Aeródromo de Tablada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Base Aérea de Tablada»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Aeródromo de Tablada
Puerto de Sevilla2012.svgSituación de la base aérea de Tablada
Sumario
Tipo Aeródromo militar
Construcción 1915
Operador Ejercito del Aire de España
Ubicación Sevilla
Coordenadas 37°21′53″N 6°00′28″O / 37.364722222222, -6.0077777777778Coordenadas: 37°21′53″N 6°00′28″O / 37.364722222222, -6.0077777777778
Cerrado al tráfico aéreo el 3 de marzo de 1990
[editar datos en Wikidata]

El aeródromo de Tablada fue un aeródromo militar y base aérea. Actualmente es un acuartelamiento. Inicialmente, perteneció al Servicio de Aeronáutica del Arma de Ingenieros del Ejército de Tierra de España y después al Ejército del Aire de España, desde la fundación de éste hasta la actualidad. Está localizado en la ciudad de Sevilla.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

A comienzos del siglo XX, en la dehesa de Tablada existían unas instalaciones deportivas que comprendían hipódromo, tiro de pichón y tenis, entre otras.[1] En los terrenos del hipódromo, se celebró en abril de 1910[2] la primera semana de aviación, organizada por el entonces alcalde de Sevilla, Antonio Halcón y Vinent, conde de Halcón.

Este acontecimiento contó con competiciones de velocidad, despegue, virajes y permanencia en el aire. Ganó la copa de Sevilla el piloto belga Jean Olieslagers, que el 28 de marzo de ese mismo año había realizado el primer vuelo en Tablada, a los mandos de un avión francés Bleriot.

En 1913 se realiza una nueva exhibición aérea en Tablada. El piloto francés Tixier realizó tres vuelos a bordo del monoplano Bleriot de 50 hp en los que alcanzó la velocidad de 115 km/h.

Los primeros aviadores españoles que tomaron tierra en la Dehesa de Tablada fueron los capitanes del arma de Ingenieros del Ejército de Tierra José Ortiz Echagüe y Emilio Herrera Linares en el año 1914, tras realizar la primera travesía del Estrecho en un avión Nieuport VI de 80 hp procedente de Tetuán.

En 1914, el coronel Pedro Vives, fundador del Servicio de Aeronáutica del Arma de Ingenieros, inició las negociaciones para conseguir aquel aeródromo natural y los terrenos colindantes. Las negociaciones concluyeron a finales de ese mismo año, cuando consiguió que el Ayuntamiento de Sevilla cediese, al entonces denominado Ramo de la Guerra, una parcela de 240.000 m².[3] con la condición de que al darse por terminada su utilidad y cualquiera que fuese el motivo, dichos terrenos fueran devueltos al Ayuntamiento, que además subvencionó las obras con 15.000 pesetas.[4]

Primera época[editar]

Las obras del aeródromo comenzaron en 1915. A partir de los citados 240.000 m² iniciales, se expandieron hasta alcanzar los 4.314.278 m², con un coste a lo largo de la segunda y tercera década del siglo XX de 40.515 432 pesetas. Su primer comandante fue el capitán de infantería Joaquín González Gallarza. En marzo de 1919, el capitán Fanjul realizó el primer vuelo entre los aeródromos de Cuatro Vientos y Tablada en 2 horas y 28 minutos. En abril del mismo año, el comandante inglés Hereward de Havilland -hermano de Geoffrey de Havilland- realizó el vuelo Madrid - Tablada en 2 horas y 10 minutos. A finales del 1919, bajo el mando del Coronel Echagüe, se realizaron obras de mejora y ampliación para establecer en Tablada de una escuela de pilotos.

En 1920 se designó a Sevilla cabecera de la 3.ª Zona Aérea Sur y se ordena la construcción de la Base Aérea de Tablada para la guarnición de un grupo de escuadrillas de Reconocimiento, una escuadrilla de Caza y otra de Bombardeo Lejano. En 1921 partió de este aeródromo el primer vuelo de la aviación comercial española, con la inauguración de la línea regular aeropostal Sevilla – Larache.[5] El 10 de abril los Reyes de España inauguraron oficialmente la Base Aérea de Tablada.

El 6 de abril de 1926, ciento cuarenta aviones despegan de Tablada sobrevolando el Guadalquivir, para recibir el crucero argentino ARA Buenos Aires, que llevaba a bordo al Rey y a los héroes del "Plus Ultra", Ramón Franco, Julio Ruiz de Alda, Juan Manuel Durán y Pablo Rada.[6] Desde ese año, fue base de la escuadra de Sevilla, más tarde denominada escuadra número 2.

En 1927 los Reyes, visitaron Tablada para interesarse por los preparativos para batir el récord de distancia, que entonces estaba en 6.290 km, que iban a protagonizar los aviadores capitanes Ignacio Jiménez Martín del arma de Infantería, y Francisco Iglesias Brague del arma de Ingenieros. El 29 de marzo de 1928 despegaron hacia oriente, pero una serie de dificultades meteorológicas les obligaron a tomar tierra en Basora, por avería de las válvulas del motor, sin poder batir el récord. En 1928 se fundó el Real Aéreo Club de Andalucía y su Escuela de Pilotos de Tablada.

Foto del lateral del Jesús del Gran Poder, expuesto en el Museo del Aire de Madrid (2011).

El 24 de marzo de 1929, Domingo de Ramos, el Breguet 19 GR, bautizado "Jesús del Gran Poder", amadrinado por la reina Victoria Eugenia, despegó de Tablada rumbo a Río de Janeiro. El fuselaje del avión estaba decorado con dibujos de Martínez de León y Juan Lafita, alusivos a distintas provincias españolas. El avión puso rumbo a la costa occidental de África, que siguieron hasta Dakar, donde se internaron en el Atlántico Sur. En un vuelo sin escalas de 43 h y 50 minutos de duración, alcanzaron Bahía (Brasil), cubriendo una distancia de 6.746 km. En su ruta encontraron vientos en contra, por lo que al llegar a Bahía tuvieron que tomar tierra por falta de combustible. Esto les impidió batir el récord tampoco se pudo batir.

Durante la última semana de junio de 1931, poco después de la proclamación de la Segunda República, tuvieron lugar en la base aérea una serie de sucesos nunca totalmente aclarados, denominados como el Complot de Tablada.[7]

El 24 de diciembre de 1931 despegaron de Tablada los pilotos Haya y Rodríguez Díaz a bordo de un Breguet 19, rumbo a Bata sin escalas, a donde arribaron tras 27 h y 4.500 km. En mayo de 1933 se alargaron las pistas hasta la longitud de 1.530 m, para facilitar el despegue del avión Cuatro Vientos, un Breguet 19 modificado para vuelos de larga distancia. El avión despegó el 10 de junio, a los mandos de Mariano Barberán, capitán de Ingenieros director de la Escuela de Observadores de Cuatro Vientos y del teniente de Caballería Joaquín Collar Serra, que pusieron rumbo a México. Tras más de 40 horas de vuelo sobre el Atlántico, en los que recorrieron 7.000 km en línea recta, hizo escala en Camagüey (Cuba). Lo que ocurrió después está por aclarar y los historiadores aportan diversas versiones. Lo cierto es que el avión con sus tripulantes desapareció cuando volaba desde Cuba a Méjico. El Ayuntamiento de Sevilla nombró hijos predilectos a ambos pilotos el 17 de junio.

En febrero de 1936, la base sufrió una gran inundación, al desbordarse el Guadalquivir.

Guerra Civil Española[editar]

Al comienzo de la Guerra civil, durante la mañana del 18 de julio de 1936 la base aérea de Tablada fue la única instalación militar de Sevilla en la que hubo actividad bélica. Durante la noche habían aterrizado varios bombarderos provenientes de Madrid para cargar bombas y atacar a continuación a los sublevados de Marruecos. A lo largo de la mañana se produjeron varios actos de sabotaje por parte de militares partidarios de la sublevación, de modo que solo llegó a despegar un avión, que bombardeó Tetuán.[8]

Tras producirse el golpe en el centro de Sevilla, el capitán Carrillo, uno de los principales conspiradores, se desplazó a la base con órdenes de deponer al comandante Rafael Martínez Esteve y poner en su lugar a su subordinado el comandante Azaola. Esteve se negó y, con ayuda de uno de sus oficiales, arrestó a los dos golpistas. A continuación envió sendos destacamentos a bloquear los puentes de San Juan de Aznalfarache y de Hierro. Este último fue izado para evitar que los sublevados pudiesen cruzar a la orilla de Tablada.[9]

Al comenzar el ataque golpista al gobierno civil, el gobernador Varela pidió por teléfono a Martínez Esteve que bombardease a los sublevados de la plaza Nueva y la sede de la División en la Gavidia.[10] Esteve se negó, pero accedió a enviar unos 100 hombres a defender el gobierno civil. Sin embargo, más tarde las malas noticias provenientes del centro de la ciudad le disuadieron de enviar esta tropa.[11] A lo largo de la tarde, despegaron varios aviones para realizar misiones sobre Marruecos. Cerca de medianoche, rendidos el gobierno civil y el cuartel de la Guardia de Asalto, Martínez Esteve se desmoralizó y también decidió rendirse, por lo que le cedió el mando a Azaola. Esteve fue condenado a muerte el 20 de septiembre de 1936, pero más tarde se le conmutó la pena.[12]

Entre la tarde del día 19 y la mañana del 20 aterrizó en Tablada una compañía completa de la Legión, al mando del comandante Antonio Castejón Espinosa. Llegaron también por tierra un tabor y una compañía de Regulares.[13] Tras el golpe de estado y hasta finales de octubre de 1936, la base fue destino del puente aéreo que unió el norte de África con la península. Aviones Fokker F.VII,[14] Junkers JU-52 y un DC-2 transportaron más de 13.000 legionarios y regulares del Ejército de África.[15] Durante la contienda, fue además el lugar donde se recibían y reparaban los aviones italianos. En este periodo, desaparecieron las instalaciones deportivas existentes en la dehesa de tablada, absorbidas por la base.

Dictadura franquista[editar]

Tras la contienda, fue sede de la Segunda Región Aérea, posteriormente renombrada como Región Aérea del Estrecho. Entre el 6 y 7 de marzo de 1947 tuvieron lugar unas de las mayores inundaciones en la historia de la base . A causa de ellas, el Aeródromo permaneció cerrado 11 días. Sufrió inundaciones similares en 1948, 1951 y 1952. En 1949 empezaron a ejecutarse importantes obras de defensa contra las riadas, completando los cerramientos con muros y compuertas metálicas. Tras la firma de los acuerdos de colaboración con Estados Unidos en 1953, se inició la decadencia de Tablada, porque el material aéreo recibido eran sobre todo aviones a reacción, que precisaban pistas asfaltadas y un espacio aéreo del que no disponía Tablada.

A mediados de los cincuenta, Tablada aloja dos Alas, nueva denominación de las unidades aéreas: el Ala de Bombardeo Ligero 25, dotada de B-2 -CASA 2.111 "Pedro" -, y el Ala de Cazabombardeo 7, dotada de aviones C-4 -HA-1112-M "Buchón". La primera de ellas participó en la guerra de Ifni en 1957.

En 1963, al desaparecer el Ala 25 comenzó la decadencia de Tablada como Base Aérea. Los B-2 fueron destinados al Ala 27 de Málaga y al Ala 46 de Gando y fueron reemplazados por más C-4 para el Ala 7 que pasó a denominarse Ala 47 en mayo de 1965. El Ala 47 quedó disuelta a finales de ese mismo año y sus aviones fueron dados de baja y almacenados. En 1965, la base quedó casi desguarnecida de medios aéreos y pasó a la categoría de Aeródromo Militar. En 1966 se creó el Mando de la Aviación Táctica que se superponía a la Jefatura de la Región Aérea del Estrecho.

Entre enero y mayo de 1968 se rodó en Tablada la película "La Batalla de Inglaterra".[16] Para su rodaje, volvieron a ponerse en condiciones de vuelo una buena cantidad de los C-4 dados de baja y enajenados. Dichos aviones se trasladaron (en vuelo o desmontados) a Inglaterra y nunca volvieron a Tablada. En 1969 el Cuartel General del Mando Aéreo Táctico se instaló dentro del Aeródromo de Tablada.

En los años 70, Tablada concentró en sus instalaciones todas las unidades, centros y organismos del Ejército del Aire que tenían sede en Sevilla, empezando por la Jefatura del Mando Aéreo Táctico; la 402 Escuadrilla, que se dividió en tres, las 407, 902 y 521; la Maestranza, encargada de realizar las inspecciones de los DC-3 y Saetas; el Grupo de Control Aéreo; y se creó la Escuela de Apoyo Aéreo.

Mirage F-1 situado en la entrada del acuartelamiento

Decadencia y últimos años[editar]

El 6 de septiembre de 1979 se creó el Grupo del Cuartel General del Mando Aéreo Táctico. En 1984 se produjo el último accidente aéreo relacionado con la Base, con 82 fallecidos. El 24 de marzo de 1986, pasó a denominarse Aeródromo Militar de Tablada. El 18 de mayo de 1990 cesó la actividad aérea en el Aeródromo Militar de Tablada al quedar separado el campo de vuelo del resto de instalaciones del acuartelamiento por la nueva autovía de circunvalación SE-30 y no haberse aceptado ninguno de los trazados alternativos propuestos.[17] El 31 de marzo de 1990 se celebró la ceremonia del último vuelo en Tablada, a cargo de las Dornier Do-27 de la 407 escuadrilla,[17] mientras que la Maestranza Aérea de Sevilla inició su traslado parcial al aeropuerto de Sevilla.

En 1991 el Cuartel General del Mando Aéreo Táctico pasó a denominarse Cuartel General del Mando Aéreo del Estrecho. En el 2003 se ejecutó una importante reforma estética en el Acuartelamiento, en la que se erigió un conjunto monumental a la entrada del mismo con un avión Mirage F-1. En 2004, el Cuartel General del Mando Aéreo del Estrecho cambió su denominación a la de Agrupación del Acuartelamiento Aéreo de Tablada . Durante algún tiempo, en las antiguas pistas que habían quedado fuera de la base y sin vigilancia, se celebraron carreras ilegales de coches. El 5 de diciembre de 2004, un niño que observaba en las cercanías una exhibición de aeromodelismo murió atropellado durante una de estas carreras.[18]

En lo últimos años sus instalaciones son utilizadas por la Dirección de Enseñanza del Mando de Personal. En la base también se ubican el Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA), la Maestranza Aérea de Sevilla (MAESE) y el Segundo Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (SEADA).

Referencias[editar]

  1. Barrionuevo Ferrer, 2003, p. 201.
  2. «La aviación en España». ABC: 10. 10 de abril de 1910. 
  3. Salas, 1991, p. 261.
  4. Serrano de Pablo, 1972.
  5. Braojos Garrido, 1990, p. 110.
  6. Salas, 1993, p. 41.
  7. Gil Honduvilla, Joaquín (2011). «Los sucesos de Tablada de junio de 1931 y sus consecuencias». Revista de Historia Militar LV (110): 27. Archivado desde el original el 28 de noviembre de 2015. Consultado el 2 de octubre de 2014. 
  8. Ortiz, 2006, p. 98.
  9. Gil, 2010, pp. 384-387.
  10. Ortiz, 2006, p. 123.
  11. Gil, 2010, pp. 388-389.
  12. Gil, 2010, pp. 390-392.
  13. Ortiz, 2006, p. 145.
  14. Alpert , 1996, p. 127.
  15. Solé i Sabaté, 2003, pp. 16-17.
  16. Roch, 2008, pp. 157-159.
  17. a b Fernández Lérida, Amalia (1 de abril de 1990). «Ochenta años después del primer vuelo, ayer se suspendieron las actividades aéreas en Tablada». ABC: 59.  |obra= y |publicación= redundantes (ayuda)
  18. «dos años de cárcel para los autores del atropello mortal de Tablada». ABC: 20. 10 de enero de 2008. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]