Regimiento de Patricios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Regimiento Patricios»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Soldado del Regimiento de Patricios.

El Regimiento de Patricios tuvo su origen en el cuerpo miliciano formado el 15 de septiembre de 1806 en Buenos Aires, capital del Virreinato del Río de la Plata, con motivo de las Invasiones Inglesas, respondiendo a la proclama del entonces Capitan de Navío y posterior Virrey Santiago de Liniers y Bremond del 6 de septiembre, que invitaba a todos los ciudadanos a armarse contra el enemigo. Allí nació la "Legión de Patricios Voluntarios Urbanos de Buenos Aires", frente a la inminencia del peligro.

Formación[editar]

Liniers dispuso que los voluntarios nativos de Buenos Aires se presentaran en el Fuerte el 15 de septiembre de 1806, presentándose más de 4.000 hombres que debieron ser alistados también en otros cuerpos.

Coronel Cornelio Saavedra, primer jefe del Regimiento de Patricios.

Fue el cuerpo más grande y poderoso reclutado para la Defensa de Buenos Aires y, como a los demás cuerpos urbanos formados, se le concedió el privilegio de elegir a sus oficiales. La primera elección se efectuó en el Consulado de Buenos Aires el 8 de noviembre de 1806. Como jefe del Cuerpo o Legión y comandante del 1° Batallón fue electo teniente coronel Cornelio Saavedra, Esteban Romero fue electo comandante del Segundo Batallón y José Domingo Urien del Tercer Batallón. Manuel Belgrano,[1] fue electo sargento mayor (luego reemplazado por Juan José Viamonte) y entre otros oficiales se hallaban Feliciano Chiclana, Vicente López y Planes, Gregorio Perdriel y Eustoquio Díaz Vélez.

Se eligió como patrono del cuerpo a San Martín de Tours y el 9 de noviembre fue bendecida su bandera en la Catedral de Buenos Aires junto con la del Cuerpo de Arribeños.

El Cuerpo de Patricios estaba compuesto de 3 batallones, con 23 compañías de 50 hombres cada una (8 en los batallones I y III y 7 en el II), con un total de 1.356 plazas, nativos todos de la capital del virreinato.

Saavedra, en su manifiesto a los americanos, describe así el comportamiento y gravitación de los patricios en aquellas decisivas jornadas:

Tengo el honor de manifestar a la faz del todo el mundo las gloriosas acciones de mis paisanos en la presente guerra con el Britano, más de 12.000 testigos presenciales, puedo decir que a una vez, publican que jamás ha visto mayor intrepidez, valor y ardimiento que el que experimentaron en los gloriosos hechos de armas del 12 de agosto de 1806, 12 de mayo, 7 de junio, 2, 3, 4, 5, 6 y 7 de julio de 1807 y por todos quisiera hablarse el Teniente Coronel del Regimiento Nº 18, D. Enrique Cadogan, que habiendo experimentado muy a su costa el animoso denuedo de los Patricios de Buenos Aires, preguntaba con asombro, después de rendido, por las tropas de escudo en el brazo, que por valiente y generosa había admirado a él y los suyos (...)

Estado de fuerzas del Cuerpo de Patricios en octubre de 1806[editar]

Regimiento de Patricios en la actualidad.

Plana mayor:

  • Comandante del 1° Batallón: Cornelio de Saavedra
  • Comandante del 2° Batallón: Esteban Romero
  • Comandante del 3° Batallón: José Domingo Urien
  • Sargento mayor: teniente de infantería Juan José Viamonte

Además: 3 ayudantes, 3 subtenientes de bandera, 2 capitanes agregados, 3 capellanes y 3 cirujanos.[2]

Bautismo de fuego[editar]

Soldado de Patricios (1807).

Durante la Segunda invasión inglesa al Río de la Plata Saavedra fue destacado a Colonia del Sacramento con un contingente del cuerpo de patricios, pero ante la caída de Montevideo en manos británicas, evacuó la plaza hacia Buenos Aires en febrero de 1807.

El 7 de junio de 1807 se produjo el combate de San Pedro en la Banda Oriental, cuando las fuerzas españolas procedentes de Buenos Aires comandadas por Francisco Javier de Elío, entre ellas varias compañías del cuerpo de patricios, se aprestaban a asaltar Colonia del Sacramento y fueron atacadas y derrotadas por el teniente coronel británico Denis Pack.[3]

Todo el cuerpo tuvo su bautismo de fuego el 4 de julio de 1807 cuando se produjo el ataque británico a Buenos Aires.[4] Los batallones N° 1 y 2 de Patricios se ubicaron en la División de la Derecha (Bandera encarnada), mientras que el Batallón N° 3 estuvo en la División de Reserva (Bandera tricolor)

Reconocimiento real[editar]

El 13 de enero de 1809 la Junta Suprema de Sevilla dispuso en nombre del rey premiar a los oficiales de los distintos cuerpos milicianos de Buenos Aires reconociendo los grados militares que se les había otorgado:

CUERPO DE PATRICIOS.

Grado de Teniente Coronel.—A los Comandantes don Cornelio de Saavedra, don Estéban Romero y don José Domingo Urien.
De Capitán.—A los Capitanes don Martin Medrano, don Francisco Pico, don Matías Cires, don Feliciano Chiclana, don José Agustín Aguirre, don Pedro Castro Careaga, don Francisco Arjerich, don Matías Balbastro, don Domingo Basavilbaso, don Tomás Boiso, don Agustín Pio de Elía, don Andrés Patron, don Luciano Montes de Oca, don José Antonio Tejo, don Juan Antonio Pereira, don Lúcas Obes, don José Hernandez, y al Teniente graduado de Capitan don Mariano Irigoyen.
De Teniente.—A los Tenientes don Manuel Alverti, don Diego Mansilla, don Juan Fuentes, don Saturnino Sarasa, don Antonio Herrera, don Manuel Bustillo, don Benito Alvarez, don Félix Castro, don Ciríaco Lesica, y á los Ayudantes don Juan Pedro Aguirre, don Eustaquio Díaz y don Francisco Martínez Villarino.

De Subteniente.—A los Subtenientes don Francisco Acosta, don José Rubiera, don Angel María Calderon, don José María Echaurd, don Francisco Perdriel, don Gregorio Perdriel; á los abanderados don José María Urien, don Diego Saavedra y don Juan Francisco Tollo, y al Cadete don Francisco Sans de Celis.

Asonada de Álzaga[editar]

A poco de su exitoso bautismo de fuego de 1807, Saavedra y sus patricios realizaron un nuevo e importante servicio a la población.

El 1 de enero de 1809 el Cabildo de Buenos Aires, con apoyo de los cuerpos militares españoles, intentaron reemplazar al virrey Liniers por una Junta de Gobierno encabezada por Martín de Álzaga y dar forma así a la “España americana”, ante el sojuzgamiento de la “europea” por los ejércitos napoleónicos, hecho conocido como la asonada de Álzaga. Cornelio Saavedra, con la legión a sus órdenes y el concurso de los otros cuerpos nativos logró hacer abortar el movimiento y asegurar la autoridad del virrey, obteniéndose como consecuencia de estos acontecimientos la disolución de los cuerpos españoles sublevados, lo que hizo que el virrey dependiera, en lo militar, casi exclusivamente de este cuerpo. Quedó así libre el camino para los criollos que buscaban la independencia.

También se hallaron implicadas 4 compañías del 3° Batallón de Patricios al mando de José Domingo de Urién y algunos oficiales de los otros dos batallones del cuerpo, tales como Antonio José del Texo (un capitán del 1° batallón), Pedro Blanco y Tomás José Boyso. Urién fue destituido y a Texo se le inició juicio por intentar asesinar a Saavedra.[5]

Reestructuración de Cisneros[editar]

Oficial de Patricios (1807).

El 11 de septiembre de 1809, el nuevo virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, mediante una providencia reorganizó los cuerpos urbanos de Buenos Aires, disolviendo al 3° Batallón de Patricios por su participación en la Asonada de Álzaga:

Artículo 1º: Que los Cuerpos Urbanos que se hallan a sueldo, se reduzcan a cinco batallones, formándose dos de ellos con los tres que ahora tiene el Cuerpo de Patricios; otro del Cuerpo de Montañeses, otro del de Andaluces y otro del de Arribeños; cada batallón constará de nueve compañías, inclusa la de granaderos, con la fuerza efectiva que les estaba señalada, y sus Planas Mayores, un Comandante, un Sargento Mayor, dos Ayudantes íd., dos Abanderados, un Capellán, un Cirujano, un Tambor y dos Pífanos.[6]

Los cuerpos que quedaron fueron numerados, aboliéndose oficialmente el nombre Patricios, que sin embargo continuó existiendo en la práctica:

Artículo 11°: Para evitar las rivalidades que suelen introducir la nominación de cuerpos por Provincias cuando no hay un motivo de preferencia en el distinguido mérito que todos contrajeron en las bizarra acciones anteriores, se nombrarán los batallones con el número que se les asigna, a saber: 1° y 2° a los dos de Patricios; (...)

Revoluciones de 1809 en el Alto Perú[editar]

Para sofocar las revueltas de Chuquisaca y La Paz, el virrey Cisneros envió desde Buenos Aires un contingente al mando de Vicente Nieto y del coronel de marina José de Córdoba, que partió el 4 de octubre de 1809. Dos compañías de patricios al mando del capitán Diego Basavilbaso participaron de la expedición, pero al llegar al Alto Perú, no hizo falta que entraran en combate, pues las tropas entraron pacíficamente en Chuquisaca el 21 de diciembre de 1809.[7]

El día 23 de junio de 1810, Nieto tomó conocimiento de la instalación de la Primera Junta, tomando el día 26 la medida de desarmar a las dos compañías de patricios que había llevado a Chuquisaca el año anterior. Debido a que los soldados habían brindado la noche anterior por Cornelio Saavedra los supuso adictos a la revolución, destituyó a los jefes y quintó a los soldados enviando a trabajar al socavón de Potosí a aquellos que les cupo el número cinco.[8] [9]

(...) Patricios, y Arribeños, a quienes extingui castigando a los primeros, con quinta pr el presidio de Potosí pr su infidelidad, y adhesión al partido revolucionario.

Carta de Vicente Nieto a Gutiérrez de la Concha

Revolución de Mayo[editar]

Los sucesos de mayo de 1810 tuvieron en Saavedra y en los patricios a actores principalísimos. La Revolución de Mayo se produjo en el momento elegido por Saavedra, luego que “maduren las brevas”, según su propio decir. Él mismo fue quien designó las guardias para las calles de la Plaza con sus oficiales de patricios que estuvieron a las órdenes de Eustoquio Díaz Vélez. Saavedra asumió la presidencia de la Primera Junta de Gobierno por gravitación lógica y natural de su actuación anterior y elevado prestigio; la propia acta del 25 de mayo fue escrita a puño y letra por un patricio: el subteniente Nicolás Pombo de Otero.

Su falta de apoyo al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros fue determinante para su caída. Sus hombres, junto con los llamados chisperos — dirigidos por el ex-patricio Domingo French — llenaron la Plaza de la Victoria, actual Plaza de Mayo, para asegurar el voto a favor de una junta integrada en su mayoría por patricios.

Proclama del 29 de mayo, creación de los regimientos[editar]

Réplicas de los Escudos de Oficial y tropa de los Regimientos de Patricios en 1810.

El 29 de mayo, sólo 4 días después de asumir el gobierno, la Primera Junta dispuso la creación, en base a los batallones de milicias existentes en Buenos Aires, de los primeros regimientos de infantería de línea, a la vez que anunciaba la futura formación de cuerpos de otras armas. Fue allí que nació el Ejército Argentino, a partir de su embrión principal: la Legión Patricia.

Los Batallones Militares existentes se elevarán a regimiento con la fuerza efectiva de 1116 plazas, reservado la Junta proveer separadamente sobre el arreglo de la caballería y artillería volante.[10]

De esta forma, entre los regimientos creados el 29 de mayo, se hallaban:

  • Regimiento N° 1 de Infantería: se formó en base al Batallón N° 1 de Patricios.
  • Regimiento N° 2 de Infantería: se formó en base al Batallón N° 2 de Patricios.

El 8 de junio de 1810, la Junta dispuso por decreto que las compañías de "indios, pardos y morenos" que formaban el Batallón de Castas, se integrasen a los regimientos N° 2 y 3 bajo sus mismos oficiales.

Expediciones al interior[editar]

Después de mayo, los efectivos de los regimientos 1 y 2 integraron las expediciones enviadas por Buenos Aires al interior del extenso territorio del ex virreinato para consolidar la libertad proclamada en la ciudad capital, batiéndose en el Alto Perú, en el Paraguay y en la Banda Oriental.

El 6 de julio de 1810 partió lo que luego sería el Ejército del Norte al mando del coronel Francisco Ortiz de Ocampo, llevando entre sus filas una compañía del Regimiento N° 1 y una compañía del Regimiento N° 2. El 3 de noviembre, la Junta creó el Regimiento N° 6 de Infantería en el norte argentino, sobre la base de los elementos de infantería llevados desde Buenos Aires (entre ellos, las dos compañías de patricios) y contingentes de Tucumán y Santiago del Estero.

Desde septiembre de 1810, fracciones de los regimientos N° 1 y N° 2 integraron la Expedición Libertadora al Paraguay, participando en las acciones de Campichuelo Paraguarí y Tacuarí.

Desde marzo de 1811, fracciones de los regimientos de infantería N° 1 y 2 integraron la División de Vanguardia durante la primera de las Expediciones Libertadoras a la Banda Oriental. Tuvieron destacada actuación en el sitio de Montevideo, contra el virrey Francisco Javier de Elío.

Motín de las Trenzas[editar]

El 16 de noviembre de 1811 los regimientos 1 y 2 fueron unidos, pasando a ser el N° 1 de Patricios, y asumió su jefatura el coronel Manuel Belgrano:

(...) por no ser conforme con las atenciones del señor Brigadier Don Cornelio Saavedra el desempeño de las obligaciones de este importante cargo.

El 6 de diciembre de 1811 sus hombres protagonizaron el llamado Motín de las Trenzas, en contra de su nuevo jefe, reclamando conservar su autonomía y el privilegio de elegir a sus comandantes, levantándose contra el Primer Triunvirato. Fueron duramente reprimidos y, por orden de Manuel Belgrano, 4 soldados y suboficiales fueron condenados a muerte como cabecillas del motín, asesinados y colgados en la vía pública el 21 de diciembre.

Acciones posteriores[editar]

El Regimiento pasó a ser "de línea", y sus soldados fueron condenados a servir en él por muchos años. Todo el control de la fuerza militar pasó al Triunvirato. Esta crisis llevó al gobierno a dispersar sus fuerzas entre otros regimientos. Uno de ellos, que conservaba el número 1, tuvo activa participación en la segunda y tercera campañas al Alto Perú. El mismo regimiento tuvo destacada actuación en las batallas de Tucumán, Salta, Vilcapugio, Ayohuma (en la batalla de Vilcapugio, una de las causas de la derrota fue la desorganización de los patricios, regimiento con el que contaba Belgrano como centro de las operaciones) y Sipe Sipe. Estas tres últimas fueron derrotas que significaron una tremenda sangría para el regimiento, que debió ser reorganizado por completo.

Algunos de sus batallones participaron también en las acciones de San Pedro, Cotagaita, Suipacha, Huaqui, Campichuelo, San José y Las Piedras.

En los años siguientes, el Regimiento N° 1 de Infantería perdió el nombre de Patricios, pero conservó una cierta primacía, al menos honoraria.

En 1812, el Regimiento tuvo el honor de que fuera su jefe, el general Manuel Belgrano, quien creara y enarbolara por primera vez en Rosario, con el marco marcial de sus patricios, el pabellón nacional argentino.

Guerra contra el Imperio del Brasil[editar]

Durante la Guerra contra el Imperio del Brasil, participó en los combates de Bacacay e Ituzaingó en 1827, después de realizar el tremendo esfuerzo que significa marchar más de 400 km hasta el actual territorio brasileño durante un tórrido verano.

En los largos años de las guerras civiles argentinas - causadas por los enfrentamientos entre unitarios y federales desatados con el fusilamiento de Dorrego en 1828 - el cuerpo de Patricios perduró siempre, aunque con distintas denominaciones. Tanto antes como después de 1852, en que la Confederación Argentina comenzó lentamente su organización institucional, el Regimiento participó en muchos de los hechos que cubrieron de sangre el territorio argentino.

Con Rosas intervinieron en la campaña del desierto en los años 1833 y 1834. En 1830 Rosas les restituyó el nombre de Patricios a los batallones cívicos de Buenos Aires luego de una misa en honor de Saavedra.

Combate de la Vuelta de Obligado[editar]

En 1838, parte de sus efectivos a las órdenes del teniente coronel Jerónimo Costa, realizaron la defensa de la isla Martín García, cuando el ataque y el bloqueo francés al Río de la Plata.

En la década siguiente actuaron con singular éxito en el rechazo de reiteradas incursiones a puertos y costas del río de la Plata y del Paraná, realizadas por los barcos ingleses, franceses y uruguayos.

En el cruento Combate de la Vuelta de Obligado, del 20 de noviembre de 1845, el Regimiento de Patricios al mando del coronel Ramón Rodríguez tuvo una actuación tan valerosa que, muchos años más tarde, en 1883, el que fuera Jefe en aquella oportunidad de las fuerzas inglesas, almirante J. B. Sullivan, entregó al consulado argentino en Londres una bandera argentina tomada en el combate contra las tropas nativas, con una carta en la que, entre otros conceptos laudatorios, expresaba:

(...) quiero restituir al Coronel Rodríguez, si vive, o al Regimiento de Patricios de Buenos Aires, si aún existe la bandera bajo la cual y en la noble defensa de su Patria, cayeron tantos de los que en aquella época lo componían.

Actuó en la batalla de Caseros formando parte de las tropas del brigadier general Juan Manuel de Rosas.

Después de Caseros, el 1º de línea intervino en la defensa de los intereses porteños en la lucha entablada entre el Estado de Buenos Aires y la Confederación Argentina.

Guerra del Paraguay[editar]

Participó activamente en la Guerra del Paraguay, luchando en Yatay, Paso de la Patria, Tuyutí, Estero Bellaco y Curupaytí, Yatayty-Corá, Humaitá y Lomas Valentinas.

Es en el asalto a Curupaytí, trágica jornada de esta guerra para las armas aliadas, cuando chocaron frontalmente contra la inexpugnable posición de la defensa paraguaya. Allí murió, entre muchos otros, el teniente coronel Manuel Rosetti, jefe del Batallón de Patricios.

En la década del 1870, el Regimiento participó nuevamente luchando contra los pueblos indígenas al mando del teniente coronel Teodoro García y formando parte del Ejército Expedicionario al Desierto.

El Regimiento de Patricios ha estado acantonado en diversas guarniciones: Resistencia (Argentina), Corrientes, Rosario, Luján, Santa Fe, Mendoza, San Juan, Río Gallegos y Campo de Mayo.

Traslado a Palermo[editar]

A fines del siglo XIX, el regimiento recuperó su nombre y se le destinó a escolta del Comandante en Jefe del Ejército Argentino. A mediados del siglo XX recuperó su uniforme original para los actos ceremoniales.

El 28 de junio de 1913 se trasladó a su emplazamiento en Palermo, ocupando inicialmente instalaciones precarias, construidas con destino a la Exposición Ferroviaria del Centenario. Años más tarde, en el mismo predio fueron levantados los actuales edificios en que se aloja el Regimiento.

Guerra de Corea[editar]

En 1950, conscriptos del Regimiento 1 Patricios de la clase 1929 recibieron un intenso entrenamiento militar para ser enviados a la Guerra de Corea. Finalmente, el gobierno argentino desistió del envío de tropas. Entre los oficiales de esa unidad, se encontraba el futuro General Pita, quien sería secuestrado por los Montoneros en los años 70.

El Regimiento antes y durante la última dictadura militar (1976-1983)[editar]

En abril de 1969 se llevó a un atentado contra instalaciones militares en Argentina: fue atacado el vivac del Regimiento de Patricios en Campo de Mayo. Fue una noche, en que la totalidad del personal se encontraba en uso de franco con motivo de la fiesta de Semana Santa, durante la cual un grupo de aproximadamente 25 hombres, con uniformes del ejército y en vehículos similares a los utilizados por la institución, irrumpió en el vivac con la intención de apoderarse del armamento del personal militar. La eficaz acción emprendida por la guardia de prevención, y las prevenciones adoptadas por el llamado segundo jefe del Regimiento, mayor Carlos A. Corral, motivaron que los atacantes se dieran a la fuga, llevándose consigo dos de los setecientos fusiles que allí había.

Ya en el periodo constitucional, el 6 de septiembre de 1973, la unidad participó en la recuperación del Comando de sanidad del Ejército, tomado por un grupo de guerrilleros, por medio de una fracción a las órdenes del segundo jefe del Regimiento, el teniente coronel Raúl Juan Duarte Ardoy, quien, al anteponerse a sus hombres en el momento del ingreso, recibió el fuego enemigo y fue mortalmente herido. Así se constituyó en uno de los "héroes del Regimiento".

Dos años más tarde, en 1975, el Regimiento de Infantería 1 “Patricios” participó nuevamente en la recuperación del Batallón Depósito de Arsenales 601 Domingo Viejobueno, de Monte Chingolo, provincia de Buenos Aires.

Fue ésta la mayor acción guerrillera en la historia argentina ya que, operando a nivel Batallón mediante la combinación de elementos pertenecientes al ERP y a Montoneros, se apoderaron de la Unidad. El Regimiento, ya alertado, al llegar al Batallón recibió un intenso volumen de fuego desde el frente, ocasionando heridas de gravedad al cabo 1º Néstor Rodríguez, quien continuó combatiendo.

El predio del Regimiento ubicado en el barrio de Palermo funcionó como uno de los tantos centros de tortura durante la última dictadura.[11]

La Guerra de las Malvinas[editar]

En 1982se produjo un acontecimiento trascendental en la historia contemporánea argentina: la Guerra de las Malvinas.

Monumento a los conscriptos.

Ciento setenta y seis años después de su creación, participó en esta oportunidad con la Compañía de Infantería A "Buenos Ayres", que fue agregada al regimiento de Infantería Mecanizado 6 “General Viamonte”, como Compañía C de la mencionada Unidad.

A su arribo a las Islas Malvinas, el día 13 de abril de 1982, la Compañía se reunió en inmediaciones del Aeropuerto de Puerto Argentino.

El 14 de abril, la segunda y tercera Sección, se integraron al Regimiento de Infantería 25, formando parte del dispositivo de defensa de Puerto Argentino, mientras que la Primera, y la sección Apoyo, fueron asignadas a la defensa del aeropuerto.

El 19 de abril, el Jefe de Compañía capitán Humberto Hugo Pascualetti recibió la orden de reintegrarse al Regimiento de Infantería Mecanizado 6, situación en la que permaneció hasta la finalización del conflicto.

Con la misión de defender Puerto Argentino, la Compañía de infantería “A” “Buenos Ayres” (“C” del Regimiento de Infantería Mecanizado 6), ocupó posiciones defensivas, con frente hacia Phillips Foin y a Reckeribay, hasta la rendición del 14 de junio de 1982.

El grueso del Regimiento marchó a Comodoro Rivadavia, constituyéndose en uno de los elementos defensivos del Subsector Centro (Comodoro Rivadavia - Caleta Oliva).

Producido su arribo, el 8 de junio de 1982, la fracción se desplazó para ocupar una posición próxima al Regimiento de Infantería Mecanizado 7. El 12 de junio durante el combate de Monte Longdon, el patricio Claudio Alfredo Bastida, apuntador de una ametralladora, muere al ser alcanzado por fuego de morteros ingleses.

Actualidad[editar]

En 1989 participó en la recuperación del Cuartel del Regimiento de Infantería Mecanizado 3 “General Belgrano”, sito en La Tablada, provincia de Buenos Aires, copado por elementos del Movimiento Todos por la Patria, MTP.

Soldado del Regimiento de Patricios en la actualidad.

El regimiento fue copado durante la sublevación de elementos del Ejército Argentino (autodenominados "Carapintadas") el 3 de diciembre de 1990. Durante ese episodio, resultaron muertos el coronel (post mortem, entonces teniente coronel) Hernán Carlos Pita, segundo jefe del Regimiento y el teniente coronel (post mortem, entonces mayor) Federico Alberto José Pedernera, jefe de operaciones del mismo..

En 1991 se creó la Guarnición Militar “Buenos Aires”: el Regimiento, junto con otras Unidades de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, pasó a depender de dicho Comando.

En la actualidad tiene también el papel ceremonial de escolta del Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el recibimiento de los presidentes extranjeros que visitan la Argentina y en la custodia del Cabildo de Buenos Aires.

Desde mediados de la década de 1990 ha participado con sus hombres y mujeres en Misiones Militares de Paz en el exterior. Desde fines del siglo XX se ha especializado en tareas de combate, como infantería de asalto aéreo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Belgrano quiso ser electo comandante del cuerpo; cuando los oficiales eligieron a Saavedra decidió separarse del Regimiento.
  2. Historia general de las antiguas colonias hispano-americanas, desde su descubrimiento hasta 1808. Pág. 369. Escrito por Miguel Lobo. Publicado por impr. Miguel Guijarro ed., 1875
  3. Junta Departamental de Colonia
  4. Plan de defensa
  5. ¿Ampliación política o crisis orgánica?: Un análisis del Cuerpo de Patricios, 1806-1810. Autor: Harari, Fabián. Centro de Estudios e Investigaciones en Ciencias Sociales. Revista: Anuario del Instituto de Historia Argentina 2006: pp. 125-145. Editor: Instituto de Historia Argentina "Dr. Ricardo Levene", Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, UNLP
  6. Providencia del Virrey Cisneros reorganizando los cuerpos voluntarios de Buenos Ayres
  7. Levantamiento de La Paz - 1809
  8. Apuntes para la historia de la Revolución del Alto-Perú, Hoi Bolivia. Autor Manuel María Urcullu. Publicado por Impr. de López, 1855. pág. 45
  9. Revista del Pacífico. Pág. 389. Publicado por Impr. y Librería del Mercurio de Santos Tornero, 1860.
  10. [Decreto de la Primera Junta del 29 de mayo de 1810]
  11. http://www.desaparecidos.org/GrupoF/pr.html

Bibliografía[editar]

  • Oscar J. Planell Zanone / Oscar A. Turone – Patricios de Vuelta de Obligado.

Enlaces externos[editar]

LEGIÓN DE PATRICIOS DE BUENOS AIRES
Batallón Compañía Capitán Teniente Subteniente Sargentos Tambores Cabos Soldados Total
1 1 1 1 1 3 1 8 48 60
1 2 1 1 1 4 1 7 49 61
1 3 1 1 1 3 1 7 47 58
1 4 1 1 1 3 0 8 44 55
1 5 1 1 1 3 1 8 43 55
1 6 1 1 1 3 0 8 47 58
1 7 1 1 1 3 1 7 48 59
1 8 1 1 1 3 1 8 47 59
2 1 1 1 1 3 1 6 47 57
2 2 1 1 1 3 1 8 45 57
2 3 1 1 1 3 1 8 47 59
2 4 1 1 1 3 1 8 42 54
2 5 1 1 1 3 1 8 48 60
2 6 1 1 1 3 1 8 36 48
2 7 1 1 1 3 1 8 40 52
3 1 1 1 1 3 1 8 48 60
3 2 1 1 1 3 1 8 49 61
3 3 1 1 1 3 1 8 43 55
3 4 1 1 1 3 1 8 47 59
3 5 1 1 1 3 1 8 45 57
3 6 1 1 1 3 1 8 50 62
3 7 1 1 1 3 0 8 54 65
3 8 1 1 1 3 1 8 45 57
- - 23 23 21 70 20 179 1059 1395