengua valenciana. En la celebración y promoción de los mismos desempeña un papel importante, además del ayuntamiento de la ciudad, la editorial alcireña Edicions Bromera, la entidad financiera Bancaja, la Universidad de Valencia, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y la mancomunidad de la Ribera.

En otoño de 2009 se celebró la XXI edición de los premios, con una dotación global de 82.000 euros. Los premios a otorgar son: el XXI Premio de Novela Ciudad de Alzira, el XV Premio Europeo de Divulgación Científica Estudio General, el XIV Premio Bancaja de Narrativa Juvenil, el XI Premio de Ensayo Mancomunidad de la Ribera Alta, el XIV Premio de Narrativa Infantil Vicente Silvestre, el IV Premio de Teatro Ciudad de Alzira Palanca y Roca y el IV Premio de Poesía Ibn Jafaya. Entre los jurados de esta XXI edición figuraron los autores Màrius Serra, Adolf Beltran, Josep Palomero, Francesc Gisbert o Josep Lluís Doménech.

Además de la dotación económica, los galardonados reciben una escultura diseñada por Manuel Boix.

Fiestas[editar]

Alcira es una localidad con gran cantidad de actividades festivas, entre las que destacan las Fallas, La Semana Santa, Las fiestas de San Bernat y en menor grado, las Fiestas de la Virgen del lluch:

Mascletà de las Fallas de Alcira en la plaza del Reino.
Estas fiestas han sido declaradas como Fiesta de interés turístico nacional. Se celebran en Alcira con gran intensidad y desarrollan gran actividad cultural a lo largo del año. Destacan por su carácter multitudinario la mascletá, la cabalgata de disfraces, la Crida desde el balcón principal del Ayuntamiento, la entrega de premios, la ofrenda de flores a Nuestra Señora del Lluch y el desfile de Pasodobles. Existe un Museo de la fiesta, donde pueden admirarse obras de artistas alcireños, como Julio Monterrubio, Bernardo Estela, etc.
Estas fiestas también se han declarado como Fiestas de interés turístico nacional. Originaria del siglo XVI, la semana santa agrupa a más de 7.000 cofrades en dieciocho hermandades y cofradías, con veinticinco pasos procesionales que mantienen una estética mayormente uniforme y de posguerra. La dimensión de las celebraciones trasciende más allá de la ciudad, despertando gran expectación el montaje de doseles que representan las escenas bíblicas y la procesión general del santo entierro, que representa cronológicamente los sucesos de la pasión de Cristo, a la que asisten más de cuarenta mil personas cada año.
Monumento a San Bernardo de Alcira, en la avenida Santos Patronos.
  • La Romería a la Murta.
El primer domingo de junio se celebra una romería al Valle de la Murta, para visitar el Monasterio de La Murta. Muchos romeros acompañan a Nuestra Señora de la Murta a pie en su traslado desde el Ayuntamiento hasta el Valle. Allí se celebra una misa y una ofrenda de flores a la Virgen. Al finalizar la misma se entrega pan bendecido y se sirve una paella gigante. Por la tarde hay conciertos, bailes, corales...
Tienen lugar en el mes de julio,(el día 23). Conmemoran el martirio de los santos patronos de la ciudad San Bernardo, y sus hermanas María y Gracia. De todas las actividades de tipo artístico, cultural y deportivo que se llevan a cabo, destacan por su popularidad los festivales musicales del campo de Venecia, con actuación de grupos musicales de moda. En su vertiente religiosa se viven con la solemnidad de un novenario en honor de los patronos y la procesión general del día 23.
  • Las Fiestas de Nuestra Señora del Lluch.
En septiembre, Alcira honra a su patrona, Nuestra Señora del Lluch. Las fiestas, con actos culturales y religiosos, alcanzan el máximo esplendor el último domingo de septiembre, donde se representa el hallazgo de la imagen con bailes tradicionales. La Virgen, habiendo estado en la ciudad por espacio de unos días, es devuelta en procesión a su Santuario.
  • Moros y Cristianos.
Desde 2001, se celebra cada primer fin de semana de octubre, en el casco histórico de la Vila, la fiesta de Moros y Cristianos.
  • San Silvestre.
Conmemoración de la Reconquista (30 de diciembre). Desde el Ayuntamiento, las autoridades municipales presiden una procesión cívica que acompaña a la bandera de la ciudad, tras bajarla por el balcón principal, hasta la Plaza de San Judas, donde se ubica el monumento a Jaime I de Aragón (del artista Enrique Casterá), y se hace ofrenda de una corona de laurel. Después de unos parlamentos, se emprende el regreso al Ayuntamiento, donde se celebra un Pleno extraordinario de imposición de las insignias de oro con el escudo de la ciudad, en sus diversas modalidades. En el transcurso del recorrido, se canta un solemne Te Deum, itinerante cada año por la arciprestal y resto de parroquias de la ciudad, por orden de antigüedad.
  • Las Fiestas de barrios.
En junio se celebran las fiestas de San Pere, San Bernabéu y Cristo de l'Alborxí; en julio las de San Cristóbal; en agosto las de la Virgen de los Ángeles, calles Paz y Olivo, Muntanyeta del Salvador, Vilella, Xavegó, La Graella, Racó de les Vinyes, urbanización San Bernardo, San Roque, Horno de Carrascosa, Colonia Santa Marina, subidas de Brú, Tisneres-Xixerà, Vallverd-La Coma y Arrabal de Santa María (Les Barraques).

Medios de comunicación[editar]

Radio y Televisión[editar]

Alcira contó con una emisora de radio de alcance comarcal (e incluso provincial mientras emitió en Onda Media) entre 1934 y 1991. A finales de los 70, el industrial Luis Suñer Sanchis fundó Radio Color, que posteriormente fue adquirida por la Once y que actualmente se denomina Onda Cero La Ribera. En 1995 se fundó la emisora municipal Alzira Ràdio como consecuencia del taller de radio que se realizó en la Casa de la Cultura.

Desde 1986 cuenta con un canal de televisión de ámbito comarcal y en la actualidad de TDT: Ribera Televisió. Este medio privado comarcal, creado y dirigido por Rafael Guardiola Codes, cubre el hueco que dejaban las televisiones nacionales y autonómicas, apostando por hacer llegar hasta los hogares de la Ribera del Júcar y de otras comarcas cercanas incluso Valencia y l'Horta,las imágenes de la actualidad comarcal y difundir la cultura y lengua propia, tradiciones, fiestas, costumbres e historia. Ha recibido distintos reconocimientos en la Comunitat Valenciana y fuera de ella.

Prensa escrita[editar]

Alcira también cuenta con delegaciones de los diarios Levante-EMV y Las Provincias, ambos de ámbito autonómico y con edición comarcal. En cuanto a la prensa escrita local existen las revistas de difusión gratuita Viure Alzira (editada por el Ayuntamiento), y El Alfil (fundada en 1991) que abordan la actualidad de la ciudad. En 2001 se fundó Al Cor que desapareció en 2010 convirtiendo su formato a digital. En 2008 se creó la revista "Festalzira", dirigida por el fotógrafo local Miguel Ángel Gil, que trata de acercar a los alzireños las noticias festivas, culturales y sociales. La veu de la Ribera y RiberaMagazine son de ámbito comarcal.

Prensa en Internet[editar]

Por último, también existen varios diarios digitales, El Seis Doble, Web de la revista Festalzira", "Al Cor, Alziralmundo y Riberaexpress, con toda la actualidad y personajes de la ciudad.

Educación[editar]

Colegio La Purísima de Alcira.
Campus universitario de La Ribera, en Alcira.
Centro de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir, en el campus de Alcira.

La educación en Alcira depende de la Consejería de Educación de la Generalidad, titular de las competencias en materia de educación en el ámbito de la Comunidad Valenciana.

Educación infantil y primaria[editar]

  • Colegio Público Alborxí. Av. Luis Suñer, 27.
  • Colegio Público Ausiàs March. Av. Vicente Vidal, 16.
  • Colegio Público Federico García Sanchiz. av. del parque, sn.
  • Colegio Público García Lorca. José M. LLopico, 12.
  • Colegio Público Luis Vives. Canónigo Bernardo Blasco Carreres, s/n.
  • Colegio Público Pintor Teodoro Andreu. Masalavés, s/n.
  • Colegio Público Santa María de Aguas Vivas. Milagros Veres Marín, 4.
  • Colegio Público Tirant Lo Blanc. Cruz Roja, s/n.
  • Colegio Público Vicente Blasco Ibáñez. Maestro Moscardó, 34.
  • Colegio La Purísima. Partida Tulell, s/n.
  • Academia Júcar. Blasco, 17.
  • Colegio Sagrada Familia, Sagrada Familia 18.
  • Colegio Santos Patronos. Pérez Galdós, 52.
  • Colegio Británico de Alcira. British School of Alzira. Valle de Aguas Vivas.
  • Colegio Gloria Fuertes. Ruglo, s/n.

Educación secundaria[editar]

  • Instituto de Educación Secundaria José María Parra. Dr.Francisco Bono, 3.
  • Centro Integrado Público de Formación Profesional Luis Suñer Sanchis. Av. de los Deportes, 27
  • Instituto de Educación Secundaria Rey Don Jaime. Carretera de Gandía, s/n.
  • Instituto de Educación Secundaria Tulell oficialmente Nº4.C/en proyecto nº5 pt.Tulell
  • Centro de Formación de Personas Adultas Enric Valor. Ronda Algemesi, 2
  • Colegio La Purísima (Franciscanas). Partida Tulell, s/n.
  • Colegio Sagrada Familia - Instituto Secular Obreras de la Cruz. Sagrada Familia 18
  • Colegio Británico de Alcira. British School of Alzira. Valle de Aguas Vivas.

Educación universitaria[editar]

  • Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir. Campus de la Ribera, Alcira.
  • Universidad Nacional de Educación a Distancia. Calle Gandía, nº 16. Alcira.

Otra enseñanza[editar]

Personajes destacados[editar]

Actuales[editar]

Por orden alfabético:

Históricos[editar]

Vista general de la Plaza Mayor

Por orden cronológico:

Aunque no nació en Alcira, hay que destacar como personaje histórico fundamental en la ideosincrasia de la ciudad a San Bernardo de Alcira (Carlet, 1135 - Alcira, 1185), príncipe y diplomático andalusí, posteriormente convertido al cristianismo. Es santo de la Iglesia católica y fue designado patrón de la ciudad en el siglo XVII.

Ciudades hermanadas[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Topónimo en castellano según la Real Academia Española: Ortografía de la lengua española. Madrid: Espasa, 1999. ISBN 84-239-9250-0; "Apéndice 3", páginas 133-155.
  2. a b Asín Palacios, Miguel (1940). Contribución a la toponimia árabe de España. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas. p. 53. 
  3. Núcleos de Población de Alzira e INE Instituto Nacional de Estadística: Relación de unidades poblacionales de Alzira
  4. Geografía Histórica del Reino de Valencia, Carlos Sartú Carreres.
  5. Fallas de Alzira 2007, imágenes [1]
  6. Semana Santa de Alzira

Bibliografía[editar]

  • Ximeno, Vicente (1747). En la oficina de Joseph Estevan Dolz, ed. Escritores del Reyno de Valencia, chronologicamente ordenados desde el año M.CC.XXXVIII... Hasta el de M.DCC.XLVII: Chronologicamente ordenados desde el año MCCXXXVIII... Hasta el de MDCCXLVIII.. Procedente de Universidad de Harvard. Digitalizado el 9 Ene 2008. 
  • Morera, Juan Bautista (1995). Ayuntamiento de Alzira, Germanía Servicios Gráficos, S.L., ed. Historia de la fundación del monasterio del valle de Miralles y hallazgo y maravillas de la santísima imagen de nuestra señora de La Murta (Año 1773). p. 197. ISBN 84-88689-22-5. 
  • Soler i Estruch, Eduard (1976). Alzira al Cor. 
  • De Alzira, Rafael; De Valldaura, Jorge; Parra, José María; Montagud, Bernardo (1987). Falla Colonia Ana Sanchis, ed. Vieja Alzira. Galería Histórico-Artística de Cartonajes Suñer. p. 175. ISBN 84-404-0476-X. 
  • Rovira Marín, Alfonso (1995). Falla Camí Nou, ed. Crónicas de un pueblo. p. 229. ISBN 84-605-1485-4. 
  • Rovira Marín, Alfonso (1997). Falla Camí Nou, ed. Crónicas de un pueblo II. p. 189. 
  • Lairón Pla, Aureliano; Vercher Lletí, Salvador (1998). Ayuntamiento de Alcira, ed. Guía del Archivo Municipal de Alcira. ISBN 84-921921-3-5. 
  • Mas i Usó, Pasqual (1999). Edition Reichenberger, 1999, ed. Academias valencianas del barroco: descripción y diccionario de poetas. p. 587. ISBN 3931887642. 
  • Rovira Marín, Alfonso (2000). Falla Camí Nou, ed. Crónicas de un pueblo III. p. 237. 
  • Rovira Marín, Alfonso (2005). Falla Camí Nou, ed. Crónicas de un pueblo IV. p. 237. 

Enlaces externos[editar]