Estereotipo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Judío Errante, 1852, grabado de Gustave Doré, caricatura basada en estereotipos.

Un estereotipo es la percepción exagerada y con pocos detalles, simplificada, que se tiene sobre una persona o grupo de personas que comparten ciertas características, cualidades y habilidades, y que buscan «justificar o racionalizar una cierta conducta en relación a determinada categoría social».[1]

Por lo general, cuando en algún caso se concreta es porque ya fue aceptada por la mayoría como patrón o modelo de cualidades o de conducta. Etimológicamente proviene de la palabra griega stereos, que significa sólido, y typos, que significa marca.[2] El término se usa a menudo en un sentido negativo, considerándose que los estereotipos son creencias ilógicas que limitan la creatividad y que sólo se pueden cambiar mediante el razonamiento personal sobre ese tema. Los estereotipos son alegatos comunes del pasado. Incluyen una amplia variedad de alegaciones sobre diversos grupos raciales y predicciones de comportamiento basadas en el estatus social o la riqueza. Son esquemas de pensamiento o esquemas lingüísticos pre construidos que comparten los individuos de una misma comunidad social o cultural.[3]

Existe una tripartición que nos permite entender cómo funcionan los estereotipos en las sociedades. Por un lado existe un componente cognitivo que nos permite reconocer un estereotipo porque encuadra con conocimientos previos que ya tenemos sobre el mismo, es una categoría que nos permite identificar y reconocer fácilmente a ciertos grupos. Por otro lado también existe un componente afectivo, donde entran en juego los sentimientos que experimentamos en relación a ese estereotipo, que pueden ser de prejuicio u hostilidad, o bien, ser positivos.

Finalmente en todo estereotipo hay un componente comportamental que supone llevar a la práctica acciones asociadas a esos sentimientos experimentados frente a ciertos estereotipos. Por ejemplo, cuando se le niega un trabajo a alguien por pertenecer a un grupo determinado. Estos tres componentes no necesariamente aparecen todos juntos, uno puede asociar a un grupos características negativas sin sentir hostilidad o reticencia hacia el mismo y sin excluirlos de ámbitos sociales como el trabajo.

Representar a alguien con ciertas características remite a un estereotipo, manifestar desprecio u hostilidad por su grupo de pertenencia se relaciona con un prejuicio, y finalmente llevar adelante acciones en base a esos prejuicios supone una discriminación.[4]

Uso común[editar]

Están constituidos por ideas, prejuicios, actitudes, creencias y opiniones preconcebidas, impuestas por el medio social y cultural, y que se aplican de forma general a todas las personas pertenecientes a una categoría, nacionalidad, etnia, edad, sexo, orientación sexual, procedencia geográfica, entre otros.

Estereotipo de malvado.

En la literatura y el arte, los estereotipos son clichés o personajes o situaciones predecibles. Por ejemplo, un diablo estereotípico es malvado, con cuernos, cola, y tridente.

Originalmente un estereotipo era una impresión tomada de un molde de plomo que se utilizaba en imprenta en lugar del tipo original. Este uso desembocó en una metáfora sobre un conjunto de ideas preestablecidas que se podían llevar de un lugar a otro sin cambios (al igual que era posible con el tipo portable).[5]

En la ética y valores humanos se usan estereotipos que ayudan y contribuyen a la forma de representar los problemas que se presentan en la sociedad diaria y continuamente en todo el mundo.

En medios de comunicación[editar]

Los medios de comunicación cumplen un rol fundamental en la construcción y la reproducción de estereotipos. A partir de las imágenes e ideas que circulan en los medios, el público accede a ciertos estereotipos que los mismos reproducen y construyen a la vez. Ciertos formatos como las publicidades y los programas dirigidos al público infantil usan los estereotipos ya que los mismos permiten un mensaje eficaz, pues son rápidamente identificados y reconocidos. Tal como señalan Ruth Amossy y Anne Herschberg Pierrot: "La visión que nos hacemos de un grupo es el resultado de un contacto repetido con representaciones enteramente construidas o bien filtradas por el discurso de los medios. El estereotipo sería principalmente resultado de un aprendizaje social".[6] Incluso lo que percibimos en la vida cotidiana (y no solamente a través de los medios) también utiliza nuestros conocimientos e ideas previas y por lo tanto, nunca es totalmente objetivo sino que está moldeado por la cultura a la que pertenecemos y desde la que "leemos" la realidad.

En informática[editar]

Es un concepto dentro del Lenguaje de Modelado Unificado, donde se utiliza para encapsular los comportamientos. Por lo tanto, un estereotipo se utiliza como un vehículo para comunicar los requisitos de software y diseños, y carece de la actual connotación negativa que se le da en el uso general.

Estereotipado en la cultura de Internet[editar]

  • Bright – Persona que adhiere e impulsa la visión naturalista del mundo, incluyendo igualdad de derechos civiles, y aceptación de las personas que comparten dicha visión del mundo.
  • Friki – Personas específicamente interesadas más o menos obsesivamente en los temas de la denominada cultura friki (ciencia ficción, fantasía, videojuegos, historietas, informática, etc.).
  • Nerd – Persona abocada al estudio y la labor científica, informática, e intelectual, hasta el punto de mostrar desinterés por las actividades sociales, físicas, y deportivas.
  • Gamer – Jugador de videojuegos con gran dedicación e interés, y con buen conocimiento de este tipo de productos.
  • Otaku – Hace referencia a todo fanático que dedica tiempo, dinero y/o interés en sus pasatiempos al manga y al anime, así como a la cultura japonesa.
  • Geek – Persona fascinada por la tecnología y la informática.
  • Hipster (subcultura contemporánea)

Estereotipo de grupo[editar]

La pertenencia de un individuo a un determinado grupo social hace que se le relacione con un prototipo de vida, asignándole un modelo de conducta que conlleva un conjunto de características similares o comunes a los miembros de este grupo y de esta forma establecer diferencias significativas con miembros de otras categorías. Los estereotipos de grupo son una de las formas más frecuentes de representación social, definidos como una imagen mental simplificada de alguna categoría de personas, institución o acontecimiento que es compartida por un gran número de personas en sus características esenciales (Henri Tajfel, 1982). En la medida en que un sujeto es agregado a una categoría social o grupal, se le atribuyen determinadas características. Se espera que piense, que sienta y que por lo general se comporte en coherencia con las características de dicho grupo. Los sujetos no son tomados como individuos, sino como parte de un grupo y son percibidos como similares entre ellos. El Estereotipo se encarga de hacer generalizaciones acerca de los miembros de un grupo. Las generalizaciones pueden ser vistas desde un punto positivo (las mujeres son tiernas) pero en la mayoría de las ocasiones son vistas negativas y resistentes al cambio (los aborígenes son salvajes). Normalmente los estereotipos facilitan el prejuicio y la discriminación.

Ejemplos de estereotipo de grupo[editar]

  • Mujer: ama de casa, madre, siempre bella, paciente, delicada, dependiente, sensible, objeto sexual, frívola, tierna, sumisa.
  • Hombre: trabajador, inteligente, fuerte, no llora, valiente, jefe de familia, proveedor, le gustan los riesgos, agresivo.
  • Ancianos: se les cataloga como inútiles, enfermizos, dependientes, e improductivos.
  • Racial: se basan en las diferencias étnicas y culturales considerando inferiores a personas de distinto color, lugar de origen o cultura, catalogándolos por ejemplo como terroristas, delincuentes, o tontos.
  • Clases sociales: generalizan a los pobres con la ignorancia y la delincuencia, a los ricos con la soberbia y la prepotencia, a las madres solteras con una conducta ligera.


Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Malgesini, Graciela; Giménez, Carlos (2000). Guía de los conceptos sobre migraciones, racismo e interculturalidad. Los Libros de la Catarata. p. 406. ISBN 978-848-319-095-1. 
  2. «Estereotipo» (en español). Slideshare. Consultado el 13 de octubre de 2012.
  3. Herrero Cecilia, Juan. «La teoría del estereotipo aplicada a un campo de la fraseología: las locuciones expresivas francesas y españolas» (en español). Consultado el 13 de octubre de 2012.
  4. Esta tripartición puede consultarse en Amossy, Ruth; Herschberg Pierrot, Anne, Estereotipos y clichés, Eudeba Editorial Universitaria de Buenos Aires, Buenos Aires, 2001, p.39.
  5. Historia del papel y de la imprenta.
  6. Amossy, Ruth; Herschberg Pierrot, Anne, Estereotipos y clichés, Eudeba Editorial Universitaria de Buenos Aires, Buenos Aires, 2001

[1]

[2] [3] [4] [5]

  1. Tajfel, Henri (1982). Social Identity and Intergroup Relations. U.S.A: Cambridge University Press. 
  2. Tajfel, Henri; Flament, M.C.; Billig, M.; Bundy, R.P. (1971). Social Categorization and Intergroup Behavior. European Journal of Social Psychology. 
  3. Biernat, M. (1991). Gender Stereotypes and the Relationship between Masculinity and Feminity: A developmental Analysis. Journal of Personality and Social Psychology. 
  4. Tajfel, Henri (1978). Differentiation between social groups. Londres: Academic. 
  5. Hamilton, D.L; Trolier, T.K (1986). J. Dovidio y S. Gaertner, ed. Stereotypes and stereotyping: An overview of the cognitive approach. Orlando: Academic Press.