Plaza de la Constitución (Ciudad de México)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Plaza de la Constitución (Ciudad de México)
Plaza de la Constitucion Ciudad de Mexico City.jpg
Tipo Plaza mayor
Ubicación Ciudad de México, México
Coordenadas 19°25′54.89″N 99°8′0.3″O / 19.4319139, -99.133417
Construcción 1521-1523
Inauguración 1524
Estilo Barroco Mexicano
Dimensiones Aproximadamente 46800 m² (195 m x 240 m).

La plaza de la Constitución de la ciudad de México, informalmente conocida como El Zócalo, es la plaza principal de la ciudad. Junto con las calles aledañas, ocupa una superficie casi rectangular de aproximadamente 46800 m² (195 m x 240 m). Se le denominó así en honor a la Constitución de Cádiz promulgada en 1812.

El Zócalo está localizado en el corazón de la zona conocida como Centro Histórico o Primer Cuadro de la ciudad, en la delegación Cuauhtémoc. Su localización fue escogida por los conquistadores para ser erigida sobre lo que anteriormente era el centro político y religioso de México-Tenochtitlan, capital de los mexicas. Está rodeado por la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México al norte, el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo Federal, al este, y el Antiguo Palacio del Ayuntamiento y el Edificio de Gobierno (réplica del anterior, ambos del Gobierno del Distrito Federal, sede del Poder Ejecutivo local) al sur. Al oeste la plaza está rodeada por edificios comerciales, como el Portal de Mercaderes (Ciudad de México), administrativos y hoteles. En la esquina noreste de la plaza, se encuentra el Museo del Templo Mayor, así como la estación Zócalo de la Línea 2 del Metro.

Desde la época mesoamericana, ha sido sede de hechos importantes en las diversas etapas de la historia de México, así como sitio de concentración y de manifestaciones sociales y culturales. Durante cinco siglos de historia ha sufrido cambios en los elementos y edificios que le rodean y le constituyen. La fisonomía actual data de los años sesenta.

Origen del nombre[editar]

A lo largo de su historia, la plaza ha tenido otros nombres oficiales, incluyendo Plaza de Armas, Plaza Principal, Plaza Mayor y Plaza del Palacio. Recibió el nombre actual durante el virreinato, en 1813, porque fue allí donde en Nueva España se juró la Constitución Española, promulgada en Cádiz el año anterior.

Con el fin de conmemorar la Independencia de México, en 1843 Antonio López de Santa Anna ordenó un concurso para realizar un monumento, resultando ganador Lorenzo de la Hidalga, quien ordenó construir en el centro de la plaza el zócalo, base o plinto de una futura columna de la Independencia. Sin embargo, el monumento nunca fue construido y el zócalo permaneció solitario en el medio de la plaza por muchos años.[1] La palabra "zócalo", desde entonces, en México se convirtió en un sinónimo de "plaza central".

Historia[editar]

México-Tenochtitlan[editar]

Modelo del Templo Mayor y el Zócalo antes de la conquista. Ciudad de México Metro Zócalo de la estación.
Monumento en la Plaza de la Constitución sobre la leyenda mexica de la fundación de México-Tenochtitlán donde hallaron el águila devorando a la serpiente.

El área que hoy ocupa la plaza fue construida dentro del islote original de la ciudad mexica México Tenochititlan y formó parte de su Templo Mayor, recinto religioso principalmente en su parte sur. Limitaba al este con las llamadas "Casas Nuevas" de Motecuhzoma Xocoyotzin (sobre el que se construiría el futuro Palacio Virreinal) y al oeste por las "Casas Viejas" o Palacio de Axayácatl (1469 - 1481) donde el huey tlatoani Ahuitzotl, tío de Moctezuma y predecesor inmediato, también vivieron.

Periodo novohispano[editar]

La primera traza de la plaza principal fue hecho por el alarife Alonso García Bravo, poco después de la Caída de México-Tenochtitlan. Después de la destrucción de la ciudad mexica, Hernán Cortés y Alonso García Bravo mantuvieron los cuatro calpullis (sectores de la ciudad) originales, pero dispusieron una traza rectangular al estilo europeo, trazando calles y avenidas de forma rectangular, con la sede de los principales poderes en torno a la plaza.

Con el Templo Mayor completamente arrasado, los constructores españoles utilizaron las piedras del mismo y de otros edificios del teocalli para preparar la nueva Plaza Mayor en el año de 1524. La primera traza española situó la nueva plaza en el extremo sur del recinto ceremonial (el borde sur del coatepantli o muro del templo estaría situado en el atrio de la actual Catedral Metropolitana en 1570 hasta 1813 y reorientaron el espacio de norte a sur, ya que el Gran Teocalli mexica "miraba" hacia el poniente, al igual que la puerta principal del recinto, Cuauhquiáhuac (descrita por los cronistas como la principal y coronada por una gran águila de piedra), y de la cual partía la Calzada de Tlacopan, hoy México-Tacuba.

El Templo Mayor y las edificaciones mexicas fueron derribadas, y en su lugar fueron erigidos la Catedral y el Palacio del Virrey (después Palacio Nacional), para simbolizar el cambio de poderes religioso y político que estaba operando en lo que sería el virreinato de la Nueva España. En el costado poniente se establecieron varios comercios, los cuales dieron origen al Portal de Mercaderes.

Durante los primeros tiempos coloniales, la Plaza estaba circundada al norte por la nueva iglesia, y al este por el nuevo palacio de Cortés, construido sobre y con las ruinas del palacio de Moctezuma. En el lado oeste de la plaza, los Portales de Mercaderes fueron construidos, al sur de Cortés, otro palacio, el Palacio del Marqués del Valle de Oaxaca. En el lado sur, fue el Portal de las Flores. Al lado de este portal fue dispuesto el Palacio del Ayuntamiento, sede del gobierno de la ciudad desde entonces. Ambos estaban detrás de la Acequia Real de la Ciudad de México.

Las inundaciones siempre fueron un problema para la Plaza y la ciudad en general. La plaza se inundó en 1629, llegando las aguas hasta dos metros de altura, destruyendo muchos de los comercios ubicados allí y que requirieron ser reconstruidos.

Después de iniciada la construcción de la nueva catedral en 1576, la fisonomía de la Plaza cambiado. La antigua iglesia estaba dirigida hacia al oriente y no a la propia Plaza. La nueva Catedral, concluida hacia 1657 y de tres naves, alzaba hacia el sur sobre la plaza y que dan al área una orientación norte-sur, que existe hasta nuestros días.

En gran parte del siglo XVII, la Plaza se llenó de comerciantes. Después de que una turba incendió el palacio virreinal en 1692, la plaza se despejó por completo para dar paso a El Parián, un conjunto de tiendas ubicadas en la esquina suroeste de la Plaza utilizados para el almacén y venta de productos traídos por los galeones de Europa y Asia. Este fue inaugurado en 1703.

Sin embargo, esto no impidió que el resto de la Plaza se llenara de nuevo con puestos improvisados como el grupo conocido como "San José", ubicado al lado de la misma Parián. Esto hizo que el historiador Francisco Sedano comentar que era fea y antiestética, además de difícil de caminar por su pavimento irregular de barro en la temporada de lluvias, los perros agresivos de la calle, montones de basura por los comercios y excrementos humanos, entre otros desperdicios.

Reformas de 1790[editar]

Maqueta de la Ciudad de México del Zócalo y la estatua de Ecuestre Carlos IV junto el Parián en 1796 a 1803

Con la llegada del Conde de Revillagigedo, y por la proclamación de Carlos IV en diciembre de 1789, El entonces virrey Juan Vicente de Güemes se realizaron reformas en toda la plaza: la repavimentación y renivelación del espacio y la Acequia Real fue cubierta con bloques de piedra. También se instaló una fuente en cada esquina. Durante estos trabajos fueron halladas la Piedra del Sol y una escultura de la diosa Coatlicue. La piedra fue puesta en exhibición en el lado oeste de la Catedral, donde permaneció hasta 1890, cuando fue trasladada al antiguo Museo Arqueológico de la calle Moneda. Los antiguos comerciantes de la plaza se trasladaron a un nuevo edificio llamado el Mercado de Volador, ubicado al sureste de la plaza, donde se encuentra actualmente la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La plaza se convirtió en un espacio público con 64 lámparas. La Catedral fue separada de la plaza con una reja de hierro, fueron colocadas 124 bancas de piedra y se delimitó el perímetro con postes de hierro unidos por una cadena del mismo material. La característica principal de la plaza fue la colocación de una estatua ecuestre de Carlos IV por Manuel Tolsá, la cual se colocó en la esquina sudeste en una base de madera dorada, que se inauguró en diciembre de 1803. Sin embargo, cuando el monumento fue terminado por completo, la base de madera fue sustituida por una piedra ovalada que uno que mide 113 metros por 95,5 metros, con su balaustrada propios y fuentes en las esquinas creado por José del Mazo.

Este fue el telón de fondo, cuando el virrey Félix María Calleja, otras autoridades y el pueblo reunido juraron lealtad a la Constitución de Cádiz, y la lealtad a la Corona española el 22 de mayo de 1813 como la Independencia de México en respuesta al inicio de la posterior Independencia de México. Este evento también resultó en el cambio de nombre de la plaza como "Plaza de la Constitución." Los últimos cambios a la plaza antes de la independencia fueron realizados por Manuel Tolsá al colocar la Cruz de Mañozca en la esquina sureste y colocar otra cruz, similar, al noroeste. Ambos se establecieron en un pedestal de piedra neoclásico.

Independencia de México (1810 - 1821)[editar]

Catedral Metropolitana, c. 1900.
El Zócalo de la Ciudad de México y la Catedral Metropolitana en 1900. Se aprecia la estación de tranvías y algunos de ellos frente a ella.
Modelo del Zócalo alrededor de 1910, con jardines y senderos.
Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, adornada para los festejos del centenario de la Independencia Mexicana 1910.
Vista aérea del Zócalo, tomada entre 1918 y 1920.
El ejército mexicano en el zócalo de la Ciudad de México el 28 de agosto de 1968.
Izamiento de la bandera monumental en la Plaza de la Constitución.

Tras la Independencia, el monumento a Carlos IV fue desmontado y retirado de la Plaza. La estatua ecuestre en sí todavía puede verse en frente del Museo Nacional de Arte, donde su corriente, y mucho más pequeña, base de los estados que se conserva únicamente por su valor artístico. Base de la estatua oval anterior se trasladó a lo que entonces era el edificio de la Universidad y de la balaustrada se trasladó a la Alameda Central. Esto dejó al desnudo a excepción de la Plaza del Parián.

El 4 y 5 de diciembre de 1826, Lorenzo de Zavala, y el general José María Lobato dirigió un grupo de soldados, artesanos y hooligans atacando a los Parián. Robaron y quemaron al grito de "Muerte a los gachupines!" "¡Viva Lobato y aquellos con furia!" Un número de comerciantes que murieron y la mayoría fueron arrasados. El presidente Antonio López de Santa Anna, finalmente había demolido el Parián en 1843. Esto dejó al descubierto la Plaza de nuevo, a excepción de algunos fresnos y jardines de flores que fueron plantados y están protegidos por las fronteras de piedra. Santa Anna quería construir un monumento a la Independencia de México en el centro de la Plaza, pero su proyecto sólo llegaron hasta la base (zócalo), que se quedó allí durante décadas y se entregó a la plaza su nombre popular actual. Se mantuvo así hasta 1866, cuando el Paseo (ruta) del Zócalo fue creado en respuesta a la cantidad de personas que utilizaban la plaza para dar paseos. Un jardín con senderos se creó fuentes fueron colocadas en cada esquina, 72 bancos de hierro se han instalado y la zona estaba iluminada por lámparas de gas de hidrógeno. La base de Santa Anna, sin embargo, no se ha eliminado.

Era de la Reforma[editar]

En 1878, Antonio Escandón donó un kiosco a la ciudad, en la parte superior de la base de Santa Anna. Estaba iluminado con cuatro candelabros de hierro grande y diseñado para ser similar a uno en el Bois de Boulogne en París. Poco después, la compañía Ferrocarriles del Distrito Federal convirtió parte del Zócalo en una estación de tranvía con taquilla de boletos y un andén. Los tranvías y la iluminación se transformaron a energía eléctrica en 1894, y las calles del Zócalo fueron pavimentadas con asfalto en 1891.

Desde la segunda mitad del siglo XIX hasta principios del siglo XX, el Zócalo volvió a llenarse de puestos de mercado, incluyendo el "Centro Mercantil", que vendía tela, ropa y moda Art Nouveau.

Siglo XX[editar]

Durante la Decena Trágica, el Palacio Nacional fue bombardeado desde un fuerte militar cercano, dañando también al Zócalo. En 1914, los fresnos plantados en el siglo anterior (que habían crecido considerablemente) fueron sacados, se trazaron senderos nuevos, se delinearon áreas verdes, el espacio del jardín fue creado y fueron plantadas palmeras en cada esquina de la plaza.

Durante los primeros 400 años de historia de la plaza, fueron instalados y removidos en numerosas veces jardines, monumentos, circos, mercados, rutas de tranvías, fuentes y otros ornamentos. Hacia 1860 se instaló un quiosco para poder escuchar a las orquestas de música, que desapareció a principios del siglo XX. El 10 de septiembre de 1948 se inauguró el Edificio de Gobierno del Distrito Federal.

En 1956 la plaza adquirió su austero aspecto actual[cita requerida], donde solamente se conservaron los arbotantes y el asta bandera. Por primera vez en cuatrocientos años, la plaza adquirió un aspecto despejado.

Es en esta plaza se realiza anualmente la ceremonia del Grito por el comienzo de la Independencia de México cada 15 y 16 de septiembre.

Durante el movimiento estudiantil de 1968 el Zócalo fue sitio de manifestaciones multitudinarias convocadas por vez primera en muchas décadas por un movimiento social opositor al gobierno[2] [3] . El 13 de agosto de 1968 ocurrió la primera, que convocó a entre 250 y 300 mil personas. La multitud coreaba durante ese hecho que el entonces presidente saliera al balcón a un diálogo público.

SAL AL BALCÓN, HOCICÓN - SAL AL BALCÓN, HOCICÓN - SAL AL BALCÓN, HOCICÓN - SAL AL BALCÓN, BOCÓN

Consigna que coreaba la multitud el 13 de septiembre de 1968, citada en Poniatowska, Elena. La noche de Tlatelolco[3] .

Pero fue el 27 de septiembre, al cumplirse un mes del movimiento, cuando se concentró una mayor cantidad de personas, cerca de 400 mil[4] . A las cinco de la tarde la marcha salió del Museo de Antropología hacia la plaza, en donde ya había 15 mil personas esperando[4] . A las 18:50 los estudiantes subieron hasta el campanario de la Catedral Metropolitana con el permiso del sacerdote Jesús López y repicaron las campanas[4] [3] . A las 19:20 un grupo más de manifestantes bajaron la bandera nacional de México del asta bandera y en su lugar izaron una bandera rojinegra de huelga[4] [3] , lo cual fue considerado por el gobierno como una provocación[4] . El líder estudiantil Sócrates Campos Lemus dijo a la multitud que, debido a que el gobierno no había dado respuesta a un diálogo público convocado por el movimiento días antes, brigadas estudiantiles permanecerían en el Zócalo. Luego de cantar el Himno Nacional, los estudiantes comenzaron a colocar casas de campaña y a encender antorchas[4] . Para las 1:20 horas del 28 de septiembre luego de un exhorto, el Ejército arribó hasta el Zócalo con los batallones 43o. y el 44o. de Infantería y el 1º de Fusileros Paracaidistas, así como 12 carros blindados de guardias presidenciales y 200 patrullas de la policía del DF[4] . Durante la noche fue izada otra bandera rojinegra distinta a la que habían colocado los estudiantes[4] [3] . En las primeras horas de la mañana, el gobierno convocó a un "acto de desagravio a la bandera", en el que participaron decenas de servidores públicos, algunos de los cuales gritaron "no vamos, nos llevan"[4] [3] . A las 13:25 funcionarios del Departamento del Distrito Federal arriaron la bandera rojinegra y en su lugar colocaron la bandera mexicana. El mecanismo que permitia izarla falló, por lo que quedó a media asta y fue necesario que un camión de bomberos completara la acción rodeado por policías del Cuerpo de Granaderos[5] . Luego de una última advertencia, iniciaron los enfrentamientos entre manifestantes y militares, quienes mostraban bayonetas en sus fusiles para la acción. Cerca de las cuatro de la tarde lograron dispersar a casi todos los manifestantes extendiéndose la persecución y los enfrentamientos hacia las calles aledañas, contando 35 heridos por las refriegas[5] . A las 22:57 horas, el Ejército tuvo el control completo de la plaza.

El Zócalo fue el punto de partida del maratón de los Juegos Olímpicos de Verano 1968.

Pero la plaza se deterioró hasta que, en la década de 1970, lo único que quedaba eran los postes de luz y un mástil grande en el medio. Entonces el suelo se niveló de nuevo, las vías del tren fueron retiradas, y se colocó la plancha de cemento actual. Además, el estacionamiento de automóviles fue prohibido y la forma de la plaza era cuadrado de 200 metros a cada lado. Más tarde, en la década de 1970, el Zócalo estaba pavimentado con adoquines de color rosa, se plantaron pequeños árboles protegidos por rejas de metal, y se sembraron pequeñas áreas de pastos alrededor del asta bandera.

Durante la gestión de Cuauhtémoc Cárdenas, entonces alcalde de Ciudad de México, y el Dr. René Coulomb, director general del histórico Centro de confianza, pusieron en marcha una renovación de $ 300 millones del Zócalo y el centro de la ciudad que lo rodea, con el objetivo de atraer empresas y residentes de regreso a la zona. Había planes para quitar la reja de hierro que separa la Catedral del Zócalo, pero no hubo oposición pública tanto a la idea de que fue desechado.

El 1 de julio de 1999, el presidente Ernesto Zedillo inició oficialmente el programa mediante la emisión de un decreto que se publicó en el Diario Oficial de la Federación5 si bien la formación del proyecto fue uno de los aspectos del decreto, los objetivos generales de la ley eran promover la bandera, el escudo de armas y el himno nacional para inculcar un sentido de patriotismo en la población mexicana. Zedillo también utilizó su ciclo de 1995 hasta el año 2000 para promover la cultura mexicana y la historia, por último este decreto permitió a los gobernadores de cada estado mostrar más visiblemente los símbolos nacionales de la Bandera Monumental en 1999.

Conciertos[editar]

Café Tacuba con 220,000 asistentes, Shakira con 230,000 asistentes, Belinda con 130,000 asistentes, Vicente Fernández con 200,000 asistentes,[6] Paul McCartney con 250,000 asistentes[7] y Justin bieber Que cantó ante 210.000 personas.[8] ,[9]

Celebraciones de Rendir Honores e Izamiento a la Bandera Nacional Monumental[editar]

Siglo XXI[editar]

Recientemente, el Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard lanzó una campaña para llevar a cabo trabajos de mantenimiento en el Centro Histórico (que, debido a la reducción del Congreso del presupuesto anual del gobierno local, fue apoyado en gran parte con el dinero recaudado en las calles a tal efecto por funcionarios del gobierno). La campaña ha tenido resultados satisfactorios. En 2010, una réplica de la Ángel de la Independencia fue llevada al Zócalo como una forma de distribuir a los manifestantes desde el sitio de Ángel original por las fiestas del Bicentenario de la Independencia Mexicana y el Centenario de la Revolución Mexicana.

Entre 17 y 18 de Septiembre de 2013, ocupo el espacio para el Gran Centro de Acopio. Actualmente la plancha zocalo, también es usada como pista de hielo, y en muchas ocaciones como campamento de manifestantes,y centro principal de reunión de marchas sociales, asi como centro de eventos culturales y recreativos

Panorámicas[editar]

Zócalo de la Ciudad de México en 1948.
Vista panorámica de la Plaza del Zócalo y el Palacio Presidencial.
Mirando al sur de los edificios del Distrito Federal. La extrema derecha es el antiguo Portal de Mercaderes. Estos edificios fueron decorados para la celebración Bicentenario de México 2010.
Foto panorámica del Zócalo de la Ciudad de México.
Vista nocturna del Zócalo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Periódico La Jornada
  2. Como lo indica Félix Hernández Gamundi, del Comité 68 en entrevista. Jaime Quintana Guerrero (21 de octubre del 2013). «En 1968 “recuperamos el Zócalo para todos”» (en español). Desinformémonos.org. Consultado el 29 de enero de 2014. «Antes, recuerda el integrante del movimiento estudiantil, “se tenía que pedir permiso para poder expresarte”. El presidente de la República era quien daba la autorización para utilizar el Zócalo o “te convocaba al grito del 15 de septiembre, a ver el desfile, a la celebración del 1 de mayo, encabezada por Fidel Velázquez”. Hernández Gamundi precisa que la asistencia era para observar, para estar de forma pasiva, y nunca como un derecho de expresión. “Ellos”, denuncia, “fueron los únicos que tuvieron derecho a utilizar cualquier otro espacio publico con fines políticos”.».
  3. a b c d e f PoniatowskaElena Poniatowska, Elena (1970). La noche de Tlatelolco. ERA. pp. 281. ISBN 9684114257. 
  4. a b c d e f g h i Gustavo Castillo. «Persecución militar y desalojo del Zócalo» (en español). La Jornada (México). Consultado el 29 de enero de 2014.
  5. a b Pablo Gómez. «La batalla del Zócalo» (en español). Km. Cero. Consultado el 29 de enero de 2014.
  6. Cano, Natalia (15 de febrero de 2009). «Vicente Fernández rompe récord en el Zócalo». Consultado el 11 de junio de 2012.
  7. Gómez, Jorge Eduardo (15 de febrero de 2009). «Paul McCartney congrega a 200,000 personas en el Zócalo del DF». Consultado el 11 de junio de 2012.
  8. Badillo, Juan (12 de junio de 2012). «Bieber supera asistencia de McCartney en el Zócalo». Consultado el 17 de junio de 2012.
  9. ((allesana))con 200,215 personas en el zocalo
  10. Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la República. Secretaría de Gobernación (20 de diciembre). «Diario Oficial de la Federación» (en español). Consultado el 18 de febrero de 2012.

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 19°25′58″N 99°08′00″O / 19.43278, -99.13333