Segundo Gobierno de Fernando Belaúnde Terry

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Segundo Gobierno de Fernando Belaúnde Terry
(1980-1985)
Escudo nacional del Perú.svg
Autoridades
Vicepresidentes Fernando Schwalb López-Aldana
Javier Alva Orlandini
Presidente del Consejo de Ministros Manuel Ulloa Elías
Fernando Schwalb López-Aldana
Sandro Mariátegui Chiappe
Luis Pércovich Roca
Datos Generales
Elegido en Elecciones generales de 1980
Toma de mando 28 de julio de 1980
Fin del gobierno 28 de julio de 1985
Gobierno Anterior Gobierno de Francisco Morales Bermúdez
Gobierno Posterior Primer Gobierno de Alan García Pérez
[editar datos en Wikidata]

El segundo gobierno no consecutivo de Fernando Belaúnde Terry, empezó el 28 de julio de 1980 y culminó el 28 de julio de 1985.

Toma de mando[editar]

La ceremonia de posesión se realizó en el Congreso de la República el lunes 28 de julio de 1980, contó con la presencia de los presidentes João Baptista Figueiredo de Brasil, Julio César Turbay de Colombia, Rodrigo Carazo de Costa Rica, Fidel Castro de Cuba, Jaime Roldós Aguilera de Ecuador, Adolfo Suárez de España, Fernando Romeo Lucas García de Guatemala José López Portillo de México, Arístides Royo de Panamá, Alfredo Stroessner de Paraguay, Antonio Guzmán de República Dominicana, Luis Herrera Campins de Venezuela.; los miembros de la Junta de reconstrucción de Nicaragua, Sergio Ramírez Mercado y Rafael Córdoba Rivas, además estuvo la primera dama de EE.UU. Rosalynn Carter, el embajador de EE.UU. Harry W. Shlaudeman, el representante de Ecuador, Galo Plaza Lasso y el ministro de Minas de Zambia, Mwaya Mumbana.

Gobierno[editar]

Crisis de la embajada de Perú en Cuba[editar]

Apenas tomó posesión del gobierno, Belaunde se enfrentó a esta crisis, que se originó en enero de 1980 cuando 24 cubanos que buscando escapar del régimen impuesto por Fidel Castro en Cuba, ingresaron violentamente a bordo de un autobús a la Embajada de Perú en La Habana. El embajador peruano Edgardo de Habich Rospigliosi permitió el ingreso de las fuerzas especiales cubanas para desalojar los invasores, esta acción le costó el puesto al embajador por no haber recibido la autorización del gobierno peruano.

El 28 de marzo fue el segundo ingreso de cubanos en la embajada y el 1 de abril fue el tercer ingreso realizado bajo fuego por parte de la milicia cubana; en este incidente resultó muerto un militar cubano. Fidel Castro exigió al gobierno peruano que entregará a los cubanos refugiados en la embajada. Frente a la negativa del Perú de hacerlo, Fidel Castro lanzó un comunicado de prensa el día 4 de abril, por el cual retiraba la seguridad a la sede diplomática por lo que "dicha sede queda abierta para todo aquel que quiera salir del país". Ya para el domingo 6 de abril habían entrado 10.803 cubanos en la Embajada de Perú.

La crisis culminó en junio de 1980 cuando se concedieron visas humanitarias a los refugiados, España dio 350 visas, Canadá 600, Costa Rica 250 y Perú 750. Llegaron al Perú 450 cubanos, cifra que aumentó a 742 para agosto. La mayoría fue instalada en un campo de refugiados en el Parque Túpac Amaru de San Luis. La mayoría de los asilados en Perú volvió a emigrar.

Conflicto con Ecuador[editar]

El 22 de enero de 1981, el gobierno peruano denunció el ataque a una de sus aeronaves cuando realizaba una misión de abastecimiento a puestos de vigilancia en el río Comaina (territorio peruano). El entonces Presidente del Perú, Arquitecto Fernando Belaúnde Terry, ordenó la inspección del río Comaina hasta sus nacientes en el lado oriental de la Cordillera del Cóndor, comprobándose la existencia dentro del territorio peruano de tres destacamentos militares ecuatorianos con sus respectivas instalaciones. Este hallazgo causó acciones de fuerza, logrando las fuerzas peruanas desalojar los destacamentos ecuatorianos.

Pero, tras la medición de las coordenadas, se comprobó que no correspondían a la mencionada Paquisha sino, como lo calificó el presidente Belaúnde, a un "falso Paquisha". Tras las escaramuzas, que motivaron la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA), el acta Sorrosa-Du Bois fijó las coordenadas de ubicación permitidas para las tropas fronterizas, ratificando la condición de la mencionada cordillera como límite natural entre ambos países.

En 1992, los presidente de Perú y Ecuador, Alberto Fujimori Fujimori y Rodrigo Borja Cevallos, suscriben el llamado Pacto de Caballeros en el que se comprometen a buscar soluciones pacíficas a las diferencias. Sin embargo, en el mes de diciembre de 1994, después de una declaración oficial por parte del gobierno peruano, que reclamaba como suyos los territorios en disputa, y frecuentes encuentros entre patrullas de ambos países, se empiezan a notar movilizacionies del ejército del Ecuador, que desde 1981 había estado preparándose para enfrentar un conflicto generalizado, desplegando sus sistemas de defensa en el área de la Cordillera del Cóndor.

Aspecto social[editar]

Durante los tres últimos años del gobierno, el país afrontó diversas crisis, entre 1982 y 1983 ocurrió el Fenómeno del Niño, que golpeó fuertemente a la costa norte de Perú. A partir de 1983, la caída de los precios de los metales desencadenó una preocupante crisis económica, que se evidenció con las dificultades para el pago de la deuda externa, un fuerte aumento de la inflación y la devaluación del sol.

Otro incidente de gravedad ocurrido en su gobierno fue la debelación del Motín del Penal El Sexto, reclusorio ubicado en el centro de Lima, la mañana del 27 de marzo de 1984 un grupo de 60 reclusos tomó como rehenes a varias personas que visitaban el penal para entregar donaciones que ayudarían a paliar las duras condiciones carcelarias del viejo recinto, reclamando el fin de los abusos, mejor alimentación y vehículos para salir del penal, entre los rehenes se encontraba la esposa del Embajador de Venezuela, este hecho fue conocido por el presidente quien ordenó las negociaciones para poner fin al problema, sin embargo los reclusos se mantuvieron inflexibles y acrecentaron su violencia, asesinando frente a las cámaras de televisión a dos de los rehenes.

Por la noche el motín fue develado por un grupo especial de la Guardia Republicana que ultimó a 22 internos, hirió a 40 y dispersó al resto, este hecho fue el más violento de ese año, incluso el Ministro del interior de aquella época no dudó en declarar que el motín tuvo una inspiración directa de Sendero Luminoso, debido a que varios de sus integrantes estaban recluidos en el viejo penal, el mismo que fue desalojado y clausurado al año siguiente.

Terrorismo[editar]

El problema más grave que enfrentó el gobierno de Fernando Belaúnde fue el accionar de la organización terrorista maoísta Sendero Luminoso, dirigida por Abimael Guzmán. Este grupo declaró la guerra al Estado peruano en el departamento de Ayacucho en mayo de 1980, empobrecido debido a siglos de explotación colonial y esclavitud en Perú. A partir de 1983, Sendero Luminoso intensificó su campaña, imponiendo un terrorífico régimen de violencia extrema en el sur andino y asesinando indiscriminadamente a miles de campesinos, profesionales, comerciantes y autoridades locales, miles de sus militantes fueron asesinados salvajemente por Sendero Luminoso.

Los hechos más graves sucedidos en este tiempo fueron la Masacre de Ucchuracay donde ocho periodistas y un guía del lugar, fueron asesinados por los moradores de dicho distrito andino al confundirlos con militantes de Sendero Luminoso y la masacre de Putis, donde cerca de doscientos civiles fueron masacrados por una unidad del ejército al ser confundidos también con militantes de Sendero Luminoso y enterrados en un conjunto de fosas comunes clandestinas. Sin embargo, la reacción del presidente ante estos graves sucesos fue secreta y en ocasiones dudosa.

Sabido es que el presidente nunca ordenó la entrada en acción de las Fuerzas del Orden cuando en dos oportunidades tuvieron cercado al líder senderista Abimael Guzmán Reinoso y su cúpula, lo que hubiese determinado el fin de la Guerra Interna (Primero en los Andes Ayacuchanos en 1982 y Segundo en Lima en 1984) por considerar que se podría producir algún exceso, lo que conllevaría a la Comunidad Internacional, a acusar a su gobierno como "asesino".

Ante la escalada terrorista, nunca se diseñó una estrategia tendiente a combatirla, sino simplemente se declaró el Estado de Emergencia y se envió a las Fuerzas armadas y las Fuerzas Policiales a combatir a los alzados en armas. Este hecho agravó mucho el conflicto, pues los uniformados se entregaron a una brutal campaña represiva que costó -de modo similar- miles de vidas.

Las reiteradas violaciones de los derechos humanos en las regiones del conflicto, los crímenes y abusos no divulgados de efectivos militares y policiales peruanos, así como los de Sendero Luminoso, convirtieron al gobierno de Fernando Belaúnde en uno de los más violentos de la historia de Perú.

Aspecto económico[editar]

Se vio afectado por una aguda crisis económica, que se puso de manifiesto en los siguientes hechos:

  • Aumento exagerado de los precios, como consecuencia de la inflación. Esta se elevó de 70% a 125% anual, hasta ese entonces la más alta del siglo (con el siguiente gobierno de Alan García se escalaría hasta la hiperinflación).
  • La devaluación o pérdida del valor de la moneda. El gobierno recurrió a la práctica de las devaluaciones periódicas, unas veces pequeñas, otras no tanto, pero todas incidían inevitablemente en los precios y en la reducción del poder adquisitivo de la gente. De 280 soles oro que costaba el dólar en 1980, se pasó a los 12.000 en julio de 1985. En febrero de 1985 se instauró como nueva unidad monetaria el Inti, en reemplazo del Sol de oro (un inti equivalía a 1.000 soles de oro).
  • Aumento de la deuda externa. De 10.000.000.000 de dólares que se debía en 1980 como herencia del régimen militar, se elevó a 14.000.000.000 en julio de 1985 (es decir, aumentó en un 40%). El gobierno pidió al Fondo Monetario Internacional ser más flexible en el cobro de los intereses y amortizaciones de la deuda, exigiendo plazos más largos y rebaja de intereses y amortizaciones. A tal extremo llegó la situación que el gobierno tuvo que suspender los pagos en 1984 (moratoria).
  • La reducción de la producción industrial originada por la importación masiva de productos extranjeros, aumentando, consiguientemente, una gran desocupación.
  • La disminución de la producción agrícola por la falta de apoyo crediticio y deficiente administración de las cooperativas agrarias.
  • La disminución de los precios de los principales productos de exportación, como los metales, el azúcar, el algodón, etc., consecuencia de la recesión mundial de 1980-1982, Aún más, las exportaciones se redujeron por el proteccionismo dictado en Europa y Estados Unidos, quedando así cerrados los mercados tradicionales. Todo lo cual se tradujo en una disminución drástica de divisas (dólares). En años anteriores se suplía el vacío del déficit con un creciente endeudamiento, pero ese recurso ya se había agotado.
  • Por si fuera poco, sobrevino la furia devastadora de la naturaleza: el fenómeno de El Niño de 1983, que ocasionó inundaciones y sequías que perjudicaron la agricultura y las infraestructuras, calculándose las pérdidas en mil millones de dólares. Si sumamos a ello la violencia terrorista, con sus crímenes selectivos y destrucción de infraestructura (torres de alta tensión, puentes, etc.), el panorama era poco menos que desalentador.

El Premier y Canciller Sandro Mariátegui Chiappe (hijo de José Carlos Mariátegui), en su informe al Congreso de 1984 se quejaba de los plazos cortos y los intereses altos de la deuda externa, así como exigía mayor justicia en los precios de los productos de exportación y mejor recepción de los mismos, criticando las medidas proteccionistas dictadas en Europa y Estados Unidos.

Casos de corrupción pública[editar]

Bajo este gobierno estallaron diversos escándalos de corrupción, como los casos Guvarte, Vollmer, Bancoper, Mantaro-Pachitea y Villa Coca.

  • El caso Guvarte.- Involucró al ministro de justicia Enrique Elías Laroza (del PPC, partido aliado del gobierno). Durante el periodo en que estuvo al frente del portafolio de Justicia (1981-1982), Elías Laroza firmó contratos para la construcción y equipamiento de centros penales con la compañía española Guvarte, como parte de un acuerdo de ayuda crediticia entre los gobiernos peruano y español. El elevado costo que demandaban dichas obras (55 millones de dólares) y sus aparentes deficiencias, levantaron sospechas. El contralor general Miguel Ángel Cussianovich, presentó cargos contra Elías y sus cercanos colaboradores por malversación de fondos públicos. El caso fue abandonado cuando Elías adquirió inmunidad parlamentaria al ser elegido diputado en 1985. En su defensa, el ex ministro arguyó una conspiración política en su contra.
  • El caso Vollmer.- Involucró al primer ministro y ministro de Economía Manuel Ulloa, el hombre fuerte del régimen belaundista, que era a la vez un empresario con intereses en varios negocios, como el de las telecomunicaciones (el diario Expreso y el canal 5 de televisión). Ulloa, al parecer, favoreció a un conglomerado empresarial venezolano, el Grupo Vollmer (del que era accionista y miembro del directorio), en la venta de Irrigadora Chimbote S.A. Este escándalo ocasionó que en diciembre de 1982 Ulloa renunciara a su cargo político.
  • El caso Bancoper.- Involucró al Estado en un intento frustrado de rescatar a Bancoper, un banco privado que atravesaba serias dificultades por préstamos hechos a empresas del Grupo Bertello, uno de sus principales accionistas. A favor de dicho banco, el Estado usó 30 millones de dólares del Banco Central de Reserva y del Banco de la Nación, procedimiento irregular que generó en el Congreso una acusación constitucional (1985).
  • El caso Mantaro-Pachitea.- Involucró a dos ministros del gobierno belaundista que aceptaron una deuda de 42 millones de dólares (ulteriormente elevada a 73 millones), generada por las pérdidas en el arriendo y posterior “compra” del Mantaro y Pachitea, dos naves de carga inservibles. Este caso, al igual que el anterior, no avanzó debido a la política de “borrón y cuenta nueva” que aplicó el siguiente gobierno aprista de Alan García.
  • El caso Villa Coca.- Estalló ya en las postrimerías del gobierno e involucró a prominentes coroneles y generales, así como a funcionarios públicos (entre ellos un hombre de confianza del ex premier y canciller del belaundismo, Luis Pércovich Roca) con el cártel narcotraficante de Reynaldo Rodríguez López, alias “El padrino”.

Obras[editar]

El pueblo lo hizo, era la frase que solía repetir Belaúnde al contemplar las obras realizadas por los pobladores con la ayuda de su gobierno, mediante el esquema de Cooperación Popular, que rescataba la antigua práctica de la minka incaica. Huari, Ancash.

Pese a la crisis económica y la violencia terrorista, el gobierno pudo realizar un vasto plan de obras públicas.

Afirmación del Estado de Derecho[editar]

  • Puso en vigencia la Constitución Política de 1979, que fuera elaborada y aprobada por la Asamblea Constituyente de 1978 (su vigencia se prolongaría hasta 1993).
  • Devolvió a sus propietarios los diarios y estaciones de televisión y radiodifusión expropiadas por la dictadura militar, garantizándose, de este modo, el respeto a la propiedad privada y la libertad de expresión e información.
  • Restauró el origen democrático de las autoridades municipales, convocándose de inmediato a elecciones (1980). En Lima triunfó Eduardo Orrego Villacorta, de Acción Popular, que en 1983 fue sucedido por Alfonso Barrantes, representante de la izquierda marxista unificada.
  • Creó las Corporaciones Departamentales de Desarrollo (CORDES), veinticinco en total (cada una por un departamento, más la provincia constitucional del Callao). Eran organismos de gobierno regional en las que participaban los alcaldes provinciales, los representantes de organizaciones y gremios locales, así como los representantes del gobierno central. Discutían en asambleas proyectos de desarrollo; el gobierno central dotaba a cada Corde de los medios necesarios, pero cada una de ellas debía buscar sus propios recursos.
  • Acatando las disposiciones de la Constitución, creó el Tribunal de Garantías Constitucionales y la Fiscalía de la Nación.
  • Promulgó la Ley de Hermandad que restableció el sistema de Cooperación Popular (Minka), iniciado en su primer gobierno, y destinado a apoyar las obras de infraestructura básica y promover la participación popular en las obras, incluyendo convenios con distintas comunidades que proponían sus propios proyectos de desarrollo.
  • Promulgó el nuevo Código Civil.

Expansión vial en la selva[editar]

  • Continuó la construcción de varios tramos de la Carretera Marginal de la Selva:
    • Terminó el tramo norte, con el puente de Punta Arenas (Tingo María-San Ignacio, de 1.000 km).
    • Construyó el tramo central, de Von Humboldt (Km. 85 de Pucallpa) a Puerto Ocopa, en la confluencia de los ríos Perené, Ene y Tambo.
    • Inauguró el tramo Villarrica-Puerto Bermúdez.
  • Levantó la Carta Nacional usando la información satelital.
  • Fundó la Ciudad Constitución, en plena selva central, en el departamento de Pasco, en la margen derecha del río Palcazu, a unos 12 km del río Pachitea, con la idea de convertirla en el eje geopolítico del Perú.

Infraestructura física: carreteras, puerto y aeropuertos[editar]

  • Se reabrieron los puertos de Salaverry y Matarani, luego de ser sometidos a desarenamiento y reconstrucción estructural.
  • Se inauguraron los puertos fluviales de Yurimaguas y Pucallpa. Se mejoró el de Puerto Maldonado.
  • Se rehabilitó el Ferrocarril Central, con la construcción de los túneles Regal (800 m) y Presidente Balta (1.300 m).
  • Mejoró la Carretera Central en el tramo Ricardo Palma-Surco. Inauguró el Puente Colgante Eduardo de Habich. Rehabilitó la red vial del Norte
  • Modernizó los accesos de Lima mediante la construcción de autopistas en dirección norte, sur y este.
  • Inició el asfaltado de las principales carreteras de penetración.
  • Se inauguró la mayor estación terrena de comunicaciones por satélite en Sicaya.
  • Se dotó a los departamentos de estaciones de microondas, quedando así plenamente intercomunicados.
  • Se terminó el aeropuerto de Chachapoyas, así como la modernización y asfaltado del de Yurimaguas.

Impulso a la vivienda popular[editar]

  • Se puso en servicio el Plan de Viviendas en Lima y 36 ciudades. Fueron favorecidas 334.000 familias: de ellas, 50.000 con departamentos o núcleos básicos, y el resto con obras de urbanización.
  • Se construyeron conjuntos habitacionales en varios lugares del Perú, principalmente en Lima, donde destacan: las Torres de San Borja, con 2.405 viviendas; los Precursores, en Surco, para 921 familias; Marbella, en Magdalena, para 300 familias; Pachacámac, en el cono sur, para 4.000; Limatambo, en el distrito de San Borja, para 2.467; la Ciudad Satélite de Santa Rosa, en El Callao, para 4.000, y Carlos Cueto Fernandini, en el Naranjal (hoy en el distrito de Los Olivos), para 2.142.
  • La adquisición de viviendas populares construidas por el gobierno se facilitó mediante una cómoda cuota inicial y una financiación con 20 años de plazo inclusive. Favoreció principalmente a los empleados públicos y a la clase media, que se beneficiaron con los préstamos que hacían los bancos de fomento, los bancos privados y las cooperativas de ahorro. Esta política benefició a 340.000 familias, o sea a 1.720.000 personas.
  • Fundó el Banco de Materiales.
  • El Banco de la Vivienda realizó un empeñoso plan de electrificación para beneficiar a un millón de personas.
  • Se instalaron redes de agua y desagüe.

Energía y Minas[editar]

  • Terminó una etapa más de la Central Hidroeléctrica Santiago Antúnez de Mayolo (Huancavelica), obra iniciada en su primer gobierno. Es la principal fuente generadora de energía eléctrica del Perú, que aprovecha las aguas del Mantaro, produciendo cerca del 20% de toda la energía eléctrica generada en el país.
  • Construyó la Central Hidroeléctrica Restitución, con las aguas que salen de la Hidroeléctrica Santiago Antúnez de Mayolo.
  • Construyó la Central Térmica de Santa Rosa.
  • Inauguró la segunda etapa de la Central Machu Picchu, iniciada en su primer gobierno.
  • Inició la construcción de la Central Hidroeléctrica de Carhuaquero en Lambayeque.
  • Construyó la Central Charcani 5, en Arequipa, que dejó avanzado en un 95%.
  • Por Cooperación Popular se construyeron 20 minicentrales hidroeléctricas y se tendieron más de 1.000 km de cables y redes eléctricas, interconectando así a las diversas provincias del país.
  • Inauguró la sede central de Electrolima, la empresa abastecedora de energía eléctrica en Lima.
  • Contrató con la compañía Shell (empresa trasnacional de hidrocarburos) la exploración en la región del Cuzco, que posteriormente daría con el hallazgo del enorme yacimiento gasífero de Camisea.
  • En el plano minero erigió el gran complejo cuprífero de Tintaya, en Espinar, Cuzco; y se puso en servicio la segunda etapa de Cobriza, iniciada en su primer gobierno.

Expansión Hidraúlica y Riego[editar]

  • Construyó la represa de Condoroma en Arequipa, en el marco del gigantesco proyecto de irrigación del Majes.
  • Inició la construcción de la represa de Gallito Ciego, entre La Libertad y Cajamarca.
  • Inauguró las obras de la segunda etapa de la irrigación Chira-Piura.
  • Por Cooperación Popular se construyeron 165 reservorios que irrigan 350.000 hectáreas y se puso en servicio 15.851 km de nuevos canales de riego.

Educación[editar]

  • Se promulgó una nueva Ley de Reforma Educativa, desechándose lo que se había hecho durante el gobierno militar (1972), retornándose a la estructura educacional de Primaria-Secundaria-Superior. Se conservó de la anterior reforma el nivel de Educación Inicial, como antesala de la primaria.
  • Se inició el “Quinquenio de la Educación” por el que se redujo a la mitad el analfabetismo.
  • Se construyeron en todo el país 23.000 aulas; 11.000 por Cooperación Popular; 6.000 por el Ministerio y otras tantas por las Cordes. El número de escuelas inauguradas superó lo que habían hecho anteriores gobiernos. En el nivel Primaria se alcanzó a cubrir el 94% de la población en edad escolar. En el nivel Inicial se duplicaron las matrículas.

Salud[editar]

  • Se construyeron numerosos hospitales y postas sanitarias, tanto en Lima como en provincias.
  • Se emprendieron campañas de medicina preventiva
  • Por el plan de rehidratación oral se salvaron numerosas vidas infantiles.
  • Se inauguró la primera parte de Instituto de Enfermedades Neoplásicas.

Defensa Nacional[editar]

  • Se modernizó y amplió las fábricas de municiones, vestuario y equipamiento de la Fuerza Armada.
  • Se instaló una industria militar de ensamblaje y construcción de vehículos.
  • La construcción naval, a cargo de la empresa estatal SIMA, alcanzó un gran auge. Se construyeron dos fragatas misileras clase Lupo para la Marina de Guerra del Perú, con el diseño y materiales suministrados por el astillero italiano Fincantieri. Los trabajos se realizaron en SIMA Callao. Las fragatas fueron bautizadas como BAP Montero y BAP Mariátegui. Fueron los primeros buques de guerra de primera línea construidos en toda la costa occidental de Sudamérica. SIMA también construyó buques cargueros y petroleros, de alto bordo.

Relaciones internacionales[editar]

  • Se siguió una política exterior de amistad con todos los pueblos del mundo, por encima de sus discrepancias ideológicas, solidarizando con las aspiraciones y justas demandas del Tercer Mundo, pero sobre todo promover e impulsar la estrecha cooperación con América Latina. Un ejemplo notorio fue la intervención diplomática en el conflicto de las Malvinas, que ya mencionamos anteriormente, y que estuvo a punto de resolverlo de manera pacífica. En 1985, el presidente argentino Raúl Alfonsín visitó el Perú y condecoró a Belaúnde con el Collar de San Martín.
  • Belaúnde asistió a la toma de mando del presidente boliviano Hernán Siles Suazo y la del presidente de Argentina Raúl Alfonsín.
  • En este periodo se produjo la visita del presidente brasileño João Baptista da Oliveira Figueiredo (1981) y la del papa Juan Pablo II (1985).

Fomento a la investigación[editar]

  • Se creó el Consejo Nacional de Población, para investigar el crecimiento demográfico, y al mismo tiempo, elaborar una política nacional que tomara en cuenta los pareceres de los académicos, la Iglesia y las Fuerzas Armadas.
  • Se creó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONCYTEC), creado para fomentar la investigación con miras a lograr progresos en la ciencia y ponernos a la vanguardia en adelanto tecnológico.

Autoridades[editar]

Ministros[editar]

Ministerio Ministros Periodo
Presidencia del Consejo de Ministros Manuel Ulloa Elías
Fernando Schwalb López-Aldana
Sandro Mariátegui Chiappe
Luis Pércovich Roca
28 de julio de 1980 - 9 de diciembre de 1982
9 de diciembre de 1982 - 10 de abril de 1984
10 de abril de 1984 - 13 de abril de 1984
13 de octubre de 1984 - 28 de julio de 1985
Relaciones Exteriores Javier Arias Stella
Fernando Schwalb López-Aldana
Sandro Mariátegui Chiappe
Luis Pércovich Roca
28 de julio de 1980 - 3 de enero de 1983
3 de enero de 1983 - 10 de abril de 1984
10 de abril de 1984 - 13 de octubre de 1984
13 de octubre de 1984 - 28 de julio de 1985
Agricultura Nils Ericson Correa
Raul Avalos Solis
Juan Carlos Hurtado Miller
28 de julio de 1980 - 3 de enero de 1983
3 de enero de 1983 - 3 de agosto de 1983
3 de agosto de 1983 - 28 de julio de 1985
Trabajo y Promoción Social Alfonso Grados Bertorini
Patricio Ricketts Rey de Castro
Joaquín Leguía Gálvez
28 de julio de 1980 - 27 de julio de 1983
27 de julio de 1983 - 15 de agosto de 1983
15 de agosto de 1983 - 28 de julio de 1985
Economía y Finanzas Manuel Ulloa Elías
Carlos Rodríguez-Pastor Mendoza
José Benavides Muñoz
Guillermo Garrido-Lecca Álvarez-Calderón
28 de julio de 1980 - 9 de diciembre de 1982
9 de diciembre de 1982 - 29 de enero de 1984
29 de enero de 1984 - 19 de marzo de 1984
19 de marzo de 1984 - 28 de julio de 1985
Transportes y Comunicaciones Eduardo Orrego Villacorta
Fernando Chávez Belaúnde
Carlos Pestana Zevallos
Francisco Aramayo Pinazo
28 de julio de 1980 - 11 de agosto de 1980
11 de agosto de 1980 - 2 de agosto de 1982
2 de agosto de 1982 - 28 de julio de 1984
28 de julio de 1984 - 28 de julio de 1985
Vivienda y Construcción Javier Velarde Aspíllaga
Carlos Pestana Zevallos
28 de julio de 1980 - 25 de noviembre de 1984
25 de noviembre de 1984 - 28 de julio de 1985
Salud Uriel García Cáceres
Juan Franco Ponce
28 de julio de 1980 - 3 de marzo de 1982
3 de marzo de 1982 - 28 de julio de 1985
Energía y Minas Pedro Pablo Kuczynski Godard
Fernando Montero Aramburú
José Benavides Muñoz
Juan Incháustegui Vargas
28 de julio de 1980 - 3 de agosto de 1982
3 de agosto de 1982 - 29 de diciembre de 1983
29 de diciembre de 1983 - 19 de marzo de 1984
19 de marzo de 1984 - 28 de julio de 1985
Educación Luis Felipe Alarco Larrabure
José Benavides Muñoz
Patricio Ricketts Rey de Castro
Valentín Paniagua Corazao
Andrés Cardó Franco
28 de julio de 1980 - 4 de febrero de 1981
4 de febrero de 1981 - 15 de agosto de 1983
15 de agosto de 1983 - 10 de abril de 1984
10 de abril de 1984 - 12 de abril de 1984
12 de abril de 1984 - 28 de julio de 1985
Interior José María de la Jara y Ureta
José Gagliardi Schiaffino
Fernando Rincón Bazo
Luis Pércovich Roca
Oscar Brush Noel
28 de julio de 1980 - 30 de octubre de 1981
30 de octubre de 1981 - 3 de enero de 1983
3 de enero de 1983 - 21 de marzo de 1983
21 de marzo de 1983 - 15 de abril de 1984
15 de abril de 1984 - 28 de julio de 1985
Justicia Felipe Osterling Parodi
Enrique Elías Laroza
Armando Buendía Gutiérrez
Ernesto Alayza Grundy
Max Arias-Schreiber Pezet
Alberto Musso Vento
28 de julio de 1980 - 3 de agosto de 1981
3 de agosto de 1981 - 3 de agosto de 1982
3 de agosto de 1982 - 3 de agosto de 1983
3 de agosto de 1983 - 10 de abril de 1984
10 de abril de 1984 - 28 de diciembre de 1984
28 de diciembre de 1984 - 28 de julio de 1985
Pesquería René Deustua Jameson
Luis Pércovich Roca
Ismael Benavides Ferreyros
Fortunato Quesada Lagarrigue
Ismael Benavides Ferreyros
28 de julio de 1980 - 1 de enero de 1983
1 de enero de 1983 - 23 de diciembre de 1983
23 de diciembre de 1983 - 20 de abril de 1983
20 de abril de 1983 - 13 de octubre de 1984
13 de octubre de 1984 - 28 de julio de 1985
Industria, Turismo, Integración y
Negociaciones Comerciales Internacionales
Roberto Rotondo Mendoza
Roberto Persivale Serrano
Gonzalo De la Puente Lavalle
Iván Rivera Flores
Alvaro Becerra Sotero
28 de julio de 1980 - 4 de agosto de 1981
4 de agosto de 1981 - 4 de agosto de 1982
4 de agosto de 1982 - 4 de agosto de 1983
4 de agosto de 1983 - 11 de abril de 1984
11 de abril de 1984 - 28 de julio de 1985
Aeronáutica José Gagliardi Schiaffino
José García Calderón Koechlin
Hernán Boluarte Ponce de León
José Zlatar Stambuck
28 de julio de 1980 - 30 de octubre de 1981
30 de octubre de 1981 - 1 de enero de 1983
1 de enero de 1983 - 12 de octubre de 1984
12 de octubre de 1984 - 28 de julio de 1985
Marina Mario Castro de Mendoza
José Carbajal Pareja
Jorge Du Bois Gervasi
28 de julio de 1980 - 30 de octubre de 1981
30 de octubre de 1981 - 1 de enero de 1983
1 de enero de 1983 - 28 de julio de 1985
Guerra Jorge Muñiz Luna
Luis Cisneros Visquerra
Oscar Brush Noel
Julián Juliá Freyre
28 de julio de 1980 - 30 de octubre de 1981
30 de octubre de 1981 - 1 de enero de 1983
1 de enero de 1983 - 12 de octubre de 1984
12 de octubre de 1984 - 28 de julio de 1985


Predecesor:
Gobierno de Francisco Morales Bermúdez
Gobierno del Perú
28 de julio de 1980 a 28 de julio de 1985
Escudo nacional del Perú.svg
Sucesor:
Primer Gobierno de Alan García Pérez

Referencias[editar]

  • Cabieses López, Carlos: Rescate de la memoria (III). Luminosa madurez. Belaúnde 1963 – 1968. Editora jurídica Grijley E.I.R.L. Lima, 2007. Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2007-03691
  • Chirinos Soto, Enrique: Historia de la República / 1930 -1985. Tomo II. Desde Sánchez Cerro hasta Alan García. Lima, AFA Editores, 1985.
  • Guerra, Margarita: Historia General del Perú. Tomo XII. La República Contemporánea (1919-1950). Primera Edición. Editorial Milla Batres. Lima, Perú, 1984. ISBN 84-499-4818-5
  • López Martínez, Héctor: La República Contemporánea (1933-2010). Tomo XII de la “Historia del Perú” publicada por la Empresa Editora El Comercio S.A, 2010. ISBN 978-612-4069-98-7
  • Palacios Rodríguez, Raúl: Historia de la República del Perú [1933-2000]. Tomo 18 de la edición de la Historia de la República del Perú de Jorge Basadre. Editada por la Empresa Editora El Comercio S. A. Lima, 2005. ISBN 9972-205-80-0 (V.18)
  • Portocarrero Grados, Ricardo: El Perú Contemporáneo. Incluido en Historia del Perú. Lima, Lexus Editores, 2000. ISBN 9972-625-35-4
  • Quiroz, Alfonso W.: Historia de la corrupción en el Perú. Traducción de Javier Flores Espinoza. IEP: Instituto de Estudios Peruanos. Lima, 2013. ISBN 978-9972-51-430-2 (libro impreso), pp.329-334.
  • Varios autores: Gran Historia del Perú. Lima, Edición Libris, 2000. Publicada por fascículos por la Empresa Editora El Comercio S.A.