Madame Bovary

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Madame Bovary
de Gustave Flaubert Ver y modificar los datos en Wikidata
Madame Bovary 1857 (hi-res).jpg
Portada de la primera edición.
Género Novel Romance y novela realista Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Francés Ver y modificar los datos en Wikidata
Título original Madame Bovary Ver y modificar los datos en Wikidata
Editorial
País Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación 1856 Ver y modificar los datos en Wikidata
Serie
Noviembre. Fragmentos de un estilo cualquiera Madame Bovary Salambó
[editar datos en Wikidata]

Madame Bovary es una novela escrita por Gustave Flaubert. Se publicó por entregas en La Revue de Paris desde el 1 de octubre de 1856 hasta el 15 de diciembre del mismo año; en forma de libro, en 1857.

Contexto histórico[editar]

El origen del realismo, movimiento de la segunda mitad del siglo XIX, se encuentra intrínsecamente ligado a la novela épica, a la novela naturalista y a la novela mágica. Además de ser una de las selecciones literarias por excelencia en el género del llamado romanticismo tardío, Madame Bovary, constituye uno de los puntos de referencia para el movimiento del realismo.

No obstante, la historia también se halla estrechamente unida a lo que se conoció como la novela alegórica, siendo también una crítica a la sociedad burguesa del siglo XIX, posterior a la Revolución francesa y al gobierno absolutista de Napoleón en Francia.

En tres partes, con una increíble agudeza literaria, Gustave Flaubert nos muestra su punto de vista sobre la vida de la sociedad de alto rango en la Francia del temprano siglo XIX, al casar al personaje principal con alguien que nada le ofrece más que exhibirla como si fuese un trofeo. Madame Bovary, es pues más que una novela, un retrato fiel y un paradigma para la literatura realista y universal y para la filosofía francesa de los siglos XIX a XX.

Argumento[editar]

Primera parte[editar]

Tras su infancia, y teniendo terminados sus estudios en una escuela de provincia y la facultad de Ruan, Charles Bovary, recién trasladado a Tostes para ejercer como médico, se casa con una viuda por expresa petición de su madre, aunque la relación no será duradera debido a que esta primera esposa de Charles falleció poco después del enlace. Antes de la muerte de su primera esposa y, debido a su trabajo, Charles debe visitar en una granja al señor Rouault y allí se encuentra con una bella joven, la hija del señor Rouault, Emma. Charles se enamora de ella y le pide al señor Rouault la mano de su hija en matrimonio. Ella consiente y se convierte en la señora Bovary. Madame Bovary, asidua a la lectura de novelas románticas, tiene unas ideas sobre el matrimonio que no llegarán a corresponderse con su relación con Charles. Después de una visita a la casa del marqués de Vaubyessard, Emma vuelve a fantasear con una vida idílica, privilegiada. Pero la vuelta a la realidad, a una vida aburrida junto a su marido, hace que Madame Bovary caiga enferma. Para su recuperación, Charles decide cambiar de aires, y trasladarse a un pueblo cerca de Ruan, Yonville. Donde su vida seguirá siendo igual de monótona.

Segunda parte[editar]

Ilustración de Alfred de Richemont para una edición de Madame Bovary.

Cuando se trasladan a Yonville, Emma está embarazada, dará a luz a una niña a la que llamarán Berthe pero Madame Bovary no ejercerá de madre prácticamente en ningún momento. En Yonville, la familia Bovary conocerá a sus nuevos vecinos: el señor Homais, el farmacéutico, junto con su familia; el señor Lherheux, un comerciante un tanto manipulador; la señora Lefrançois, dueña del Lion D'Or, y otros como los señores Tuvache, Guillaumin... Entre todos estos vecinos, se encuentra Léon Dupuis, que simpatizará con Emma. Su pasión por el mismo tipo de literatura los llevará a un amor imposible. Ante esta situación Léon

decide marcharse a Ruan y seguir con sus estudios. El aburrimiento de Emma provocado por la falta de objetivos personales y de intereses en cosas concretas en su vida, así como el deslumbramiento por el lujo y el poder económico, la llevará a empezar a coquetear con Rodolphe Boulanger, un donjuán de provincias de Yonville. Madame Bovary y Rodolphe se convierten en amantes. Emma se escapa por las noches para ver a Rodolphe, y llega a ser tan grande el amor que siente por él, que le propone una fuga de Yonville, los dos juntos. Rodolphe acepta, pero en el momento de la fuga, se va sin Emma. Le escribe una carta que hace enfermar nuevamente a la señora Bovary. Antes de la enfermedad, Madame Bovary contrae numerosas deudas con el señor Lhereux, deudas que aumenta Charles tras la recaída de Emma. Después de la lenta recuperación de Madame Bovary, Charles decide llevarla a Rouen, a la ópera. Allí se encuentra a Léon Dupuis.

Tercera parte[editar]

Léon se convierte en el nuevo amante de Emma, que finge ir a clases de piano para encontrarse clandestinamente con el pasante. Ella sigue contrayendo deudas y firmando pagarés con el señor Lhereux, dejando a su familia con una enorme cantidad de problemas monetarios. Ante esta situación de graves problemas económicos y el abandono de sus amantes, Emma se encuentra desesperada, y decide acabar con su vida. Acude a la botica de Homais, e ingiere una cantidad de arsénico en polvo. Poco tiempo después fallece en su cama. Después de su muerte, la situación de Charles también es crítica. Embargan su casa y todos sus bienes, ya que no puede hacerse cargo de toda la deuda contraída por su mujer. Además encuentra la carta que Rodolphe le escribe a Emma para despedirse, descubriendo así que su mujer le era infiel. Aunque todo esto no es motivo suficiente para que Charles deje de amar a su fallecida mujer. El señor Bovary, finalmente acabará muriendo y dejando a la pequeña Berthe huérfana. Como la madre de Charles también muere y el padre de Emma queda paralítico, acaba siendo enviada a vivir con otra tía suya.

Estudios[editar]

Valoración[editar]

La obra ha sido valorada positivamente por numerosos críticos y escritores, que la consideran una obra maestra. Para Mario Vargas Llosa, «El drama de Emma es el abismo entre ilusión y realidad, la distancia entre deseo y cumplimiento».[1]

Henry James escribió: «Madame Bovary tiene una perfección que no solo la marca, sino que la hace casi única: posee una seguridad inaccesible y excita y desafía todo juicio»[2]

Marcel Proust alabó la «pureza gramatical» del estilo de Flaubert, mientras que Vladimir Nabokov dijo que «estilísticamente es prosa haciendo lo que se supone que hace la poesía».[3]​ Similarmente, en el prefacio a su novela The Joke, Milan Kundera escribió, «No fue hasta la obra de Flaubert que la prosa perdió el estigma de inferioridad estética. Con Madame Bovary, el arte de la novela ha sido considerado igual al arte de la poesía ».[4]Giorgio de Chirico dijo que en su opinión, «desde el punto de vista narrativo, el libro más perfecto es Madame Bovary de Flaubert». [5]

Adaptaciones cinematográficas[editar]

Referencias[editar]

  1. Erica Jong (15 de septiembre de 1997). «Fiction Victim». Salon.com. Consultado el 5 de diciembre de 2015. 
  2. James, Henry (1914). Notes on Novelists. New York: Charles Scribner's Sons. p. 80. 
  3. Anotado por Malcolm Bowie, Introduction to Madame Bovary, trducido por Margaret Mauldon, OUP, 2004 p. vii
  4. Kundera, Milan. The Joke. 
  5. Siniscalco, Carmine (1985). Incontro con Giorgio de Chirico. Matera–Ferrara: Edizioni La Bautta. pp. 131-132.  See excerpt on Fondazionedechirico.org

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]