Ahorro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El ahorro es la acción de separar una parte del ingreso mensual que obtiene una persona o empresa con el fin de guardarlo para un futuro, se puede utilizar para algún gasto importante que se tenga o algún imprevisto (emergencia). Existen diferentes formas de ahorrar así como diversos instrumentos financieros destinados para incrementar el ahorro que se pretende realizar.

Cajero Banamex
Banco Santander de Praga
Dólares Americanos

Definición e historia[editar]

¿Qué es el ahorro? El ahorro es aquel que el usuario de cualquier bien económico decide darle al excedente que tiene al final de un periodo, existen diferentes tipos de ahorro, así como diferentes instrumentos financieros para poder ahorrar e invertir al mismo tiempo. El ahorro lo pueden realizar tanto personas, familias, empresas e incluso un país entero, sin embargo, pocos son los que tienen el hábito del ahorro, aunque desde tiempos antiguos ya se manejaba esta actividad aunque no con bienes económicos principalmente, en Egipto y China se guardaban frutos de las cosechas obtenidas en forma de ahorrar ese bien material a futuro. Más tarde se realizó un sistema de ahorro mucho más organizado y en 1462 se fundó la primera Organización del Ahorro para cuidar a los integrantes del robo parcial o total, fue creada por monjes de tendencia franciscana y se le llama “Monte de piedad” y de igual manera en esta época se comenzaron a crear los Bancos.[1]

Clasificación[editar]

El ahorro se puede clasificar en ahorro privado y en ahorro público.[2]

  • El ahorro privado es aquel que realizan las organizaciones privadas que no pertenecen al estado (básicamente familias, instituciones sin ánimo de lucro y empresas).[2]
    • El ahorro de una empresa privada autónoma, equivale a su beneficio, menos la parte de éste que es repartida a sus propietarios o accionistas en forma de dividendos o participación en beneficios.[2]
    • El ahorro de las familias es igual a la renta disponible familiar menos el consumo privado y los impuestos.[2]
  • El ahorro público lo realiza el estado, el cual también recibe ingresos a través de impuestos y otras actividades, a la vez que gasta en inversión social, en infraestructura (carreteras, puentes, escuelas, hospitales, etc.), en justicia, en seguridad nacional, etc. Cuando el Estado ahorra quiere decir que sus ingresos son mayores que sus gastos y se presenta un superávit fiscal, el caso contrario conduciría a un déficit fiscal.[2]
  • También se puede ahorrar invirtiendo en diversos activos como pueden ser, bienes inmuebles, instrumentos de inversión o fondos de retiro AFORES.[2]
    • Otro tipo de ahorro es el ahorro para el retiro que consiste en que las personas inviertan de forma voluntaria una parte de sus ingresos a su AFORE y en conjunto con la aportación obligatoria y la aportación voluntaria se dé una cantidad de dinero mayor para el momento de la jubilación de la personas que realiza esto, es importante que las personas estén conscientes de las características que maneja su AFORE[3] debido a que deben escoger la que les ofrezca mejores servicios puesto que es donde depositarán su confianza y su dinero durante sus años laborales. Además es importante que los usuarios de las AFORES conozcan los derechos que tienen y como deben solicitar la pensión al momento de retirarse o en su defecto, su liquidación.[4] [5] [6] [7]

Ahorro en macroeconomía[editar]

Ahorro nacional[editar]

El ahorro nacional es la suma del ahorro público y el privado. El ahorro nacional viene dado por la diferencia entre la renta nacional o valor del conjunto de bienes producidos y el consumo:

(1) A = PIB - C \qquad \Leftrightarrow \qquad	
\mbox{ahorro} = \mbox{PIB} - \mbox{consumo}

De hecho este ahorro puede relacionarse con el consumo nacional (C), la cantidad de bienes exportados (X), la cantidad de bienes importados (M) y la cantidad de inversión (I) en la identidad fundamental de la contabilidad nacional:

(2) A - I = X - M \qquad \Leftrightarrow \qquad
\mbox{ahorro} - \mbox{inversiones} = \mbox{exportaciones} - \mbox{importaciones}

Esta igualdad se deduce de la propia definición del Producto Interno Bruto (PIB) evaluado a precios de mercado

(3)Y = PIB_{pm} + M = C + I + X \,

Ahorro y política económica[editar]

El ahorro se encuentra influido y determinado por las políticas económicas que siga un Estado (éste puede afectar las tasas de interés y otras variables que afectan el ahorro). Los cambios en la tasa de interés, por ejemplo, pueden hacer que los ahorradores se sientan motivados o desmotivados a ahorrar. Un aumento en las tasas de interés puede hacer que los ahorradores tengan más razones para disminuir su consumo y ahorrar, o bien puede tener el efecto opuesto. A iguales niveles de ingreso, depende de dos efectos conocidos como efecto ingreso y efecto sustitución. Así como el aumento de las tasas de interés puede incentivar a los ahorristas a consumir menos para ahorrar más, puede suceder que, al ser mayor el rendimiento del ahorro, se pueda cumplir la meta de acumulación prevista destinando una porción mayor del ingreso al consumo presente. Esta alza en las tasas de interés se puede deber, por ejemplo, a las formas en que el gobierno obtiene los recursos para sus actividades. Si el gobierno decide pedir recursos prestados al sistema financiero en una cantidad importante, las tasas de interés subirán.

El ahorro es igualmente importante para el futuro y el presente económico de cualquier nación. La producción de una empresa, por ejemplo, involucra algunos recursos que son limitados, como la tierra. Si ésta quiere mejorar su producción y tiene problemas con recursos limitados, debe buscar cómo mejorar su producción basándose en inversiones (por ejemplo en tecnología o en máquinas). Si la empresa ahorra durante un periodo determinado, tendrá la posibilidad de acceder más fácilmente, a través de créditos, a esas maquinarias o a esa tecnología o a otros recursos económicos. Igualmente, si los bancos tienen más ahorros en las cuentas, tendrán más dinero para prestar y no será necesario que las personas, las empresas o el Estado pidan recursos en el exterior. Esto, en general, facilita e incentiva la actividad económica y el crecimiento en un país.

Política fiscal y ahorro[editar]

Toda inversión ha de financiarse con ahorro, que, en su mayoría, procede de la economía nacional, mientras que el ahorro externo se limita, normalmente, a complementar el ahorro interno.

Dentro de la economía nacional, el sector privado es, con mucho, la fuente principal de ahorro. Las transferencias a los hogares, incluidos los pagos de prestaciones sociales, son el cauce principal a través del cual el gasto público afecta a la acumulación de ahorro privado. En este contexto, hay que tener presente que las transferencias podrían tener un efecto negativo sobre el ahorro.

Por ahora, las pensiones constituyen la partida más importante de los sistemas públicos de prestaciones y, de mantenerse las políticas actuales, se prevé un considerable aumento del gasto para el futuro. El retraso de la jubilación efectiva y la introducción de nuevos planes de pensiones basados en mayor grado en el régimen de capitalización conllevarían un mayor nivel de ahorro en relación con el segmento de población de mayor edad, que podría tener un impacto positivo sobre el ahorro agregado.

Con todo, parece razonable llegar a la conclusión de que, a juzgar por la evidencia empírica, los elevados impuestos que financian sectores públicos de gran magnitud suelen afectar negativamente al ahorro y, en consecuencia, a la inversión y al crecimiento. Al igual que los impuestos sobre las rentas del trabajo desincentivan el empleo, los impuestos sobre el ahorro tienden a desincentivar éste y a estimular el consumo. Especialmente los impuestos sobre las sociedades, aunque también otros impuestos sobre las rentas del capital, son probablemente la causa de una disminución del ahorro privado en la medida en que reducen su rendimiento neto.[8]

Ahorro en microeconomía[editar]

Propensión marginal al ahorro[editar]

La propensión marginal al ahorro (PMA) es el porcentaje que se destina al ahorro de cada unidad monetaria (euro, dólar, peso, etc.) adicional que se recibe. Cuando recibimos una unidad monetaria adicional de renta cuanto de ésta dedicamos al ahorro. Se puede decir que la propensión marginal al ahorro está íntimamente ligada a la propensión marginal al consumo (PMC).

\mbox{PMA} = 1 - \mbox{PMC}\,

Debe recordarse la renta obtenida puede tener dos destinos alternativos y únicos el consumo y el ahorro. Eso significa que cada nuevo euro de renta debe dividirse entre consumo adicional y ahorro adicional. Así, por ejemplo, si la PMC es 0,75, la PMA tendrá que ser 0,25. Comprobamos que la comparación confirma que en cualquier nivel de renta la PMC y la PMA siempre tienen que sumar exactamente 1, ni más ni menos. Así pues, sabemos que siempre y en todo lugar PMA = 1 - PMC.

¿Qué se necesita para poder ahorrar?[editar]

Para poder comenzar a ahorrar es necesario organizar todos nuestros activos y pasivos, es decir, es necesario organizar nuestros ingresos y nuestros egresos para poder identificar las oportunidades que tenemos de ahorrar. Por ejemplo, mediante la siguiente fórmula que es muy sencilla podemos identificar la cantidad que tenemos disponible al mes:[9]

Fórmula para calcular el ahorro

Por otra parte para poder ser un ahorrador se debe tener las siguientes características:[9]

  • Organización[9]
  • Determinación[9]
  • Estrategia de ahorro[9]
  • Voluntad[9]

¿Por qué es importante ahorrar?[editar]

El ahorro es una actividad totalmente importante debido a que se puede utilizar para emergencias o para planes a futuro, para adquirir un bien inmueble, un automóvil, para gastos médicos, entre otros. Si una persona es precavida y planea su futuro de una forma organizada, podrá solventar los gastos que se le presenten y continuar con el estilo de vida actual aunque deje de laborar.[12]

Aunque no existe una edad específica para comenzar a ahorrar, los expertos estiman que la mejor edad para comenzar a ahorrar es desde los 20 años hasta los 65, ya que en ese periodo es cuando la persona obtiene un ingreso mayor al egreso que genera y puede generar un ahorro óptimo para el momento en el que deje de laborar y decida retirarse.[13]

Dentro de algunas empresas se promueve la cultura del ahorro mediante fondos o asociaciones que incitan a los empleados a guardar una parte de su ingreso con ellos, se estima que para considerarse ahorro se debe guardar al menos un 10% del ingreso para ahorrarlo. Si se pretende alcanzar una meta a futuro es indispensable calcular cada variable, desde el precio de lo que deseamos adquirir, hasta cuanto tiempo nos llevará hacerlo si mantenemos un ritmo constante de ahorro.[14]

Características del buen presupuesto[editar]

Un presupuesto es aquel que se realiza para valuar algún bien o servicio, en este caso el tipo de presupuesto del que estamos hablando es el familiar, el cual se utiliza para llevar un control certero de las cuentas que se manejan en casa, según la página web “Consumer.es” un presupuesto bien realizado consiste en:[15]

  • Saber en qué se emplea el dinero y darle un seguimiento a esos gastos.[15]
  • Organizar los gastos por prioridades, dando paso así a poder identificar cuáles son innecesarios.[15]
  • Reducir las deudas.[15]
  • Guardar una cantidad para ahorrar mes con mes dependiendo los objetivos que se tengan a largo plazo.[15]
  • Tener un fondo únicamente para emergencias y poder solventar gastos que lleguen de imprevisto.[15]
  • Llevar una vida de acuerdo al ingreso y a las posibilidades y no una vida de lujo y endeudamiento sin fin.[15]
  • Llevar un plan a futuro respecto al retiro, la familia, los hijos, etc… de manera que se pueda llevar un control estable para cuando se vayan cumpliendo ciertas etapas.[15]

Tips para hacer un presupuesto familiar adecuado::[15]

  • Realizar una lista con los ingresos disponibles, incluyendo los ingresos por trabajo, los ingresos por pensiones, los ingresos financieros (En contabilidad conocidos como productos financieros u otros ingresos), entre otros…[15] dando así lugar a llevar un control adecuado.[15]
  • Evaluar los gastos, cada gasto es considerado como un egreso de efectivo, pero para poder identificar realmente en que situación nos encontramos respecto a nuestros gastos, es necesario llevar un control diario de los gastos que realizamos para saber si nuestros egresos son iguales, mayores o menores que nuestros egresos y de este modo identificar cuales podemos reducir.[15]
  • Reducción de gastos, para poder llegar a una situación financiera estable, debemos identificar los gastos que realizamos para poder llevar un control de los mismos y de ahí poder elegir cuales son los realmente trascendentes y los que no, en este caso los gastos fijos que serían como por ejemplo el transporte al trabajo, la renta, la luz, el agua, etc… no podemos dejar de pagarlos, sin embargo, los gastos variables como son por ejemplo las salidas al cine, la comida en restaurantes, renta de películas, entretenimiento, entre otros… podemos reducirlos y en la medida de lo posible eliminarlos, dando pie a que podamos ahorrar ese dinero.[15]
  • Otro punto importante para poder llevar un presupuesto familiar correcto es incluir a la familia para poder llevar un control útil y reducir gastos innecesarios.[15]
  • Finalmente, se debe ajustar el nuevo presupuesto que se calculó en base a todo lo anterior para así poder guardar dinero para el futuro y además se incluye obligatoriamente un 10% del ingreso mensual familiar destinado al ahorro y el excedente de los ajustes realizados puede aumentar ese 10% aún más y volver mayormente efectivo el ahorro que se pretende realizar con los nuevos ajustes al presupuesto, también hay que tomar en consideración que el realizar un control de todos los gastos ayudará a las personas que sostienen a su familia a realizar su declaración anual de impuestos de una manera mucho más ordenada.[15]

Instrumentos financieros que pueden ayudarnos a incrementar el ahorro (México)[editar]

En México existen muchos instrumentos de inversión de los cuales a su vez, son considerados de ahorro ya que manejan un riesgo muy bajo. Estos instrumentos se pueden adquirir en casi todas las instituciones financieras del país y de acuerdo a las necesidades del usuario, es el servicio que se le proporciona respecto a estos instrumentos.[14] Los instrumentos que manejan un menor riesgo son los siguientes:[14]

  • Cuenta de ahorro[14]
  • Pagaré Bancario[14]
  • CETES (Certificados de la Tesorería)[14]

Por otra parte los instrumentos que manejan un alto riesgo pero altas ganancias son los siguientes:[16]

  • Fondos de inversión de renta fija[16]
  • Fondos de inversión de renta variable[16]
  • Inversión directa[16]

Algunas ideas que debemos tener presentes al momento de invertir y debemos tomar totalmente en cuenta son:[16]

Así como también es necesario que identifiquemos si nuestro perfil de inversionista es agresivo, moderado o de tendencia conservadora, ya que basado en nuestro perfil de inversionista se nos facilitará elegir el instrumento de inversión que nos sea mayormente útil.[16]

Determinando tu perfil de inversionista[editar]

El perfil de inversión que maneja una persona varía según sus características, entre ellas puede ser por la edad, el tiempo, el dinero disponible o su tendencia ideológica, existen tres perfiles de inversionista y son los siguientes:[17]

  • Conservador[17]
    • El perfil conservador es para aquellas personas que no quieren tener riesgo en su inversión, generalmente estas personas son ya adultas y debido a que tienen que sostener una familia o mantener su patrimonio, no quieren arriesgarse con inversiones agresivas. En este perfil las personas utilizan principalmente cuentas de ahorro y pagarés bancarios.[17] [16]
  • Moderado[17]
    • El perfil moderado es para aquellas personas que tienen cierto conocimiento respecto a las inversiones y están dispuestas a tolerar un cierto nivel de riesgo en cuanto a su dinero, pero siempre tratan de mantener un portafolio de inversión equilibrado, principalmente utilizan fondos de deuda y capitalización.[17] [16]
  • Agresivo[17]
    • Este perfil es el más peculiar debido a que se da una montaña rusa de emociones entre los que utilizan este perfil de inversión ya que aquí el dinero está en riesgo total, no hay nada que asegure que ganarás o perderás ya que hay que estar siempre alerta. Las personas que utilizan este perfil de inversión son aquellas que tienen los suficientes recursos como para no preocuparse si pierden cierta cantidad de dinero o las que apenas comienzan en el mundo de las inversiones y son jóvenes, sin nada que sostener y por tanto lo pueden recuperar con el tiempo. Los instrumentos de inversión que utilizan estas personas principalmente son de renta fija y renta variable que son los más riesgosos del mercado.[17] [16]

¿Dónde ahorrar?[editar]

A pesar de que existen muchas formas de ahorrar dinero que van desde guardarlo en casa en alguno de los muebles o utilizar contenedores para guardarlo, la mejor manera de ahorrar es en el banco debido a que nos ofrece seguridad en el dinero que le entregamos, ganancias por muy mínimas que sean, podemos organizar el dinero de manera clara y además lo podemos tener disponible, por eso es la opción ahorrar en un banco.:[18] [15] De igual manera si decidimos ahorrar en un banco es importante contemplar la variedad de instrumentos de inversión que nos facilitan para poder incrementar nuestro ahorro, esto determinando nuestro perfil de inversionista y eligiendo el instrumento que más se adecue a nuestras necesidades y capacidades de inversión y ahorro.[14] [18]

Datos Curiosos[editar]

En México las personas que dejan abandonadas sus cuentas de ahorro por periodos iguales o mayores a los 6 años, pierden la suma de dinero que hayan tenido en esa cuenta de ahorro sin posibilidad de recuperarla, el Banco de México estima que en el país existen 85.6 millones de cuentas de débito de las cuales la mitad no ha registrado movimiento alguno desde hace más de medio año.[19] Otros datos curiosos respecto al ahorro:[20]

  • Desde hace mucho tiempo, el cerdo se considera como un símbolo de prosperidad y abundancia:,[21] tanto que en diversas partes de Europa familias de escasos recursos reservaban un cerdo por si debían venderlo en caso de necesidad y esto era para ellos una especie de seguro para emergencias.[20]
  • La palabra alcancía viene del árabe kanzîya, palabra de índole femenino que significa “La del Tesoro Escondido”.[20]
  • Los tres países principales dentro de la lista de mayor ahorro a nivel país son:[20]

Educación Financiera[editar]

La educación financiera es algo que toda persona debería tener al aprender a utilizar los diversos tipos de cambio que existen en el mundo, sin embargo, muchas personas no tienen noción de lo que esto significa. Educación financiera se refiere a la instrucción de las personas para que estas puedan manejar sus instrumentos financieros de una manera adecuada, esto sirve para que el nivel de endeudamiento de una persona se nivele con su nivel de ingreso o para que su nivel de ahorro sea mayormente eficaz y efectivo, organizando sus ingresos. Esto en resumen es donde se pueden desarrollar las habilidades y el conocimiento para darle un correcto uso a los instrumentos que nos proporcionan las instituciones bancarias en los diferentes países del mundo, sin embargo, no basta solo con ser financieramente educado, también hay que aplicarlo y saber defender nuestros derechos como cuentahabientes en alguna institución de carácter financiero ya sea nacional o internacional, por tanto en cada país existen diversas instituciones públicas y privadas que se dedican a defender los derechos de los cuentahabientes y a darles educación financiera.[4] [5] [6] [7]

En México existen diversas instituciones financieras que se dedican además de su principal campo de trabajo que es el movimiento de efectivo, a darle a las personas una educación financiera sin costo alguno y así enseñar a la mayor parte posible de la población a no tenerle miedo a un banco o a una tarjeta de crédito sino por el contrario a utilizarlos de la manera correcta, algunas de las instituciones que dan educación financiera en México son:[4] [5] [6] [7]

  • BANAMEX (Programa de educación financiera)[4]
  • BANCOMER (Programa Adelante con tu Futuro)[5]
  • CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, Programa de educación financiera)[6]
  • MIDE (Museo Interactivo de Economía en conjunto con BANCOMER, programa Adelante con tu Futuro)[7]

Además de la información que es proporcionada por estas instituciones, en internet se puede encontrar muchísima más información, tanto en las páginas de las instituciones financieras de la lista anterior, así como también en muchos otros sitios web de interés e índole financieros en dónde las personas pueden aprender por su propia cuenta e incluso encontrar calculadoras que ya tienen dentro varias fórmulas que se utilizan para calcular de diversas formas el ahorro de un usuario.[4] [5] [6] [7]

Véase también[editar]

Sitios de Interés en México[editar]

En los sitios web mostrados a continuación en lista, se pueden consultar diferentes cuestiones respecto a las finanzas, que van desde que es una AFORE, como funciona, que instrumentos financieros están a nuestra disposición para ahorrar e invertir, qué es la educación financiera, entre otros muchos temas de interés general para los usuarios de los servicios financieros que tenemos a nuestra disposición hoy en día:[23] [24] [25] [4] [5] [6] [7] [22]

  • CONSAR (Comisión Nacional Del Sistema De Ahorro Para El Retiro)[23] [22]
  • CONDUSEF (Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros)[24] [22]
  • SHCP (Secretaría de Hacienda y Crédito Público)[25] [22]
  • BANAMEX (Programa de educación financiera)[4] [22]
  • BANCOMER (Programa Adelante con tu Futuro)[5] [22]
  • CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, Programa de educación financiera)[6] [22]
  • MIDE (Museo Interactivo de Economía en conjunto con BANCOMER, programa Adelante con tu Futuro)[7] [22]

Referencias[editar]

  1. «El ahorro y su historia» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  2. a b c d e f «Tipos de ahorro» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  3. «CONSAR Y SHCP» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  4. a b c d e f g «Programa de Educación Financiera BANAMEX» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  5. a b c d e f g «Adelante con tu Futuro BBVA BANCOMER» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  6. a b c d e f g «Educación Financiera» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  7. a b c d e f g «Adelante con tu Futuro BBVA BANCOMER» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  8. Banco Central Europeo. Boletín mensual agosto 2001. ISSN 1561-0268. 
  9. a b c d e f g h i j k l m «Factores que influyen para poder ahorrar» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  10. «¿Qué es el IVA?» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  11. «¿Qué es la inflación?» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  12. «La importancia de ahorrar» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  13. «Previsión Financiera» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  14. a b c d e f g «¿Por qué es importante ahorrar?» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  15. a b c d e f g h i j k l m n ñ o «¿Qué es un presupuesto y para qué sirve?» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  16. a b c d e f g h i j k l «Elegir los mejores instrumentos financieros» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  17. a b c d e f g «Perfiles de inversionista» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  18. a b «Ahorrar» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  19. «¿Olvidas algo?» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  20. a b c d e f «Diez Datos curiosos respecto al Ahorro» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  21. «El cerdo de la abundancia» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  22. a b c d e f g h i j k «Producto Interno Bruto» (en español). Consultado el 30 de julio de 2014.
  23. a b «Comisión Nacional Del Sistema De Ahorro Para El Retiro». Consultado el 31 de julio de 2014.
  24. a b «Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros». Consultado el 31 de julio de 2014.
  25. a b «Secretaría de Hacienda y Crédito Público». Consultado el 31 de julio de 2014.

Enlaces externos[editar]