Amnistía Internacional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Amnistía Internacional Premio Nobel
Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad[1]
Amnesty Arab Spring.JPG
Foto de un acto de Amnistía, en la que se aprecia el logo de la organización
Tipo ONG
Objetivos Protección de los Derechos Humanos
Fundación Julio de 1961 por Peter Benenson en el Reino Unido
Sede Secretariado General en Londres
Ámbito Mundial
Secretario General Salil Shetty
Miembros Más de 3 millones de activistas, miembros y simpatizantes en más de 150 países.[2]
Sitio web http://www.amnesty.org/es
[editar datos en Wikidata ]

Amnistía Internacional, comúnmente conocida como Amnistía o AI (en el original inglés Amnesty International), es un movimiento global [2] presente en más de 150 países y que trabaja para que los derechos humanos, reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada en 1948 y en otros tratados internacionales como los Pactos Internacionales de Derechos Humanos, sean reconocidos y respetados. Amnistía cuenta con más de 3 millones de miembros y simpatizantes en todo el mundo.[2] El objetivo de la organización es «realizar labores de investigación y emprender acciones para impedir y poner fin a los abusos graves contra los derechos civiles, políticos, sociales, culturales y económicos» y pedir justicia para aquellos cuyos derechos han sido violados.[3]

En el campo de las organizaciones internacionales de derechos humanos, Amnistía es una de las que tiene un historial más largo, la que tiene el mayor reconocimiento, y «según muchos es la que establece la referencia en esta área en general».[4]

Historia[editar]

Los sesenta[editar]

Logo de Amnistía Internacional.

Amnistía Internacional fue fundada en Londres el 1 de octubre de 1962, tras la publicación del artículo «The Forgotten Prisoners» en The Observer el 28 de mayo de 1961,[5] escrito por el abogado Peter Benenson. Según el historiador británico Edward Peters, la idea de fundar la asociación surgió de la lectura en 1960 de una crónica periodística que relataba la detención y encarcelamiento de dos estudiantes portugueses por haber hecho un brindis por la libertad bajo la dictadura salazarista. "Desesperando de la eficacia de la protesta individual y nacional, Benenson, con sus colegas Louis Blom-Cooper y Erik Baker, y los miembros del grupo abogados de Justice, fundada en 1957 para exigir el cumplimiento de la Declaración de las Naciones Unidas de 1948, decidió formar una organización cuyos miembros, como individuos, tratasen de lograr la liberación de los encarcelados por sus opiniones, cuidar de que tales presos recibiesen un trato justo, desarrollar el derecho de asilo y ayudar a los refugiados a encontrar trabajo, e instar a la creación de un mecanismo internacional efectivo para asegurar la libertad de opinión y expresión. Benenson y sus colaboradores llegaron a la conclusión de que el medio más efectivo para alcanzar esos fines era la publicidad".[6]

El modo más rápido de ayudar a los presos de conciencia es la publicidad, especialmente la publicidad entre sus compatriotas.

El primer informe oficial de Amnistía Internacional se refirió a la situación de las prisiones en la Sudáfrica del apartheid y fue publicado en 1965, un año después de la celebración de un juicio que había desvelado el uso sistemático de la tortura por la policía sudafricana durante los interrogatorios a los miembros de la mayoría negra detenidos o presos, muriendo algunos de ellos como resultado de los golpes, de las descargas eléctricas o de los azotes con el sjambok (látigo hecho de piel de rinoceronte) que recibían.[7] Ese mismo año la organización fue reconocida por la ONU, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la Cruz Roja Internacional, la Comisión Internacional de Juristas y otras asociaciones de derechos humanos, además de conseguir el rango de organismo consultivo del Consejo de Europa.[8]

También en 1965 se publicaron otros dos informes sobre el Portugal salazarista y sobre la Rumanía comunista. Al año siguiente publicó un informe sobre el régimen racista de Rodesia.[9]

Los setenta[editar]

En 1968 se reunió en Estocolmo la Asamblea Internacional de AI en la que se adoptó como uno de sus principales fines el cumplimiento del artículo 5 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU de 1948: «Nadie será sometido a tortura o a tratamiento o castigo cruel, inhumano o degradante». El motivo fueron las alegaciones presentadas por la sección sueca sobre las torturas perpetradas por el régimen de los coroneles en Grecia, que se había instaurado un año anterior mediante un golpe de estado. Inmediatamente AI publicó dos informes sobre el uso de la tortura por el nuevo régimen griego, que tuvo como resultado la expulsión de Grecia del Consejo de Europa ese mismo año por haber violado nueve de los artículos de la Convención Europea de Derechos Humanos aprobada en 1950. Tras la caída del régimen de los coroneles en 1974, AI publicó un informe detallado y documentado titulado La tortura en Grecia: el Primer Juicio a los Torturadores (1975), que pudo realizarse gracias a la colaboración del nuevo gobierno griego, y que, según el historiador de la tortura Edward Peters, es "una de las obras clásicas sobre la documentación y las técnicas de tortura de fines del siglo XX".[9]

En 1972, AI inició la Campaña para la Abolición de la Tortura que incluyó un informe publicado en 1973 sobre la tortura desde 1962, lo que desató las protestas de los estados mencionados en el mismo que, por ejemplo, impidieron que AI pudiera utilizar los locales de la UNESCO en París para celebrar su planeada conferencia sobre la tortura. Ese mismo año AI también publicó un informe sobre la tortura por el nuevo régimen del general Pinochet instaurado en Chile tras el triunfo del golpe de estado militar del 11 de septiembre. A este informe le había precedido otro sobre la tortura en Brasil (1972), también entonces bajo una dictadura militar, y al que siguieron otros sobre la tortura en Irán (1976), Nicaragua (1976), Argentina (1980) e Irak (1981).[10] En 1977 AI recibió el Premio Nobel de la Paz por su «campaña contra la tortura»[11] y en 1978 el Premio de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.[12]

Los ochenta[editar]

En la década de los 80 algunos gobiernos incrementaron sus críticas a Amnistía Internacional. La Unión Soviética alegó que Amnistía Internacional espiaba, el gobierno de Marruecos la acusó de defender delincuentes y el gobierno argentino prohibió la difusión del informe anual de Amnistía Internacional de 1983.

Durante los 80 Amnistía Internacional continuó su campaña contra la tortura y en defensa de los presos de conciencia. Se abordaron nuevos problemas, entre ellos las ejecuciones extrajudiciales, transferencias de personal entre el ejército y la policía, homicidios políticos y desapariciones.

Hacia el final de la década creció la preocupación de Amnistía Internacional por el creciente número de refugiados en todo el mundo. Muchos de los refugiados lo eran a causa de guerras y hambrunas pero, tal y como exige el mandato de Amnistía Internacional, esta organización concentró sus esfuerzos en ayudar a los que habían sido obligados a huir a causa de violaciones de los derechos humanos. Se pedía a los gobiernos que en lugar de aumentar las restricciones a la entrada de solicitantes de asilo actuaran para evitar las violaciones de derechos humanos que les forzaban al exilio.

Además de una segunda campaña contra la tortura, durante la primera mitad de la década hubo dos importantes acontecimientos musicales pensados para que las generaciones más jóvenes conocieran mejor Amnistía y los derechos humanos. En 1986 el tour Conspiración de la Esperanza realizó una serie de conciertos en Estados Unidos y en 1988, coincidiendo con el 40 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en las Naciones Unidas, Amnistía Internacional organizó el tour mundial ¡Derechos Humanos ya!. A lo largo de seis semanas algunos de los músicos y grupos más famosos del momento actuaron en conciertos en los cinco continentes. [13]

Desde su fundación, Amnistía Internacional trabaja para llamar la atención de la sociedad sobre los abusos contra los derechos humanos, y hace campaña por el cumplimiento de las normas internacionales. Procura movilizar a la opinión pública para presionar a los gobiernos que toleran esos abusos.[3]

Objetivos[editar]

Salil Shetty, Secretario General de AI. Ocupa el cargo desde junio de 2010.

Los principales objetivos de AI son:

  • La liberación de todo prisionero de conciencia (se define un prisionero de conciencia como aquella persona encarcelada por el ejercicio de su derecho a expresar sus creencias y opiniones de forma pacífica);
  • Exigencia de juicios justos.[14]
  • La abolición de la tortura y de todo castigo denigrante a prisioneros.
  • Denunciar las desapariciones forzadas.
  • Abolición de la pena de muerte.
  • Condena de abusos tales como la toma de rehenes, la tortura y muerte de detenidos, así como las matanzas intencionadas y arbitrarias, sin importar quién sea el autor ni con qué fin;
  • Protección de los derechos humanos de las personas refugiadas, solicitantes de asilo, migrantes y desplazadas internas.
  • Regulación del comercio internacional de armas.
  • Protección de los defensores y defensoras de los derechos humanos.
  • Defensa de los derechos económicos, sociales y culturales.
  • Cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño.
  • Consideración de la violencia y los abusos sobre las mujeres como delitos graves.
  • Rendición de cuentas de los perpetradores de crímenes internacionales ante la justicia, y que sus víctimas vean realizados sus derechos a la verdad, justicia y reparación.
  • Protección de la libertad de expresión, de manifestación y de asociación.
  • Acabar con las violaciones de los derechos humanos del colectivo LGBTI.

Proteger a migrantes y refugiados[editar]

Amnistía Internacional tiene entre sus objetivos la defensa a las personas migrantes, solicitantes de asilo, refugiadas, desplazadas o víctimas de trata, aumentando su protección legal y física, garantizando que no se les niega su derecho a la educación, a la salud o a la vivienda. Amnistía Internacional considera a estas personas población vulnerable.

Amnistía Internacional ha realizado una serie de investigaciones sobre la temática de refugiados y migración[15] y ha dedicado a este tema acciones y campañas prioritarias.

Los datos hablan por si solos y reflejan la magnitud de la situación de las personas migrantes, refugiadas o demandantes de asilo en el mundo:

  • Existen más de 200 millones de migrantes.
  • Son 15 millones las personas refugiadas y solicitantes de asilo.
  • En 2013: 800.000 personas se vieron obligadas a huir cruzando fronteras, más que en ningún otro momento desde 2.000 (ACNUR).
  • En la UE viven entre 1,9 y 3,8 millones de inmigrantes irregulares.
  • Desde el año 2000: 23.000 personas han perdido la vida tratando de llegar a tierras europeas. De éstas, desde 2011, 1.800 han desaparecido en aguas del Mediterráneo (= 150 al mes = 5 al día). Y esta cifra no para de crecer día a día.

Estas personas son, en su mayoría, africanos en cuyos países hay situaciones económicas difíciles (inestabilidad política) o existen campamentos de refugiados con alto índice de población. La situación de la población en Oriente Próximo y algunos países de África subsahariana, como Eritrea, entre otros, es tal que los que deciden migrar no lo hacen por motivos económicos, sino por buscar refugio ante la situación de inestabilidad política o guerras en sus lugares de origen. Según Amnistía Internacional, estos últimos deberían estar amparadas por la Convención de Ginebra.

En el último estudio publicado de Amnistía Internacional, titulado El Coste humano de la fortaleza Europa, ponía de manifiesto que, en 2013, el 48% de todas las entradas irregulares y el 63% de todas las llegadas irregulares por mar a Europa eran de personas procedentes de Siria, Eritrea, Afganistán y Somalia, países asolados por conflictos.

Ante esta situación, Amnistía Internacional denuncia el esfuerzo de los países de la Unión Europea por cerrarles fronteras, puesto que se han gastado dos mil millones de euros en proteger sus fronteras externas desde 2007 - 2013, frente a los 700 millones destinados a mejorar la situación de personas refugiadas y solicitantes de asilo. Así, Grecia ha construido una valla de 10, 5 km. a lo largo de su frontera terrestre,de 203 km. con Turquía y ha desplegado a casi 2.000 guardias costeros desde el verano de 2012. Y España ha invertido 300 millones de euros en proteger sus fronteras, frente a los nueve millones destinados a proteger a las personas.

Ante las dificultades impuestas por los países europeos, los migrantes se ven obligados a intentar rutas cada vez más peligrosas por el mar Egeo y Mediterráneo, viéndose atrapados en países como Libia, Marruecos, Ucrania y Turquía. En algunos de estos países viven en la indigencia, carecen de los derechos sociales y económicos y sufren torturas o violencia.

Amnistía Internacional se ha centrado y se centrara entre 2012 – 2015 en mejorar la situación de las personas migrantes, refugiadas de asilo en las regiones siguientes:

  • En África, se orienta en la situación de los campos de refugiados somalíes existentes en Kenia y que casi es imposible su retorno al país de origen.
  • Oriente Medio y Norte de África (Libia, Siria, Iraq y palestinos), porque a la salida de sirios y libios se une el desplazamiento de larga duración de millones de palestinos e iraquíes, en una región donde la protección de los refugiados suele ser inadecuada.
  • Asía y el Golfo (Hong Kong, Malasia, Corea del Sur Qatar, Kuwait, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos), donde decenas de millones de trabajadores de países asiáticos (India, Indonesia, Nepal, Pakistán y Filipinas) migran y viven en situación de explotación al ser la protección laboral en estos países escasa.
  • México y Estados Unidos, lugar de paso y origen y destino de un viaje en el que miles de latinoamericanos sufren abusos de funcionarios de los servicios de migración, agentes de policía, militares y mafias.
  • Europa, en cuyos países se aplican medidas de control de la inmigración que dejan a estas personas expuestas a sufrir abusos contra sus derechos.

Para ello, Amnistía se esforzará en facilitar a los migrantes el acceso a información sobre sus derechos, conseguir que los trabajadores migrantes estén protegidos contra la explotación de los agentes no estatales, ajustar las leyes, políticas y prácticas sobre inmigración a las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, abordando las prácticas abusivas de detención, proteger a las personas refugiadas y solicitantes de asilo contra la devolución a países donde estén expuestas a sufrir graves violaciones de los derechos humanos, buscar soluciones duraderas para las personas refugiadas que no puedan regresar a su país, captar apoyos entre responsables clave de la toma de decisiones en gobiernos, organismos regionales y organizaciones internacionales e influir en ellos para que aprueben políticas que protejan a las personas refugiadas y migrantes y colaborar con organizaciones locales para crear redes de apoyo a las personas refugiadas y migrantes.

Métodos[editar]

AI efectúa su acción por medio de:

  • Misiones de investigación para recabar información sobre denuncias de violación de los derechos humanos, así como misiones de observadores.
  • Una Red de Acciones Urgentes en los casos de pena de muerte, por medio del envío de cartas al respectivo gobierno. Este sistema también funciona para la liberación de los prisioneros de conciencia.
  • Campañas internacionales para promover los derechos humanos.
  • Cooperar con otras organizaciones, con las Naciones Unidas y las organizaciones intergubernamentales de carácter regional.
  • Organizar programas de educación en derechos humanos y defensa de los derechos humanos para crear conciencia sobre el tema.

Financiación[editar]

AI-Venezuela realiza demostración por el Control de Armas en Caracas, durante el Foro Social Mundial.

AI se financia principalmente por medio de donaciones de sus socios y no solicita ni recibe subvenciones de gobiernos. Busca mantener su imparcialidad de esta forma. Según la web de AI, este tipo de financiación le "permite mantener su total independencia de cualquier gobierno, ideología política, interés económico o religión". Por ejemplo, en 2012 la Sección Española de AI recibió más del 90 % de sus ingresos de sus socios y afiliados. [16]

Edición de música[editar]

Entre otras actividades para su financiación, en 2012, Amnistía Internacional publicó un álbum recopilatorio de versiones de Bob Dylan, incluyendo a Miley Cyrus, Adele, Kesha, entre otros.

Organización[editar]

Secciones de Amnistía Internacional en 2005.

Amnistía Internacional es una organización mundial de voluntarios compuesta de Secciones, Estructuras, redes internacionales, Grupos afiliados y miembros internacionales.

La máxima autoridad en la dirección de los asuntos de la organización recae en el Consejo Internacional.

También tiene un Comité Ejecutivo Internacional (CEI), cuya función primordial es proporcionar liderazgo y orientación estratégica a la organización en todo el mundo.

La gestión diaria está a cargo del Secretariado Internacional (SI), encabezado por un secretario o una secretaria general, bajo la dirección del Comité Ejecutivo Internacional. El SI tiene su sede en Londres, Gran Bretaña.

Campañas[editar]

Armas bajo control[editar]

En alianza con IANSA e Intermón Oxfam y se lanzó la campaña Armas Bajo Control en 2003. Pedía un tratado que garantizara que los Estados dejan de transferir material militar y policial a lugares donde tiene probabilidades de ser utilizado para cometer abusos graves contra los derechos humanos. En concreto recogió un millón de fotografías de rostros que pedían normas internacionales para el comercio de armas pequeñas, que son las causantes de 2000 muertes al día[17] . Este Tratado del Comercio de Armas fue adoptado por la ONU en 2013[18] y en la actualidad numerosos países se están adhiriendo a él.

Exige Dignidad[editar]

Voluntarios de Amnistía Internacional en Ávila (España), solicitando el cierre del centro de detención de Guantánamo.

En 2009 Amnistía Internacional lanza la campaña global «Exige Dignidad», cuyo objetivo principal es poner fin a los abusos contra los derechos humanos que mantienen a las personas en la pobreza. En palabras de Irene Khan: «Hace casi 50 años, Amnistía Internacional nació para pedir la liberación de los presos de conciencia. Hoy «exigimos dignidad” también para los presos de la pobreza, para que puedan cambiar sus vidas».

Mi cuerpo, mis derechos[editar]

Comienza en 2014 y trata los derechos sexuales y reproductivos: elegir a tu pareja, elegir si tener hijos, educación sexual, salud reproductiva y no sufrir violencia intrafamiliar. Se denuncian los casos más graves de violación de estos derechos: en el Magreb un violador puede evitar su condena si se casa con la víctima,[19] en Nepal las mujeres sufren prolapso uterino porque paren muy jóvenes y no hay sanidad materna,[20] en El Salvador el aborto está prohibido aunque haya peligro para la vida de la madre.[21]

Stop tortura[editar]

A pesar de que la tortura está prohibida desde 1984, en 2014 se lanza esta campaña porque aún ocurren torturas en más de 141 países. "En todo el mundo hay gobiernos hipócritas ante la tortura: la prohíben en la ley, pero la facilitan en la práctica", afirmó Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional. Lo que se pide para evitarlas es acabar con la impunidad del torturador (como ocurre en Filipinas), que las confesiones obtenidas bajo tortura no sean aceptadas por los tribunales (como pasa en Nigeria) y que dejen de realizar desapariciones forzadas (como hacen en México).[22]

Críticas[editar]

Crítica de la Organización Mundial de la Salud sobre el informe sobre la sanidad en Corea del Norte[editar]

En 2010, Amnistía Internacional hizo un informe sobre la sanidad en Corea del Norte, que al poco tiempo fue desmentido por la Organización Mundial de la Salud que afirmó que el sistema sanitario norcoreano podría ser «la envidia de muchos países desarrollados» y que el informe era «poco científico» ya que se basaba en casos "anecdóticos" y, algunos de ellos, sucedidos hace años, por lo no que no refleja las mejoras logradas por proyectos llevados a cabo en los últimos años, algunos de ellos realizados con la participación de Corea del Sur. Sin embargo, el corresponsal de la BBC en Suiza, donde está la sede de la OMS, informó que se cree que las «diversas agencias de las Naciones Unidas [que] llevan a cabo proyectos de ayuda en Corea del Norte... son reticentes a criticar abiertamente el régimen por miedo a poner en peligro su trabajo allí».[23]

Por otro lado Amnistía Internacional ha elaborado diversos informes sobre el régimen de Corea del Norte, en los que se habla de varios crímenes contra la humanidad, el último de 1995,[24] que fue respondido por un portavoz del régimen con la siguiente afirmación: «Amnistía Internacional no ha llegado jamás a Corea [del Norte]. Es más, no han pisado nunca el territorio coreano [del norte] porque si usted insulta a mi familia no le voy a invitar a que venga a mi casa. Por lo tanto, Amnistía Internacional se ha cerrado las puertas por hacer de maquinaria propagandística».[25]

Críticas desde la Iglesia Católica[editar]

En 2007, la Iglesia Católica manifestó que retiraba su apoyo económico a Amnistía Internacional por entender que esta organización adoptaba la decisión de apoyar el aborto inducido. Esta declaración fue reacción a la decisión del Consejo Internacional de Amnistía de defender un supuesto derecho al aborto de las mujeres en los casos de violación, riesgo para la salud de la madre e incesto.[26]

Como respuesta al Estado Vaticano, Amnistía Internacional publicó una declaración donde recordó que la organización no recibe apoyo económico del Estado Vaticano ni de ningún otro estado para la realización de sus tareas de investigación, denuncia y campañas en defensa de los derechos humanos, además añadió que:

La política de Amnistía Internacional sobre derechos sexuales y reproductivos no promueve el aborto como derecho universal, y la organización guarda silencio sobre la bondad o maldad del aborto.[27]

En cualquier caso, esto parece contrastar con los comunicados en los que tratan el aborto como un derecho y critican las leyes que protegen de algún modo la vida del feto.[28]

Críticas desde la Asociación de amistad con Cuba[editar]

Una de las críticas a Amnistía Internacional sobre su Informe Anual es que incluye violaciones de los derechos humanos cometidas en países donde la organización no tiene presencia alguna, sección ni afiliados, a partir de informaciones periodísticas obtenidas en otros países, a menudo enfrentados políticamente. En particular el gobierno de Cuba rechaza los informes de Amnistia Internacional aduciendo falta de rigor y fiabilidad acerca de las acusaciones de violación de los derechos humanos allí, señalando que tal información es falaz y sesgada.[29]

Críticas de Ricardo García Damborenea[editar]

Ricardo García Damborenea, político español que fue Secretario General del Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) y que fue condenado por el «Caso GAL» en 1998, criticó a Amnistía Internacional en 1985 diciendo: «No he visto a Amnistía Internacional preocuparse por los derechos de una sola víctima del terrorismo […] sin embargo, son capaces de alborotar a redoble de tambor si a un terrorista que tiene catorce muertos a la espalda un guardia civil le da una bofetada». En su página web Amnistía Internacional declara: «Desde AI se ha pedido en todo momento que no haya impunidad para los graves abusos cometidos por ETA, pero también que se investiguen las violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad, tal y como recomienda el Relator de Naciones Unidas contra la Tortura».[30] [31]

Críticas en relación con el terrorismo y otros crímenes[editar]

Se ha acusado a AI de ocuparse exclusiva o preferentemente de los derechos humanos de los delincuentes.[32] A esta acusación AI ha respondido: «Amnistía Internacional afirma, de acuerdo con el derecho internacional, que nadie (comprendidos los terroristas) puede ser sometido a penas crueles, inhumanas o degradantes, entre las que Amnistía Internacional incluye a la pena de muerte. De lo anterior se desprende que Amnistía Internacional, naturalmente, no ha pedido jamás la liberación de terroristas».[33]

Referencias[editar]

  1. Amnesty International (ed.): «History – The Meaning of the Amnesty Candle».
  2. a b c Amnistía Internacional (ed.): «Quiénes somos».
  3. a b «Acerca de Amnistía Internacional». Consultado el 29 de marzo de 2012.
  4. James Ronand, Howard Ramos, Kathleen Rodgers (2005), "Transnational Information Politics: NGO Human Rights Reporting, 1986–2000", International Studies Quarterly (2005) 49, 557–587
  5. Peter Benenson. "The Forgotten Prisoners", The Observer, 28 de mayo de 1961
  6. Peters, Edward (1987). La tortura. Madrid: Alianza Editorial. pp. 216–217. ISBN 84-206-0251-5. 
  7. Peters, Edward (1987). pp. 188–189.  Falta el |título= (ayuda)
  8. Peters, Edward (1987). pp. 217–218.  Falta el |título= (ayuda)
  9. a b Peters, Edward (1987). p. 218.  Falta el |título= (ayuda)
  10. Peters, Edward (1987). pp. 219–220.  Falta el |título= (ayuda)
  11. «Premio Nobel de la Paz 1977». nobelprize.org (10 de diciembre de 1977). Consultado el 5 de febrero de 2014.
  12. «Premio de Derechos Humanos de las Naciones Unidas». ohchr.org. Consultado el 5 de febrero de 2014.
  13. Amnesty International en Wikipedia en inglés
  14. «Juicios Justos - Manual de Amnistía Internacional». amnesty.org. Consultado el 5 de febrero de 2014.
  15. «Las personas refugiadas y migrantes necesitan protección urgente». amnesty.org. Consultado el 13 de octubre de 2014.
  16. Balance y cuenta de resultados agregados 2012 de la Sección Española de Amnistía Internacional con Amnistia Internacional Catalunya
  17. Armas bajo control
  18. Tratado Comercio Armas
  19. Violaciones en el Magreb
  20. Cuando el útero dice basta
  21. El Salvador: le negaron un aborto pero le permitirán una cesárea
  22. Los países de la campaña
  23. La OMS desacredita el informe de Amnistía Internacional sobre la sanidad de Corea del Norte
  24. Informe sobre Corea del Norte de 1995
  25. Entrevista a Alejandro Cao de Benós
  26. La Iglesia quita su apoyo a Amnistía Internacional por promover el aborto
  27. Declaración de Amnistía Internacional en respuesta al secretario de Estado del Vaticano
  28. España: El Anteproyecto de ley que restringe el aborto debe ser retirado porque pone en riesgo la salud y la vida de mujeres y niñas
  29. Ver artículo Las contradicciones de Amnistía Internacional en cubainformación.tv proyecto creado por la asociación de amistad con Cuba en el País Vasco (Euskadi o Euskal Herria)
  30. Polémica con Amnistía Internacional
  31. Amnistía Internacional condena la campaña de amenazas y homicidios deliberados de ETA contra representantes de los partidos políticos
  32. La amnistía que no pide "Amnesty". ABC.es
  33. Defensa de Amnistía Internacional. ABC.es

Enlaces externos[editar]