Te Deum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Te Deum (en latín: ‘A ti, Dios’, primeras palabras del cántico) es uno de los primeros himnos cristianos, tradicional de acción de gracias. Cuando no se cita como título de la obra sino como nombre común, se ha de emplear en minúscula y en una única palabra: tedeum.[1]

Suele ser entonado en momentos de celebración. El himno continúa siendo regularmente utilizado por la Iglesia católica romana, en el Oficio de las Lecturas encuadrado en la Liturgia de las Horas. También se suele entonar en las misas celebradas en ocasiones especiales como en las ceremonias de canonización, la ordenación de presbíteros,proclamaciones reales, etc. Los cardenales lo entonan tras la elección de un Papa. Posteriormente, los fieles de todo el mundo para agradecer por el nuevo Papa, se canta este himno en las catedrales.

Compuesto originalmente en latín, el nombre se debe a que así empieza su primer verso. Se suele denominar también como "Himno Ambrosiano", pues según una leyenda, lo compusieron en común San Ambrosio de Milán y San Agustín de Hipona: en el año 387, cuando San Agustín recibió el bautismo de manos de San Ambrosio: este último, movido por el Espíritu Santo, improvisó el himno y Agustín iba respondiendo a sus versos. Estudios recientes han verificado que el Te Deum en realidad fue escrito en el siglo IV por Aniceto de Remesiana.[2]

Por tanto, su origen se remonta probablemente a la primera mitad del siglo IV. En su forma actual se encuentra por primera vez en el "Antiphonarium Benchorense" de Bangor (Irlanda del Norte), que se debe fechar alrededor del año 690. Desde el siglo IX se conocen también diversas traducciones.

Letra[editar]

El Te Deum es usualmente recitado en las comunidades monásticas, durante la Liturgia de las Horas.

Aunque hay varias versiones del himno, una de las más aceptadas actualmente es:

Texto original en latín


Te Deum laudamus:
te Dominum confitemur.
Te aeternum Patrem,
omnis terra veneratur.

Tibi omnes angeli,
tibi caeli et universae potestates:
tibi cherubim et seraphim,
incessabili voce proclamant:

Sanctus, Sanctus, Sanctus
Dominus Deus Sabaoth.
Pleni sunt caeli et terra
maiestatis gloriae tuae.

Te gloriosus Apostolorum chorus,
te prophetarum laudabilis numerus,
te martyrum candidatus laudat exercitus.

Te per orbem terrarum
sancta confitetur Ecclesia,
Patrem immensae maiestatis;
venerandum tuum verum et unicum Filium;
Sanctum quoque Paraclitum Spiritum.

Tu rex gloriae, Christe.
Tu Patris sempiternus es Filius.
Tu, ad liberandum suscepturus hominem,
non horruisti Virginis uterum.

Tu, devicto mortis aculeo,
aperuisti credentibus regna caelorum.
Tu ad dexteram Dei sedes,
in gloria Patris.

Iudex crederis esse venturus.

Te ergo quaesumus, tuis famulis subveni,
quos pretioso sanguine redemisti.
Aeterna fac
cum sanctis tuis in gloria numerari.

Salvum fac populum tuum, Domine,
et benedic hereditati tuae.
Et rege eos,
et extolle illos usque in aeternum.

Per singulos dies benedicimus te;
et laudamus nomen tuum in saeculum,
et in saeculum saeculi.

Dignare, Domine, die isto
sine peccato nos custodire.
Miserere nostri, Domine,
miserere nostri.

Fiat misericordia tua, Domine, super nos,
quem ad modum speravimus in te.
In te, Domine, speravi:
non confundar in aeternum.

Texto en español

A ti, oh Dios, te alabamos,
a ti, Señor, te reconocemos.
A ti, eterno Padre,
te venera toda la creación.

Los ángeles todos, los cielos
y todas las potestades te honran.
Los querubines y serafines
te cantan sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios de los ejércitos.
Los cielos y la tierra
están llenos de la majestad de tu gloria.

A ti te ensalza el glorioso coro de los apóstoles,
la multitud admirable de los profetas,
el blanco ejército de los mártires.

A ti la Iglesia santa,
extendida por toda la tierra,te aclama:
Padre de inmensa majestad,
Hijo único y verdadero, digno de adoración,
Espíritu Santo, defensor.

Tú eres el Rey de la gloria, Cristo.
Tú eres el Hijo único del Padre.
Tú, para liberar al hombre,
aceptaste la condición humana sin desdeñar el seno de la Virgen.

Tú, rotas las cadenas de la muerte,
abriste a los creyentes el Reino de los Cielos.
Tú sentado a la derecha de Dios
en la gloria del Padre.

Creemos que un día has de venir como juez.

Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos,
a quienes redimiste con tu preciosa sangre.
Haz que en la gloria eterna
nos asociemos a tus santos.

Salva a tu pueblo, Señor,
y bendice tu heredad.
Sé su pastor
y ensálzalo eternamente.

Día tras día te bendecimos
y alabamos tu nombre para siempre,
por eternidad de eternidades.

Dígnate, Señor, en este día
guardarnos del pecado.
Ten piedad de nosotros, Señor,
ten piedad de nosotros.

Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti.
En ti, Señor, confié,
no me veré defraudado para siempre.

Celebración del Te Deum[editar]

En el ámbito católico es tradicional finalizar el año con un tedeum. El papa acostumbra a celebrarlo en la tarde del 31 de diciembre.

En algunos países también se realiza una ceremonia de acción de gracias con el nombre de Te Deum, con ocasión de sus fiestas nacionales. Así sucede en Argentina, Bolivia, Chile,[3] Colombia, Ecuador,[4] Guatemala, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

Obras musicales[editar]

Numerosos compositores de todos los tiempos han musicado el texto del tedeum en latín o en otros idiomas, como el Inglés en el caso de Handel, Purcell; podemos mencionar a: Jean-Baptiste Lully, Georg Friedrich Haendel, Franz Joseph Haydn, Wolfgang Amadeus Mozart, Hector Berlioz, Antonín Dvořák, Anton Bruckner o Benjamin Britten. Se sabe que Antonio Vivaldi compuso uno, pero hoy esta composición se ha perdido. Es especialmente famosa la introducción instrumental del Te Deum de Marc-Antoine Charpentier por ser la sintonía que utiliza la Unión Europea de Radiodifusión, especialmente para iniciar la emisión del famoso Concurso de Eurovisión. Por su parte, William Walton compuso un Te Deum con motivo de la coronación de Isabel II de Inglaterra en 1952.

Esta es la lista (no completa) de compositores famosos que han compuesto un tedeum:

Renacimiento[editar]

Barroco[editar]

Clasicismo[editar]

Romanticismo[editar]

Siglo XX[editar]

  • Ralph Vaughan Williams (1872-1958)
    • Te Deum para coro y orquesta y órgano (1928)
    • Festival Te Deum para coro y orquesta, y órgano (1937)
  • Max Reger (1873-1916)
    • Drei Orgelstücke opus 7, n.º 2 (1892) Fantasie über Te Deum laudamus
    • «Te Deum» de Zwölf kleine Stücke für die Orgel opus 59 (1901)
  • Havergal Brian (1876-1972), 1ª sinfonía The gothic para solistas, coro infantil, dos coros dobles y orquesta (1919-27). Los tres primeros movimientos están basados en el texto del Te Deum.
  • Joseph Haas (1879-1960), Te Deum, opus 100
  • Zoltán Kodály (1882-1967), Budavári Te Deum (1936)
  • Walter Braunfels (1882-1954), Te Deum, opus 32 (1920/1921) para soprano, tenor, coro mixto, gran orquesta y órgano
  • Wilhelm Furtwängler (1886-1954)
  • Ernst Pepping (1901-1981)
  • Sir William Walton (1902-1983), Coronation Te Deum para coro, orquesta y órgano (1952-53)
  • Hermann Schroeder (1904-1984), a capela o con órgano
  • Walter Kraft (1905-1977), Te Deum
  • Heinrich Sutermeister (1910-1995), Te Deum (1975)
  • Percy Young (1912-2004), Festival Te Deum (1961)
  • Benjamin Britten (1913-1976), Festival Te Deum, opus 32 para coro mixto y órgano
  • Hans Posegga (1917-2002), oratorio Te Deum benediktoburanum (1981)
  • Ruth Zechlin (1926-2007), Hochschule für Musik Hanns Eisler, 2001
  • Günter Gerlach (1928-2003), Te Deum, ciclo para órgano (1961)
  • Heinrich Poos (1928–), TU Berlin, Musikschule Hanns Eisler
  • Petr Eben (1929-2007), Te Deum de Praga, 1989
  • Xavier Benguerel (1931–), Te Deum para solistas, coro y orquesta (1993)
  • Krzysztof Penderecki (1933–), Te Deum para solistas, coro y orquesta (1979-1980)
  • Arvo Pärt (1935–), Te Deum para tres coros, piano, instrumentos de cuerda y cinta magnetofónica (1984, rev.1992).
  • Jan Sandström (1954–), Te Deum para coro y orquesta (1996)
  • Steve Dobrogosz (1956–)
  • Vicente Bianchi (1920) Tedeum (1968) para Orquesta interpretado hasta el año 2000 en la Catedral Metropolitana de Santiago. Actualmente solo un fragmento se hace en el mismo Tedeum y en forma completa en algunas Parroquias y Catedrales Chilenas.

Siglo XXI[editar]

  • Fernando Carrasco (1953–) y Joaquín Alliende Luco, Te Deum para coro y orquesta, con ritmos folclóricos chilenos, compuestos para la Solemne Liturgia del día patrio de Chile en la Catedral Metropolitana de Santiago (2002).
  • Siegfried Matthus (1934–), Te Deum para solistas, coro y orquesta (2005); compuesto para la reapertura de la Frauenkirche (Dresde) tras la restauración.
  • Winfried Nowak (1965–), Te Deum para soprano y coro mixto a tres voces a cappella (2006).

Notas[editar]

  1. El término «tedeum» no lleva tilde, según el artículo en el Diccionario de la lengua española de la RAE.
  2. http://www.britannica.com/EBchecked/topic/414010/Nicetas-Of-Remesiana
  3. En Chile tiene carácter ecuménico; se oficia en la Catedral Metropolitana de Santiago cada 18 de septiembre. Otras celebraciones similares a un Tedeum se pueden denominar Liturgia o también Oración Ecuménica por el nuevo gobierno o por la Patria, como ocurre cuando asume un presidente de la República (principalmente Chile) o cuando se entrega como ofrenda una nueva Constitución. En el año 2011, se efectuó por el Bicentenario del Congreso Nacional, mientras que en noviembre de 2010, este Canto fue incorporado a la Gran Misa por Chile, celebrada en el Templo Votivo de Maipú.
  4. Particularmente en Cuenca, se celebra el Te Deum dos veces al año, en las fiestas por la fundación y la independencia, como uno de los actos centrales, siendo el Alcalde y las principales autoridades civiles, militares y religiosas quienes lo presiden en la Catedral Metropolitana de la ciudad, con la participación de muchos feligreses.
  5. La UCA editará la partitura del Te Deum de Zabala interpretada hoy en la Iglesia del Carmen 200 años después