Fahrenheit 451 (película de 1966)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fahrenheit 451 es una película de ciencia ficción dirigida por François Truffaut, estrenada en 1966 y protagonizada por Oskar Werner, Julie Christie y Cyril Cusack. Está basada en la novela homónima de Ray Bradbury y constituye la única película de Truffaut rodada en inglés.[1]

Argumento[editar]

La película sitúa en una sociedad posterior al año 2010, en donde la tarea de los bomberos ya no es la de apagar incendios (las casas de ese momento no son inflamables) sino la de quemar libros, ya que, según su gobierno, leer impide ser felices porque llena de angustia; al leer, los hombres comienzan a pensar, analizan y cuestionan su vida y la realidad que los rodea. El objetivo del gobierno es impedir que los ciudadanos tengan acceso a los libros, pues vela para que los ciudadanos sean felices, que no cuestionen sus acciones y rindan en sus labores.

En este contexto se encuentra Guy Montag, un bombero que en principio no cuestiona estas leyes y está dispuesto a cumplirlas. En el correr de la película Montag conoce a una muchacha de 19 años, Clarisse McClellan, la cual es presentada durante la escena del tren monorraíl que aparece en repetidas ocasiones es el prototipo SAFEGE que operaba en 1960 en Châteauneuf-sur-Loire. Durante esta primera interacción, Clarisse le comenta a Montag que: a ella y a su familia los tachan de "antisociales” porque piensan por sí mismos. Al principio, Montag la tacha de loca, pero es esa joven la que empieza a generar en él la duda sobre si verdaderamente es feliz, además de despertar su curiosidad sobre los libros que quema.

Montag comienza a leer, y esto implica no sólo ir contra las leyes que antes no ponía en tela de juicio, sino que comienza a darse cuenta de la realidad que lo rodea, de la infelicidad en la que está inmerso.

Montag, a partir de aquí, comienza a volverse en contra de lo que antes creía, desafiando a la ley en diversas ocasiones, y admirando la forma de vivir de Clarisse y su familia. La familia de Clarisse es arrestada, pudiendo ella escaparse. Tras un furtivo encuentro con Montag, donde le cuenta que se irá a vivir con los hombres-libro, los cuales son un grupo de personas que han logrado escaparse de la ley o huir antes de ser atrapados y, que para conservar los libros pero a su vez no cometer un delito por ello, se aprenden un libro cada uno de memoria, pasando su identidad a ser la del libro: su nombre es sustituido por el título de la obra y su autor.

Tras esto, Montag tiene varios desacuerdos con su esposa, quien está completamente absorbida por esa sociedad enfermiza. Tras pedirle a ésta que elija entre los libros y ella, ella decide denunciarle.

Aún trabajando en el cuerpo de bomberos, Montag sale a hacer su trabajo y descubre que se dirige a su propia casa. Tras quemar casi todos los libros, Montag esconde uno, y tras incendiar su propia casa, logra escapar, quemando en el proceso a su jefe. Finalmente llega a donde están los hombres-libro, reencontrándose con Clarisse.

"Fahrenheit 451" (equivalente a 233 °C) recibió ese título porque la novela menciona que a esa temperatura se quema el papel.

Producción[editar]

Los abogados hollywoodenses de la Universal (productora de la cinta) no querían que se quemaran los libros de Faulkner, Sartre, Proust, Genet, Salinger, Audiberti...: "Limítese a los libros que pertenezcan al dominio público", dicen por temor a eventuales procesos. Eso sería absurdo. He consultado a un abogado de Londres que afirma: "Ningún problema. Tiene usted todo el derecho de citar todos los títulos y autores que quiera". Habrá tantas citas en Fahrenheit 451 como en los once films de Godard juntos... Sólo hoy me he dado cuenta de que es imposible dejar caer los libros fuera de cuadro en esta película. Debo acompañar su caída hasta el suelo. Los libros son aquí personajes, y cortar su trayecto equivale a dejar fuera de cuadro la cabeza de un actor. Notaba que algunos planos de la película eran malos desde el principio y ahora comprendo que era a causa de esto.
François Truffaut

Con esta película, François Truffaut contó con Bernard Herrmann y no con Georges Delerue el cual era su compositor habitual.

Truffaut mantuvo un diario detallado durante la producción y luego lo publicó tanto en francés como en inglés (en Cahiers du Cinema en inglés ). En este diario, llamó a Fahrenheit 451 su experiencia cinematográfica "más triste y más difícil", principalmente debido a los intensos conflictos entre Werner y él mismo.

La película fue para Universal Pictures su primera producción europea.

Actores[editar]

Julie Christie fue originalmente elegida como Linda Montag, pero no como Clarisse. Pues el papel de Clarisse se le ofreció a Jean Seberg y Jane Fonda. Tippi Hedren fue también se consideró para el papel, pero Alfred Hitchcock le dijo a Truffaut que ella no estaba disponible. Después de pensarlo mucho, Truffaut decidió que los personajes no deberían tener una relación entre villano y héroe, sino ser dos caras de la misma moneda y eligió a Christie para ambos papeles, aunque la idea surgió del productor, Lewis M. Allen. En una entrevista de 1998, Charles Aznavour dijo que él era la primera opción de Truffaut para interpretar el papel asignado a Werner; Aznavour dijo que Jean-Paul Belmondo era la segunda opción del director, pero los productores se negaron con el argumento de que ninguno de los dos era lo suficientemente familiar para la audiencia de habla inglesa.[2]

Crítica y recepción[editar]

La película tuvo una recepción crítica mixta tras su estreno. The Time llamó a la película una "pequeña imagen extrañamente alegre que ataca con horror y humor todas las formas de tiranía sobre la mente del hombre"; "apoya firmemente la sospecha generalizada de que Julie Christie en realidad no puede actuar. Aunque interpreta a dos mujeres de disposiciones diametralmente divergentes, parecen diferir en su interpretación sólo en sus peinados". También señalaron que el "tema un tanto remoto desafió la competencia técnica [de Truffaut] más que su corazón; la película terminada muestrando al artesano más que al artista".[3]

Ha ganado una gran aclamación de la crítica a lo largo de los años. En el sitio web del agregador de reseñas Rotten Tomatoes , la película tiene una calificación positiva del 82% entre los principales críticos de cine según 33 reseñas. El consenso crítico dice: " Fahrenheit 451 es una película intrigante que impregna el ingenio característico de Truffaut y el humor negro con la inteligencia y la moralidad de la novela de Ray Bradbury". Martin Scorsese ha llamado a la película una "imagen subestimada", que ha influido en sus propias películas.[4]

Opinión de Ray Bradbury[editar]

El autor Ray Bradbury dijo en entrevistas posteriores que, a pesar de sus defectos, estaba satisfecho con la película. Le gustó especialmente el clímax de la película, donde la gente del libro camina por un campo nevado, recitando la poesía y la prosa que han memorizado, con la melodiosa partitura de Herrmann. Lo encontró especialmente conmovedor. Sin embargo, aludiendo a una posible nueva versión, Bradbury dijo en una entrevista de 2009: "El error que cometieron con la primera fue elegir a Julie Christie como la revolucionaria y la esposa aburrida".[5]

Lista de obras y autores mencionados[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]


  1. Truffaut, François; Christie, Julie; Cusack, Cyril; Diffring, Anton (15 de septiembre de 1966), Fahrenheit 451, Anglo Enterprises, Vineyard Film Ltd., consultado el 28 de abril de 2021 .
  2. «Transcript: Charles Aznavour 7/09/98». web.archive.org. 15 de junio de 2000. Consultado el 28 de agosto de 2021. 
  3. «Cinema: Out of Nothinkness -- Printout -- TIME». archive.ph. 4 de febrero de 2013. Consultado el 28 de agosto de 2021. 
  4. «François Truffaut». 
  5. Src='https://Www.gravatar.com/Avatar/D41d8cd98f00b204e9800998ecf8427e?s=80, <img Class='guest_author_avatar Avatar' Style='width:20px;height:20px' (22 de abril de 2009). «LA People 2009: The Writer — Ray Bradbury». LA Weekly (en inglés estadounidense). Consultado el 28 de agosto de 2021.