Homosexualidad en el manga y el anime

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La homosexualidad se ha tratado en el manga y el anime desde hace muchos años en Japón. El tratamiento brindado por la cultura japonesa a los géneros y las relaciones entre éstos, ha tomado diversos cursos a través del último milenio, y tanto el manga como el anime reflejan estos cambios.[1]

Muchos mangas y animes tienen contenido homosexual entre hombres; están dirigidos principalmente a mujeres y se pueden adquirir generalmente en las librerías en Japón, ya que, a veces, su contenido es tan explícito que rara vez son traducidos al inglés o español debido a la fuerte tendencia occidental hacia la homofobia.[2] El contenido homosexual entre mujeres también existe, pero se encuentra mucho menos publicitado.

Terminología básica[editar]

Dentro del gran abanico de posibilidades y subgéneros dentro de la temática LGBT en manga y anime, se emplean varios términos en Japón para referirse a ellos.

El término genéricamente empleado es "yaoi", un acrónimo de la frase "Yama nashi, ochi nashi, imi nashi", que significa "sin clímax, sin resolución, sin sentido". Una etimología popular señala que se deriva de "Yamete, oshiri (ga) itai", que literalmente significa "¡Para, me duele el culo!". Hoy en Japón se utiliza el término "yaoi" puntualmente para escenas de sexo en manga o doujinshi de contenido homosexual masculino, mientras que en occidente, la palabra se asocia a una historia que incluye una relación sentimental de estas características y se liga automáticamente con Japón, sea manga comercial, anime, juegos, fanfiction basados en juegos slash, fanfiction en otras lenguas, fanart, etc.[3]

"JUNE" se refiere a argumentos que contienen drama y romance homosexual entre personajes (varones) adultos. "BL" ("Boys' Love", "Amor de chicos") se refiere a historias que contienen a personajes más jóvenes o romances menos dramáticos y más ligeros (como alternativa a aquellas historias que tienen mayor contenido sexual). Desde los comienzos de este género en los años '70, han contenido "bed scenes" (beddo shiinu) o "escenas de cama", en donde el sexo homosexual era implícito y las autoras comenzaron a ser más audaces en su representación, no solamente en la atracción homoerótica sino en el hecho sexual consumado. Sandra Buckley apunta que en cierto momento, durante el período de 1970, los comics para chicas fueron el terreno de prueba para desafiar las leyes de censura, y las escenas de sexo eran de carácter homosexual, no heterosexual.[4] En tando, Judith Butler comenta que parte de la razón del porqué del placer y de la fascinación generados en una actuación travestida se encuentra en el reconocimiento de una contingencia radical en la relación entre sexo y género dentro del aburrimiento de las configuraciones culturales de las unidades causales, que son generalmente asumidas como naturales y necesarias.[5]

La frase "Shōnen-ai", traducida del japonés en el pasado como "amor de chicos" y "amor sexual de chicos" ahora, se ha vuelto obsoleta entre sus seguidores, y actualmente se emplea para referirse a la pedofilia en el mundo real (no confundir con el término de manga y anime shota).

Dentro de las grandes columnas demográficas de fans en Norteamérica y Europa, esta terminología está más o menos condensada dentro de "yaoi" y "shōnen-ai". Siendo yaoi el término usado para referirse a descripciones gráficas se sexo homosexual y/o drama de temas adultos, shōnen-ai es usado para referirse a situaciones románticas con personajes más jóvenes. Cabe destacar que el shōnen-ai está dirigido más hacia las mujeres jóvenes que hacia los hombres homosexuales, y se ha sugerido que su éxito entre ellas se debe a la idealización de una relación equitativa entre ambos miembros de la pareja (pues existe una fuerte división de roles de género en Japón).[6]

Gei-comi ("gay-comics") son cómics de corte homosexual dirigidos a hombres homosexuales. Mientras que en los comics yaoi generalmente se designa a uno de los miembros de la pareja un rol femenino, en el gei-comi ambos se describen masculinamente y en una relación de iguales.

El contenido lésbico se encuentra mucho menos publicitado, pero existe y es conocido como "Yuri". Yuri es un término mucho más amplio que yaoi, posiblemente debido a la distribución del mismo. De todas formas, los fans americanos y europeos tienden a usar yuri en referencia a historias lésbicas con escenas gráficas de sexo, y categorizan las puramente románticas como shōjo-ai. Esto frecuentemente crea confusión, ya que en Japón el término shōjo-ai no implica contenido lésbico; sí se usa para describir historias con sexo explícito entre hombres adultos y niñas menores de edad. Otra palabra que se ha hecho recientemente popular en Japón es el equivalente a yuri, "GL" (lo cual se traduce como "Girls' Love","Amor de Chicas", obviamente inspirada en "Boys' Love", "Amor de Chicos"). Fue a principios de 1970 cuando empezó a surgir este tipo de manga, siendo el primero de todos Shiroi Heya no Futari (1971) de Yamagishi Ryohko, una historia sobre una estudiante que comparte habitación en un internado junto a una estudiante "rebelde", y cómo eventualmente se enamoran.[7] En 1972 aparecería La Rosa de Versalles, y poco a poco el género se consolidó.

Algunos mangas, que generalmente se dirigen de manera abierta a un público con intereses lascivos, como puede ser el género Hentai, tienen como objetivo directo al mercado homosexual. Sin embargo, son poco comunes y generalmente no se encuentran salvo en tiendas especializadas.

Material especializado[editar]

Más allá de los elementos de carácter homosexual que se encuentren en las obras de manga y anime, existen revistas especializadas en el tema como Yuri Shimai, el hoy difunto JUNE Magazine (publicado por primera vez en 1978),[8] BExBOY y Hug entre otros.

Obras en manga y anime[editar]

El listado de obras a continuación contienen los subgéneros que se detallan en cada ítem, presentadas en orden cronológico. Algunas de estas historias contienen elementos de otras temáticas LGBT dentro de la misma obra.

Femenino[editar]

Dentro de las historias de amor homosexual femenino, tanto en el manga como en anime se fue variando en estilo y forma. La relevancia de la temática se encuentra en el tipo de material, implícitamente homosexual o no, al público al que va dirigido, y en su distintas variantes.

En el plano de la amistad: (generalmente en el ámbito escolar o laboral, aunque en menor caso) a través de la admiración de una senpai desarrollándose a un interés romántico. (Ej: Yumi, con respecto a Sachiko de Maria-sama ga Miteru) en donde la protagonista puede o no confesar sus sentimientos, y en donde la respuesta de su compañera depende del público al que la serie está dirigido.

En el redescubrimiento de la identidad sexual: la protagonista se encuentra ante una situación inusual, en donde luego de una serie de hechos, define su orientación (Ej: Natsuki, con respecto a Shizuru en Mai-HiME) tras una serie de autocuestionamientos.

  • Shojo-ai:
    • Shiroi Heya no Futari (1971): una de las historias pioneras en el género. Trazada dentro de los límites del ámbito católico escolar, su trama es sumamente dramática. Se traslucen los sentimientos de la comunidad homosexual frente a la dura crítica social. En la historia, la palabra "lesbiana" representa lo peor de la sociedad, un delito a esconder y un error. Simone defiende su amor hasta las últimas y trágicas consecuencias, mientras que para Resine, todo es una equivocación (incluso intenta salir con chicos para "enmendar su error") hasta que finalmente descubre sus verdaderos sentimientos, pero ya es tarde. Esta historia inicia una seguidilla de "amores imposibles" que se marcan a través de varias series de contenido LGBT, en adelante; historias en cuyo contenido la angustia, el miedo y la presión social son temas recurrentes.
    • La Rosa de Versalles (1972): Uno de los manga (y anime) más populares, considerado como un hito en el género yuri.[7] Cuenta la historia de Oscar, una joven que se hace pasar por un oficial en la Francia de Maria Antonieta.
    • Raqueta de oro (1973): la obsesión de Hiromi Oka por su senpai, la tenista Reika Ryūzaki contiene ciertos elementos que transgreden la relación de amistad: la idealización, la imposibilidad de compararla con otro ser, y la presencia de una figura femenina fuerte e independiente.
    • Oniisama e... (1974): de importante contenido dramático en su trama (drogadicción, suicidio, obsesión, amor enfermizo e incesto), mantiene la línea de "amor imposible" de las historias de los años 70. Nanako es una niña de 16 años que ingresa a una academia exclusiva para mujeres y es incluida en "La Hermandad", junto a otras prestigiosas estudiantes provenientes de familias poderosas, lo que no entiende ya que su origen es común a diferencia de estas últimas. La historia se narra a través de cartas que envía a un antiguo profesor, a quien cariñosamente apoda "hermano" (oniisama). A su ingreso en la institución, se enamora perdidamente de una alumna llamada Rei Asaka, apodada "St. Just" (por Louis de Saint-Just, un revolucionario francés) por su manera caballerosa y su forma varonil de vestirse, lo cual le hace popular entre todas las demás estudiantes. La trama se desarrolla entre las pasiones secretas (y públicas, en algunos casos) de las protagonistas y la tragedia como sello final.
    • Garasu no Kamen (1976): de contenido muy leve, pero presente en un personaje secundario ( Aoki Rei), quien es estudiante de actuación y posee una cierta cualidad andrógina que atrae a miembros de su mismo sexo.
    • Iczer (1987): siendo una historia con mayoría de personajes femeninos, contiene relaciones lésbicas sin abarcar lo gráfico. La relación entre Cobalt y Sepia es abierta, sin segundas interpretaciones por el observador.
    • Proyecto A-Ko (1988): en una mezcla de mecha y shōjo, A-ko, B-ko y C-ko viven en Graviton city, que representa a un Japón reconstruido luego de la colisión de un gran meteorito. Las relaciones de la serie se basan en un triángulo amoroso entre las protagonistas.[9]
    • Hen (1992): obra compleja, en donde sus personajes redescubren el significado de ser "gay" a través de las protagonistas. Hiroya Oku focaliza el contraste de ambos personajes principales para la resolución de situaciones a través de la trama. Chizuru, la joven con actitud ganadora, frontal, independiente, es heterosexual y utiliza la seducción para obtener favores de sus amantes. Inesperadamente se enamora de una chica común y corriente (Azumi) quien, al comienzo representa un reto para enamorarla. Azumi, con su tranquilidad, compensa la falta de madurez en la toma de decisiones de su contraparte. Los diálogos y los intercambios dramáticos que se producen a través de los malentendidos (y subsecuentes explicaciones) que experimentan, le brindan a esta obra un contenido mucho más profundo. En la misma obra, su situación se refleja en dos personajes masculinos, Suzuki y Satō.
    • Sailor Moon (1992): Una de las relaciones yuri que más ha dado que hablar en el mundo del anime y manga ha sido la de Haruka Tenoh y Michiru Kaiou,[10] hasta el punto de que su relación romántica fue confirmada por la autora de la serie, Naoko Takeuchi.[11] En el manga Haruka llega a besar a Usagi Tsukino, pero en el anime la relación entre Haruka y Michiru cobra gran protagonismo, siempre en un tono leve e indirecto. En Estados Unidos se llegó a censurar la tercera temporada de Sailor Moon, con diversos cortes estratégicos y la historia de que Haruka y Michiru eran primas (aunque luego no se modificó el episodio que mostraba su primer encuentro). En la película de Sailor Moon R también llama la atención la íntima relación entre Mamoru Chiba y Fiore.
    • Shōjo Kakumei Utena (1996): En el manga el contenido es muy leve (excepto en el volumen especial), mientras que en el anime el personaje de Juri explícitamente se siente atraída por una compañera de instituto.[10] Utena y Himemiya, las protagonistas, mantienen una relación cercana pero abierta a interpretaciones. Sin embargo, en la película, el contenido lésbico aumenta y es más claro, hasta el punto que Utena y Himemiya llegan a besarse varias veces y abrazarse desnudas.
    • Aika (1997): el contenido es leve, ya que la mayor parte de la serie se dedica al fanservice. Las posiciones "accidentales" en las que los personajes femeninos siempre terminan son altamente sexuales, con inclinaciones casi hentai. Pero hay un beso entre dos mujeres, oficiales Delmo que, según la trama, son amantes.
    • Seraphim call (1999): contiene doce episodios de una serie que trata sobre el crecimiento, el convertirse en mujer y en descubrir la sexualidad, incluyendo relaciones casi incestuosas entre hermanas.[12]
    • Noir (2001): Como su nombre indica, se basa en el género de la novela negra. Narra las aventuras y complejas relaciones entre tres mujeres enemigas y asesinas de profesión. Los personajes femeninos aquí son fuertes, independientes y sin remordimientos a la hora de matar, pero están marcados por su pasado. La serie es atípica en el sentido de que hasta el mismo final no se sabe qué pareja será la que prevalezca al final, y cuál de las tres morirá. El contenido lésbico es muy leve y abierto a interpretaciones a lo largo de la serie (excepto quizá en el personaje de Chloe), aunque aumenta en los episodios finales (con escena de amor lésbica incluida).
    • Najika (2001)
    • Kiddy Grade (2002)
    • Madlax(2004)
    • Maria-sama ga Miteru (2004): comenzando por el lirio como símbolo del establecimiento educativo, se puede apreciar que su contenido apuntará hacia un tratamiento lésbico en las historias paralelas contenidas en la trama. En las hermandades creadas entre las alumnas se percibe una asociación más íntima que el mero hecho de la amistad, en donde incluso una de ellas (Satō Sei) mantiene una relación romántica con una alumna de primer año, lo que deriva en la intervención de las demás para contener a la primera, luego de que la abandone.
    • Mai-HiME (y sus secuelas Mai-Otome y Mai-Otome Zwei (2004): con cierto contenido ecchi y mucho fanservice la ambigüedad de los personajes en general es obvia e implícita en algunos casos, como Natsuki Kuga y Shizuru Fujino. En Mai-Otome los contenidos lésbicos son directos y presentados sin lectura entre líneas: las guerreras Otome sólo pueden ser mujeres, y para convertirse en tales, se prohíbe mantener relaciones sexuales con miembros del sexo masculino, por lo que la escuela aconseja mantener una "buena relación" con sus senpai, estableciendo una relación de apadrinamiento más fuerte entre las partes. A diferencia de Mai-HiME, Natsuki y Shizuru mantienen una relación lésbica abierta y pública, e incluso algunos personajes demuestran sus sentimientos homosexuales, como en el caso de Erstin Ho y Nina Wang, y de Chie Hallard y Aoi Senoh. En Mai-Otome Zwei, las escenas son más arriesgadas en el capítulo 3 cuando la guerrera Otome Maya Bryce, borracha, desnuda a todas sus compañeras en la piscina con obvias intenciones sexuales.
    • Kannazuki no miko (2004)
  • Yuri:
    • Maya no Souretsu (1972)
    • Christina's blue sky (1972)
    • Paros no ken (1987): esta es probablemente la historia de amor homosexual femenino más destacada de la década de 1970 por la frontalidad con la que aborda el tema. Erminia es una princesa criada como varón, quien debe casarse con un príncipe para impedir que una profecía se cumpla. En un momento se encuentra con una joven de pobres recursos de quien se enamora y es quien finalmente, logra rescatarla de su calvario para huir juntas y vivir la vida que desean, sin compromisos ni presiones establecidas por el reino.
    • Stainless night (1996): sin un argumento muy sólido, la historia se divide en dos partes y contiene futanari y no se centra en una trama muy compleja de romance, si no en las escenas de sexo lésbico entre los personajes.
    • G-taste (1999)
    • Utsukushiki Emono-tachi no Gakuen (2001)
    • Lesbian Byoutou (2003)
    • Strawberry Panic! (2004)
  • Transgénero:
    • Princesa caballero (1953): Probablemente una de las historias más antiguas de contenido LGBT en el manga y anime (el manga fue publicado en 1953, mientras que su serie de anime se realiza en 1967). La protagonista principal, la princesa Zafiro, nace con dos corazones, uno azul y uno rosa, tras el descuido de un ángel, causando que Dios lo envíe a la tierra para arreglar su error y enseñar a Zafiro el modo correcto de comportarse con su sexo fememino. Como en la mayoría de los primeras historias de tintes lésbicos, la protagonista finalmente decide su identidad como heterosexual.
    • Berusayu no Bara (1979)
    • Ranma 1/2 (1989)
    • Mazé (1996)
    • Kasimasi (2006): Hazumu, un joven estudiante, muere tras un accidente en el que una nave espacial choca contra la tierra justo encima de él. Para remediar el error, los extraterrestres lo vuelven a la vida pero lamentan no poder devolverlo a su estado original completo, por lo que cambian su sexo, convirtiéndolo en mujer. Su mejor amiga Tomari quien estaba enamorada de su versión masculina debe aceptar el cambio y comienza a sentir atracción por su ahora reciente sexo femenino, mientras que la chica que a Hazumu le gustaba no le interesa su cambio de sexo, tomando su relación lésbica con Hazumu de la manera más normal. Hazumu acepta su condición femenina sin demasiados problemas.

Masculino[editar]

Las obras en su mayoría son escritas y producidas para mujeres, de contenido variado y heterogéneo.

  • Yaoi:
    • Bronze (1991)
    • Tokyo Babylon (1991): la historia se basa en la relación de dos onmyōji de dos familias rivales. Seishirō, incapaz de sentir compasión por los seres humanos, hace una "apuesta" con el pequeño Subaru, dejándolo vivir hasta que cumpla una cierta edad para que pueda él enamorarlo e intentar él a su vez, enamorarse del joven Sumeragi. Si lo logra, perdonará su vida. Si no, lo matará, como lo han hecho ambos clanes (Sumeragi y Sakurazukamori) a través del tiempo. Seishirō se presenta como un simpático veterinario quien abiertamente dice estar enamorado de Subaru, para alegría de su hermana gemela, Hokuto. Sin saberlo, Subaru es protegido por Seishirō para mantenerlo con vida mientras éste realiza sus trabajos de exorcismo. Durante los momentos en que Subaru pierde el conocimiento, los avances de Seishirō son de fuerte carácter homoerótico, dejando ver sus claras intenciones hacia el muchacho. Esta relación se torna auto destructiva y continúa en la obra X.
    • Ai no Kusabi (1992)
    • My Sexual Harassment (1992 Soló-OVA Anime)
    • Kizuna (1994)
    • Lesson XX (1995)
    • Kaze to Ki no Uta (1976)
    • Seikimatsu Darling (1996)
    • Fujimi Block No. 2 Symphony Orchestra (1997)
    • Fake (manga) (1998)
    • Gravitation (1999 de OVAS y 2000-2001)
    • Papa to Kiss in the Dark (2005)
    • Okane ga Nai (2007)
    • Koi suru boukun (The Tyrant Falls in Love, 2010)
    • Yebisu Celebrities

Transgénero[editar]

Referencias[editar]

  1. Gender and Gender Relations in Manga and Anime, por Eri Izawa.
  2. Alternative Sexualities in Anime. The University of Michigan Japanese Animation Group
  3. Qué es el Yaoi? Artículo con referencias citadas al pie de Yaoi.com. Visitado el 23-08-2007.
  4. Male Homosexuality and Popular Culture in Modern Japan. Por Mark McLelland
  5. Butler, Judith. Problemas de género: Feminismo y la subversión de la identidad. Nueva York, Routledge, 1999.
  6. «Alternative Sexualities in Anime». Anime Project Genres (27-07-2007).
  7. a b «An Introduction to Yuri Manga and Anime by Rebecca Brown». AfterEllen.com (08-08-2005). Archivado desde el original el 2012-07-19.
  8. Sueen Noh. Reading YAOI Comics: An Analysis of Korean Girls’ Fandom. Visitado el 29-08-2007
  9. Monty-San. «Review: PROJECT A-KO» (en español). VNN online. Consultado el 5 de noviembre de 2007.
  10. a b «An Introduction to Yuri Manga and Anime by Rebecca Brown (page 2)». AfterEllen.com (08-08-2005). Archivado desde el original el 2013-03-06.
  11. «www.stormpages.com/glienekatze/interview.html».
  12. Anime Academy library. «Seraphim Call» (en inglés). Consultado el 5 de noviembre de 2007.