Mercado de trabajo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina mercado de trabajo o laboral al conjunto de relaciones mercantiles entre empleadores (oferentes de empleo o demandantes de trabajo) y personas que buscan trabajo remunerado por cuenta ajena (oferentes de trabajo o demandantes de empleo). El mercado de trabajo tiene particularidades que lo diferencian de otros tipos de mercados (financiero, inmobiliario, de materias primas, etc.); principalmente en la cobertura de los derechos laborales y esidad de garantizarlos sistémicamente.

El mercado de trabajo es regulado por el Estado a través del Derecho Laboral y por una modalidad especial de contrato, los convenios colectivos de trabajo. La normativa aplicable a las relaciones laborales semana, de las medidas dispuestas por las instituciones legitimadas para su gestión y control. Los derechos y obligaciones de las relaciones laborales se regulan con sujeción a este orden normativo:

1º) Leyes y reglamentos del Estado.

2º) Convenio colectivo sectorial.

3º) Contrato laboral líbre y equitativamente acordado.

4º) Usos y costumbres de ámbito local o regional.

Los empleadores y empleados precisan de acciones y reacciones frente a las regulaciones que afectan a la utilidad y a la eficiencia de éstos. El equilibrio entre ambos agentes laborales dependen de estos extremos:

-Cuantía salarial.

-Término o duración del contrato.

-Condiciones y cláusulas contractuales.

-Condiciones y competencias del puesto de trabajo.

-Seguridad laboral.

-Otros.

No obstante, el salario es la magnitud más sensible en la estabilización o regresión entre las dos figuras laborales. Obedeciendo al comportamiento decreciente de la demanda agregada, un aumento salarial (inflación) supone un mayo coste laboral y una disminución de la oferta de empleo; ante un descenso salarial sería viceverso

En virtud de lo antes expresado, confluyen dos propuestas o polos; los empleadores que procurarán extender su beneficio y los trabajadores quienes con toda lógica, tienen como objetivo maximizar la remuneración a percibir que les permita obtener potencialmente, la mayor satisfacción a sus necesidades.

Así las cosas, éste antagonismo existente entre empleadores y empleados es regulado por el Derecho del Trabajo, a través de cuyas normas jurídicas, se equilibrará lo que se considera es una relación entre el 'poderoso económicamente', el empleador, y el 'débil jurídico', el empleado.

Definición[editar]

El mercado de trabajo es el entorno económico en el cual concurren la oferta, formada por el número de horas que quiere trabajar la población en actividades remuneradas y la demanda, constituida por las oportunidades de empleo. Aunque intuitivamente el término "oferta de trabajo" puede llevar a equívoco, debemos entender el mismo como la "oferta de trabajadores" u "oferta de la fuerza de trabajo". En este mercado el oferente es aquel que busca trabajar y para ello "se ofrece". El demandante sería aquel que busca trabajadores. Del grado de equilibrio entre estas dos variables se derivan una serie de consecuencias que determinarán las características del mercado en ese momento y su posible evolución. El estudio del mercado laboral es el instrumento que contribuirá al conocimiento de dichas consecuencias.

Indicadores del Mercado de Trabajo[editar]

A fin de llevar a cabo el análisis desde el punto de vista económico del mercado de trabajo, se manejan una serie de indicadores que permiten conocer su realidad y se expresan a continuación:

  • Población Económicamente Activa: La constituyen todas aquellas personas que pueden clasificarse como personas con empleo o como personas desempleadas, es decir, que aportan trabajo. Si el período de referencia es corto, por ejemplo un día o una semana, se utilizan con frecuencia los términos "fuerza de trabajo" o "población actualmente activa". Si el período de referencia es largo, por ejemplo un año, puede utilizarse el término "población habitualmente activa".
  • Desempleo: Son aquellas personas que integran la población económicamente activa y que no encuentran empleos.
  • Subempleo: Existe subempleo cuando la ocupación que tiene una persona es inadecuada respecto a determinadas normas, como por ejemplo, las referentes a la jornada de trabajo legalmente establecida o a otra ocupación posible, teniendo en cuenta la calificación profesional (formación y experiencia profesionales).
  • Índice de Salario Real: Se elabora con el objetivo de medir la evolución del poder de compra del salario.
  • Empleo informal: Se refiere a las personas que poseen empleos que carecen algunos elementos básicos: protección por parte del ordenamiento jurídico, seguridad social, estabilidad, relación laboral, entre otros.
  • Índice de Precios al Consumidor (IPC): Es un indicador social y económico de coyuntura, construido para medir los cambios experimentados a lo largo del tiempo en relación con el nivel general de precios de los bienes y servicios de consumo que los hogares pagan, adquieren o utilizan para ser consumidos. La Resolución sobre índices de los precios al consumidor adoptada por la decimoséptima Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo (CIET) que se realizó en la ciudad Ginebra en el año 2003 así lo expresa.

Los índices de precios al consumidor se utilizan con diversos fines tales como: Negociación, indización o ambos casos, por el gobierno (especialmente de impuestos, contribuciones y beneficios de la seguridad social, remuneraciones y pensiones de los funcionarios tasas multas, de la deuda pública y sus intereses), en los contratos privados (sueldos, salario, primas de seguro y servicios) y en decisiones judiciales (pensiones alimentarias).

El derecho laboral[editar]

En virtud de la desigualdad económica entre el empleador y el trabajador es necesario un mecanismo que permita regular la situación, procurando un equilibrio entre las partes. Es así como nace el Derecho Laboral, cuyas normas son irrenunciables e imprescriptibles.

El objeto de estudio de esta rama del Derecho, tal como lo señala el profesor Rafael Alfonso Guzmán en su libro Nueva Didáctica del Derecho del Trabajo, son las relaciones jurídicas que tienen por causa el trabajo por cuenta y bajo dependencia ajenas. Su fin es el de garantizar a quien lo ejecuta su pleno desarrollo como persona humana y a la comunidad la efectiva integración del individuo en el cuerpo social y la regularización de los conflictos entre los sujetos de esas relaciones.

Hoy en día, los sindicatos a través de la acción sindical, entendida como los medios que utilizan para alcanzar sus objetivos socio-económicos y político-institucionales y, más específicamente, mediante la negociación colectiva, han alcanzado mejoras sustanciales en la mejora salarial y las condiciones de trabajo.

Así las cosas, el Derecho Laboral tutela, por ejemplo, las obligaciones que emanan del contrato individual, así como del convenio colectivo de trabajo, cuyas normas tienen aplicación preferente siempre y cuando sean más beneficiosas para el trabajador en virtud de la aplicación del principio jurídico In dubio pro operario.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

ALFONZO GUZMAN, Rafael "Nueva didáctica del Derecho del Trabajo". UCV Caracas. 2011, 567 páginas.

CHEN, Chi-Yi, "Economía Laboral",Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, Universidad Católica Andrés Bello, 1984 - 326 páginas.

CHEN, Chi-Yi,"Mercado laboral: teorías y políticas",Universidad Católica Andrés Bello, 01/01/1998 - 463 páginas.

ROBLES, Alberto (1956), Mercado de trabajo.

www.laborsta.ilo.org.

Enlaces externos[editar]

http://laborsta.ilo.org/applv8/data/c1s.htm.