Please Save My Earth

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Please Save My Earth
ぼくの地球を守って
(Boku no Chikyū o Mamotte)
Género Ciencia ficción
Manga
Creado por Saki Hiwatari
Editorial Hakusensha
Publicado en Hana to Yume
Demografía Shōjo
Inicio de publicación 1987
Fin de publicación 1994
Volúmenes 21
OVA
Director Kazuo Yamazaki
Estudio Production I.G
Primera emisión 1993
Última emisión 1994
Episodios 6
Película
Director Kazuo Yamazaki
Estudio Production I.G
Lanzamiento 1995
Duración 100 minutos

Please Save My Earth (ぼくの地球を守って Boku no Chikyū o Mamotte?) es un manga inspirado en los sueños de su propia autora Saki Hiwatari, que está recopilado en 21 tomos y que más tarde fue adaptado en seis OVAs y unos especiales a modo de resumen.

Se trata de siete científicos alienígenos que construyen una base de observación en la Luna. Su misión es conseguir información sobre el planeta Tierra. Sin embargo, un extraño virus se apoderará de sus vidas. El destino, eso sí, les tiene deparado que en su próxima reencarnación todos se reencuentren, recordando su pasado. Pero no será tan fácil, pues cuando queda sólo uno con vida, éste no puede suicidarse –si lo hace no se reencarnará- y no podrá cumplir lo que le prometió a esa persona especial.

Boku o Tsutsumu Tsuki no Hikari (La luz de luna que me abraza), es la secuela de la serie y actualmente está siendo serializada en la Revista Hana to Yume de publicación bimensual, así como también en la edición especial de ésta, denominada Hana to Yume Plus.

Argumento[editar]

El comienzo de la historia se sitúa en el Tokio de 1991. La cosmopolita capital de Japón. Allí encontramos a una tímida Alice Sakaguchi, quien se siente muy intimidada por su pequeño vecino de 8 años, Rin Kobayashi. Este niño la incomoda y siempre logra hacerla caer en sus trampas, inclusive, él le dará su primer beso. Tras esa bochornosa situación, Alice no querrá ver nunca más a Rin en su vida. Pero algo sucede. La madre de Rin va a su casa, para pedirle que se transforme en su niñera, pues dice que el niño este último tiempo se ha sentido muy a gusto con Alice. Al fin acepta, pese a sus temores.

Un día, en que Alice lleva a Rin al Zoológico (ella posee el don de hablar con los animales) para que éste pierda su peculiar miedo a los gatos (que será retratado y explicado cuando avance la historia), la joven por casualidad, se topa con Jinpachi, un chico de su misma escuela a quien vio en una situación muy comprometedora hace algunos días. Él –junto a su amigo Issei- la invitan a un café para explicarle adecuadamente lo que realmente sucedió. Alice narra lo que vio esa tarde por casualidad.

Ese día, Jinpachi e Issei se miraban de forma extraña y hablaban cosas que llegaban a caer en la homosexualidad de ambos. En un determinado momento, ella hace un ruido y es descubierta y sale arrancando impactada. Jinpachi intenta explicarle a Alice, que no es lo que parece. Le comenta que junto con Issei, desde hace un tiempo, han comenzado a tener una serie de sueños en que ambos son científicos en una base lunar. Allí Jinpachi (con otro aspecto) se hace llamar Gyokuran, e Issei también está presente salvo por un pequeño detalle: en esa vida él es una chica llamada Enju. Ambos, según las referencias por los sueños, se aman.

Por eso justo en ese instante Alice percibió parte de lo que ambos (Jinpachi e Issei) habían concluido tras haberse dado cuenta que sus sueños eran los mismos y que tenían una relación en otra vida. Tras la aclaración, que no parece muy creíble, los chicos le cuentan a Alice que en sus sueños hay más personas.

Se trata en total de siete científicos como ellos, con diferentes habilidades, que observaban la Tierra desde la Luna, pero que de un momento a otro fueron muriendo sin una causa aparente. Ellos pueden describir bastante bien a los otros científicos, por lo que deciden buscar a los demás reencarnados, para eso, publicarán los datos en una revista de misterio/terror, en la que otras personas cuentan sus experiencias extra-sensoriales. Si existen más personas con los mismos sueños es probable que la lean y se puedan contactar con ellos.

Alice sigue cuidando a Rin, mientras sus padres no están. Casi se acostumbra a la situación y comienza a tenerle cariño al niño, pues nota que es una persona muy sola. Sin embargo, ocurre un incidente. Rin cae por el balcón del departamento y ella trata de sujetarlo con todas sus fuerzas, pero no lo logra. El niño cae, pero afortunada (y milagrosamente) amortigua su golpe en las ramas de un árbol. Pasan unos días y Rin se vuelve más vulnerable. Lo único que quiere es ver a Alice, a pesar de lo ocurrido. No le tiene rencor, ni nada por el estilo. Tras el incidente, algo en él cambia vertiginosamente. Tras la publicación del caso en la revista, la respuesta no tarda mucho en llegar. Dos científicos más (reencarnados) envían una carta a Jinpachi, pues quieren reunirse.

Justo en esos días, Alice también tiene un sueño relacionado con la Luna. Según lo que ella vio y por lo que le cuenta al resto, ella es Mokuren, otra de las personas que observaban la Tierra en una vida pasada. Además, esta mujer tenía una especial atracción por este planeta, inclusive ella misma soñaba con reencarnarse en este mundo. A su lado, en el sueño, está Shion. Un joven de tez morena, que al parecer es su enamorado. Juntos pretenden seguir viviendo en la Tierra algún día.

Ahora Alice asistirá también a la reunión, aunque no está muy convencida de ser Mokuren. Aun así, quiere conocer a la reencarnación de Shion. Al fin conocerán a los dos nuevos integrantes del clan. Se trata de una pareja, con años de percibir el primer sueño (desde su educación básica, precisamente). Ellos tienen más información al respecto. Saben, por ejemplo, la causa de la muerte de los siete científicos: un desconocido virus. El primero en morir fue Gyokuran (Jinpachi) y así, progresivamente, uno a uno, fueron dejando de existir. La madre de Rin le pide a la familia Sakaguchi que dejen que Alice se transforme en la novia de su pequeño. Alice, sin pedir más explicaciones decide aceptar. La razón: se siente muy comprometida con el incidente del balcón. Siente que no fue capaz de cuidarlo cuando más lo necesitaba. Por eso, en la próxima cita del grupo, Rin también será parte. Allí, los más experimentados contarán que cada científico poseía un don especial y en medio de esa plática, Rin interviene contra-argumentando un postulado. Se refiere a distintas teorías, en un lenguaje muy técnico y complicado con el que desecha la hipótesis por completo. Finalmente, se disculpa por no haberlo dicho antes, “pero yo tengo los recuerdos de Shukaido” Todos quedan más sorprendidos aún. Ya han encontraron a seis de los siete científicos, tan sólo falta Shion. La persona que Alice quiere conocer, pero éste aún no da señales de vida.

En otro lugar, Haruhiko (Haru) sale del hospital para comprar su nuevo uniforme escolar. Al fin podrá regresar a la escuela. Todo esto bajo los atentos ojos de Tamura-san, un hombre que lo protegerá a como dé lugar. Se descubrirá que el muchacho tiene poderes psíquicos y que también ha soñado con la Base de la Luna. Además, se revelaran los verdaderos poderes de Rin (quien dice ser Shukaido) y lo que es capaz de hacer, con tal de conseguir sus objetivos. Esto hará dudar de toda su inocencia y presentará a los verdaderos protagonistas de esta historia: La traición, la venganza y la destrucción.

La Base de la luna: un doloroso pasado[editar]

Gyokuran, el arqueólogo del grupo, fue el primero en morir a causa del desconocido virus. Lo siguió Shusuran, la científica encargada de los procesos físicos. En tercer lugar, dejó de existir Hiiragi. Más tarde, la antropóloga Enju, enfermó y corrió la misma suerte. Hasta ahí todo estaba relativamente normal, pues Shukaido (el médico) aún no encontraba una cura. Aquí se aprecia un oscuro triángulo amoroso entre la pareja conformada por Mokuren, Shion y el doctor.

Los últimos desconfían el uno del otro. Aunque Mokuren le corresponde a Shion, Shukaido asegura que él “la lastimó” (en algunas partes con esto se refieren a que Shion habría violado a Mokuren, pero esta hipótesis ni siquiera sale a la luz en ninguno de los OVAs) y por esta razón urde un desgarrador plan en contra de su rival.

Shukaido logra encontrar la cura y va donde Shion para vacunarlo. Le dice que Mokuren ya fue inoculada y que sólo falta él (Shukaido ya había contraído el virus y moriría pasara lo que pasara). Shion, al ver esta reacción por parte de Shukaido, se disculpa por todo lo que pensó de él y se deja inyectar. Shukaido muere (es el quinto) y para sorpresa de Shion, Mokuren también se contagia. Resulta que sólo existía una dosis de la vacuna, por lo tanto Shion está inmune al virus. La primera parte de la venganza de Shukaido se cumple, pues Shion ve morir a Mokuren (la bióloga, sexta en dejar de existir) sin poder hacer nada.

En los últimos instantes, Mokuren le hace prometer a Shion que se verán en su próxima vida. Pero para lograr cumplir con su cometido, deberá quedarse solo, sin atentar contra su vida, pues si se suicida, no podrá reencarnarse ni volver a encontrarse con su amada.

Pasan casi 9 años, cuando por fin la inmunidad de la vacuna termina y contrae el virus, Shion (el ingeniero con poderes psíquicos) desquiciado ya por la mezcla entre el engaño, una promesa y la soledad, es el último de los jóvenes en morir, no sin antes jurar vengarse por la trampa que le tendió Shukaido.

Rin Kobayashi tiene casi 9 años, he intenta manipular a Haru (el chico con poderes psíquicos) para su conveniencia, Rin no está diciendo toda la verdad, y la Torre de Tokio tiene que ver en todo esto.

Enlaces externos[editar]