Andrómeda (mitología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Andrómeda encadenada a una roca de Gustave Doré (1832-1883).

En la mitología griega, Andrómeda (en griego antiguo Ἀνδρομέδα, «gobernante de los hombres»)[1]​ era hija de los reyes míticos de Etiopía, Cefeo y Casiopea, además de ser la esposa de Perseo y madre de siete hijos.

Historia[editar]

La madre de Andrómeda, Casiopea, había cometido hybris al presumir de que su belleza,[2]​ o la de su hija,[3]​ superaba a la de las Nereidas. Esto provocó la furia de Poseidón, protector de estas últimas, así que decidió inundar la tierra y enviar a un monstruo marino, el ceto, para que acabase con los hombres y el ganado. Cefeo, padre de Andrómeda, sabía por el oráculo de Amón cuál era la única solución: entregar a su hija al monstruo. En consecuencia, sus súbditos le obligaron a encadenarla a una roca, desnuda con excepción de ciertas joyas.[4]

Perseo, que tras matar a Medusa había recibido como obsequio, de unas ninfas (identificadas con las Hespérides),[5]​ unas sandalias aladas, la vio encadenada y se enamoró de ella, ofreciéndole unas dulces palabras.[6]​ Bajó hasta la playa para hablar con Cefeo y Casiopea para pedir la mano de la joven a cambio de acabar con el monstruo. Los reyes, a regañadientes, aceptaron y Perseo, con la cabeza de Medusa —que convertía en piedra a quién la mirara—, acabó con el monstruo y lo convirtió en un coral. El héroe creía que su boda con la joven sería inminente, pero había un problema: la madre de Andrómeda había prometido ya a su hija con el príncipe Fineo, que era además tío de la joven, por lo que Perseo tuvo que luchar contra él y todo su séquito. De nuevo, utilizó la cabeza de Medusa y consiguió casarse con su amada.[7]

Andrómeda siguió a Perseo hasta la isla de Sérifos. Más tarde la pareja se trasladó a Tirinto (Argos) y tuvieron una hija, Gorgófone, y seis hijos, conocidos cómo los Perseidas: primero Perses y luego Alceo, Méstor, Heleo, Electrión y Esténelo. El mismo Apolodoro nos dice que de su primer hijo, Perses, descienden los reyes de Persia.[8][9]​ Sus descendientes gobernaron Micenas desde Electrión hasta Euristeo —de quién obtuvo la corona Atreo—, pasando por el mismísimo Heracles.[10]

Cuando Andrómeda murió, la diosa Atenea la situó entre las constelaciones del cielo del norte, cerca de su marido y su madre, Casiopea.[11]​ Es representada en el cielo del hemisferio norte por la constelación Andrómeda, que contiene la galaxia de Andrómeda.

Sófocles y Eurípides escribieron varias tragedias a partir de la historia[12]​ y sus incidentes fueron representados en numerosas obras de arte antiguas.

En el cine[editar]

Andrómeda y Perseo por Mignard, 1679.
  • 1981, Furia de titanes. Judi Bowker (n. 1954) interpreta el personaje de Andrómeda.
  • 2010, Furia de titanes: Remake de la anterior. El personaje de Andrómeda es interpretado por Alexa Davalos. En esta película, Perseo salva a Andrómeda, pero desposa a Ío.
  • 2012, Ira de Titanes: secuela de la anterior. El personaje de Andrómeda es interpretado por Rosamund Pike. En esta versión, Andrómeda es una reina guerrera que ayuda a Perseo contra los titanes y al final Perseo le revela que está enamorado de ella.
  • 2020, "La vieja guardia", transcurre en un contexto de acción mezclado entre el arte de la guerra moderno y pinceladas de mitología.

En la música[editar]

Referencias[editar]

  1. La etimología de Andrómeda (Ἀνδρομέδα) proviene de ἀνήρ, ἀνδρός («hombre», «esposo») y μέδω («proteger»,« gobernar»)
  2. Eratóstenes: Catasterismos I, 17; Manilio: Astronomía II 9, 12). Ambos autores alegan que fue Casiopea quien se jactó de que su belleza superaba a la de las Nereidas.
  3. Higino: Fábulas 64, 1, nos dice que «Casiopea proclamó que la belleza de su hija Andrómeda excedía a la de las Nereidas».
  4. Ovidio: Metamorfosis, IV, 668 - 764; Apolodoro: Biblioteca II 4, 3; Robert Graves, los Mitos griegos, 73 j, citando a Apolodoro, Ovidio e Higino como las fuentes.
  5. Apolodoro II 4, 2, denomina a las guardianas de los tesoros divinos simplemente como «ninfas», sin hacer referencia a las Hespérides. Lo mismo para Pausanias III 17, 3, que tan sólo las llama ninfas.
  6. En palabras de Ovidio (678-680): «No mereces llevar estas cadenas, sino las que aprisionan a los amantes llenos de deseo. Explícame cuál es el nombre de tu tierra y el tuyo y por qué razón llevas esas ataduras».
  7. Ovidio: Metamorfosis IV, 663- V, 235; Apolodoro: Biblioteca II 35-44; Manilo: Astronomía, V 538-634
  8. Pseudo-Apolodoro: Biblioteca mitológica II 4, 5.
  9. Además se citan, en otras fuentes (Tzetzes, Quilíadas, y Pausanias III 2, 2) a otros dos hijos de Perseo, Cinuro y Autocte, pero las fuentes no nos hablan de la filiación materna, aunque se sobreentiende implícitamente que la madre de estos debería ser Andrómeda.
  10. Apolodoro, Biblioteca II 4, 5-9; Ovidio: Metamorfosis, V 236-249
  11. Eratóstenes: Catasterismos I 17; Higino: Astronomía, II 9-12
  12. Tanto en los Catasterismos de Eratóstenes (I 17) como en la Astronomía de Manilio (II 9, 12), citan como fuente a la Andrómeda de Sófocles, obra a día de hoy perdida. De la misma manera la otra Andrómeda, de Eurípides, nos es citada principalmente por Aristófanes, aunque apenas han sobrevivido algunos fragmentos de la original.
  13. Banegas, Fabio (2017). Jose Antonio Bottirroli, Obras completas para piano Vol. II. US Library of Congress: Golden River Music. p. 127. ISBN 790365524181 |isbn= incorrecto (ayuda). Consultado el 7 de agosto de 2020. 

Enlaces externos[editar]

  • HIGINO: Astronomía poética (Astronomica).
  • KINGSLEY, Charles: The Heroes. Or, Greek Fairy Tales for my Children (Los héroes, o Cuentos de hadas griegos para mis pequeños), 1856; en España se publicó con el título Cuentos de hadas griegos. Los héroes.