Intrusión (geología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esquema general mostrando los siguientes tipos de intrusiones:
A: cámara magmática y un posible futuro batolito
B: dique
C: lacolito
E: lámina
F: Volcánes
La Torre del Diablo, en Wyoming (Estados Unidos) es una intrusión ígnea expuesta cuando se erosionó la roca débil que la rodeaba.

En geología, una intrusión es un cuerpo de roca ígnea que ha cristalizado desde el magma fundido bajo la superficie terrestre. Los cuerpos de magma que se solidifican subterráneamente antes de que emerjan a la superficie se llaman plutones, nombrados así por Plutón, el dios romano del inframundo. Correspondientemente, las rocas de este tipo son también conocidas como rocas plutónicas ígneas o rocas intrusivas ígneas, en contraste con las rocas extrusivas.

Tipos estructurales[editar]

Las rocas intrusivas existen en un amplio rango de formas, desde batolitos del tamaño de montañas hasta delgados filones fracturados de aplito. Las estructuras intrusivas se clasifican según tengan o no estratos paralelos o foliaciones en la roca del cual surgen: si la intrusión es paralela, el cuerpo es concordante, mientras que si se corta a lo largo de la roca es discordante. Entre los tipos estructurales se incluyen:

  • batolitos: conjuntos de intrusiones discordantes irregulares.
  • diques: cuerpo tabular discordante relativamente angosto, a menudo con trazas verticales.
  • sills: cuerpo tabular concordante relativamente delgado intrusivo a lo largo de estratos.
  • cuellos volcánicos: cuerpo vertical con forma circular o de tubo que ha sido alimentada por un filón de roca volcánica.
  • lacolitos: cuerpos concordantes con la base esencialemente plana y de forma de domo en su superficie.
  • lopolitos: cuerpos concordantes con una punta relativamente plana y de base convexa como una cuchara.
  • facolitos: plutón concordante en forma de lente que ocupa la cresta de un anticlinal.