Costanera Sur (Santiago oriente)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Costanera Sur
SantiagoFlag of Chile.svg Chile
Costanera Sur (plano - map).jpg
Plano de la Costanera Sur
Datos de la ruta
Inauguración 2016 - 2018
Longitud 13 kilómetros
Orientación
 • Poniente Nueva Tajamar
(Providencia - Las Condes)
 • Oriente Plaza San Enrique
(Lo Barnechea)
[editar datos en Wikidata ]

Costanera Sur será una arteria vial de Santiago de Chile, que correrá paralela al Mapocho, por su ribera sur, entre la calle Nueva Tajamar, límite de las comunas de Providencia y Las Condes, y la Plaza San Enrique, en Lo Barnechea. Fue propuesta como una autopista pública gratuita que cruzaría la ciudad entre el Aeropuerto de Pudahuel y la Plaza San Enrique, considerando un costo de US$ 54 millones (US$ 6,4 millones sin considerar cambios de servicios ni expropiaciones). Con este proyecto, se cumplía la solución definitiva de tener un eje vial por cada ribera del Mapocho (incluso los accesos y salidas en el tramo central de la Costanera Norte, mejoraban la capacidad de servicio y de descongestión de la Costanera Sur), pero hoy sólo está construido en ciertos tramos, como en la Costanera Sur de Quinta Normal y Cerro Navia, y en la Avenida Escrivá de Balaguer de Vitacura, aunque no como autopista.

Se convertirá en la nueva y atractiva vecina que tendrá la Costanera Norte al otro lado del río, y será la alternativa no tarificada a dicha vía expresa para quienes no puedan pagar. El ahorro en peaje, para quien viaje por Costanera Sur entre La Concepción y La Dehesa, o viceversa, será de 713 pesos chilenos (1,10 dólares estadounidenses) en hora punta, pero tendrá un viaje más lento, porque habrá semáforos y cruces a nivel, y la velocidad máxima será de 60 kilómetros por hora, y no de 100 como en la Costanera Norte.

Será una obra clave para mitigar la congestión de la Rotonda Pérez Zujovic y de toda la zona oriente de Santiago, y permitirá desalojar los flujos que traerá al sector de Andrés Bello el Túnel San Cristóbal. La nueva vía consolidará el sector entre Tabancura, Las Condes, San Francisco de Asís y la Costanera Norte, y mitigará la congestión de las avenidas Las Condes y Tabancura en horas punta. Por la Costanera Sur circularán tres mil vehículos en horas de mayor tráfico.

El proyecto está a cargo de los Ministerios de Vivienda y Urbanismo (MINVU) entre Américo Vespucio y la Plaza San Enrique, y de Obras Públicas (MOP) entre Américo Vespucio y Lo Saldes. La vía está incluida dentro del Plan Maestro de interconexiones viales del sector ex CCU (2001), que analizó el comportamiento vial futuro que tendrá el lugar donde confluyen los ejes Tobalaba-Sánchez Fontecilla, el Anillo Interior, la Costanera Norte, Avenida Kennedy, Andrés Bello, Vitacura, Los Conquistadores, Santa María, Providencia y Apoquindo, además de la Costanera Sur.

El MINVU estimó que se iniciaría la construcción en el primer trimestre de 2008 y que en diciembre de ese mismo año estaría listo el tramo entre Lo Saldes y San Francisco de Asís, ya que en octubre de 2007 estaba preparado el diseño, y los terrenos y los aportes de los privados estaban disponibles. La ministra de Vivienda, Patricia Pobrete, trabajó mancomunadamente con el alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, quien consiguió todos los predios e hizo la licitación para iniciar las obras.

La Inmobiliaria Titanium, liderada por Abraham Senerman y los Heller Solari, compró en US$ 35 millones los terrenos deportivos de Santa Rosa de Las Condes, el ex estadio del Club Universidad Católica, (UC), lugar donde levantará tres edificios de oficinas de 23 pisos cada uno. De las 6,5 hectáreas vendidas, este complejo inmobiliario ocupará sólo un 20% del paño total, pues el resto va a mitigaciones viales (la Costanera Sur) y a un parque. Con ello, se abre un nuevo capítulo en el desarrollo del área de Andrés Bello con El Bosque Norte, epicentro de las inversiones en grandes proyectos de oficinas en Santiago, que encabezan los futuros edificios más altos de Chile, la vecina torre Titanium La Portada y el Costanera Center.

El 3 de julio de 2008, Titanium y el MOP firmaron un protocolo de acuerdo en el que se traspasó parte de los terrenos al Fisco para el desarrollo de la Costanera Sur como mitigación vial. El acuerdo puso por escrito el compromiso de Titanium para adelantar las obras. Pero tanto la venta de este terreno como la partida del proyecto se vieron complicadas por la disputa entre la Inmobiliaria Titanium y el arenero Juan Gatica, quien en octubre de 2007 entabló una demanda ante en el Octavo Juzgado Civil de Santiago, en contra de la UC, el Fisco y la Municipalidad de Las Condes. Gatica acusó haber sido despojado de los 3.000 metros cuadrados de su vivienda por personal del MOP, y pidió una compensación de 800 millones de pesos chilenos (más de 1,8 millones de dólares estadounidenses). El juicio originó una medida precautoria que ordenó congelar el proyecto de Inmobiliaria Titanium, colocando a la vez una barrera para la construcción de una parte de la Costanera Sur.

La ejecución de la futura vía del borde meridional del Mapocho se iniciará en marzo de 2009,[1] aunque en mayo de 2008 ya habían partido las faenas de preparación del terreno para los trabajos del proyecto inmobiliario que transformará el emblemático Estadio Santa Rosa de Las Condes de la UC.

Finalmente, la Costanera Sur tendrá sólo una longitud de 13 kilómetros, entre la calle Nueva Tajamar por el poniente y la Plaza San Enrique por el oriente. Entre Andrés Bello y el Puente Lo Saldes, tendrá dos calzadas separadas de tres pistas por sentido. Entre Lo Saldes y Lo Barnechea, habrá una pista por sentido, pero el MOP deberá ensancharla a dos pistas, proyecto que está en fase de expropiación. El tramo entre Américo Vespucio y Lo Saldes debería habilitarse en marzo de 2010, pero se desconoce la fecha de inauguración del tramo Vespucio-Plaza San Enrique, lo que dependerá de los acuerdos entre el MOP y el MINVU.[1]

Proyecto entre Plaza Italia y Costanera Center[editar]

La última semana de julio de 2006, la Municipalidad de Providencia anunció que el estudio de factibilidad de la Costanera Sur era positivo. El proyecto constaba de dos túneles paralelos bajo la Avenida Andrés Bello, desde Plaza Italia hasta el centro comercial Costanera Center, de Cencosud, y la Embajada de Estados Unidos.

El proyecto se encontraba listo en cuanto a arquitectura y redes, por lo que en octubre de 2006 se iba a llamar a licitación para los estudios técnicos. Únicamente faltaba por estudiar cómo se financiaría: sólo la Municipalidad y los usuarios (tag a precio mínimo), o entre el Estado y el Municipio.

Continuidad para la Avenida Andrés Bello[editar]

A fines de 2006, se concluyó que los accesos del Túnel San Cristóbal, propuestos por su concesionaria en marzo de ese año, generarían un caos en Santiago Oriente. Además, con los gigantescos proyectos inmobiliarios de última generación que se están construyendo en el área conocida como Sanhattan, la congestión vehicular podría alcanzar ribetes no vistos hasta ahora en el polo El Bosque Norte-Costanera Andrés Bello y extenderse por muchas cuadras a la redonda. Titanium La Portada (de Abraham Senerman y el consorcio Bethia) y la Gran Torre Santiago del Costanera Center (que ejecuta Cencosud) ya se están levantando, y el Estadio Santa Rosa de Las Condes desapareció para dar cabida a tres torres de oficinas de 23 pisos cada una. Eso, junto a otros edificios aprobados, augura la aparición de 25 mil nuevos estacionamientos en el sector en los próximos cinco años. Actualmente hay cerca de 12 mil y ya las congestiones de cada tarde causan más que dolores de cabeza a los oficinistas y empresarios que trabajan en el sector.

Como solución, se definió un conjunto complementario de proyectos. Entre ellos, se propuso construir la Costanera Sur en el borde del Mapocho, entre La Concepción de Providencia y la Plaza San Enrique, en Lo Barnechea, dando continuidad a la Avenida Andrés Bello. El Comité Ciudad y Territorio, formado por los ministerios de Transportes, Obras Públicas y Vivienda, estudió la posibilidad de hundir la Costanera Sur frente a Santa Rosa de Las Condes y que volviera a nivel de superficie después del Puente La Concepción. Así, se separarían los flujos locales al sector de El Golf y los que se dirigen hacia el poniente de la ciudad. El gran problema era el financiamiento, ya que los cuatro kilómetros subterráneos costaban unos US$ 80 millones, lo que no era factible de pagar sólo vía tarifa, por lo que, en ese entonces, se decidió que el trazado entre Lo Saldes y La Concepción no sería a través de un túnel por Andrés Bello, como estaba contemplado, sino que iría en trinchera cubierta en la ribera sur del Mapocho.

El MINVU es el responsable del trazado de la Costanera Sur entre Américo Vespucio y la Plaza San Enrique. La zona entre Vespucio y Lo Saldes fue declarada camino público en septiembre de 2006 por el entonces ministro Eduardo Bitrán, por lo que es del MOP. Ambas carteras trabajaron en conjunto con la Municipalidad de Vitacura.

Conflictos[editar]

Los alcaldes de Vitacura, Raúl Torrealba; Las Condes, Francisco de La Maza; y Providencia, Cristián Labbé, pidieron en octubre de 2006 apurar los trabajos de la Costanera Sur. La ministra Poblete anunció que durante el primer trimestre de 2008 se iniciarían las obras y que estaría lista en diciembre de ese mismo año. Pero las fechas no se cumplieron, a pesar de que la Alcaldía de Vitacura licitó el estudio de ingeniería básica para la continuación de la avenida, entre los puentes Centenario y San Francisco, el límite comunal, y que la ministra, una de las mejor evaluadas del gabinete de Michelle Bachelet, gestionó la colaboración de los alcaldes de Vitacura y Lo Barnechea para sacar adelante el proyecto vial y conseguir los caros predios ubicados desde Santa Rosa de Las Condes hacia el oriente, los que fueron cedidos por los privados y estaban listos en octubre de 2007.

El proyecto estuvo frenado producto de una medida precautoria emanada a inicios de 2008 de una demanda presentada en octubre del año anterior en el Octavo Juzgado Civil de Santiago por el arenero Juan Gatica Muñoz contra la Fundación Club Deportivo UC, el Fisco de Chile, la Municipalidad de Las Condes y su alcalde Francisco de La Maza, por la venta realizada por parte del club deportivo, en diciembre de 2007 (traspaso que se cerró definitivamente en febrero de 2008), de las 6,5 hectáreas de Santa Rosa de Las Condes en cerca de US$ 35 millones (precio considerado insuficiente desde el interior de la UC) a la Inmobiliaria Titanium (firma formada por Abraham Senerman y Bethia, sociedad de la familia Heller Solari), que contempla desarrollar en dicho paño un complejo de tres torres de oficinas (que en total sumarán 125.800 metros cuadrados sobre nivel y en subsuelo, y que albergará cerca de 2.000 estacionamientos), además de un parque público y un tramo clave de la futura Costanera Sur, ya que este proyecto está sujeto a las exigencias de la ley que rige para la enajenación de áreas verdes que obliga a destinar el 80% de la superficie a un parque y a las obras contempladas en la mitigación de impacto vial, por lo que sólo una hectárea se destinará al negocio inmobiliario.

Juan Gatica Muñoz llegó a trabajar en 1940 junto a su familia en un área de 3.000 metros cuadrados cercana a Santa Rosa de Las Condes, donde también operaba un estacionamiento. El abogado defensor de Gatica, Waldo Violic (del estudio Violic, Frías, Recabarren y Henríquez), afirmó que, en esos años, a través de una ley, el Estado cedió los terrenos a la Municipalidad de Las Condes para que construyera viviendas sociales, lo que no se efectuó, indicó. Luego, el paño fue cedido a la UC, que desarrolló el complejo deportivo, en las 6,5 hectáreas que vendió a Titanium. Violic añadió que Gatica fue desalojado y que su casa, en la cual vivió por décadas, fue destruida por funcionarios del MOP por los preparativos de la Costanera Sur en la ribera del Río Mapocho, por lo que en la demanda se solicita restituir los títulos de dominio del obrero o una indemnización de al menos 800 millones de pesos chilenos (más de 1,8 millones de dólares estadounidenses).

La medida precautoria no sólo ordenó congelar las faenas del megaproyecto de Titanium, sino que también paralizó la construcción del eje vial indispensable para mitigar la alta congestión vial en El Golf lo cual impidió cumplir en ese momento con los compromiso que la UC había asumido con el MOP antes de transferir los terrenos para desarrollar las obras. Esto motivó la intervención del Ministerio, anunciando la intención de iniciar un proceso de expropiación, y de elevar una solicitud al Consejo de Defensa del Estado para que hiciera una presentación a los tribunales con la que, entendiéndose el beneficio público de esa obra, se pudiera levantar la precautoria. La jueza Pilar Aguayo levantó la medida el 22 de mayo de 2008. Según indicaron fuentes ligadas al caso, las partes avanzaron en concordar una salida negociada.

Pero pese a que la Corema Metropolitana aprobó la modificación al Plan Regulador Comunal (PRC) de Vitacura para el destino vial de los terrenos el jueves 16 de agosto de 2007, también existía un conflicto sobre el PRC, y todas las modificaciones urbanas podrían haber quedado congeladas hasta 2009, lo que habría dado un nuevo golpe a los planes para agilizar la Costanera Sur. Sin embargo, la aprobación ambiental definitiva, se otorgó a mediados de 2008.

Acuerdo entre el MOP y la Costanera Norte[editar]

El Ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, y el Gerente General de la Concesionaria Costanera Norte, Diego Savino, anunciaron un protocolo de acuerdo que contiene siete proyectos de planificación urbana para una solución integral a la conectividad vial del sector centro-oriente de Santiago: el mejoramiento de la conexión Manquehue-Kennedy, el túnel de Avenida Kennedy entre la Rotonda Pérez Zujovic y Américo Vespucio, el mejoramiento del enlace Lo Saldes y de la Rotonda Pérez Zujovic, la prolongación de la Costanera Norte entre el Puente La Dehesa y la Avenida Padre Arteaga, el mejoramiento de la conexión Norte Sur-Costanera Norte, el mejoramiento de la salida La Concepción de la Costanera Norte, y la construcción de la nueva Costanera Sur. Este último proyecto implica construir la arteria sólo entre la calle Nueva Tajamar y el Puente Centenario, con tres pistas por sentido entre Nueva Tajamar y el Puente Lo Saldes y dos pistas por sentido entre ese punto y el Puente Centenario. Sin embargo, las obras también incluyen un nuevo puente sobre el Río Mapocho que conecte la vía expresa de la Costanera Norte (en sentido poniente-oriente) con la prolongación de la Avenida Presidente Riesco y la Costanera Sur, intersecciones desniveladas en los cruces con las avenidas Andrés Bello y Escrivá de Balaguer, y ramales de conexión con las vías expresas de Avenida Kennedy como parte del mejoramiento del enlace Lo Saldes y de la Rotonda Pérez Zujovic.

El secretario de Estado señaló:

“Estoy contento porque esto deja a Chile en la vanguardia. Esto significa un conjunto de inversiones importantes, superiores a los 200 millones de dólares. Con este acuerdo, se acelera la inversión para comenzar las obras el primer semestre del año 2009.”

“(Este acuerdo obedece a la necesidad de) evitar los tacos, más fluidez, más seguridad, más rapidez. Todo eso se va a proveer.”

“Estoy orgulloso del sistema de concesiones de Chile. Estamos invirtiendo en obras urbanas cerca de 2.000 millones de dólares y este proyecto tiene un costo de 200 millones de dólares. Esto significa el mejoramiento de 10% de la inversión en más tránsito para los usuarios, (…) ahorro de tiempo y seguridad para todos.”
Sergio Bitar, Coordinación de Concesiones de Obras Públicas, 3 de junio de 2008

Acuerdo entre el MOP y Titanium[editar]

Pese a que las autoridades estaban apuradas en habilitar la vía y que desde el MOP aseguraron que el tramo entre Américo Vespucio y La Concepción estaría listo a tiempo, recién el jueves 3 de julio de 2008, se firmó un protocolo de acuerdo entre el Ministerio y Titanium, para que la empresa cediera la franja vial y financiara los seis mil millones de pesos chilenos (9 millones de dólares estadounidenses) que cuesta la obra en su sector. El MOP deberá aportar US$ 21,2 millones para el tramo que le corresponde.

Una vez aprobada la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto y luego del avance en el litigio judicial que paralizó la partida de las obras, finalmente el MOP comenzará la construcción de la Costanera Sur en marzo de 2009,[1] adelantando las obras que le exiguía a Titanium su Estudio de Impacto Vial. La inmobiliaria tiene la obligación de ceder la avenida cuando tenga materializado su proyecto, a fines de 2011 o principios de 2012. Sin embargo, en este caso se va a hacer una excepción para que la construcción calce con la programación que tiene el MOP de todos los trabajos que se están haciendo en el sector; y porque en la empresa están conscientes que es una vía estratégica y muy importante, ya que será una alternativa a la saturada Rotonda Pérez Zujovic para quienes viajen entre el poniente y el oriente de la capital de Chile y va a servir de desvío para los trabajos que se puedan hacer en la mencionada glorieta.

Fechas de término[editar]


La fase de construcción demorará alrededor de 11 meses, por lo que la ruta, entre Andrés Bello y Escrivá de Balaguer, estaría habilitada en marzo de 2010. La fecha de inauguración de la avenida entre el Puente Centenario y la Plaza San Enrique aún es incierta, ya que todo depende de los acuerdos del MOP y el MINVU.[1] El tramo entre San Francisco de Asís y la Plaza San Enrique está en análisis para compatibilizar la vía con la construcción de viviendas sociales en todo el sector de la ribera sur del Mapocho.

Referencias[editar]

  1. a b c d El Mercurio – El MOP iniciará el próximo mes la construcción de la ruta Costanera Sur (2009-02-24 martes, página C1).

Fuentes[editar]

Véase también[editar]