Valenciano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Idioma valenciano»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Valenciano (catalán)
Valencià (català)
Hablado en Bandera de España España
Región Bandera de la Comunidad Valenciana Comunidad Valenciana (Franja oriental de la Comunidad Valenciana)
Bandera de la Región de Murcia Región de Murcia (El Carche)
Hablantes 2 millones (2001)[nota 1]
Familia Indoeuropeo

  Itálico
    Romance
      Occitano-romance
        Catalán-valenciano-balear
         Catalán occidental
          Valenciano

Estatus oficial
Oficial en Bandera de la Comunidad Valenciana Comunidad Valenciana
Regulado por LogoAVL.jpg
Códigos
ISO 639-1 ca
ISO 639-2 cat
ISO 639-3 cat
Valenciano (catalán)
Extensión del valenciano (catalán)

Valenciano, lengua valenciana o idioma valenciano[nota 2] (valencià, llengua valenciana o idioma valencià en valenciano), es el glotónimo usado en la Comunidad Valenciana para referirse al catalán,[1] [2] [3] [4] así como también a las variedades dialectales del catalán hablada en dicha comunidad autónoma. Según el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, el «idioma valenciano»[nota 2] es la lengua propia de la Comunidad Valenciana, la cual se regirá por la normativa de la Academia Valenciana de la Lengua.[5] [6] Asimismo, distintas administraciones públicas nacionales la constatan como una de las lenguas oficiales habladas en España y ofrecen servicios en ella.[7]

El valenciano, que constituye también una de las principales variantes dialectales del catalán[8] junto con el catalán central y el balear, no puede considerarse un dialecto encuadrado dentro de las fronteras de la Comunidad Valenciana, sino que forma parte del bloque o dialecto occidental de la lengua catalana.[8] [9] El hecho de que los dialectos de la lengua catalana formen un continuum dialectal –al menos en su zona no insular– hace que muchas de las características que marcan el valenciano se encuentren en las tierras del Ebro catalanas y aragonesas (de habla catalana y no catalana), incluso llegando a las comarcas del Bajo Campo y al Bajo Cinca, al igual que muchas características del catalán noroccidental empiezan a aparecer ya en la comarca de la Plana Alta, configurando así una zona de transición entre el valenciano y el catalán noroccidental que algunos expertos denominan dialecto tortosí.[10]

Históricamente se han producido conflictos sobre su denominación, más recientemente sobre la normativa ortográfica (entre las actualmente oficiales Normas de Castellón de 1932, y las diferentes versiones de las Normas del Puig aparecidas a partir de 1979) y sobre su catalogación como lengua o dialecto respecto de la lengua catalana;[11] [cita requerida] estas discusiones se consideran zanjadas, en parte por diferentes sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana así como de la Academia Valenciana de la Lengua, que reconocen la unidad de la lengua.[12] [13] [14] [15]

Evolución y denominación de la lengua

Denominaciones del valenciano a lo largo de la historia.[16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30]

A partir de la segunda mitad del siglo XV, y a consecuencia de la irrupción del siglo de oro valenciano, se generalizó la denominación mayoritaria de “valenciano” o “lengua valenciana” para referirse al catalán del Reino de Valencia . Previamente, la lengua había recibido diversas denominaciones como romanç, vulgar o pla. También, durante un amplio período de tiempo (del siglo XVI al XIX) cobró fuerza la acuñación del término lemosín para referirse al valenciano, en forma de lengua común desprovista de compromisos territoriales.[31]

Romanç, vulgar, pla, català

Durante la Edad Media, la lengua era denominada habitualmente como romanç, pla, vulgar, o también como cristianesc para reflejar el contraste entre el habla romance de los cristianos y el árabe de los musulmanes.[32] Tras la conquista de Valencia una de las primeras muestras del uso de la lengua románica se encuentra en los mismos fueros y leyes del Reino de Valencia, siendo Jaime I quien insta a su uso mediante un privilegio otorgado el 4 de junio de 1264 en Calatayud.[33]

(...) nec iusticie alique regni predicti non admittant deinde libellum aliquem in latino nec in romantio (...) et ea omnia ponantur et scribantur in romancio in libro curie, et ita fiant deinde perpetuo omnes actus et sententie in romantio[nota 3]

Datum apud Calataiubium pride nonas iunij anno M CC LX IIII [34]

No es hasta finales del siglo XIII, cuando las denominaciones de las lenguas romànicas comienzan a asociarse con los gentilicios del territorio de origen, por lo que una misma lengua podía recibir diferentes nombres en función del marco natural o administritivo al que se adscribía.[32] [31]

Primeros textos valencianos que documentan el término català/llengua catalana para referirse a la lengua propia[35]
(...) de arabico in vulgare cathalano (...) a Berengario Eymerici, de Valentia, ad instanciam magistri Bernardi de Gordonio (...)

*Traducció del tractat De cibariis infirmorum, d’Abulcasis Ahazam; c.1320

sí que siats certs que tots aquells qui en la dita ciutat de Múrcia e en los davant dits llocs són, són vers catalans e parlen de bell catalanesc del món

* Ramon Muntaner, Crònica, cap.XVII; 1325-1329

A partir del siglo XV el término de "valenciano" se convertirá en la denominación usual de la lengua, ante el retroceso de otras denominaciones vigentes.[32]

Valenciano/lengua valenciana

La primera referencia en un documento jurídico sobre la utilización del término «valenciano» para referirse a la lengua, se encuentra en la documentación referente a un proceso judicial que tuvo lugar en Menorca entre los años 1343 y 1346, donde se hace constar que la madre del acusado, llamada Sibila, hablaba "valencianesch" al ser de Orihuela.[23] [36] Aún así, tradicionalmente se ha considerado como la primera referencia, la traducción del "Valerio Máximo" realizada por Antoni Canals en 1395, en cuyo prólogo dice: [37]

(...) tret del llatí en nostra vulgada lenga materna valenciana axí com he pogut jatssessia que altres l’agen tret en lenga cathalana (...)

En la esfera esclesiástica figuran abundantes referencias, como la traducción de la Biblia atribuida a Bonifacio Ferrer en 1478, cuyo colofón expone que: fon arromançada en lo monestir de Portaceli de lengua latina en la nostra valenciana. Entre los documentos pontificios, se encuentra uno correspondiente al pontificado del Papa valenciano Alejandro VI, de 1504, donde consta: lingua vulgari valentini expeditarum.[37] Por lo que respecta al ámbito literario, aparece el primer diccionario, el "Liber Elegantiarum" de Joan Esteve, publicado en Venecia con un explicit que menta la elaboración del libro en "latina et valentiana lingua",[37] mientras que en la segunda mitad del siglo XV, Joanot Martorell expone en la dedicatoria de su novela Tirant lo Blanch:[37]

(...) me atreviré expondre: no solament de lengua anglesa en portoguesa. Mas encara de portoguesa en vulgar valenciana (...)

En el siglo XVI la mención a la "lengua valenciana" es propia en todo tipo de documentos oficiales, especialmente destacables los emitidos y remitidos a los reyes, y documentos religiosos, etc. Así consta en la reedición de la Pragmàtica del rei Joan; en el Consell de la Vila de Elda de 1576; en la resolución 12-12-1592 del Archivo Capitular de Oriola, etc.[37] En la Biblioteca Ambrosiana de Milán se encuentra un manuscrito en latín donde figura el siguiente explicit:[nota 4]

«Ista expositio excerpta fuit ex magno volumine in lingua valentina composito per quemdam discipulum Raymundi. Inceptum Valentie mense decembris et finito mense Martii anni 1335» Esta exposición fue sacada de un gran volumen compuesto en lengua valenciana por un cierto discipulo de Ramon (Llull). Empezado en Valencia el mes de diciembre y acabado el mes de marzo de 1335
Liber d'amic e Amat, folio 34v del ms. Milà Ambrosiana, N 250 Sup[38]

El siglo XVII marca el inicio de la decadència a medida que las clases dirigentes empiezan a inclinarse por el castellano, aunque el uso del valenciano sigue extendido y las referencias al mismo son numerosísimas.[37]

Tras los decretos de Nueva Planta a consecuencia de la Guerra de Sucesión, el catalán deja de ser oficial en todos los territorios del dominio lingüístico mediante la prohibición de su uso,[39] por lo que la producción en lengua autóctona se resiente drásticamente hasta mediados del siglo XIX, cuando irrumpem movimientos como la Renaixença con el fin de normalizar y recuperar la lengua. En el ámbito valenciano, la alusión a la lengua autóctona se nutrirá de numerosos circunloquios como llemosí, provincial, regional, nostre dialecte, valencià o llengua valenciana, con tal de no mentar el carácter catalán del idioma.[40] Finalmente, el proceso de codificación lingüística culminará con la adopción de les Normes de Castelló en 1932, que aludiendo a la “lengua propia” aceptará la unidad idiomática mediante la incorporación de las grafías del Institut d’Estudis Catalans a la variante valenciana, relegando a un segundo plano la denominación de la lengua.[41]

Lemosín

El término lemosín o lengua lemosina, para referirse a la lengua catalana, gozó de gran prestigio en el ámbito valenciano de la literatura. El término aludía a un origen común entre occitano y catalán, considerándose como la lengua de los trobadores, arcaica y culta (ante las formas lingüísticas de la prosa).[42] El hecho de referirse a una lengua común sin compromisos territoriales, favoreció su arraigo entre la producción valenciana,[31] que aludía a la misma como enseña triunfal de diferenciación.[42] Durante la Renaixença valenciana, Teodor Llorente expuso «lo que aquí se llama lengua catalana, a la que nos permitirá a los valencianos apellidar lemosina, siguiendo nuestra antigua costumbre»(Las Provincias, 5-V-1868).[40]

Así, la primera referencia valenciana para el témino lemosín, data de 1531, en el Libre de Consels de Valencia, donde un poeta anónimo elogia al Llibre de les dones:[42]

Criat en la patria que es diu lemosina (...) no vol aquest llibre mudar son llenguatge

Sin embargo, el arraigo de la denominación cayó en desgracia desde mediados del siglo XIX, debido al carácter inexacto e inadecuado de la acuñación, que como atestigua la romanística, ha quedado desprovista de todo fundamento histórico y filológico.[42] Aunque a finales del siglo XIX aún se defendía su uso:

Yo no sé qué nombre tenga esa lengua. Pareciérame arrogancia llamarla valenciana ó catalana, modestia, decirle provenzal. Con frecuencia se la llama lemosina, y yo así la nombro, siquiera sea porque todos me entienden. La denominación podrá ser defectuosa; pero está admitida (...)

«Formación de los apellidos lemosines», discurso de J. Martínez Aloy para la Acadèmia de la Joventut Catòlica de València[43]

Conflictos sobre el nombre de la lengua

Durante la transición democrática española, la autonomía o heteronomía del valenciano respecto al resto de la lengua catalana fue motivo de debate y polémica entre los valencianos, normalmente con un trasfondo político. Finalmente, la Academia Valenciana de la Lengua (AVL), institución normativa oficial del valenciano, acordó por unanimidad un dictamen vinculante el 9 de febrero de 2005 concluyendo que "la lengua propia e histórica de los valencianos, desde el punto de vista de la filología, es también la que comparten las comunidades autónomas de Cataluña y de las Islas Baleares y el Principado de Andorra. [...] Las diferentes hablas de todos estos territorios constituyen una lengua".[44] . Y que:

“el término más adecuado para designar la lengua propia en la Comunidad Valenciana es la de valenciano (...). Este nombre puede designar tanto la globalidad de la lengua que compartimos con los territorios de la antigua Corona de Aragón ya mencionados, como también, con un alcance semántico más restringido, la modalidad idiomática que nos caracteriza dentro de esa misma lengua.”

principis i criteris per a la defensa de la denominació i l’entitat del valencià, 2005, p.6

Al dictamen de la AVL se le suma una sentencia en 1997 del Tribunal Constitucional en el que avalaba la denominación de catalán incluida en los estatutos de la Universidad de Valencia, y la antes citada sentencia del Tribunal Supremo en 2006 en la que obliga a la Generalidad Valenciana a la convalidación de los certificados administrativos de conocimiento del idioma autóctono aprobados por los gobiernos catalán y balear, consolidando jurídicamente la unidad de la lengua común.[13] [15] [12]

Distribución geográfica

Extensión del predominio lingüístico oficial valenciano (verde oscuro), y del castellano (verde claro).

Si hablamos de la lengua valenciana como sinónimo de la catalana, esta lengua es compartida por los habitantes de la Comunidad Valenciana, Cataluña, Baleares, Andorra, el Rosellón, la Franja de Aragón, el Carche murciano y la ciudad de Alguer en Cerdeña.

En la Comunidad Valenciana hay declarados oficialmente dos predominios lingüísticos territoriales, el castellano y el valenciano. Esta división toma como unidad el municipio, quedando las áreas definidas por la Ley de uso y enseñanza del valenciano. La zona de predominio lingüístico valenciano son los municipios que, según la Ley de uso y enseñanza del valenciano, son históricamente de lengua valenciana, ubicados geográficamente en el norte, en la costa de la Comunidad Valenciana, y en el área montañosa de la provincia de Alicante, abarcando aproximadamente el 75% del territorio y en ella reside el 87% de la población.

Así, por tanto, su dominio lingüístico abarca históricamente las comarcas litorales, el llano central y las áreas montañosas del sur. Hoy en día, en las grandes capitales históricamente valencianohablantes (y en cualquier parte del territorio, si bien de forma no tan acusada), la presencia del valenciano está en decadencia, a causa del proceso de minorización de esta lengua en favor del castellano. No obstante, en términos generales, ha experimentado una notable recuperación, ya que ha pasado del 4% de valencianos alfabetizados en 1982 al 85% en 2001.

La isoglosa del valenciano puede situarse dejando para el valenciano de transición tortosí la mitad norte de la provincia de Castellón (aplicando como criterio las diferencias de conjugación cante/canto) o bien incorporar como parte del valenciano el tortosí (este/aquest) dejando el resto del catalán occidental.

Historia

Mapa cronológico que muestra la evolución territorial de las lenguas del suroeste de Europa entre las que aparece el catalán.

El valenciano fue implantado en el antiguo Reino de Valencia por los repobladores de los condados catalanes que se establecieron en este territorio tras la conquista llevada a cabo por Jaime I el Conquistador. Estos colonos procedían de la zona occidental de la actual Cataluña (mayoritariamente del condado de Urgel). Aparte de algunas voces árabes o toponimia, no parece decisiva la influencia de mozárabes o árabes en la configuración básica de la lengua en los territorios valencianos.

Hasta hace poco se creía que las comarcas de la costa, hoy en día consideradas valencianohablantes, fueron repobladas por catalanes, y las del interior, consideradas como castellanohablantes, fueron repobladas con aragoneses aragonohablantes. Sin embargo, modernos estudios históricos de antroponimia, como el llevado a cabo por Enric Guinot, indican que la gran mayoría de pueblos valencianos fueron repoblados por gente tanto de Cataluña como de Aragón (además de grupos minoritarios de gente de Navarra, Occitania y Castilla) aunque en proporciones distintas con mayorías y minorías que decantaron el hablar de cada zona y comarca en una dirección u otra. A pesar de la no homogeneidad de los repobladores, existe un predominio claro, sobre todo a partir del siglo XIV, del elemento catalán, que en algunas zonas llegaría hasta el 80%, pero presente también aunque en minoría en las zonas donde el elemento aragonés es superior. Por este motivo el valenciano fue la lengua predominante en todo el Reino de Valencia excepto en tres comarcas con frontera con Aragón (Rincón de Ademuz, Alto Mijares, y Los Serranos), donde se repobló mayoritariamente con aragoneses castellanohablantes del sur de Aragón. El resto de las comarcas castellanohablantes actuales son producto de la repoblación con castellanos del siglo XVII, después de la expulsión de los moriscos, ya que estas comarcas eran de mayoría andalusí desde el siglo XIII hasta el XVII (o bien se trata de comarcas pertenecientes al reino de Castilla hasta la reorganización territorial de 1833). Así, por tanto, el Reino de Valencia no fue en la Edad Media un país con dualidad lingüística de valenciano/castellano, sino que las dos lenguas que se hablaban mayoritariamente eran el valenciano y el árabe, a excepción de las tres comarcas de habla castellana anteriormente citadas. [45]

Posturas minoritarias afirman que el estudio de Guinot no tiene en cuenta o asigna erróneamente algunos topónimos y apellidos, que considera mayoritariamente catalanes siendo en muchos casos aragoneses y en otros mozárabes. Según estas posturas, vinculadas normalmente al anticatalanismo, el valenciano proviene del romance hablado en tierras valencianas anterior a la conquista de Jaime I, de ahí su diferenciación, ya que se defiende que la entrada en Valencia de aragoneses y catalanes no alcanzó al 5% de la demografía valenciana, por lo que no pudo influir de modo importante sobre ésta y su idioma.[46] [47] Aunque entre el arabismo español del siglo XIX se había defendido que los habitantes de Al-Ándalus eran mayoritariamente bilingües árabe-romance, actualmente se considera que el romande andalusí se perdió durante el siglo XII, lo que invalidaria la tesis del origen anterior a la Conquista de Valencia.[48]

La comarca de la Vega Baja, en cambio, sufrió un proceso de sustitución lingüística por el castellano que se inició a mediados del siglo XVII con la repoblación de murcianos, después de finalizar una epidemia de peste negra en 1648 que afectó a la población anterior mayoritariamente valencianohablante. A mediados del siglo XX aún había una mínima presencia de valencianohablantes en localidades como Orihuela o Almoradí, y actualmente el municipio de Guardamar del Segura está considerado oficialmente como valencianohablante.

Mención aparte, dentro de la actual Comunidad Valenciana, requieren la comarca de Requena-Utiel que perteneció a Cuenca hasta 1851 y dos ciudades castellanohablantes del Alto Vinalopó (Villena y Sax) que pertenecieron a Albacete y Murcia respectivamente hasta 1836, y no son, por tanto, históricamente valencianohablantes al no haber pertenecido al Reino de Valencia. No obstante, según la estadísticas, cada vez es mayor el número de habitantes que comprenden la lengua y menor, aunque creciendo, el de los que saben hablarla.

Sociolingüística

Evolución lingüística en las zonas consideradas históricamente valencianohablantes[49]
Año Castellano Valenciano Bilingüe Otros
1989 49,6% 45,8% 4,5% 0,1%
1992 45,0% 50,4% 4,6% 0,0%
1995 47,2% 50,0% 2,8% 0,0%
2005 54,5% 36,4% 6,2% 2,9%
2008 56,8% 32,3% 7,6% 3,3%
Mapa sobre el conocimiento de valenciano.

El valenciano era durante el siglo XIX la lengua usada mayoritariamente en el territorio declarado actualmente como de predominio lingüístico valenciano.[50] Aunque ha ido sufriendo un proceso de minorización lingüística,[51] sobre todo por motivos políticos y movimientos inmigratorios, que ha afectado principalmente en el conocimiento de la lengua escrita, y de forma más acusada en las grandes concentraciones urbanas.

No obstante, hoy en día el conocimiento del valenciano se ha incrementado notablemente desde 1982, cuando la Generalidad implanta tanto la enseñanza del valenciano, como también las líneas de escolarización en valenciano en su sistema educativo, que cubren actualmente un 25% de las plazas. Desde entonces, el porcentaje de alfabetizados ha pasado de un 4% en 1982 al 38% en 2001, según el censo. Así mismo, alrededor del 84% afirman entenderlo, cerca del 47% afirman saber hablarlo[52] y, además, su dominio ha aumentado también en el territorio de predominio lingüístico castellano.

La Generalidad dispone de datos sociolingüísticos que ha ido realizando en diversos estudios y son sólo referentes al territorio de predominio lingüístico valenciano, exceptuando el conocimiento, que se analiza en toda la Comunidad Valenciana. No se conocen, por tanto, datos sociolingüísticos concisos sobre el uso social del valenciano en años anteriores a 1982, ni en el territorio de predominio lingüístico castellano, aunque se sabe que ha ido disminuyendo a lo largo de todo el siglo XX como consecuencia de los procesos de sustitución lingüística y por el saldo migratorio, positivo en todas las décadas, que atrajo a muchos habitantes de Castilla-La Mancha, Andalucía y la Región de Murcia hacia la Comunidad Valenciana.

Con respecto a los estudios existentes, el uso de las dos lenguas se mantuvo estable durante las décadas de los 80 y 90, pero en los últimos años ha aumentado ligeramente el porcentaje de castellanohablantes, así como el de bilingües y hablantes de otras lenguas, bajando significativamente el porcentaje de valencianohablantes. Esto puede deberse a la fuerte inmigración de los últimos años, procedente mayoritariamente de Hispanoamérica y del Magreb, la primera de las regiones de lengua castellana, por lo que la balanza tiende a inclinarse a favor de este idioma.[53]

Además, por otra parte, se da la circunstancia de que el Partido Popular gobierna en la Comunidad Valenciana desde 1995, año del anterior sondeo al último de 2005, por lo que diversas entidades sindicales[54] y culturales[55] asocian el descenso del uso social a motivos políticos.[56] Recientemente, en agosto del 2007, el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza del País Valenciano (STEPV) ha afirmado que el número de líneas en valenciano en la educación se ha quedado estancado desde 1997[57] a pesar del crecimiento vegetativo de la población experimentado en una década.

Uso del valenciano

En la Comunidad Valenciana existen dos lenguas de amplio uso y conocimiento entre la población autóctona: el valenciano y el castellano, declaradas como idiomas oficiales según el Estatuto de Autonomía. El valenciano está considerado como lengua propia, si bien el castellano es la lengua empleada por la mayor parte de la población y los medios de comunicación, pero ambas cuentan con una amplia tradición literaria y cultural. Aunque tradicionalmente y legalmente reciban el nombre de valenciano y castellano en la Comunidad Valenciana, respectivamente. Asimismo, en la Comunidad Valenciana existen dos predominios lingüísticos oficiales territorialmente para el castellano y el valenciano, definidas por la Ley de uso y enseñanza del valenciano, basándose en la distribución lingüística del siglo XIX.

El predominio castellano se concentra básicamente en una franja interior central y occidental, y un exclave (Aspe y Monforte del Cid) en el extremo sur, comprendiendo en ella el 25% del territorio y en la que residen el 13% de la población. En dicho territorio se emplean unas variantes dialectales que son la churra y la murciana, si bien esta última no está consensuada por todos los lingüistas debido a las diferencias dialectales de la Vega Baja del Segura y Villena con la zona oriental de Murcia. El valenciano tiene en esta zona un grado de conocimiento limitado.

El predominio del valenciano se concentra en la costa y comarcas contiguas, abarca un 75% del territorio y en ella reside el 87% de la población. En esta área, el 36,4% de la población afirma utilizarlo preferentemente en el hogar, según un sondeo del 2005, frente a un 54,5% que usa preferentemente el castellano.[58] Por zonas, el uso del valenciano en el hogar es predominante en las zonas de concentración urbana media o baja del área, mientras que el castellano lo es en las grandes concentraciones urbanas. El castellano que se habla en esta área es a grandes rasgos un estándar con algunos rasgos fonéticos y léxicos propios o influenciados por el valenciano.

Uso lingüístico en el hogar en las zonas valencianohablantes[59] [58]
Zona Castellano Valenciano Uso indistinto Otros
Región Alicante 78,0% 12,2% 4,5% 5,3%
Región Alcoy-Gandía 24,1% 67,7% 5,3% 2,9%
Área metropolitana de Valencia 71,6% 20,1% 8,2% 2,1%
Región Valencia 24,8% 66,4% 6,7% 2,1%
Región Castellón 39,2% 49,1% 6,6% 5,1%
Total 56,5% 33,4% 6,9% 3,2%
Fuente: Consejería de Educación, Cultura y Deporte[60]

En la parte de la Comunidad Valenciana donde es lengua propia, existe un proceso de sustitución lingüística del catalán (o valenciano) por el castellano. Este se ha completado casi del todo en la ciudad de Alicante[61] y está muy avanzado en la de Valencia, aunque aún no es importante en áreas rurales. Hasta época reciente, muchos hablantes estaban en situación próxima a la diglosia, lo que significa que usaban el catalán sólo en situaciones informales, mientras que en las situaciones institucionalizadas se usaba en exclusiva el castellano. Pero desde que se enseña en las escuelas ha aumentado mucho su conocimiento escrito, aunque en las últimas décadas ha retrocedido mucho su uso social. Además ha habido una importante inmigración desde otras partes de España, lo que ha contribuido al predominio estadístico del castellano en la comunidad.[62]

Conocimiento del Valenciano
Predominio lingüístico Entiende Sabe hablar Sabe leer Sabe escribir
Valenciano 74,4% 54,3% 50,0% 29,5%
Castellano 32,0% 10,0% 14,6% 5,8%
Total conjunto 68,8% 48,5% 45,3% 26,4%
Fuente: Consejería de Educación, Cultura y Deporte[60]

Según un sondeo de la Generalidad Valenciana realizado en el 2005 en la zona de predominio lingüístico valenciano, el castellano es utilizado "siempre" como lengua vehicular doméstica por el 48,1% de los encuestados, mientras que al valenciano le corresponde el 32,6%, casi un 3% corresponde con otras lenguas y, por último, el porcentaje restante afirma utilizar ambas lenguas oficiales en diferentes grados. No hay datos oficiales sobre usos lingüísticos en la zona de predominio lingüístico castellano, en la que reside el 13% de la población de la Comunidad Valenciana, según censo del 2006.

Uso del Valenciano en el Hogar
Uso Castellano Valenciano
Siempre 56,2% 28,8%
Generalmente 0,9% 1,1%
Más que la otra lengua 1,7% 1,9%
Indistintamente 5,6%
Otros idiomas 3,8%
Fuente: Consejería de Educación, Cultura y Deporte[60]

Siguiendo datos oficiales sobre el uso en el ámbito doméstico, por zonas dentro del territorio de predominio valencianohablante, el valenciano tiene un uso minoritario en el área metropolitana de Valencia y de la zona en la mitad sur de la provincia de Alicante, donde se utiliza siempre por menos del 30%. En cambio, el uso continuado del valenciano en el hogar es mayoritario en el resto del predominio lingüístico valenciano, con porcentajes de alrededor del 64% de la zona en la provincia de Valencia y en la mitad norte de la de Alicante, y el 46,2% de la zona en la provincia de Castellón.

Estos datos revelan, por tanto, que en los grandes núcleos urbanos el uso del valenciano es minoritario, mientras que suele ser mayoritario en las zonas de concentración urbana media o baja del área, dentro de la zona valencianohablante. Por último, el 6,2% de los encuestados afirma usar indistintamente ambas lenguas en el hogar.

Los dos mapas que se muestran a continuación indican el porcentaje de hablantes de valenciano (que afirman saber hablarlo) por comarca y por municipio. Los datos son también del censo del 2001.

Parlants de valencià per comarques.png
Coneixement del valencià per municipi.png


Normalización

Entre los siglos XV y XVIII se realizan las primeras compilaciones y vocabularios del valenciano, entre ellos el "Liber Elegantiarum" de Joan Esteve editado en Venecia o el Diccionario Castellano-Valenciano de Gregorio Mayans y Siscar (1699-1781), el "Diccionario Castellano-Valenciano" de Anselm Dempere (1727-1799), el "Breve Diccionario Valenciano-Castellano" de 1739 y el "Diccionario Valenciano-Castellano" de 1764, ambos de Carlos Ros.

Durante el siglo XIX se publica "Ensayo de un Diccionario Valenciano-Castellano", de Lluís Lamarca Morata (1828), que se inspira en la ortografía del castellano. En 1867 Josep Escrig Martínez publica su "Diccionario Valenciano-Castellano", también muy castellanizado, si bien en sucesivas ediciones, las aportaciones de Constantí Llombart lo modificaron sustancialmente, al que sigue el "Novísimo Diccionario General Valenciano-Castellano", de 1891, obra de Joaquim Martí Gadea, que sigue los pasos del de Escrig-Llombart.

En el año 1915 publicó Lluís Fullana Mira una "Gramàtica elemental de la llengua valenciana", en la cual, como miembro de la Academia de la Lengua Catalana, adoptó una posición convergente e intermedia de las normas ortográficas del Instituto de Estudios Catalanes con soluciones ortográficas dialectales. Esta postura fue evolucionando con diferentes matices, pero en 1931 firmó las Normas de Castellón,[63] adaptando su gramática a las mismas un año después.[64] En 1930, finalmente, Josep Joan Badia empieza a publicar su enciclopédico "Diccionari Català, Valencià, Balear". Todas estas obras no conseguirían una mínima normalización lingüística, que no llegaría hasta las Normas de Castellón de 1932.

Durante la Transición Española, se produjo la conocida como Batalla de Valencia, disputa identitaria sobre la simbología de la Comunidad Valenciana, dónde también se discutió la identidad de la lengua. Aparece entonces la Real Academia de Cultura Valenciana (con el nombre de Academia de Cultura Valenciana) que propugnó una ortografía para el valenciano diferente del catalán llamada Normes del Puig, de escaso uso. Desde la aprobación del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, se ha dado amparo oficial a las Normas de Castellón.

El certificado de conocimientos de valenciano expedidos por la Junta Calificadora de Conocimientos de Valenciano de la Generalidad Valenciana (JQCV) es convalidable en Cataluña y en las Islas Baleares, cosa que no sucedía al contrario, incluso después de que el Tribunal Supremo de España fallara el 1 de febrero de 2006 una sentencia (recurso de casación número 8075/1999) en la que se obligaba a la Comunidad Valenciana a convalidar y reconocer los certificados de conocimiento del catalán expedidos por la Generalidad de Cataluña (Junta Permanent de Català) y el Gobierno Balear (Junta Avaluadora de la Llengua Catalana), equiparados con los de la JQCV, sin embargo la Generalidad Valenciana se resiste a acatar la sentencia.[14]

Oficialidad

Por otra parte, con la llegada de la Segunda República española en 1931, se desarrollaron varios proyectos de Estatuto de Autonomía a iniciativa de distintas entidades, aunque por diferentes motivos nunca se tramitaron oficialmente. El primer proyecto, presentado en 1931 por el Partido Radical Blasquista con el nombre de "Anteproyecto de Estatuto de Autonomía de la Región Valenciana" recogía en su Título II, Artículo 2:

Art. 2. Serán oficiales de la Región Valenciana las lenguas valenciana y castellana, pudiendo usarse por tanto indistintamente.[65]

Tras esta iniciativa, en 1936 la organización sindical CNT presentó unas "Bases para el Estatuto de Autonomía del País Valenciano" que en su Base 1ª (Disposiciones generales), apartado B, proponía:

B/ El idioma valenciano será, con el castellano, lengua oficial del País Valenciano, debiendo redactarse las disposiciones oficiales en ambos idiomas y emplearse con el mismo carácter oficial, el castellano para las relaciones con el Estado español, sus autoridades y otras regiones autónomas.[66]

Los dos últimos proyectos, de 1937, son el "Anteproyecto de Estatuto de Autonomía de la Región Valenciana" desarrollado por Esquerra Valenciana y el "Proyecto de Estatuto de Autonomía para el País Valenciano" de la Unión Republicana Nacional.

Artc. 3. La lengua valenciana será la lengua oficial de la Región Valenciana; esta oficialidad, no obstante, será compartida con la castellana (...) las disposiciones oficiales de carácter general, emanadas de los poderes autónomos, serán redactadas en ambas lenguas. En las relaciones con el Estado Español el idioma oficial será el castellano. [Anteproyecto de Estatuto de Autonomía de la Región Valenciana; Título I, art.3][67] Art. 6º.- El idioma valenciano será lengua oficial, al igual que el castellano, en los organismos de carácter regional. [Proyecto de Estatuto de Autonomía para el País Valenciano; Título II, art.6][68]

Ya en la Transición mediante el Real Decreto de 1979 se regula la implantación en el sistema educativo:

Real Decreto 2003/1979, de 3 de agosto, por el que se regula la incorporación de la Lengua Valenciana al sistema de enseñanza del País Valenciano. [69]

Ente regulador

La Academia Valenciana de la Lengua

La Academia Valenciana de la Lengua (AVL) es una institución de la Generalidad Valenciana que tiene por objeto el determinar y elaborar la normativa lingüística del valenciano, a partir de las denominadas Normas de Castellón, y para ello cuenta con una serie de académicos, los cuales se ocupan de la gramática, la lexicografía, la onomástica, el fomento del uso de la lengua, la documentación lingüística y literaria, el asesoramiento lingüístico y las publicaciones. Las competencias de la AVL quedan recogidas en Ley 7/1998 de la Generalidad Valenciana, y se amplían en el Decreto 158/2002, de 17 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de la AVL, concretamente en su artículo número 2:

«Artículo 2. Serán competencias de la AVL:

a) Determinar la normativa oficial del valenciano en todos sus aspectos.
b) Fijar, a solicitud de la Generalidad las formas lingüísticamente correctas de la toponimia y la onomástica oficial de la Comunidad Valenciana, para su aprobación oficial.
c) Emitir y difundir informes o dictámenes y realizar los estudios sobre la normativa y la onomástica oficial valenciana, ya sea a iniciativa propia o a requerimiento de las Instituciones Públicas de la Comunidad Valenciana.
d) Estudiar el patrimonio literario y documental valenciano.
e) Velar por el uso normal del valenciano y defender su denominación y entidad.
f) Informar sobre la adecuación a la normativa lingüística de la AVL de los textos producidos por las Instituciones Públicas o que requieran la aprobación oficial, así como de la producción audiovisual de la Comunidad Valenciana.
g) Elaborar y elevar al Consejo de la Generalidad y a las Cortes Valencianas una Memoria Anual en la cual, además de exponer sus actividades durante el ejercicio, se recojan las observaciones y consejos pertinentes para el uso normal del valenciano en cualquiera de sus manifestaciones.

h) Las otras que, dentro del ámbito de sus competencias, le encarguen el Presidente de la Generalidad, las Cortes Valencianas o el Gobierno Valenciano.»[5]

La normativa oficial que ha establecido para el valenciano queda recogida en los siguientes textos:

  • El Diccionari ortogràfic i de pronunciació del valencià (2006),[70] una obra que sin pretensiones de perfección, incorpora un extenso léxico de más de 75.000 palabras con información relativa a su variación morfológica, especificando la pronuncación en aquellos casos en los que la ortografía no es transparente.
  • La Gramàtica normativa valenciana (2006),[71] la cual se estructura en cuatro grandes bloques dedicados a la ortografía, la sintaxis y la formación de las palabras. La obra tiene un carácter normativo y descriptivo, en la medida que trata de orientar sobre las formas más recomendadas en los registros formales y en el estándar, pero integrando las propuestas normativas dentro de una descripción general de la estructura de la lengua.
  • La normativa ortogràfica del valencià (2006),[72] con los criterios ortográficos del valenciano oficializados por la academia.
  • L'estàndard oral del valencià (2006), el cual tiene por objetivo el fijar unas pautas ortoépicas que sirvan de orientación a los usuarios de la lengua.[73]
  • Els gentilicis valencians (2006), que presenta las formas de los gentilicios correspondientes a los habitantes de todos los municipios valencianos, así como la grafía y la pronunciación del nombre de estos municipios.[74]
  • La Gramàtica Valenciana Bàsica (2013),[75] la cual tiene como propósito el hacer posible que el valenciano se integre con normalidad en el día a día, dé prioridad a las formas más correctas de la tradición y evite las interferencias de otras lenguas ocasionadas por la minorización lingüística.
  • El Diccionari normatiu valencià (2014),[76] [77] cuyo propósito es el proporcionar una obra útil con definiciones adecuadas y actualizadas (93.349 entradas), para un conjunto variado de usuarios del valenciano, combinando la tradición lexicogràfica con la terminología más moderna.

Descripción lingüística

Clasificación

El valenciano es una lengua indoeuropea de la subfamilia romance, concretamente una lengua del grupo lenguas occitano-románicas, puesto que el occitano y el catalán forman un grupo filogenético. Hay cierta discusión sobre si estas lenguas junto con otras forman un grupo filogenético más amplio dentro de las lenguas romances. Por su parte, el valenciano es una variedad del catalán occidental, y está constituido a su vez por varios subdialectos:

Características lingüísticas

Una parte importante de las características del valenciano son comunes en todas las variedades del dialecto occidental catalán.

Sistema de escritura

El alfabeto usado para escribir la lengua valenciana, como variante del alfabeto latino, consta de las 26 letras de este alfabeto, algunas de las cuales se han modificado para los diacríticos, etc. El sistema de escritura del valenciano presenta ciertas características particulares, como la escritura de la -l- geminada: -l·l- (como en intel·ligent –inteligente–). La otra característica es la ny [ɲ] (en español es equivalente a la "ñ") que se encuentra también en afaan oromo, aragonés, húngaro, quenya, valón, ladino, malayo, indonesio, ewe, , ganda, lingala, seSoto, swahili, zhuang y zulú. A parte de las letras hay signos diacríticos: el acento grave (`), el acento agudo (´) y la diéresis (¨), y algunos caracteres especiales como el guion (-) y el punto medio de la ele geminada (·).

Grafema Nombre del grafema
en valenciano)
Nombre del grafema
en castellano)
Pronunciación Notas
A a a [ä], [ə] Con las variaciones Àà
B b be o be alta be [b], [β], [p]
C c ce [k], [s], [g]
Ç ç ce trencada cedilla [s] Letra modificada, variación de la c (no forma parte del alfabeto simple)
D d de [d], [ð], [t]
E e e [ε], [e], [ə] Con las variaciones Éé Èè
F f efa, efe o ef efe [f], [v]
G g ge [g], [γ], [ʒ], [k]
H h hac hache muda o [h]
I i i [i], [j] Con las variaciones Íí Ïï
J j jota [ʒ]
K k ca [k] Usada únicamente en palabras de origen extranjero
L l ela, ele o el ele [ɫ]
L·L l·l ela, ele o el geminada ele geminada [ɫɫ] Letra compuesta, no forma parte del alfabeto simple. No puede estar ni al principio ni al final de palabra
M m ema, eme o em eme [m], [ɱ]
N n ena, ene o en ene [n], [ŋ], [ɱ]
O o o [ɔ], [o], [u] Con las variaciones Óó Òò
P p pe [p], [b]
Q q cu [k]
R r erra, erre o er erre [r], [ɾ]
S s essa, esse o es ese [s], [z]
T t te [t], [d]
U u u [u], [w] Con las variaciones Úú Üü
V v ve o ve baixa uve [b], [β] o [v], [v]
W w ve doble o doble ve uve doble [b] Usada únicamente en palabras de origen extranjero
X x ics o xeix equis [ʃ], [ks], [gz]
Y y i grega ye o i griega [i], [j] Usada solo en el dígrafo ny, algunos apellidos (como Aymerich) o en palabras de origen extranjero
Z z zeta [z]

Fonética

  • Vocalismo átono:
    • Se suele mantener el timbre de /e/ y /o/ átonas sin confundirlas con los fonemas /a/ y /u/ como ocurre en catalán oriental. Solamente observamos el cierre de la /o/ átona en algunos contextos, por ejemplo cuando la vocal tónica es [í], cunill (conill), cusí (cosí) y en ocasiones con /é/ y /ε/ tónicas, Jusep (Josep), puguera (poguera). Además la /e/ se suele confundir con /i/ en contacto con consonantes palatales: giner (gener), minjar (menjar). No existe la vocal neutra o central, típica del catalán oriental y que neutraliza los fonemas átonos /a/ y /e/ (las palabras palleta y pelleta suenan diferentes en valenciano). Se exceptúa la e inicial, pronunciada /a/ en algunos contextos: esperar [asperar], eixam [ajˈʃam]. En algunas localidades (como Oliva o Sueca) la -a final se pronuncia como è abierta: Oliva: Olivε (ε = e abierta).
Vocales valencianas.
  • Vocalismo tónico:
    • La e cerrada del latín vulgar se mantiene cerrada: cadena, alé, qué (con /e/ cerrada, mientras que en el catalán oriental es abierta en esas palabras).
    • El diptongo ui tiende a ser creciente /wí/ en las comarcas cercanas al centro del territorio: cuina -> cuína (cocina), pero en hui i huit la pronunciación creciente es mucho más general huí (hoy), huït (ocho).
  • Consonantismo:
    • No existe la yodización etimológica de las Islas Baleares (agúia y abeia por agulla y abella), pero en cambio sí que es frecuente entre los jóvenes el yeísmo castellanizante que transforma la Ll en un sonido Y, justo como en castellano actual: vall -> vai, ella -> eia.
    • En la mayoría de zonas de su dominio lingüístico, exceptuando los extremos norte y sur se mantiene la r final: cantaR, parlaR.
    • La t y p de los grupos finales -nt, -lt y -mp no se enmudece en la mayor parte del territorio, como en el balear, pero la simplificación (pont > pon, molt > mol, camp > cam) es normal en la zona norte y en zonas del interior sur.
    • En algunas zonas del dominio lingüístico, el grupo -tll- del catalán del norte es -tl- (pronunciado -l·l- o simplemente -l- en el valenciano (esta característica también se da en el balear y en la zona catalana del Ebro): ametlla (almendra) -> ametla, /a(r)mel·la/; vetllar (velar) -> vetlar, /vel·lar/.
    • La d intervocálica tiende a desaparecer: mocador -> mocaor. La terminación -ada del participio femenino singular se pronuncia -à: cremada -> cremà.
    • La <v> ortográfica se realiza labiodental (como en inglés o francés) igual que en balear, pero la confusión con /b/ es habitual en las comarcas centrales (valencià apitxat) y también se puede encontrar modernamente en las septentrionales (Los Puertos de Morella y El Maestrazgo). También es común la confusión betacista entre los jóvenes y las personas expuestas a la fonética castellana.

Morfología

  • Los artículos son el, la, els, les; excepto en la zona septentrional donde perduran lo y los.
  • No se usa el artículo delante de los nombres propios de persona: Ha vingut Joan.
  • Conservación de los tres grados en los demostrativos (pero con forma elidida, sin "aqu-" en los dos primeros grados) y adverbios locativos (como en castellano, aunque no es un castellanismo): este, eixe, aquell; açò, això, allò; ací, aquí, allí o allà.
  • En la zona del «apitxat», en las comarcas del norte y zonas del sur, los pronombres átonos suelen conservar la forma plena ante las formas verbales que empiezan en consonante: me dutxe, te dic, se pentina. En las comarcas al sur del río Júcar se utiliza la forma reforzada, como en el catalán estándar: em, et (pronunciado "el", "et" o "es"), es (em/en diuen Vicent, et/el/es veig més prim, es fa l'hora d'anar-nos-en). Como característica común del habla no estándar del catalán noroccidental y del valenciano (la extensión del catalán occidental), del balear y alguerés, el pronombre átono de la 1ª persona del plural es "mos": ens, -nos > mos.
  • Entre los hablantes del valenciano apitxat o central la preposición a se convierte en ad (o en an en la zona septentrional) cuando va precedida de un artículo comenzado por vocal tónica (li ho he dit ad ell / li ho he dit an ell = se lo he dicho a él).
  • El pronombre átono li de complemento indirecto siempre precede al de complemento directo (cuando éste existe), con lo que aparecen las combinaciones li'l (li'l done = se lo doy), li la (li la done = se la doy), li'ls (li'ls done = se los doy), li les (li les done = se las doy), siempre con complementos directos determinados, ya que si éste es neutro la combinación usada es li ho (açò, li ho done = eso, se lo doy.)
  • La primera persona del presente de indicativo de los verbos de la 1ª toma el morfema -e: jo cante. En las conjugaciones 2ª y 3ª toma el morfema cero: jo tem, jo dorm (este rasgo no se da en el Maestrazgo, donde estas formas toman el morfema -o, como en el resto del catalán occidental: jo canto, jo temo, jo dormo). En casi todo el valenciano es normal que estas formas tomen un refuerzo velar (-c, /k/): jo sent > senc, jo dorm > dorc, jo perd > perc. De esta manera, el valenciano popular distingue la primera de la tercera persona: jo dorc / ell dorm.
  • El presente de subjuntivo nunca toma los morfemas en -i propios del catalán oriental: son -e, -es, -e, -em, -eu, -en para la 1ª y -a, -es, -a, etc. para la 2ª y la 3ª.
  • El pretérito imperfecto de subjuntivo toma los morfemas con erre: -ara, -ares, etc.: jo cantara, tu cantares, etc.
  • En el valenciano central y en la zona de Elche (Elx) se conserva el pretérito perfecto simple del catalán clásico: jo cantí (jo vaig cantar) = yo canté, jo fiu (jo vaig fer) = yo hice.

Léxico

El léxico del valenciano es en buena parte coincidente con el catalán de Lérida y Tarragona. Pero diferenciándose en diversos nombres:


  • corder (be, xai): cordero
  • creïlla/pataca (patata): patata, papa
  • eixir/sortir (sortir): salir
  • hui/avui (avui): hoy
  • juí, perjuí, prejuí (judici, perjudici, prejudici): juicio, perjuicio, prejuicio
  • llaurador (pronunciado «llauraor»), masover (pagès): payés o labrador
  • servici/servei (servei): servicio
  • xàrcia/xarxa (xarxa, xàrcia): red
  • roig/vermell (vermell): rojo
  • paréixer/semblar (semblar): parecer
  • xiquet (nen): niño o chiquillo
  • xics, xicots, xicons (nois, xicots): muchachos
  • lletuga/encisam (enciam): lechuga
  • safanòria/carlota (pastanaga, safanòria): zanahoria
  • meló d'alger/meló d'aigua (síndria): sandía
  • rabosa/raposa (guineu): zorro
  • llanda/llauna (llauna): lata

  • vesprada (tarda): tarde
  • meua, seua, teua (meva, seva, teva): mía, suya, tuya
  • cementeri (cementiri): cementerio
  • depòsit (dipòsit): depósito
  • renyó (ronyó): riñón
  • espill (mirall): espejo
  • catifa (del árabe)/estoreta (estora): alfombra
  • xicotet/menut (petit): pequeño
  • vore (veure): ver
  • aguaitar (del árabe): asomarse, vigilar; es un arcaísmo en catalán
  • vidriola, lladriola (guardiola): hucha
  • misto (misto, llumí): cerilla
  • xarrar (xerrar): charlar
  • huit/vuit (vuit): ocho
  • dèsset/disset (disset): diecisiete
  • díhuit/divuit (divuit): dieciocho
  • dèneu/dinou (dinou): diecinueve
  • tindre (tenir, tindre): tener
  • desenrotllar/desenvolupar (desenvolupar): desarrollar
  • iaio (avi, iaio): abuelo
  • maduixa/fraula (maduixa): fresa
  • fardatxo/sargantana (llangardaix): lagarto

Préstamos lingüísticos

La mayoría de palabras del valenciano proceden del latín, aunque existen también una fracción apreciable de préstamos históricos de otras lenguas como: las lenguas germánicas como el gótico (Ramon 'Ramón', espia 'espía', ganivet 'cuchillo'... y los topónimos acabados en -reny, como Gisclareny) y más recientemente el inglés (bar, web, revòlver...); otras lenguas románicas como el francés (Brioix, garatge, fitxa...), el italiano (piano, macarró, pantà, pilot...), el occitano (espasa 'espada', beutat, daurar, aimia, el sufijo -aire...) y el del castellano (senzill, xoriço, amo, burro...); el árabe (alcohol, sucre, alcova... y muchos topónimos como Benicàssim, Albocàsser...), también el euskera (esquerre 'izquierdo', isard 'gamuza, rebeco, sarrio', estalviar... 'ahorrar', y muchos topónimos como Aran y Benavarri...).

Variedades subdialectales

Variedades dialectales del valenciano.

Al igual que las demás lenguas románicas de la península, el valenciano es notable por su uniformidad y las variantes dialectales no son demasiado divergentes ni comprometen la comprensión mutua. La división dialectal usada actualmente, para el conjunto de la lengua, es la que Manuel Milá y Fontanals propuso ya en el año 1861: el bloque dialectal oriental y el bloque dialectal occidental. Aunque en el caso del valenciano, la mayoría de subdialectos pertenecen al bloque dialectal occidental, con la excepción de la variante del catalán salat, hablado en Tárbena y en la Vall de Gallinera, lo cual hace que las mayores discrepancias afecten sobre todo a la fonética y a pequeñas variantes morfológicas y léxicas. Las zonas de uso de cada subdialecto no se puede delimitar con exactitud porque entre uno y otro siempre hay una franja de transición, más o menos amplia. Ateniéndose a ello, la lengua valenciana se puede dividir en varios subdialectos.

Las variantes del valenciano habladas en la Comunidad Valenciana son las siguientes:

El valenciano de transición

Este subdialecto puede considerarse como de transición entre los dialectos valencianos y el dialecto catalán noroccidental. Se habla en el Maestrazgo, Los Puertos de Morella (en la provincia de Castellón), Matarraña (en la provincia de Teruel) y Montsià, Bajo Ebro, Terra Alta y parte de la Ribera del Ebro, en la provincia de Tarragona.

  • Se elide la -r final: cantar > cantà, fer > fe.
  • La primera persona del presente toma la desinencia -o como en Cataluña: jo pense > jo penso. Además la -o se extiende de forma analógica a las conjugaciones II y III: bat > bato, sent > sento, córrec > corro.
  • Los artículos el/els suelen conservar la forma clásica lo y los, especialmente en la zona costera del Bajo Maestrazgo: el xiquet > lo xiquet, els pares > los pares.
  • Conservación progresiva de la -d- intervocálica.
  • No se african las palatales fricativas sonoras y sorda.
  • Como en la zona central, se extiende la articulación betacista de /v/. De este modo las palabras bella (bella) y vella (vieja) suenan ambas ['beʎa].

El valenciano castellonense o de la Plana

Es semejante al valenciano meridional y puede considerarse parte del valencià general, con las características típicamente asociadas al valenciano que se han visto anteriormente. Se habla en todo el sur de la provincia de Castellón. Entre los hablantes jóvenes se dan ciertas tendencias innovadoras que poco a poco se extienden por otros subdialectos valencianos:

  • El fonema fricativo palatal de caixa y peix, que suena como la <x> gallega o la <ch> portuguesa o francesa, tiende a sonar igual que el fonema /s/. Estos hablantes no pueden distinguir entre Lluís (Luis) y lluïx (del verbo lluir, lucir).
  • El grupo final -ts suena parecido o igual que la "ch" castellana de manera que passeig (paseo) y passets (pasitos) tienden a sonar igual.

El valenciano central o apitxat

Este subdialecto es hablado principalmente en la comarca de la Huerta de Valencia y alrededores. El valenciano central se caracteriza por mostrar un fenómeno fonético muy peculiar: el ensordecimiento de las consonantes sibilantes sonoras. Esto quiere decir que la /z/ sonora de casa se pronuncia como en castellano "casa" y la africada palatal /dʒ/ de gent o fetge se articula sorda igual que el fonema /tʃ/ (como la "ch" del castellano): gent > "chent", fetge > "feche". Otras características son:

  • La /v/ labiodental se suele confundir con /b/ (vi > "bi").
  • las consonantes finales delante de pausa se geminan y generan un refuerzo vocálico de tipo central: nit > ['nittë], poc > ['pɔkkë], colp > ['kɔlppë]. Esta [ë] representa a un sonido central muy breve semejante a la -e final del francés o del portugués peninsular.
  • Hay una fuerte tendencia yeísta, igual que en castellano moderno. De este modo el fonema /ʎ/ se vocaliza en una /j/: llop (lobo) > /jop/, vall (valle) > /baj/. A inicio de dicción esta "y" yeísta tiende a sonar igual que el fonema africado /dʒ/ de gent y fetge no siendo extraño que algunos confundan lloc (lugar) y joc (juego). Tanto el yeísmo como la africación de la consonante lateral fricativa sonora y sorda resultante son claramente de origen castellano y no son fenómenos desconocidos entre los jóvenes hablantes de otros dialectos, especialmente en las variedades urbanas.
  • Contiene una gran cantidad de castellanismos.

El valenciano meridional

Este subdialecto se localiza principalmente en la mitad sur de la provincia de Valencia, y la norte de la de Alicante. Es el subdialecto valenciano más extendido y que se asemeja más a las características típicas de esta modalidad de la lengua catalana de modo que algunos lo denominan valencià general. Este subdialecto se caracteriza por:

  • No ensordece las sibilantes sonoras a excepción de las ciudades de Játiva y Gandía, donde se ha establecido la fonética del apitxat.
  • Suele mantener /v/ y la /r/ final.
  • El vocalismo suele mostrar la armonía vocálica que cambia la articulación de la /a/ final en dirección a /ò/ abierta o /è/ abierta cuando estas vocales aparecen en posición tónica: dona > ['dɔnɔ], terra > ['tɛrɛ]. La armonía vocálica también se extiende por los otros subdialectos meridionales y no se desconoce en la zona central y castellonense, particularmente en el caso de [dɔnɔ] (dona).
  • Mantiene las consonantes geminadas o dobles "tl" /ll/ y "tn" /nn/
  • Los pronombres débiles se mantienen reforzados (et, em, es, en)

El valenciano alicantino

El valenciano alicantino es el subdialecto del extremo sur, en la comarca del Campo de Alicante y alrededores.[78] [79] Sus características son:

  • Se enmudece la /i/ delante de palatal fricativa sorda de modo que caixa (caja) y peix se articulan ['kaʃa] y ['peʃ] con el sonido /ʃ/ con que los rioplatenses pronuncian actualmente la <ll>.
  • La /r/ final es inestable en toda la zona y suele enmudecerse en la zona interior, igual que en valenciano septentrional y en catalán general.
  • La tendencia a elidir la /d/ intervocálica es muy acusada: roda (rueda) > roa, la dona (la mujer) > la ona, cada > ca, cadira (silla) > caira, vida > via, grenyuda > grenyua, etc.
  • La tendencia a elidir otras consonantes intervocálicas como /r/ o /s/: arbre (árbol) > abre, vellesa (vejez) > vellea.
  • Los artículos les y els suenan ambos es: es vaques por les vaques (las vacas).
  • El adverbio de lugar ací (valenciano general) se dice aquí y el pronombre demostrativo açò se dice astò.
  • Contiene gran cantidad de castellanismos como: assul (por blau), mueble (por moble), llimpiar (por netejar), gafes (por ulleres), ha hi (por hi ha).
  • Mantiene muchos arcaísmos desaparecidos en otros lugares: denans/ans (por abans, sustituido en el resto del valenciano por el castellanismo "antes"), devers (por cap a), dintre (por dins), maití (por matí).

Salado de Tárbena y Vall de Gallinera

El Salado es el dialecto de los municipios alicantinos de Tárbena y de la Vall de Gallinera.

Notas

  1. En la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia; incluye a los hablantes del valenciano de transición de la Comunidad Valenciana, pero no a los del valle del Ebro catalán y aragonés.
  2. a b El artículo 6 del Estatuto de Autonomía dice: 2. El idioma valenciano es el oficial en la Comunitat Valenciana, al igual que lo es el castellano, que es el idioma oficial del Estado. Todos tienen derecho a conocerlos y a usarlos y a recibir la enseñanza del, y en, idioma valenciano.
  3. Statuimus imperpetuum quod aliquis iurista, advocatus vel alius iurisperius non advocent in curia civitatis Valentie nec in aliqua curia totius regni, nec in alquibus appellationibus deinde aliquo tempore, exceptis apellationibus que ad nos venerint, nec iusticie alique regni predicti non admittant deinde libellum aliquem in latino nec in romantio, sed iusticie et judici scribant vel scribi faciamt querelam petentis et responsionen defendentis verbotenus et in plano, et omnia alia que partes dicere voluerint, et ea omnia ponantur et scribantur in romancio in libro curie, et ita fiant deinde perpetuo omnes actus et sententie in romantio"
  4. La versión latina (siglo XVI) del Llibre d'amic e amat se basa en un original de 1335 perdido, éste último escrito en Valencia y en catalán por un discípulo anónimo de Ramón Llull

Véase también

Referencias

  1. Consell Permanent de l’Institut d’Estudis Catalans (l 28 de febrero). iec.cat, ed. «Declaració sobre la denominació de la llengua catalana» (en catalán). Consultado el 1 de enero de 2014. 
  2. Perea, María Pilar. «Los verbos regulares de las variedades barcelonesa, mallorquina y valenciana. Una descripción comparativa interdialectal». Universitat de Barcelona. p. 1. Consultado el 14 de noviembre de 2009.  |autor= y |apellido= redundantes (ayuda)
  3. Cerdá Massó, R. (1991). www.canalsocial.ne, ed. «Mallorquín». Consultado el 16 de noviembre de 2009.  |autor= y |apellido= redundantes (ayuda)
  4. Comisión Europea (13 de junio). Comisión Europea, ed. «El catalán en la UE». Consultado el 17 de diciembre de 2009.  No menciona el valenciano por nombre, pero la resolución A-169 dice "actively used by a population of over 10 million" y esa cifra solo tiene sentido si incluyen Valencia.
  5. a b Generalidad Valenciana (16 de septiembre de 1998 y 17 de septiembre de 2002). «Ley 7/1998, de 16 de septiembre, de Creación de la Academia Valenciana de la Lengua y Decreto 158/2002, de 17 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL)» (pdf). DOCV. Consultado el 16/02/2013. 
  6. LEY ORGÁNICA 1/2006, de 10 de abril, de Reforma de la Ley Orgánica 5/1982, de 1 de julio, de Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana.
  7. La política lingüística de la Agencia Tributaria se basa en hacer efectiva la comunicación en su respectiva lengua cooficial a toda persona que así lo desee. Dado el volumen de información a traducir, la incorporación a esta página es gradual. Por ello encontrará contenidos en catalán, gallego, valenciano y, los no disponibles todavía en dichas lenguas, en castellano.
  8. a b Institut d'Estudis Catalans (ed.). «Valencià». Diccionari de la llengua catalana (en catalán). 
  9. Las hablas catalanas
  10. Mapas lingüísticos del tortosí
  11. Manifiesto de la entidad Lo Rat Penat sobre denominación y filiación del Valenciano.
  12. a b DICTAMEN SOBRE LOS PRINCIPIOS Y CRITERIOS PARA LA DEFENSA DE LA DENOMINACIÓN Y ENTIDAD DEL VALENCIANO.

    Es un hecho que en España hay dos denominaciones igualmente legales para designar a esta lengua: la de valenciano, establecida en el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, y la de catalán, reconocida en los Estatutos de Autonomía de Cataluña y las Islas Baleares.

  13. a b Sentencia del TSJCV a favor de la titulación de Filología Catalana en la Comunidad Valenciana
  14. a b Otra sentencia equipara valenciano y catalán en las oposiciones, y ya van 13. 20 minutos, 7 de enero de 2008.
  15. a b DECRETO 84/2008, de 6 de junio, del Consell, por el que se ejecuta la sentencia de 20 de junio de 2005, de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.
  16. Antoni Ferrando, Consciència idiomàtica i nacional dels valencians, València, Universitat de València, Valencia, 1980. ISBN 84-370-0162-5
  17. Antoni Ferrando i Miquel Nicolás, Panorama d'història de la llengua, Tàndem Edicions, Valencia, 1993. ISBN 84-8131-038-7.
  18. Antoni Ferrando i Miquel Nicolás, Història de la llengua catalana, Universitat Oberta,Ed. Pòrtic, Barcelona, 2005, p. 105-107, 165-169, 251.254. ISBN 84-9788-149-4.
  19. Rosalia Guilleumas, La llengua catalana segons Antoni Rubió i Lluch, Ed. Barcino, Barcelona, 1957. ISBN 84-7226-475-0.
  20. Antoni Mas i Forners, «De nationes seu linguae a cuius regio eius lingua. Les demominacions gentilícies de la llengua a Mallorca durant l'edat mitjana», Homenatge a Guillem Rosselló Bordoy, Volum II, Palma, 2002. p. 585-606. ISBN 84-95871-14-9.
  21. Josep Massot i Muntaner, "Antoni M. Alcover i la llengua catalana", II Congrés Internacional de la Llengua Catalana, Publicaciones de la Abadia de Montserrat, Barcelona, 1985, p. 118-127.
  22. Manuel Sanchis Guarner, "La llengua dels valencians", Ed. Tres i Quatre, Valencia, 1972. p. 2144.
  23. a b Antonio Planas Rosselló, El proceso penal en el Reino de Mallorca, Miquel Font Ed., Palma, 1998. ISBN 84-7967-067-3.
  24. August Rafanell (ed.), Un nom per a la llengua. El concepte de llemosí en la història del català, Vic/Girona, EUMO Editorial/Universitat de Girona, 1991. ISBN 84-7602-804-0.
  25. August Rafanell Vall-llosera, El llemosinisme. Un estudi de les idees sobre la variació lingüística en la història de la llengua catalana, Publicaciones de la Universitat Autònoma de Barcelona, Tesis Doctoral (microficha), Bellaterra: UAB, 1991.
  26. Mila Segarra, "Llengua i escriptura en la societat catalana medieval" dentro de Història de la cultura catalana I, Ed. 62, Barcelona, 1999, p.125-150. ISBN 84-297-4544-0.
  27. Sobre la llengua els valencians. informes i documents, Universitat de Valencia, Valencia, 1998.
  28. Germà Colón i Domènech, La llengua catalana en els seus textos I, Curial Ed., Barcelona, 1978. p. 39-59, 60-71. ISBN 84-7256-158-5.
  29. Germà Colón i Domènech, Estudis de filologia catalana i romànica, Institut Interuniversiari de Filología Valenciana - Publicaciones de la Abadía de Montserrat, Valencia/Barcelona, 1997, p. 185-194. ISBN 84-7826-833-2.
  30. Germà Colón i Domènech, De Ramon Llull al Diccionari de Fabra. Acostament a les lletres catalanes, Fundació Germà Colón, Publicaciones de la Abadía de Montserrat, Barcelona, 2003, p. 229-242. ISBN 84-8415-541-2.
  31. a b c Morán, Josep (2004). Estudis d'història de la llengua catalana) (en catalán). Barcelona: Publicacions de l'Abadia de Montserrat. pp. 109–115. ISBN 84-8415-672-9. 
  32. a b c Ferrando, 2005, p. 101-110.
  33. Sanchís Guarner, 1980, p. 162. "Jaume I disposà l'any 1276 que tota la documentació del Regne de Valencia fora redactada en romanç, i no en llatí. A la fi del segle XIII comença a utilitzar-se el català en tot el domini català com a llengua literària oficial"
  34. Banères, Patricia (2012). Histoire d'une répression: les judéo-convers dans le royaume de Valence aux premiers temps de l'Inquisition (1461-1530) (pdf) (en francés). (tesis doctoral). Université Paul Valéry - Montpellier III. pp. 238–240. 
  35. AVL, 2005, p. 33-38 (anexo 5).
  36. "Lingua valentina" en 1335 i "valencianesch" c. 1346 artículo del historiador Vicent Baydal del 12 de septiembre de 2011 (en catalán)
  37. a b c d e f AVL, 2005, p. 12-17 (anexo 2).
  38. Base de datos del Centre de Documentació Ramón Llull de la Universidad de Barcelona.

    De 1335 data el primer comentario expositivo del "Llibre d'amic e amat". És anónimo y va ser escrito en catalán en Valencia, pero sólo hemos conservado un resumen del siglo XVI en latín (...) Una versión posterior del comentario, ésta en catalán, data de 1492 y está conservada por Ms. T de una colección privada barcelonina: una comparación superficial entre el texto de los dos mss. ahora mencionados permite comprobar la dependencia.

  39. Martí Mestre, Joaquim (2010). «La llengua catalana en terres valencianes al segle XVIII. Resistència, estudi i conreu» (pdf). Zeitschrift für Katalanistik,23 (en catalán). pp. 201–227. 
  40. a b Simbor Roig, Vicent (1993). «El procés d’unificació ortogràfica al País Valencià». En IEC. Jornades de la Secció Filològica de l'Institut d'Estudis Catalans a Castelló (en catalán). Castelló: Universitat Jaume I. pp. 29–45. 
  41. Climent, Josep Daniel (2007). El naixement de les Normes de Castelló (en catalán) ps. Valencia: Levante-EMV. pp. 1–2. «s’ha de dir, que les Normes aprovades a Castelló, si bé deixaven de banda l’espinós tema del nom de la llengua, suposaven l’acceptació de la normativa fabriana adaptada a la realitat valenciana». 
  42. a b c d Rubió i Lluch, Antoni (1930). Del nombre y de la unidad literaria de la lengua catalana (Germà Colón edición). IEC. 
  43. AVL, 2005, p. 45-48 (anexo 7).
  44. AVL, 2005, p. 6.
  45. Guinot, Enric (primavera 2012). «El repoblament aragonés: colonització i llengües (segles XII i XIII)». Caplletra. Revista Internacional de Filologia (en catalán) (32): 85–94. Consultado el 14 de diciembre de 2014. «A tots i cadascun dels pobles més importants i més grans arribaren gents d’arreu, de pràcticament totes i cadascuna de les comarques catalanes i aragoneses, si bé amb un tret fonamental i decisiu per les seues conseqüències: en proporcions distintes, amb majories i minories que decantaren el parlar de cada zona i comarca en una direcció o una altra». 
  46. Gomez Bayarri, José Vicente (1998). La lengua valenciana hasta Jaime I. Diputación Provincial de Valencia. 
  47. El valenciano, lengua autóctona |Manuel Mourelle de Lema
  48. Els musulmans del regne de València: arabòfons persistents artículo del historiador Vicent Baydal del 14 de enero de 2013 (en catalán)
  49. Servicio de Investigación y Estudios Sociolingüísticos, Fondo de Datos Numéricos, de la Consellería de Cultura, Generalidad Valenciana. Datos de "lengua que habla en casa".
  50. El valencià, Butlletí de Dialectología Catalana VII, Barcelona 1921, referenciado por Josep Giner i Marco en Obra filológica (1931-1991), a cargo de A. Ferrando con la colaboración de Santi Cortés, Valencia: Institut Interuniversitari de Filología Valenciana
  51. Palomero, Josep (2005). «Valenciano y castellano en la Comunidad Valenciana». Rosario: III Congreso Internacional de la Lengua Española: Identidad y Globalización. Consultado el 2007. 
  52. Datos estadísticos del censo del año 2001, del Institut Valencià d'Estadística, Generalidad Valenciana[1]
  53. Idem, Josep Palomero
  54. STEPV-IV considera que la situación del valenciano es peligrosa ya que disminuye su uso y las actitudes lingüísticas no son favorables (en valenciano), 25 de febrero de 2005
  55. Miles de personas exigen al Consell más apoyo para la lengua (en valenciano), nota de prensa de la Federació d'Escoles Valencianes, marzo del 2005:

    [Traducción] Tal y como ha denunciado el presidente de Escola Valenciana, Diego Gómez, "la Generalitat no hace nada por la lengua, se encarga de instalar cortinas de humo que pueden acabar por disminuir de forma alarmante su uso, y de hecho, los últimos datos así lo confirman".

  56. La Acadèmia urge a firmar un "nuevo pacto cívico" ante el retroceso social del valenciano, El País de la Comunidad Valenciana, 26 de octubre de 2005.
  57. Una cuarta parte de los alumnos estudia en valenciano tras 24 años de Llei d'Ús, El País de la Comunidad Valenciana, 25 de agosto de 2007:

    Explica Vicent Mauri, del STEPV, [...] que el Gobierno del PP apenas ofrece más líneas en valenciano desde que Fernando Villalonga dejó de ser consejero de Educación en 1997. "No hay una política de promoción del valenciano por parte de la Administración", función que pasan a desempeñar el profesorado y colectivos sociales como Escola Valenciana.

  58. a b Servicio de Investigación y Estudios Sociolingüísticos de la Consellería de Cultura, Generalidad Valenciana. Encuesta de junio del 2005 donde se pregunta a 6.666 personas "¿Qué lengua es la que utiliza en casa?". Para el estudio se ha divido la zona valencianohablante en cuatro áreas: Se han agrupado para el uso preferente del castellano los que contestaron que usaban esa lengua en el hogar siempre, generalmente o más que el valenciano, y para el uso preferente del valenciano los que usan esa lengua siempre, generalmente o más que el castellano.
  59. [2]
  60. a b c Conocimiento y uso social del valenciano. Encuesta 2010
  61. Montoya, Brauli: La difusió social de la substitució lingüística a la ciutat d’Alacant: Assaig d’una cronologia, Treballs de sociolingüística catalana 13, pp. 25-38
  62. Estadística d'usos Lingüístics a Catalunya
  63. Climent i Corberà, Eliseu (1982). Les normes de Castelló. Eliseu Climent. pp. p.43. ISBN 8475020577.  Parámetro desconocido |enlace autor= ignorado (ayuda)
  64. prólogo de Antoni Ferrando en L'obra lingüística de Lluís Fullana i Mira, de Josep Daniel Climent, ed. Denes, 2004 (en catalán)
  65. Anteproyecto de Estatuto de Autonomía de la Región Valenciana
  66. Bases para el Estatuto de Autonomía del País Valenciano
  67. Anteproyecto de Estatuto de Autonomía de la Región Valenciana
  68. Proyecto de Estatuto de Autonomía para el País Valenciano
  69. Real Decreto 79 sobre la lengua valenciana
  70. Acadèmia Valenciana de la Llengua (2006). «Diccionari ortogràfic i de pronunciació del valencià». www.avl.gva.es (en valenciano). Consultado el 16/02/2013. 
  71. Acadèmia Valenciana de la Llengua (2006). «Gramàtica normativa valenciana». www.avl.gva.es (en valenciano). Consultado el 16/02/2013. 
  72. Acadèmia Valenciana de la Llengua (2006). «La normativa ortogràfica del valencià». www.avl.gva.es (en valenciano). Consultado el 16/02/2013. 
  73. Acadèmia Valenciana de la Llengua (2006). «L'estàndard oral del valencià». www.avl.gva.es (en valenciano). Consultado el 16/02/2013. 
  74. Acadèmia Valenciana de la Llengua (2006). «Els gentilicis valencians». www.avl.gva.es (en valenciano). Consultado el 16/02/2013. 
  75. EUROPA PRESS (09.11.2013). «La Gramàtica Valenciana Bàsica aspira a corregir las interferencias del castellano». www.levante-emv.com (Editorial Prensa Ibérica). Consultado el 2 de febrero de 2014. 
  76. Diccionari normatiu del valencià
  77. EUROPA PRESS (01.02.14). «La AVL ratifica su Diccionari normatiu con el que avala la «unitat de la llengua»». www.lasprovincias.es (Vocento). Consultado el 2 de febrero de 2014. 
  78. Carles Segura Llopes, Variació dialectal i estandardització al Baix Vinalopó, Universitat de València, Biblioteca Sanchís Guarner, València, 2003. ISBN 84-8415-555-2.
  79. El valencià alacantí dins de l'Atlas lingüístic del valencià

Bibliografía

  • Ferrando, Antoni; Nicolás, Miquel (2005). Història de la llengua catalana (en catalán). Universitat Oberta. Barcelona: Ed. Pòrtic. ISBN 84-9788-149-4. 
  • ——— (1980). Aproximació a la Història de la llengua catalana (en catalán). Barcelona: Salvat. ISBN 8434540339. 

Enlaces externos

Wikipedia
Esta lengua tiene su propia Wikipedia. Puedes visitarla y contribuir en Wikipedia en valenciano.