Santa Bárbara (Chile)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Santa Bárbara
Comuna

Bandera Santa Bárbara Chile.png
Bandera
Escudo de Santa Bárbara (Chile).svg
Escudo

Comuna de Santa Bárbara.svg
Ubicación de Santa Bárbara
Coordenadas 37°40′00″S 72°01′00″O / -37.666666666667, -72.016666666667
Entidad Comuna
 • País Bandera de Chile Chile
 • Región Biobío
 • Provincia Biobío
 • Comuna Santa Bárbara
 • Circunscripción XIII - Biobío
 • Distrito Nº 21
Alcalde Daniel Salamanca Pérez
Eventos históricos  
 • Fundación 1756
 • Nombre Fuerte de Santa Bárbara
Superficie  
 • Total 1.255 km²
Altitud  
 • Media 222 m s. n. m.
Población (2017)  
 • Total 13 773 hab.[1]
 • Densidad 10,98 hab/km²
Gentilicio Santa Barbarino-a
Huso horario UTC−3
Sitio web oficial

Santa Bárbara es una ciudad y comuna de la zona central de Chile, ubicada en la región del Biobío y en la provincia homónima.

Descripción[editar]

La ciudad de Santa Bárbara se encuentra en la ribera norte del río Biobío, en el sector precordillerano de la provincia de Biobío, a 225 msnm, a una distancia de 42 km al sureste de Los Ángeles, capital provincial. La comuna tiene una población de 13 773 habitantes.[2]

Santa Bárbara ciudad está ubicada en la zona central de Chile, capital de la comuna del mismo nombre, perteneciente a la Provincia de Bio Bío, en la Región del Bio Bío a 42 km de la ciudad de Los Ángeles, desde la cual se puede acceder mediante la ruta Q61. Limita al norte con las comunas de Quilleco y Antuco, al sur con Quilaco; Los Ángeles por el oeste, y Alto Bio-Bio por el este. Su superficie alcanza los 1.255 km². Cuenta con más de 8.000 habitantes en sectores urbanos y 9.000 en sectores rurales (aprox).

Se alza a orillas del río histórico del país, el Bio Bío, en la ruta que se dirige hacia la cordillera de los Andes y el paso Copahue, cerca del volcán homónimo, que comunica con la Provincia de Neuquén, Argentina.

El principal sector económico de la comuna es el silvoagropecuario, centrada en el desarrollo de mediana y pequeña producción apícola, agrícola y ganadera; explotaciones forestales y turismo. El sector de servicios (comerciales, financieros y profesionales) presenta una oferta variada, expresada en más de 400 giros comerciales.

Destaca el gran crecimiento y desarrollo de la industria turística en la última década; expresada en la tendencia hacia establecimientos locales de camping, cabañas, restaurantes, tour operadores, lugares turísticos, de turismo aventura y recreación; resaltando así la preferencia de los turistas por las actividades de turismo de naturaleza.

Gracias a su geografía ribereña (cuencas hídricas de sus 9 ríos) y por ser parte de uno de los valles que más se interna en la cordillera de Los Andes, la comuna de Santa Bárbara posee una enorme biodiversidad floral, la cual posee una floración melífera nativa y endémica que por siglos ha provocado que el insecto más importante de la humanidad - las abejas - se reproduzcan, alimenten y den origen a una miel con características organolépticas única en el mundo. Esto permite la producción de miel y demás productos de la colmena que junto a manejos productivos resguardan la protección de las abejas y reconoce a Santa Bárbara como la “Capital Nacional de Miel”. Esto provocó que, en la década del 70, jóvenes de esta comuna se organizaran y dieran vida a lo que es hoy el reconocido festival de la voz de la miel; el tercer festival más antiguo del país, y el más antiguo del sur del mundo.

Al ser la puerta de entrada al Valle Precordillerano del Bio-Bio, hoy en día Santa Bárbara se presenta como punto de llegada, recepción, orientación e información para turistas y viajeros, los cuales encontrarán todo tipo de servicios tales como supermercados, farmacias, bencineras, banco, cajeros automáticos, entre otros; donde podrán abastecerse con lo necesario para disfrutar de sus vacaciones en sectores rurales aledaños y zona cordillerana.

Se accede principalmente desde la ciudad de Los Ángeles por la Ruta Q-61 que está completamente asfaltada. También se puede ingresar desde el sur por la ruta Q-75 que comunica Mulchén con Santa Bárbara, pasando por Quilaco; y por otro acceso norte por la ruta Q-575 desde Quilleco hacia la ruta Q-605, pasando por Villucura hasta la ruta histórica Q-653.

Existen también dos accesos internacionales desde la provincia de Neuquén, Argentina; uno por el Paso Pichachén, el cual puede ser transitado en vehículo por la ruta Q-45 hasta Antuco, seguido de la ruta Q-469 que conecta Antuco con Quilleco. Y el otro es el Paso Copahue (no habilitado) que se encuentra en la localidad de Copahue, Argentina y del lado chileno se encuentra el valle de Trapa Trapa, en Alto Biobío. La altura del paso es de 2.012 msnm, el relieve es montañoso y el paso es transitado únicamente a pie y a caballo, por tratarse de un sendero.

Principales poblados: Villucura, Los Boldos, Los Junquillos, Aguas Blancas

Relieve, Situación Geográfica e Hidrográfica[editar]

Relieve: La comuna presenta características correspondientes, según el estudio del relieve de nuestro país, a la cuarta zona orográfica, ya que presenta relieves cordilleranos, precordilleranos y llano central longitudinal de relleno fluvio-glacio-volcánico. Siendo la Sierra Velluda la cumbre más alta de la región con 3585 msnm, que es nuestra frontera noreste.

Hidrografía: La característica de la hidrografía en esta zona es de 9 ríos en torrente y de régimen mixto con predominio nivoso como consecuencia de que las lluvias se acumulan en el período invernal.

Ríos: Bío Bío, Alirahuen, Aillin, Dimilhue, Duqueco, Mininco, Cañicura, Huequecura, Quillaileo.

En la zona es de gran importancia el Río Histórico Biobío, que posee una de las cuencas más extensas del país con 24.262 km². Este enorme espacio drenado por el río Bío Bío y que está formado por las subcuencas del río Duqueco, Bureo, Vergara y Laja, es variable desde el inicio de su curso hasta la desembocadura en el Océano Pacífico siendo el segundo rio más largo de Chile con 380 km de longitud.

El glaciar San Lorenzo, el más grande que posee la región, con 24 hectáreas de gruesas masas de hielo recristalizadas por la acción de la nieve mostrando un hermoso camino a su paso, data desde una glaciación de hace 36.000 años.

Clima[editar]

Santa Bárbara posee un clima templado de margen cordillerano, caracterizado por mayores precipitaciones que en la depresión intermedia (1500 mm anuales) y fuerte amplitud térmica diaria (que oscila entre -5º y 37 °C) propio de la continentalidad que provoca la cercanía de la cordillera.

El clima es templado, con estaciones bien marcadas. El verano es seco y caluroso con temperaturas máximas que oscilan entre los 25° y 34°C, y el invierno lluvioso con nevadas abundantes en precordillera y circunstanciales en sectores bajos, las temperaturas mínimas invernales entre 0° y -3°C. en el pie de monte andino y -7 a -8°C en la zona cordillerana.

Mejor Época Para Visitar[editar]

Santa Bárbara puede ser visitada durante todo el año. Se puede disfrutar de todas las actividades al aire libre, como picnic, camping, conocer sus ríos, lagos y lagunas; realizar actividades como rafting, kayak, trekking, hiking, cabalgatas, excursiones guiadas, pesca, caza, observación y contemplación de flora y fauna, ciclismo, entre otros. También se puede conocer su patrimonio histórico-cultural de la zona urbana y rural.

Flora y Fauna[editar]

Es una zona con una belleza paisajista importante y de gran interés por su flora y fauna. Hay vegetación nativa en la precordillera que forman bosques puros, encontramos especies tales como: Araucarias, Raulí y Ciprés de Cordillera, Avellano, Roble, Lingue, Boldo, Quillay, Coihue, Canelo, Notro, Peumo e incluso Ñirres.

Las especies de flora que encontramos son el Chilco (fucsia silvestre), Liuto amarillo, que se observa en primavera en el suelo de bosques y praderas. Otras especies, son las que denominamos plantas introducidas como el Pino radiata y en menor proporción el Eucaliptus.

Las aves que se puede encontrar en esta zona son: perdiz, zorzal, queltehue (treile), bandurria, loica, martín pescador, tordo, chercán, peuco, tiuque, torcaza, pato cortacorrientes, garza chica, piuquén y choroy, estas últimas se pueden observar especialmente en los valles de los ríos mencionados.

Se encuentran también el cóndor y el carpintero negro, este último puede observase en grupos familiares en bosquetes y bosques cuya edad supera los 40 a 50 años.

Entre los mamíferos, destacan: puma, que suele verse ocasionalmente en invierno; zorro, chingue, vizcacha, pudú, degú de los matorrales, liebres, conejos, coipos y lauchita de espinos.

Se pueden encontrar especies de peces como el bagre grande, pocha, puye, toyo, pejerrey argentino, gambusia, trucha arcoíris, carpa; crustáceos como la pancora de rio; anfibios como el sapo de manchas rojas, ranita de Darwin, rana chilena, y reptiles como lagartija tenue, culebra chilena, entre otros.

Flora y fauna endémica: Guindo Santo, Naranjillo, Yeule. Pez carmelita, bagrecito, culebra cola corta, culebra cola larga.

Historia[editar]

Fue fundada por Manuel de Amat y Juniet primero como el Fuerte de Santa Bárbara en 1756. El gobernador pobló y erigió la ciudad de Santa Bárbara ahí el 4 de julio de 1758. La ciudad y el fuerte se mejoraron durante el gobierno de Ambrosio O'Higgins "convirtiéndose en una plaza importante para contener los malones de los pehuenches. En enero de 1819 fue despoblada y en 1821 fue incendiada por los realistas de Juan Manuel Picó. Permaneció en ruinas hasta 1833, cuando comenzó a ser repoblada, bajo la dirección del comandante Domingo Salvo. Con el tiempo, se desarrolló hasta el punto que se reconoció de nuevo como una ciudad de 2 de enero de 1871.[3]

Santa Bárbara goza de una riqueza histórica incontrarrestable. Aquí se escribieron páginas gloriosas de la historia patria, en esta tierra de frontera se forjó nuestra identidad. Te invitamos a descubrir nuestra cultura y empaparte de ella, visitando nuestra comuna de Santa Bárbara, Ribereña, Histórica y Productiva; que nace a los pies del rio histórico del país Biobío, el que ha alimentado la identidad de este territorio y de los primeros asentamientos hoy descubiertos que datan del 1200 A.C, donde podemos encontrar el complejo Pitrén y Vergel que, sin duda fueron los pioneros en descubrir la magia y el encanto que tiene el Valle de Nelkewe, heredado a los pehuenches que fue disputado por incas e hispánicos, y esto dio vida y propició lo que hoy es la ciudad de Santa Bárbara, que mantiene una amalgama cultural pehuenche, campesina y criolla, la cual se diferencia del resto del territorio por su gente encantadora y dulce como la miel.

Historia Pre colombina – Antes de Colon 1470 aprox.

Lo que hoy en día se conoce como el valle de Santa Bárbara cuenta con una ancestralidad que desconcierta principalmente a las generaciones que aprendieron de la historia de España en Chile, pero se desconoce el gran legado ancestral de nuestras culturas prehispánicas. Fue así que tras relatos que por siglos mantuvieron los vecinos de los sectores de Los Boldos, Los Notros, Lo Nieve, San Lorenzo, Corcovado, entre otros, se logró evidenciar que en estos sectores la presencia de asentamientos prehispánicos tales como el complejo Pitrén y Vergel. Estos últimos, fueron investigados por la Universidad de Concepción, la que ratificó en 2013 estos hallazgos que por el minuto es el asentamiento más antiguo que existe en lo que denominaban los pehuenches como Valle de Nelkewe.

Complejo Pitrén y Vergel

Distintos grupos prehispánicos habitaron la zona centro-sur de Chile y compartieron técnicas y diseños cerámicos, además de formas similares de enterrar a sus muertos. A este estilo alfarero y patrón funerario, los arqueólogos denominaron Complejo Cultural Pitrén. En la zona lacustre esta tipología se data hacia el 100 a.C., mientras que en el valle del Cautín, la costa y los sectores insulares, las fechas más tempranas se registran desde el 300 d.C., aproximadamente.

Estos grupos habitaban en pequeños espacios que despejaban en el interior de los bosques, donde emplazaban sus viviendas y cultivaban la tierra. No es claro que los grupos Pitrén se hayan establecido permanentemente en un lugar. Más bien, parecen haber tenido un modo de vida sedentario sobre una base estacional.

Con ello se alude a la presencia de grupos humanos con sistemas sociales y contextos materiales distintivos y posibles de identificar en una determinada área.

El nombre proviene del topónimo Pitrén, localidad cercana al lago Calafquén, lugar en el que se encontraron los primeros artefactos cerámicos.

Dado que no existe registro de su lengua, se desconoce cómo se autodenominaban, y si se trataba de un mismo grupo étnico o de distintos que compartían elementos culturales comunes.

En la zona, el estilo cerámico denominado Pitrén abarcó desde el río Huequecura, Biobío, y Duqueco al lago Llanquihue, y desde la Isla Mocha a la provincia de Neuquén, en Argentina. Se sabe que estas poblaciones mantenían un vínculo con las poblaciones trasandinas, que tenían una cerámica muy similar. No obstante, Pitrén parece tener más cercanía cultural con ciertos grupos de la zona central de Chile. Es casi seguro que las poblaciones Pitrén más tardías mantuvieron relaciones con la cultura El Vergel y con otras poblaciones proto-mapuches del área que finalmente les sucedieron en la ocupación del espacio regional.

Estas bandas de cazadores-recolectores se habrían trasladado estacionalmente para explotar recursos silvestres, en tanto algunos grupos más hortícolas, mediante técnicas como "tala y roce", habrían ocupado las distintas áreas de la región centro-sur de Chile y andina oriental.

Su alfarería es la más antigua de la región y en la mayor parte de los casos sigue algunas tendencias estilísticas de las primeras cerámicas del Cono Sur de América: superficies principalmente monocromas, preferencia por los tonos oscuros y énfasis en las decoraciones modeladas. Esta alfarería exhibe gran variedad de formas, que van desde las sencillas botellas globulares a otras más elaboradas, especialmente los jarros con formas de animales, de calabazas o de seres humanos. Ocurren también las primeras vasijas asimétricas, conocidas como Ketru Metawe o «Jarro Pato», que todavía se encuentran en uso en los grupos mapuche y que poseen un fuerte simbolismo relacionado con la mujer casada. Se supone que estos grupos tuvieron una desarrollada artesanía en madera.

El pueblo mapuche y pehuenche consideran a estos primeros ceramistas como sus ancestros.  Las formas de entierro en los cementerios de los antecesores mapuches fueron diversas: en canoas o en troncos ahuecados, en cistas de piedra, inhumaciones directas en la tierra y en urnas funerarias de cerámica; ésta última fue la modalidad de inhumación más común de la cultura El Vergel, entre el Bío Bío y el Toltén. A veces, coexisten enterratorios en urnas y en canoas en un mismo cementerio. En las tumbas de la más antigua cultura Pitrén, se disponen como ofrendas vasijas cerámicas, predominando los jarros simétricos y asimétricos con engobe negro o con decoración negativa de motivos geométricos o fitomorfos. En los entierros de El Vergel, se acompañan las urnas funerarias con jarros de cerámica pintados con motivos rojos sobre una superficie blanca, un tipo de decoración que después se populariza en el llamado Estilo Valdivia que se desarrolla en la época colonial-hispana, junto con adornos de plata y cobre, herramientas de labores cotidianas y elementos de uso ecuestre.

El Vergel aparece entre el 1100 d. C. y 1500 d. C., entre Los Notros, comuna de Santa Bárbara, Angol y la Zona de Huillío, inmediatamente al sur de Toltén. A esta nueva forma cultural se la reconoce como complejo Vergel, el cual se establece en ese territorio sobre la forma cultural del Pitrén; lo que se manifiesta claramente en los contextos funerarios de carácter cerámico.

Una particularidad de este Complejo datado entre el 1000 y el 1300 de nuestra era, es que divide en dos fases de acuerdo a su alfarería. Una fase más temprana con alfarería monocroma y una más tardía, bi o tricroma ( rojo, blanco y negro). En El Vergel bícromo se reconocen jarros asimétricos, urnas y jarros simétricos y comparten características de formas y estilos con Pitrén, además de pipas de piedra y cerámica, instrumentos musicales (pitos), piedras horadadas, hachas votivas o cetros de mando y abundantes manos y morteros de piedra. También se encontraron jarros cuencos, y algunas botellas bícromas en rojo oscuro o negro sobre blanco, con chevrones en bandas y diseños geométricos.

Respecto de la relación de Pitrén con el Complejo Vergel, se superpone sobre las formas Pitrén una propuesta cultural diferente, la que, al menos en su alfarería, sigue un curso semejante al que se puede apreciar entre los pueblos alfareros de más al norte y que ha sido denominada como "el Vergel", por haber sido encontrada en un predio agrícola de ese nombre, a pocos kilómetros de dicha ciudad. El complejo El Vergel basaba su productividad en lo agrícola y las condiciones ecológicas y climáticas que brindaba el sector oriental, y se plantea sostenidamente que el complejo Pitrén basaba su economía en la recolección, esta vez asociada al consumo del piñón, papa, quinoa y maíz.

Invasión Inca

La presencia Inca en Chile fue relativamente breve, esta duró desde la década de 1470 hasta el colapso del Imperio Inca en la década de 1530. Los principales asentamientos del Tahuantinsuyo en Chile se ubicaron a lo largo de los ríos Aconcagua, Mapocho y Maipo. Los restos arqueológicos de Quillota, en el valle del río Aconcagua forman parte del que probablemente fue el asentamiento inca más importante en Chile. La mayor parte de los pueblos conquistados por los Incas en el centro de Chile fueron los Diaguitas y parte de los Picunches.

Respecto de la expansión inca al sur, la fecha exacta de la conquista de los valles centrales de Chile no se conoce. En general, se acepta que la zona fue sometida durante el reinado de Túpac Yupanqui. Las crónicas españolas del siglo XVI y XVII señalan que la conquista se produjo en la década de 1470. Diversos estudiosos han señalado que la incorporación de Chile Central al Imperio Inca fue un proceso gradual. Una teoría afirma que el centro de Chile fue conquistado por el Imperio Inca desde el este, luego de que las tropas incas cruzaran los Andes hacia Valle Hermoso y el Paso de Uspallata hacia el río Maule y el río Itata. Para afianzar su hegemonía sobre los territorios conquistados, los incas utilizaron una extensa red de caminos en Chile, denominada red vial Capac Ñan. En el valle norte del Copiapó, la principal dificultad para el sistema vial inca fue la falta de agua, mientras que al sur el problema fue el relieve accidentado con muchas cadenas de montañas y valles. Para hacer frente a estos problemas los incas adoptaron dos estrategias: construir dos carreteras norte-sur desde el valle de Copiapó al Valle del Maipo cada uno de ellos abarcaba territorios distintos, la primera se unía al camino inca longitudinal andino que venía desde Ecuador; el otro camino seguía las llanuras costeras. El ramal chileno del camino inca longitudinal de los Andes, se extiende desde el Valle del Huasco en dirección norte-sur, principalmente a lo largo de una serie de fallas geológicas (incluyendo la falla Valeriano). El camino pasa sobre los 4000 msnm cerca de la frontera argentino-chilena. Estudios en curso, señalan que dicho camino habría pasado por sectores de la comuna de Santa Bárbara, lo que hoy en día se conoce como Quillaileo y Lo Nieve; prueba de ello son los restos arqueológicos denominados “pircas”, muros de construcción rústica y baja altura, realizado con piedras sin labrar calzadas sin el uso de mortero, las que se reconocen por el tipo de construcción que utilizaban con piedras del entorno simplemente apoyadas de diversos tamaños y formas, las cuales al estar convenientemente encastradas no requieren el rellenado de los intersticios y el sostén complementario que brindaría un mortero o argamasa en un muro de mampostería convencional.

La relación entre la cosmovisión Inca y Peuhenche está estrechamente relacionada. Esta cosmovisión consideraba que la naturaleza, los seres vivos y la madre tierra son elementos que viven perpetuamente. El hombre tiene alma, vida, y también lo tiene todo lo que lo rodea (plantas, animales y montañas). El hombre y la naturaleza se armonizan y se adaptan para coexistir en la naturaleza, para formar y ser parte de ella. Los Incas tenían una manera propia de ver al mundo, dar respuestas a los interrogantes que el hombre se plantea. Es evidente que la concepción de los Incas, fue producto de un largo proceso de evolución del pensamiento que el hombre andino realizó desde los comienzos mismos del período formativo. Fue una concepción propia y diferente a la de los europeos, con lo cual enfocó y entendió su mundo y marcó su proceder, su conducta e imprimió su sello en las relaciones sociales que establecieron los hombres andinos. Gracias a los relatos de los mitos andinos que fueron incorporados a las crónicas ha sido posible obtener una imagen de la cosmovisión inca. En ellas tanto el espacio como el tiempo eran sagrados y tenían indudablemente una explicación mítica y una representación ritual. Puede que hayan sido los incas quienes dejaron estas enseñanzas a nuestros pueblos originarios.

En cuanto a la agricultura incaica, hace referencia al conjunto de técnicas y saberes utilizados en el territorio del Tahuantinsuyo por los pobladores del Imperio Inca para cultivar la tierra. Al desarrollarse en los Andes una sociedad predominantemente agrícola, los incas supieron al suelo, venciendo las adversidades que el terreno andino y las inclemencias del clima. La adaptación de técnicas agrícolas que ya se empleaban con anterioridad en distintas partes, permitió a los incas organizar la producción de diversos productos, tanto de la costa, sierra y selva, para poder redistribuirlos a pueblos que no tenían acceso a otras regiones. Los logros tecnológicos, alcanzados a nivel agrícola, no hubieran sido posibles sin la fuerza de trabajo que se encontraba a disposición del Inca, así como la red vial que permitía almacenar adecuadamente los recursos ya cosechados y repartirlos por todo su territorio. El desarrollo agrícola inca y las técnicas usadas fueron tan efectivas que muchos expertos consideran que si se reutilizaran hoy en día se solucionarían los problemas de nutrición de la gente de los Andes por muchas décadas. Fueron los Incas quienes introdujeron a nuestros territorios semillas de maíz, ají y tomate en la cultura Pehuenche de la comuna de Santa Bárbara.

Pueblos Originarios

Los pehuenches son un grupo indígena montañés que forma parte del pueblo mapuche y habita a ambos lados de la cordillera de los Andes en el centro-sur de Chile y el sudoeste de la Argentina. Habitualmente se caracteriza por basar su alimentación en la recolección de piñones, las semillas del pehuén o araucaria, que crece principalmente a más de 1000 metros sobre el nivel del mar. Los actuales pehuenches se identifican como aquella población de cultura mapuche que habita exclusivamente a las orillas del alto río Biobío en la zona cordillerana de la Región del Biobío y en el área de Lonquimay en la Región de la Araucanía.

Su autodenominación y su idioma original no se han conservado, aunque sí se sabe que formaban parte del conjunto de los huarpes antes de su completa araucanización, y como ellos eran altos, delgados y de tez oscura. Para mediados del siglo XVIII todos los pehuenches hablaban el idioma mapudungún, aunque su asimilación cultural por los araucanos no fue completa hasta mediados del siglo XIX. Hacia el siglo XVI los araucanos los denominaron pehuenches, y el territorio que habitaban era el butalmapu conocido como Pewenmapu (‘tierra de las araucarias’) o Piremapu (‘tierra de las nieves’). Las tierras al este de la cordillera de los Andes fueron denominadas Puelmapu (‘tierra del este’).

Con el piñón elaboraban harina y una bebida fermentada. Los piñones eran conservados en bodegas bajo tierra. Los frutos de otros árboles también entraban en su dieta. Utilizaban arco y flecha, y boleadoras de dos bolas para cazar ñandúes, guanacos y venados, confeccionadas de tripas y cuero. Utilizaban los cueros de estos dos últimos animales para hacer los toldos en los que vivían varias familias, apuntalados con palos y ramas, a la manera de los tehuelches, aunque de manera más sólida y permanente. Utilizaban también los cueros para hacer prendas de vestir y las plumas de ñandú como adornos. Las vasijas eran de madera y de cuero. Con la llegada de los españoles adoptaron el caballo que obtenían mediante el trueque con tribus vecinas. Incorporaron la lanza larga para cazar al entrar en contacto con los araucanos. Para navegar en algunos lagos construían canoas de juncos a la manera de sus vecinos huarpes. Conocían la plata y el cobre y los utilizaban para hacer aros de adorno a la manera de los araucanos. En determinadas circunstancias se pintaban la cara, los brazos y las piernas. Aunque en su territorio se han hallado cerámicas de barro negro cocido casi sin adornos, no se conoce que supieran técnicas de alfarería. De los huarpes aprendieron la cestería. Los hombres más ricos practicaban la poligamia y las tribus estaban constituidas por grupos pequeños que elegían un cacique. Sepultaban a sus muertos en cuevas o los enterraban en terrenos blandos.

Invasión Europea

La ciudad de Santa Bárbara fue fundada por Manuel de Amat y Juniet primero como el Fuerte de Santa Bárbara en 1756. El gobernador pobló por orden de su majestad la reina, María Magdalena Bárbara Xavier Loreto Teresa Antonia Josefina de Braganza y erigió la ciudad de Santa Bárbara sobre las ruinas incas del valle de Nelkewe al costado del camino del inca -Qhapaq Ñan- el 9 y 10 de octubre de 1756. La reina María Bárbara de Braganza de España, solicita a su protectora Santa Bárbara Bendita, su bendición para un reinado próspero y seguro en el nuevo mundo, y que mantuviera su amor junto al rey, por su pueblo y es a través de esta manda que promete enviar la imagen de su santa protectora al Nuevo Mundo, eligiendo un valle rico en naturaleza y fertilidad, el que es bautizado con el nombre de la reina y bajo la protección celestial de “Santa Bárbara”.

Santa Bárbara, fundada como Fuerte, en la ribera del gran rio Biobío (actualmente Plaza de Armas Isabel Riquelme de la Barrera y Meza y Ulloa) para tener protegida la frontera que era el rio Biobío. Aquí se vivieron grandes luchas con los Pehuenches, quienes vivían en estas tierras por siglos y la defendieron hasta la muerte enfrentando a los invasores españoles con piedras y lanzas. En cambio, los colonizadores, con fortalezas, las que en muchas ocasiones tenían que construirlas los indígenas, siendo Santa Bárbara la excepción se le denominaba el cementerio de los españoles.

Fue la última ciudad española fundada por los invasores españoles en la precordillera, recordemos que Santa Bárbara era el Fin de Chile, hacia el Sur era selva.

El fuerte de Santa Bárbara era empalizado, de gran altura y diámetro con paredes de barro y paja que les servían a los soldados para pasar sus rondas y por fuera un foso de grandes dimensiones que le impedía a los pehuenches acercarse a las murallas del fuerte. Contaba con cañones y dentro de la fortaleza estaba la casa del comandante, la iglesia (donde se guardaba la reliquia enviada por la reina), el almacén, la sala de armas y la cárcel. “Su figura es un pentágono irregular formado a foso y estacada contra el risco de aquel río que sirve de espalda, y en los ángulos de su frente se avanzan tres medios baluarte que defienden sus cortinas, y barren la campaña y el camino que reciben al tiro de cañón”. [4]​En la parte oriente se halla un Hospicio de misiones del Orden Seráfico, que incesantemente trabajaba en la conversión de los infieles. Esta misión tuvo su primer asiento en la otra banda del río en la Reducción de Rucalhue, pero los pehuenches impacientes de las amonestaciones de los padres sobre la reforma de la pluralidad de mujeres de su uso, castigaron con azotes al Reverendo Fray Pedro Angel de Espiñeira, presidente de aquel hospicio, quien después obtuvo la mitra de esta Diócesis; y gobernando entonces este Reino el Excelentísimo Señor Don Manuel de Amat, lo mandó trasladar a aquella situación.

Es probable que los españoles no se imaginaran la resistencia y coraje de los pehuenches capitaneados por el fenomenal Ñielol Lonko Leviantú que atacó una y otra vez al fuerte saqueando y quemando la Villa en varias ocasiones.

La vida en ese tiempo era muy difícil porque no tan sólo se temía a los ataques de los pehuenches, sino que el clima era demasiado violento sobre todo en otoño e invierno, así se recordó del año 1769.

De esta forma avanzaron los años ente luchas sangrientas, donde quedaban los campos rociados de sangre de los cuerpos que se perdían entre robles y quebradas, que, en varias ocasiones les dieron la victoria a los nativos por conocer estas tierras como la palma de su mano.

En la administración de Ambrosio O’Higgins la ciudad y el fuerte se mejoraron convirtiéndose en una plaza importante para contener los malones de los pehuenches. Ahí es donde conoció y forjó una amistad con el Lonko Leviantú,[5]​ para mantener la paz entre los pueblos y al cual admiraba por su fuerza, inteligencia y resistencia. En 1758, Ambrosio O’Higgins logra pactar tratados con los pehuenches, donde exportaban textiles y ganado a Europa, a cambio de maquinaria para el desarrollo de agricultura.

Ambrosio O’Higgins tuvo un hijo con María Isabel Riquelme, al cual no podía reconocer en ese entonces ya que perdería todos sus derechos. Fue así que, al nacer Bernardo O’Higgins en 1778 en la Isla de la Laja, sus padres lo enviaron a refugiarse con sus amigos los pehuenches, donde se crio y educó con ellos y pudo conocer parte de la cultura y el idioma chedungún.

El año 1804 exactamente el 29 de enero, cuando Bernardo O’Higgins Riquelme siendo un joven, llega al Malalwue a tomar posesión de la herencia de su padre, el ex virrey del Perú Ambrosio O’Higgins, territorio en el cual logró desarrollar y potenciar mediante cultivos de viñas, cereales, ganadería y comercio, logrando grandes adelantos para la época, como  la importación de maquinaria agrícola y la entrega de tierras, además de bueyes a sus trabajadores. Fue proclamado como el primer Diputado y representante de estas tierras de la frontera española. Fue así, como en menos de una década como hacendado logró grandes amistades y recuperar una entrañable, su  amigo el Fray Gil Calvo a quién conoció cuando estudió en el Convento de los Franciscanos de Chillán, sorpresa para él fue cuando se enteró que el Fray, estaba a cargo de la Misión franciscana de Santa Bárbara, con objetivo de evangelizar a los Pehuenches de la frontera, a los que el vecino Bernardo O’Higgins conocía desde su infancia y mantenían una muy estrecha relación de amistad y comercio, además del dominio a la perfección del chedungún, lo que le permitía entenderse y tenerlos como aliados en la crianza de ganados por el valle del Río Biobío y Cordillera.

Independencia

Comienza la Revolución en Santiago, luego que la corona francesa apresara al rey de España para independizar Chile.

En 1810 Mateo de Toro y Zambrano organizó primera junta nacional de gobierno, con el afán de cuidar los intereses de los españoles. José Miguel Carrera financiado por la corona francesa, aflora con su familia y con Manuel Rodríguez como los pioneros de este proceso independentista desde el norte. Se forma el Congreso nacional, donde las colonias presentes decidirían entre apoyar a la corona, o independizarse. En la isla de La Laja eligieron a Bernardo O’Higgins como representante, y este apoyaba la independencia de Chile, en contra de los españoles y a favor de la corona inglesa. Ahí es donde se alía con José Miguel Carrera, en donde propone el llevar su propio ejército, y vuelve en busca de su gente, formado por niños, mujeres, pehuenches y criollos. Es así como nace la milicia campesina “los lanceros de la frontera”.

Se fueron al norte a combatir a las fuerzas españolas, y es ahí donde José Miguel carrera traicionó a O’Higgins, y mueren todos en la batalla de Rancagua, logrando algunos pocos junto a O’Higgins escapar a Argentina, con la ayuda de vecinos, en donde junto a José de San Martin arman el ejército libertador de los andes y es la epopeya histórica a nivel mundial de como un ejército atravesó la cordillera de los andes. Estos ganaron en la batalla de Maipú, y es donde se dan el famoso abrazo con José de San Martin, y es recién en 1818 cuando se habla del proceso de independencia, en el sur, en Talcahuano, y se proclama la Independencia el 1 de enero en la plaza de la independencia en Concepción.

Existe un hecho ligado al llamado padre de la patria que ha sido silenciado por la historia oficial, y es que O’Higgins reconoció la independencia del pueblo mapuche a través de una carta en marzo de 1819 titulada “El supremo director del Estado a nuestros hermanos los habitantes de la frontera del sur[6]”.

Luego que O’Higgins declarara la independencia, un grupo de españoles rebeldes que huyeron de la batalla de Maipu, vinieron a destruir el lugar donde había nacido la independencia. Es así que en enero de 1819 Santa Bárbara fue despoblada y en 1821 fue incendiada por los realistas del español Juan Manuel Picó. Permaneció en ruinas hasta 1833, cuando comenzó a ser repoblada, bajo la dirección del comandante Domingo Salvo. Con el tiempo, se desarrolló hasta el punto que se reconoció de nuevo como una ciudad de 2 de enero de 1871.

En 1891 Santa Bárbara es decretada como comuna, a través de la ley autónoma.

Devoción a Santa Bárbara Bendita

Dentro de la Provincia, Santa Bárbara es la cuarta comuna más antigua de catorce mencionadas dentro de la provincia. Santa Bárbara patrona y protectora de la comuna, milagrosa imagen que se conserva hasta el día de hoy en el único Santuario Nacional en veneración a la virgen, mártir y santa, lugar donde nació esta devoción en Chile, herencia de los Franciscanos que se mantiene desde 1756 hasta la fecha, y cada novena desde el 25 de noviembre al 4 de diciembre desde el siglo III se recuerda el Martirio de esta inocente joven que decidió morir antes de renunciar al amor de Cristo.

Bárbara nació en Nicomedia, cerca del mar de Mármara, a principios del siglo III. Era hija de un sátrapa de nombre Dióscoro, quien la encerró en un castillo para evitar que se casara tan joven y para evitar el proselitismo cristiano. Durante su encarcelamiento tenía maestros que le enseñaban poesía y filosofía, entre otros temas. Por esto mismo, y porque su padre estaba ausente, Bárbara se convirtió al cristianismo y mandó un mensaje a Orígenes, considerado un erudito de la Iglesia cristiana, para que fuera a educarla en esta fe. Después de ser bautizada, mandó construir una tercera ventana en su habitación, simbolizando así la Santísima Trinidad. Cuando su padre fue a verla, se declaró cristiana y se opuso al matrimonio que este le proponía, diciendo que elegía a Cristo como su esposo. Entonces su padre se enfadó y quiso matarla en honor a sus dioses paganos. Por eso, Bárbara huyó y se refugió en una peña, milagrosamente abierta para ella, pero pese al milagro, fue capturada.

Su martirio fue el mismo que el de san Vicente: fue atada a un potro, flagelada, desgarrada con rastrillos de hierro, colocada en un lecho de trozos cortantes de cerámica y quemada con hierros candentes. Finalmente, el mismo rey Dióscoro la envió al tribunal, donde el juez dictó la pena capital por decapitación. Su mismo padre fue quien la decapitó en la cima de una montaña, pese a esto, la joven decía Solo Dios, Solo Dios, Solo Dios; tras lo cual un rayo lo alcanzó, dándole muerte también.

El padre carmelita Claudio de San José narra, en un manuscrito de la Orden Carmelita, que el sepulcro de santa Bárbara fue venerado por fieles que reportaban curaciones milagrosas. Su fama era muy reconocida en el siglo VIII y algunos empezaron a llevarse las reliquias hasta que fueron trasladadas a Constantinopla y después a Venecia.

Su ejemplo de amor y fidelidad a Cristo se masificó de tal manera que fue conocida a lo largo del mundo y su fe alentó a miles a seguir a Cristo sin miedo. Fue canonizada como Virgen Mártir y Santa siendo Princesa entre los santos y mártires y es Protectora de las Muertes Violentas, Rayos y Tormentas.

Patrona de Bomberos y Artilleros

Su culto fue confirmado por san Pío V en 1568 y se convirtió en uno de los catorce santos auxiliadores del Santoral. Hay quienes dicen que en realidad sí se casó con un mártir. Esta creencia tiene mucho peso, y por ser seguro que nació el 4 de diciembre, su festividad se celebra en esa fecha. Por relacionarse con las explosiones, es la patrona de los Artilleros y de los mineros del mundo. Se usa su nombre de santa, "Santa Bárbara" para denominar los polvorines y almacenes de explosivos, particularmente en las naves. Se le considera protectora contra los daños del temporal, los rayos y las centellas; de ello se deriva el modismo "acordarse de Santa Bárbara cuando truena" que se usa en diversas ocasiones, tanto para aludir a quienes solo piensan en la solución de un problema cuando este se hace muy evidente, como para referirse a las personas que solo piensan en los demás cuando necesitan su ayuda. Según el diccionario de la Real Academia, el modismo "quemar" o "volar la santabárbara" significa "tomar una decisión extrema sin reparar en los daños que puedan causar los medios empleados".

Cada 4 de diciembre, día de Santa Bárbara tal dice el santoral cristiano, y en esta fecha que recuerda el martirio de la dulce virgen de Nicomedia, los artilleros del mundo se reúnen en fiesta de cordial camaradería para holgar en la remembranza de su pasado, rutilante de gloriosas constancias y para robustecer en sus corazones y en su mente el propósito nunca entibiado de hacerse digno de su historia y tradición.

La práctica de más de diez siglos de España, tierra madre de todas nuestras costumbres civiles, religiosas y militares, fue trasplantada a la América, y llegó a Chile con las primeras culebrinas, cuyo fuego y estruendo rasgaron el silencio de la selva araucana.

Economía[editar]

En 2018, la cantidad de empresas registradas en Santa Bárbara fue de 218.[7]​ El Índice de Complejidad Económica (ECI) en el mismo año fue de -0,32, mientras que las actividades económicas con mayor índice de Ventaja Comparativa Revelada (RCA) fueron Actividades de Mantenimiento del Orden Público y de Seguridad (1297,81), Cultivo Forrajeros en Praderas Mejoradas o Sembradas (312,9) y Cultivo de Otros Cereales (172,85).

Productividad

Gracias a sus orígenes prehispánicos hoy día podemos señalar que Santa Bárbara siempre estuvo ligada al ámbito productivo; recordemos que los pueblos originarios prehispánicos ya desarrollaban cultivos en la cuenca del Butalevo, actual rio Biobío, de maíz, tomate, ají, quinoa, orégano, entre otros. También la ganadería se desarrolló en gran magnitud con animales salvajes tales como el guanaco, el huemul, el ñandú, y pudú, que era la dieta de sus ancestros. Pero el desarrollo agrícola tal como lo conocemos hoy como industria se inicia con la llegada de los españoles, luego de la fundación del fuerte de Santa Bárbara donde años antes los jesuitas habían hecho su trabajo entregando técnicas de agricultura a los pehuenches. Los primeros cultivos que se entregaron a estos territorios fueron las vid. Las viñas que estaban sitiadas en el norte alto en específico lo que hoy es el sector de San Antonio, Rinconada, Mañil Alto y El Sótano, donde se desarrollaron grandes viñas de cepa país, blanco Italia de Alejandría, y otras vides que están en investigación. Esto trajo consigo una gran producción de vinos de alta calidad, recuerdo de las misiones jesuitas establecidas en ese lugar, dando paso también a la agricultura en los diferentes sectores -hoy uno de los sectores que mantiene su acción agrícola es Corcovado- mantiene el desarrollo agrícola ganadero, con crianza de ovinos, bovinos, equinos; así también queda de manifiesto los relatos del año 1890 cuando establece la gran cantidad de fundos que tenía Santa Bárbara, más de 45 fundos de los cuales se puede detallar algunos. También se puede señalar la afloración de alfarería en el sector denominado hoy en día Las Obras, donde se generaba gran producción de artículos en greda que favorecía la venta de tejas, ladrillos y utensilios domésticos. El desarrollo forestal fue uno de los puntos más importantes del desarrollo de Santa Bárbara dado que se extendía hasta la alta cordillera, y por la escasez de caminos se realizaba la extracción de madera en la cuenca del Biobío; lo que hoy se conoce como la Villa Ralco, nace producto de la explotación maderera de la alta cordillera; se encastillaba la madera y se bajaba por el cauce del rio Biobío en balsas, que se demoraban meses en llegar a Concepción, para posteriormente embarcarlas hacia Europa y el norte del país. Esto dio inicio a la actividad silvoagropecuaria en la comuna, fue así que en el año 1891 Santa Bárbara es decretada comuna  y también ciudad por el gran desarrollo económico que traía consigo y se empezaron a desarrollar grandes obras de infraestructura como los puentes; los puentes más emblemáticos que se mantienen hasta el día de hoy, el puente colgante construido el año 1891 y el puente Piulo construido en 1937. Esto impulsó la actividad económica agrícola, donde la ciudad de Santa Bárbara se reflejaba y se mantienen hasta el día de hoy parte de las 7 bodegas trigueras, que era donde se almacenaban los granos que se cosechaba en los campos, y se almacenaba para posteriormente trasladar mediante el ferrocarril hasta diferentes puntos del país, dado que Santa Bárbara era considerada que estaba dentro del granero de Chile.

Tras el desarrollo silvoagropecuario de gran intensidad, aflora la apicultura como un icono de productividad menor, pero que fue tomando fuerza con el tiempo, logrando hoy día posicionarse como una de las actividades económicas más rentables y más representativas de la comuna de Santa Bárbara. No obstante, también la industria forestal ingresa fuertemente tras la reforma agraria donde se desarrolla la parcelación de los fundos, y trajo consigo que los nuevos propietarios vendieran sus predios a las empresas forestales, transformando hoy día la comuna de Santa Bárbara con más del 50% de su territorio en suelo de uso forestal. Desde esta mirada es que se focaliza a través de los recursos naturales y parte el desarrollo turístico en la década del 60 con gran fuerza en la cuenca del rio Biobío, con el turismo aventura, específicamente el rafting que se genera a punta de lanzas para el desarrollo de Chile y Latinoamérica. Esto lamentablemente se vio afectado por la actividad hidroeléctrica que atenta contra el rio Biobío y genera una merma dentro de su desarrollo productivo, generando una gran cantidad de energía, dentro de la cantidad de megawatts (452,4 Mw) que en la actualidad Santa Bárbara entrega al sistema interconectado central.

La comuna de Santa Bárbara tras la actualización del PLADECO año 2019 establece 3 ejes de desarrollo entre los cuales podemos destacar: el turismo, la apicultura y la agricultura. Esta es la visión de desarrollo económico local que tiene hoy en día, donde Santa Bárbara se presenta como una comuna que cuenta con un gran potencial de desarrollo económico, dados sus recursos naturales, y que cuenta con sectores emblemáticos del desarrollo agrícola, como son Los Boldos, Los Naranjos, Corcovado, Los Junquillos, Mañil Bajo, El Parrón, por mencionar algunos. Debido al cambio climático, hoy día Santa Bárbara se presenta como una de las comunas con mayor porcentaje al desarrollo frutícola, y es así como se están desarrollando grandes huertos, y se espera que el año 2030 va a liderar en el rubro frutícola de la provincia del Biobío, gracias a las condiciones organolépticas que genera la cuenca del rio histórico del país, el Biobío.

Miel

Santa Bárbara “Capital Nacional de la Miel” cuenta con una oficina municipal dedicada exclusivamente a la miel, creando la Oficina Municipal de la Miel el 26 de agosto de 2016, con el objetivo de desarrollar una Apicultura Sostenible caracterizada por un manejo natural que permita la obtención de productos de la colmena con el Sello Apícola Local caracterizado por la protección de la abeja, su hábitat natural y los ecosistemas necesarios para su accionar como principal polinizador natural que asegura la biodiversidad del planeta y a nivel local la obtención de productos que permitan la elaboración y generación de subproductos y servicios de la colmena, que según reconocidos y variados informes técnicos poseen características y propiedades únicas que pueden aportar a la salud y bienestar de las personas

En colaboración con apicultores , empresarios y artesanos locales, pone a disposición de la comunidad y visitantes, conocimientos del mundo de la apicultura natural y sostenible , como una actividad productivo económica con un enfoque que integra la ecología y la economía cuyos procesos no tienen impactos ambientales negativos, permitiendo preservar el medio ambiente, los recursos naturales y ecosistemas , generando oportunidades de desarrollo, bienestar y salud para las actuales generaciones y el resguardo del patrimonio natural para las generaciones futuras.

La Oficina Municipal de la Miel está ubicada en Rosas N° 50 (costado poniente de Plaza de Armas y atiende público en horario de (10:30 – 14:00/14:45– 16:30) tiene a disposición del público información de los productos, subproductos y servicios con sello, información sobre el Sello Apícola Local, sobre nuevas formas de consumo y de uso de los productos y subproductos de la colmena y donde poder adquirirlos.

Todas las mieles ofrecidas en degustación y con contacto de comercialización tienen el respaldo de sistemas productivos y extractivos certificados.


Turismo

Historia del desarrollo de la industria turística en Santa Bárbara.

Gracias a su geografía siempre ha llamado la atención ya que genera impacto dentro del aspecto económico y los primeros registros que existen respecto al afloramiento del turismo en Santa Bárbara data desde el año 1769 cuando se enviaban las primeras cartas desde el comandante del fuerte de Santa Bárbara, señalando mayores esfuerzos para las tabernas y generar zonas de hospedaje para los peregrinos que iban a visitar la villa en veneración a Santa Bárbara Bendita.

En 1838 el gobierno contrató a un naturalista francés Claude Gay para realizar un viaje científico por el país; su misión estudiar la historia natural de Chile y lo que contribuyera en ese entonces a conocer la industria del país, su comercio y administración. Luego de la segunda fundación de Santa Bárbara la comuna fue visitada por Claude Gay e Ignacio Domeyko ambos científico-botánico que plasmaron en su investigación la biodiversidad de flora y fauna, siendo el inicio del turismo científico en nuestra comuna.

Una de las infraestructuras que se inauguró el año 1899 fue el primer hotel de Santa Bárbara, el hotel Siria que estaba en la intersección de calle rosas con freire era de la familia Ale Cheul, contaba con todos los servicios que se ofrecía en esa época, para los excursionistas que iban a la cordillera a descubrir sus cumbres, observar flora y fauna y contemplar la naturaleza. Describían la belleza escénica del valle de Santa Bárbara asociado a la cuenca histórica del rio Biobío. Desde ahí en adelante y tras la llegada del ferrocarril fue una explosión que se desarrolló en el ámbito turístico y que en la década del 30 se fortaleció con la construcción del canal Biobío sur que favoreció la instalación de grandes pensiones, casas de acogida y hostales; desde ahí una de ellas se mantiene, “Las Totoras”, que fue una de las casas de pensiones más antiguas que existen en la comuna. Dentro del ámbito rural podemos destacar que siempre estuvo el balneario asociado al rio Biobío, donde don Esmeregildo Contreras en la calle O’Higgins. También existían playas, actividades nocturnas, incluso se creó un pub en dicho espacio que estaba siempre resguardado por chaperonas, que eran señoras que resguardaban a las señoritas para que se bañaran en el lugar. Esto fue lo que motivó a la primera alcaldesa de la comuna la señora Guillermina León, a hermosear esta ciudad para una visión turística, y fue así como ella propició que se generara una avenida de rosas desde la estación hasta el teatro (actual municipalidad) y hasta la plaza, desde ahí la calle rosas tiene su nombre, Rosas. También generó instancias de cultura para poder dar distracción a los visitantes que llegaban a la zona a disfrutar del rio Biobío y su atributo la pesca, desde ahí también hay una canción de cueca que hasta el día de hoy se recuerda que es “botero del Biobío” del conjunto folclórico Kumei-co que habla respecto a esta actividad tan emblemática.

Después de este proceso de identidad cultural, continuó el desarrollo de los sectores rurales; el sector de Lo Nieve y Quillaileo, ahí es donde nace el primer camping de la comuna, el camping Huequecura en 1965, y esto se atribuye al gran desarrollo del rafting que tuvo Santa Bárbara.

El turismo aventura nació a través del descenso del rio Biobío en rafting en la comuna de Santa Bárbara, dado que los primeros exponentes internacionales de esta disciplina llegaron a disfrutar de la braveza de las aguas blancas del rio histórico del país, y que en ese entonces Santa Bárbara tenía jurisdicción territorial con todo lo que hoy en día es la comuna de Alto Biobío. Norteamericanos, holandeses, finlandeses, e ingleses fueron los que difundieron esta actividad en Latinoamérica, mencionando el rio Biobío como el mejor rio para hacer este tipo de descenso dado que su categoría llegaba hasta el grado VI. Esto trajo consigo que Chile se motivara a desarrollar esta visión y se hicieron planes pilotos a nivel nacional. Uno de ellos fue promover la identidad pehuenche, y Santa Bárbara nace con su oficina de turismo en el año 87 cuando nace la reserva nacional Ralco, que fue una gestión de la municipalidad de Santa Bárbara para poder proteger la biodiversidad de la alta cordillera en específico de los bosques de araucarias, desde ahí parte un camino turístico.

Santa Bárbara pasaba por su primera gestora turística, la señora Nadia Campos Ortiz, a quien se atribuyen las primeras conversaciones para el paso internacional Chanchocó y los tratados internacionales para el desarrollo de la actividad turística, así también con el paso de los años se desarrollan nuevas acciones. Después aparece el gran desafío de las centrales hidroeléctricas, las cuales dañan enormemente el desarrollo turístico que estaba recién aflorando en ese entonces en Santa Bárbara; primero con la central Pangue, la cual obstaculizó el desarrollo de actividades de turismo aventura en el rio histórico del país, por lo que las empresas de turismo comenzaron a bajar la intensidad de su actividad. Lamentablemente años posteriores aparece la central Ralco, la que finalmente lapida el desarrollo de la actividad turística a través del rafting en las aguas bravas del Biobío, y finalmente las empresas que estaban apostando a este desarrollo de aventura y naturaleza se trasladan hacia la zona sur del país a establecerse en lo que hoy en día es Pucón, el rio Fuy, entre otros.

Dentro de la misma trayectoria asume una nueva coordinadora de turismo, la señora Gladys Sepúlveda que da un vuelco dentro de la visión que se estaba desarrollando y genera un turismo más cultural en dedicación al floklore, a la identidad patrimonial, y es la responsable de enfrentarse con la tercera amenaza ya con la comuna dividida entre Santa Bárbara y alto Biobío, y nace la nueva visión turística de este territorio, de la parte baja, y es así como nace también la intervención del proyecto hidroeléctrico Central Angostura, la cual atenta con la fuente turística, el rio Huequecura, el balneario de los santabarbarinos que por años había entregado sus aguas puras, cálidas y cristalinas, que en ese entonces fue invadido, inundando a más de 6 cámpines en su ribera. Esto provocó que la comunidad de Santa Bárbara se organizara, y como ya se había observado que había disminuido una gran parte del desarrollo turístico, se piden mitigaciones y compensaciones acorde a la intervención de esta hidroeléctrica; es decir que la comunidad de Santa Bárbara exige que tienen que establecer cámpines de calidad turística, es así como nace el camping la patagua de lo nieve y el camping los notros. También establece un lugar para la venta de productos locales y observación de flora y fauna, y nace el mirador Huequecura. Además, la comunidad exige que el puente colgante que se va a destruir tiene que ser repuesto en el mismo rio Huequecura y en las condiciones en la que estaba en su forma original. Lamentablemente gran parte de todo lo que solicitó la comunidad aún se está evaluando dado que no cumple con lo solicitado explícitamente en la RCA.

Tras ese proceso, Santa Bárbara siguió creciendo turísticamente, afloró la administración del actual alcalde Daniel Salamanca Perez, el cual desarrolló un plan turístico comunal, en donde la oficina de turismo pasó a ser departamento, en el cual se está trabajando hoy en el posicionamiento de la oferta, en la visualización, en la imagen y en la proyección del rubro, además de rechazar todo proyecto que atente contra la biodiversidad, el patrimonio histórico, natural y cultural de la comuna, (desde el 2014 hasta la fecha se ha manifestado el rechazo rotundo de 5 proyectos hidroeléctricos en el rio Huequecura, y en el rio Duqueco); generando infraestructura turística para potenciar y fortalecer la oferta, como es el caso del primer centro de recepción y orientación al turista, un museo que hable respecto a la identidad referente al valle, un mercado turístico municipal, una conexión de una ruta internacional, por el paso Pichachén por la ruta histórica, un parque para el desarrollo de la actividad residente para que también pueda disfrutar el turismo, y poner en valor al rio histórico del país a través de una costanera en la cual se puede observar la biodiversidad que en él se alberga, entre otras acciones.

Administración[editar]

El actual alcalde de Santa Bárbara es Daniel Salamanca Pérez (PDC),[8]​ quien fue elegido en las elecciones municipales de Chile de 2016 para ejercer entre diciembre de 2016 y diciembre de 2020. Es asesorado por los concejales:

  • Pedro Pacheco Gática (PDC)
  • Héctor Quezada Quezada (PS)
  • Edmundo Cofré Rodríguez (PRSD)
  • Claudio Melo Pérez (RN)
  • Pedro Sanhueza Cáceres (Ind./Evópoli)
  • Juan Obreque Urrutia (UDI)

Servicios públicos[editar]

Con respecto a la salud pública, el Hospital de la Familia y la Comunidad Santa Bárbara es un recinto hospitalario de baja complejidad administrado por el Servicio de Salud Bío Bío. Para las atenciones de mayor complejidad, los pacientes son derivados al Hospital Dr. Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles.

En relación al orden público y la seguridad ciudadana, la 4ª Comisaría de Santa Bárbara es una unidad policial de Carabineros de Chile subordinada a la 20ª Prefectura Bío-Bío.

El Cuerpo de Bomberos de Santa Bárbara fue fundado en julio de 1949 y cuenta con cuatro compañías.

Fiestas Tradicionales[editar]

La celebración más antigua de la comuna es de carácter religioso, desde el 4 de diciembre de 1756 a la fecha, la fiesta patronal en el único santuario nacional en veneración a Santa Bárbara Bendita.

El evento musical más importante de la comuna es el Festival de la Miel, que se realiza desde 1976, organizado por el Club Deportivo Independiente y patrocinado por la Municipalidad de Santa Bárbara, siendo el tercer festival más antiguo del país, el cual se realiza cada primer fin de semana de febrero, donde se puede disfrutar de música en vivo, competencia musical y un excelente show, stands de comida, artesanías, promoción turística, juegos infantiles, etc.

También ha tomado mucha fuerza la feria costumbrista de Santa Bárbara que se realiza anualmente por 3 días en el recinto deportivo Alcalde Rene Correa Hermosilla. Muestra la variada gastronomía santabarbarina urbana y rural, en la cual podrás disfrutar de platos tradicionales criollos, y por supuesto el infaltable asado de cordero al palo. También podrás encontrar una gran variedad de productos artesanales locales, y un grato ambiente musical donde se da a conocer el folklore de nuestras cantoras campesinas, cultores, y artistas locales y nacionales varios.

Y por último y no menos importante, en el sector cordillerano y rural de Quillaileo, el festival de la Bandurria, que deleita cada año a miles de turistas que disfrutan de las zonas de camping en los alrededores organizado por vecinos del sector de Quillaileo y la Municipalidad de Santa Bárbara.

Eventos - Actividades - Festividades[editar]

Festival de la Miel: febrero – Santa Bárbara

El festival de la miel es toda una tradición en la comuna, a la que asiste la comunidad en general, y turistas que visitan la zona durante el verano. Cuenta con más de 45 años de trayectoria, en el cual participan artistas de renombre nacional e internacional. Además de la música en vivo, se puede disfrutar de la competencia musical y un excelente show, stands de comida, artesanías, juegos infantiles, etc. Además de las galas con las muestras ejecutadas por los talleres municipales de Cueca, Canto, Baile Flamenco y Danza Española, además de la presentación del Ballet Folclórico Municipal, Ballet Clásico, y el Taller de Danzas; junto a los cultores de música de raíz folclórica en las locaciones de la Plaza de Armas “Isabel Riquelme”, como asimismo en el área norte de la ciudad, en el Parque Urbano del Barrio Estación.

Festival de la Bandurria: enero – Quillaileo

Todo el encanto y la belleza natural de nuestros paisajes cordilleranos, son la locación perfecta y especial para celebrar el Festival de la Voz “La Bandurria” en el sector rural de la comunidad organizada de Quillaileo.

Este evento se inició el año 2000 como un encuentro entre familias que gustaban de la música y el canto, pero sus creadores tuvieron una visión futurista y creativa, que albergara a interpretes provenientes de distintas regiones del país, hasta el día de hoy, es el evento que junto al festival de la Miel, se mantienen vigentes en nuestra comuna.

Festival de Rock Open Air: enero

Distorsión de guitarras, destrucción de bombos y pedales y todo el poder de sus sonidos llegan para romper con las tradicionales costumbres, esta fecha es conocida como Santa Bárbara Open Air presentando el mejor sonido y espectáculo del rock y metal nacional.

Cada una de las bandas que forman parte de este espectáculo presenta todo su arsenal en el escenario. La jornada dura 2 días. Sean parte de este evento y disfruten de una buena dosis del más potente y destructivo metal chileno.

Rodeo Oficial Santa Bárbara: enero

La jornada familiar de alta competencia se realiza en la Media Luna Sergio Rikli Schulz, en las inmediaciones del centro deportivo Alcalde René Correa Hermosilla, donde participan las mejores colleras del país, compiten criadores y jinetes profesionales y destaca por un ganado óptimo, junto a su espectacular organización. Los deportistas hacen gala de su maestría cabalgando, buscando dominar al animal en un evento donde el atuendo impecable de los jinetes junto a caballos de gran categoría, dejan en lo alto el nombre de la provincia de Biobío.

Ferias Costumbristas Urbana: febrero

Se lleva a cabo en el fin de semana de la quincena de febrero, en el centro deportivo y estadio municipal Alcalde René Correa Hermosilla. Quienes visitan el recinto ferial, pueden disfrutar de un grato ambiente familiar, y degustar una amplia variedad de platos típicos de la comida chilena, como asimismo de una gran muestra artesanal, juegos infantiles, y la música de nuestro folclore presente en todo momento con la participación de diversos grupos de la zona, y otros invitados al show durante los 3 días que dura el evento.

Celebración San Sebastián: El mundo católico celebra al santo patrono de los campesinos, San Sebastián, una fiesta religiosa que desde los albores de la Patria se celebra en Chile.

Se realiza el 20 de enero y el 20 de marzo, en el Sector Los Notros en el calvario Kwel, un hermoso lugar para la contemplación y fotografía de los devotos al santo de los campesinos que pagan sus mandas a caballo pidiendo por sus cosechas y animales. En ambas fechas se celebran misas en la cumbre del cerro al igual que en el sector de Los Maitenes.

Ferias Costumbristas: Todos los fines de semana del verano en sectores rurales

Circuito de ferias tradicionales y costumbristas de la comuna, en los sectores rurales Los Boldos, Villucura, Los Junquillos, Lo Nieve, Los Notros, y Aguas Blancas, organizadas por la Municipalidad de Santa Bárbara y con la participación de los directivos de las Junta de Vecinos y las comunidades que se esmeran en brindar una excelente atención al público recurrente a la feria, la que suma adeptos provenientes de distintos puntos de la provincia, conjugando la belleza del paisaje y la naturaleza que envuelve las instalaciones; donde los turistas pueden disfrutar de comidas típicas, artesanías, música folclórica en vivo, con la presentación de artistas locales y también de invitados especiales. Además de circuitos guiados turísticos por los atractivos de los sectores.

Santa Cruz de Mayo: 2 de mayo, Corcovado

Esta actividad se lleva a cabo en el norte alto en el sector de Corcovado y también en la zona urbana de Santa Bárbara. Vecinos de la comuna celebran la tradicional fiesta religiosa de “La Cruz de Mayo”, recorriendo conjuntos folclóricos varios sectores del radio urbano y rural, junto con los cánticos populares de los seguidores de esta tradición. Se bendicen las cruces en una ceremonia, se enciende la luminaria para posteriormente salir en caravana a pedir limosnas por las calles de la ciudad.

Raid Ciclo Provincia de Biobío:

La organización deportiva sin fines de lucro realiza una exitosa convocatoria anual de ciclistas que recorren los cautivadores parajes naturales de la provincia de Biobío el cual en la comuna de Santa Bárbara es elegida la ruta histórica Q-653 Santa Bárbara, Corcovado y Villucura. Lo organiza el club Santa María Team Ciclismo.

Feria de Invierno Juan Ramírez Prado: Se realiza en el mes de julio

Tres jornadas en las cuales los turistas, y la comunidad local, pueden apreciar en los diversos stands, los productos de aquellos artesanos provenientes de la Provincia de Bío Bío, Santa Bárbara y alrededores, para exponer sus productos y rescatar los valores de nuestra cultura. Se realiza en el recinto deportivo Acalde Rene Correa Hermosilla, en el centro de eventos municipal.

Un total de siete puestos de cocinerías, y más de 50 expositores, muestran una variada muestra artesanal, de productos derivados de la miel, repostería, hierbas medicinales, hortalizas del campo, maderas, tejidos en lana de oveja, cueros, lácteos, etc. Los comensales pueden disfrutan del aroma y sabor del estofado, anticuchos, empanadas de pino, cazuelas de pava, tortilla de rescoldo, mote con huesillos, y otras delicatesen, que son propias de la comuna.

El show lo integran cantores y cultores de la música de nuestro folclore, donde está presente el ritmo de las rancheras, el ballet folclórico municipal de Santa Bárbara, además del teatro infantil, y el taller de manualidades en mosaico.

Celebración Santa Teresa de Los Andes: 13 de julio en Aguas Blancas

Se celebra el natalicio de Juanita Enriqueta Josefina de los Sagrados Corazones Fernández Solar, que nació el 13 de julio de 1900 en Santiago y que falleció el 12 de abril de 1920 en el claustro de la congregación Carmelitas Descalzas de Los Andes. Actualmente es venerada por la Iglesia Católica como Santa Teresa de Los Andes, siendo la primera religiosa chilena en lograr la canonización.

Misas a las 10, 12 y 16 hrs en el Santuario del Sector Aguas Blancas y el día 16 de julio a las 11 hrs es el término de la novena en Santuario Santa Bárbara.

Ruta Histórica: Agosto

En la Plaza de Armas, que lleva el nombre de la madre del Libertador de la Patria “Isabel Riquelme”, el municipio en conjunto con el santuario a Santa Bárbara Bendita, la comunidad organizada del norte alto y descendientes de los primeros soldados de la patria, club de huasos, junto a la Guarnición Militar del Destacamento de Montaña Nº 17 Los Ángeles y Húsares de Angol dan inicio a la Ruta Histórica, los inicios de la Independencia que lideró el vecino, amigo, agricultor, y fundador de las milicias “los lanceros de la frontera” en el sur de Chile.

Esta recreación histórica tiene una duración de 1 semana en la cual se conmemora el recorrido que realizaba el vecino O’Higgins en su periodo de agricultor desde su casa en las canteras, hasta el último fuerte español, Santa Bárbara. La actividad comienza en el sector de Corcovado, para compartir con los vecinos del lugar, y participar de un acto académico, organizado por la escuela básica y sus alumnos, como asimismo durante el final de la jornada, poder pernoctar ahí, y emprender desde temprano rumbo hacia la localidad de Las Tiendas de Villucura. En este villorrio rural de la comuna de Santa Bárbara, se procede a la recepción que ofrece el club de huasos, posteriormente nuestro vecino histórico, Bernardo O’Higgins, entrega una arenga a sumarse a las milicias, recordando su pasado, y sus aires de libertador de la patria, para zafar del yugo español. Mientras que alumnos de la escuela internado, ofrecen números artísticos, sumándose a estos actos los vecinos de Alirahuen, Los Laureles, Villucura, para pernoctar y descansar luego del término de la jornada y trasladarse al sector Dimilhue donde es recibido por la comunidad pehuenche y se realiza un matetún, recordando el gran lazo de amistad que existía entre Bernardo O’Higgins y el pueblo Pehuenche. Al amanecer se traslada al sector El Castillo donde son esperados por los docentes, alumnos y comunidad los cuales le entregan cariño a las tropas y los relatos que les fueron transmitidos de generación en generación cuando esta cabalgata realizaba el mismo recorrido desde la casa patronal de las Canteras y se hospedaba en el fuerte Príncipe Carlos El Castillo de Villucura. Después de esta grata jornada las tropas y la comunidad se dirigen al sector Salto del perro donde se despide la cabalgata y es recepcionada por la comuna de Quilleco, que acompaña a las tropas hasta el histórico castaño reflejo de lo que fue en un principio la hacienda las canteras.

Rally Jeep: Agosto, sector rural Mañil.

En el sector de Mañil Alto, se realiza el raid anual del Club Animal Truck 4×4, que además de ofrecer los maravillosos paisajes de la comuna, las rutas por bosque nativo y bosque de pino contemplan la concurrencia de quads, motos, vehículos equipados y estándar.

La inscripción es pagada e incluye desayuno y cena, para que así aprovechen el día todos los que lleguen desde lejos y recorran con calma los más de 70 kms de aventura preparada por los jeeperos de Santa Bárbara.

Fiesta de la Chilenidad: Fiestas Patrias

La fiesta de la Chilenidad se realiza en el recinto deportivo Alcalde Rene Correa, la entrada es liberada. Una nutrida agenda de actividades para celebrar Fiestas Patrias se realiza durante septiembre en Santa Bárbara. Las celebraciones dieciocheras, que comienzan con el Campeonato Comunal de Cueca Escolar, el Desfile en la Plaza de Armas y el tradicional esquinazo, continúan en la ciudad y prometen sana diversión para toda la familia. Le sigue la muestra de campeones nacionales de cueca en el centro de eventos municipal. Los asistentes podrán disfrutar de la destreza de los más destacados cuequeros de Chile.

Sin embargo, la celebración patria se desarrolla con la Inauguración de las Ramadas, tanto las ubicadas en el sector urbano como rural de la comuna, en donde se puede disfrutar de música en vivo, comidas y bebidas típicas chilenas, juegos infantiles, entre otros. En paralelo, se desarrolla el embanderamiento de la ciudad.

Aniversario Comunal: 9 de octubre, desfile oficial

Organizaciones territoriales, sociales, deportivas, comunitarias, de voluntariado, delegaciones de establecimientos educacionales municipalizados y subvencionados particulares, jardines infantiles, salas cuna y otras, son parte del acto cívico-militar realizado cada año en la Plaza de Armas “Isabel Riquelme” que conmemora la fundación de Santa Bárbara la cual se suma al mes de actividades organizadas por las oficinas y departamentos municipales de las diferentes áreas.

Fiesta de la Primavera: noviembre

Actividad que da cuenta de esta fiesta desde la década del 60 en la comuna de santa barabra y que con el tiempo fue tomando fuerza, hubo varias décadas donde no se realizó la actividad, y se fortaleció desde el 2012 a la fecha, en la cual la comunidad se organiza a través de sus barrios, villas y juntas de vecinos, y se organizan actividades que refuerza el convivir y realizar vida en barrios;  se unen por el objetivo de identificar a sus sectores con carros alegóricos, donde trabajan durante el mes de noviembre para finalmente hacer un gran desfile con estos carros por el casco histórico de la ciudad, tanto en sectores urbanos como rurales. Una fiesta ciudadana en la cual siempre tiene la tendencia a generar carros alegóricos que tengan relación a temas de contingencia; una fiesta muy interesante para poder conocer la identidad de Santa Bárbara, la ciudad fundada a los pies del rio histórico del país Biobío.

Maratón Cerro Urbano: Se realiza en noviembre.

Santa Bárbara Bendita: 4 de diciembre

Esta fiesta religiosa se celebra cada 4 de diciembre y es una celebración cuya característica principal es la llegada de los peregrinos a la ciudad de Santa Bárbara para pagar sus mandas y rendir tributo a Santa Bárbara patrona y protectora de la comuna, milagrosa imagen enviada por la reina de España María Magdalena Bárbara Xavier Loreto Teresa Antonia Josefina de Braganza, que se conserva hasta el día de hoy en el único Santuario Nacional en veneración a la virgen, mártir y santa, lugar donde nació esta devoción en Chile, herencia de los Franciscanos que se mantiene desde 1756 hasta la fecha, y cada novena desde el 25 de noviembre al 4 de diciembre desde el siglo III se recuerda el Martirio de esta inocente joven que decidió morir antes de renunciar al amor de Cristo.

Festival Bio-Bío Vive: diciembre

El festival de río “Biobío Vive” convoca a deportistas comprometidos con el medio ambiente y los habitantes del territorio. Este evento se adhiere a la serie de festivales de ríos que ya se han celebrado a lo largo de todo Chile, los cuales buscan generar conciencia en torno a la protección y defensa de los ríos. El principal objetivo de este evento es poner en valor el patrimonio natural y cultural de la zona a través de una serie de actividades realizadas en el histórico río Biobío.

Kayakistas y empresas locales quienes buscan a través de la generación de lazos con la comunidad, potenciar la economía local con énfasis en la valoración del territorio, los productos, costumbres y tradiciones de la zona. Los amantes de la naturaleza que participen del festival podrán asistir a diversas actividades, como carreras de kayak y rafting, venta de productos artesanales locales, charla de reconocidos ambientalistas, además de la presentación de varias películas que abordan las problemáticas socioambientales de nuestro país. Como ya es tradición en este tipo de eventos, también se realizarán bajadas populares en rafting.

Fuegos Artificiales: Año Nuevo

La celebración de año nuevo en Santa Bárbara se realiza cada 31 de diciembre en el recinto deportivo Alcalde René Correa Hermosilla, donde además de contemplar el show pirotécnico se puede disfrutar de nuestra entretenida fiesta de fin de año.

Bibliotecas[editar]

La Biblioteca Pública-Municipal N° 61 "Miguel Ángel Romero Campos" existe en la comuna desde el 15 de noviembre de 1977 y está ubicada en calle San Martín n°599 al costado sur de la Plaza de Armas en el sector del mirador, área verde desde donde se observa un brazo del rio Biobío y la naturaleza que le circunda.[9]

Noroeste: Quilleco Norte: Quilleco Noreste: Antuco
Oeste: Los Ángeles Rosa de los vientos.svg Este: Alto Biobío
Suroeste: Quilaco Sur: Quilaco Sureste: Alto Biobío

Referencias y notas de pie[editar]

  1. «Plantilla Censo 2017». CENSO (en inglés). Consultado el 22 de diciembre de 2017. 
  2. [http://www.santabarbara.cl/Transparencia/planregulador/archivos/planregulador.pdf Plano Regulador Santa Bárbara
  3. Francisco Solano Asta Buruaga y Cienfuegos, Diccionario geográfico de la República de Chile, pg.737
  4. «historia de Santa Bárbara». 
  5. Carvajal Barahona, Carlos Danton (2015). Historia del ñidol lonko Leviantú y de la nación Pewenche de Villucura. Editorial Bukowski. 
  6. Supremo director del Estado a nuestros hermanos los habitantes de la frontera sur
  7. «ADALYTICS». adalytics.cl. Consultado el 5 de septiembre de 2020. 
  8. «RESULTADOS MUNICIPALES 2016». Emol. Consultado el 3 de agosto de 2018. 
  9. Biblioteca de Santa Bárbara

Enlaces externos[editar]