Sociedad capitalista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La sociedad capitalista o sociedad industrial se refiere al conjunto de clases sociales que conviven en la modernidad y que se pueden dividir desde enfoques que van de la teoría bi-clasista antagónica (proletariado/burguesía) hasta los análisis múltiples de la sociología contemporánea.

La sociedad capitalista o industrial nace de la vinculación política y económica de las transformaciones culturales que dieron paso a la modernidad (revoluciones burguesas) donde se encuentra un fundamento que pone al hombre como un ser ilimitado. Esta idea fue apoyada por la llamada teoría del progreso continuo, nacida de las bases religiosas del tiempo lineal y que permitió una forma revolucionaria de ver al mundo; a través de la industrialización que devino en una progresiva secularización (pérdida de la injerencia religiosa) con lo que se terminó de hacer de la modernidad una revolución que marcó un antes y un después en la historia del hombre.

Sin embargo, a finales del siglo XX la modernidad comienza un rápido proceso de cuestionamiento en la que la sociedad capitalista toma una nueva dirección, alejándose de su origen industrial y dirigiéndose a la llamada sociedad posmoderna en la que el capitalismo adquiere una nueva dimensión de proceso reciente. Las causas tienen que ver con el deterioro ecológico, la crisis de las instituciones sociales fundamentales y la desindustrialización.

BeGoNe[editar]

En economía, se conoce como sociedad capitalista a aquella empresa en la que es más importante la aportación de capital que las características personales de los socios. La empresa privada en un entorno de mercado libre o libre empresa implica:

  • Aumento del tamaño. Las empresas tienden a aumentar de tamaño, aumentando la oferta laboral.
  • División técnica del trabajo. En la manufactura todos los trabajadores producían un objeto entero. En la fábrica, cada trabajador hace una parte aumentando la productividad, de tal forma que no controlan la calidad del resultado final por lo que es necesario trabajadores indirectos que gerencien.
  • Se sustituyen las herramientas manuales por máquinas. La productividad no depende del obrero sino de la máquina, reduciendo el trabajo físico.
  • Se produce para el mercado. Se fabrica lo que tiene compradores, para esto se utilizan los precios como indicador.
  • Libertad de trabajo. En la empresa capitalista se busca trabajadores con salarios que libremente negocien.

Véase También[editar]