Río Mapocho

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Río Mapocho
Río Mapocho desde Telefónica.jpg
Vista del río en la ciudad de Santiago.
Ubicación geográfica y administrativa
Cuenca hidrográfica Río Maipo
Nacimiento Cerro El Plomo
Desembocadura Río Maipo

País(es) Flag of Chile.svg Chile
Coordenadas 33°42′40″S 71°01′20″O / -33.7111, -71.0222Coordenadas: 33°42′40″S 71°01′20″O / -33.7111, -71.0222
Dimensiones
Longitud 96 km
Superficie de la cuenca 4230 km²
[editar datos en Wikidata]

El río Mapocho (del mapudungun mapu-chun-ko, 'agua que se pierde en la tierra')[1] está ubicado en la Región Metropolitana de Santiago y es el principal curso de agua de la ciudad de Santiago, capital de Chile. Nace en el cerro El Plomo de la cordillera de los Andes y desemboca en el río Maipo como principal tributario.

De régimen nivo-pluvial, tiene una extensión aproximada de 96 kilómetros[cita requerida] en sentido noreste-suroeste, cruzando las comunas de Lo Barnechea, Vitacura, Las Condes, Providencia, Recoleta, Independencia, Santiago, Renca, Quinta Normal, Cerro Navia, Pudahuel, Maipú, Padre Hurtado, Peñaflor, Talagante y El Monte.

Recorrido[editar]

El Mapocho nace en el cerro El Plomo, en la unión de los ríos San Francisco y Molina en la localidad de La Ermita en Lo Barnechea. Luego se adentra en la ciudad de Santiago por cerca de 30 kilómetros, donde es bordeado en su ribera norte por la Autopista Costanera Norte y en su ribera sur por un sistema de parques integrados, la Costanera Sur (Santiago poniente) y subterráneamente el colector Mapocho Urbano Limpio. En Providencia lo tributa el canal San Carlos, que enturbia sus aguas por la gran cantidad de sedimento que arrastra. Continúa en siete kilómetros por un canal artificial de hormigón de 40 metros de ancho y 5 de profundidad aproximadamente, donde se encuentran 21 de sus 40 puentes capitalinos.[2] En Renca y Quinta Normal posee tres esclusas inflables y un brazo artificial navegable en el Parque fluvial Padre Renato Poblete, luego es cruzado por el puente General Velásquez de la Autopista Central, el mayor sobre el río.[3] Ya en los limites de la ciudad, el estero Lampa en Pudahuel y el Zanjón de la Aguada en Maipú son los últimos cursos de agua tributarios, antes que el Mapocho se vierta en el río Maipo, en El Monte.

Principales afluentes[editar]

Afluente Lugar de desembocadura Longitud (km)
Estero Yerba Loca Lo Barnechea 16 km
Río San Francisco Lo Barnechea 25 km
Río Molina Lo Barnechea 20 km
Estero Arrayán Lo Barnechea 17 km
Canal San Carlos Providencia 26 km
Estero Lampa Pudahuel 40 km
Zanjón de la Aguada Maipú 27 km

Historia[editar]

Historia antigua[editar]

El río en su recorrido se filtra en la tierra, desapareciendo totalmente. «¿Chuchun-ko?», decían allí los indios picunches (mapudungun chuchun-ko, '¿qué se hizo el agua?') y un lugar de los contornos recibe ese nombre hasta hoy. El agua ha sido absorbida por la tierra y continuará como corriente subterránea para reaparecer más al poniente, en tierras de otros indios que las verán emerger cerca de sus campos de cultivo en forma de pozones o dawiles (mapudungun pu dawil, 'muchos pozones', voz que originaría el nombre Pudahuel).[4]

Los incas en el Collasuyo hicieron una intrincada red de canales de regadío a partir del Mapocho. Algunos de estos canales aún funcionan, como el canal de la Pirámide.

Conquista española[editar]

El Mapocho en el siglo XVIII; se aprecia el sector de la Cañada, exbrazo del río.

Llegado Pedro de Valdivia al sector en diciembre de 1540 proveniente de Perú, vio en el extenso valle dominado por el río las condiciones ideales para fundar su primer asentamiento español. Los promaucaes del sector le habrían recomendado la fundación del poblado en una pequeña isla ubicada entre dos brazos del río junto a un pequeño cerro denominado como Huelén. Investigaciones arqueológicas recientes han desvirtuado esta teoría, y presentando hechos acerca de una ciudad inca presente en las riberas del Mapocho previo a la llegada española sobre la que fundaron la ciudad de Santiago.[5] [6] En enero de 1541 se libra la batalla del río Mapocho entre españoles y picunches liderados por el cacique Michimalonco, finalizando con victoria hispana.

A orillas de este río (en su tramo medio) y en una lengua larga de tierra entre dos brazos, junto al cerro Huelén por el lado oeste, se fundó el 12 de febrero de 1541 la ciudad de Santiago (nombre original: Santiago de Nueva Extremadura) por Pedro de Valdivia, que a la postre se convertiría en la capital de Chile. La ceremonia religiosa se realizó en el mismo cerro mencionado. Como primera descripción registrada, se citan los escritos de Gárnica en 1574:

«El río viene tan grande que no se puede pasar sin gran riesgo y en ecselente caballo por la calle de Santo Domingo y de Santiago de Azoca que van derecho al mar, llenas de agua. Dos ríos pasan por la Plaza Pública, uno por la calle de Pedro Gómez y casa del Cabildo hacia el mar. El otro corre por la calle de la Merced, y tan caudaloso, que llega a la cincha de los caballos, y estuvo por afogar varios yndios que intentaban cruzarlo».

Nicolás de Gárnica, Santiago de Nueva Extremadura, 1574.

Con el correr de los años, la ciudad comenzó a expandirse y en la ribera norte del Mapocho se estableció la zona agrícola de "La Chimba" (actuales comunas de Recoleta e Independencia).

En los tiempos de la Colonia, el Mapocho tenía un brazo (cauce minoritario) que se separaba y penetraba a partir de la actual Plaza Italia hacia el sur por lo que se conocía como avenida La Cañada y hoy se conoce como avenida Bernardo O´Higgins (Alameda de las Delicias) para ir a juntarse con el cauce principal mucho más allá del sector de Plaza de la Constitución, dejando una lengua de tierra en lo que hoy ocupa el plano principal del centro de Santiago. Este cauce sur lateral fue suprimido y su caja aluvial rellenada para dar paso primeramente a la avenida La Cañada y luego la llamada Alameda de las Delicias en el siglo XIX, para posteriormente ser renombrada avenida Bernardo O´Higgins. De todas maneras, hay varios autores que señalan que tal brazo nunca habría sido un brazo del río Mapocho propiamente tal, si no sólo un lecho seco que se inundaba cuando el Mapocho desbordaba su cauce natural.

El puente de Calicanto en 1860.

El primer puente santiaguino que se conoció fue el llamado «puente de Palos», que unía la calle Puente con el sector de La Chimba, cuyo uso se extendió por casi 150 años hasta el siglo XVII. Posteriormente, se inició la construcción de una segunda vía sobre el río. El puente de Calicanto fue construido entre 1767 y 1779 sobre el río Mapocho, obra del corregidor Luis Manuel de Zañartu. En 1773, bajo el régimen del mismo Zañartu, y debido a las fuertes inundaciones que este río experimenta en invierno, se decidió proteger la ciudad mediante la construcción de tajamares, que se transformaron en un paseo de la clase criolla.

Chile independiente[editar]

En 1888, durante la administración del presidente José Manuel Balmaceda y gracias a las ganancias fiscales que otorgó el salitre, comenzaron las obras de la primera canalización del río con cerca de 40 metros de ancho y 5 de profundidad,[2] por dos kilómetros entre las avenidas Vicuña Mackenna y Fermín Vivaceta, dirigidas por el ingeniero de la Universidad de Chile Valentín Martínez, finalizando en 1891. Esto permitió encauzar las crecidas del torrente durante la época invernal y una mejor conectividad entre los sectores norte y centro de la capital, ya que también comenzaron a construirse puentes de acero sin pilares aún en uso, que reemplazaron a los viejos de madera y al de Calicanto.[7] Se rellenaron los lados restantes de la cuenca original, lo que luego permitió la construcción de la Estación Mapocho y el Parque Forestal al sur.[8]

En el siglo XXI se trabajó en la integración del río con la capital. El 12 de abril de 2005 se inauguró la Autopista Costanera Norte en dicha ribera, con su tramo céntrico bajo el cauce. El 30 de marzo de 2010 se inauguró el proyecto Mapocho Urbano Limpio, donde se liberó al río de la descarga de más de 4.500 litros por segundo de aguas residuales, hedor y ser fuente de enfermedades, redirigiendo 21 puntos de vertimiento hacia un colector subterráneo paralelo al cauce de 28,5 kilómetros de extensión y de seis a ocho metros de profundidad en su ribera sur.[9] En 2011 se inauguró el Museo Arte de Luz sobre la cuenca del río. En 2015 se inauguró el Parque fluvial Padre Renato Poblete en Quinta Normal, donde se creó un brazo artificial de aguas calmas que permite navegarlo, y se limpiaron las riberas del sector poniente, retirando basura, escombros, matorrales y arbustos.[10] En el futuro se contempla en su ribera sur la construcción de una red de parques urbanos, la Costanera Sur (Santiago oriente) y los proyectos ciclistas Cicloparque Mapocho 42K y Mapocho Pedaleable, sobre y bajo la cuenca, respectivamente. El objetivo final es que los ciudadanos tengan un río limpio, verde, cultural, vial, navegable, pedaleable y caminable.

Actividades[editar]

Museo Arte de Luz.

Mapocho Río Arriba[editar]

Es una carrera a pie anual por la cuenca del río organizada por la Fundación Astoreca y la empresa Aguas Andinas, inaugurada en 2014. Se realiza en otoño al tener un caudal bajo y tiene 10 kilómetros de trayecto con la modalidad campo a través en sentido poniente-oriente entre los puentes Pío Nono y Lo Curro, en las comunas de Providencia y Vitacura. Los corredores deben ser mayores de 18 años y gozar de buena salud. La organización entrega un kit de competición y dispone de equipos de rescate y/o apoyo apostados cada 1 kilómetro. Su objetivo es reunir fondos para la fundación mencionada, que cuenta con colegios gratuitos en comunas vulnerables de la región.[11]

Museo Arte de Luz[editar]

Es un proyecto del Legado Bicentenario inaugurado el 18 de enero de 2011, organizado por la Municipalidad de Santiago, financiado por el Grupo Enersis, patrocinado por la Comisión Bicentenario y el Consejo de Monumentos Nacionales y como una iniciativa de la artista visual nacional Catalina Rojas, que consiste en una plataforma artística nocturna y gratuita de proyección de pinturas sobre la cuenca y muros del río Mapocho de forma periódica por temática. Posee un kilómetro de extensión entre los puentes Patronato y Pío Nono en las comunas de Santiago y Recoleta. Cuenta con 26 proyectores fijos con cuatro gobos cada uno instalados en la ribera sur, lo que da un total de 104 imágenes de diapositivas de pinturas digitalizadas. Es el primer y único río del planeta iluminado con arte.[12]

Mapocho Pedaleable[editar]

Es un proyecto futuro de la Organización Pedaleable que consiste en acondicionar la cuenca canalizada en la ribera sur del río con una ciclovía y un paseo continuo de siete kilómetros de largo y cuatro metros de ancho cada uno, en las comunas de Santiago y Providencia. Estará separado del cauce por un muro de cemento de 80 centímetros de alto y tendrá iluminación nocturna. La ciclovía será de hormigón fino y color rojo, siendo la primera exprés de la capital[13] y una alternativa al paralelo Cicloparque Mapocho 42K. El paseo, con uno más rugoso para peatones, asientos y para realizar actividades. Se propone la instalación de una serie de accesos con estructura de acero, que contengan una rampa levadiza. En caso de una crecida importante, la rampa se pliega y vuelve a abrirse cuando bajen las aguas.[2]

El río en la cultura[editar]

Riberas del Mapocho, óleo de Alberto Valenzuela Llanos.

El músico Víctor Jara lo nombra en la canción «En el río Mapocho». Posteriormente, en la carta que Ángel Parra le dedica a Jara, se habla del «río Mapocho ensangrentado» a raíz de los numerosos asesinados durante la dictadura chilena que aparecían flotando en el río.[14] El poema de Renato Gómez Vignes, «Oda al río Mapocho», fue premiado con primera mención en la categoría Poesía en el undécimo Concurso literario para el adulto mayor de la I. Municipalidad de Las Condes en octubre de 2008. También el padre Alberto Hurtado, bajando por las orillas del río, buscaba debajo de los puentes del Mapocho a niños y ancianos para llevarlos en su camioneta verde al Hogar de Cristo. A su vez, Roberto Parra, en su cueca «La vida que yo he pasado», inicia con una mención al río, cantando «En un puente del Mapocho», sin especificar su nombre.

Véase también[editar]

Referencias y notas de pie[editar]

Enlaces externos[editar]