Conflicto del Falso Paquisha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Conflicto del Falso Paquisha
Conflicto limítrofe entre el Perú y el Ecuador
Fecha 22 de enero1 de febrero de 1981
Lugar Cordillera del Cóndor
Casus belli Existencia de tres destacamentos militares ecuatorianos en territorio peruano.
Resultado Victoria del Perú
Consecuencias Status quo ante bellum
Beligerantes
Bandera de Ecuador Ecuador Bandera de Perú Perú
Comandantes
Jaime Roldós Aguilera Fernando Belaunde Terry
Rafael Hoyos Rubio
Unidades militares
Ecuadorian Navy Seal.svg Armada del Ecuador
Infantería de Marina
Seal of the Ecuadorian Air Force.gif FAE
Emblem of the Peruvian Army.svg Ejército del Perú
Aviación del Ejército
Fuerza Aérea del Perú
Bajas
16 muertos
30 heridos
1 muerto
1 helicóptero derribado[1]
[editar datos en Wikidata]

El conflicto del Falso Paquisha (también llamado conflicto del Alto Comaina, o guerra de Paquisha en Ecuador) es el nombre con el que se conoce una serie de acciones de choque de baja intensidad entre tropas fronterizas de Ecuador y el Perú en la zona, entre los días 22 de enero y 1 de febrero de 1981.

Antecedentes[editar]

La zona fronteriza entre Perú y Ecuador ha sido un tema de gran tensión diplomática desde los tiempos de la independencia de Hispanoamérica. Poco después de nacer a la vida independiente, la Gran Colombia (entidad geopolítica antecesora del Ecuador) enfrentó una guerra fronteriza con el Perú, conocida como la guerra grancolombo-peruana (1828-1829), debido a los intereses de ambas naciones en la región vagamente delimitada por las administraciones anteriores. La Gran Colombia reclamaba las provincias peruanas de Tumbes, Jaén y Maynas; por su parte, el Perú exigía la provincia grancolombiana de Guayaquil. El resultado de esta guerra no determinó un claro vencedor, por lo que la frontera común de ambos países se quedó en Statu quo ante bellum.[2]

La disolución de la Gran Colombia en 1830 dio pase al surgimiento de tres naciones: Ecuador, Colombia y Venezuela. El Perú limitó entonces con dos países en su frontera norte (Ecuador y Colombia), con los que enfrentaría disputas limítrofes. Ecuador, al nacer a la vida independiente en 1830, inicialmente no hizo al Perú ningún reclamo sobre los territorios de Tumbes, Jaén y Maynas, destaca que incluso firmó con este país el Tratado Pando-Novoa (1832), en el que se reconocían y respetaban los límites vigentes entre ambas naciones, hasta que se celebrase un convenio definitivo de límites.[3]​ Esto último fue postergándose a través de los años, debido principalmente a las crisis internas que afectaron a ambas naciones.

En 1858, la decisión de Ecuador de pagar a sus acreedores ingleses con territorios amazónicos en posesión del Perú, originó una reacción del Perú en defensa de su soberanía, llegando las fuerzas peruanas a ocupar Guayaquil en 1860. Sin embargo, diversas circunstancias impidieron la celebración de un acuerdo de límites definitivo. Desde 1887 se intentó llevar el litigio al arbitraje del rey de España, pero en 1910, estando a punto de dar este monarca su sentencia (laudo), Ecuador lo desconoció, pues creyó que le sería adverso.[4]​ Este suceso estuvo a punto de causar un conflicto bélico, lo que se evitó gracias a la mediación de la Argentina, Brasil y Estados Unidos.

En 1922, el Tratado Salomón-Lozano delimitó la frontera entre Perú y Colombia. Una visión ultranacionalista en el Perú sostiene que este tratado fue demasiado favorable a Colombia, al ganar este país un inmenso territorio llamado el Trapecio Amazónico y acceso al río Amazonas. Sin embargo, sea como fuese, el tratado sirvió al menos para que el Perú se ganara como aliado a Colombia, ya que esta nación apoyó desde entonces la posición peruana en el litigio peruano-ecuatoriano, anulando una posible alianza colombiana-ecuatoriana, que habría sido perjudicial para el Perú.[5]

Volviendo a las negociaciones peruano-ecuatorianas, estas llegaron a un punto muerto, pues el Perú insistía en el arbitraje internacional, mientras que Ecuador quería las negociaciones directas. En 1924, el Perú y Ecuador firmaron el Protocolo Castro Oyanguren-Ponce, por el cual se acordó una fórmula mixta, que consistía en combinar el arbitraje internacional con la negociación directa paralela. Para tal efecto, en 1936 los representantes de ambos países se reunieron en las Conferencias de Washington, donde fijaron una línea de statu quo en calidad de frontera provisional, tomando como base los territorios que de facto poseía cada país.[6]​ Pero en 1937 las conversaciones fracasaron debido a las aspiraciones ecuatorianas de extender sus fronteras hasta el Marañón y el Amazonas, lo que implicaba afectar la legítima soberanía peruana sobre extensos territorios.[7]

Ante las incursiones ecuatorianas en territorio peruano que violaban el statu quo de 1936, el Perú estableció una nutrida línea de puestos fronterizos, produciéndose roces y escaramuzas entre patrullas militares de ambas nacionalidades.

En 1941, estalló la guerra peruano-ecuatoriana, conocida también como la «Guerra del 41», la cual empezó por la invasión del país contrario según las versiones correspondientes de Perú y Ecuador. Su resultado fue la derrota de este último, dándose pase a la firma del Protocolo de Paz, Amistad y Límites de Río de Janeiro en 1942, con lo que quedaba zanjado definitivamente el conflicto, al delimitarse la frontera entre ambos países. Sin embargo, poco después de iniciarse la colocación de los hitos fronterizos, Ecuador declaró que el Protocolo era “inejecutable” y suspendió unilateralmente la demarcación de un tramo de la frontera en la Cordillera del Cóndor (1950).

En 1960 intentó el gobierno ecuatoriano de declarar la nulidad del protocolo, aduciendo que había sido impuesto a la fuerza a su país, tesis que fue rechazada por el Perú, apoyado por los países garantes del Protocolo (Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos). La situación tensa en la frontera se agravaría en 1981.

El conflicto[editar]

El conflicto comenzó el 22 de enero de 1981, día en el que el gobierno del Perú denunció el ataque a una de sus aeronaves que estaba realizando una misión de abastecimiento destinada a puestos de vigilancia fronterizos en el río Comaina. El presidente peruano Beláunde, ordenó la inspección del río hasta su nacimiento situado en el lado oriental de la Cordillera del Cóndor. En esta inspección se encontraron tres destacamentos ecuatorianos con sendas instalaciones en territorio considerado del Perú por parte del gobierno peruano según los tratados anteriores. Estos destacamentos habían capturado los antiguos puestos de observación Nros 22, 3 y 4.[8][9]

La posición ecuatoriana señalaba que esos destacamentos correspondían a la base de "Paquisha" establecida en territorio ecuatoriano. Pero, tras la medición de las coordenadas, se comprobó que no correspondían a la mencionada Paquisha aceptada en el Protocolo de Río de Janeiro sino, como lo calificó el presidente peruano Belaúnde, a un "Falso Paquisha", nombre que le dio para poder distinguirlo fácilmente de la primera Paquisha que sí era legal según el protocolo.[8]

El Perú preparó un contingente para recuperar el puesto, formado sobre todo por helicópteros de transporte Mi-8TV de la Aviación del Ejército y el Grupo Aéreo Nº 3, formado por aviones A-37, Su-22 y Mirage 5 de la FAP para apoyar a la Infantería de Selva.

Las acciones de armas en tierra no fueron muchas debido a que la cantidad de combatientes que intervinieron no fue numerosa. Sobre acciones aéreas Ecuador informa sobre un combate ocurrido el 28 de enero entre dos aviones A-37, uno de la FAE y otro de la FAP, sin embargo la Fuerza Aérea del Perú no ha informado sobre su existencia simplemente porque sus aviones informaron no haber tenido enfrentamientos con los aviones adversarios.

El 30 de enero de 1981, las tropas peruanas recuperan el "PV-22" (Falso Paquisha), al día siguiente recuperan el "PV-3", y el 1 de febrero de 1981, recuperan el "PV-4" (Nuevo) o "falso Mayaico".

Para ese día, el conflicto había aparentemente acabado pero luego los peruanos descubrieron que más tropas del Ecuador se habían establecido en otros 3 puestos militares y en 3 puntos de la frontera nororiental de la Cordillera del Cóndor y eran los puestos "PV El Mirador", "PV-4-A" y "PV-4-B" (Antiguo).

El 19 de febrero de 1981 los peruanos recuperan el "PV Jiménez Banda 2" (Falso Machinaza) y al día siguiente, el 20 de febrero de 1981, los "PV-4-A" y "PV-4-B" (Antiguo).

El 21 de febrero de 1981 la Aviación del Ejército del Perú destruyó las últimas instalaciones militares del Ejército del Ecuador que aún quedaban en el territorio peruano.

Tras el conflicto[editar]

La Organización de Estados Americanos (OEA), tuvo que intervenir a través del acta Sorrosa-Du Bois, fijando las coordenadas de ubicación permitidas para las tropas fronterizas, ratificando la condición de la mencionada cordillera como límite natural entre ambos países.

Según una información periodística peruana, que exhibe una foto que muestra la captura de una poderosa ametralladora antiaérea múltiple de 4 cañones de 50 mm. de calibre en ”Falso Paquisha”, la instalación de este tipo de armamento representó el símbolo de la gravedad de la premeditada invasión ecuatoriana en territorio peruano, a través de la Cordillera del Cóndor. Según los especialistas, solo un destacamento de alto valor estratégico justifica la instalación de una pieza de artillería de estas características. Versiones conocidas después del desalojo de las tropas ecuatorianas, entre el 28 de enero y 1º de Febrero de 1981, confirman que está frustrada ocupación se planificó desde 1977, cuando se empezaron a presentar los primeros enfrentamientos entre patrullas fronterizas. Otra segunda ametralladora de iguales características sería capturada por los soldados peruanos en el Puesto "Falso Machinaza" (denominado por los peruanos "Jiménez Banda 2") que era otro de los puestos invadidos por los ecuatorianos.[10]

En el libro "Paquisha toda la verdad" del escritor ecuatoriano Claudio Mena dicho autor sostiene que el presidente ecuatoriano Jaime Roldós Aguilera tenía planeado inaugurar el 12 de febrero esos puestos de vigilancia que Ecuador había instalado en territorio del Perú para demostrar al mundo que ese territorio era "suelo ecuatoriano".

Referencias[editar]

  1. Reseña Histórica de la Aviación del Ejército
  2. Basadre 2005, tomo 2, pp. 13-12.
  3. Basadre 2005, tomo 2, pp. 24.
  4. Basadre 2005, tomo 12, pp. 246-249.
  5. Basadre 2005, tomo 14, pp. 123-125.
  6. Gran Historia del Perú 2000, pp. 256-257.
  7. Gran Historia del Perú 2000, pp. 257.
  8. a b Ministerio de Defensa (Perú) (ed.). «Operaciones del Falso Paquisha». Consultado el 26 de enero de 2014. 
  9. «El conflicto entre Perú y Ecuador de 1981». Monografias.com. Consultado el 26 de enero de 2014. 
  10. Recorte periodístico peruano con noticia del conflicto.

Bibliografía[editar]

  • Mercado Jarrín, Edgardo (1981). El conflicto con Ecuador. Bandera de Perú: Rikchay. 
  • Mena, Claudio V. (1981). Paquisha, toda la verdad. Bandera de Ecuador Quito: Letra Nueva. Consultado el 28 de enero de 2014. 
  • Basadre Grohmann, Jorge (2005). Historia de la República del Perú (1822 - 1933), 18 tomos. Bandera de Perú Lima: Empresa Editora El Comercio S. A. ISBN 9972-205-62-2. 
  • Varios autores: Gran Historia del Perú (2000). Bandera de Perú Lima, Edición Libris. Publicada por fascículos por la Empresa Editora El Comercio S.A.

Enlaces externos[editar]