Eurípides

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Eurípides
Euripides Pio-Clementino Inv302.jpg
Busto de Eurípides en mármol.
Copia romana de una obra griega
datada ca. 330 a. C.
Información personal
Nombre de nacimiento Eurípides (Εὐριπίδης)
Nombre en griego antiguo Εὐριπίδης Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento ca. 484 - 480 a. C.
Flía o Salamina
Fallecimiento 406 a. C.
Pela
Causa de la muerte Atacado por perros Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Griega
Información profesional
Ocupación Tragediógrafo Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activo Grecia clásica
Lengua de producción literaria Griego clásico
Género Tragedia griega Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables

Eurípides (en griego, Εὐριπίδης) (Flía o Salamina, ca. 484/480 a. C.-Pella, 406 a. C.) fue uno de los tres grandes poetas trágicos griegos de la antigüedad, junto con Esquilo y Sófocles.

Biografía[editar]

Las fuentes más importantes sobre la vida de Eurípides son el Marmor Parium, la Suda, Aulo Gelio[1]​ y las Vidas escritas por el biógrafo griego del s. III a. C. Sátiro.[2][3]​ Su madre se llamaba Clito o Cleito (gr. Κλειτώ) y su padre Mnesarco o Mnesárquides (gr. Μνήσαρχος ο Μνησαρχίδης),[4]​ que era mercader. Eurípides nació en Flía (gr., Φλύα), aldea del Ática central, de donde pronto, por la Segunda Guerra Médica, decisiva para los griegos y el mundo occidental, tuvieron que emigrar a Atenas siendo aún niño él.[5]​ Otras fuentes indican que su lugar de nacimiento fue la isla de Salamina.[6]

Se sabe que fue alumno de Anaxágoras de Clazomene, Protágoras, Arquelao, Pródico y Diógenes de Apolonia. En el año 466 a. C., cumplió dos de servicio militar. Odiaba la política y era amante del estudio, para lo que poseía su propia biblioteca privada, una de las más completas de toda Grecia. Durante un tiempo estuvo interesado por la pintura, coincidiendo con el apogeo del pintor Polignoto en Atenas. Tuvo dos esposas, llamadas Melito y Quérile (o Quérine). Fue amigo de Sócrates, el cual, según la tradición, sólo asistía al teatro cuando se representaban obras de Eurípides. En el 408 a. C., decepcionado por los acontecimientos de su patria, implicada en la interminable Guerra del Peloponeso, Eurípides se retiró a la corte de Arquelao I de Macedonia, en Pela, donde murió dos años después.

Obra[editar]

Se cree que escribió 92 obras, conocidas por los títulos o por fragmentos, pero se conservan solo 19 de ellas (18 tragedias y el drama satírico El Cíclope).[7]​ De una de estas, Reso, se discute aún si es apócrifa. El canon establecía también 7 tragedias de Eurípides, pero el gusto de la época nos transmitió un número mayor. Su concepción trágica está muy alejada de la de Esquilo y de la de Sófocles. Las obras de Eurípides tratan de leyendas y acontecimientos de la mitología de un tiempo lejano, muy anterior al siglo V a. C., pero aplicables al tiempo en que escribió, sobre todo a las crueldades de la guerra. Los rasgos diferenciales de su obra son los siguientes:

  • Innovación en el tratamiento de los mitos.
  • Complejidad de las situaciones y de los personajes.
  • Humanización de los personajes, que se muestran como hombres y mujeres de carne y hueso, con pasiones y defectos que, en algunos casos, se acercan a los de la tragicomedia.
  • Especial influencia de los problemas y polémicas del momento, que dan un aire de realismo.[8]
  • Crítica racionalista del concepto de divinidad tradicional.
  • Disminución del papel del coro.

Eurípides es conocido principalmente por haber reformado la estructura formal de la tragedia ática tradicional, mostrando personajes como mujeres fuertes y esclavos inteligentes, y por satirizar muchos héroes de la mitología griega. Sus obras parecen modernas en comparación con las de sus contemporáneos, centrándose en la vida interna y las motivaciones de sus personajes de una forma antes desconocida para el público griego. Uno de los mecanismos más discutidos es el llamado deus ex machina, que consiste en solucionar de manera antinatural un conflicto, como en Medea (obra en la que al final aparece un dragón que salva a la protagonista en el último momento), o en su Helena (tragedia en la que un eidolon enviado por los dioses sustituye a la verdadera Helena, que ha sido trasladada a otro Egipto, sin que haya adulterio; y algo semejante ocurre en sus Ifigenias.[9]​) El conflicto en Hipólito, que escribió dos veces, y única de sus obras que obtuvo el primer lugar en los agones, revela las pasiones humanas en una dimensión muy actual y minimiza la participación de los dioses en ellas. Hipólito también nos revela la verdadera naturaleza de los textos euripídeos, gracias a que conocemos las modificaciones que hizo a la obra para volver a presentarla y ganar la competencia y nos muestra claramente cuál era la valoración del público y los jueces de la época.

Estatua de Eurípides

La relación cronológica de sus obras conservadas es:

  1. Alcestis - Ἄλκηστις - 438 a. C.; segundo puesto.
  2. Medea - Μήδεια - 431 a. C.; tercer puesto.
  3. Los Heráclidas - Ἡρακλεῖδαι - ca. 430 a. C.
  4. Hipólito - Ἱππόλυτος στεφανοφόρος - 428 a. C.; primer puesto.
  5. Andrómaca - Ἀνδρομάχη - ca. 425 a. C.
  6. Hécuba - Ἑκάϐη - ca. 424 a. C.
  7. Las suplicantes - Ἱκέτιδες - ca. 423 a. C.
  8. Electra - Ἠλέκτρα - ca. 420 a. C.
  9. Heracles - Ἡρακλῆς μαινόμενος - ca. 416 a. C.
  10. Las troyanas - Τρῳάδες - 415 a. C.; segundo puesto.
  11. Ifigenia entre los Tauros - Ἰφιγένεια ἡ ἐν Ταύροις - ca. 414 a. C.
  12. Ion - Ἴων - ca. 414 a. C.
  13. Helena - Ἑλένη - 412 a. C.
  14. Fenicias - Φοινίσσαι - ca. 410 a. C.
  15. Orestes - Ὀρέστης - 408 a. C.
  16. Las Bacantes - Βάκχαι - 406 a. C.: póstuma; la trilogía de la que forma parte, con Ifigenia en Áulide y Alcmeón en Corinto, ganó el primer premio.
  17. Ifigenia en Áulide - Ἰφιγένεια ἡ ἐν Αὐλίδι - 406 a. C.: póstuma; primer puesto de las trilogías.
  18. El Cíclope - Κύκλωψ -, sin datar; es su único drama satírico conservado.
  19. Reso - Ῥῆσος -. Quizá apócrifa.[10]

Relación cronológica de sus obras fragmentarias:

  1. Las pelíades - Πελιάδες - 455 a. C.[11]
  2. Las cretenses - Κρήσσες - 438 a. C., con Alcestis.
  3. Alcmeón en Psofis - Ἀλκμαίων ὁ διὰ Ψωφῖδος - 438 a. C., con Alcestis.[12]
  4. Télefo - Τήλεφος - 438 a. C., con Alcestis.[13]
  5. Los cretenses - Κρῆσσαι - ca. 435 a. C.
  6. Filoctetes - Φιλοκτήτης - 431 a. C., con Medea.[14]
  7. Dictis - Δίκτυς - 431 a. C., con Medea.[15]
  8. Theristai - Θερισταί - obra satírica, 431 a. C., con Medea.
  9. Estenebea - Σθενέβοια - antes del 429 a. C.[16]
  10. Belerofonte - Βελλεροφών - ca. 430 a. C.[17]
  11. Cresfontes - Κρεσφόντης - ca. 425 a. C.[18]
  12. Erecteo - Ἐρεχθεύς - 422 a. C.[19]
  13. Faetón - Φαέθων - ca. 420 a. C.[20]
  14. Melanipa la sabia o Melanipa la filósofa - Μελανίππη σοφή - ca. 420 a. C.[21]
  15. Alejandro - Ἀλέξανδρος - 415 a. C., con Las troyanas.
  16. Palamedes - Παλαμήδης - 415 a. C., con Las troyanas.[22]
  17. Sísifo - Σίσυφος - obra satírica, 415 a. C., con Las troyanas.[23]
  18. Melanipa[24]​ encadenada - Μελανίππη δεσμώτις - ca. 412 a. C.
  19. Andrómeda - Ἀνδρομέδα - 412 a. C., con Helena.[25]
  20. Antíope - Ἀντιόπη - ca. 410 a. C..[26]
  21. Arquelao - Ἀρχέλαος - ca. 410 a. C.[27]
  22. Hipsípila - Ὑψιπύλη - ca. 410 a. C.[28]
  23. Alcmeón en Corinto[29]​ - 406 a. C.; la trilogía de la que forma parte, con Las Bacantes e Ifigenia en Áulide, ganó el primer premio

Pensamiento[editar]

La sociedad ateniense de la época se debatía entre dos opciones: la estabilidad de los valores conservadores, representada por Esquilo y Aristófanes, y el revisionismo racionalista, representado por Eurípides, Sócrates y los sofistas. La larga Guerra del Peloponeso contribuyó a la derrota de la primera opción, al comprobar que las viejas recetas de antaño no servían ya para el futuro.[30]​ Es notoria la animadversión de Aristófanes al racionalismo de Eurípides, al que ataca en sus comedias, especialmente en Las ranas, Las Tesmoforias, y Las asambleístas, con chistes y alusiones de intención malévola, como la presunta baja extracción social de la madre de Eurípides, a la que califica como verdulera, cuando en realidad pertenecía a una familia acomodada, según indican fuentes serias como Filócoro.[31]​Las razones de esta manía persecutoria podrían ser dos:

  • Antagonismo ideológico con el pensamiento avanzado de Eurípides.
  • La pintura que hace Eurípides de las mujeres en sus tragedias, que las aparta del modelo tradicional, muy estereotipado, de la Comedia Antigua.[32]

Vincenzo di Benedetto ha señalado una evolución en el teatro de Eurípides desde la destrucción de los personajes al enfrentarse con la realidad hasta las obras de su último periodo, en que, por el contrario, estos, envueltos en el caótico mar del azar, se dan cuenta de su limitación y fragilidad y buscan por todos los medios encontrar la liberación de sus males.[33]​ No es un poeta de fe religiosa tan firme como la de Esquilo o Sófocles, y así, aunque respeta la religión tradicional (por ejemplo, la profunda fe de la sacerdotisa Teonoe en Helena), al lado de expresiones de piedad conmovedoras como la plegaria a Artemisa de Hipólito:

¡Oh diosa querida! [...] oigo tu voz aunque no veo tu rostro. ¡Ojalá termine mi vida como la he empezado!.[34]

Aparecen sentencias como la del drama perdido Belerofonte: "Si los dioses cometen alguna injusticia, no son dioses"[35]​ o la tan conocida de su Helena:

¿Qué cosa es Dios o qué cosa no es o qué hay entre estos dos términos? ¿Quién entre los mortales puede decir haber hallado investigando el límite extremo, cuando ve las cosas de los dioses aquí o allá y de nuevo variando en vicisitudes imprevistas y contradictorias? [...] No sé qué cosa es cierta, al menos entre los hombres; pero he encontrado veraz la palabra de los dioses[36]

Por un pasaje de su Heracles sabemos que rechazaba el pensamiento de que los dioses se entregan a acciones vergonzosas y amores ilícitos y reputa tales relatos como invenciones de los poetas.[37]​ Es más, critica a los adivinos, falsos y llenos de mentiras, y afirma que el mejor adivino es la razón y el coraje.[38]​ Pero su última obra, Las bacantes, está llena de piedad tradicional.

Eurípides ofrece una visión de la guerra que ya no exalta a los héroes: veintisiete años luchando contra Esparta había dado a muchos atenienses una visión más realista y trágica de lo que era. Eurípides se fija en las consecuencias funestas de la guerra y pinta cuadros horrorizados de la misma en su ciclo troyano: así, en Las troyanas, sobre el fondo del incendio de la famosa ciudad, se ve la muerte del pequeño Astianacte, el sacrificio de Polixena, el cadáver de Polidoro, la ceguera de Polimestor por venganza de Hécuba, la desesperación de Casandra y los lamentos y gemidos de las cautivas troyanas.[39]​ Tras la derrota de Sicilia, este pacifismo de Eurípides se plasmó definitivamente en unos versos del coro de su tragedia Helena:

¡Necios quienes buscáis alcanzar fama en el combate y con lanzas belicistas, creyendo tontamente encontrar remedio a los trabajos humanos! Pues, si hubiera que resolverlos con la lucha sangrienta, no concluiría jamás en las ciudades la discordia.[40]

Traducciones al español[editar]

Son muy numerosas las parciales; entre ellas, la más antigua es la Hécuba triste del humanista Fernán Pérez de Oliva, concluida en 1528 y publicada mucho más tarde (Córdoba, 1586; reimpresa en el Parnaso español de Juan José López de Sedano, vol. VI, Madrid: Sancha, 1772). Entre las completas, fuera de la ya antigua (bastante libre y con omisiones y errores) de Eduardo Mier y Barbery (Madrid: Imprenta de Tello, 1865), que no pasó del primer tomo, pero completada después (1909-1910, tres vols.), y más tarde revisada y corregida según el texto griego por Carlos A. Disamdro (Buenos Aires: El Ateneo, 1946), pueden citarse la de Antonio Tovar, bilingüe, en dos volúmenes: Eurípides. Tragedias (Barcelona: Alma máter, 1955 y 1960), completada años más tarde con un tercero obra de Francisco Rodríguez Adrados y Luis Alberto de Cuenca (1995); la de Angel María Garibay (Las diecinueve tragedias, México: Porrúa, 1976), bastante poco fiable; la de José Luis Calvo Martínez, Luis Alberto de Cuenca, Carlos García Gual, Juan Antonio López Férez y Alberto Medina González (Madrid, Gredos, 1977-79), la de Julio Pallí Bonet y Josep Alsina Clota (Barcelona, Bruguera, 1982), la de Juan Antonio López Férez y otros (Madrid, Cátedra, 1985 ss.) y la de Manuel Fernández Galiano y Juan Miguel Labiano Illundáin (1991-2000, 3 vols.).[41]

Hay que mencionar también unas Obras completas de Eurípides en cuatro volúmenes, impresas en Valencia sin año, traducidas desde la versión francesa de Leconte de Lisle por G. Gómez de la Mata, por su elegante prosa y porque comprende el Reso, y la traducción al catalán en verso de Carles Riba, tres vols., (Barcelona, 1977).

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Eurípides (1990/1998). Tragedias. Obra completa. Madrid. Gredos. 
  1. Volumen I: El Cíclope. Alcestis. Medea. Los Heraclidas. Hipólito. Andrómaca. Hécuba. 1990 [1ª edición, 5ª impresión]. ISBN 978-84-249-3484-2. 
  2. Volumen II: Las suplicantes. Heracles. Ion. Las troyanas. Electra. Ifigenia entre los tauros. 1995 [1ª edición, 4ª impresión]. ISBN 978-84-249-3503-0. 
  3. Volumen III: Helena. Las fenicias. Orestes. Ifigenia en Áulide. Las bacantes. Reso. 1998 [1ª edición, 2ª impresión]. ISBN 978-84-249-3526-9. 
Sobre Eurípides

Notas y referencias[editar]

  1. AULO GELIO: Noches Áticas, 15, 20.
  2. «Satyrus - Brill Reference». brillonline.nl. Consultado el 3 de junio de 2015. 
  3. «Euripides - Brill Reference». brillonline.nl. Consultado el 3 de junio de 2015. 
  4. Formas alternas del mismo nombre.
  5. Eurípides. Tragedias I, edición de Alberto Medina González y Juan Antonio López Férez, pp. 14-15, Madrid: Gredos (1977), ISBN 978-84-249-3484-2.
  6. Eurípides. Tragedias I, edición de Juan Antonio López Férez, p.11, Madrid: Cátedra (2005), ISBN 84-376-0545-8.
  7. «Prólogo». Obras completas de Eurípides. Madrid: Gredos. 1982. 
  8. Véase también el apartado "El realismo de Eurípides" del artículo dedicado a la tragedia griega.
  9. Véanse "Ifigenia en Áulide" e "Ifigenia entre los tauros".
  10. Definición de "apócrifo" en el DRAE.
  11. Véase "Pelíades".
  12. Véanse "Alcmeón" y "Psófide".
  13. Véase "Télefo".
  14. V. "Filoctetes".
  15. V. "Dictis".
  16. Véanse el apartado "Exilio a Tirinto" del artículo "Belerofonte", el apartado "Mito de Belerofonte" del artículo "Preto" y el artículo "Yóbates".
  17. Véase "Belerofonte".
  18. V. "Cresfontes".
  19. V. "Erecteo".
  20. V. "Faetón".
  21. V. "Arne (mitología)".
  22. V. "Palamedes".
  23. V. "Sísifo".
  24. Véase "Melanipa (hija de Quirón)".
  25. V. "Andrómeda (mitología)".
  26. V. "Antíope".
  27. V. "Arquelao I de Macedonia".
  28. V. "Hipsípila".
  29. V. "Alcmeón".
  30. MEDINA GONZÁLEZ, Alberto; LÓPEZ FÉREZ, Juan A.: Eurípides. Tragedias; I, Introducción a Eurípides, Gredos, 1990, ISBN 84-249-3484-9, pág 41.
  31. Ibidem, Introducción a Eurípides, pp. 11-14.
  32. Ibidem, Introducción a Eurípides, pág 12.
  33. Cf. Vincenzo di Benedetto, Euripide: teatro e società. Torino: Einaudi, 1971, p. 284.
  34. Vid. Eurípides, Hipólito, 86-87.
  35. Cf. Eurípides, frag. 192.
  36. Cf. Eurípides, Helena, vv. 1107 y ss.
  37. Cf. Eurípides, Heracles, vv. 1341-1346.
  38. Cf. Eurípides, Heracles, vv. 744-757.
  39. Cf. G. Rachet, La tragédie grecque. Paris: Payot, 1973 p. 212.
  40. Vid. Eurípides, Helena, v. 1.115 y ss.
  41. Cf. Juan Antonio López Férez, "En torno a la historia de las traducciones de Eurípides al español", en Fidus interpres: actas de las Primeras Jornadas Nacionales de Historia de la Traducción coord. por José Luis Chamosa, Julio-César Santoyo, Trinidad Guzmán González, Rosa Rabadán, Vol. 2, 1989, págs. 321-328.

Enlaces externos[editar]

  • Sobre Eurípides en el sitio de Philippe Remacle. Son estudios de Philippe Renault (en francés), más textos de las tragedias: unos, bilingües griego - francés; otros, en esos dos idiomas por separado. Algunas traducciones son de Nicolas Artaud: 10ª ed., de 1842, en París.
    • Fragmentos de tragedias perdidas, en el mismo sitio.
      • Philippe Remacle (1944 - 2011): helenista y latinista belga de expresión francesa.
      • Nicolas Artaud (Nicolas Louis Marie Artaud, 1794 - 1861): traductor francés.
  • Sobre Eurípides: texto inglés, con índice electrónico, en el Proyecto Perseus; en la parte superior derecha se encuentran los rótulos activos "focus" (para cambiar al texto griego) y "load" (para el texto bilingüe).
  • MUSSARRA ROCA, Joan Josep: La representació dels déus en les tragèdies d’Eurípides i de Sèneca (La representación de los dioses en las tragedias de Eurípides y de Séneca); tesis doctoral. Departamento de Filología Griega de la Facultad de Filología de la Universidad de Barcelona. 2002.
    • Reproducción, en catalán, en PDF.
      • El índice, en la pág. 5 (pág. 6 de la reproducción electrónica).
  • LABIANO ILUNDAIN, Juan Miguel: Observaciones sobre Eurípides y su uso dramático de la Retórica; en Studia Philologica Valentina, vol. 9, n.º 6, pp. 1 - 41. 2006. ISSN: 1135-9560
  • COMPTON, Todd M.: Euripides: Sparagmos of an Iconoclast (Eurípides: el esparagmo de un iconoclasta), en Victim of the Muses: Poet as Scapegoat, Warrior and Hero in Greco-Roman and Indo-European Myth and History (Víctima de las musas: el poeta como chivo expiatorio, guerrero y héroe en el mito y en la historia grecorromanos e indoeuropeos), 2006.
    • Texto, en inglés, en el sitio del Centro de Estudios Helénicos (CHS o Center for Hellenic Studies), institución de Washington afiliada a la Universidad de Harvard y dirigida por Gregory Nagy.
      • Todd M. Compton (Todd Merlin Compton, n. 1952): historiador estadounidense, especialista en el mundo clásico y en el mormón.
        • Para las citas: Compton, Todd M. 2006. Victim of the Muses: Poet as Scapegoat, Warrior and Hero in Greco-Roman and Indo-European Myth and History. Hellenic Studies Series 11. Washington, DC: Center for Hellenic Studies.
  • SILVA, Nathalia da: Arquetips femenins de les tragèdies d’Eurípides (Arquetipos femeninos de las tragedias de Eurípides). 2014.
  • ALUJA, Roger: Les traduccions al català del teatre d’Eurípides (Las traducciones al catalán del teatro de Eurípides); en Visat, 23. 2016 (publ.: 2017).
  • MARTÍNEZ BERMEJO, María de los Llanos: La recepción de la tragedia fragmentaria de Eurípides de Platón a Diodoro Sículo; tesis doctoral. Universidad de Salamanca. 2017.
    • Texto en PDF, en el sitio de Gestión del Repositorio Documental de la Universidad de Salamanca (GREDOS); el análisis de los fragmentos, a partir de la pág. 155 de la publicación (pág. 171 de la reproducción en PDF).
      • Índices: a partir de la pág. 425 de la publicación (pág. 441 de la reproducción en PDF).
  • BUBBA, Martina: Come Euripide ci insegna a disobbedire a una società ingiusta (Cómo nos enseña Eurípides a desobedecer en una sociedad injusta). 2019.