Balanza comercial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La balanza comercial es el registro de las importaciones y exportaciones de un país durante un período y es uno de los componentes de la balanza de pagos. El saldo de la balanza comercial es la diferencia entre exportaciones e importaciones, es decir, entre el valor de los bienes que un país vende al exterior y el de los que compra a otros países.[1] Se habla de déficit comercial cuando el saldo es negativo, es decir, cuando el valor de las exportaciones es inferior al de las importaciones, y de superávit comercial cuando el valor de las exportaciones es superior al de las importaciones.[1] Si las exportaciones netas son cero —sus exportaciones y sus importaciones son exactamente iguales— se dice que el país tiene un comercio equilibrado.

Entre los factores que podrían influir en las exportaciones, en las importaciones y en las exportaciones netas de un país se encuentran:[2]

  • Los gustos de los consumidores por los bienes interiores y por los bienes extranjeros.
  • Los precios de los bienes en el interior y en el extranjero.
  • Los tipos de cambio a los que los individuos pueden utilizar la moneda nacional para comprar monedas extranjeras.
  • Las rentas de los consumidores interiores y de los extranjeros.
  • El coste de transportar bienes de un país a otro.
  • La política del gobierno con respecto al comercio internacional.

La Balanza Comercial es muy importante en la actualidad sobre todo porque la mayoría de países son de economía abierta, es decir que realizan intercambios y servicios con el exterior.

Referencias[editar]

  1. a b «Balanza comercial, relación de intercambio y tipo de cambio real en un modelo intertemporal de optimización». Monetaria (Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos) 12 (3). 1989. 
  2. Mankiw, N Gregory. Principios de Economía. Mc Graw Hill.