CatalunyaCaixa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Caixa d'Estalvis de Catalunya, Tarragona i Manresa
Cxlogo.svg
Spain.Barcelona.Casa.Mila.jpg
Vista de la antigua sede central de CatalunyaCaixa
Tipo
Fundación 1 de julio de 2010
Desaparición 28 de diciembre de 2012
Sede C/ Provenza, 261-265. 08008, Barcelona, Flag of Catalonia.svg Cataluña,
Flag of Spain.svg España
Cronología
Caixa Catalunya
Caixa Tarragona
Caixa Manresa
Caixa d'Estalvis de Catalunya, Tarragona i Manresa Fundació Catalunya-La Pedrera
Catalunya Banc

CatalunyaCaixa es el nombre comercial de Catalunya Banc, S.A., una entidad financiera que posee el negocio bancario que anteriormente fuera de la Caixa d'Estalvis de Catalunya, Tarragona i Manresa, una caja de ahorros que operaba bajo la misma marca y que a su vez era el producto de la fusión de Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa.

En 2011, dentro del proceso de Reestructuración del sistema financiero en España, Catalunya Caixa transfirió su negocio financiero, su cartera de clientes y su red de oficinas a Catalunya Banc, siendo la caja de ahorros la propietaria del nuevo banco.

Para minimizar el impacto comercial del cambio en los clientes, Catalunya Banc decidió seguir usando como enseña comercial en su red de oficinas y en las comunicaciones con sus clientes la marca "CatalunyaCaixa".

El 17 de diciembre de 2012, el FROB nacionalizó el 100% de Catalunya Banc, por lo que la Caixa d'Estalvis de Catalunya, Tarragona i Manresa perdió el control sobre su banco, y por ende, su única fuente de ingresos con la que mantener la obra social.

El 28 de diciembre de 2012, para poder mantener la obra social, la que era caja de ahorros se transformó en una fundación especial bajo el protectorado de la Generalidad de Cataluña, la Fundació Catalunya-La Pedrera, con sede en la Casa Milà.[1]

Ya como Catalunya Banc fue subastada. El grupo BBVA logró hacerse con el banco por 1.187 millones de euros. El FROB tuvo que capitalizar con 12.600 millones el agujero creado por los antiguos gestores de la caja durante la burbuja inmobiliaria.[2] [3]

Historia[editar]

Fusión de las cajas en CatalunyaCaixa[editar]

La fusión de Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa fue aprobada de manera definitiva por los consejos de administración de las tres cajas el 24 de marzo de 2010,[4] a la vez que se solicitaban las ayudas previstas en España para las fusiones de entidades bancarias con motivo de la crisis financiera de 2008. Inicialmente, a la fusión tenía previsto que se sumara Caixa Girona, pero finalmente decidió unirse a otra fusión de cajas catalanas, Unnim Caixa, a pesar de que finalmente también se desdijo de este hecho y se negó a formalizar ninguna fusión.

La sede de la nueva caja se estableció en Barcelona, en la que hasta ese momento estaba establecida la sede de Caixa Catalunya. La caja tendría dos subsedes en Tarragona y Manresa. El plan de integración también preveía un recorte de 395 oficinas y la reducción de la plantilla en 1.300 trabajadores por la vía de prejubilaciones y bajas incentivadas.

La nueva caja recogió el negocio bancario, los clientes y los activos financieros de las tres cajas que conformaban la fusión, por lo que los clientes de las tres antiguas cajas quedaron unificados en CatalunyaCaixa de forma unificada.

El FROB aprobó la ayuda solicitada por CatalunyaCaixa el 28 de julio de 2010, 1.315 millones de euros en forma de participaciones preferentes convertibles.

Segregación del negocio bancario en Catalunya Banc[editar]

La ayuda estaba del FROB a CatalunyaCaixa estaba condicionada a que el negocio financiero de CatalunyaCaixa quedara gestionado por un banco, por lo cual CatalunyaCaixa creó un banco de su propiedad, al que llamó Catalunya Banc, y segregó todo el negocio, clientes y activos de la caja de ahorros en la entidad financiera.

La nueva estructura del tándem caja-banco sería que la caja de ahorros, Catalunya Caixa, se encargaría exclusivamente de mantener la obra social y el patrimonio cultural, mientras que el capital necesario para ello se obtendría mediante los dividendos por beneficio que obtendría de Catalunya Banc, al ser la única propietaria del banco.

Esta segregación se hizo de forma transparente a los clientes, ya que aunque ya no fuera la caja de ahorros la que ejercía la actividad bancaria, sino que era Catalunya Banc, el nuevo banco decidió seguir usando la marca comercial "CatalunyaCaixa" para seguir operando, por lo que no se modificó ningún elemento de imagen corporativa de cara a los clientes minoristas.

Nacionalización y pérdida del control de Catalunya Banc[editar]

Al finalizar el plazo establecido en el Decreto Ley 2/2011 para la recapitalización privada, el 30 de septiembre de 2011, no se había logrado el capital necesario, por lo que el FROB decidió una nueva intervención.[5] Esta segunda intervención consistió en una aportación de capital de 1.718 millones de euros, lo que supuso en la práctica la nacionalización de Catalunya Banc, al alcanzar el FROB una participación cercana al 90% del capital del banco.

El 17 de diciembre de 2012, el FROB anunció que se quedaría con todo el capital de Catalunya Banc por un euro al mismo tiempo que convirtió en acciones ordinarias los 1.250 millones de euros de participaciones preferentes de Catalunya Banc que suscribió en su día.

Estos acuerdos fueron adoptados con la finalidad de que Catalunya Banc recibiera los 9.084 millones de euros aprobados por Bruselas, con lo que CatalunyaCaixa dejó de ser la propietaria del banco que ella misma había constituido, y por ende perdía cualquier relación y control con el banco que llevaba su nombre. De igual manera, la pérdida del control sobre Catalunya Banc, suponía para CatalunyaCaixa la pérdida de su única fuente de ingresos con los que mantener su obra social.[6]

Transformación en la Fundació Catalunya-La Pedrera[editar]

Debido a la pérdida del negocio bancario, la caja de ahorros, en la línea con las recomendaciones de la comisión europea y el gobierno de España, constituyó un proceso, tutelado por la Generalidad de Cataluña bajo las directrices del texto refundido de la Ley de cajas de ahorros de Cataluña, por la cual la caja se transformaría en una fundación especial bajo el protectorado de la Generalidad, con el fin de que la fundación se encargara de gestionar el patrimonio cultural y la obra social que hasta ese momento venía desarrollando la caja.

Así, el 28 de diciembre de 2012, nació la primera fundación de régimen especial fruto de la transformación de una caja de ahorros, a la cual se nombró Fundació Catalunya-La Pedrera.

Ese mismo día se aprobó la carta fundacional, se registró la nueva entidad y se nombró el primer patronato de la fundación.[7] De esta manera, se aseguró el mantenimiento de la obra social gracias a los recursos que genera su patrimonio, sus reservas y las aportaciones de los futuros mecenas de la fundación de carácter especial. El Govern de Catalunya sería el encargado de gestionar la obra social.[8]

La sede de la fundación se situó en la Casa Milà, conocida popularmente como «La Pedrera», un edificio singular construido por el arquitecto Antoni Gaudí y declarado Patrimonio Mundial de la Unesco.

Catalunya Banc adquirido por BBVA en subasta[editar]

Para la subasta de la entidad, se recibieron cuatro ofertas: Banco Santander, BBVA, CaixaBank y Société Générale.[9] Finalmente el 21 de julio de 2014, se dio a conocer que el BBVA era el vencedor de la subasta, al presentar una oferta de 1.187 millones de euros, mejorando las ofertas del Banco Santander y CaixaBank.[10] [2]

Juicios a los directivos y fraude por las preferentes[editar]

Juicios a los directivos por administración desleal[editar]

En septiembre de 2013 el expresidente de la entidad Narcís Serra -antiguo exvicepresidente con el Gobierno del PSOE de Felipez González-, el exdirector Adolf Todó y otros 52 exmiembros del consejo de administración de la CatalunyaCaixa fueron imputados por un presunto delito de administración desleal -por percibir "retribuciones e indemnizaciones desproporcionadas y ajenas a su situación real de solvencia" y por su reprochable y espurio manejo de los fondos de la entidad.[11] Finalmente en julio de 2014 se conoció que Narcís Serra y otros 41 exdirectivos de la entidad han ido a juicio por aumentar las retribuciones del comité de dirección cuando estaban en situación crítica. Entre estos imputados destaca la figura de Narcís Serra, exvicepresidente de Felipe González y presidente de la entidad desde 2005. Por sentencia de otro juicio los directivos Adolf Todó y Jaume Massana tienen derecho a una indemnización al haber sido despedidos de forma improcedente.[3]

Fraude por las preferentes en CatalunyaCaixa[editar]

En los años 2008 y 2009 Caixa Catalunya vendió a sus propios clientes participaciones preferentes y deuda subordinada mintiendo de manera explícita sobre las condiciones de dichos productos de alto riesgo financiero. Correos internos de las delegaciones de Catalunya Caixa en Asturias y Galicia sus responsables alentaban a vender las preferentes y la deuda subordinada omo productos a plazo fijo a tres meses o plazo fijo depósito anticipado, cuando dichos productos son una inversión a perpetuidad.[12] [13]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. [1]
  2. a b La adjudicación de Catalunya Caixa al BBVA deja Catalunya sin ninguna entidad bancaria pública, eldiario.es, 21 de julio de 2014
  3. a b Narcís Serra y los cuarenta imputados por subirse el sueldo en Catalunya Caixa, eldiario.es, 22 de julio de 2014
  4. «Caixa Tarragona, Catalunya y Manresa aprueban el plan de fusión definitivo» (24 marzo de 2010). Consultado el 18 de marzo de 2012.
  5. Nota informativa del FROB (20/09/2011). «Recapitalizaciones aprobadas por el FROB el 30 de septiembre». Consultado el 2 de octubre de 2011.
  6. El FROB se queda con el 100% de Catalunya Banc por un euro
  7. [2]
  8. El Govern gestionará la obra social de CatalunyaCaixa y Laietana
  9. Santander, La Caixa, BBVA y SG pujan por Catalunya Banc
  10. El BBVA se hace por 1.100 millones con Catalunya Banc
  11. [http://www.eldiario.es/catalunya/Imputan-Serra-Caixa-Catalunya-desproporcionados_0_179882516.html Un juez imputa a Serra, Todó y a otros 52 exconsejeros de CatalunyaCaixa en 2010, eldiario.es, 27 de septiembre de 2013
  12. «Caixa Catalunya dio orden de vender las preferentes como un producto seguro». El País. 23 de julio de 2014. Consultado el 24 de julio de 2014. 
  13. Castellano, Nicolás; Pedro Jiménez (23 de julio de 2014). «Caixa Catalunya vendía preferentes como un producto seguro». Cadena Ser. Consultado el 24 de julio de 2014. 

Enlaces externos[editar]