Canal San Carlos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Canal San Carlos
Canal San Carlos.JPG
Canal San Carlos, bajo el puente Simón Bolívar, La Reina, Santiago de Chile.
Ubicación geográfica
Cuenca hidrográfica n/d
Nacimiento Río Maipo
Desembocadura Río Mapocho
Ubicación administrativa
País(es) Flag of Chile.svg Chile
Dimensiones
Longitud 26 (aprox) km
Superficie de la cuenca n/d km²
Caudal medio n/d /s

El canal San Carlos es un canal artificial que cruza en dirección suroriente-norponiente la zona oriente de la ciudad de Santiago de Chile.

Trayecto[editar]

El canal nace de las aguas del río Maipo en la comuna de Puente Alto. Durante su recorrido también atraviesa las comunas de La Florida (desde donde corre paralelo a Avenida Tobalaba), Peñalolén y La Reina, donde desemboca el estero San Ramón. Al atravesar la Avenida Ossa, gira en dirección poniente, pasando por las comunas de Ñuñoa y Las Condes, para finalmente desembocar en la comuna de Providencia, en el río Mapocho, aportando en época estival una buena parte de su caudal. Este giro se explica por el uso de la cuenca del Estero San Ramón en este último tramo.

Historia[editar]

Primeras Obras[editar]

La localidad de Santiago, está ubicada en un valle fértil entre los ríos Mapocho y Maipo, sin embargo, por las características de la pendiente del terreno, era difícil obtener agua para ciertas zonas y transformar su aridez del secano, en zonas aptas para todo tipo de cultivo. Así en 1742, se hizo el primer intento de construir un canal que uniera ambos ríos. Sin embargo, el lugar elegido para la bocatoma era muy bajo y sin pendiente suficiente.

Los Planos Definitivos[editar]

En 1866, el ingeniero Juan Garland determina que el trazado inicial no servía. En 1872 Matías Ugareta se hace cargo de la obra con la utilización de presidiarios, para trabajos forzados, pero un motín suspendió las obras. El ingeniero militar Agustín Caballero retoma como director en 18796, quedando el arquitecto Joaquín Toesca como alarífe. Sólo tres años más tarde estuvo Caballero en condiciones de realizar los estudios que se le habían solicitado, dejando constancia de los instrumentos que eran necesarios para trazar un canal de esa magnitud. Confeccionó luego 7 planos. El proyecto contemplaba un canal de 5 metros en su parte superior, 4 en el fondo y 1,3 metros de altura. Desde la bocatoma se daría al canal una pendiente de 23 centímetros cada 83 metros. Debía construirse, además, las bocatomas con sus defensas, un puente acueducto sobre el zanjón El Peral, otro sobre el zanjón de La Aguada, más tres puentes sobre los caminos que habría de cruzar el canal. En total, la extensión sería de unos 48,84 kilómetros. Los trabajos incluirían, además de las excavaciones, mampostería de cal y ladrillo, mampostería de piedra y cal, empedrado, terraplenes sobre bóvedas y rampas.

Finalización de las obras[editar]

Trazado del canal en 1805

Reemplazó a Caballero, en 1802, el agrimensor Juan José Goycolea, quien contó con la colaboración de Jerónimo Pizana. Ambos hicieron una visita para elegir el lugar de la toma y confeccionaron nuevos planos. Las obras tomaron así, su curso definitivo. Fueron contratados operarios, pero por problemas financieros, las obras fueron suspendidas entre 1804 y 1811, para ser reiniciadas, bajo la dirección de Joaquín Gandarillas y Domingo de Eyzaguirre. Las obras prosiguieron hasta 1814, cuando el general José Miguel Carrera sacó a los 200 peones que trabajaban en las obras para incorporarlos a las fuerzas que debían combatir a los realistas que avanzaban desde el sur.

Después de la batalla de Rancagua, la obra se paralizó y sólo pudo reiniciarse una vez consolidada la Independencia del país. Bernardo O’Higgins determinó la continuación de los trabajos, y puso a su frente a Domingo de Eyzaguirre. Su acción fue decisiva: adelantó las obras, estimuló los trabajos agrícolas y dio forma a la ciudad de San Bernardo.

A causa de la escasez de fondos, se destinó a las faenas a 200 prisioneros realistas. El 20 de agosto de 1820, día de San Bernardo y del natalicio del gobernador, se inauguró la obra. Los trabajos continuaron, sin embargo, hasta 1825, y dos años después, el director supremo Ramón Freire, traspasó esa propiedad pública a una sociedad integrada por particulares, la Sociedad del Canal del Maipo.

Actualidad[editar]

En la actualidad, aunque sigue abasteciendo zonas de cultivo que aún se conservan cerca de la capital, tal como la extensa Viña Cousiño Macul,ubicada en las comunas de Macul y Peñalolén, sin embargo, su importancia ha ido en inevitable decadencia. Su administración pertenece a la Asociación de Canalistas Sociedad del Canal de Maipo.

Tiene un ancho de 8-10 metros y una profundidad de 6-8 metros, sin caja de rebalses. Desemboca como gran tributario en el río Mapocho frente al cerro San Cristóbal y es responsable de la gran turbiedad y sedimentos del río Mapocho a partir de allí.

El Canal San Carlos hoy en día, constituye más bien un peligro, que un significativo elemento paisajístico, para las poblaciones residenciales aledañas cuyas estadísticas de ahogados en dicho caudal sube año tras año cita requerida[cita requerida]. Sin embargo en las comunas de la capital por donde pasa, se le ha tratado de aprovechar como un área verde[1].

En 2005 se finalizaron las obras de la Línea 4 del Metro de Santiago Santiago de Chile L4.svg, la cual extiende tres estaciones de su recorrido bajo el canal.

Véase también[editar]