Cajas de ahorros de España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sede de cajAstur en Oviedo.
Sede de BBK en Bilbao.
Sede de iberCaja en Zaragoza.
Sede de CajaSur en Córdoba.

Las cajas de ahorros españolas son entidades de crédito plenas, con libertad para realizar operaciones financieras al igual que el resto de las entidades financieras que integran el sistema financiero español. Tienen finalidad social pero actúan con criterios de mercado.

Están reguladas por la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias (Ley 26/2013, de 27 de diciembre).[1] La creación de cajas de ahorro se rige por el Decreto 1838/1975, aún en vigor.[2] Igualmente, el resto de normativa aplicable a entidades de crédito les es aplicable, tales como las normas relativas a recursos propios e infracciones y sanciones, entre otras.

Las cajas españolas atienden al 96,3% de la población (2009), con sucursales en su propia localidad, y al restante 3,7% de manera itinerante. Se encuentran agrupadas en la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Parte de los clientes de las cajas de ahorros se encuentran agrupados en distintas asociaciones de consumidores, como la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc Consumo), o la Asociación de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas, Productos Financieros y de Seguros (ADICAE).

Funcionamiento[editar]

Originalmente, las cajas de ahorros se constituyeron bajo la forma jurídica de fundaciones de naturaleza privada con finalidad social, a diferencia de los bancos que son sociedades anónimas cuyo ánimo principal es el lucro. Las cajas de ahorros tienen un carácter fundacional y se rigen por la ley de sociedades limitadas y en sus consejos de administración se sientan, por tanto, representantes gubernamentales y locales, en una proporción que fija cada gobierno autonómico.

La finalidad social implica que no pueden repartir dividendos entre los socios, por lo que un importante porcentaje de los beneficios son invertidos por las cajas de ahorros en la forma de obra social que decida su Consejo de Administración. Así, los beneficios obtenidos revierten parcialmente a la sociedad a través de la financiación de proyectos de integración de los colectivos más desfavorecidos, becas, actividades culturales, restauración y conservación del patrimonio histórico y artístico nacional, conservación del medio ambiente, etc. En 2008, las cajas destinaron 2.058 millones de euros a evitar la exclusión financiera y fomentar el desarrollo económico y el progreso social. Sin embargo, en 2013, tras la reestructuración del mapa financiero español, la inversión fue de apenas 650 millones, volviendo así a los niveles de mediados de los años 90.[3]

La Asamblea General es el órgano constituido por las representaciones de los intereses sociales y colectivos del ámbito de actuación de la caja de ahorros que asume el supremo gobierno y decisión de la entidad. La representación de los intereses colectivos en la Asamblea General ocurre (en principio) a través de los consejeros, que son entre 60 y 160: 40% por las Corporaciones Municipales en cuyo término tenga abierta oficina la entidad; 44% por los impositores de la caja; 11% por las personas o entidades fundadoras de la caja y 5% por los representantes de los empleados trabajadores en la caja. Las cajas tienen prohibido acudir a los mercados de capitales para aumentar sus recursos propios y su fuerte implantación local es debida en parte a la participación de las Corporaciones Locales en sus órganos de administración, el mismo motivo por el que las cajas se mezclan con intereses políticos y están a menudo involucradas en asuntos de corrupción.[4] Además, al no tener Junta de Accionistas, las decisiones del Consejo no responden a los intereses de inversores, sino a intereses sociales o políticos, lo cual facilita operaciones y ofertas de productos de dudosa calidad financiera, como ocurrió en la crisis financiera de 2008.[5] [6]

Tras la aprobación de la Ley 26/2013, el sector de las cajas de ahorros en España va a cambiar muy considerablemente.

Ley 26/2013[editar]

Tras la entrada en vigor de la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias (Ley 26/2013, de 27 de diciembre), existirán las cajas de ahorros propiamente dichas y las fundaciones bancarias. Además, podrá haber fundaciones ordinarias con participaciones en entidades de crédito. Por tanto, se pasará de un sistema con cajas de ahorros que ejercen la actividad financiera directamente, cajas que la ejercen indirectamente, fundaciones de carácter especial y fundaciones ordinarias a otro en el que habrá cajas de ahorros que ejercen la actividad financiera directamente, fundaciones bancarias y fundaciones ordinarias.

Solamente las cajas de ahorros propiamente dichas podrán seguir desarrollando en su propio nombre el negocio bancario. Las fundaciones bancarias y las ordinarias, privadas ya de la condición de entidad de crédito, no ejercerán actividades financieras, con excepción de lo previsto en relación con los montes de piedad.

  • Cajas de ahorros:

Son entidades de crédito de carácter fundacional y finalidad social, cuya actividad financiera se orientará principalmente a la captación de fondos reembolsables y a la prestación de servicios bancarios y de inversión para clientes minoristas y pequeñas y medianas empresas. Su ámbito de actuación no excederá el territorio de una Comunidad Autónoma. No obstante, podrá sobrepasarse este límite siempre que se actúe sobre un máximo total de diez provincias limítrofes entre sí.

Sus órganos de gobierno serán la Asamblea General, el Consejo de Administración y la Comisión de Control. El ejercicio del cargo de miembro será incompatible con el de todo cargo político electo y con cualquier cargo ejecutivo en partido político, asociación empresarial o sindicato. Será igualmente incompatible con el de alto cargo de la Administración General del Estado, la Administración de las Comunidades Autónomas y la Administración Local, así como de las entidades del sector público, de derecho público o privado, vinculadas o dependientes de aquellas. Tal incompatibilidad se extenderá durante los dos años siguientes a la fecha del cese de los altos cargos.

La Asamblea General, como órgano supremo de la caja de ahorros, deberá reflejar adecuadamente en su composición los intereses de las entidades fundadoras, de los impositores y de los destinatarios de la obra social. El número de miembros será fijado por los estatutos de cada caja de ahorros de acuerdo con un principio de proporcionalidad en función de su dimensión económica entre un mínimo de 30 y un máximo de 150. Habrán de respetarse las siguientes limitaciones: a) El número de consejeros generales designados por los impositores no podrá ser inferior al 50% ni superior al 60%. b) El designado por las Administraciones públicas y entidades y corporaciones de derecho público, en su caso, no podrá superar en su conjunto el 25%. c) El designado por los trabajadores, en su caso, no excederá del 20%. d) El designado por las entidades representativas de intereses colectivos no excederá, en su caso, del 20%. Presidirá la Asamblea General el presidente del Consejo de Administración.

El Consejo de Administración tiene encomendada la administración y gestión financiera, así como la de la obra social de la caja de ahorros. Deberá establecer normas de funcionamiento y procedimientos adecuados para facilitar que todos sus miembros puedan cumplir en todo momento sus obligaciones y asumir las responsabilidades que les correspondan. El número de vocales no podrá, de acuerdo con un principio de proporcionalidad en función de la dimensión económica de la caja de ahorros, ser inferior a cinco ni superior a quince. La mayoría de los miembros deberán ser vocales independientes. Los miembros del Consejo de Administración serán elegidos por la Asamblea General. El Consejo de Administración nombrará, de entre sus miembros, al presidente del Consejo, que, a su vez, lo será de la caja de ahorros y de la Asamblea General. Este cargo requiere dedicación exclusiva y será incompatible con cualquier actividad retribuida, salvo la administración del propio patrimonio y aquellas actividades que ejerza en representación de la caja.

La Comisión de Control tiene por objeto supervisar el procedimiento electoral y la obra social de las cajas, además de aquellas otras funciones que pudieran atribuírsele en relación con el propio Consejo de Administración. El número de vocales no podrá ser inferior a tres ni superior a siete.

  • Fundaciones bancarias:

Aquellas fundaciones que mantengan una participación en una entidad de crédito que alcance, de forma directa o indirecta, al menos, un 10% del capital o de los derechos de voto de la entidad, o que les permita nombrar o destituir algún miembro de su órgano de administración. Tendrán finalidad social y orientarán su actividad principal a la atención y desarrollo de la obra social y a la adecuada gestión de su participación en una entidad de crédito.

Los órganos de gobierno de las fundaciones bancarias serán el Patronato, las comisiones delegadas de éste que prevean los estatutos, el director general y los demás órganos delegados o apoderados del patronato que, en su caso, prevean sus estatutos.

El Patronato será el máximo órgano de gobierno y representación de las fundaciones bancarias. Le corresponde cumplir los fines fundacionales y administrar con diligencia los bienes y derechos que integran el patrimonio de la fundación. Será también el responsable del control, supervisión e informe al Banco de España. El número de miembros será el que fijen los estatutos de la fundación, de acuerdo con un principio de proporcionalidad en función del volumen de sus activos. En ningún caso podrá ser superior a quince. El número de patronos representantes de administraciones públicas y entidades y corporaciones de derecho público no podrá superar el 25%. Los patronos tendrán las mismas incompatibilidades anteriormente mencionadas para los miembros de los órganos de gobierno de las cajas de ahorros. Además, la condición de patrono será incompatible con el desempeño de cargos equivalentes en la entidad bancaria de la cual la fundación bancaria sea accionista, o en otras entidades controladas por el grupo bancario (En caso de que afecte a personas que a la entrada en vigor de esta Ley sean miembros del Consejo de Administración de una caja de ahorros y simultáneamente miembros del Consejo de Administración de la entidad bancaria a través de la cual aquélla ejerza su actividad como entidad de crédito, se permitirá la compatibilidad temporal con las siguientes limitaciones: a) En ningún caso podrán ejercerse funciones ejecutivas en el banco y en la fundación. b) El número de miembros compatibles en la entidad de crédito no podrá exceder del 25% de los miembros de su Consejo de Administración. c) La compatibilidad de cada miembro se mantendrá hasta que agote su mandato en curso en la entidad bancaria, y en todo caso no más tarde del 30 de junio de 2016). Ejercerán su cargo gratuitamente sin perjuicio del derecho a ser reembolsados de los gastos debidamente justificados que el cargo les ocasione en el ejercicio de su función. El Patronato designará de entre sus miembros a un presidente, a quien corresponderá la más alta representación de la fundación bancaria. El director general, cargo incompatible con el de miembro del Patronato, será nombrado por el Patronato y asistirá a las reuniones con voz y sin voto. Estará sometido a las incompatibilidades previstas para los patronos. El Patronato nombrará también a un secretario, que podrá ser o no patrono, en cuyo caso tendrá voz pero no voto.

Las fundaciones bancarias que posean una participación igual o superior al 30% del capital en una entidad de crédito o que les permita el control de la misma elaborarán, de forma individual o conjunta, un protocolo de gestión de la participación financiera. El Banco de España revisará, al menos anualmente, el contenido del protocolo. Se entenderá como una única participación la de todas las fundaciones, ordinarias o bancarias, que actúen de forma concertada en una misma entidad de crédito, en cuyo caso deberán cumplir con las obligaciones de manera conjunta. Además, tendrán que presentar anualmente al Banco de España un plan financiero en el que determinen la manera en que harán frente a las posibles necesidades de capital en que pudiera incurrir la entidad en la que participan y los criterios básicos de su estrategia de inversión en entidades financieras.

En el caso de que posean una participación igual o superior al 50% en una entidad de crédito o que les permita el control de la misma, el plan financiero deberá ir acompañado adicionalmente de: a) Un plan de diversificación de inversiones y de gestión de riesgos. b) La dotación de un fondo de reserva para hacer frente a posibles necesidades de recursos propios de la entidad de crédito participada que no puedan ser cubiertas con otros recursos y que pudieran poner en peligro sus obligaciones de solvencia (no se requerirá este fondo si se incorpora un programa de desinversión que incluya las medidas a implementar por la fundación para reducir su participación en la entidad de crédito por debajo del 50% en un plazo máximo de cinco años). c) Cualquier otra medida que se considere necesaria para garantizar la gestión sana y prudente de la entidad de crédito participada y la capacidad de ésta de cumplir de forma duradera con las normas de ordenación y disciplina que le sean aplicables. Estas fundaciones bancarias, si acuden a procesos de ampliación del capital social de la entidad de crédito participada, no podrán ejercer los derechos políticos correspondientes a aquella parte del capital adquirido que les permita mantener una posición igual o superior al 50% o de control. Esto último se podrá exceptuar en caso de que la entidad bancaria participada se halle en alguno de los procesos de actuación temprana, reestructuración o resolución previstos en la Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito.

En el supuesto de fundaciones bancarias cuyo ámbito de actuación principal exceda el de una Comunidad Autónoma, el protectorado será ejercido por el Ministerio de Economía y Competitividad. En caso contrario, el protectorado será ejercido por la correspondiente Comunidad Autónoma. Las fundaciones bancarias harán público, con carácter anual, un informe de gobierno corporativo, que será objeto de comunicación al protectorado correspondiente.

En cuanto a los procesos de transformación:

Las cajas de ahorros, cuyo activo total consolidado supere 10.000 millones de euros o que su cuota en el mercado de depósitos de su ámbito territorial de actuación sea superior al 35% del total de depósitos, deberán traspasar todo el patrimonio afecto a su actividad financiera a otra entidad de crédito a cambio de acciones de esta última y procederán a su transformación en una fundación bancaria, en caso de que alcance, de forma directa o indirecta, al menos, un 10% del capital o de los derechos de voto de la entidad, o que le permita nombrar o destituir algún miembro de su órgano de administración; o fundación ordinaria en caso contrario, con pérdida, en cualquiera de los casos, de la autorización para actuar como entidad de crédito. En caso de que la entidad pertenezca a un grupo, los supuestos previstos se referirán al balance y cuentas consolidados y la obligación de transformación afectará a todas las cajas de ahorros del grupo, que podrán transformarse en tantas fundaciones como cajas existieran.

La Asamblea General de la caja procederá a adoptar los acuerdos de transformación en fundación bancaria u ordinaria, con aprobación de sus estatutos, designación de su Patronato y determinación de los bienes o derechos procedentes del patrimonio de la caja de ahorros que se afectarán a la dotación fundacional. Los acuerdos de transformación deberán producirse dentro del plazo de seis meses desde el momento en que se verifique el cumplimiento de alguno de los supuestos previstos, sin que la caja de ahorros haya retornado a la situación previa, mediante la aplicación de un plan de retorno, autorizado al efecto por el Banco de España. Transcurrido el plazo de seis meses sin que se haya ejecutado la citada transformación, se producirá la disolución directa de todos los órganos de la caja de ahorros y la baja en el registro especial de entidades de crédito del Banco de España, quedando transformada en fundación bancaria u ordinaria.

Las fundaciones ordinarias que adquieran una participación en una entidad de crédito que alcance, de forma directa o indirecta, al menos, un 10 por ciento del capital o de los derechos de voto de la entidad, o que le permita nombrar o destituir algún miembro de su órgano de administración deberán transformarse en fundaciones bancarias.

Sin embargo, las fundaciones que a la entrada en vigor de esta Ley mantengan una participación en una entidad de crédito que alcance los niveles previstos anteriormente, solo se transformarán en fundaciones bancarias en el caso de que incrementen su participación en la entidad de crédito y en el plazo de seis meses desde este incremento. Las fundaciones de carácter especial que se hubieran constituido de acuerdo con el artículo 6 del Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros, se transformarán en fundaciones bancarias en el plazo de seis meses desde la fecha de entrada en vigor de esta Ley, siempre que cumplan los requisitos previstos. En caso de que su participación en una entidad de crédito no alcance los niveles previstos anteriormente, se transformarán en fundaciones ordinarias. En caso de que la entidad pertenezca a un grupo, la obligación de transformación afectará a todas las cajas de ahorros del grupo, que podrán transformarse en tantas fundaciones como cajas existieran.

Las cajas de ahorros que a la entrada en vigor de esta Ley no cumplan los requisitos para continuar operando como tales, dispondrán de seis meses para cumplir tales requisitos o, en caso contrario, para transformarse en fundación. A tal efecto, traspasarán todo el patrimonio afecto a su actividad financiera a otra entidad de crédito a cambio de acciones de esta última y se transformarán en una fundación bancaria o, en su caso, ordinaria, perdiendo su condición de entidad de crédito. Transcurrido el plazo sin que se haya ejecutado la transformación, se producirá la disolución directa de todos los órganos de la caja de ahorros y la baja en el registro especial de entidades de crédito del Banco de España, quedando transformada en fundación bancaria u ordinaria. En caso de que la entidad pertenezca a un grupo, la obligación de transformación afectará a todas las cajas de ahorros del grupo, que podrán transformarse en tantas fundaciones como cajas existieran.

En cuanto a las cajas de ahorros que ejerzan su actividad como entidad de crédito a través de una entidad bancaria habrán de transformarse, en el plazo de un año, en una fundación bancaria u ordinaria según corresponda. Transcurrido el plazo sin que se hubiera completado la transformación en fundación, quedarán automáticamente transformadas con disolución de todos sus órganos y baja en el registro especial de entidades de crédito del Banco de España. En caso de que la entidad pertenezca a un grupo, la obligación de transformación afectará a todas las cajas de ahorros del grupo, que podrán transformarse en tantas fundaciones como cajas existieran.[1]

En la práctica, esta ley solo permitirá que sobrevivan como cajas de ahorros Caixa Ontinyent y Colonya, Caixa Pollença. No obstante, la creación de nuevas cajas de ahorros sigue presente en el Decreto 1838/1975, cuyas disposiciones referentes a dicho proceso están aún vigentes.[2]

Listado[editar]

En la siguiente tabla se ordenan alfabéticamente las 13 cajas de ahorros existentes que aún mantienen su actividad financiera, ya sea directamente o a través de una entidad creada para tal efecto, según el registro de entidades del Banco de España a 14 de agosto de 2014:[7]

Nombre Sede Entidad bancaria a la que ha traspasado su actividad financiera Historia reciente
BBK Bilbao Kutxabank Absorbe CajaSur. Creación del SIP Kutxabank junto a Kutxa y Caja Vital.
Caixa Ontinyent Onteniente No se ha bancarizado Sin cambios.
Caja Cantabria Santander Liberbank Creación del SIP Liberbank junto a cajAstur y Caja de Extremadura.
Caja de Extremadura Cáceres Liberbank Creación del SIP Liberbank junto a cajAstur y Caja Cantabria.
Caja Granada Granada Banco Mare Nostrum (BMN) Creación del SIP Banco Mare Nostrum (BMN) junto a Cajamurcia, Caixa Penedès y Sa Nostra. Banco Sabadell compra la red de Caixa Penedès.
Caja Vital Vitoria Kutxabank Creación del SIP Kutxabank junto a BBK y Kutxa.
Cajamurcia Murcia Banco Mare Nostrum (BMN) Creación del SIP Banco Mare Nostrum (BMN) junto a Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra. Banco Sabadell compra la red de Caixa Penedès.
cajAstur Oviedo Liberbank Absorbe Caja Castilla La Mancha (CCM). Creación del SIP Liberbank junto a Caja de Extremadura y Caja Cantabria.
Colonya, Caixa Pollença Pollensa No se ha bancarizado Sin cambios.
iberCaja Zaragoza Ibercaja Banco Cesión de la actividad financiera a Ibercaja Banco. Ibercaja Banco adquiere el SIP Caja3 convirtiéndolo en una filial y lo absorberá totalmente en 2014.
Kutxa San Sebastián Kutxabank Creación del SIP Kutxabank junto a BBK y Caja Vital.
Sa Nostra Palma de Mallorca Banco Mare Nostrum (BMN) Creación del SIP Banco Mare Nostrum (BMN) junto a Cajamurcia, Caixa Penedès y Caja Granada. Banco Sabadell compra la red de Caixa Penedès.
Unicaja Málaga Unicaja Banco Absorbió a Caja de Jaén. Cesión de la actividad financiera a Unicaja Banco. Unicaja Banco adquiere Banco CEISS convirtiéndolo en una filial.

Para la lista de entidades bancarias a las que las cajas de ahorros han traspasado su actividad financiera, ver Bancarización.

Historia[editar]

Última sede de la antigua Caja de Ahorros de Jerez.

La historia de las cajas de ahorros españolas se remonta a sus antecesores, los Pósitos y los Montes de Piedad, alrededor de los siglos XVII y XVIII en España; los Montes de Piedad italianos son muy anteriores, del siglo XV. El retraso es menor en las cajas de ahorros como evolución a partir de los Montes de Piedad: surgieron en España en la primera mitad del siglo XIX, mientras que las primeras de Europa aparecieron en Gran Bretaña en la segunda mitad del siglo XVIII. En la segunda mitad del siglo XIX tuvo lugar en España el proceso legislativo que impulsó su creación y reguló su funcionamiento. La primera caja de ahorros fue la de Jerez en 1834 creada en Jerez de la Frontera, al año siguiente, una real Orden estableció como objetivos de las cajas recibir depósitos que devengarían intereses a corto plazo con miras a propagar el espíritu de economía y trabajo.

Su estatuto jurídico moderno data de 1933, el Estatuto para las Cajas Generales de Ahorro Popular, que fue defendido en las Cortes de la Segunda República por el entonces ministro de Trabajo del PSOE, Francisco Largo Caballero.

Tras la supresión en 1971 del Instituto de Crédito de las Cajas de Ahorro se traspasan sus funciones al Banco de España, organismo que asume la dirección, el control y la inspección de las cajas de ahorros españolas.[8]

En el siglo XX, comenzó el proceso de fusiones y concentraciones, que continúa en el siglo XXI de manera más profunda con múltiples fusiones, sistemas institucionales de protección (SIP) y absorciones por parte de otras entidades. Además, la principal novedad es que han surgido entidades bancarias creadas por las cajas de ahorros a las que han traspasado su actividad financiera.

El 9 de julio de 2010, se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros. En él, se diseñó un nuevo modelo organizativo de las cajas de ahorros basado en una doble alternativa: el ejercicio indirecto de la actividad financiera de la caja a través de una entidad bancaria o la transformación de la misma en una fundación de carácter especial traspasando su negocio a otra entidad de crédito.[9]

En enero de 2011, los analistas de Merrill Lynch cifraban en 42.800 millones las necesidades de capital para resistir una situación de tensión como la crisis inmobiliaria española de 2008. Consideraban una caída del 40% en el precio de las casas acabadas, del 60% en las que están en construcción y de un 75% para el precio del suelo, por encima del 28%, del 50% y del 61% incluidos en las pruebas del Banco de España y el Comité de Supervisores Bancarios Europeos.[10] No obstante, el Ministerio de Economía cifraba la necesidad de recapitalización del sector en no más de 20.000 millones de euros.[11]

El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó que el Gobierno estaba trabajando en un plan para acelerar la reestructuración del sistema financiero, y "particularmente las cajas". El objetivo no era otro que acelerar la conversión de todas las cajas en bancos y buscar sistemas de capitalización.[12]

En su presentación ante los mercados, el Fondo de reestructuración ordenada bancaria (FROB) usó como reclamo para captar inversores las posibles "nuevas reformas legales", que abrirían la vía a la nacionalización parcial y temporal de las entidades de ahorro. Hubo una segunda ronda de recapitalizaciones ante las tensiones en los mercados financieros, cerrados a cal y canto para las cajas. El Gobierno creía que el riesgo de España era tan elevado por la mala situación de las cajas, mientras que las cajas opinaban que se debe a la deuda pública y a la ausencia de reformas.[13]

El 9 de junio de 2012, el ministro de Economía, Luis de Guindos confirmó que España había solicitado "ayuda financiera" (evitando utilizar la palabra rescate) a Europa para el sistema bancario español. Se trataba de "un préstamo en condiciones muy favorables" que se iba a inyectar en las entidades financieras a través del FROB, el cual actuaría como "agente intermediario del Gobierno y sería el receptor final de los fondos". Asimismo, subrayó que las condiciones de esta ayuda financiera "se le impondrían a la banca, no a la sociedad española". La cifra ofrecida por el Eurogrupo fue 100.000 millones de euros como límite.[14]

El 20 de julio de 2012, se firmó el Memorando de Entendimiento (MoU, por las siglas en inglés de Memorandum of Understanding). Es el documento que refleja las condiciones del acuerdo entre España y sus socios europeos para el rescate de la banca.

El 28 de septiembre de 2012, el informe de la consultora Oliver Wyman reveló unas necesidades de capital en la banca española de 53.745 millones de euros. Esto supuso el pistoletazo de salida para un nuevo, y muchos creían definitivo, proceso de reestructuración del sector, acompañado por los fondos aportados por Bruselas de hasta 100.000 millones de euros.

No obstante, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, dijo que solo se necesitaría pedir dos tercios del déficit de capital detectado, unos 40.000 millones de euros, dado que el resto se cubriría con venta de activos y colocaciones de los bancos en los mercados.

El informe apuntaba a que en un escenario de fuerte deterioro económico -una caída del PIB del 6,1% en dos años- siete entidades tendrían un excedente de capital: CaixaBank (incluyendo Banca Cívica), Kutxabank, Unicaja Banco (incluyendo Banco CEISS) y casi todos los bancos que no han surgido de cajas (Banco Santander, BBVA, Banco Sabadell (con la CAM) y Bankinter).

Otras siete entidades sufrían un déficit de capital, entre ellas las cuatro nacionalizadas: tres que sí que surgieron de cajas (BFA-Bankia (24.743 millones), Catalunya Banc (10.825 millones), NCG Banco (7.176 millones)) y Banco de Valencia (que no surgió de ninguna caja) (3.462 millones). Las otras tres entidades que necesitaban capital eran Banco Popular (que no surgió de ninguna caja) (3.223 millones), Banco Mare Nostrum (BMN) (2.208 millones) y el grupo formado por Ibercaja Banco, Caja3 y Liberbank (cuya fusión finalmente no se llevó a cabo) (2.108 millones), las cuales tendrían que captar recursos del mercado, o de lo contrario sufrirían el estigma de recibir ayudas públicas.

Las entidades que recibieran ayudas estarían obligadas a traspasar sus activos tóxicos al "banco malo", a un precio cercano al de mercado. Las cuatro entidades nacionalizadas se venderían, una vez recapitalizadas, en una subasta competitiva.

El 11 de diciembre de 2012, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) o fondo de rescate permanente de la eurozona transfirió a España títulos por valor de 39.468 millones de euros para financiar el rescate a los cuatro bancos españoles nacionalizados y la inyección al "banco malo".

El FROB utilizó 36.968 millones de euros para recapitalizar los cuatro bancos nacionalizados: BFA-Bankia (17.960 millones), Catalunya Banc (9.084 millones), NCG Banco (5.425 millones) y Banco de Valencia (4.500 millones), y 2.500 millones para capitalizar la Sociedad de gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocido como el "banco malo".

A cambio de estas ayudas, la Comisión Europea obligó a esos bancos a acometer hasta 2017 reestructuraciones "muy importantes y muy exigentes", que -con excepción de Banco de Valencia- les obligaba a reducir su balance en más del 60% en los próximos cinco años. La red de sucursales se reducirá a la mitad en los próximos cinco años en comparación con 2010. Tendrán que centrar su modelo empresarial en préstamos al por menor y a las pymes, es decir a la banca minorista y en las regiones en las que estaban presentes históricamente, y abandonar las líneas de crédito a promociones inmobiliarias y otras actividades de riesgo.

Catalunya Banc y NCG Banco debían ser vendidos antes de 2017 y en caso de no haber encontrado comprador, España habría tenido que liquidarlos. Banco de Valencia debía dejar de existir como entidad independiente e integrarse en CaixaBank, una solución "más barata" que su liquidación.[15]

El 20 de diciembre de 2012, se produjo el visto bueno de Bruselas a los programas de los bancos no nacionalizados pero que necesitaban ayuda pública (Banco Mare Nostrum (BMN), Liberbank, Caja3 y Banco CEISS).

El 5 de febrero de 2013, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) desembolsó el segundo tramo de 1.865 millones de euros del rescate bancario. Banco Mare Nostrum (BMN) recibió 730 millones del fondo de ayuda. Banco CEISS, 604 millones. Caja3 recibió 407 millones mediante convertibles contingentes ('cocos') y, finalmente, Liberbank 124 millones, también mediante 'cocos'.

Las necesidades de capitalización de estas entidades eran de 6.250 millones según el test de Oliver Wyman. La diferencia con las ayudas recibidas se debió a las pérdidas que asumieron los tenedores de híbridos (participaciones preferentes y deuda subordinada), unos 2.000 millones, a la venta de activos por valor de unos 1.000 millones y a la transferencia de activos al "banco malo", por un importe similar.

Las medidas de reestructuración para estos bancos implicaban una reducción de tamaño desde el 25% al 40%. En 2017, en relación al balance de 2010, la reducción será superior al 40% en el caso de Banco Mare Nostrum (BMN), rondará el 30% en el caso de Banco CEISS, y se acercará al 25% en el de Liberbank. Caja3 se integrará completamente en Ibercaja Banco. Reorientarán su modelo empresarial para centrarlo en el negocio minorista y la concesión de préstamos a las pymes en las regiones en las que habían operado tradicionalmente. Dejarán de prestar dinero a proyectos inmobiliarios, o mantendrán una actividad marginal en este ámbito, y limitarán su presencia en el negocio de banca mayorista.

España se comprometió a vender Banco CEISS y a que Liberbank y Banco Mare Nostrum (BMN) cotizaran en bolsa antes de que finalice el período de reestructuración. Caja3 dejará de existir como entidad independiente.[16] [17]

Banco Popular e Ibercaja Banco pudieron recapitalizarse por sí mismos.

El 28 de diciembre de 2013, se publicó en el BOE la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias (Ley 26/2013, de 27 de diciembre). Entró en vigor un día después de su publicación, es decir, el día 29.[18] [1]

El 23 de enero de 2014, se cerró formalmente el rescate de la banca española, aunque España seguirá bajo la vigilancia del fondo de rescate europeo (el MEDE) hasta que haya devuelto la totalidad del préstamo de 41.300 millones de euros. El memorando de entendimiento se dio así por concluido, después de que la troika confirmara el cumplimiento de todas las condiciones impuestas al sector financiero español.[19]

Reestructuración del sector desde 2009[editar]

En 2009, existían 45 cajas de ahorros. En los últimos años, debido a distintos procesos, se ha reducido su número hasta un total de 13 cajas de ahorros que aún mantienen su actividad financiera, ya sea directamente o a través de una entidad creada para tal efecto, según el registro de entidades del Banco de España a 14 de agosto de 2014.[7]

Para la lista de entidades bancarias a las que las cajas de ahorros han traspasado su actividad financiera, ver Bancarización

En las siguientes tablas, se detallan los distintos procesos que han tenido lugar recientemente. En la columna Ayudas, se reflejan las ayudas financieras desembolsadas mediante aportaciones de fondos para la recapitalización de entidades, tanto del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), otorgadas para facilitar dichos procesos. No están incluidas otras partidas como las ayudas por EPA (Esquema de Protección de Activos) o las ayudas por Sareb.

SIP[editar]

Se trata de un acuerdo contractual entre varias entidades de crédito por el que las mismas establecen un compromiso mutuo de solvencia y liquidez. La finalidad de un SIP es funcionar como una sola empresa a la hora de computar su solvencia, su liquidez o sus riesgos sin que se produzca la extinción de las entidades que intervienen en su creación. No se produce la extinción de las entidades que intervienen en el SIP.

Sociedad Marca comercial Entidades Ayudas (millones de euros) Fecha de Integración
Banca Cívica, S.A. Banca Cívica Cajanavarra (can), Cajasol, CajaCanarias y Caja de Burgos 977 (devueltos)[20] 14 de julio de 2010
Banco Grupo Cajatrés, S.A. Caja3 Caja Inmaculada (CAI), Cajacírculo y Caja de Badajoz 0 29 de diciembre de 2010
Banco Financiero y de Ahorros, S.A. Bankia Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Cajarioja 4.465[20] 1 de enero de 2011
Banco Mare Nostrum, S.A. Banco Mare Nostrum (BMN) Cajamurcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra 915[20] 1 de enero de 2011
Effibank, S.A. (posteriormente Liberbank, S.A.) Liberbank cajAstur+Caja Castilla La Mancha (CCM), Caja de Extremadura y Caja Cantabria 0 23 de mayo de 2011
Kutxabank, S.A. Kutxabank BBK+CajaSur, Kutxa y Caja Vital 0 1 de enero de 2012

Fusiones[editar]

En el caso de las fusiones, sí se produce la extinción de las entidades que intervienen para dar lugar a una nueva.

Sociedad Marca comercial Entidades Ayudas (millones de euros) Fecha de Fusión
Caixa d'Estalvis de Catalunya, Tarragona i Manresa CatalunyaCaixa Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y CaixaManresa 1.250[20] 1 de julio de 2010
Caixa d'Estalvis Unió de Caixes de Manlleu, Sabadell i Terrassa Unnim Caixa Caixa Manlleu, Caixa Sabadell y Caixaterrassa 380[20] 1 de julio de 2010
Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, Caja de Ahorros y Monte de Piedad Caja España-Duero Caja España y Caja Duero 525[20] 1 de octubre de 2010
Caixa de Aforros de Galicia, Vigo, Ourense e Pontevedra NovaCaixaGalicia Caixa Galicia y Caixanova 1.162[20] 1 de diciembre de 2010

Adquisiciones[editar]

Varias cajas han sido adquiridas por entidades de mayor tamaño. Además, a lo largo del proceso de reestructuración, se han intervenido un total de ocho entidades: tres cajas de ahorros (Caja Castilla La Mancha (CCM) en 2009, CajaSur en 2010 y Caja Mediterráneo (CAM) en 2011); tres cajas resultantes de fusiones de otras cajas (Unnim Caixa, CatalunyaCaixa y NovaCaixaGalicia en 2011) y dos SIP (Banco Financiero y de Ahorros (BFA) en 2012 y Banco Mare Nostrum (BMN) en 2013). De ellas, seis entidades (o sus herederos financieros) han sido subastadas: CajaSur, Caja Castilla La Mancha (CCM), Banco CAM, Unnim Banc, NCG Banco y Catalunya Banc. En los casos de Bankia (filial de Banco Financiero y de Ahorros (BFA)) y Banco Mare Nostrum (BMN), el FROB se deshará de su participación a través de la bolsa.[21]

Entidad adquirida Entidad adquiriente Ayudas (millones de euros) Fecha de Adquisición
Caja de Jaén Unicaja 0 11 de mayo de 2010
CajaSur BBK 0 16 de julio de 2010
Caja Castilla La Mancha (CCM) cajAstur 1.740[20] 21 de septiembre de 2010
Caja de Guadalajara Cajasol 0 5 de octubre de 2010
Caixa Girona la Caixa 0 3 de noviembre de 2010
Banco CAM Banco Sabadell 5.249[20] 8 de diciembre de 2011
Banca Cívica CaixaBank 0 26 de marzo de 2012
Unnim Banc BBVA 568[20] 27 de julio de 2012
Caja3 Ibercaja Banco 407[20] 25 de julio de 2013
NCG Banco Banco Etcheverría 7.107 (2.465+5.425-71-712)[20] 18 de diciembre de 2013
Banco CEISS Unicaja Banco 604[20] 28 de marzo de 2014
Catalunya Banc BBVA pendiente 21 de julio de 2014

Desapariciones[editar]

Según la Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito, todas las cajas que hayan perdido el control de su actividad financiera tienen un plazo de cinco meses para convertirse en fundaciones de carácter especial. Si se excede el periodo de cinco meses, "se producirá la disolución directa de todos los órganos de la caja de ahorros y la baja en el registro especial de entidades de crédito del Banco de España".

En este caso, el órgano que ejerce de protectorado de la caja, normalmente el Gobierno regional, nombra una comisión gestora que se encarga de aprobar los estatutos de la fundación, nombrar un patronato y constituir la fundación. El nacimiento de estas nuevas fundaciones no hace sino asegurar la pervivencia de la importante obra social que realizaron durante décadas las cajas de ahorros. En muchos casos, el presupuesto se verá muy mermado, al no contar ya con los ingresos procedentes del negocio financiero.[22] [23]

Por otra parte, tras la entrada en vigor de la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias (Ley 26/2013, de 27 de diciembre), las cajas de ahorros que a la entrada en vigor de esta Ley no cumplan los requisitos para continuar operando como tales, dispondrán de seis meses para cumplir tales requisitos o, en caso contrario, para transformarse en fundación. A tal efecto, traspasarán todo el patrimonio afecto a su actividad financiera a otra entidad de crédito a cambio de acciones de esta última y se transformarán en una fundación bancaria o, en su caso, ordinaria, perdiendo su condición de entidad de crédito. Transcurrido el plazo sin que se haya ejecutado la transformación, se producirá la disolución directa de todos los órganos de la caja de ahorros y la baja en el registro especial de entidades de crédito del Banco de España, quedando transformada en fundación bancaria u ordinaria. En caso de que la entidad pertenezca a un grupo, la obligación de transformación afectará a todas las cajas de ahorros del grupo, que podrán transformarse en tantas fundaciones como cajas existieran.

En cuanto a las cajas de ahorros que ejerzan su actividad como entidad de crédito a través de una entidad bancaria habrán de transformarse, en el plazo de un año, en una fundación bancaria u ordinaria según corresponda. Transcurrido el plazo sin que se hubiera completado la transformación en fundación, quedarán automáticamente transformadas con disolución de todos sus órganos y baja en el registro especial de entidades de crédito del Banco de España. En caso de que la entidad pertenezca a un grupo, la obligación de transformación afectará a todas las cajas de ahorros del grupo, que podrán transformarse en tantas fundaciones como cajas existieran.

Las fundaciones de carácter especial que se hubieran constituido de acuerdo con el artículo 6 del Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros, se transformarán en fundaciones bancarias u ordinarias en el plazo de seis meses desde la fecha de entrada en vigor de esta Ley, siempre que cumplan los requisitos previstos. En caso de que la entidad pertenezca a un grupo, la obligación de transformación afectará a todas las cajas de ahorros del grupo, que podrán transformarse en tantas fundaciones como cajas existieran.

Las cajas de ahorros que, al tiempo de la entrada en vigor de esta Ley, estuvieran incursas en causa legal de transformación en fundación de carácter especial contarán para transformarse en fundaciones bancarias u ordinarias con el tiempo que reste hasta expirar un plazo de seis meses desde que se hubiese verificado dicha causa. Las que llevaran incursas en causa legal de transformación un periodo superior a los seis meses continuarán su proceso de transformación en fundación bancaria u ordinaria, sin que el mismo pueda extenderse más allá de tres meses desde la entrada en vigor de esta Ley. Las que hubiesen iniciado el proceso de transformación en fundación de carácter especial sin estar incursas en causa legal para ello continuarán el proceso para transformarse en fundación bancaria u ordinaria, sin que dicho proceso pueda prolongarse más allá de seis meses desde la entrada en vigor de esta Ley.[1]

En la siguiente tabla se ordenan cronológicamente, según el registro de entidades del Banco de España, las cajas de ahorros que han desaparecido en los últimos años:

Entidad Sede Historia reciente Fecha de Desaparición
Caja de Jaén Jaén Absorbida por Unicaja. 17 de junio de 2010
Caixa Manlleu Manlleu Fusión con Caixa Sabadell y Caixaterrassa. 7 de julio de 2010
Caixa Sabadell Sabadell Fusión con Caixa Manlleu y Caixaterrassa. 7 de julio de 2010
Caixaterrassa Tarrasa Fusión con Caixa Manlleu y Caixa Sabadell. 7 de julio de 2010
Caixa Catalunya Barcelona Fusión con Caixa Tarragona y CaixaManresa. 9 de julio de 2010
Caixa Tarragona Tarragona Fusión con Caixa Catalunya y CaixaManresa. 9 de julio de 2010
CaixaManresa Manresa Fusión con Caixa Catalunya y Caixa Tarragona. 9 de julio de 2010
Caja España León Fusión con Caja Duero. Se mantiene la marca comercial. 5 de octubre de 2010
Caja Duero Salamanca Fusión con Caja España. Se mantiene la marca comercial. 5 de octubre de 2010
Caja Castilla La Mancha (CCM) Cuenca Intervenida por el Banco de España. Vendida a cajAstur. Convertida en fundación. La marca comercial CCM es utilizada por Banco Castilla-La Mancha, filial de Liberbank. 19 de octubre de 2010
Caja de Guadalajara Guadalajara Absorbida por Cajasol, que a su vez fue parte del SIP Banca Cívica, el cual fue absorbido por CaixaBank. Se mantiene la marca comercial en la provincia de Guadalajara. 2 de noviembre de 2010
Caixa Girona Gerona Absorbida por la Caixa. 22 de noviembre de 2010
Caixa Galicia La Coruña Fusión con Caixanova. 3 de diciembre de 2010
Caixanova Vigo Fusión con Caixa Galicia. 3 de diciembre de 2010
CajaSur Córdoba Intervenida por el Banco de España. Vendida a BBK. BBK crea una nueva fundación CajaSur. CajaSur se convierte en la marca comercial de CajaSur Banco, filial de Kutxabank. 27 de enero de 2011
Caja Madrid Madrid Formó parte del SIP Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el cual fue intervenido por el FROB. Convertida en fundación de carácter especial(*). 14 de diciembre de 2012
Caja de Ávila Ávila Formó parte del SIP Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el cual fue intervenido por el FROB. Convertida en fundación de carácter especial(*). 14 de diciembre de 2012
Caixa Laietana Mataró Formó parte del SIP Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el cual fue intervenido por el FROB. Convertida en fundación de carácter especial(*). 14 de diciembre de 2012
Caja Segovia Segovia Formó parte del SIP Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el cual fue intervenido por el FROB. Convertida en fundación de carácter especial(*). 14 de diciembre de 2012
CatalunyaCaixa Barcelona Intervenida por el FROB. Vendido Catalunya Banc a BBVA. Convertida en fundación de carácter especial(*). Se mantiene la marca comercial. 14 de diciembre de 2012
Bancaja Castellón de la Plana Formó parte del SIP Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el cual fue intervenido por el FROB. Convertida en fundación de carácter especial(*). 27 de diciembre de 2012
La Caja de Canarias Las Palmas de Gran Canaria Formó parte del SIP Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el cual fue intervenido por el FROB. Convertida en fundación de carácter especial(*). 27 de diciembre de 2012
Cajarioja Logroño Formó parte del SIP Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el cual fue intervenido por el FROB. Convertida en fundación de carácter especial(*). 27 de diciembre de 2012
Caja Mediterráneo (CAM) Alicante Intervenida por el Banco de España. Vendido Banco CAM a Banco Sabadell. Convertida en fundación de carácter especial(*). SabadellCAM se convierte en la marca comercial de Banco Sabadell en la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia. 3 de enero de 2013
Cajanavarra (can) Pamplona Formó parte del SIP Banca Cívica, el cual fue absorbido por CaixaBank. Convertida en fundación de carácter especial(*). Se mantiene la marca comercial can en Navarra. 3 de enero de 2013
Cajasol Sevilla Formó parte del SIP Banca Cívica, el cual fue absorbido por CaixaBank. Convertida en fundación de carácter especial(*). Se mantiene la marca comercial en las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla. 3 de enero de 2013
CajaCanarias Santa Cruz de Tenerife Formó parte del SIP Banca Cívica, el cual fue absorbido por CaixaBank. Convertida en fundación de carácter especial(*). Se mantiene la marca comercial en la provincia de Tenerife. 3 de enero de 2013
Caja de Burgos Burgos Formó parte del SIP Banca Cívica, el cual fue absorbido por CaixaBank. Convertida en fundación de carácter especial(*). Se mantiene la marca comercial en la provincia de Burgos. 3 de enero de 2013
Unnim Caixa Barcelona Intervenida por el FROB. Vendido Unnim Banc a BBVA. Convertida en fundación de carácter especial(*). 3 de enero de 2013
NovaCaixaGalicia La Coruña Intervenida por el FROB. Vendido NCG Banco a Banco Etcheverría. Convertida en fundación de carácter especial(*). 30 de enero de 2013
Caixa Penedès Villafranca del Panadés Formó parte del SIP Banco Mare Nostrum (BMN), del cual Banco Sabadell compró la red de Caixa Penedès. Convertida en fundación de carácter especial(*). 31 de octubre de 2013
Caja España-Duero León Cedió la actividad financiera a Banco CEISS, el cual se ha convertido en una filial de Unicaja Banco. Convertida en fundación de carácter especial(*). 21 de noviembre de 2013
Cajacírculo Burgos Formó parte del SIP Caja3 junto a Caja Inmaculada (CAI) y Caja de Badajoz, el cual se ha convertido en una filial de Ibercaja Banco y será absorbido totalmente por éste en 2014. Convertida en fundación de carácter especial(*). Se mantiene la marca comercial. 17 de febrero de 2014
Caja Inmaculada (CAI) Zaragoza Formó parte del SIP Caja3 junto a Cajacírculo y Caja de Badajoz, el cual se ha convertido en una filial de Ibercaja Banco y será absorbido totalmente por éste en 2014. Convertida en fundación de carácter especial(*). Se mantiene la marca comercial. 26 de febrero de 2014
Caja de Badajoz Badajoz Formó parte del SIP Caja3 junto a Caja Inmaculada (CAI) y Cajacírculo, el cual se ha convertido en una filial de Ibercaja Banco y será absorbido totalmente por éste en 2014. Convertida en fundación. Se mantiene la marca comercial. 12 de mayo de 2014
la Caixa Barcelona Absorbió a Caixa Girona. Cedió la actividad financiera a CaixaBank. CaixaBank absorbió el SIP Banca Cívica. Convertida en fundación. Se mantiene la marca comercial. 18 de julio de 2014

(*)Hay que tener en cuenta que, tras la Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito, al ser dadas de baja las cajas de ahorros en el registro de entidades del Banco de España por haber perdido el control de su actividad financiera, se señalaba que se habían transformado en fundaciones de carácter especial. Sin embargo, esa transformación podía no haberse realizado todavía. Es más, algunas transformaciones en fundaciones de carácter especial se han dilatado tanto en el tiempo que las entidades han pasado a constituirse e inscribirse directamente como fundaciones ordinarias o bancarias (las fundaciones de carácter especial así como las cajas de ahorros incursas en causa legal de transformación en fundación de carácter especial tendrán que convertirse en fundaciones ordinarias o bancarias tras la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias (Ley 26/2013, de 27 de diciembre)) sin haberles dado tiempo a constituirse e inscribirse como fundaciones de carácter especial.

Bancarización[editar]

El 9 de julio de 2010, se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros. En él, se diseñó un nuevo modelo organizativo de las cajas de ahorros basado en una doble alternativa: el ejercicio indirecto de la actividad financiera de la caja a través de una entidad bancaria o la transformación de la misma en una fundación de carácter especial traspasando su negocio a otra entidad de crédito.[9] Como consecuencia, en los últimos años, la mayoría de las cajas de ahorros han traspasado su actividad financiera a entidades bancarias creadas para tal efecto.

Actualmente (agosto de 2014), existen 13 entidades que han surgido de ese proceso. Además, quedan 2 cajas de ahorros (Caixa Ontinyent y Colonya, Caixa Pollença) que todavía ejercen directamente su actividad financiera ya que no se han bancarizado. Hay que tener en cuenta que todavía hay entidades que se espera que desaparezcan debido a absorciones.

Bankia, Catalunya Banc y Banco Mare Nostrum (BMN) están nacionalizadas de manera parcial. CaixaBank, Bankia y Liberbank cotizan en bolsa; mientras que Banco Mare Nostrum (BMN) deberá empezar a cotizar antes de que finalice su período de reestructuración en 2017.[24] Además, Unicaja Banco se ha comprometido a salir a bolsa antes de finales de 2016.[25]

En la siguiente tabla se ordenan por volumen de activos (cuentas consolidadas) las 13 entidades surgidas de la bancarización así como las 2 cajas de ahorros que no se han bancarizado, de acuerdo con los datos facilitados por las propias entidades:

Entidad Activos (millones de euros) (2013) Denominación social Sede Principales accionistas Participación Observaciones
CaixaBank 340.190 Caixabank, S.A. Barcelona Fundación Bancaria la Caixa 58,844%[26]
Fundación Caja Navarra 0,958%[26]
Fundación Monte San Fernando 0,894%[26]
Fundación CajaCanarias  ?[27]
Fundación Caja de Burgos  ?[27]
autocartera 0,082%[28]
Bankia 251.472 Bankia, S.A. Valencia Banco Financiero y de Ahorros (BFA) (controlado por el FROB) 61,486%[29] Se espera que vuelva a manos privadas en 2016.[30]
autocartera 0,187%[31]
Ibercaja Banco 63.118 (incluye a Caja3) Ibercaja Banco, S.A. Zaragoza iberCaja 87,80%[32] Se espera que absorba totalmente a su filial Caja3 el 17 octubre de 2014.[33]
Fundación Caja Inmaculada (CAI) 4,85%[32]
Fundación Caja de Badajoz 3,90%[32]
Fundación Cajacírculo 3,45%[32]
Catalunya Banc 63.062 Catalunya Banc, S.A. Barcelona FROB 66,01%[34] Ha sido adquirido por BBVA. Está previsto que la operación se cierre en el primer trimestre de 2015.[35]
FGD 32,39%[34]
minoritarios 1,14%[34]
autocartera 0,46%[34]
Kutxabank 60.761 (incluye a CajaSur Banco) Kutxabank, S.A. Bilbao BBK 57%[36]
Kutxa 32%[36]
Caja Vital 11%[36]
NCG Banco 52.687 NCG Banco, S.A. La Coruña Banco Etcheverría 88,33%[37] [38] Se espera que absorba a Banco Etcheverría a finales de 2014.[39]
Caser 2,75%[40]
E.C. Nominees Limited 2,28%[40]
resto minoritarios 4,36%[40]
autocartera 2,28%[40]
Banco Mare Nostrum (BMN) 47.518 Banco Mare Nostrum, S.A. Madrid FROB 65,03%[41] Debe salir a bolsa antes de finales de 2017.[24]
Caser 7,09%[41]
Cajamurcia 6,35%[41]
Ahorro y Titulación 6,04%[41]
Fundació Pinnae 4,34%[41]
Caja Granada 2,79%[41]
Sa Nostra 2,01%[41]
resto minoritarios 6,28%[41]
autocartera 0,07%[41]
Liberbank 44.546 (incluye a Banco Castilla-La Mancha) Liberbank, S.A. Madrid cajAstur 30,115%[42]
Caja de Extremadura 9,126%[42]
Caja Cantabria 6,388%[42]
autocartera 0,367%[43]
Unicaja Banco 41.242 (no incluye a Banco CEISS) Unicaja Banco, S.A. Málaga Unicaja 90,8%[44] Se ha comprometido a salir a bolsa antes de finales de 2016.[25]
minoritarios 9,2%[44]
Banco CEISS 35.527 Banco de Caja España de Inversiones Salamanca y Soria, S.A. Madrid Unicaja Banco 99,39%[45]
Caja3 20.685 Banco Grupo Cajatrés, S.A.U. Zaragoza Ibercaja Banco 100%[46] Se espera que sea absorbido totalmente por su matriz Ibercaja Banco el 17 de octubre de 2014.[33]
Banco Castilla-La Mancha 18.285 (2012) Banco de Castilla-La Mancha, S.A. Cuenca Liberbank 75%[47]
Fundación Caja Castilla La Mancha 25%[47]
CajaSur Banco 12.985 Cajasur Banco, S.A.U. Bilbao Kutxabank 100%[48]
Caixa Ontinyent 1.252 Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Ontinyent Onteniente - - No se ha bancarizado.
Colonya, Caixa Pollença 435 Colonya, Caixa d'Estalvis de Pollença Pollensa - - No se ha bancarizado.

En cuanto a las marcas comerciales,

Entidad Marca comercial
CaixaBank Se mantiene la marca comercial la Caixa en toda España excepto en la Región de Murcia. Además, se utiliza la marca Caja de Guadalajara en la provincia de Guadalajara; la marca can en Navarra; la marca Cajasol en las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla; la marca CajaCanarias en la provincia de Tenerife; la marca Caja de Burgos en la provincia de Burgos; la marca Banco de Valencia en las provincias de Valencia y Castellón. En la Región de Murcia, se utiliza de manera exclusiva la marca Banco de Murcia.
Bankia Se utiliza la marca comercial Bankia.
Ibercaja Banco Se mantiene la marca comercial iberCaja.
Catalunya Banc Se mantiene la marca comercial CatalunyaCaixa.
Kutxabank Se mantienen las marcas comerciales BBK, Kutxa y Caja Vital en el País Vasco. En el resto de España, se utiliza la marca Kutxabank.
NCG Banco Se utiliza la marca comercial Abanca.
Banco Mare Nostrum (BMN) Se utiliza la marca comercial Cajamurcia en la Región de Murcia, la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha; la marca Caja Granada en Andalucía y Melilla; y la marca Sa Nostra en las Islas Baleares y Canarias. La marca BMN se utiliza en la Comunidad de Madrid. Próximamente, se van a implantar las marcas BMN-Cajamurcia, BMN-Cajagranada y BMN-Sa Nostra.
Liberbank Se mantienen las marcas comerciales cajAstur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria. Sin embargo, Liberbank se propone unificar su imagen en toda España.
Unicaja Banco Se mantiene la marca comercial Unicaja.
Banco CEISS Se mantienen las marcas comerciales Caja España y Caja Duero.
Caja3 Se mantienen las marcas comerciales Caja Inmaculada (CAI), Cajacírculo y Caja de Badajoz; a las que se ha añadido la imagen de Grupo iberCaja.
Banco Castilla-La Mancha Se mantiene la marca comercial CCM. Sin embargo, Liberbank se propone unificar su imagen en toda España.
CajaSur Banco Se mantiene la marca comercial CajaSur.
Caixa Ontinyent Caixa Ontinyent
Colonya, Caixa Pollença Colonya, Caixa Pollença

Tras la aprobación de la Ley 26/2013, se establece que:

Las fundaciones bancarias podrán utilizar en su denominación social y en su actividad las denominaciones propias de las cajas de ahorros de las que procedan.

Las fundaciones ordinarias procedentes de una caja de ahorros podrán utilizar en su denominación social y en su actividad las denominaciones propias de las cajas de ahorros de las que procedan.

Las entidades de crédito que hayan recibido, en todo o en parte, su actividad financiera de cajas de ahorros podrán utilizar en su actividad las marcas o nombres comerciales notorios o renombrados de dichas cajas de ahorros, siempre que sean titulares o cuenten con el consentimiento previo de la entidad titular de dichas marcas o nombres comerciales.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Ley 26/2013, de 27 de diciembre, de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias
  2. a b Decreto 1838/1975, de 3 de julio, regulando la creación de Cajas de Ahorros y la distribución de los beneficios liquidos de estas Entidades
  3. La banca reduce más del 50% su presupuesto destinado a obra social
  4. Lujo y corrupción en las cajas de ahorros: BMW's, veleros, pensiones de 250.000 euros...
  5. ¿Por qué les llaman bancos cuando quieren decir cajas?
  6. El engaño masivo de las preferentes
  7. a b Registro de entidades del Banco de España, Cajas de Ahorros
  8. Acuerdo de Consejo de Ministros de 9 de julio de 1971
  9. a b Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros
  10. Merrill Lynch cree que casi todas las cajas españolas necesitan recapitalizarse, diario El País, 20 de enero de 2011
  11. El Gobierno abre la puerta a la nacionalización de las cajas con más problemas, diario El País, 24 de enero de 2010
  12. El Gobierno confirma que ultima un plan para reforzar las cajas, diario El País, 21 de enero de 2011
  13. El FROB usa como reclamo para atraer inversores una nueva reforma de las cajas · ELPAÍS.com
  14. España pide a Europa que rescate a la banca
  15. España recibe el primer tramo del rescate europeo a la banca: 39.468 millones
  16. Los bancos del grupo 2 tendrán que reducir su tamaño entre el 25% y el 40%
  17. España recibe el segundo tramo de 1.865 millones del rescate para la banca
  18. El BOE publica la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias
  19. Se cierra el rescate bancario, aunque España seguirá vigilada hasta que devuelva el préstamo
  20. a b c d e f g h i j k l m Nota informativa sobre ayudas públicas en el proceso de reestructuración del sistema bancario español (2009-2013)
  21. El Estado perderá con Catalunya Banc y Novagalicia más de 25.000 millones
  22. Las cajas se convierten a la carrera en fundaciones tras una vida centenaria
  23. Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito
  24. a b BMN ve en peligro su viabilidad por el riesgo regulatorio y la potencial fuga de clientes
  25. a b Unicaja Banco se compromete a salir a Bolsa antes de finales de 2016
  26. a b c Caixabank, Participaciones Significativas y Autocartera de la entidad. Ver Notificaciones de derechos de voto e instrumentos financieros
  27. a b Las com­pras de Cai­xa­bank di­lu­yen un 10% a las ca­jas de Cí­vi­ca
  28. Caixabank, Participaciones Significativas y Autocartera de la entidad. Ver Notificaciones sobre acciones propias (Autocartera)
  29. Bankia, Participaciones Significativas y Autocartera de la entidad. Ver Notificaciones de derechos de voto e instrumentos financieros
  30. El presidente de Bankia prevé que vuelva a manos privadas en 2016
  31. Bankia, Participaciones Significativas y Autocartera de la entidad. Ver Notificaciones sobre acciones propias (Autocartera)
  32. a b c d Informe de Gobierno Corporativo Ibercaja Banco 2013
  33. a b Ibercaja y Caja3 serán una única entidad a partir del 17 de octubre
  34. a b c d Cuentas Anuales Catalunya Banc 2013 Pág. 120
  35. BBVA se hace con Catalunya Banc por 1.187 millones de euros
  36. a b c Informe de Gobierno Corporativo Kutxabank 2013
  37. Banesco se hace con NCG por 1.003 millones sin ayudas
  38. El FROB consuma su salida de NCG Banco y Banesco culmina su adquisición
  39. Abanca y Etcheverría inician su fusión para crear un único banco a finales del año
  40. a b c d Cuentas Anuales NCG Banco 2013 Pág. 121
  41. a b c d e f g h i Cuentas Anuales Banco Mare Nostrum 2013 Pág. 101
  42. a b c Liberbank, Participaciones Significativas y Autocartera de la entidad. Ver Notificaciones de derechos de voto e instrumentos financieros
  43. Liberbank, Participaciones Significativas y Autocartera de la entidad. Ver Notificaciones sobre acciones propias (Autocartera)
  44. a b Unicaja celebra la primera Asamblea General tras la compra de Banco CEISS por Unicaja Banco
  45. Unicaja culmina la compra del Banco CEISS
  46. Informe de Gobierno Corporativo Caja3 2013
  47. a b Informe de Gobierno Corporativo Banco Castilla-La Mancha 2013
  48. Informe de Gobierno Corporativo CajaSur 2013

Enlaces externos[editar]