Operación Rosario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Operación Rosario
Guerra de las Malvinas
Fecha 2 de abril de 1982
Lugar Puerto Argentino, islas Malvinas
Coordenadas 51°41′30″S 57°52′22″O / -51.6917, -57.8728Coordenadas: 51°41′30″S 57°52′22″O / -51.6917, -57.8728
Resultado Victoria argentina
Argentina toma el control de las islas Malvinas, comienzo de la guerra
Beligerantes
Bandera de Argentina Argentina Bandera del Reino Unido Reino Unido
Bandera de las Islas Malvinas Islas Malvinas (población de las islas)
Comandantes
Contralmirante Carlos Büsser
Capitán de Fragata
Pedro Giachino
Teniente de Navío
Guillermo Sánchez-Sabarots
Gobernador Rex Hunt
Mayor Mike Norman
Mayor Gary Noot
Mayor Phil Summers
Fuerzas en combate
600 efectivos
(Sólo 80 entraron en combate)
70 infantes de marina
11 marinos
25-40 voluntarios de la Falkland Islands Defence Force
Bajas
1 muerto
2 heridos
2 heridos leves
96-114 prisioneros
[editar datos en Wikidata ]

La Operación Rosario (anteriormente Operación Azul) fue la primera de las operaciones tácticas programadas por la Argentina con el objetivo de retomar el control de la capital de las islas Malvinas, que posteriormente se llamó Puerto Argentino).

La Operación Rosario consistía en una serie de acciones de intensidad creciente encaminadas a la recuperación argentina de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, que se conseguirían en sentido inverso (de Este a Oeste y de menor a mayor relevancia política), iniciándose de la manera más discreta posible y culminando con la toma del archipiélago de las Islas Malvinas y de su capital, mediante un asalto directo, pero sin causar bajas al enemigo para evitar una futura reacción militar británica.

El 30 de marzo de 1982 la Junta militar ordenó la puesta en marcha del operativo, fijando como fecha de ejecución el 1 de abril. Los efectivos que tendrían a su cargo la ejecución de este plan eran la Flota de Mar, la Aviación Naval y el 2° Batallón de Infantería de Marina de la Armada Argentina; el Regimiento de Infantería 25 del Ejército Argentino y aviones C-130 Hércules de la Fuerza Aérea Argentina, bajo el mando del Almirante Carlos Büsser.

La capital colonial Stanley, rebautizada tras la recuperación Puerto Argentino, estaba defendida por un destacamento de unos setenta infantes de marina además de al menos 25 milicianos de la Falkland Defence Force; la toma se llevó a cabo rápida y efectivamente, aunque uno de los oficiales que lideraban las tropas, el capitán de corbeta Pedro Edgardo Giachino, fue la única baja mortal del enfrentamiento.

Los británicos se rindieron oficialmente a las 9:30 AM, luego de tres horas de esporádicos combates, que tuvieron lugar especialmente alrededor de la casa de gobierno de las islas. La intención de la Argentina era establecer rápidamente una mejor comunicación aérea y marítima entre las islas y el continente, para facilitar el envío de tropas que reforzaran la defensa y así disuadir al Reino Unido de ulteriores acciones. El gobernador colonial de las islas, Rex Hunt, y los prisioneros militares fueron inmediatamente repatriados al Reino Unido por vía aérea.

Paralelamente, otras fuerzas llevaban a cabo la llamada Operación Georgias, destinada a la recuperación de los puertos Grytviken y Leith, en las islas Georgias del Sur. Como respuesta, el gobierno británico lanzó la Operación Corporate, comandada conjuntamente por el almirante John Woodward y el general Jeremy Moore.

Detalle de las acciones[editar]

El 28 de marzo de 1982, a las 10:57, el destructor ARA Santísima Trinidad (D-2) zarpó como buque insignia del comandante de la Fuerza de Tareas 40, embarcando a su comandante y al comandante del Teatro de Operaciones Malvinas, general de división Osvaldo García.

Al día siguiente, la FT.40 inició el desplazamiento hacia su objetivo, navegando a 14 nudos, en formación circular, protegiendo a la nave más valiosa del conjunto, el buque de desembarco de tanques ARA Cabo San Antonio (Q-42), que llevaba las tropas y medios para el desembarco.

Mar afuera, se les unió el rompehielos ARA Almirante Irizar, y comenzó la distribución de los planes y la cartografía necesarios por medio de helicópteros, mientras la FT.40 se destacaba en una posición al norte de las islas.

El viento se incrementó y afirmó del sudoeste con intensidad de temporal, por lo que la FT.40 debió bajar su velocidad hasta tener un avance efectivo de 6 nudos. El ARA Santísima Trinidad, debido a los golpes de mar, perdió parte de la carga de nafta que la Agrupación de Comandos Anfibios llevaba en tanques sobre su cubierta. Las pésimas condiciones del tiempo produjeron un sensible atraso en el derrotero de la Fuerza Anfibia, lo que provocó que se cambiase el Día "D" para el 2 de abril.

Con un viento que llegaba a los 45 nudos del sur sudoeste, mediante el uso de helicópteros desde el ARA Almirante Irizar se repusieron los tambores de combustible perdidos en el D-2, y aviones Grumman S-2 Tracker del portaaviones ARA Veinticinco de Mayo (V-2) cumplían vuelos de exploración.

El 30 de marzo, cuando se hizo obvio que la invasión era inminente, el Gobierno británico ordenó que el destructor HMS Antrim, seguido de otros dos buques de superficie y tres submarinos atómico, que se dirigieran a las islas Georgias del Sur para apoyar al HMS Endurance. El resto de las unidades de la marina británica se puso en alerta de cuatro horas.

El 31 de marzo el Comandante de la FT.40 dispuso una reunión en su buque insignia para analizar la situación en función de las últimas informaciones recibidas, teniendo en cuenta que, dado que el gobernador de Malvinas impartía por radiodifusión, a su población, instrucciones, disponiendo una serie de medidas de prevención y defensa, se había perdido el factor sorpresa. Se explicó que el Aeropuerto de Puerto Stanley se encontraba defendido con emplazamiento de ametralladoras, imposibilitando el descenso sorpresivo de aeronaves e imponiendo la necesidad de capturarlo y apresarlo. A las 18:00, se comunicó al personal a bordo del ARA Cabo de San Antonio la misión que debían cumplir y los riesgos de la misma.

Más tarde, buzos de la armada argentina, que nadan hasta una playa al norte de Puerto Argentino desde un submarino, habilitan el desembarco de vehículos anfibios y tropas argentinas. Todo esto ocurrió en la madrugada del 2 de abril. A media mañana, las fuerzas argentinas habían capturado el aeropuerto, el destacamento militar inglés y la casa del gobernador sin provocar ninguna baja al enemigo. El único caído en acción fue el Capitán Giachino, quién recibió un tiro de bala de un infante de marina inglés que hacía guardia en la casa del gobernador, el cual tuvo que rendirse poco después al verse completamente rodeado por las fuerzas argentinas.

Críticas[editar]

La ocasión en que se ejecutó la Operación Rosario fue objeto de muchas críticas, pues algunos estudiosos conjeturan que si se hubiera llevado a cabo a fines de 1982, fecha para la que originalmente estaba previsto, hubiera encontrado una Flota Británica incapaz de invadir las islas, ya que hacia fines del año 1981 el gobierno de aquel país había anunciado el retiro de los dos portaaviones que hasta ese momento tenía en actividad.


Enlaces externos[editar]