Cantón de Acosta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Acosta
Cantón de Costa Rica
Iglesia de San Ignacio de Acosta. Costa Rica (2).jpg
Iglesia de San Ignacio de Loyola en Acosta, Costa Rica.
Bandera de Acosta
Bandera

Escudo de Acosta
Escudo

Otros nombres: Tierra de Músicos
Lema: Hogar. Agricultura. Trabajo.
Himno: Himno al cantón de Acosta, letra y música de Carlos Mesén López.
Ubicación del cantón de Acosta en la provincia de San José
Ubicación del cantón de Acosta en la provincia de San José
Coordenadas: 9°45′00″N 84°14′00″O / 9.75, -84.23333333


Coordenadas: 9°45′00″N 84°14′00″O / 9.75, -84.23333333
Capital San Ignacio de Acosta
 • Coordenadas 09º44'N,84º14'O
Entidad Cantón
 • País Bandera de Costa Rica Costa Rica
 • Provincia Bandera de la Provincia de San José.svg San José
Alcalde Luis Alberto Durán Gamboa (PLN)
2010-2016[1]
Subdivisiones

5 distritos

Fundación 27 de octubre de 1910
Superficie Puesto 39
 • Total 342,24 km²
Altitud  
 • Media 1095 msnm
 • Máxima 1192 msnm
 • Mínima 700 msnm
Clima Región Montañosa, Pacífico Central[2]
Población (2011) Puesto 7.º
 • Total 20 209 hab.[3] [4]
 • Densidad 59,05 hab/km²
Gentilicio Acosteño/a
Huso horario UTC-6
Fiestas patronales Día de San Ignacio de Loyola
[Editar datos en Wikidata]
Altar de San Ignacio de Loyola en Acosta, Costa Rica.

Acosta es el cantón número 12 de la provincia de San José, en la República de Costa Rica. Su cabecera es la ciudad de San Ignacio de Acosta. Ubicado a 30 km al sur de la ciudad de San José, por camino pavimentado, presenta una extensión de 342.24 km2, lo que lo hace el cuarto cantón de mayor extensión superficial de la provincia de San José, después de Pérez Zeledón, Puriscal y Dota, y el número 39 entre todos los cantones de Costa Rica. Se encuentra limitado al norte por los cantones de Escazú, Alajuelita y Mora; al oeste por Mora y Puriscal; al este por Aserrí y al sur por Parrita. Para el año 2012 contaba con alrededor de 20.200 habitantes, lo que hace que posea una baja densidad poblacional comparada con su área (59 hab. por km2).

Es el cantón más topográficamente quebrado del país, donde predomina un paisaje francamente montañoso. Los pueblos han sido construidos sobre cerros (Guaitil, Sabanillas, La Ceiba), o bien, en hondonadas (Bajos de Jorco, Bajo Calvo, Bajo Arias, Bajo Pérez, Zoncuano, Hondonada).

El centro urbano principal es la ciudad de San Ignacio de Acosta, cuyo centro es pequeño debido a lo accidentado del terreno. El edificio más destacable es la Iglesia de San Ignacio de Loyola, la cual cuenta con un altar finamente acabado en oro, donado por doña Romelia Rojas, traído de Italia. Esta iglesia substituye a otra de estilo gótico cuyos materiales fueron traídos de Bélgica. Otros edificios importantes de San Ignacio son la municipalidad, el gimnasio municipal, el mercado, la escuela Cristóbal Colón, el Colegio Técnico Profesional de Acosta, la clínica del Seguro Social y la sede de la Cruz Roja, todos ubicados en la periferia de la Iglesia. San Ignacio cuenta con algunos barrios donde se concentra importante cantidad de población, como San Luis, Turrujal, Barrio Abarca, Barrio María Auxiliadora, Chirraca, Aguablanca y Tablazo. En San Ignacio se da una economía basada en el comercio y los servicios. La electricidad del cantón es suministrada por la cooperativa CoopeSantos R.L, mientras que el agua lo es por el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados y por acueductos rurales como los de San Luis, Tablazo y Cangrejal.

Acosta es considerado un cantón eminentemente agrícola, pues la actividad agropecuaria sigue siendo la que genera mayores ingresos y la que da mayor cantidad de trabajo a un alto porcentaje de sus pobladores. El cultivo del café es la principal actividad agrícola y la mayor fuente de ingreso. El desarrollo histórico de este cantón se ha dado en conjunto con la caficultura, lo que ha generado progreso en momento de buen precio del grano y crisis en momentos que el precio del producto decae. La mayor producción se da en el distrito de Palmichal, uno de los de mayor crecimiento socioeconómico. Durante la época de recolección del grano, se puede observar un fenómeno migratorio que es común a otros cantones de Costa Rica donde se produce café. Otras actividades económicas importantes son la ganadería, básicamente de engorde, la apicultura, de la que dependen 42 familias directamente, y el cultivo de hortalizas, flor de itabo, frijoles y cítricos, destacándose entre estos últimos la producción por medio de hidroponía en la comunidad de Aguablanca. El cantón cuenta con varias asociaciones de desarrollo como la Asociación de Productores Agropecuarios de Acosta y Aserrí (ASOPROAAA), la Asociación de productores apícolas de la región Caraigres (APICARAIGRES), la Asociación para el Desarrollo Empresarial de las Mujeres de Acosta (ASODEMA), el Centro Agrícola Cantonal de Acosta (CENACA), y la Asociación de Productores La Palma.

En los distritos de Sabanillas, Cangrejal y Guaitil, los de mayor extensión territorial, se puede observar un paisaje de tipo rural, donde el acceso se da principalmente en vehículos de doble tracción por caminos lastreados en medio de paisajes montañosos, caudalosos ríos como el Grande de Candelaria y el Pirrís, y pobladores campesinos de raíces humildes. En estas zonas existen algunos lugares turísticos, donde destacan las fuentes termales de Cangrejal, pesca recreativa de tilapia, algunos bares y restaurantes de carretera como «Chirraca de la Selva», «Paraíso del Río» y «Boca Cangrejo», y sitios paisajísticos donde se pueden realizar caminatas como el Cerro Dragón y Tablazo.

El cantón ha mostrado crecimiento socioeconómico en los últimos años. Ocupa el puesto 44 (de 81) en el ranquin cantonal de índice de desarrollo humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, estudio llevado a cabo en 2012. Tiene importantes expresiones culturales, como la Banda Municipal de Acosta, que ha participado en varias competiciones a nivel internacional, obteniendo algunos reconocimientos importantes. Existen varias escuelas de música y una escuela de ballet. En el cantón hay una sede regional de la Universidad Estatal a Distancia.

Etimología[editar]

El nombre del cantón es en homenaje a Tomás de Acosta y Hurtado de Mendoza (nacido en Cuba en 1748), Gobernador de la Provincia de Costa Rica entre 1797 y 1810, y a quien se atribuye la introducción del cultivo del café en el país, producto vital para el despegue de la economía nacional durante gran parte de su historia.

Historia[editar]

Escultura homenaje a los indígenas que habitaron el cantón de Acosta, ubicada frente a la municipalidad de San Ignacio.

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde al cantón de Acosta, estuvo habitado por indígenas del llamado Reino Huetar de Occidente, que en los inicios de la conquista fueron dominios del cacique Garabito. En el cantón se han hallado dos sitios arqueológicos: Campo Nuevo, ubicado en Bijagual, que pertenece a las culturas aborígenes del Pacífico sur, y Cipresal, en Caraigres, que pertenece al Valle Central. Es posible que una sección del cantón fuera parte del cacicazgo de Aserrí, pues las crónicas españolas de la época de la conquista mencionan a un cacique Churraca o Chirraca, que era vasallo de este rey indígena.

Los primeros pobladores que llegaron a la región, en 1874 y 1875, provenían de Desamparados, Aserrí, Alajuelita y San Francisco de Dos Ríos entre los que estaban los señores Manuel Castro Castro, José Manuel Monge, Anselmo Monge, Juan Ureña, Isidoro Calderón, Félix Amador, Rafael Barboza, Damián Mora, Hipólito Ulloa y Nicolás Saborío.

Antigua iglesia de San Ignacio de Acosta. Construida en estilo gótico con materiales traídos de Bélgica, se desconoce la causa de su demolición y reemplazo por el templo actual.

La primera ermita se construyó en 1878, durante el episcopado de monseñor Bernardo Augusto Thiel y Hoffman, segundo obispo de Costa Rica. En el año de 1899, se erigió la parroquia, dedicada a San Ignacio, la cual actualmente es sufragánea de la arquidiócesis de San José, de la provincia eclesiástica de Costa Rica

En la primera administración de Ricardo Jiménez Oreamuno el 27 de octubre de 1910, en ley No 24, se le otorgó el título de villa a la población de San Ignacio, cabecera del nuevo cantón creado en esa oportunidad. Posteriormente, en ley No. 4574 de 4 de mayo de 1970, se promulgó el Código Municipal, que en su artículo tercero, le confirió a la villa la categoría de ciudad, por ser cabecera de cantón.

El 16 de noviembre de 1910 se celebró la primera sesión del Concejo de Acosta, integrado por los regidores propietarios, señores Vicente Fallas Hidalgo, Juan Zeledón Castro, y Félix Dolores Mesén Morales. El secretario municipal fue Manuel Solís Solís y el jefe político Juan Zeledón Porras.

La primera escuela en San Ignacio estuvo en la casa de Nicolás Saborío, uno de los primeros colonizadores de la zona. Posteriormente don Tomás Rojas Alpízar, donó un terreno para una escuela. En la administración de Teodoro Picado Michalski (1944-1948), se construyó un nuevo edificio para la escuela Cristóbal Colón. El Liceo de Acosta inició sus actividades docentes en marzo de 1966, en el gobierno de Francisco Orlich Bolmarcich. En 1976 cambió de modalidad de enseñanza y nombre, pasando a ser, colegio Técnico Profesional Agropecuario de Acosta.

La cañería se construyó en 1924 en la administración de Julio Acosta García. El alumbrado público eléctrico se instaló en 1953, suministrado por la municipalidad de Acosta.

División territorial y administrativa[editar]

Creación y procedencia[editar]

En ley No. 24 del 27 de octubre de 1910, Acosta se erigió como cantón número doce de la provincia de San José, con cinco distritos. Se designó como cabecera la ciudad, San Ignacio. Acosta procede del cantón de Aserrí, establecido en ley No. 3 del 27 de noviembre de 1882. Hasta antes de su independencia de Aserrí, el cantón de Acosta recibía el nombre de distrito de Candelaria.

División política[editar]

Acosta consiste de 5 distritos (indicados con altitud del centro urbano):

  1. San Ignacio, 1.095 msnm
  2. Guaitil, 1.030msnm
  3. Palmichal, 1.097 msnm
  4. Cangrejal, 700 msnm
  5. Sabanillas, 1.122 msnm

Aspectos físicos[editar]

Geografía[editar]

Vista del Cerro Caraigres o Dragón desde el pueblo de Tablazo, San Ignacio de Acosta.
Vista del Cerro Caraigres o Dragón desde el pueblo de Tablazo, San Ignacio de Acosta.
Montañas de Sabanillas de Acosta.
Montañas de Sabanillas de Acosta.

El cantón de Acosta se caracteriza por presentar un territorio francamente montañoso. El cantón se ubica a partir de las tierras altas centrales en el declive suroeste de las montañas que forman el límite sur del Valle Central, los cerros de la Candelaria (Cedral, Caragral, Tablazo) y los Cerros de Escazú en el norte y oeste, los cuales separan al cantón de la Gran Área Metropolitana. Continúa hacia el sur y el oeste por el cauce del río Negro, en el norte, que lo separa del cantón de Mora. El río Jorco, en el este, lo separa del cantón de Aserrí por el noreste. Se extiende luego hacia el sur hasta el río Pirrís, que lo separa del cantón de Parrita en la provincia de Puntarenas.

Entre los accidentes geográficos, destaca el Cerro Caraigres (2506 msnm), llamado por la población local Cerro Dragón porque la forma de la serranía recuerda a este animal mitológico. El Macizo del Caraigres separa Acosta de Aserrí por el este. En las faldas del Caraigres existen varios pueblos que pertenecen a Aserrí, pero que tienen un fuerte ligamen socioeconómico y cultural con Acosta, como lo son la Legua de los Naranjo y la Legua de los Camacho. Otros accidentes geográficos son los Cerros de Escazú, al noroeste, que separan Acosta de este otro cantón josefino; el Cerro Cornelio, el Alto Mostazal (ambos en Sabanillas) y el Alto La Escalera (entre San Luis y La Cruz). El cantón se caracteriza por poseer numerosas filas montañosas, sobre todo en los distritos de Sabanillas y Cangrejal, entre las que se mencionan Coyolar (que separa a Acosta y Puriscal por el este), San Jerónimo, Zoncuano, Aguas Buenas (que separa a Acosta y Aserrí por el sureste), Pital y Agujas. Estas filas, a su vez, generan hondonadas o «bajos», en las cuales se han construido muchos de los pueblos de la zona rural, como Bajo Calvo, Bajos Arias, Bajo Plomo, Bajo Pérez, etc.

Fotografía panorámica del cantón de Acosta. Destacan, a la izquierda, el cerro Caraigres, y hacia el centro de la foto, el templo católico de San Ignacio de Loyola (anaranjado). Vista desde el cerro Tablazo, Acosta, Costa Rica.
Fotografía panorámica del cantón de Acosta. Destacan, a la izquierda, el cerro Caraigres, y hacia el centro de la foto, el templo católico de San Ignacio de Loyola (anaranjado). Vista desde el cerro Tablazo, Acosta, Costa Rica.

Geología[editar]

Cerros de la Candelaria. Vista desde el pueblo de Gravilias, en el Cerro Caraigres.

El cantón de Acosta está constituido geológicamente por materiales de los períodos Cretácico, Terciario y Cuaternario, con predominio de las rocas sedimentarias del Terciario.

  • Cretácico: se encuentran rocas de origen volcánico y sedimentario. Las rocas volcánicas se encuentran al sur del cantón, a partir de las márgenes del río Pirrís, y son parte del complejo de Nicoya, que está compuesto de grauwacas macizas, compactas, de color gris oscuro, ftanitas, lutitas ftaníticas, calizas silíceas afaníticas, lavas con almohadillas y aglomerados de basalto e intrusiones de gabros, diabasas y dioritas. Las rocas sedimentarias corresponden a material indiferenciado y a la formación Tulín. La primera está en un pequeño sector en la fila Surubres y la formación Tulín del Cretácico Paleoceno, está compuesta de olivinos augitas e hiperstenos y basaltos, serpentinizado, que va desde la margen sur de la carretera que comunica el poblado de Las Limas y la hacienda Tiquires, hasta el sector norte del río Pirrís.
  • Terciario: se hallan rocas de origen sedimentario, volcánico e intrusivo, de la época Mioceno. Las sedimentarias corresponden a la formación Pacacua y a materiales indiferenciados, la primera corresponde a una secuencia de materiales, constituida por interestratificaciones de conglomerados brechosos y areniscas conglomeráticas, areniscas, limolitas y lutitas, todas tobáceas, en algunas partes con coloraciones moráceas, que se sitúan en el sector al norte y sur del curso superior del río Tabarcia. Los materiales indiferenciados se localizan en la zona comprendida por los poblados Bajos de Jorco, La Cruz, al este de La Mesa, Limas al norte de hacienda Tiquires, el cerro Caraigres y fila Coyolar. Las rocas volcánicas están representadas por el grupo Aguacate, compuesto principalmente por coladas de andesita y basalto, aglomerados, brechas y tobas, situado en la zona aledaña a las márgenes del río Jorco. Las rocas intrusivas pertenecen a los intrusivos ácidos de la cordillera de Talamanca, tales como dioritas cuárcicas y granodioritas, también gabros y granitos, los cuales se ubican en pequeños sectores de los cerros de Escazú, así como al suroeste del poblado de Ococa.

Geomorfología[editar]

Esta formación rocosa, conocida localmente como «El Soslayo», es un ejemplo de una de las cinco unidades geomórficas que forman el cantón de Acosta. Su origen volcánico lo hace propenso a sufrir deslizamientos.
Esta formación rocosa, conocida localmente como «El Soslayo», es un ejemplo de una de las cinco unidades geomórficas que forman el cantón de Acosta. Su origen volcánico lo hace propenso a sufrir deslizamientos.
Río Pirrís a la altura de Bijagual de Acosta. Formado por sedimentos aluviales, este territorio constituye las tierras más planas de un cantón montañoso por excelencia.
Río Pirrís a la altura de Bijagual de Acosta. Formado por sedimentos aluviales, este territorio constituye las tierras más planas de un cantón montañoso por excelencia.
Una pronunciada pendiente en el cerro Caraigres, en Gravilias de Acosta, ejemplo de la unidad geomórfica de origen estructural de este cantón. Un deslizamiento dejó a la luz la roca sedimentaria subyacente. Se observa el cauce del río La Mesa.
Una pronunciada pendiente en el cerro Caraigres, en Gravilias de Acosta, ejemplo de la unidad geomórfica de origen estructural de este cantón. Un deslizamiento dejó a la luz la roca sedimentaria subyacente. Se observa el cauce del río La Mesa.

El cantón de Acosta presenta cinco unidades geomórficas:

  • Unidad de origen tectónico y erosivo: representada por la fila Brunqueña, localizada al sur del cantón, a partir de la margen sur del río Grande de Candelaria. Se orienta de acuerdo con la dirección estratigráfica de las rocas sedimentarias que la forman. La pendiente es fuerte con un pequeño escalón entre los 400 y 500 metros de elevación. Su sistema de drenaje se aproxima al dentrítico, muy poco desarrollado y algo afectado por fracturas. Las diferencias de relieve son grandes y entre fondo, valle y cima frecuentemente hay de 100 a 200 metros. Esta unidad se compone de rocas de las formaciones Brito y Pacacua, con algunas intrusiones. Las rocas son areniscas de grano medio a fino, lutitas arcillosas y calizas. Su origen se debe al levantamiento desde el fondo oceánico, de un bloque de corteza. Este bloque ascendió a lo largo de fallas, inclinándose en las últimas etapas hacia el noreste. La erosión fluvial terminó de modelar la unidad, haciendo una selección en las rocas.
  • Unidad de origen volcánico: se manifiesta por la serranía de laderas de fuerte pendiente, se ubica entre la margen norte del río Jorco y la margen sur del río Grande de Candelaria. Está compuesta por rocas volcánicas profundamente meteorizadas, propensas a deslizamientos. También hay rocas sedimentarias formadas por la erosión de rocas volcánicas.
  • Unidad originada por acción intrusiva: se encuentra al norte del cantón y corresponde a los cerros de Escazú. Presenta laderas de fuerte pendiente. Las divisorias son redondeadas pero muy escarpadas. Esta unidad se compone de rocas ígneas intrusivas y volcánicas con escamas o intercalaciones de sedimentos, muy meteorizadas en superficie. Hay evidencias de acción hidrotermal y neumatolítica a consecuencia de la vecindad de masas intrusivas en el subsuelo, manifestadas con calinización de las rocas, hilillos de sílice y silicificación. Esta unidad se originó por la acción causada por cuerpos intrusivos.
  • Unidad de sedimentación aluvial: se observa en el abanico del río Pirrís, en el área de su confluencia con el río Parritilla. Esta unidad tiene una dominancia de fragmentos de roca de tipo areniscas y lutitas, con algo de lava. Las rocas sedimentarias por ser muy suaves y estar meteorizadas se disgregan más y son más difíciles de observar. Su origen se debe al relleno afectado por el río Pirrís. Los materiales formadores vienen principalmente de rocas sedimentarias y algo de rocas volcánicas.
  • Unidad de origen estructural: se manifiesta por la ladera tipo lomo de cerdo del cerro Caraigres (2.506 msnm), constituye una fila angosta. Sus laderas son de fuerte pendiente hasta de 50°. Esta unidad corresponde a rocas sedimentarias con una dominancia de areniscas y lutitas ligeramente calcáreas y una intercalación de caliza. Las rocas de la base, son la caliza de la formación Brito y las superiores pertenecen a la formación Térraba. En superficie las rocas están muy meteorizadas. Los movimientos tectónicos del fondo oceánico iniciaron el ascenso del área, por lo que el origen se debe a la inclinación que las capas de roca adquirieron durante su ascenso y a la erosión diferencial, actuando sobre rocas muy diferentes en existencia.

Hidrografía[editar]

Río Grande de Candelaria, a su paso por Cangrejal de Acosta.

El sistema fluvial del cantón de Acosta pertenece a la cuenca del río Pirrís, correspondiente a la vertiente del Pacífico. Al Pirrís, se le unen los ríos La Dicha, y Grande de Candelaria, éste último con sus afluentes los ríos Parritilla, Jorco, La Mesa, y las quebradas Colorado, San Jerónimo, Roblar y Grande. Todos estos ríos nacen en Acosta, excepto Grande de Candelaria y Pirrís.

Los ríos de Acosta presentan una dirección de norte a sur, de noreste a suroeste y de este a oeste. El río Grande de Candelaria es límite natural con los cantones de Puriscal y Aserrí, el río Jorco con Puriscal y Mora, y los ríos La Mesa y La Dicha, con Aserrí.

En lo que se refiere a niveles de contaminación de los recursos hídricos, los ríos Grande de Candelaria y Jorco presentan residuos de café (broza y miel), desechos sólidos, residuos de porquerizas y plaguicidas. Existen en el cantón varias instancias institucionales y vecinales que realizan diversas gestiones para disminuir estos niveles de contaminación y eliminar el problema.

Clima y temperatura[editar]

Acosta se encuentra ubicada en la parte central del país, específicamente en la subregión Caraigres. Presenta un clima tropical lluvioso con una estación seca bien definida, que sigue el patrón de la región Pacífico central de Costa Rica. La lluvia anual es alrededor de 2450 mm3. La temperatura media es de 21ºC y presenta vientos fuertes en enero, febrero y marzo.

Ecología[editar]

Perezoso de tres dedos (Bradypus variegatus) fotografiado en el pueblo de Tablazo, San Ignacio de Acosta.

Los bosques naturales del cantón de Acosta están constituidos por remanentes de bosques primarios y secundarios que representan aproximadamente el 10% del territorio cantonal. Entre la problemática ambiental que el cantón presenta, se encuentran:

  • la deforestación.
  • la cacería ilegal.
  • la erosión de los suelos por prácticas agrícolas inadecuadas.
  • el uso indiscriminado de agroquímicos y pesticidas.

El cantón de Acosta presenta tres zonas protegidas:

En lo que se refiere a fauna, en el cantón aún pueden observarse algunos ejemplares de mamíferos de cierto tamaño, incluso en áreas no protegidas cercanas a los centros urbanos. Destacan el perezoso de tres dedos, el tamandú u oso hormiguero colmenero, el armadillo, la zarigüeya, el coyote, el puma y el pizote. Existe una abundante avifauna.

Demografía[editar]

Barrio María Auxiliadora en San Ignacio de Acosta. Se puede observar el edificio del Cuerpo de Bomberos en primer plano y al fondo, el Hogar de Ancianos «Juanita Corrales Hidalgo».

Para el año 2012, Acosta contaba con 20 209 habitantes, con una relación de 48% mujeres y 52% hombres. De esta población, cerca del 75% habitaba en el área rural del cantón, sin embargo, la mayor densidad poblacional corresponde a los distritos urbanos. San Ignacio, el distrito territorialmente más pequeño (23.2 km2) presentaba en 2007 una densidad de población de 380.9 hab. por km2, mientras que Sabanillas, el distrito de mayor superficie (176.6 km2) tenía una población de 15.7 hab. por km2 en ese mismo año.

El cantón ha mostrado una mejoría en cuanto a desarrollo humano, según el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, pasando del puesto 63 en 2004 al 44 en 2012. Presentaba una alta esperanza de vida de 86 años (puesto 32), alfabetismo del 96% (puesto 10), sin embargo, un bajo índice de bienestar material (0.50, puesto 60), lo que se traduce en un alto porcentaje de pobreza y riesgo de pobreza. Esto posiblemente se encuentra relacionado con el sostenido desarrollo económico y comercial que ha venido presentando la cabecera del cantón, asociado al rezago que se ha manifestado en la zona rural, estimulando la migración de la población de los distritos rurales, Sabanillas y Cangrejal, principalmente, que se refleja no solo a lo interno del cantón, sino hacia otros cantones, lo que también ha provocado una disminución de la población joven económicamente activa (15-45 años) en relación a otros grupos etarios.

Barrios y pueblos[editar]

La ciudad de San Ignacio de Acosta, construida a 1.095 msnm, es donde se concentra la mayoría de la población urbana del cantón. Ostenta el título de ciudad desde el 4 de mayo de 1970. Está compuesta por los barrios Abarca, Corral, María Auxiliadora, Ortiga, Pozos, San Martín (San Gerardo), San Luis, Turrujal y Vereda. Dentro del distrito también se encuentran los poblados de Aguablanca, Alto Escalera, Alto Los Mora, Ángeles, Chirraca, Esperanza, Potrerillos, Resbalón y Tablazo.

Guaitil es el distrito segundo y el tercero de mayor población. En él se encuentran los poblados de Alto Sierra, Alto Vigía, Bajo Arias, Bajo Bermúdez, Bajo Calvo, Bajo Cárdenas, Bajo Moras, Coyolar, Guaitil, Hondonada, La Cruz, Lagunillas, Ococa, Toledo y Zapote.

Palmichal es el segundo distrito más poblado. Cuenta con un barrio, San Pablo, y varios pueblos, como partes de Agua Blanca, Chirraca y Lagunillas, Bajo Cerdas, Bajos de Jorco, Bolívar, Cañadas, Caragral, Corazón de Jesús, Charcalillo, Fila, Jaular, La Mina, La Pita, Los Monge, Playa y Sevilla.

Cangrejal tiene varios pueblos: Bajo Los Cruces, Cangrejal, Ceiba Alta, Ceiba Baja, Ceiba Este, Escuadra, Gravilias, Lindavista, Llano Bonito, Mesa, Naranjal, Perpetuo Socorro, Tejar y Tiquires.

Sabanillas, finalmente, cuenta con los poblados de Alto Parritón, Bajo Palma, Bajo Pérez, Bijagual, Breñón, Caspirola, Colorado, Cuesta Aguacate, Limas, Parritón, Plomo, Sabanas, Sabanillas, San Jerónimo, Soledad, Téruel, Tiquiritos, Uruca y Zoncuano.

Economía[editar]

Plantación de café en Palmichal de Acosta.
Plantación de café en Palmichal de Acosta.
Hato ganadero en Bijagual de Acosta.
Hato ganadero en Bijagual de Acosta.
Apicultura en Ceiba Alta de Acosta.
Apicultura en Ceiba Alta de Acosta.

Acosta es un cantón dedicado principalmente a las actividades agropecuarias. El 75% de los pobladores de Acosta se dedica a actividades agrícolas. Un porcentaje importante de la población, sin embargo, trabaja mayormente en San José en labores de oficina, servicios y técnicos.

Entre los cultivos perennes destacan el café, los cítricos, el itabo, así como cultivos de ciclos cortos generalmente para consumo propio, como el maíz y el frijol. A menor escala se producen hortalizas, tubérculos, jocotes y plantas medicinales.

Dentro de la producción artesanal e industrial se encuentran panaderías, mueblerías, pastelerías, confección de salveques y de ropa. En lo agroindustrial se encuentran beneficios de café, empacadoras de itabo, plantas ornamentales y medicinales, aserraderos, una empacadora de naranja y una procesadora de jaleas.

Otra de las ocupaciones de los pobladores es la venta de servicios profesionales y/o técnicos, que representa el restante 25% de la población económicamente activa, tales como maestros de la enseñanza primaria, profesores de la educación secundaria, oficinistas, cajeros en el sistema bancario nacional y en cooperativas que se ubican en la zona y que requieren de este servicio, y aquellos que se ubican dentro del sector salud, comercio en general y otros puestos administrativos.

La comercialización de los productos agrícolas que se cosechan en la zona se realiza en el ámbito local, en pulperías, supermercados. Debido a las condiciones del mercado que impera en este cantón, se desarrolla una Feria del Agricultor más bien pequeña, sin embargo algunos de estos productores se desplazan a otras comunidades para ofrecer sus productos en algunos de los mercados de la provincia de San José o en las Ferias del Agricultor del Gran Área Metropolitana.

Otras personas se desplazan diariamente a diferentes comunidades vecinas como son Vuelta de Jorco, Aserrí y Desamparados, y otros lugares de San José. Temporalmente un sector considerable de la población se desplaza a zonas cafetaleras, como la de Los Santos a laborar en esta actividad, durante los meses de noviembre a febrero, además otro grupo de población menor se traslada a la provincia de Limón a laborar en la actividad bananera.

Agricultura[editar]

Ganadería[editar]

  • Bovinos: 5.000-6.000 cabezas
  • Porcinos: 2.502
  • Equinos: 339
  • Aves de corral: 1.501

Otras actividades[editar]

Infraestructura[editar]

Iglesia de Palmichal de Acosta, Costa Rica.

La mayor concentración de la infraestructura del cantón se encuentra ubicada en el distrito de San Ignacio. Aquí se encuentran los servicios institucionales y comerciales. Se encuentran presentes sedes del Instituto Mixto de Ayuda Social, Caja Costarricense del Seguro Social, Ministerio de Salud, Juzgado Contravencional de Menor Cuantía, Ministerio de Ambiente y Energía, Ministerio de Agricultura y Ganadería, Consejo Nacional de la Producción, Guardia de Asistencia Rural, Correos y Telégrafos, Banco Nacional de Costa Rica, Banco de Costa Rica, Cooperativas (Coopeacosta, Coopecaraigres, Coopesantos), Centro Agrícola Cantonal de Acosta, Municipalidad. Entre los servicios comerciales, el mercado municipal, farmacias, librerías, tiendas de ropa, de electrodomésticos, etc.

Vías de comunicación[editar]

En el distrito de San Ignacio, la mayoría de las vías se encuentran asfaltadas. San Ignacio de Acosta se comunica por vía pavimentada con San José a través de la ruta 209 Acosta-San José. Esta misma ruta comunica San Ignacio con Palmichal y éste con Tabarcia, Puriscal y Ciudad Colón.

El resto de las vías del cantón son lastreadas o de tierra, transitables únicamente por vehículo de doble tracción. La más importante en la ruta 301 que comunica San Ignacio con Parrita, y que da acceso a los pueblos ubicados en los distritos de Cangrejal y Sabanillas. Durante la época veraniega, esta ruta se convierte en paso de muchos turistas que buscan acceder a las playas del Pacífico central y que tienen cierto espíritu de aventura. En la época lluviosa, se producen deslizamientos y derrumbes o hundimientos en la vía, que en algunas ocasiones producen incomunicación con los pueblos rurales.

Transporte[editar]

La motocicleta es uno de los medios de transporte más utilizados por la población acosteña.

Existe un servicio de autobuses suministrado por la cooperativa Coopecaraigres, que comunica San Ignacio con San José y San Ignacio con el resto de las comunidades rurales. Además, hay un servicio de taxis públicos y otro de servicio de carga limitada

Medios de comunicación[editar]

En la zona se encuentran disponibles todos los periódicos de circulación nacional (Diario Extra, La Nación, La República, La Prensa Libre, etc). Existe un periódico local, El Jornal.

El acceso a la señal de televisión es difícil en algunas zonas, sobre todo la región rural, por problemas de barreras geográficas, de modo que la señal no mucha veces es nítida. Hay varios servicios de cableras locales y nacionales, así como servicio de televisión por satélite. En la región existe una amplia red de radio aficionados y radioemisoras locales.

Hay un buen acceso a la telefonía fija y celular, ya que las torres de telefonía se encuentran en la cercana comunidad de Tarbaca de Aserrí. En algunos de los pueblos alejados de la zona rural, solamente funcionan teléfonos administrados.

Salud[editar]

El cantón pertenece al Área de Salud de Acosta, que a su vez es parte de la Región Central Sur, una de las siete regiones de salud en que es dividido el país por la Caja Costarricense del Seguro Social. La sede central del Área de Salud se encuentra en la Clínica de Acosta, ubicada en el centro de San Ignacio. Esta clínica cuenta con servicio de urgencias, psicología, trabajo social, laboratorio, registros médicos y odontología. Refiere al segundo y tercer nivel a la Clínica Dr. Marcial Fallas de Desamparados, al Hospital San Juan de Dios, al Hospital Nacional de Niños, al Hospital Nacional Geriátrico Raúl Blanco Cervantes y al Hospital de la Mujer Adolfo Carit Eva.

Sede de la Cruz Roja Costarricense en San Ignacio de Acosta.

El Área de Salud de Acosta posee cinco Ebais de atención primaria de salud:

  • los Ebais 1 y 2 atienden la mayoría de la población de San Ignacio y zonas aledañas, como Ococa, Chirraca, Llano de la Mesa, San Luis, etc, y tienen su sede en el Barrio María Auxiliadora, en San Luis de Acosta.
  • El Ebais 3 corresponde a los distritos de Sabanillas y Cangrejal, que son zona rural y cuya plaza de médico corresponde al servicio social, por lo que el médico suele cambiar cada año. Posee dos sedes: un pequeño edificio en Cangrejal, donde se atiende consulta médica los lunes y viernes, y otro más grande en Sabanillas, donde se da consulta los martes, miércoles y jueves. A este Ebais acuden pobladores de los lugares más lejanos y rurales del cantón, como lo son La Escuadra, Zoncuano, Bajos de Plomo o Bajo Pérez.
  • El Ebais 4 es móvil: el equipo se desplaza todos los días desde la sede central hasta las sedes de Ebais. Se da consulta los lunes y viernes en Guaitil, los martes en La Ceiba y los jueves en La Legua, comunidad que administrativamente pertenece al cantón de Aserrí. Los miércoles, se refuerza la atención en los Ebais 1 y 2. Para acceder a las zonas de atención de los Ebais 3 y 4 se requiere viajar en promedio de 45 minutos a hora y media - dependiendo del sitio - por un camino rural de lastre donde solo ingresan vehículos de doble tracción.
  • El Ebais 5 atiende parte de la población del distrito de Vuelta de Jorco, que pertenece administrativamente al cantón de Aserrí pero geográficamente se encuentra a 5 minutos en automóvil de San Ignacio de Acosta, por camino pavimentado.

El distrito de Palmichal, que administrativamente es parte del cantón de Acosta, pertenece al Área de Salud de Mora, pero por cuestiones de cercanía geográfica, muchos de los usuarios de este distrito, sobre todo de las comunidades de Lagunillas y Bajos de Jorco, realizan consultas en el servicio de urgencias de la Clínica de Acosta. En Bajos de Jorco hay un Ebais que pertenece a Mora, y es atendido cada quince días por un Ebais móvil de esa área de salud. Así mismo, parte de los pobladores de Bijagual, que pertenece al distrito de Sabanillas, realizan sus consultas en las clínicas y Ebais de Parrita, por cercanía geográfica.

El Área cuenta con 10 médicos pertenecientes al Seguro Social, más dos o tres consultorios de médicos privados que atienden entre semana, todos en San Ignacio. Existen 3 farmacias comerciales: una en Vuelta de Jorco y dos en San Ignacio. Hay un consultorio privado de odontología, un laboratorio privado y una consulta privada de psicología.

Hay sedes de la Cruz Roja Costarricense en San Ignacio de Acosta y Palmichal. Vuelta de Jorco es atendido tanto por la Cruz Roja de Aserrí como por la de Acosta. Junto a la Clínica de Acosta hay una sede del Ministerio de Salud. En Barrio María Auxiliadora se encuentran el Hogar de Ancianos «Juanita Corrales Hidalgo» y la sede del Cuerpo de Bomberos.

Cultura[editar]

Banda municipal de Acosta.

Música[editar]

Uno de los aspectos más destacados que caracteriza la cultura del cantón de Acosta es que es tierra fértil en la producción de músicos, razón por la cual se le conoce como «Tierra de Músicos». Dentro de los más importantes destacan el maestro Manuel Ramírez, quien fue el director de la Banda Loyola y de ésta banda salieron gran cantidad de músicos; Carlos Mesén "Lolo", quien fue el escritor del himno del cantón, José Ángel Azofeifa «Muchachito», el director de la Orquesta de Acosta Ronny Mora Campos, los directores de la Banda Municipal de Acosta, la cual ha figurado en los últimos años entre las mejores cinco bandas musicales del país; el profesor José Manuel Mora Corrales (Estrellito) y Lic. Julio César López Zeledón (Julin), además de la camada de nuevos músicos que suman más de 500 jóvenes y niños. En el cantón existen varias escuelas de música, incluida una escuela del Sistema Nacional de Educación Musical (SINEM). También existen muchos grupos de rock, ska, punk, trova, cimarrona y mariachi.

Atractivos turísticos[editar]

Fuentes termales en Cangrejal.

En lo que respecta a los centros de recreación en la zona se existe un un gimnasio municipal en la ciudad de San Ignacio, un gimnasio multiuso en la comunidad de Turrujal, un balneario en la localidad de Chirraca y un Centro Recreativo en Potrerillos. Hay canchas de fútbol en la mayoría de las comunidades del cantón. En el distrito de Cangrejal, existe un sitio con aguas termales.

Aguas termales[editar]

En el distrito de Cangrejal, a treinta minutos de San Ignacio de Acosta, sobre las márgenes del río Grande de Candelaria, se encuentra una fuente de aguas termales. El sitio fue descrito por primera vez en el siglo XIX, por el médico y naturalista alemán Alexander von Frantzius, entre 1862 y 1873, y lo llamó Aguacaliente del Cangrejal, en un estudio denominado «Las fuentes termominerales en Costa Rica», en el cual describió, además, las características de otras 27 fuentes termales del país. Su origen parece estar relacionado con la unidad de origen volcánico ubicada entre los ríos Jorco y Grande de Candelaria, es decir, el agua se calienta por efecto de los minerales del subsuelo, y no por la presencia de «venas volcánicas» como erróneamente creen algunos de los lugareños. El lugar es ideal para paseos de un día, y cuenta con varias piscinas de agua temperada, vegetación, zona verde para almorzar y unas cuantas cabañas para alojamiento.

Referencias[editar]

  1. El País - Lista de alcaldes electos 2010 - 2016 en los comicios municipales
  2. «Regiones y subregiones climáticas de Costa Rica» (PDF). Instituto Meteorológico Nacional.
  3. «Resultados generales Censo Nacional de Población y Vivienda 2011» (PDF). Instituto Nacional de Estadística y Censos.
  4. Inauguran en Acosta centro de gestión para el desarrollo rural sostenible. Página web de la UNED.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]