Huelga de Río Blanco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Obreros amotinados frente a la fábrica de Río Blanco, 7 de enero de 1907.

La Huelga de Río Blanco, o "Huelga Nogales-Santa Rosa", fue una huelga obrera en la fábrica de tejidos de Río Blanco, en Veracruz, México, el 17 de febrero de 1907, que se extendió a las fábricas aledañas de Nogales y Santa Rosa. La rebelión de Río Blanco es considerada un suceso precursor de la Revolución mexicana de 1910.

En 1905 se fundó la Sociedad Mutualista de Ahorros que logró numerosos adeptos y el 11 de julio de 1906 se constituyó en el Gran Círculo de Obreros Libres promovido por José Nelda Gómez y Juan de Oliva, delegados del Partido Liberal Mexicano. En las cláusulas secretas de la constitución de dicho Círculo se estipulaba que se mantendrían relaciones secretas con la Junta Revolucionaria residente en Saint Louis, Missouri y de la cual Ricardo Flores Magón era presidente.[1] En noviembre de 1906, obreros textiles de Tlaxcala y Puebla se declaran en huelga para exigir mejores condiciones laborales. Para frenar la creciente organización del movimiento obrero en la región, los industriales realizaron un paro patronal el 14 de noviembre en toda la zona industrial. Los obreros solicitan la intervención de Porfirio Díaz, quién amenaza a los trabajadores con un genocidio de obreros el 7 de enero de 1907, no sólo sin satisfacer las demandas de los trabajadores sino que atentando contra su vida.

La Rebelión[editar]

Los obreros de Río Blanco no se sometieron ante la resolución del presidente.

El día 7 de enero en el Río Blanco cerca de 12.000 operarios agrupados en el Elipse de Obreros Libres en la tienda de raya y lanzaron piedras e intentaron quemarla pero la marina lo impidió, entonces saquearon y quemaron la tienda de raya propiedad de Víctor García, que además era el dueño de otros dos almacenes en Nogales y Santa Rosa, hoy Ciudad Mendoza. Después los obreros se dirigieron a la cárcel y liberaron a los reos.

Porfirio Díaz entra en pánico porque eran aproximadamente 12.000 trabajadores. Trató de llevar a cabo el ya mencionado genocidio, pero a la gente no pareció agradarle. Resultó en una matanza donde murieron muchos obreros y cinco líderes sindicales fueron ejecutados.

Referencias[editar]

  1. Gil Olivo, Ramón. El Partido Liberal Mexicano y la huelga de Río Blanco. 

Véase también[editar]