Rebus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El principio pro rebus (de rebus, palabra latina que viene a significar "una cosa por otra"), también conocido como principio de homofonía o principio jeroglífico, es un recurso que se usó en los orígenes de las escrituras logofonográficas o jeroglíficas, según el cual algunos símbolos fueron creados para representar conceptos abstractos que no podían ser representados gráficamente, pero que fonéticamente eran similares al sonido del objeto elegido. Por ejemplo, entre los antiguos egipcios la imagen de un 'cordel o lazo anudado' que se pronuncia aproximadamente como onj o anj fue usada para representar el concepto abstracto 'vida' (egi. anj), por su correspondencia homofónica, es decir, por ser tal símbolo de un 'cordel o lazo anudado' en su pronunciación o fonía muy similar al de la voz que expresa el concepto abstracto ‘vida’ en la misma lengua. En una antiquísima tablilla de arcilla de Babilonia se escribía la palabra abstracta "reembolsar" mediante la imagen de una caña, justo porque ambas tenían el mismo valor fonético: "gi".

Véase también[editar]