Frente Sandinista de Liberación Nacional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Frente Sandinista de Liberación Nacional
Flag of the FSLN.svg
Bandera del FSLN.
Presidente Daniel Ortega Saavedra
Fundación 1961
Ideología política Sandinismo
Socialdemocracia
Socialismo democrático
Nacionalismo de izquierda
Marxismo-Leninismo
Posición en el espectro Izquierda
Sede Managua, Nicaragua
Afiliación internacional Internacional Socialista
Afiliación regional Foro de São Paulo
Congreso Bolivariano de los Pueblos
Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina
Coordinación Socialista Latinoamericana
Grupo de Izquierda Parlamentaria del Parlamento Centroamericano
Diputados
63 / 92
Sitio web http://www.lavozdelsandinismo.com/

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) es una organización política de izquierda revolucionaria creada en 1961 en Nicaragua por Carlos Fonseca Amador, Santos López, Tomás Borge, Germán Pomares Ordóñez y Silvio Mayorga. Se proclamó seguidor del movimiento emprendido por el líder nicaragüense Augusto C. Sandino (del que tomó el nombre de sandinista), el cual sostuvo una guerra de guerrillas contra la intervención estadounidense en su país durante los años de 1927 - 1933.

EL FSLN nació originalmente como Frente de Liberación Nacional, FLN (imitando al Frente de Liberación de Argelia que emergió de la lucha anticolonialista de esa nación africana) impulsado por el ejemplo de la Revolución Cubana, aunque sus principales integrantes, excepto Santos López, se identificaron rápidamente con una línea ideológica marxista leninista, corriente que se imponía en los movimientos de izquierda del mundo en aquel momento.

Forma parte de la Internacional Socialista,[1] e internacionalmente se identificaba con las fuerzas socialdemócratas, laboristas y socialistas democráticas del mundo.

Historia[editar]

El FSLN lideró la lucha armada contra la dictadura de la familia Somoza en Nicaragua a partir de su fundación, pasando por varios períodos; desde muchas acciones armadas y políticas, hasta su casi desaparición a principios de los años 70.

En 1974 inicia un proceso creciente de actividades armadas que tienen su punto máximo hacia mediados de 1978 y llevan al triunfo revolucionario de 1979. Esta lucha se denomina Revolución Nicaragüense o Revolución Popular Sandinista y permitió la entrada, y ascenso al poder, de los revolucionarios en Managua el 19 de julio de 1979; y el derrocamiento de la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, hijo de Anastasio Somoza García quien es el origen de lo que se denominó la "Dinastía Somoza", en el poder en Nicaragua desde el asesinato de Augusto Sandino en 1934.

Antecedentes[editar]

Augusto César Sandino.

La segunda intervención de Estados Unidos en Nicaragua termina en 1933 cuando gana las elecciones el Partido Liberal encabezado por Juan Bautista Sacasa. El 1 de enero de 1933 ya no había ningún soldado estadounidense en suelo nicaragüense, pero en 1930 los EEUU habían formado un cuerpo propio de seguridad, la Guarda Nacional a cuyo frente quedó, a la salida de los soldados de EEUU, Anastasio Somoza García hombre de confianza de Washington. El 21 de febrero de 1934 Somoza, utilizando a la Guardia Nacional, asesina a Sandino quien había luchado contra la intervención estadounidense y había sido el líder indiscutible de la oposición a esa intervención. Este fue el primer acto de una serie que llevaron a que Somoza, con apoyo de EEUU, se eligiera presidente de Nicaragua en 1936. Con ello se marcó el comienzo de una dictadura familiar de la familia Somoza, que apoyada por EEUU y auspiciando sus intereses se instauró en el país.[2]

A comienzos de la década de los 60 del siglo XX, los ideales de izquierda y las luchas por la liberación de los pueblos colonizados de sus metrópolis estaban en pleno auge y dando resultados. El 1 de enero de 1959 entraban en La Habana las tropas revolucionarias que luchaban contra la dictadura de Batista en Cuba y en Argelia se formaba el Frente de Liberación Nacional de Argelia para luchar por la independencia de Francia. En Nicaragua los diferentes movimientos contra la dictadura somocista iban a dar como resultado la constitución del Frente de Liberación Nacional de Nicaragua que sería el embrión de lo que vino a denominarse, posteriormente, Frente Sandinista de Liberación Nacional.

La situación económica de Nicaragua, a mediados del siglo XX, se ve deteriorada al caer los precios de productos agrícolas exportables como lo eran el algodón y el café. Políticamente el Partido Conservador de Nicaragua sufre una escisión y una de las facciones, los que fueron llamados popularmente los zancudos, pasa a colaborar con el régimen somocista. Anastasio Somoza García es asesinado por el poeta nicaragüense Rigoberto López Pérez en 1956 y vinculan con esta acción a Carlos Fonseca y Tomás Borge. En octubre de 1958 Ramón Raudales inicia una serie de acciones guerrilleras que constituyen el inicio de la lucha armada contra la dictadura somocista. En junio de 1959 se producen los hechos conocidos como "El Chaparral", un lugar del territorio hondureño, fronterizo con Nicaragua, en donde una columna guerrillera "Rigoberto López Pérez" al mando del Comandante Rafael Somarriba (en la que estaba integrado Carlos Fonseca) fue detectada y aniquilada por el Ejército de Honduras en coordinación con los servicios de inteligencia de la Guardia Nacional de Nicaragua.[3]

Después de "El Chaparral" se dieron varias acciones armadas más, en agosto moría el periodista Manuel Díez Sotelo, en septiembre Carlos Haslam, en diciembre Heriberto Reyes, al año siguiente se producen los hechos de "El Dorado" y se mantienen una serie de acciones donde resultan muertos, entre otros, Luis Morales, Julio alonso, Manuel Baldizón y Erasmo Montoya.[4]

La oposición convencional, hasta entonces liderada por el Partido Comunista de Nicaragua, no había sido capaz de formar un frente común contra la dictadura. La oposición a la dictadura se fue estableciendo en torno a diversas organizaciones clandestinas estudiantiles. Entre sus líderes destacaba, ya a comienzo de la década de los años 60, Carlos Fonseca Amador.

En 1957 Carlos Fonseca Amador, Silvio Mayorga, Tomás Borge, Oswaldo Madriz y Heriberto Carrillo forman la primera célula que se identifica con los principios proletarios. En octubre se forma en México el Comité Revolucionario Nicaragüense que preside Edén Pastora Gómez, Juan José Ordóñez, Roger Hernández Porfirio Molinay Pedro José Martínez Alvarado.

En marzo de 1959, se crea Juventud Democrática Nicaragüense (JDN), en su constitución participan, entre otros, Carlos Fonseca y Silvio Mayorga. Esta organización tenía la finalidad de llegar a la juventud no estudiantil urbana. A finales de ese mismo año desaparece para dar paso a la Juventud Revolucionaria Nicaragüense (JRN), grupo que mantuvo una actividad internacional elevada. El 21 de febrero de 1960 participa en una conferencia de exiliados nicaragüenses en Maracaibo (Venezuela) organizada por el Frente Unitario Nicaragüense (FUN) (coalición de diversas fuerzas opositoras a Somoza). Asistieron a esa conferencia Fonseca, en calidad de delegado de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) y Silvio Mayorna, en calidad de representante de las JRN, en donde firmaron el manifiesto "Intervención sangrienta: Nicaragua y su pueblo" y su "Programa mínimo" a la vez que conocieron a otros compañeros con los que, posteriormente, formarían el FSLN. Poco después se organiza el Frente Interno de la Resistencia que según el propio Fonseca es El primer auxiliar del Ejército Defensor del Pueblo Nicaragüense.

La JRN tenía una muy escasa presencia dentro de Nicaragua (estaba más activa en los centros del exilio nicaragüense de Costa Rica, México o Cuba) pero estableció contacto con la Juventud Patriótica Nicaragüense (JPN), vinculada al Partido Conservador y fundada el 12 de enero de 1960 y en la que participaban, entre otros, José Benito Escobar, Germán Pomares, Salvador Buitrago, Roger Vásquez, Julio Buitrago, Daniel Ortega, Fernando Gordillo, Manolo Morales, Jorge Navarro, Orlando Quiñonez, Ignacio Briones, German Vogl y Joaquín Solís Piura, al calor de los acontecimientos de la Revolución Cubana y su influencia en Latinoamérica. La JPN se definía como un grupo de jóvenes comprometidos con la democracia y la justicia social sin seguir el estandarte de ningún partido. En sus filas militaban Julio Buitrago y José Benito Escobar que llegarían a ser líderes importantes en el FSLN.

En el año 1960 la JPN realiza una serie de movilizaciones en diferentes ciudades de Nicaragua, Managua, Matagalpa y Carazo. Estas protestas son debidas a la represión de estudiantes que se habían saldado con la muerte de varios de ellos y como apoyo al nuevo gobierno cubano que encontraba dificultades con el gobierno somocista. La JPN jugó un importante papel en la movilización contra la dictadura. Su línea de actuación estaba al margen de los partidos opositores, como el Partido Socialista de Nicaragua o el Partido Comunista y muy lejos de la oposición conservadora. Fonseca promueve el ingreso a la JPN de Marcos Altamirano, que conocía de actividades anteriores. Altamirano pronto llega a Secretario General de la organización.

Edén Pastora junto a cinco nicaragüenses más se integra en el movimiento guerrillero "Frente Revolucionario Sandino" en Las Segovias.

A comienzos de 1961 se funda el Movimiento Nueva Nicaragua (MNN) en el que participan personas provenientes del mundo de la educación, como Carlos Fonseca, Silvio Mayorga, Tomás Borge, Gordillo, Navarro y Francisco Buitrago; personas provenientes de entornos obreros como José Benito Escobar; del campo, como Germán Pomares e incluso pequeños empresarios como Julio Jerez Suárez. También participaba en el MNN Santos López, guerrillero que había luchado con el llamado General de Hombres Libres, Augusto César Sandino.

EL Movimiento Nueva Nicaragua estableció su base en tres ciudades del país, Managua, León y Estelí. Aunque su cuartel general se encontraba en la vecina Honduras. Su primera actividad pública se realizó el marzo de 1961 en apoyo de la revolución Cubana y en protesta de la posición que el gobierno de Nicaragua mantenía con Cuba, totalmente plegada a los intereses de Estados Unidos. El MNN se disuelve para dar paso al Frente de Liberación Nacional.[5]

Nacimiento del FSLN[editar]

Carlos Fonseca, fundador del FSLN.

El Movimiento Nueva Nicaragua pronto se disuelve y sus miembros forman el Frente de Liberación Nacional, FLN. Que toma el nombre de la organización independentista argelina Frente de Liberación Nacional de Argelia, que lideraba la lucha por la independencia de Argelia de Francia.

La formación del Frente no surge mediante un congreso o una asamblea cuya preparación hubiera requerido un proceso teórico previo, sino de la propia acción. El propio Carlos Fonseca lo exponía de la siguiente forma:

El Frente no nació de una asamblea o de un congreso, ni lanzó una proclama anunciando su creación. Ni tampoco presentó un programa. En el Frente primero fue la acción y en base a sus primeras experiencias fue formulando y reformulando, porque siempre ha tenido un gran sentido autocrítico, su programa, su estrategia y su táctica. El FSLN es un producto genuino de la historia popular de Nicaragua.

El FSLN necesitó para su formación de un periodo largo de preparación. Se realizaron diferentes intentos y se discutió mucho. Aún en 1963 todavía bajo la denominación de FLN se observa una falta de coherencia interna amplia con ideas políticas heterogéneas (se puede ver en la publicación clandestina del periódico Trinchera). El agrupamiento de los primeros años se realizó en torno a unas ideas básicas compartidas por todas las fuerzas que se iban integrando. El reflejo de la Revolución cubana, la ineficacia de la oposición convencional al régimen somocista y la necesidad de mantenerse independiente de ella (de los partidos conservador, liberal y comunista), la necesidad de un movimiento revolucionario que utilizaría la lucha armada como oposición a la dictadura somocista y, después de alguna discusión, la identificación con la lucha de Sandino. Hasta 1969 no se realizó la publicación de ningún documento programático.

Se ha mantenido que el Frente Sandinista de Liberación Nacional fue fundado en una reunión en Tegucigalpa (Honduras) entre Carlos Fonseca, Tomás Borge y Silvio Mayorga. Incluso se ha llegado a decir que dicha reunión se realizó un 19 de julio de 1961. En realidad no existe referente documental alguno que avale dicha afirmación teniéndose las primeras noticias sobre ello después del triunfo revolucionario de 1979. El histórico militante sandinista Rodolfo Romero afirmaba en una entrevista realizada en 1994 que

Nunca hubo una reunión formal para fundar el Frente ../.. Frente Sandinista nunca tuvo ningún aniversario oficial; nunca hubo ningún congreso, ninguna convención, ninguna asamblea de fundación. No hubo nada. Jamás. El FSLN fue creado en el calor del combate.

[5] Del mismo modo se expresa el Comandante Víctor Tirado López, de origen mexicano y uno de los Miembros Históricos de la Dirección Nacional del FSLN.[6]

La calificación de "Sandinista"[editar]

Aunque poco después de la creación del Frente de Liberación Nacional, en junio de 1961, Carlos Fonseca propuso que se denominara "sandinista" esta no sería aceptada ni utilizada hasta 1963.

Carlos Fonseca ya había expresado su "sandinismo" en 1960 cuando llamaba a su generación "los hijos de Sandino" y denominaba al ejército de liberación que proyectaba "Ejército Defensor de la Soberanía Nacional" en clara referencia al del "General de Hombres Libres". En su ensayo Nicaragua, tierra amarga alababa el heroísmo de Sandino y citaba varias de sus máximas.

Por otro lado Noel Guerrero Santiago, un abogado de León que había estado exiliado en México y afiliado al Partido Comunista de México y al Partido Socialista de Nicaragua, que mantenía una amplia base marxista, rechazaba la identificación con Sandino ya que no apreciaba que se hubiera interesado por la propiedad de los medios de producción y de la tierra, preocupándose solamente de la ocupación extranjera. También señalaba como contraproducente la exaltación que hacían de su figura los ideólogos de los partidos burgueses. Guerrero mantuvo ciertas diferencias con Fonseca sobre diversas cuestiones. Acabó abandonando el FSLN en 1963 y exiliándose en México.

La adopción del calificativo de "sandinista" se debió a la realización de tres procesos entre los años 1961 y 1962; el estudio de la vida e ideas de Sandino, la necesidad de un proceso revolucionario que fuera genuinamente nicaragüense y la irrupción de Fonseca como indiscutible dirigente central del movimiento.

En 23 de julio de 1962 se adopta el apelativo de "sandinista". Los primeros comunicados firmados como Frente sandinista de Liberación Nacional aparecen en los meses de septiembre y octubre de 1963, en noviembre, en una entrevista a Fonseca publicada en la revista mexicana Siempre, sale por primera vez publicado el nombre de Frente Sandinista de Liberación Nacional.[5]

La influencia cubana[editar]

Tomás Borge.

La Revolución Cubana fue una de las referencias fundamentales del FSLN desde, incluso, antes de su nacimiento. La formación del Frente no coincidió con los hechos de Sierra Maestra sino con los cambios revolucionarios de los años 1960 y 1961 que culminan con la declaración de Fidel Castro declarando socialista a la revolución. De la Revolución Cubana los militantes del FSLN adquieren fundamentos ideológicos de marxistas. El propio Fonseca declara que

tenía importancia para los revolucionarios nicas porque daba idea que era la identificación con los explotados, la mejor garantía de sostener una lucha victoriosa contra la reacción y contra el imperialismo.

En 1968 Julio Buitrago responsable de la clandestinidad urbana, decía que "él estaba peleando por alcanzar para los obreros y campesinos nicaragüenses los derechos que había visto con sus propios ojos en la Cuba socialista".

La estrategia de la lucha en la montaña[editar]

Inspirados en la lucha de Fidel y el Che Guevara en las montañas de Cuba. La visión de la guerrilla victoriosa con el apoyo del campesinado le hacían subestimar la movilización urbana y sobrestimar el componente de la lucha armada rural. El planteamiento que tiene el FSLN en 1962 es el de un alzamiento con un campamento base en la montaña, una guerrilla rural apoyada por el campesinado que sería el detonante de una insurrección general que derrotaría a la dictadura sin importar el apoyo de los EEUU.

El "foquismo" como se le denominaba a esta concepción de la lucha que no dio los frutos que se esperaban. Esto aunque se corrigió llegó a causar tensiones incluso después del triunfo revolucionario.

El FSLN no logró mimetizar los logros de los guerrilleros cubanos. Tras varias derrotas como las de Río Coco, Río Bocay y Pancasán que casi hacen desaparecer la organización. El ritmo de bajas era mayor al de nuevas incorporaciones, en 17 años no se logró controlar totalmente ningún área del país.

En 1963 los dirigentes del FSLN estaban convencidos de poder emular la la guerrilla cubana aún cuando la mayoría de ellos no tenían experiencia militar previa. Aunque tuvieron el apoyo de antiguos combatientes de Sandino y del gobierno cubano que accedió a que algunos sandinistas se entrenaran en Cuba y participaran, junto al Ejército Rebelde en diversas acciones militares contra la contrarrevolución, incluso en la defensa de La Habana en el episodio de Bahía de Cochinos.

En 1962 Carlos Fonseca y Santos López recorrieron la montaña de Nicaragua buscando un lugar idóneo para comenzar las operaciones. Seleccionaron un sitio al noroeste de Matagalpa cerca de la confluencia del río Coco y el Bocay. Una de las razones que les hicieron decidirse por esta ubicación fue las condiciones de miseria que vivían los campesinos allí, pensando que iba a ser un factor de apoyo a la guerrilla. Tiempo después Carlos Fonseca reconocía que fue un error por el aislamiento del lugar y el atraso de la población, muy elevado.[5]

La guerrilla[editar]

Celebración del décimo aniversario del triunfo de la Revolución.

Durante 1962 se prepara la acción guerrillera. Se compran armas, se seleccionan y forman cuadros y se preparan planes de combate. Una parte importante se realiza en Honduras. Se introduce el material bélico y los varias decenas de combatientes desde Honduras. La zona elegida fueron las áreas fronterizas con Honduras denominadas Raití y Bocay.

La operación de introducción.de las fuerzas en la zona de guerra designada fue dificultosa y en ellas se perdió un hombre y parte del material. Las milicias llegaron a contar con tres columnas que sumaban un total de 63 hombres. Solo la mitad de ellos contaban con arma de fuego y una buena parte de estas eran rifles de caza.

Carlos Fonseca se daba cuenta de que había ciertos problemas en la organización de la guerrilla, en especial un optimismo exagerado que no ayudaba en nada al avance real de la lucha. A la vez mantuvo con Noel Guerrero Santiago ciertas discusiones que le mantuvieron ocupado llegando, incluso, a no dejarle participar directamente en las acciones militares de Río Coco y Bocay como él había planeado.

No se había preparado políticamente el área de actuación ya que las operaciones de la MNN y del propio FSLN fueron muy escasas al dar prioridad a los preparativos militares. El FSLN era un desconocido para la sociedad nicaragüense a comienzos de 1963. La población del área de establecimiento elegida, con alto grado de desconocimiento del español (hablaban sumo y miskito) y una desconocimiento político total, desconocía totalmente al FSLN y no llegaron nunca a entender lo que era. Fonseca también reconoció que "fue un enorme obstáculo el no poseer prácticamente ningún contacto, por aislado que fuese, con campesinos de las zonas montañosas; considerando el importantísimo papel que justamente se le ha dado a la montaña.

La experiencia no pudo avanzar. Como exponía Borge en una entrevista en 1979:

la guerrilla no pudo prosperar. La verdad, porque la guerrilla era muy atrasada. No había conocimiento del terreno, no habían líneas logísticas de abastecimiento, no existían las condiciones para que una guerrilla pudiera prosperar

. En esta situación y con un mando rotativo semanal que resultó ser desastroso. La operación fue abandonada cuando un grupo fue prácticamente aniquilado en una emboscada de la Guardia Nacional. La retirada hacia Honduras duró más de un mes. Cayeron en esa acción, entre otros, Francisco Buitrago, Jorge Navarro, Iván Sánchez, Modesto Duarte y Faustino Ruiz. No hubo prácticamente reacción en la ciudadanía, a excepción de los estudiantes que pertenecían a la propia organización.[5]

Popularización del FSLN[editar]

Mausoleo de los héroes y mártires en León.

Después de la derrota de 1963 se comienza el trabajo de la preparación política del campesinado. Fue Rigoberto Cruz (Pablo Úbeda), que se había quedado en la montaña después de la derrota de Bocay, quien tomó la iniciativa de desarrollar cierta preparación política entre los campesinos.

Fonseca retrasó su regreso a Nicaragua al quedarse estudiando las luchas revolucionarias que se habían producido hasta el momento en el mundo y analizando lo ocurrido en su patria. Fonseca volvió a Nicaragua en mayo de 1964 y es detenido en Managua el 26 de junio junto a Víctor Tirado López y encarcelado, esa era la octava y última vez que los detenían.

Fonseca no fue asesinado, como solía pasar con otros detenidos, por la relevancia política de su figura. En 1963 había sido elegido presidente de Nicaragua René Schick Gutiérrez que era un hombre de paja de Anastasio Somoza pero suavizó el trato a los opositores políticos. Fue juzgado el 9 de julio y condenado a seis meses de cárcel. El movimiento estudiantil organizó un gran número de protestas y Fonseca realizó un alegato en el que expuso el proyecto del FSLN y el porque del mismo. Este alegato se publicó íntegramente en el periódico La Prensa. Estos hechos, junto con un redoble en el esfuerzo de publicitar los objetivos de programas del FSLN dieron como resultado que la ciudadanía nicaragüense fuera conociendo al FSLN.

El periódico La Prensa, propiedad de la familia Chamorro (importante familia nicaragüense que ha mantenido en puestos relevantes del gobierno desde el siglo XIX), publicaba todo lo referente a los juicios contra los militantes del FSLN. Junto a las noticias sociales de la alta sociedad nicaragüense llegaba a la ciudadanía la información sobre las actividades sandinistas. Aunque desaprobaba sus métodos de acción, trataba con el mismo lenguaje que el gobierno a sus militantes y a su organización y el periódico se convirtió en un altavoz de las proclamas del FSLN.

Carlos Fonseca fue juzgado el 9 de julio y para entonces ya había preparado el llamado Manifiesto de la prisión titulado Desde la cárcel yo acuso a la dictadura (con contenido y estilo similar al que había realizado Fidel Castro en su juicio por los hechos del Monacada conocido como La historia me absolverá).

En este manifiesto Fonseca definía al Frente Sandinista como el partido de la nueva generación y destacaba su actitud luchadora en contraposición y en crítica de los partidos de "la vieja generación" que perdían el tiempo en charlas los sábados y domingos. Este manifiesto no tuvo una respuesta entusiasta por las fuerzas políticas e incluso en algunos sectores del sandinismo se le hizo hueco llegando, incluso, a ser criticado por algunas fuerzas revolucionarias internacionales.

En septiembre, Carlos Fonseca hizo público un nuevo escrito titulado Esta es la verdad. En este escrito defendía al FSLN de las acusaciones que el gobierno les realizaba. Acusaciones que iban desde acusarles de querer incendiar el periódico La Prensa hasta la de querer asesinar a miembros de otras fuerzas políticas, incluida el PCN.

Durante su estancia en prisión se casa con María Haydeé Terán. Luego es deportado a Guatemala y de allí a México en donde se reencuentra con María realizando la ceremonia religiosa de la boda el 3 de abril de 1964. Permanecen fuera de Nicaragua un año, hasta diciembre de 1965. En ese tiempo Fonseca discute con los otros miembros del FSLN el cambio de estrategia del Frente.

Entre 1963 y 1967 se realiza una política más tendente a la conciliación y al trabajo junto a la izquierda tradicional que no obtiene resultados. Se aprovecha esos años para, por otro lado, realizar importantes experiencias en el seno de las masas populares y ligazón con el campesinado pobre. Estas experiencias llevarían al intento de establecerse de nuevo en la montaña, esta vez en la zona de Pancasan y Fila Grande, en el departamento de Matagalpa.

La fundación del Frente Estudiantil Revolucionario, FER, organización que situó sus acciones en el marco legal (aunque fue duramente reprimida) y que se constituyó en la punta de lanza para organizar a los estudiantes y a los pobladores urbanos, dio como resultado que las escuelas de secundaria y las universidades dieran un importante aporte de militantes al FSLN.[5]

Pancasán[editar]

En 1967 todavía la estrategia de lucha que se mantenía era el foquismo. En enero de ese año se destacan el grueso de la militancia a la montaña. La coyuntura social era muy diferente ya que el FSLN empezaba a ser conocido por la ciudadanía nicaragüense. En el campo la labor de infraestructura y concienciación del campesinado emprendida por Rigoberto Cruz, conocido como "Pablo Úbeda" y los sindicalistas como Bernardino Díaz Ochoa y su mujer Benigna Mendiola proporcionaban al FSLN una infraestructura logística y apoyo popular de la que carecieron en Raiti y río Cocos. En el entorno urbano las actividades del Frente habían conseguido saltar del mundo estudiantil y educacional al laboral lo que diversificaba y aumentaba la fuente de militantes del FSLN. Aun así la fuerza de la Guardia Nacional era muy superior a la que mantenía el Frente.

El escenario de actividades bélicas se centró en la montaña del departamento de Matagalpa en la zona del cerro Pancasán y Fila Grande. El 27 de agosto de 1967 se produjo el hecho conocido como Gesta de Pancasán en donde una columna guerrillera, comandada por Silvio Mayorga fue aniquilada en una emboscada de la Guardia Nacional. Esta derrota militar de la guerrilla se convirtió en un punto de inflexión en la lucha contra la dictadura y en una victoria política al tomar conciencia la ciudadanía nicaragüense que la única posibilidad real de acabar con la dictadura de la familia Somoza era mediante la lucha armada e identificar a la oposición antisomocista con el Frente Sandinista.

La llamada "Gesta de Pancasán", tuvo su origen en la pérdida de unos cartuchos de munición de un joven guerrillero que andaba poniendo buzones. Estas balas fueron halladas por unos "Jueces de Mesta" (autoridad rural de Nicaragua) que ponen el hecho en conocimiento de la Guardia Nacional que sin más conocimiento se lanza a la búsqueda de los guerrilleros. Enterado Carlos Fonseca intenta poner en conocimiento de este hecho a Silvio Mayorga pero antes de llegar a comunicárselo la Guardia Nacional detecta la columna de Mayorga y el 27 de agosto de 1967 le tiende una emboscada.

Esta emboscada se produce en las cercanías de la Hacienda Washington en las montañas de Pancasán en el Departamento de Matagalpa. En esta acción es prácticamente aniquilada la columna guerrillera muriendo en ella, entre otros, el propio Mayorga, Rigoberto Cruz, Carlos Reyna, Carlos Tinoco, Otto Cascos y Francisco Moreno. Oscar Danilo Rosales es capturado, torturado y asesinado.[7]

Lucha desigual[editar]

La identificación de la oposición a la dictadura somocista con el FSLN fue imponiéndose el todos los sectores de la sociedad nicaragüense. La brutal diferencia de fuerzas y la desmesurada respuesta que el Guardia Nacional daba a los ataques sandinistas fueron calando en los ciudadanos que admiraban los comportamientos heroicos de los jóvenes combatientes.

El 15 de julio de 1969 la Guardia Nacional ataca la casa "Las Termópilas" situada en el barrio de Las Delicias del Volga en Managua. La Guardia Nacional había recibido información de que en esa casa se encontraba una célula guerrillera. El ataque se realiza con todos los medios disponibles, participan en él más de 300 efectivos. En el interior de la casa se encontraban Doris Tijirino, Gloria Campos, la hija de esta Martha Lorente, Mirna Mendoza y Julio Buitrago, jefe de la resistencia urbana del FSLN y miembro de su Dirección Nacional. Julio Buitrago ordenó a los demás compañeros que abandonaran la casa y se refugió en la primera planta, durante más de 3 horas resistió los ataques de la Guardia Nacional que llegó a bombardear la vivienda. En la huida cayeron prisioneros Gloria Campos y su hija.[8]

La operación fue retransmitida por televisión con el propósito de desprestigiar al FSLN. Una vez destruida vencida la resistencia guerrillera se encontraron que el combate había sido sostenido por un solo hombre. La actitud de Buitrago fue entendida como el sacrificio heroico por la libertad. Poco después vuelve a darse un caso similar en Managua donde muere, entre otros Leonel Rugama. Acciones como esta fueron ganando el apoyo popular en el que el FSLN pudo establecer su lucha.[9]

Ese año se hace público el programa de 14 puntos entre los que destacan:

Cartel en una calle de León (Nicaragua) en marzo de 1988.
  • La Revolución Agraria
  • Legislación Laboral y Seguridad
  • Gobierno Revolucionario y Honestidad Administrativa
  • Reincorporación de la Costa Atlántica
  • Emancipación de la mujer y respeto a las creencias religiosas
  • Política exterior independiente y solidaridad internacional
  • Ejército Patriótico Popular y eliminación de la Guardia Nacional
  • Unidad Centroamericana[10]

Acumulación de fuerzas en silencio[editar]

En 1970, en una coyuntura represiva muy intensa, algunas escaramuzas bélicas en la zona de Zinica (Matagalpa) y acciones urbanas, el FSLN lanza la consigna de acumulación de fuerzas en silencio reduciendo al mínimo las acciones bélicas y pasando a un trabajo de preparación de cuadros y militantes así como el fortalecimiento de la organización en todos los ámbitos, tanto políticos y sindicales como militares. El periodo de acumulación de fuerzas duró cuatro años.

Durante este periodo no se reivindicó ninguna acción política ni militar dedicando todos los recursos a la formación y fortalecimiento de la organización para prepararla para emprender un lucha sostenida hasta el fin de la dictadura.

Se prepararon planes de organizativos de los diferentes sectores, estudiantil, obrero, campesino, urbano... Se acumularon recursos de todo tipo, financieros, armamentísticos, materiales... y de hizo hincapié en la formación de cuadros tanto en la vertiente política como militar incluso con estancias en el extranjero, principalmente en Cuba y con la guerrilla palestina de Fatah.

Especialmente desde 1971 se desarrolló un gran trabajo de preparación entre las masas populares, que rebasando las escuelas llegó a los barrios, comunidades campesinas y fábricas.

Aún cuando no hubo muchos enfrentamientos y no se dieron muchas bajas cayeron algunos militantes sandinistas, como los miembros de la Dirección Nacional Oscar Turcios y Ricardo Morales.

El periodo de "acumulación de fuerzas en silencio" duro hasta el 27 de diciembre de 1974 en el que se produce el asalto a la casa de Chema Castillo por parte de un grupo guerrillero dirigido por Eduardo Contreras y Germán Pomares. Este fue el inicio de una ofensiva interrumpida y creciente que culminó con la entrada a Managua el 26 de julio de 1979.

Fin del silencio y comienzo de la ofensiva[editar]

La noche del 27 de diciembre de 1974 un grupo de guerrilleros asalta la vivienda de José María Castillo, importante personaje del círculo de gobierno de la dictadura de los Somoza, situada en el barrio de Los Robles de Managua. El grupo de guerrilleros sandinistas estaba dirigido por Eduardo Contreras y Germán Pomares. El asalto irrumpe en una fiesta homenaje que se le brindaba al embajador de los EEUU en Nicaragua Turner B. Shelton.

En la acción se dejó libre a los diplomáticos extranjeros y se mantuvieron como rehenes a las personalidades nicaragüenses, todos ellas ligadas con las altas esferas del poder. El ataque se realizó por 13 guerrilleros (10 hombres y 3 mujeres) organizados en 3 escuadras y fue planificada con mucha antelación. Los participantes no se conocían entres si previamente, Tras varias observaciones se elige el día de la fiesta al embajador de EEUU y a las 22:50 comienza el asalto a la casa.

Los objetivos de esta acción eran, la liberación de 18 sandinistas encarcelados, dar un golpe demoledor a la dictadura y buscar el eco internacional para mostrar la situación del país y la obtención de un rescate. Se negoció la salida de los asaltantes del país.

Esta acción pone fin al silencio que por cuatro años había guardado el Frente Sandinista de Liberación Nacional y es el comienzo de una ofensiva que no se detendría hasta el derrocamiento de la dictadura.

Poco después se realiza el ataque al cuartel de Waslala que da paso al inicio de acciones armadas a todo lo ancho y largo del país.

La división, los tres FSLN[editar]

Los siguientes años se intensifican las acciones guerrilleras en el campo y en los núcleos urbanos. La respuesta del gobierno fue el aumento de la represión decretando el estado de sitio y encarcelando a todo aquel del que se pudiera tener sospechas de su conexión con la guerrilla. El trabajo realizado en el periodo anterior dio sus frutos y el FSLN se vio reforzado por la entrada de muchos nuevos militantes.

En 1976 surgen discrepancias en el seno de la organización y se consuma una división de la misma. Surgen tres organizaciones con el mismo nombre pero con apelativos diferentes. El FSLN Proletario, el FSLN Guerra Popular Prolongada (GPP) y el FSLN Insurreccional (terceristas). Las razones de la división fueron, fundamentalmente, de orden táctico y organizativo.

Desde la fundación del FSLN han pasado distinas ideologías, como la marxista, por ejemplo. La división del FSLN fue principalmente por la radicalización de las distintas ideologías.

FSLN Guerra Popular Prolongada o GPP: De inspiración guevarista (quien creía en el foquismo como método revolucionario) el grupo populista o GPP, es considerado sectario por los otros bloques del FSLN. Su acción estaba principalmente en el campo, en la zona noreste de Nicaragua, donde la aceptación por los campesinos pobres fue buena; sostuvieron sangrientos enfrentamientos contra la Guardia Nacional. Creían que estaban listas las fuerzas para derrocar a Somoza.

FSLN Proletario: Consideraban al trabajador como "La vanguardia revolucionaria de la lucha por el socialismo". Su acción es el foquismo, como un intento apresurado de semejanza con la Revolución Cubana. Actuaban en las urbes, con atentados y sabotajes a la dictadura de Anastasio Somoza. Consideraban falto de madurez al movimiento revolucionario para poner fin a la dictadura de Somoza.

FSLN Insurreccional o Terceristas: Fueron una mezcla heterogénea de demócratacristianos, marxistas amplios que aceptan el pluralismo, social demócratas, estudiantes idealistas, empresarios, profesores. Su cometido era poner fin a la dictadura somocista y establecer un gobierno demócrata entre las fuerza opositoras. Se organizaban en comandos rápidos y móviles, pasaban del campo a la ciudad y fueron quienes asestando golpes graves a la dictadura.

El 7 de noviembre de 1976 cae en combate en la región de Zinica Carlos Fonseca. Ese mismo año también muere Eduardo Contreras que había destacado en la toma de la casa Castrillo en 1974.

La ofensiva de Octubre[editar]

A finales de 1977 el FSLN Insurreccional lanza una ofensiva urbana atacando cuarteles de Masaya, San Carlos en río San Juan y en el Frente Norte Carlos Fonseca que se salda con un éxito inicial aunque la superioridad armamentística de la Guardia Nacional hace que las instalaciones se recuperen rápidamente. Esta ofensiva es conocida como "Ofensiva de Octubre".

En Managua y Tipitapa caen varios cuadros de la fracción FSLN Guerra Popular Prolongada entre los que está el miembro de la Dirección Nacional Pedro Aráuz Palacios.

Un grupo de personalidades nicaragüenses en el exilio hacen publico el llamado "Manifiesto del Grupo de los Doce" en el que llaman al país a apoyar la lucha contra Somoza.

La Ofensiva de Octubre lleva por primera vez la lucha guerrillera a las ciudades demostrando la vulnerabilidad militar del somocismo y creando las condiciones subjetivas para posteriores acciones insurreccionales.

La toma del Palacio Nacional, Operación Chanchera[editar]

El año 1978 comienza con el asesinato del director del periódico La Prensa, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal. Este asesinato es atribuido al régimen al ser Chamorro un conocido opositor del somocismo. El malestar y las protestas se extendieron entre la clase media y empresarial del país.

En febrero de ese año se produce la insurrección del barrio Monimbó de Masaya y ya la situación nicaragüense es noticia internacional. En los Sabogales muere Camilo Ortega Saveedra, hermano de Daniel Ortega Saavedra quien a la postre sería presidente del país.

El 22 de agosto un comando de la fracción FSLN Insurreccional toma el Palacio Nacional del Congreso en medio de una sesión conjunta reteniendo a diputados y senadores, además del personal que se encontraba en ese momento en el edificio, no menos de 3.000 personas. Al frente del operativo estaba Edén Pastora, conocido como el comandante "cero" y Dora María Téllez (Pastora después del triunfo de la revolución se alzaría en armas contra sus antiguos compañeros del FSLN). Somoza se ve obligado a aceptar los puntos del Frente y debe liberar prisioneros políticos (entre los que se encontraba Tomás Borge), publicar comunicados revolucionarios, dar dinero en efectivo (medio millón de dólares) y permitir la partida del comando al extranjero.

En septiembre se produce un levantamiento insurrecional en los departamentos de León, Matagalpa, Chinandega, Estelí, Masaya y Managualos cuales agrupan a más del 50% de la población del país.

La respuesta de la Guardia Nacional es la de atacar por todos los medios e indiscriminadamente a las ciudades produciendo muchas víctimas entre la población civil. La lucha dura más de un mes y acaba obligando al abandono de los guerrilleros de las plazas urbanas replegándose a las montañas y zonas rurales. En la retirada muchos civiles deciden sumarse a los grupos de la guerrilla.

Está acción fue el comienzo de una insurrección generalizada contra la dictadura a la vez que es el punto de inflexión en cuanto a la superación de la división del FSLN. Las diferentes tendencias comienzan a buscar acuerdos para lograr una nueva unificación. Por otro lado Costa Rica, Panamá, Venezuela y México se posicionan a favor de la lucha del FSLN promoviendo el aislamiento internacional del régimen somocista.

La ofensiva final[editar]

La insurrección va ganando adeptos y las filas guerrilleras se van nutriendo de militantes que deciden sumarse a la lucha contra la dictadura. El FSLN constituye diversos frentes de combate, los que denomina con el nombre de compañeros caídos. Se forman los siguientes frentes:

  • en el sur el Frente Sur "Benjamín Zeledón";
  • en el norte, el Frente Norte "Carlos Fonseca";
  • la zona central, el Frente Central "Pablo Úbeda";
  • en el área de Chontales, el Frente Oriental "Carlos Roberto Huembes";
  • en la zona de León y Chindandega, el Frente Occidental "Rigoberto López Pérez"
  • en las áreas de Masaya y Carazo, el Frente Sur-Oriental "Camilo Ortega"
  • en el casco urbano de Managua, el Frente Interno.

En marzo de 1979 se firma el acuerdo de unidad por parte de los representantes de las tres fracciones sandinistas y se decide impulsar la lucha. En la ciudad norteña de Estelí se produce una nueva insurrección en abril.

En junio el Frente Sandinista de Liberación Nacional hace un llamamiento a participar en la Ofensiva Final. Todos los frentes son convocados intensificar la lucha contra la Guardia Nacional y converger en la capital, se convoca a toda la población a una huelga general.

Estelí, Matagalpa, Chinandega, León, Managua, Masaya, Carazo y Rivas se alzan de nuevo contra el gobierno el cual responde desesperadamente bombardeando las ciudades. Las columnas del FSLN avanzan liberando todas las ciudades a su paso. El gobierno de EEUU intenta, mediante la OEA (Organización de Estados Americanos), parar el avance del Frente. El gobierno norteamericano intenta que la OEA destaque tropas de interposición en Nicaragua, pero no obtiene apoyo necesario de los países latinoamericanos presentes en la organización. Posteriormente, poniendo como pretexto motivos humanitarios, intenta afincar tropas en Costa Rica para intervenir en Nicaragua, pero esta operación también fracasa. Lo mismo que los intentos de negociación con el FSLN para la composición de una Junta de Gobierno de Reconstrucción nacional. Finalmente, los Estados Unidos de América del Norte se ven obligados a pedir a Anastasio Somoza su renuncia a la presidencia de Nicaragua en un intento de controlar la situación. Somoza es sustituido por el presidente del Congreso Nacional, Francisco Urcuyo, que en uno de sus primeros actos como presidente hace un llamamiento al FSLN a que deponga las armas. La respuesta sandinista fue la de incrementar el avance y Urcuyo abandona el país. La Guardia Nacional se derrumba el Frente Sandinista de Liberación Nacional entra en Managua el 19 de julio de 1979 poniendo fin a la etapa ditactorial somocista y comenzando lo que se conoce como "La Revolución Sandinista" asumiendo las responsabilidades de gobierno mediante la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional.

Período de gobierno[editar]

Bandera que ondeó en el barrio Laura Sofía Olivas Paz de Ocotal (Nueva Segovia) cuando fue declarado territorio victorioso de analfabetismo.

El FSLN inició un gobierno de reconstrucción nacional, incorporando a personas de los diversos sectores de la sociedad nicaragüense, el cual se rompe por diferencias en como hacer valer la hegemonía popular. El FSLN asumió el gobierno nicaragüense y comenzó a realizar una política de economía mixta a la vez que se repartía las tierras de los latifundistas en la reforma agraria y se nacionalizaba la banca. Los bienes de la familia Somoza y de otros miembros relevantes de la sociedad que sostuvo a la derrotada dictadura fueron expropiados, equivaliendo al 40% de la economía nacional. Esta expropiación se realizó mediante el Decreto número 3 del 20 de julio de 1979 que dice:

faculta al Procurador General de Justicia para que de inmediato proceda a la intervención, requisa y confiscación de todos los bienes de la familia Somoza, militares y funcionarios que hubiesen abandonado el país a partir de diciembre de 1977.

En el año 1981, escasamente año y medio del triunfo revolucionario, los Estados Unidos de América, poniendo como disculpa el supuesto soporte y apoyo de los sandinistas al movimiento guerrillero de El Salvador, imponen un bloqueo económico a la vez que organiza y financia la denominada contra (de contrarrevolución), partiendo de las unidades del ejército de Somoza que huyeron al vecino país de Honduras y creando así una situación de guerra (en 1987 había más de 10.000 contras armados luchando contra el gobierno de Nicaragua). El apoyo de Estados Unidos a los contra les trajo diversos problemas tanto de índole internacional como interno, entre lo más relevante se encuentra la sentencia condenatoria firme del Tribunal Internacional de la Haya contra los EE.UU. (ver Nicaragua contra Estados Unidos) por el minado de puertos civiles como el de Corinto, que EEUU nunca acató, además del rechazo al apoyo del gobierno estadounidense a la contra en 1985 que promulgó el Congreso de los EEUU cuando salió a la luz pública el escándalo Irangate.

En respuesta a la contrarrevolución, se estableció una situación de guerra, trayendo como consecuencia muertes calculadas en más de 38.000 personas y pérdidas económicas de unos 17 mil millones de dólares, en concepto de destrucción de infraestructura, además de la aplicación del servicio militar obligatorio, la provisión de cuantiosos fondos para la defensa mediante un mayor control de los recursos del país.

La solidaridad internacionalista se volcó con Nicaragua y organizaciones solidarias de todo el mundo así como los países que compartían un mismo sentido de gobierno con los Sandinistas, con la Unión Soviética y Cuba a la cabeza, apoyaron a la Revolución Rojinegra mitigando los inmensos daños de la guerra civil.

En las elecciones del 4 de noviembre de 1984[11] el representante sandinista, Daniel Ortega Saavedra, vence por un amplio margen de votos (el 67%). Al año siguiente, ante el incremento de las hostilidades, se decreta el estado de emergencia durante un año. En 1987 el FSLN volvió a resultar ganador de las elecciones convocadas. En marzo de 1988 se inician conversaciones, arropadas por los presidentes de los otros países centroamericanos, en lo que se conoció como "Acuerdo de Esquipulas II", entre el gobierno sandinista y la Contra en el que se acuerda una tregua. En febrero del año siguiente se llega al acuerdo de disolución de la Contra y de la realización de las reformas constitucionales que permitirían su participación en la vida política del país, este acuerdo se firmó en la localidad salvadoreña de Costa del Sol.

El coste atroz de la guerra demandaba, desde el interior del país, la paz, a la vez que el panorama internacional cambió; cambios en la presidencia de EEUU (Reagan ya no era presidente), comienza la perestroika en la URSS, presión cada vez mayor de los países vecinos...

Entre los logros del periodo de gobierno revolucionario destaca la campaña de alfabetización que logró reducir el índice de analfabetismo de más del 50% a menos del 13% y el acceso a la enseñanza superior a individuos de escasos recursos, así como la reforma agraria, una firme voluntad de desarrollar la política cultural y el intento de universalización de la sanidad haciendo que la tasas de enfermedades y mortalidad infantil disminuyeran significativamente.

Críticas y condenas[editar]

Bandera del FSLN.

Desde el triunfo mismo de la revolución, el nuevo gobierno tuvo que hacer frente a una serie de episodios que intentaban frenar las acciones de cambio revolucionario. En el contexto del desorden que acaeció en los primeros días después del triunfo, los errores y abusos que se pudieron cometer fueron aprovechados por los derrotados seguidores del régimen somocista, opositores al sandinismo y quienes los apoyaban para intentar frenar las incipientes reformas revolucionarias y avances sociales.

Entre las principales críticas se encuentran la censura a los medios de comunicación por decreto de ley (a pesar de ello el principal periódico de oposición, La Prensa, mantenía su línea editorial íntegra originando su cierre en varias ocasiones). La Iglesia Católica fue acusada de desestabilizar la Revolución y mantuvo unas tirantes relaciones con el gobierno.

"Artículo 13.-Todo el que tuviere establecido o estableciere en lo sucesivo una imprenta, litografía, empresa editora, o cualquier otro medio de publicidad u otra forme electrónica que sirve para difundir en forma masiva una idea, una opinión o noticia, tendrá obligación de solicitar autorización a la Dirección de Medios de Comunicación, manifestando por escrito donde consta el lugar o lugares que ocupe el negocio, el nombre y apellido del empresario o sociedad a que pertenece, el domicilio de aquel o de ésta, y el nombre, apellidos y domicilio del Gerente si los hubiere; igual obligación tendrá cuando el propietario o gerente cambie de domicilio o de lugar el establecimiento del negocio."[12]

En 1982 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, órgano de la OEA con sede en Washington, DC (Estados Unidos), en referencia a unas muertes en extrañas circunstancias ocurridas en la Cárcel Modelo de Managua en diciembre de 1979.

que Por aplicación del Artículo 39 del Reglamento, presumir verdaderos los hechos denunciados en la comunicación de 3 de diciembre de 1979, relativa a la muerte en prisión de Pedro Pablo Calderón Urbina, Marcos Dávila Andrade, Guillermo Sánchez Pinell, Perfecto Pérez y Humberto Villavicencio Montoya.

- -  :2. Observar al Gobierno de Nicaragua que tales muertes, considerando la juventud de cuatro de los reos, configuran graves violaciones al derecho a la vida (Artículo IV de la Convención Americana sobre Derechos Humanos) y al derecho a la integridad personal (Artículo V). -

-  :3.Recomendar al Gobierno de Nicaragua que investigue los hechos denunciados y, en su caso, sancione a los responsables; y que se sirva comunicar a la Comisión la decisión que adopte, dentro de un plazo máximo de 60 días...

.[13]

De la misma forma, una vez abandonado el poder, el F.S.L.N. y algunos de sus dirigentes fueron acusados por lo medios de comunicación afines a la contrarrevolución y al gobierno de los Estados Unidos de quedarse con propiedades estatales. Este hecho fue conocido como la piñata, pero no dio lugar a ninguna acusación ante la justicia, nacional o internacional, y ningún dirigente sandinista fue acusado, enjuiciado o encarcelado por ello. Algunas de estas propiedades habían sido expropiados en el periodo revolucionario y posteriormente, sus antiguos propietarios fueron indemnizados mediante bonos denominados BPI (Bonos de Pagos de Indemnización).

El 8 de junio de 2006, en vísperas del período electoral para las elecciones a la presidencia del gobierno nicaragüense (el 5 de noviembre de 2006), el presidente de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (C.P.D.H.), Marcos Carmona, presentó una denuncia contra ex-dirigentes sandinistas que tuvieron responsabilidades en el periodo de gobierno revolucionario, entre ellos Daniel Ortega (re-electo en el 2006 como presidente), ante la Fiscalía General de la República de Puerto Cabezas. Las acusaciones son por delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad" contra indígenas miskitos. Los hechos presuntamente ocurrieron entre 1981 y 1982 y fueron denunciados a la C.P.D.H. en el 2005, según el periódico El Nuevo Diario de Nicaragua[14]

Un total de 64 personas fueron asesinadas, 13 torturadas y 15 desaparecidas en 17 comunidades miskitas de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), según la denuncia de la C.P.D.H., una férrea opositora al régimen sandinista.

El sandinista Enrique Figueroa ha manifestado que es

"lamentable" que un organismo de derechos humanos "cada vez que se presenta una campaña electoral es instrumentalizado por los adversarios del FSLN para organizar campañas de desprestigio para afectar la imagen de sus candidatos y del partido".

Pérdida del Poder Ejecutivo[editar]

Reagan reunido con (de izquierda a derecha) el Secretario de Defensa, Caspar Weinberger; el secretario de Estado, George Shultz; el Procurador General, Ed Meese y el Jefe del Staft Don Regan en el despacho Oval de la Casa Blanca.

En 1986 tras el destape del escándalo Irangate, el congreso estadounidense detiene todo presupuesto para la Contra, y esta se ve imposibilitada de mantener su lucha. Mientras, el gobierno Sandinista no podía seguir manteniendo una guerra impopular que había socavado la economía a finales de los años 80, Nicaragua se quedó sin el apoyo de la Unión Soviética. Bajo los acuerdos de Esquipulas II se buscó una salida política al conflicto que contemplaba la convocatoria de elecciones generales.

En las elecciones presidenciales del 25 de febrero de 1990, el F.S.L.N. entregó el poder a Violeta Barrios de Chamorro, líder de la UNO (Unión Nacional Opositora), coalición antisandinista apoyada por los EE.UU., el 25 de abril del mismo año, tras perder las elecciones. Desde entonces, aunque la UNO se disolvió, los diferentes partidos de corte derechista han mantenido la presidencia, en las elecciones siguientes (1996 y 2001), y con unos resultados cada vez más.

En el tiempo que el partido lleva fuera del gobierno éste ha sufrido varias escisiones y enfrentamientos internos que no han ayudado a conseguir mejores resultados electorales en las elecciones nacionales, además de las críticas de los sectores liberales del supuesto populismo y proselitismo político al que recurre el F.S.L.N.

Sin embargo, el F.S.L.N. ha tenido cierto repunte en las elecciones municipales en dónde ha logrado obtener resultados significativos, incluyendo la obtención de la alcaldía de Managua en dos elecciones consecutivas (2000 y 2004).

Bajo el liderazgo de Daniel Ortega Saavedra el Frente Sandinista ha sufrido una profunda reconversión que le ha llevado a realizar una política más centrista y parlamentaria con alianzas con antiguos enemigos y pactos con sus rivales políticos. El acercamiento a la Iglesia Católica, que incluye incluso la "formalización" de las relaciones de pareja de Daniel[15] y el cambio de discurso, de aquel "Ganamos y adelante Daniel Presidente todo será mejor!!!" de la campaña electoral de febrero de 1990 al "RECONCILIACIÓN Y UNIDAD NACIONAL ¡Una opción preferencial por los pobres!" de la campaña de las elecciones del año 2006[16] hay toda una transición que algunos consideran, como lo hacía el periódico El Nuevo Diario en su edición del día después de la victoria de Daniel Ortega en las elecciones presidenciales;

Y es que el sandinismo revolucionario que llegó al poder en 1979 ha ido desvirtuándose bajo la férula de Ortega para convertirse en el “danielismo” actual, más cercano a la izquierda populista.

[15]

La escisión más fuerte se produjo con la salida del ex-alcalde de Managua, el popular Herty Lewites que denunció el liderazgo impositivo de Daniel Ortega. Junto a Herty abandonaron el partido relevantes figuras como Carlos Mejía Godoy. De hecho al triunfo electoral del 4 de noviembre de 2006 solo quedaban en el seno del FSLN tres de los nueve comandantes que constituyeron la Dirección Nacional en tiempos de la revolución.

Algunos hechos y pactos con la derecha en el Gobierno, como el realizado para la mitigación de las penas impuestas por la justicia al ex-presidente Arnoldo Alemán (antiguo dirigente contra) que permitió la posibilidad de reducir el porcentaje requerido para ganar las elecciones en primera ronda electoral con apenas un 35%, o el pacto a favor de la derogación de la ley del aborto (ley que fue apoyada e impulsada por el Frente en tiempos de la revolución) y que existía desde tiempos de la Revolución Liberal de José Santos Zelaya, al poder ganar con un 38,7% de los votos la elecciones presidenciales de noviembre de 2006 contra el 62% de los votos de los partidos de derecha divididos en Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) y Alternativa Cristiana (AC) más el partido izquierdista disidente del FSLN, Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

La transformación del FSLN[editar]

El FSLN se conformó como un partido de vanguardia que de basaba en unos buenos cuadros de militantes en vez de desarrollar una política de militancia de la población. El proceso revolucionario y la guerra impulsada por EEUU profundizaron más esta forma de organización que tendió a ser confundida con la organización de estado. Tras las elecciones de 1990 se abrió un nuevo marco político que obligo al FSLN a convertirse en un tipo de organización partidaria.

La transformación de un partido de vanguardia en un partido de organización partidaria requirió de muchos cambios internos y externos. Hubo escisiones, cambios de discurso, nuevas estrategias que llevaron al FSLN a un nuevo estatus, en el que se evidencia una deriva personalista y desinstitucionalizadora.[17]

Vuelta al poder[editar]

En las elecciones presidenciales llevadas a cabo el 5 de noviembre de 2006 el candidato sandinista, Daniel Ortega vence con un 38% de los votos. El periódico El Nuevo Diario expresa de esta manera los resultados

El CSE (Consejo Supremo Electoral) informó que de las más de 11 mil JRV (Juntas Receptoras de Votos) escrutadas, el FSLN en elección presidencial alcanzaba el 40,04%, Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) 33,29%; el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) 19,51%; el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) 6,89%, y Alternativa por el Cambio (AC) 0.27%.[18]

Con esta victoria se pone fin a 16 años de gobiernos neoliberales y conservadores. El diario español El Mundo describía la situación de la siguiente forma, en los días previos a la campaña:[19]

Un país azotado por la pobreza
Se da por hecho que cuanto más alta sea la participación de los casi 3,4 millones de nicaragüenses con derecho a voto (el doble que en 1990), mejor será el resultado para Ortega. Con el 80% de sus casi seis millones de habitantes en el umbral de la pobreza (ingresos de menos de dos dólares diarios), la mitad en paro o en subempleo, salarios de 100 dólares al mes y una deuda externa de 6.500 millones de dólares tras la condonación de cuatro de cada cinco dólares que debía, el balance de los tres presidentes (Chamorro, Alemán y Bolaños) que han sucedido a Ortega es claramente negativo.

Aunque la economía nicaragüense fuera una de las de mayor crecimiento en América Central y el FSLN mantuviera una amplia presencia en los diferentes ámbitos de poder.

La campaña electoral llevada a cabo por el FSLN llamaba a una política de reconciliación, el segundo de Ortega, Jaime Morales Carazo, era un antiguo contra supuesto agente de la CIA, y bajo el lema Unida, Nicaragua Triunfa se daba, dicha campaña, en un ambiente caracterizado por el triunfo de tendencias izquierdistas en América Latina. Con el apoyo del presidente de la Venezuela Bolivariana Hugo Chávez, la Bolivía de Evo Morales y el baluarte revolucionario cubano hacían prever, junto con los resultados de las encuestas, el triunfo rojinegro.

La escisión sandinista Movimiento Renovador Sandinista (MRS) obtenía un 6,89% después de tener que sustituir a su primero de lista, el carismático ex alcalde de Managua, Herty Lewites, por Edmundo Jarquín y con la participación destacada, como candidato a la vicepresidencia, de Carlos Mejía Godoy. En estas elecciones quedó pendiente de emitirse el resultado de cerca del 8% del total de Juntas Receptoras de Votos, en lo que constituye una anomalía constantemente destacada por los Partidos de Oposición.

Las primeras acciones de gobierno del FSLN fueron el restablecer la gratuidad de los servicios de Educación y Salud. En educación se prohíbe el cobro en las escuelas públicas, de matrículas, mensualidades, material escolar y otros insumos. En Salud se eliminan las consultas privadas en los centros públicos y se restablece la gratuidad de los medicamentos, las operaciones quirúrgicas y las pruebas clínicas que se realicen en los centros sanitarios dependientes del Estado.[20]

Las elecciones municipales de 2008, 2009 y 2011[editar]

En las elecciones municipales nicaragüenses del 9 de noviembre de 2008 y el 18 de enero de 2009, el FSLN obtuvo el 48,42%, el Partido Liberal Constitucionalista obtenía el 45,65%, Alianza Liberal Nicaragüense el 3,76%, el Partido Resistencia Nicaragüense obtenía el 0,85%, el Alternativa por el Cambio el 0,65%, YATAMA el 0,64% y el Partido Movimiento de Unidad Costeña el 0,02%.

El FSLN ganó un total de 109 alcaldías (14 cabeceras departamentales) incluyendo la capital Managua, en contraposición a 39 del PLC (3 cabeceras departamentales) y el ALN ganó 4 Alcaldías (ninguna cabecera departamental). Sin embargo, ciertas anomalías y la falta de observadores internacionales en las elecciones, originó un descontento social y el rechazo de los resultados por parte de la oposición.[21]

En las elecciones generales realizadas el 5 de noviembre el FSLN obtiene el 63% de los votos seguido por el PLI (Partido Liberal Independiente) con un 30%.[22]

Presidentes del poder Ejecutivo[editar]

Daniel Ortega.

El partido ha dado los siguientes Presidentes de la República, a saber:

Candidatos presidenciales[editar]

  • Daniel Ortega Saavedra 1984 Ganó obteniendo el 67.20% de los votos válidos depositados equivalente a 735,067 votos muy por encima del partido del segudo lugar Partido Conservador Demócrata (PCD) quien apenas obtuvo 154,127 correspondiendo a un 14.00% de los votos válidos.
  • Daniel Ortega Saavedra 1990 Perdió ya que obtuvo un total 579,886 votos válidos equivalente al 40.82% muy por debajo de lo obtenido por su principal opositora doña Violeta Barrios de Chamorro candidata de la Unión Nacional Opositora (UNO) quien ganó al obtener 777,552 votos válidos equivalente a un 54.74%.
  • Daniel Ortega Saavedra 1996 Perdió ya que obtuvo un total 669,443 votos válidos equivalente al 37.75% muy por debajo de lo obtenido por su principal opositor el doctor Arnoldo Alemán Lacayo candidato de la Alianza Liberal (AL) quien ganó al obtener 904,908 votos válidos equivalente a un 51.03%.
  • Daniel Ortega Saavedra 2001 Perdió ya que obtuvo un total 915,417 votos válidos equivalente al 42.30% muy por debajo de lo obtenido por su principal opositor el Ingeniero Enrique Bolaños Geyer candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) quien ganó al obtener 1,216,863 votos válidos equivalente a un 56.30%.
  • Daniel Ortega Saavedra 2006 Ganó obteniendo el 37.99% de los votos válidos depositados equivalente a 930,802 votos relativamente superior a las dos fuerzas opositoraa principales que se presentaron en elección que fueron el partido del segundo lugar Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) con el candidato Licenciado Eduardo Montealegre Rivas quien obtuvo 693,391 votos válidos correspondiendo a un 28.30% y el tercer lugar fue para el Partido Liberal Constitucionalista con el Doctor José Rizo Castellón quien obtuvo un total de 664,225 votos válidos correspondiendo al 27.11%.
  • Daniel Ortega Saavedra 2011 Ganó al obtener 62.46% de los votos válidos, equivalentes a 1569287 votos.[23] Este representa el segundo porcentaje más alto con que ha sido ganador un candidat@ a Presidente de Nicaragua desde las primeras elecciones democráticas en 1984 (año en que se dio el porcentaje más alto).

Sandinistas prominentes[editar]

  • Carlos Fonseca Amador, Fundador, principal ideólogo y figura ejemplar del F.S.L.N. Comandante en Jefe de La Revolución Popular Sandinista. Héroe Nacional de Nicaragua.
  • Germán Pomares. Fundador del F.S.L.N. Comandante Guerrillero conocido como "El Danto". Héroe Nacional de Nicaragua.
  • Jorge Navarro. Caído en Bocay.
  • Julio Buitrago Urroz. Padre de la Resistencia Urbana, muerto en 1969 enfrentando a decenas de guardias nacionales, el único capaz de superar a Leónidas.
  • Leonel Rugama. poeta, famoso por su grito de ¡Que se rinda tu madre! a Samuel Genie Lacayo cuando éste lo conminó a rendirse.
  • Francisco Rivera. Mítico Comandante Guerrillero, conocido como "Rubén" o "El Zorro".
  • Gaspar García Laviana, sacerdote asturiano, "Comandante Martín" que luchó en el Frente Sur, en el Departamento de Rivas en los 70, dando su vida por la causa en noviembre de 1978.
  • Patricio Arguello Ryan, cuyo recuerdo es imperecedero en la memoria de los hermanos palestinos.
  • Herty Lewites, militó más de 35 años en el partido desempeñando cargos de responsabilidad en el gobierno del país en el período revolucionario, fue Ministro de Turismo, y posteriormente Diputado ante la Asamblea Nacional. Alcalde de Managua por las listas rojinegras expresó su deseo de postularse a la presidencia dentro del FSLN lo que dio lugar a una discrepancia con la línea oficial que acabó en una escisión con la expulsión Lewites del FSLN y la creación por parte de este y sus partidarios del partido Alianza Movimiento Renovador Sandinista con el que acudió a las elecciones del 2006. Murió antes de la contienda electoral.
  • Daniel Ortega Saavedra, Comandante de la Revolución, miembro de la Dirección Nacional en los años '80, Coordinador de la JGRN (1979-1985), Presidente de La República de Nicaragua (1985-1990), desde 1990 es Secretario General y máximo dirigente del FSLN. Presidente de La República de Nicaragua (2007-2012).
  • Rosario Murillo, Poetisa, esposa de Daniel Ortega. Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía en el periodo de gobierno 2007-2012.
  • Tomás Borge Martínez, Comandante de la Revolución y uno de los fundadores del Frente, dirigente de la guerra popular prolongada de los setenta, miembro de la Dirección Nacional en los años '80, Ministro del Interior en los ochenta. Se desempeñó como embajador de Nicaragua en el Perú. Falleció el 31 de Abril del 2012.
  • Henry Ruiz, Comandante de la Revolución, miembro de la Dirección Nacional en los años '80, histórico "Comandante Modesto" de la guerrilla rural en los años 70. Renunció al FSLN el año 2000 y apoya organizaciones sandinistas no oficialistas. Es visto como La Reserva Moral de la Revolución.
  • Víctor Tirado López, Comandante de la Revolución, miembro de la Dirección Nacional en los años '80. Renunció al FSLN el año 2000 y apoya organizaciones sandinistas no oficialistas.
  • Luis Carrion, Comandante de la Revolución, miembro de la Dirección Nacional en los años '80. Disidente del FSLN. Se dedica a sus negocios privados.
  • Humberto Ortega Saavedra, Comandante de la Revolución, líder de la tendencia Insurreccional (Tercerista) en los años '70, principal estratega de la insurrección urbana, miembro de la Dirección Nacional en los años '80, Ministro de la Defensa en los años '80 durante la guerra de agresión de EEUU. Actualmente próspero empresario residiendo en Costa Rica.
  • Jaime Wheelock Román, Comandante de la Revolución, líder de la tendencia Proletaria. miembro de la Dirección Nacional en los años '80, Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural. Retirado de la política.
  • Bayardo Arce Castaño, Comandante de la Revolución, miembro de la Dirección Nacional en los años '80. Se desempeña actualmente como asesor en temas económicos del gobierno de Daniel Ortega y próspero empresario.
  • Edén Pastora Gómez, Comandante Guerrillero, el famoso "Comandante Cero" en el asalto al Congreso Nacional que constituyó un importante hito en la lucha contra la dictadura. De ideología socialdemócrata, rompió con el Frente y constituyó la ARDE, la cual se integró con la contra luchando desde Costa Rica. Actualmente se desempeña como delegado de gobierno en río San Juan.
  • Omar Cabezas. Comandante Guerrillero, Fundador de la Seguridad del Estado. Se desempeña actualmente como Procurador de Derechos Humanos.
  • Gladys Baéz, Comandante Guerrillera. Se desempeña actualmente como diputada en la Asamblea Nacional.
  • Dora María Téllez, Comandante Guerrillera, la "Comandante Dos" en el asalto al Congreso Nacional que constituyó un importante hito en la lucha contra la dictadura. Disidente del FSLN.
  • Margarita Zapata. Comandante Guerrillera. Encargada de prensa. Vínculo exterior de la Revolución. Ex Vicepresidenta de la Internacional Socialista. Actual embajadora itinerante de Nicaragua.
  • Mónica Baltodano, Comandante Guerrillera. Disidente del FSLN. Se desempeña actualmente como diputada en la Asamblea Nacional.
  • Ernesto Cardenal, poeta y sacerdote católico. Ministro del Cultura en los '80. Uno de los máximos exponentes de la teología de la liberación. Se alejó del FSLN en la década de los noventa y hoy apoya el Movimiento Renovador Sandinista. En la actualidad feroz crítico de la línea oficial de Daniel Ortega.
  • Sergio Ramírez Mercado, novelista. Fue uno de los principales artífices de la alianza de los años '70. Durante el período de gobierno revolucionario fue Vicepresidente. En la oposición, ha estado enfrentado a Daniel Ortega.
  • Miguel d'Escoto, Sacerdote católico, fue Ministro de Asuntos Exteriores del gobierno sandinista. Presidente de la Asamblea General de la ONU.
  • Vilma Núñez, otrora magistrada sandinista, defensora de los derechos humanos. Disidente del FSLN.
  • Gioconda Belli, escritora ganadora del premio Casa de las Américas y miembro del FSLN desde los años 70 trabajó por años en el exilio en México y Costa Rica. Tras el triunfo revolucionario se encargó de la renovación del sistema de televisión nicaragüense. En 1984 fue representante sandinista ante el Consejo Nacional de Partidos Políticos y vocero del FSLN en la campaña electoral de ese año. Belli dejó todo cargo oficial en 1986 y renunció al Frente en los siguientes años. Disidente del FSLN. Apoya al MRS.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Miembros de la Internacional Socialista
  2. *Bosch, Juan (1983). De Cristóbal Colón a Fidel Castro. El Caribe, frontera imperial.. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.. ISBN. 
  3. La estrella de Nicaragua. La Foto Histórica.
  4. Wheelock Román, Jaime (1980). Ernesto Chávez Álvarez. ed. Frente Sandinista: Hecia la ofensiva final.. Ciudad de La Habana: Editorial de ciencias sociales.. 
  5. a b c d e f * Matilde Zimmermann. «Fundación del FSLN, 1960-1964». Consultado el 26 de enero de 2009.
  6. Tirado no vio a Borge fundar ningún Frente - El Nuevo Diario - Managua, Nicaragua
  7. El 19
  8. 38 años de “las Termópilas” de Las Delicias del Volga Julio Buitrago más grande que Leónidas
  9. La histórica Revolución Popular Sandinista
  10. Resumen de la historia oficial del FSLN
  11. 4 de noviembre: análisis de los resultados electorales
  12. Reglamento de registro de los medios de comunicación decreto No. 39, Aprobado el 29 de mayo de 1986.
  13. Nicaragua 5154
  14. El Nuevo Diario - Managua, Nicaragua - Ortega acusado de genocidio contra miskitos
  15. a b El Nuevo Diario - Managua, Nicaragua - 16 años después, el sandinismo vuelve al poder
  16. Programa de gobierno - La Voz del Sandinismo
  17. MUTACIONES ORGÁNICAS, ADAPTACIÓN Y DESINSTITUCIONALIZACIÓN PARTIDARIA: EL CASO DEL FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL (FSLN), 1980-2006 SALVADOR MARTÍ I PUIG Universidad de Salamanca
  18. El Nuevo Diario - Managua, Nicaragua - Ganó Ortega.
  19. Regreso al futuro o más de lo mismo | elmundo.es
  20. Gobierno sandinista restablece gratuidad en Educación y Salud (Managua, 17 de enero) http://www.granma.cubaweb.cu/2007/01/18/interna/artic05.html
  21. «El fraude electoral divide a Nicaragua · ELPAÍS.com».
  22. Ortega obtiene 63.95% de votos con 15.9% de mesas escrutadas. Nuevo diario de Nicaragua
  23. http://www.lavozdelsandinismo.com/nicaragua/2011-11-07/resultados-de-las-elecciones-presidenciales-de-nicaragua-2011/

Fuentes[editar]

Enlace externos[editar]