Racismo en México

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El racismo es una actitud y comportamiento ideológico que está alimentado de símbolos que atentan contra la dignidad humana de grupos minoritarios que están vinculados con muestras de burla y agresividad. El racismo ha existido en México al menos desde la conquista española y proliferó en los siglos venideros. Los practicantes de dicha ideología son gente de diversos sectores tanto obrero como intelectual quienes muestran un orgullo extremadamente nacionalista. Muchos tipos de racismo originados en diferentes épocas están presentes en la actualidad en México. Son sujetos del racismo y la discriminación principalmente los indígenas, centroamericanos, negros, chinos y españoles.

La discriminación de un individuo por su condición social, étnica y nacional ha dejado huella entre la población de México, el mestizo fue objeto de racismo durante el virreinato. A esta población, por ser considerada "gente menor" se le negaban ciertos derechos de ocupar cargos reales, eclesiásticos o municipales. Los mestizos con mayor frecuencia son quienes inciden en actos de racismo en contra de sus propios connacionales y de los extranjeros. El desconocimiento y la manipulación de la historia nacional han generado diversos sentimientos nacionalistas que entorpecen la sana convivencia de distintos grupos étnicos en el país.[1]

Los actos racistas en México se mantuvieron a través de las castas y la intolerancia religiosa en el periodo colonial al desvirtuar la cultura de las antiguas civilizaciones mesoamericanas ante la introducción de una nueva cultura, por motivos político-administrativos durante el siglo XIX y XX se emplearon actos de nacionalismo que llevaron a la muerte y persecución de ciudadanos extranjeros durante las revueltas bélicas de la nación mexicana.

"En el siglo XX, la ideología posrevolucionaria del Estado y su política en torno a lo que denomina "el problema de los pueblos indios" se llamo indigenismo y se desarrolló hasta por lo menos los años setenta del siglo XX como una formulación mestiza, no india, sobre la cuestión india."

"Una de las lógicas centrales de esta ideología y política era el asimilacionismo, cuyo forma de ver la mezcla de sangres era en realidad racista. No era una lógica definida a partir de lo que el mundo comúnmente denomina estándares racistas, es decir, exclusión, odio al otro, segregación o simple exterminio físico y cultural; pero si era una lógica definida a partir de una política definida en el fondo étnicamente violenta porque se vio alimentada por una ideología de mezcla de sangres, que tiene por objetivo un "blanqueamiento" progresivo y por ideal la disolución de identidades diferenciadas.Conforme a esta lógica, las minorías étnicas tenían la obligación de renunciar a su identidad diferenciada mediante la asimilación a un modelo cultural y fenotípico dominante, al que el Estado declaró mestizo y que sigue siendo autorreferencial y autoelegido, respecto a otros pueblos (Castellanos, 1994; véase también Gall 1998:239)".

Orígenes[editar]

A la llegada de los colonos españoles se tienen los registros más antiguos de discriminación racial entre las personas de la Nueva España, el sistema racial de castas marginó a todo ciudadano que no hubiera nacido en la Península Ibérica. Los indígenas fueron considerados como naturales de la tierra pero no tuvieron una personalidad sobresaliente entre la sociedad novohispana. Fueron traídos negros del continente Africano comprados en subastas de portugueses, ingleses y españoles para ser tratados como esclavos.

En 1856 hubo confrontaciones entre mexicanos y españoles por el control de las propiedades de los ingenios azucareros de los recién formados estados de Morelos y Guerrero; propiamente la región de Tierra Caliente, el conflicto terminó con el asesinato de ciudadanos españoles en la Hacienda de San Vicente Chiconcuac y la hacienda de Dolores. El sentimiento nacionalista e hispanofobo de los mexicanos prevaleció ante los privilegios que tenían los españoles peninsulares que habían permanecido en el país después del movimiento independentista por mantener sus propiedades.[2]

Durante el Porfiriato llegó a México un contingente de comunidades extranjeras que fueron invitados a formar colonias de inmigrantes europeos y asiáticos en diversos estados de la federación, se pactaron convenios de asentamiento entre el gobierno mexicano y los colonos. Era muy común escuchar entre los más cercanos al ex-presidente Porfirio Díaz donde se hablaba de mejorar la raza, esto era referido al fenotipo de una visión eurocentrista.

La influencia de los Estados Unidos en el siglo XIX dio inicio a lo que algunos estudiosos llaman El blanqueamiento de México, esto consiste en crear estereotipos y modos de comportamiento de los angloamericanos entre la sociedad mexicana, las élites fueron los primeros en adoptar modos y costumbres estadounidenses o europeas, después fueron los mexicanos que habrían de emigrar hacia los Estados Unidos para trabajar y regresar al país bajo comportamientos distintos en el habla, la manera de vestir y la manera de consumir.[3] En las décadas de los años 60, 70 y 80 grupos de derecha surgen con mayor agresividad en territorio mexicano imitando e influenciados por los grupos Ku Klux Klan, Skinhead (tipo fascista) y Neonazi.

A finales del siglo XX, la moda y los patrones de la imagen personal, han despersonificado la verdadera imagen de la población cuyo tono de piel es más obscura que la de otros mexicanos. Los medios masivos de comunicación (cine, televisión, revistas, periódicos y medios electrónicos) son la principal fuente de modelos diseñados para la industria del consumo que ha alterado la imagen de lo que es la diversidad racial del país. Esto ha estado generando un etnocidio y nuevos comportamientos ajenos a los valores identitarios de los pueblos originarios de México.[cita requerida]

La imagen racial juega un papel importante en la política, la economía y los círculos sociales de la población mexicana; es por eso que repercute directamente en la educación, y con base en ello, se toman referencias de los modelos a seguir o imitar. La población de origen europeo en México, minoritaria en términos demográficos, se encuentra sobrerepresentada en los medios electrónicos e impresos. Independientemente de los cambios socioeconómicos y de la realidad social actual en México, tanto en cine como en televisión el personaje con rasgos indígenas tiene generalmente el papel de criado, mientras que los roles de la "gente bien", están casi siempre reservados a los actores de apellidos extranjeros. Los anuncios tanto impresos como en cine y televisión muestran la imagen de un país mayoritariamente blanco. Esto no se limita a publicidades provenientes del extranjero para empresas multinacionales. También empresas nacionales utilizan casi exclusivamente modelos de origen caucásico en sus publicidades.

Estudios del racismo mexicano[editar]

En México el racismo es asunto de todos los días, sin embargo pocos son los que conocen sus fuentes y las maneras en que se ha instalado en la mentalidad colectiva a lo largo de la historia mexicana hasta convertirse en un sentimiento de hegemonía. Los caminos del racismo en México nos revela, precisamente, algunas de las más significativas etapas, continuidades internas e influencias externas, que ha recorrido esta ideología para resaltar la diferencia intolerable de aquellos que siendo diferentes, como los numerosos grupos indígenas, no embonan en el prototipo ideal impuesto desde arriba por las élites blancas/criollas/mestizas. Con el racismo se ha producido un consenso social hegemónico respecto al papel subordinado que los "indios" deben aceptar.[4]

Los investigadores de la UNAM, la UIA y el Colegio de México tienen importantes registros y documentos sobre el racismo en México. Las comunidades extranjeras tienen mucho que ver en el problema desde que México se independizó del Reino de España, pero se mantuvieron en la discreción por conveniencia propia, para el manejo de las propiedades y de los recursos naturales.

Consecuencias[editar]

Como forma de racismo oculto, la mercadotecnia de productos para las masas y las élites está llena de mensajes subliminales que atentan principalmente contra la dignidad de los pueblos indígenas de México y la cultura popular de los más pobres del país,[5] este caso es peculiar en América Latina a diferencia de otras naciones del mundo que tienen una población mayoritariamente eurodescendiente. El manejo de la imagen que presenta algún producto en carteles, anuncios publicitarios en medios masivos de comunicación muestran modelos humanos con rasgos físicos de población caucasoide o europea, lo cual induce hacia un solo mercado en la población mexicana, o bien, está jugando con los deseos y estereotipos infundados entre las masas o clases populares de las cuales son un mercado muy bien posicionado para el consumo masivo de productos. Querer ser quien realmente no eres, es la ideología que se vende para aquellos consumidores que pretenden imitar los estilos de vida de la población anglosajona o de las élites de México.

El mestizo muchas veces no reconoce que los blancos y los negros puedan ser considerados ciudadanos mexicanos. Al no tener un vínculo racial, étnico y de integración social con las mayorías (aunque históricamente si lo han tenido con México), la educación nacional ha marginado a los descendientes de extranjeros y no ha podido integrarlos aún en el siglo XXI a la cultura nacional. Solo los pueblos indígenas han sido referenciados como patrones de la que pudiera entenderse como la mexicanidad para el mestizo.

Entre los euro-descendientes mexicanos han surgido sentimientos muy radicales en contra de los mestizos como es el caso del orgullo criollo[cita requerida] el cual es patrocinado por los hijos mexicanos de estos inmigrantes que se hacen llamar neo-nazis.[6] Son principalmente los jóvenes quienes han sido víctimas y al mismo tiempo partícipes de racismo en el país, pertenecer a la exclusividad en los lugares que frecuenta la población juvenil es un fenómeno que ha discriminado aquellos jóvenes mexicanos que no tienen vínculos con élites de poder o en el peor de los casos que su tono de piel sea más moreno.[7]

Racismo en México[editar]

Racismo contra los pueblos indígenas[editar]

Los estereotipos de la vida moderna han marginado a los pueblos originiarios de México.

Los términos indio e indígena, se emplean comúnmente para designar a los individuos pertenecientes a los pueblos originarios de América, aunque el término "indio" procede de la concepción errónea de los exploradores europeos del siglo XV y principios del XVI, que creyeron haber llegado a la India. El hecho de que también sea empleado a modo de insulto entre y por los grupos centrales de las sociedades mestizas y eurodescendientes es revelador de su carácter como designación de un conjunto de personas que se ubican en la periferia de la estructura social. Llamar a una persona indio es equivalente, en ciertos contextos, a calificar despectivamente a una persona como pobre, ignorante, gente sin razón. El significado social del término tiene una dimensión histórica que comienza precisamente en el tiempo del descubrimiento de América por parte de los europeos.[8]

La pérdida de la lengua es aceptada por muchos de los padres para evitar que sus hijos sean rechazados; principalmente los niños y jóvenes han perdido su habla materna para incorporarse rápidamente a estereotipos de vida que surgen de la imitación y de programas televisivos. La televisión ha mostrado muchas veces la despersonificación y la burla hacia los indígenas, por ello prevalece ingenuamente la discriminación y la burla hacia estos pueblos lo cual ha costado trabajo educar a la sociedad moderna sobre la convivencia entre seres humanos.[9]

En la lucha por el cuidado de la naturaleza está presente la voz de los pueblos originarios de México, en la defensa del medio ambiente está la denuncia de la tala clandestina de los bosques y el aprovechamiento irracional de estos, el cuidado del agua donde se vio la movilización de las mujeres mazahuas en defensa de los derechos y en contra de adversidades surgidas por el proyecto Cutzamala.[10]

Los estudiosos describen el tipo de racismo que sucede actualmente con los indígenas mexicanos, el primero lo llaman discriminación de baja intensidad, el cual consiste en la ruptura de la normalidad o cotidianidad, un ejemplo claro ocurrió en un experimento que realizaron investigadores de la UNAM en un Centro comercial de Polanco, en la Ciudad de México cuando el 13 de mayo de 2010 dos mujeres de origen chiapaneco vestidas con sus trajes regionales entraron al interior del centro comercial intentando vender sus productos artesanales, el personal de seguridad privado del centro comercial discretamente retiró a las chiapanecas del interior del centro comercial; un año después, se realizó nuevamente el experimento a través de cámaras ocultas, esta vez con permiso del centro comercial donde se pretendía grabar a los clientes y empleados de los locales; se les entregó dos chicas indígenas una tarjeta de débito con dinero disponible para hacer cualquer compra en ropa, calzado y accesorios personales, se les dijo a las chicas que iban ser grabadas con cámaras ocultas y que actuaran con normalidad desde el ingreso al centro comercial o a los locales, entre los resultados fueron, la mirada sorpresiva de los usuarios, las miradas molestas, la evasión de atención y el impedimento de acceso a ciertos locales, se pudo evaluar la envidia y el desprecio al momento de pagar con tarjeta de débito frente a otros clientes.

El segundo tipo de discriminación es llamado discriminación de alta intensidad, el cual consiste en la ruptura de los límites entre la ignorancia y la envidia por no sentirse igual en derechos; un ejemplo claro[11] es el caso de Jacinta Francisco Marcial, Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio, indígenas otomíes de Querétaro que fueron encarceladas por un delito que no cometieron.

A pesar de que muchas instituciones protegen los derechos humanos de los pueblos indígenas, aún persiste una educación racista en el México del siglo XXI, muchas comunidades indígenas siguen siendo víctimas de abusos e invasión de sus propiedades por otros mexicanos y por el gobierno de su estado. Debido a la discriminación de la que son objeto y al despojo de sus tierras por los rancheros apoyados por el gobierno del estado de Baja California,[12] los kiliwas han hecho un pacto de muerte dentro de su comunidad; este pacto declara que ninguna mujer kiliwa traerá un sólo hijo más al mundo, acabando así con este pueblo y su sufrimiento para siempre.[13] EL día 2 de julio de 2013, la regidora Graciela Moreno Pulido del municipio de Ensenada, dijo que los niños y los indígenas son una plaga para la imagen urbana de la avenida costera de la ciudad bajacaliforniana,[14] palabras que recorrieron por todo el continente americano siendo una muestra clara del racismo que existe entre los gobernante contra sus propios gobernados.

Frases racistas dichas por los mexicanos hacia los indígenas:

"No tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre"

Racismo contra los negros[editar]

Por varias décadas durante el siglo XX en México se alentó la idea de unidad cultural, étnica y racial, los gobiernos postrevolucionarios se dieron a la tarea de aplicar políticas públicas para conseguir que la idea de toda la población era “mestiza”. Así tanto los grupos indígenas como los afrodescendientes fueron, y continúan siendo, ignorados por el gobierno y discriminados por otros sectores de la población. La población negra de México y sus condiciones hasta hace muy poco tiempo fueron casi invisibles para otros mexicanos.[15]

No fue sino después de 1969, tras varios estudios etnohistóricos, que los negros fueron recordados. A pesar de los esfuerzos de los investigadores por volver la etnia negra una etnia reconocida, esto no sucedió y los negros fueron olvidados nuevamente. Los negros no son considerados una etnia, si bien no reciben los beneficios de ser llamados así, si reciben la negatividad social y rechazo que caracteriza a los grupos étnicos, es decir, están excluidos de la ciudadanía plena, son marginados económicamente y segregados en forma espacial.[16] “La cultura y la etnicidad giran en torno a lo indígena, y dichas visiones han excluido a los negros de estas realidades. La negritud no se considera un tema relacionado con la cultura, el desarrollo étnico o la etnicidad en general”.[17] Bobby Vaughn refleja, a lo largo de su libro Afroméxico,[18] la inconformidad que tiene con la falta de una etnia negra. Este investigador estadounidense, vivió en la Costa Chica aproximadamente diez años, a través de los cuales logró identificar la falta de una unidad entre la población negra y el rechazo que tienen a su color de piel.

Pareciera que los negros son reconocidos como un grupo étnico por intervalos de tiempo y espacio. Los negros siguen siendo excluidos de una u otra forma. En la historia mexicana, los héroes de piel oscura han sido representado como morenos y llamado mestizos, dejando su identidad de lado e imponiéndoles una identidad mestiza destinada a la globalización. Y además no cuentan con las características necesarias para ser considerados una etnia, como lo son el idioma y el vestido. Ellos visten como los mestizos y hablan español, como los mestizos, así que para el mundo son mestizos. Sus raíces quedan fuera, dejándolos sin memoria cultural de su origen. Frente a esa idea, en las últimas décadas se ha observado la organización de afrodescendientes quienes se han movilizado para defender sus intereses asociándolos a uno o a varios aspectos de su cultura.[19]

Bobby Vaughn afrima en su libro Afromexico,[20] los negros de la Costa Chica no solamente son un pueblo olvidado, tampoco se sabe mucho de su historia y la misma gente que vive ahí conoce poco de sus orígenes y otros tantos no saben nada.

En 2005 palabras del presidente de México, Vicente Fox[21] [22]

"Los mexicanos hacen trabajos que ni los negros quieren realizar"

fueron tomadas como un ejemplo de racismo oculto por la antropóloga Elisa Velázquez Gutiérrez, especialista en el tema de negritud en el país,[23] como así también la emisión de una serie de sellos de un popular personaje de historietas en México, Memín Pinguín, el cual también ha sido calificado como una muestra de racismo oculto, al repetir estereotipos ligados a las personas de raza negra, según sus críticos.

Más allá de frases, visibles y conocidas, como la formulada por Vicente Fox y otras más, las cuales comúnmente son reproducidas por la casi totalidad de los Mexicanos, por atavismo y en muchas ocasiones, sin ningún motivo profundamente racista, existe una forma de racismo más perniciosa puesto que consiste en lo que no se muestra. Ya que también hay discriminación en los estados Veracruz, Baja california y Guerrero.

Racismo contra los asiáticos[editar]

Pagoda de la Amistad, monumento a la inmigración china de Mexicali, Baja California.

Los barcos que desembarcaban en Mazatlán, Ensenada y Guaymas que venían de Cantón y Hong Kong con cientos de chinos que en su mayoría eran varones en los primeros años del siglo XX. Para impulsar la extensión de ferrocarriles de México y el Suroeste de los Estados Unidos se contrataron a miles de inmigrantes chinos para trabajar marchas forzadas de la colocación de rieles y la construcción de estaciones ferroviarias.

Uno de los peores episodios del racismo en México lo padeció la comunidad china que buscaba en el país durante y después del movimiento revolucionario oportunidades de desarrollo económico. En 1917, en la penitenciaría de Hermosillo, Sonora se apresaron más de 300 chinos sin justificación los cuales fueron torturados y en el peor de los casos asesinados por las políticas nacionalistas y racistas de los gobiernos mexicanos pos-revolucionarios.[24] [25]

Las políticas del priísmo en sus primeros años fueron crueles contra los inmigrantes chinos y asiáticos que habían sido traídos para la construcción de la red ferroviaria de México y que después se quedaron en el territorio, la trágica anécdota que les ocurrió a los chinos que murieron de insolación en el Desierto de Baja California que por engaño, fueron llevados a ese lugar donde perecieron y que hoy en día se llama El Chinero.[26]

Otro contingente de inmigrantes que sufrieron el racismo en México, fueron los coreanos que llegaron en el siglo XIX a Yucatán, fueron traídos como trabajadores del campo y esclavizados en haciendas de Yucatán.

La xenofobia en México[editar]

En México desde la Colonia Española hasta el siglo XX, siempre tuvo presencia de extranjeros, la mayoría fueron segregados de la sociedad mexicana en varios periodos de la historia nacional; aunque se convivía con ellos y había relación de negocios, concesiones y libertad religiosa para los que pedían asilo, siempre se pensó que los extranjeros no debían convivir o relacionarse con la mayoría de los mexicanos para no ser influenciados, eso repercutiría en ideas que afectarían la estabilidad de la nación, también se pensó que los extranjeros traían problemas de todo tipo debido a una fuerte insidencia de la iglesia católica, estos problemas eran las ideas liberales, cultos prohibidos como judaísmo, islam, protestantismo, comportamientos reprobables como sodomía, promiscuidad y perversiones sexuales, también ideas comunistas, fascistas, socialistas o masonería, y otros problemas como delincuencia y enfermedades. Muchas veces se señaló a la Universidad Nacional Autónoma de México y otras instituciones como lugares de encubrimiento de ciudadanos extranjeros perseguidos en sus países por comportamientos inadecuados, a finales del siglo XX, fue en la UNAM y otras instituciones donde se empezó a reconocer la presencia extranjera como una gran oportunidad científica y artistíca para México que no fuera desaprovechada.[27]

Xenofobia hacia los centroamericanos[editar]

Por el río Usumacinta cruzan miles de inmigrantes centroamericanos hacia México buscando llegar a los Estados Unidos.

La xenofobia no distingue gente de ningún país o región del Mundo, pero quienes más lo sufre en México son los centroamericanos provenientes en su mayoría de Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua; buscan llegar a los Estados Unidos como sea posible y para ello deben cruzar México, cuando a la mayoría les es difícil cruzar hacia los EE.UU. En los estados de Chiapas, Tabasco y Veracruz existe la mayor concentración centroamericanos en todo el país, le sigue la Ciudad de México[28] y las ciudades fronterizas con los EE.UU. como Matamoros, Reynosa, Tijuana y Ciudad Juárez.

Pero la gran mayoría de estos inmigrantes no han sido tratados dignamente por los mexicanos, ya que hay redes de prostitución incontrolable o pandillerismo (Las Maras)[29] que operan en el sureste de México. En el tráfico de drogas, de madera y en el comercio ilegal también se han visto involucrados muchos centroamericanos. Algunas veces los carteles reclutan por la fuerza o extorsionan a los migrantes llegando a matar a los que se niegan, un caso famoso por la gran cantidad de muertos fue la Masacre de San Fernando de 2010. La costumbre de aventar migrantes a las vías del tren para amputarles las piernas era un método para sembrar el terror utilizado por algunos grupos delictivos.

Otro sarcasmo comúnmente en México es el de llamarles como Los de Abajo en donde se engloba la discriminación de tipo económico hacia los países que están al sur de México, como una relación del nombre de la novela mexicana de Mariano Azuela publicada en 1916; sin generalizar a todas las naciones latinoamericanas, las preferencias y relaciones de amistad también son evidentes según las circunstancias y el tipo de trato que se tenga con los ciudadanos de otros países de América Latina.

El tren que cruzaba de la frontera sur (con Guatemala) hacia el centro del país suspendió sus operaciones, para no ser asaltado o utilizado como medio de transporte de los indocumentados. Una de las últimas desgracias ocurridas en México fue la muerte de centroamericanos que intentaban llegar a México a través de una panga o patera, la cual se volcó cerca de las costas de Oaxaca, en el Pacífico mexicano. El gobierno mexicano ha tomado cartas en el tráfico ilegal de personas procedentes de Centroamérica, enviando más vigilancia militar a la zona fronteriza con Guatemala. Por supuesto, el problema sólo podrá aminorarse, pero no resolverse, pues también se debe a las grandes redes de corrupción y narcotráfico en las que están involucrados muchos funcionarios menores y mayores del propio gobierno mexicano.[30]

En la actualidad los inmigrantes más desafortunados han sido los centroamericanos que intentan cruzar hacia los Estados Unidos por territorio mexicano. Muchos de ellos mueren (en accidentes o atacados por el ejército o por la policía), son hostigados y maltratados en su trayecto. La xenofobia se hace presente sin hacer a un lado las muestras de gratitud que reciben de muchos mexicanos mientras cruzan el país. A pesar de ello, muchos mexicanos se solidarizan ayudando a los inmigrantes centroamericanos que deciden quedarse en México para que tengan una pronta adaptación al país.

Xenofobia contra los españoles[editar]

Los murales de Diego Rivera expresan un sentimiento de repudio al pueblo español.

En México existe paralelamente sentimientos de hispanofobia y de hispanofilia, la educación del país se ha enseñado por periodos importantes que marcan la identidad nacional, la época precolombina, la época colonial, la independencia, el nacimiento de la república y la revolución mexicana, donde hace ver muchas veces a los españoles como opresores e invasores. Desde la carta firmada para la declaración de la independencia de México se expresa la palabra gachupín que en este país tiene sinónimo despectivo para los españoles sin algún título nobiliario y sin educación (o bien, aquel que presume ser alguien que no es) tanto para el criollismo mexicano como para los pueblos indígenas y mestizos extendiéndose también la palabra en la América Central con el mismo concepto.[31]

La importancia de las culturas precolombinas que se desarrollaron en el territorio nacional marcaron una fuerza de identidad para la negación de todo aquello que proviniera de Europa, sin embargo; en términos religiosos, el catolicismo pudo penetrar en la religiosidad de los indígenas y mestizos negando la devoción a la Virgen de los Remedios que era patrona de los españoles (aquella que Hernán Cortés le dio el título de generalísima y patrona de la Nueva España), en alzando la fe hacia la Virgen de Guadalupe siendo la imagen portada por Miguel Hidalgo y Costilla al iniciar el movimiento independentista bajo la consigna de ¡Viva Fernando VII, Muera el mal gobierno, Viva la Virgen de Guadalupe, Mueran los gachupines!.[32]

Pablo Yankelevich escribió sobre la hispanofobia que se desarrolló al comenzar la revolución mexicana, muchos españoles residentes en México que habían llegado durante el porfiriato, fueron expulsados de México, se les confiscaron sus propiedades y otros con menos suerte fueron asesinados.[33]

Diego Rivera fue uno de los muralistas que expresaron muchas veces su hispanofobia y admiración por el indigenismo; él buscaba la ridiculización y exageración de los rasgos faciales de los españoles, como símbolo de repudio ante tres siglos de colonización y de gobiernos mexicanos presididos por criollos, pintaba los valores de los pueblos indígenas buscando en ellos la identidad nacional del México moderno con base en la dignificación del trabajo.

En años más recientes, grupos de evangélicos provenientes de países extranjeros también inducen a sus adeptos mexicanos de tomar actitudes xenófobas hacia los españoles para desvirtuar la imagen del cristinanismo católico.[34] [35]

El término gallego puede asociarse en la cultura popular de América Latina y España al significado de bruto, pobre, ignorante e ingenuo. Los chistes de gallegos de contenidos profundamente crueles y burlones, sumamente populares para despersonificar la imagen de este pueblo ibérico.

Reacciones étnicas e idelógicas[editar]

Siendo México un país mayoritariamente mestizo tanto en la antrología como en la sociología, no escapa a ideologías surgidas entre las minorías del país que han generado resentimientos contra el mestizaje y la formación de una nación pluriétnica, los principales iconos de resistencia lo forman algunos pueblos indígenas y la población con fenotipo y genotipo caucasoide o blanco.

México es un caso aislado del resto de los países latinoamericanos respecto al racismo, la intolerancia racial semeja a lo que ocurre en otros países pero tiene connotaciones muy diferentes por la historia que ha acontecido en este territorio; los grupos étnicos de México tanto autóctonos como alóctonos se han mantenido muy cerrados y celosos de su cultura materna, eso ha permitido una mayor conservación y una influencia ideológica muy baja en la cultura del grupo al que pertenecen y por otro lado también han reducido sus posibilidades de supervivencia dentro del mundo globalizado.

En medida de que los estudios avanzan sobre el tema de la identidad nacional y sus grupos étnicos, surgen mayores confusiones para definir a México, es bien cierto que la cultura mexicana es muy fuerte y de gran solidez e influencia pero ha comenzado a verse segmentada al existir diferentes razas dentro del país con historia diferente a la oficial, muchos grupos al ver que los iconos de la identidad racial y nacional reaccionan para evitar la disgregación y división de la nación mexicana ante tanta diversidad cultural. La globalización ha pues en evidencia las diferencias que existen entre los pueblos que no aceptan la homogeneidad de la cultura nacional y que afecta la conservación de la cultura ancestral por estereotipos forjados en la imagen racial.

Muchos mexicanos como muchos extranjeros, ignoran la diversidad racial del país, la promoción de una nación mestiza indigenizada se contrapone a la realidad que existe en todo el territorio, los estereotipos de la mexicanidad se rompen cuando se conocen fenómenos sociales y culturales complejos. El propio nombre del país fue usurpado de sus antepasados originales para darle un nombre e identidad a todo un territorio, los mexicanos fueron excluidos de su autonombramiento y se les nombró solo nahuas para no confundirlos con el gentilicio de una nación.

Identidades indígenas[editar]

Movimiento Mexica[editar]

Bandera del Movimiento Mexica.
La tortura de Cuauhtemoc, símbolo de la resistencia contra la hispanidad.

Este movimiento surgió en Los Ángeles, California que inicialmente se llamó "Los Pueblos de Anahuac" pero se propagó hasta México y América Central tomando otras modalidades regionales, en el movimiento californiano se abogaba que los estadounidenses blancos o caucasoides deben regresar a Europa, los afrodescendientes a África, y dejar que América sea poblada por su población original. Niegan ser latinoamericanos y se proclaman nativos americanos desde Canadá hasta los Andes como un solo pueblo que fuera dividido por fronteras impuestas por los europeos.[36]

Movimiento Mexica es la repercusión en México del movimiento estadounidense Los Pueblos de Anahuac, retoma el nombramiento de la última civilización antes de la Nueva España haciendo una remembranza al pueblo mexicano o azteca. Otra variante del movimiento es Nican Tlaca (Aquí La Gente, en lengua náhuatl), sus creencias más que en un odio hacia los europeos se basan en los conocimientos del pueblo azteca, profesar las ceremonias anteriores al catolicismo y la restauración de la cultura ancestral del pueblo mexica y su idioma (la lengua náhuatl o mexicana). Los iconos más destacados están Cuauhtémoc, Moctezuma Xocoyotzin y Cuauhtlahuac.

Recientemente los seguidores de movimiento mexica argumentan la pureza racial del mexicano indígena a la que ellos mismos llaman Raza de Bronce; investigadores judíos en su lucha anti-semita registraron que hay movimientos en México que pueden llegar a ser muy peligrosos, el artista judío Yoshua Okón narra la experiencia de las ideologías nazis entre los mexicanos diciendo lo siguiente; Ario es todo aquel que respeta a su propia raza, los aztecas eran arios; porque no se mezclaban con otros indígenas.[37]

El diseño de la bandera del Movimiento Mexica es la siguiente, el negro y el blanco en el centro con el símbolo del nahui-ollin de origen maya que simboliza la dualidad (vida y muerte, hombre y mujer, materia y espíritu). Los cuatro colores de la bandera representan tanto las cuatro direcciones, y los dos solsticios y dos equinoccios del año solar.[38]

Zapatistas[editar]

Cartel de zona bajo control rebelde.
Bandera de EZLN (1994-2001)
Bandera del EPR (1996-2012)

El Neozapatismo es una corriente político-ideológica que representa la concepción contemporánea de su antecesora más conocida, el Zapatismo, y es promulgada por los miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y sus adeptos. El EZLN adoptó el término y la ideología de los zapatistas originales y los magonistas de la Revolución Mexicana, como demandas vigentes en la vida política y social de México. También incorporan ideas del marxismo-leninismo[cita requerida] y el anarquismo, y su principal ideólogo y líder, el Subcomandante Marcos, suele portar el emblema de la estrella roja. Después del levantamiento armado del 1 de enero de 1994, el Zapatismo del EZLN se difundió en los cinco continentes del planeta, principalmente por las Declaraciones de la Selva Lacandona y los múltiples comunicados de su vocero, el Subcomandante Marcos.

La marginación acumulada contra los pueblos indígenas y las desiguadades sociales después de la Revolución Mexicana de 1910, fue el motivo para el levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el 1 de enero de 1994 surgió la bandera zapatista, es un rectángulo negro y una estrella roja que elude al comunismo.[39] Las comunidades indígenas del los Altos de Chiapas iniciaron su movimiento con sus propios símbolos que no evocaran al PRI, como lo era la bandera de México.

Mayas peninsulares[editar]

La discriminación racial en la región maya país es evidente, también contra los españoles venidos de Cuba o España y los mexicanos mestizos y amerindios llamados wach que en lengua maya significa extranjero, en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas donde los indígenas constituyen la mayoría de la población han reaccionado en contra del chilanguismo y la hispanidad para enaltecer sus raíces mayas. Las actitudes racistas son particularmente frecuentes en muchos municipios de mayoría mayas, muchos mayas creen que los mexicanos del centro del país son perezosos, incultos, sucios, violentos y corruptos. Los mexicanos criollos puede ser condenados al ostracismo por la sociedad en las comunidades mayas, donde son vistos por muchos como extranjeros indeseables invasores desde la colonia a la actualidad pasando por la Guerra de Castas.[cita requerida]

Identidades criollas[editar]

Orgullo criollo[editar]

Bandera del Orgullo Criollo.[40]

Es una ideologia de Separatismo blanco con tintes de Supremacía blanca y Neonazismo que alega que fueron los criollos quienes desde un principio encabezaron la discriminización en contra de los españoles peninsulares, pero el mestizo ha retomado los conceptos coloniales para infundir su identidad nacional aún en contra de los criollos mexicanos, los criollos no son una población mayoritaria, popularmente son llamados por otros mexicanos como guëros, pero es sorprendente que estadistícamente supera a la población considerada eurodescendiente de muchos países latinoamericanos. La xenofobia y la xenofilia es manifestado entre las comunidades españolas; que por ser minorías han surgido sentimientos muy radicales en contra de los mestizos como es el caso del orgullo criollo o México Criollo el cual es patrocinado por los hijos mexicanos de estos inmigrantes que se hacen llamar también neonazis, los cuales están financiados y respaldados por sus propios padres.[41]

Los nazis en América Latina, dejaron secuelas de la supremacía de la raza como "orgullo criollo", México es la cuna del neo-nazismo en Latinoamérica, la bandera y la formación del Partido Nazi de México (PNSM).[42] La bandera del orgullo criollo es la enseña de grupos neo-nazis que nombran criollos, con una "cruz de San Andrés", que no solo era emblema de la hispanidad sino también de la Nueva España sobre un campo rojo que es un color del partido Nazi de Alemania.[43]

Los criollos en la actualidad se denominan así, como cualquier persona nacida en México pero de parientes europeos católicos u ortodoxos (mexicanos de apellidos españoles, lusos, franceses, e italianos), en su origen planteaban que los criollos debían regresar a Europa y vivir como europeos; pero después la idea no fue el Abandono de México, sino más bien que los criollos debían gobernar y controlar este país porque fueron ellos quienes liberaron al país de España y también fueron los forjadores de la nación desde su origen. Los íconos más destacados están Carlos IV, Miguel Hidalgo y Agustín de Iturbide. Entre sus creencias están; la lengua española es y debiera ser la lengua oficial de México, los mestizos e indígenas son inferiores a los criollos pero necesarios para el proyecto de la nación (concepto retomado de las castas de la Nueva España), la religión oficial debe ser el catolicismo como lo marca los Sentimientos de la Nación sin el reconocimiento de otra alguna.

El escritor mexicano Carlos Monsivais[44] mencionó,

(En México casi todos los burgueses son blancos y casi todos los blancos son burgueses)

Alteños[editar]

Bandera de los cristeros.

La región de los Altos de Jalisco y los municipios de estados colindantes a esta región (Aguascalientes, Zacatecas, Guanajuato, Michoacan y San Luis Potosí) se caracterizan por el predominio de gente blanca de fenotipo hispánico al no existir en este lugar una población indígena culturalmente importante antes de la conquista española. Durante el periodo colonial tuvo lugar la Guerra del Mixtón en la que se aniquiló, entre 1540 y 1542, a gran parte de la población indígena por no haber una convivencia racial con los nativos, quienes fueron obligados a concentrarse en pequeños poblados fundados para su evangelización a través de intérpretes nahuas ya cristianizados y frailes europeos. Además, las epidemias diezmaron la población indígena, desapareciéndola casi en su totalidad en la Región de Los Altos. Los españoles se asentaron rápidamente por todo el Occidente de la Nueva España afincándose en ranchos y haciendas de gran extensión que formaron parte del reino de Nueva Galicia. Miles de familias provenientes de Cantabria, Andalucía, Galicia, Asturias y Extremadura (a la que se sumó una minoría francesa, vasca y austríaca) forjaron la identidad de esta región. Se los denominó Alteños y la falta de presencia indígena hizo que la cultura y la identidad de los alteños girara en torno al catolicismo y la hispanidad: el folklore expresa el porte del charro, su jornada de trabajo y el apego a la tierra a través de generaciones; la diversión gira en torno a la charrería y la crianza de ganado; y, sobre todo, su religiosidad se expresa a través de los cantos cristianos y la devoción mariana (Virgen de San Juan de los Lagos).

Los alteños han sido objeto de estudio desde hace muchos años, su vida rural forjó la identidad del folklore nacional, la lejanía con la Ciudad de México evitó el mestizaje de razas al casar a sus hijos con otros criollos para poder heredar la vastas extensiones de tierra, el movimiento cristero marcó la pauta de una unión cultural, por eso es casi inexistente la presencia de otros grupos religiosos ajenos al catolicismo.

Organización Nacional del Yunque[editar]

La Organización Nacional del Yunque es el nombre de una supeuesta sociedad secreta mexicana de carácter regional pero de alcance internacional y cuyo propósito, aun que de indole religioso, se relaciona estrechamente con la ultra-derecha política y el orgullo blanco, partidos políticos de centro-derecha y el opus dei, esto según el reportero "investigador" Álvaro Delgado, se indica que la misión del Yunque es "defender la religión católica y luchar contra las fuerzas de Satanás, así sea mediante la violencia o el asesinato"[45] e instaurar «el reino de Dios en la tierra» esto es someter al Gobierno mexicano a los mandatos de la Iglesia católica[46] [47] mediante la infiltración de todos sus miembros en las más altas esferas del poder político y económico.

Los criollos mexicanos de nueva generación han rechazado la educación impuesta por la SEP, donde no aceptan la constante temática histórica de que los españoles toman el papel de villanos en la historia nacional, por ello han creado instituciones educativas privadas exentas de una historia nacional que se considera manipulada; importantes universidades prestigiadas forman parte de un nuevo rol educativo para mexicanos que no se consideran mestizos e indígenas.

Identidad mestiza[editar]

El mestizaje de México ha sido un modelo a seguir para muchas naciones, se destacan los principios de cohesión nacional de una nueva raza compuesta de varias razas humanas, pero el mesticismo también es una manera de ser racista contra aquellos que no desean comportarse de manera homogénea y que es derivado de un nacionalismo surgido de ideas revolucionarias francesas que se contrapone a la manera ancestral de mirar a la nación con nacionalismo europeo. La identidad mestiza está plagada de simbolismos nacionales que hacen referencia a una raza casi única y existente para toda la Nación Mexicana, esto fue muy agresivo porque no solo rechazó a la población eurodescendiente, también la población indígena y negra se vio afectada por la identidad del mestizo.

Durante mucho tiempo, el mundo pensó que México no era una nación multiétnica como otros países norteamericanos y sudamericanos que enaltecían la identidad de sus inmigrantes, México se asumía indigenista sin reconocer ni promover la identidades indígenas entre su población, se había quedado atrapada la diversidad cultural solo en la arqueología y algunos rasgos de la identidad mestiza que no se compartían con España y otras naciones iberoamericanas.

Los italianos de Chipilo en el pasado se han caracterizado por un vínculo importante hacia el Reino de Italia, hasta el punto de llamar "Monte Grappa" la colina sobre la ciudad. En esa colina los emigrantes se enfrentaron en batalla contra los revolucionarios mexicanos para defender la colonia, que el gobierno de Porfirio Díaz les había pactado.

El 25 de enero de 1917, cien chipileños armados defendieron su tierra contra cerca de 4 mil revolucionarios de Emiliano Zapata provenientes del estado de Morelos que intentaron atacar a Chipilo por cuestiones xenofóbicas y racistas hacia estos extranjeros, refugiándose los habitantes de la comunidad en el cerro llamado "Monte Grappa": El presidente Venustiano Carranza de México fue nombrado "general" Giacopo Berra, como jefe de Chipilo en lengua italiana, esto ocurrió después y fue publicado por la prensa italiana y reconocido por el Reino de Italia desde el fascismo.

Villistas[editar]

Pancho Villa y sus seguidores, conocidos como villistas, se apoderaron de las tierras de los hacendados para distribuirlas a los campesinos y soldados. Se apoderó de trenes y, como varios generales revolucionarios, usó dinero fiduciario impreso, para pagar por su causa. Muchos de ellos actualmente se concentran en la parte norte y centro del país, completamente alejados de la realidad indígenista y criolla de México, interpretando una realidad propia de la nación mexicana.

Después del ataque de Villa a Columbus, en 1915, el General John J. Pershing trató infructuosamente de capturar a Villa durante un año. Como dice el corrido popular en recuerdo de la victoria tácita de Villa sobre quien fuera, un poco después, el comandante de las tropas norteamericanas en la Primera Guerra Mundial. Villa se retiró en 1920 y se le dio una gran propiedad que él convirtió en una "colonia militar" para sus ex soldados. Para el mestizo, Francisco Villa es un héroe por haber provocado a los estadounidenses y pisar su territorio sin permiso alguno.

Los "Camisas Doradas"[editar]

En 1931, en el marco de la crisis económica de esos años, surge la Acción Revolucionaria Mexicanista, grupo que nace de los Comités Pro Raza y de distintas ligas nacionalistas como las ligas Anti-China y Anti-Judía. Dos años después, en 1937 aparecen la Unión Nacionalista Mexicana y la Legión Mexicana Nacionalista. Estas organizaciones desaparecieron después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, sus remanentes siguieron llevando a cabo activismo de forma esporádica, al calor de la Guerra Fría y bajo la bandera del Anticomunismo.

Actualidad[editar]

Protesta de ultraderechistas en la Cd. de México.

Al día de hoy, sobrevive la Unión Nacional Sinarquista de fuertes raíces católicas, con varias vertientes que reivindican el nacionalismo sin ser explícitamente racistas. Otro grupo de creación más reciente, el Frente Nacional Mexicanista, que ha cobrado notoriedad por su uso de parafernalia semejante a la del Nacionalsocialismo, demanda que no se conceda la nacionalidad mexicana a los hijos de extranjeros ni a "aquellas minorías etno-religiosas que por su idiosincrasia sean inasimilables a la comunidad nacional".[48]

Identidades étno-religiosas[editar]

Menonitas mexicanos[editar]

Los menonitas sufrieron mucha persecución en Europa, y tuvieron que emigrar a regiones donde podían recibir una limitada tolerancia. Una de esas regiones era Rusia donde fueron perseguidos y país de donde se trasladaron hacia Canadá y después a México. Hoy en día hay menonitas en casi todos los estados mexicanos e inclusive en el Distrito Federal, pero las comunidades más arraigadas se han establecido en Chihuahua, Durango, Sinaloa, Sonora, Zacatecas, Campeche, Quintana Roo y Tamaulipas.

Aunque los menonitas aseguran no ser racistas y que pueden integrar a otros mexicanos a sus comunidades, no se ha sabido de casos donde otros mexicanos se integren en sus comunidades, ellos buscan los lineamientos de sus creencias pero apegadas a su consanguineidad, al mostrarse problemas de malformación genética entre sus comunidades por casarse entre parientes, hizo que los menonitas tomaran otras decisiones respecto a sus comunidades, la más recurrente fue el de casar a sus hijos con menonitas de otros estados mexicanos o de otros países como Paraguay, Bolivia, Belice y Argentina, no respetando el seguimiento de usar objetos de la tecnología como aviones o camionetas.

El mexicano ha sido formado por conceptos raciales y nacionales, lo cual afecta a las comunidades menonitas de no ser aceptados como mexicanos y segregarlos como extranjeros, a principio del siglo XX, se les llamaba patos por compararlos con la inmigración, pero en medida que muchos mexicanos empezaron a ascender económicamente las muestras de xenofobia dio paso al raciasmo, un rechazo a su piel blanca y no sentirse igual a ellos en derechos o no aceptar condiciones de programas gubernamentales provocó hostilidades entre campesinos;[49] algunos líderes menonitas decidieron emigrar a Campeche para acabar con los problemas de obtención de recursos como el agua y evitar enfrentamientos con otros mexicanos.[50]

Judíos mexicanos[editar]

Sionismo en México.

Los primeros judíos que llegaron a México lo hicieron desde España, venidos con Hernán Cortés, en 1519. Dos de ellos, Hernando Alonzo y González de Morales fueron acusados de "Judaizantes" y quemados en la hoguera, en un Auto de Fe, en 1528. Es de notar que la Inquisición en México aún no se fundaba, hecho que ocurrió el 4 de noviembre de 1571. Los cripto-judíos o marranos sefarditas provenientes del sur de España, entre ellos la familia Carbajal, que al ser descubiertos por la autoridades de la jerarquía católica deciden inmigrar al norte de la Nueva España donde fundaron la ciudad de Monterrey. Una de las muchas tragedias contadas por esta comunidad es el martirio de Doña Isabel de Carbajal, juzgada por denominarse a sí misma practicante del judaísmo ante el Santo Oficio.

Los primeros judíos fueron sefarditas, se les llamó despectivamente marranos o ladinos y eran provenientes de regiones de España, Marruecos, Siria, Turquía, y hacia 1924, algunos más de Europa Oriental, en algunas ocasiones desviados hacia México debido a la entrada en vigor de la ley Johnson en los Estados Unidos. Tras la invitación hecha por el ex-presidente Plutarco Elías Calles llegaron al Puerto de Veracruz más de 10,000 judíos askenazí, provenientes de Polonia, la Unión Soviética, Alemania, Italia, la República Checa, Eslovaquia, así como sefaraditas de Turquía.

Pese a la situación de los judíos en territorio mexicano, en México se está mostrando otra realidad que indigna también sobre su comportamiento, también muchos han recurrido a actitudes racistas que comenten consciente e inconscientemente hacia otros paisanos que no comparten sus convicciones ideológicas. Que muchos judíos sean amables y gentiles con otros no significa que no sean racistas, estas comunidades recurren a un racismo oculto buscando mantenerse alejados de la gente no judía por cuestiones raciales, culturales, educativas y económicas, siendo una incongruencias de integración con el país a diferencia de otros países con larga tradición de comunidades judías en sus territorios. El personal de trabajo que contratan difícilmente se adapta a leyes ajenas a las leyes mexicanas y a una tolerancia, ya que muchos suelen tratar a sus paisanos como si fueran inferiores a ellos por el hecho de no tener un seguimiento de linaje y de sangre.

EL 8 de julio de 2011, el mexicano Miguel Moises Sacal, miembro de la comunidad judía, golpeó a un empleado del edificio donde reside, lo humilló y lo discriminó obligándolo a obedecer sus órdenes; la palabra más ofensiva que utilizó fue pinches indios y gato (que en México tiene sinónimo despectivo de empleado); actos reprobables cometidos por esta persona en contra de los pueblos indígenas. La prepotencia que se comete en contra de los mexicanos es una vergüenza que dio la vuelta al mundo de como los mexicanos que no son indígenas tratan a sus propios paisanos por cuestiones económicas y raciales, además impunemente no fue detenido de manera inmediata cuando su falta es penado con cárcel según las leyes mexicanas.[51]

Lucha contra el racismo en México[editar]

En México la institución encargada en combatir el racismo es el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) creado en el año 2003, si bien México exige respeto por sus conacionales en el extranjero; también los mexicanos deben de luchar para erradicar el racismo en su propio país. La situación es compleja porque todo reside en la educación que reciben los niños en las instituciones, para ello existen programas cívicos que han empezado a ser revisado en materia de derechos humanos y valores universales.[52]

Primeros pasos anti-racismo y discriminación[editar]

En 2003 se reconoció la diversidad étnica y lingüistíca de México, por lo tanto el idioma español ya no es la lengua legal del país, las lenguas indígenas ahora tienen el carácter legal de idiomas nacionales. De esa fecha al momento ha empezado a traducirse la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a las lenguas nativas del país, de momento solo está traducida la constitución en idioma Náhuatl, Maya, Mixteco, Otomí, Zapoteco, Purépecha, Tzeltal y Tzotzil.

Los retos de la sociedad mexicana[editar]

La poca incidencia del racismo y la xenofobia se dará solo a través de la educación o la enseñanza de valores cívicos de integración social, si la educación de un país no está funcionando, por ende el país tiene un retraso en todos los rubros.

El principal reto de la sociedad mexicana es el bilingüismo o la enseñanza de las lenguas nativas entre la población mestiza y no mestiza del país; un ejemplo claro de ello son las políticas en materia de educación que tiene la República de Paraguay con la difusión y acceso de los idiomas guaraní y alemán sin hacer a un lado al castellano. Otras naciones que han dado grandes pasos en materia de educación bilingüe o multilingüe es España y Guatemala respecto a sus lenguas autóctonas.

La exclusividad y el elitismo son otros factores básicos que se debe monitorear para erradicar la discriminación racial, en la carta magna se hace hincapié de que todos los mexicanos son iguales en derechos, por ente es necesario hacer valer las leyes del país para integrar a todos los mexicanos sin distinción alguna. El camino no es fácil al hacer valer la leyes de convivencia, el uso de la imagen de una socidad no se representa por el tono de piel y México tiene mucho trabajo en materia de imagen y publicidad, naciones como Países Bajos, Sudáfrica, Alemania, Canadá, Corea del Sur, Brasil, entre otras, han dado importantes avances y los resultados han sido satisfactorios.

El racismo afecta a México, la xenofobia mexicana y la etnofobia también repercute en los mexicanos y mexicanas que vivien fuera del país, es una reacción que se ha manifestado a nivel internacional que pudiera desencadenar en conflictos bélicos como provocaciones. El racismo creció en México como una herencia ancestral mexica, se alimentó de las castas de la Nueva España y se consumó con el regreso de mexicanos de los Estados Unidos, pero a pesar de ello México es un pueblo hospitalario y educado, valores que muchos moralistas recomiendan que se les enseñe a las nuevas generaciones.

Hoy día el racismo en México sigue causando estragos en la sociedad mexicana, un ejemplo claro es la ola de violencia que se vive en las calles y la marginación de los grupos centroamericanos que atraviesan el territorio para cruzar a los Estados Unidos, aquellos grupos son vulnerables por su situación migratoria. Ver Campaña Racismo en México CONAPRED

Bibliografía[editar]

  • Historias secretas del racismo en México (1920-1950), Urías Horcasitas, Beatriz, México DF. Abril de 2007.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Racismo en México.
  2. Descontento campesino e hispanofobia
  3. Proliferación del racismo en México.
  4. [Los Caminos del racismo en México, Autores: José Jorge Gómez Izquierdo, Guy Rozat Dupeyron, Fernanda Nuñez Becerra, Alicia Castellanos Guerrero.]
  5. Racismo oculto en México, El informador.
  6. cibernazis en México
  7. Racismo una deuda histórica.
  8. Estudio del racismo hacia los indios de México.
  9. Víctimas del racismo en México.
  10. Mujeres mazahuas en la defensa del agua
  11. La ONU visita a mujeres indígenas otomíes presas. El Universal.
  12. El exterminio de los pueblos.
  13. Pacto etnosida, por desamparo del gobierno, La Jornada.
  14. [1] Los niños indígenas son una plaga para la ciudad.
  15. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Hern.C3.A1ndez-Diaz.2C_2008
  16. 2007, Giménez, Gilberto p.37
  17. Vinson III, 2004, p.79
  18. Sitio Oficial «Afromexico». Consultado el [22 de Abril], 2010.
  19. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Tatiana_Mendez_2009
  20. Sitio Oficial «Afromexico». Consultado el [22 de Abril], 2010.
  21. Declaraciones de Vicente Fox refiriéndose a los inmigrantes mexicanos en territorio estadounidense, 2005
  22. Rechazan palabras de Vicente Fox Nota de la BBC (edición en español)
  23. La polémica desatada por Memín revela el "racismo oculto" en México - Nota del diario La Jornada de México
  24. [2] Chinos en México, una historia olvidada.1
  25. [3] Chinos en México, una historia olvidada.2
  26. Los chinos de Méxicali, ventana a mi comuindad.
  27. Intolerancia a los extranjeros
  28. Guatemaltecos en la ciudad de México
  29. Incremento de maras en México
  30. Migración en Guatemala
  31. Chapines y Gachupines, el origen de dos apodos, Universidad Francisco Marroquin
  32. [4] Las campañas de Miguel Hidalgo
  33. Hispanofobia y revolución en México.
  34. Intolerancia religiosa en México
  35. Religión y migración
  36. Political Flags of Extremism.
  37. Yosua Okón.
  38. Indigenous Movement of the People of Anahuac.
  39. Zapatistas preparan celebración
  40. http://nacionalismo-criollo.blogspot.mx/p/afiliacion.html y http://visionblanca88.blogspot.mx/2012/06/nuestra-postura-ante-las-fiestas.html
  41. cibernazis en México
  42. Partído Nazi Mexicano sale del closet, Milenio.
  43. Bandera del Orgullo Criollo
  44. Racismo en México
  45. El Yunque, la ultraderecha en el poder :: Especiales :: esmas.com
  46. , aunque en realidad se alejan de las enseñanzas doctrinales de la Iglesia, al actuar en el secretismo.Telemundo sobre el Yunque
  47. Telemundo sobre el Yunque 2
  48. [5]
  49. Conflictos campesinos
  50. Menonitas emigran a Campeche.
  51. Empresario judío agrede a empleado en DF.
  52. Lo que tienes que saber sobre la discriminación racial en México, animal político.

Enlaces externos[editar]