Paleoceno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Era[1] Período Época Millones años
Cenozoico Cuaternario Holoceno 0,011784
Pleistoceno 2,588
Neógeno Plioceno 5,332
Mioceno 23,03
Paleógeno Oligoceno 33,9 ±0,1
Eoceno 55,8 ±0,2
Paleoceno 65,5 ±0,3

El Paleoceno, una división de la escala temporal geológica, es la primera época geológica del periodo Paleógeno, a su vez el primer periodo de la era Cenozoica. Comenzó hace 65,5 ± 0,3 millones de años y terminó hace 55,8 ± 0,2 millones de años.[2] [3]

El Paleoceno es inmediatamente posterior a la extinción masiva del final del Cretácico, conocido como límite KT (Cretácico-Terciario), que marca la desaparición de los dinosaurios (la extinción masiva del Cretácico-Terciario). La desaparición de los dinosaurios dejó sin cubrir la mayoría de los nichos ecológicos en todo el mundo, y el nombre de "Paleoceno" proviene del griego παλαιός (palaios), que significa "viejo", y καινός (kainos), "nuevo" haciendo referencia a la fauna que apareció durante la época, antes de que los modernos órdenes de mamíferos surgieran en el Eoceno.

Subdivisiones[editar]

La Comisión Internacional de Estratigrafía reconoce las siguientes edades/pisos del Paleoceno:[2] [3]

Era
Eratema
Periodo
Sistema
Época
Serie
Edad
Piso
Inicio, en
millones
de años
Cenozoico[4] Cuaternario[4] Clavo dorado.svg2,588
Neógeno 23,03
Paleógeno
Oligoceno Chattiense 28,1
Rupeliense Clavo dorado.svg33,9
Eoceno Priaboniense 38,0
Bartoniense 41,3
Luteciense 47,8
Ypresiense Clavo dorado.svg56,0
Paleoceno Thanetiense Clavo dorado.svg59,2
Selandiense Clavo dorado.svg~61,6
Daniense Clavo dorado.svg66,0


El estratotipo del límite inferior del Daniense se encuentra en El Kef (Túnez), datado en 65,5 ± 0,3 millones de años, y que se hace coincidir con la caída del meteorito que produjo el cráter de Chicxulub, en México.[5] [6] Recientemente (2010), se han ratificado formalmente por la Unión Geológica Internacional los estratotipos de límite inferior globales del Selandiense (hace 61,1 millones de años, que coincide con un brusco descenso global del nivel del mar) y del Thanetiense (hace 58,7 millones de años, que coincide con una inversión repentina del campo magnético terrestre), ambos definidos en la secuencia sedimentaria que aflora en la rasa mareal entre Deva y Zumaya (España).[7]

Estratigrafía[editar]

Límite K-T (Cretácico-Terciario) en Colorado.

El límite K-T que marca la separación entre el Cretácico y el Paleoceno es visible en el registro geológico de gran parte de la Tierra como una discontinuidad en la fauna fósil y en una capa con un alta concentración de iridio. También hay pruebas fósiles de los cambios en la flora y la fauna fueron abruptos. Hay algunas pruebas de importantes cambios climáticos, pero de muy corta duración, que pueden haber ocurrido en las primeras décadas del Paleoceno. Existen varias teorías sobre la causa de la extinción KT, pero la mayoría soportan el impacto de un meteorito de 10 kilómetros de diámetro que formó el cráter de Chicxulub en la costa de Yucatán, México.

El final del Paleoceno (55,5 - 54,8 Ma) se caracterizó por uno de los períodos más significativos del cambio global del Cenozoico. El máximo térmico del Paleoceno-Eoceno disturbó circulación atmosférica y oceánica y condujo a la extinción de numerosos foraminíferos bentónico de aguas profundas y un importante número de los mamíferos terrestres.

Deriva continental[editar]

En muchos sentidos, el Paleoceno continuó con los procesos que se habían iniciado durante el Cretácico Tardío. Los continentes, derivados de Pangea fueron tomando la forma actual, continuando la deriva hacia sus posiciones actuales. El supercontinente Laurasia aún no había completado su fragmentación en tres continentes: Europa y Groenlandia estaban todavía conectados, Norteamérica y Asia estaban unidos intermitente por un puente terrestre, mientras que Groenlandia y Norteamérica comienzan a separarse.[8]

Sudamérica y Norteamérica continúan separadas por los mares ecuatoriales (se unirán durante el Neógeno). Los componentes del antiguo supercontinente del sur, Gondwana, esto es, África, Sudoamérica, Antártida y Australia continuaron separándose. Australia se empieza a separar de la Antártida. África se dirigió al norte hacia Europa, cerrando lentamente el Océano Tetis y la India comenzó su migración hacia Asia que daría lugar a una colisión tectónica y a la formación del Himalaya.

La Orogenia Laramide del Cretácico Tardío continuó levantando las Montañas Rocosas en el oeste de América, y terminaría en la siguiente época. Los mares interiores de Norteamérica y de Europa habían retrocedido a principios del Paleoceno, para dejar paso a una nueva flora y fauna en las nuevas tierras..

Clima[editar]

Temperaturas en los últimos 65 millones de años en a base medidas del isótopo 18O. El máximo térmico del Paleoceno-Eoceno está marcado por un pico en la gráfica.

El Paleoceno temprano fue más frío y seco que el precedente Cretácico, aunque las temperaturas se incrementaron considerablemente durante el máximo térmico del Paleoceno-Eoceno. El clima en todo el mundo se hizo cálido y húmedo hacia el límite con el Eoceno, con vegetación subtropical creciendo en Groenlandia y Patagonia, con cocodrilos viviendo frente a las costas de Groenlandia, y primitivos primates en los bosques tropicales de palmeras del norte de Wyoming.[9]

Las zonas polares tuvieron un clima fresco y templado; América del Norte, Europa, Australia y el sur de América del Sur fueron cálidos y templados; en las zonas ecuatoriales había climas tropicales, y al norte y al sur de la zonas ecuatoriales el clima era caluroso y árido.[10]

Flora[editar]

Los estratos terrestres del Paleoceno sobre el límite KT están marcados en muchos lugares por un "pico de helechos": un estrato especialmente rico en fósiles de helechos.[11] Los helechos son a menudo las primeras especies en colonizar las zonas dañadas por los incendios forestales, por lo que este pico puede indicar la devastación del impacto de Chicxulub.[12]

En general, el Paleoceno se caracteriza por el desarrollo de las especies de plantas modernas. Aparecieron cactus y palmeras. Las plantas fósiles del Paleoceno y de los períodos posteriores son generalmente atribuidos a géneros modernos o a otros estrechamente relacionados. Las temperaturas cálidas en todo el mundo dieron lugar a espesos bosques tropicales, sub-tropicales y caducifolios en todo el mundo (las primeras selvas modernas reconocibles), con las regiones polares libres de hielo y cubiertas por coníferas y árboles de hoja caduca.[8] Sin grandes dinosaurios herbívoros, los bosques del Paleoceno eran probablemente más densos que los del Cretácico.[13] La plantas con flores (angiospermas), observadas por primera vez en el Cretácico, continúan desarrollándose y proliferando, y a la vez coevolucionan los insectos que se alimentan y polinizan a éstas.

Fauna[editar]

Mamíferos[editar]

La extinción de los dinosaurios incidió en una mayor diversidad de mamíferos en este período. Si bien al principio los mamíferos eran pequeños animales nocturnos que se alimentaban de materia vegetal y de pequeños animales como los insectos, a medida que trascurría el Paleoceno ocupaban una mayor variedad de nichos ecológicos. Diez millones de años después de la desaparición de los dinosaurios, la Tierra estaba llena de mamíferos de tipo roedor, mamíferos excavadores de tamaño medio en los bosques, grandes herbívoros y carnívoros cazando otros mamíferos, aves y reptiles.

Los mamíferos del Paleoceno incluyen:

Los mamíferos predominantes del período se asocian a grupos que están ahora extintos. Estos incluían los carnívoros creodontos y condilartros, como en el Paleoceno Medio del este de Europa, Asia Oriental, y América del Norte. Los condilartros eran normalmente herbívoros, por ejemplo, el Periptychus del Paleoceno inferior de América del Norte, que aparecieron primero en el Cretáceo Superior con los protungulados y los pantodontes, como Pantolambda, en el Paleoceno medio de América del Norte. Los Plesiadapiformes son un grupo de animales que marcaban la transición entre insectívoros y primates. Otros mamíferos del Paleoceno incluían dos grupos de grandes herbívoros de la época, los tilodontes y los teniodontes, el último incluye Psittacotherium.

Aves[editar]

Las aves comenzaron a rediversificarse durante la época, ocupando nuevos nichos ecológicos. La mayoría de los tipos de aves modernos habían aparecido a mediados del Cenozoico, incluyendo pájaros, grullas, halcones, pelícanos, garzas, lechuzas, patos, palomas, colimbos y carpinteros. A finales del Paleoceno, aparecieron los primeros búhos, como Ogygoptynx en los Estados Unidos y Berruornis en Francia.

Se han encontrado fósiles en el Paleoceno tardío de grandes aves carnívoras no voladores (también denominados pájaros del terror), incluido el temible Gastornis en Europa.

Reptiles[editar]

Los reptiles en su conjunto disminuyeron en tamaño después del evento KT. Sin embargo, debido a las condiciones climáticas del Paleoceno, los reptiles estuvieron más ampliamente distribuidos que en la actualidad. Entre los reptiles subtropicales se encuentran los campsosaurios (reptiles acuáticos que se asemejaban a los modernos gaviales), tortugas de cáscara blanda, serpientes y lagartos varánidos.

Aspecto de Bretesuchus

Ejemplos de campsosaurios del Paleoceno incluyen a Champsosaurus gigas, el más grande descubierto. Esta criatura era inusual entre los reptiles del Paleoceno puesto que es más del doble de la longitud de los especímenes del Cretácico más grande (3 metros frente a 1,5 metros). Los campsosaurios disminuyeron hacia el final del Paleoceno y se extinguieron hacia el Mioceno.

Los dinosaurios podrían haber sobrevivido en cierta medida en los principios del Daniano del Paleoceno. Esto se debe al controvertido descubrimiento de un hueso de la pata de un hadrosáurido, hallado en el sur de Estados Unidos.[14] El fósil fue datado a principios del Paleoceno, aproximadamente hace 64 millones de años. Esto implicaría que algunos dinosaurios sobrevivieron a la extinción del Cretácico. Sin embargo, lo más probable es que se trate de un fósil reelaborado.[15] También sobrevivieron los miembros de los Crocodylomorpha que existieron desde el período Triásico, incluyendo a formas basales terrestres como los sebécidos, destacándose en este período Bretesuchus, Ilchunaia y Zulmasuchus. Ejemplos de cocodrilos del Paleoceno del grupo más avanzado Eusuchia, que comprende a las formas actuales son Borealosuchus y el aligator Wannaganosuchus.

Vida marina[editar]

Los mares templados se distribuían por todo el mundo, incluidos los polos. El principio del Paleoceno mostraba una baja diversidad y abundancia de vida marina, pero esta tendencia se invirtió a medida que avanzaba la época.[8] Las condiciones tropicales dieron lugar a una abundante vida marina, incluidos los arrecifes de coral.

Con la desaparición de los reptiles marinos al final del Cretácico, los tiburones se convirtieron en los principales depredadores. Al final del Cretácico, los ammonites y muchas especies de foraminíferos se extinguieron. La fauna marina también llegó a parecerse a la fauna moderna, faltando sólo los mamíferos marinos y los tiburones carcarínidos.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Los colores corresponden a los códigos RGB aprobados por la Comisión Internacional de Estratigrafía. Disponible en el sitio de la International Commision on Stratigraphy, en «Standard Color Codes for the Geological Time Scale».
  2. a b Global Boundary Stratotype Section and Point (GSSP) of the International Commission of Stratigraphy, Status on 2009.
  3. a b International Stratigraphic Chart, 2008
  4. a b Tradicionalmente se han usado Terciario y Cuaternario en lugar del actual Cenozoico, con rango de eratemas o eras, usándose Cenozoico como sinónimo de Terciario y subdividido a su vez en Paleógeno y Neógeno. También se puede encontrar Terciario y Cuaternario como sub-eras dentro del eratema o era Cenozoica. Actualmente, en el 2009, el término Terciario (y la subdivisión correspondiente dentro de Cenozoico) ha dejado de ser recomendado por la Comisión Internacional de Estratigrafía para la escala global, quedando el Cenozoico dividido en los sistemas o periodos Paleógeno, Neógeno y Cuaternario.
  5. Molina, E.; Alegret, L.; Arenillas, I.; Arz, J. A.; Gallala, N.; Hardenbol, J.; von Salis, K.; Steurbaut, E.; Vandenberghe, N. y Zaghbib-Turki, D. (2006). «The Global Boundary Stratotype Section and Point for the base of the Danian Stage (Paleocene, Paleogene, "Tertiary", Cenozoic) at El Kef, Tunisia: Original definition and revision» (en inglés). Episodes 29 (4):  263-273. 
  6. Molina, E.; Alegret, L., Arenillas, I.; Arz, J. A., Gallala, N., Grajales-Nishimura, J. M., Murillo-Muñetón, G. y Zaghbib-Turld, D. (2009). «The Global Boundary Stratotype Section and Point for the base of the Danian Stage (Paleocene, Paleogene, "Tertiary", Cenozoic): auxiliary sections and correlation» (en inglés). Episodes 32 (2):  84-95. http://micropal.unizar.es/seccs/pubs/panel/pdf/Molina2009Episodes.pdf. 
  7. Turrau, C. (7 de mayo de 2010). «El 'flysch' de Zumaia ya es referente internacional de la historia de la Tierra». San Sebastián: diariovasco.com. Consultado el 9 de mayo de 2010.
  8. a b c Hooker, J.J., "Tertiary to Present: Paleocene", pp. 459-465, Vol. 5. of Selley, Richard C., L. Robin McCocks, and Ian R. Plimer, Encyclopedia of Geology, Oxford: Elsevier Limited, 2005. ISBN 0-12-636380-3
  9. Science Notes 2003.
  10. PaleoMap Project: Paleocene Climate
  11. Vajda, Vivi. "Global Disruption of Vegetation at the Cretaceous-Tertiary Boundary – A Comparison Between the Northern and Southern Hemisphere Palynological Signals" (Accessed 7/15/06) http://gsa.confex.com/gsa/2004AM/finalprogram/abstract_81135.htm
  12. Phillip Bigelow. "The K-T Boundary In The Hell Creek Formation" (Accessed 7/15/06) http://www.scn.org/~bh162/k-t_boundary.html
  13. Stephen Jay Gould, ed., The Book of Life (New York: W.W. Norton & Company, 1993), p. 182.
  14. Fassett, JE, Lucas, SG, Zielinski, RA, and Budahn, JR (2001). «Compelling new evidence for Paleocene dinosaurs in the Ojo Alamo Sandstone, San Juan Basin, New Mexico and Colorado, USA». Catastrophic events and mass extinctions, Lunar and Planetary Contribution 1053:  pp. 45–46. http://www.lpi.usra.edu/meetings/impact2000/pdf/3139.pdf. Consultado el 2007-05-18. 
  15. Sullivan, RM (2003). «No Paleocene dinosaurs in the San Juan Basin, New Mexico». Geological Society of America Abstracts with Programs 35 (5):  p. 15. http://gsa.confex.com/gsa/2003RM/finalprogram/abstract_47695.htm. Consultado el 2007-07-02. 

Enlaces externos[editar]

  • Paleoceno. La deriva continental (Proyecto Celestia)