Inca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Emperadores incas»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Cuadro cuzqueño del siglo XVII con los linajes incas mencionados por las crónicas coloniales y su relación con las panacas reales del Cuzco, que esconden tras de sí una compleja representación de la organización social incaica.

Inca (en quechua clásico: inqainca)? fue el soberano del Imperio incaico, entidad que existió en el occidente de América del Sur desde el siglo XIII hasta el siglo XVI. También eran usados los términos Cápac Inca (en quechua: Qapaq Inqa‘el Poderoso Inca[1])? y Çapa Inca (en quechua: Sapa Inqa‘el Inca, el único’)? cuyo dominio se extendió inicialmente al curacazgo del Cuzco y luego al Tahuantinsuyo. El primer sinchi cuzqueño en utilizar el título de inca fue Inca Roca, fundador de la dinastía Hanan Cuzco. El último inca en el gobierno fue Atahualpa. Posteriormente el título fue empleado por los jefes de la resistencia a la conquista del Perú, como Manco Inca o Túpac Amaru I, conocidos como incas de Vilcabamba.

La residencia de los incas se encontraba en Cuzco. Los miembros de la sociedad incaica consideraban que sus gobernantes eran descendientes y sucesores de Manco Cápac, héroe cultural que introdujo la vida civilizada y en el cual se apoyaba la legitimidad del régimen político incaico.[2] De acuerdo con los cronistas de Indias y los testimonios de algunos conquistadores como Francisco Pizarro, el poder del inca era absoluto; por ello era poseedor no sólo de las tierras del Tahuantinsuyo sino de todo aquello que se encontraba dentro de él, incluyendo las vidas de sus súbditos.

Sociedad incaica[editar]

Detalle de una galería de retratos de los soberanos incas (lado izquierdo) y españoles (lado derecho) que fue publicada en 1744 en la obra Relación del Viaje a la América Meridional en la que Jorge Juan y Antonio de Ulloa fueron sus autores.

En Cuzco en el 1589, el último sobreviviente de los conquistadores originales del Perú, Don Mancio Serra de Leguisamo, escribió en el preámbulo de su testamento lo siguiente:

Encontramos estos reinos en tal buen orden, y decían que los incas los gobernaban en tal sabía manera que entre ellos no había un ladrón, ni un vicioso, ni tampoco un adultero, ni tampoco se admitía entre ellos a una mala mujer, ni había personas inmorales. Los hombres tienen ocupaciones útiles y honestas. Las tierras, bosques, minas, pastos, casas y todas las clases de productos eran regularizadas y distribuidas de tal manera que cada uno conocía su propiedad sin que otra persona la tomara o la ocupara, ni había demandas respecto a ello... el motivo que me obliga a hacer estas declaraciones es la liberación de mi conciencia, ya que me encuentro a mí mismo culpable. Porque hemos destruido con nuestro malvado ejemplo, las personas que tenían tal gobierno que era disfrutado por sus nativos. Eran tan libres del encarcelamiento o de los crímenes o los excesos, hombres y mujeres por igual, que el indio que tenía 100,000 pesos de valor en oro la dejaba abierta meramente dejando un pequeño palo contra la puerta, como señal de que su amo estaba fuera. Con eso, de acuerdo a sus costumbres, ninguno podía entrar o llevarse algo que estuviera allí. Cuando vieron que pusimos cerraduras y llaves en nuestras puertas, supusieron que era por miedo a ellos, que tal vez no nos matarían, pero no porque creyeran que alguno pudiera robar la propiedad del otro. Así que cuando descubrieron que teníamos ladrones entre nosotros, y hombres que buscaban hacer que sus hijas cometieran pecados, nos despreciaron.[3]

Elección del Inca[editar]

Las crónicas identifican al Inca como el gobernante supremo a semejanza de los reyes europeos en la Edad Media. Sin embargo, el acceso a este cargo no tenía que ver con la herencia al hijo mayor, sino con la elección de los dioses mediante unas pruebas muy rigurosas, a las que se sometían las aptitudes físicas y morales del pretendiente. Tales pruebas se acompañaban de un complejo ritual a través del cual el Sol nominaba a quien debía asumir el cargo inca. Inti, si estaba de acuerdo, le daba el poder de la lluvia al futuro Inca.[4] Con el tiempo, los Incas nombraban como co-gobernante a su hijo predilecto con la intención de asegurar su sucesión,[5] por ejemplo, Huiracocha Inca asociando al trono a Inca Urco.[6]

Funciones[editar]

El Inca acumulaba en su persona la dirección política, social, militar y económica del Estado.[7] Ellos ordenaban y dirigían la construcción de las grandes obras de ingeniería, como Sacsayhuamán, fortaleza que tomó 50 años en terminarse;[8] o cuál era el plan urbanístico de las ciudades.[9] Pero su obra más importante fue la red de caminos que surcaba todo el imperio y permitía un rápido viaje para administradores, mensajeros y ejércitos[10] provistos de puentes colgantes y tambos.[11] Debían siempre estar abastecidos y bien cuidados.[12] Fundaban colonias militares para expandir su cultura y control y asegurar el mantenimiento de dicha red.[13] En Cuzco eran también curacas, a cargo de los caminos y limpieza de canales de regadío.[14]

A nivel religioso, promovieron el culto a Inti, considerado su padre,[15] u organizaban el calendario, señalando los días de fiestas y sacrificios.[16] A nivel político, enviaban inspectores para fiscalizar la lealtad y eficiencia de los funcionarios.[17] Los monarcas promovieron un gobierno unificado y descentralizado donde el Cuzco actuaba como eje articulador de las distintas regiones suyos.[18] Nombraban gobernadores de suma confianza.[19] En el plano económico, decidían cuánto debía tributar cada provincia según sus recursos.[20] Sabían ganarse a los curacas para asegurar el control de las comunidades.[21] Estos eran los intermediarios mediante los que recolectaban tributos.[22]

El Sapa Inca debía ser un guerrero. Por tradición cada vez que uno moría, su sucesor era desheredado porque las tierras, casas y siervos de su padre pasaban a sus demás hijos. El nuevo rey debía conseguir tierras y botín para legar a sus propios descendientes, produciéndose un proceso perpetuo de expansión territorial.[23] Cada vez que sometían un pueblo exigían al líder vencido entregar parte de sus tierras para seguir al mando.[24]

Símbolos de distinción[editar]

El Inca era divinizado, tanto en sus acciones como sus emblemas. En público portaba el topayauri (cetro), ushno (trono áureo), suntur páucar (pica emplumada) y la mascaipacha.[7] En ceremonias religiosas le acompañaba la sagrada llama blanca sagrada, la napa, cubierta con una gualdrapa roja y adornada con orejeras de oro.[25]

Un ser sagrado[editar]

Era considerado una divinad y representante del Estado.[26] Llamado «hijo del Sol», Intichuri, y «benefactor de los pobres», Huaccha Khoyaq. Viajaba sentado en un trono de madera llevado por cargadores de andas (ushnu) porque como dios no podía caminar. Siempre iba acompañado de sus sirvientes. Nadie podía mirarlo a los ojos, alzar la cabeza o hablarle sin permiso.[27] La gente común no podía pronunciar su nombre como el de cualquiera.[28] Cuando pasaba por un pueblo la gente iba a las montañas y desde ahí le ofrecían coca, frutos y otros regalos. Si no tenían nada, se arrancaban las pestañas y las arrojaban en dirección al monarca.[27]

Al morir, el cadáver del monarca era considerado sagrado, su funeral podía ir acompañado por sacrificios de algunas esposas, sirvientes y sobre todo llamas, las marrones para honrar a Huiracocha y las blancas para Inti.[29] Su cuerpo se convertía en malqui, una «momia». Para cuidar y reverenciar a esa momia sus descendientes se constituían en una panaca, un verdadero grupo de poder poseedor de tierras, siervos y palacios, y que decían poder comunicarse con el difunto a través de un servidor especializado, para decirle al presente Sapa Inca sus opiniones y mandatos sobre la política imperial.[30] Eran la élite imperial y monopolizaban los sacerdocios, jefes militares de alto rango y principales administradores. Eran apodados colectivamente collana y sus sirvientes payan (y los no incas cayao).[31] Cuando Huayna Cápac murió en el norte del imperio, fue embalsamado y llevado en andas a Cuzco bien vestido, armado y con su topayauri, llegando a la capital en una gran fiesta.[32] El peor insulto para ellos era destruir a la momia que servían, algo que hizo Atahualpa al conquistar Cuzco,[30] permitiendo a sus soldados quemar la momia de Túpac Yupanqui.[33]

Lista de incas[editar]

Estatua del emperador Inca Pachacutec situada en la plaza principal de Aguas Calientes.

La lista oficial de soberanos incaicos fue escrita por cronistas coloniales y es denominada Capaccuna.[34] En quechua fue Qapaqkuna.[35] Proviene de Cápac, traducible como «señor» o «poderoso», y Cuna, sufijo de pural, por lo que significa «los señores».[36] Tal lista es aceptada por los historiadores contemporáneos,[1] aunque muchos señalan que probablemente varios fueron borrados de esta historia oficial.[37] Es posible que fuera una diarquía, con un emperador principal compartiendo el poder con su hermano o hijo de mayor confianza, ya que estos eran los primeros en la línea sucesoria en los primeros tiempos. De ahí que muchos gobernantes fueran olvidados.[38] Este sistema binario era costumbre entre los pueblos andinos y entre los cuzqueños el primer indicio surge con Manco Cápac y Ayar Auca.[39] También, si un Inca llega al trono muy pequeño, como Mayta Cápac, se nombraban dos regentes entre los familiares más cercanos hasta que llegara a la mayoría de edad.[40]

Estaban agrupados en Hurin Cuzco, «Bajo Cuzco», y Hanan Cuzco, «Alto Cuzco». La capital incaica estaba dividida en esas dos mitades separadas por el camino Antisuyo y que las poblaban parcialidades que se disputaban el poder político.[41] Los primeros gobernantes eran Hunin, pero acorde al cronista Martín de Murúa, cuando el Sapa Inca Cápac Yupanqui murió, aparentemente envenenado por su concubina Cusi Chimbo, hija del sinchi o «señor» de Ayarmaca, que llegó a ser su segunda esposa. El momento fue aprovechado por los conspiradores encabezados por Inca Roca, que atacaron el palacio de Inticancha, depusieron a los Hurin e instalaron a los Hanan como monarcas.[42] Finalmente, se llegaría a un equilibrio. Los Hunin conservaron el poder religioso, de propiedades y tesoros comparables al secular. Los asuntos políticos, cívicos, económicos, sociales y militares quedaron para el Sapa Inca Hanan, pero esto no significa que entre ambos se formara una diarquía.[7]

Según Juan de Betanzos la Capaccuna fueron Manco Cápac, Sinchi Roca, Lloque Yupanqui, Mayta Cápac, Cápac Yupanqui, Inca Roca, Yáhuar Huácac, Huiracocha Inca, Pachacútec Inca Yupanqui, Amaru Inca Yupanqui, Túpac Inca Yupanqui, Huayna Cápac, Huáscar y Atahualpa.[43] Ha sido excluido Tarco Huamán, sucesor de Mayta Cápac pero fue depuesto al poco tiempo por su primo Cápac Yupanqui.[44] Este último era tan temido que el sinchi de Ayamarca le envió a su hija.[45] Otro fue Inca Urco, hijo favorito de Huiracocha Inca, huyó con su padre cuando los chancas atacaron y cuando su hermano Cusi Yupanqui se hizo con el poder intento reclamar sus derechos, siendo vencido y ejecutado.[46] Amaru Inca Yupanqui o simplemente Inca Yupanqui, fue el heredero de Pachacútec. Según algunas fuentes llegó al trono pero su carácter débil y pacífico llevó a su derrocamiento y reemplazó por su hermano Túpac Inca Yupanqui. A pesar de eso, él fue siempre leal a su hermano.[47] Según otras, fue co-gobernante con su padre, pero su mal desempeño hizo que fuera relegado por su hermano menor.[13] También se afirma que los nobles jamás aceptaron a Amaru y después de su proclamación lo depusieron por alguien más afín.[48]

Expansión incaica.

Las leyes de sucesión fueron establecidas por Túpac Inca Yupanqui, mantenida por la Cápac ayllu, institución formada por sus descendientes.[49] También estableció una ceremonia para la concesión del título de auqui a los jóvenes miembros de la familia real.[50] Era el equivalente a príncipe y entre ellos el gobernante elegía a su heredero, que debía ser el hijo concebido con la esposa principal.[51] Esta última era denominada Mama-ocllo, mientras que una coya era una secundaria y una chipa-coya como concubina. Los nobles eran llamados ñusti (hombres) o ñusta (mujeres).[52] Prácticamente todos los Inca (miembros de la familia real) eran auqui los varones o coya las féminas.[51]

La poca antigüedad de la Cápac ayllu le impidió que pudiera imponerse a los reclamos de la Tumipampa ayllu, familia rival formada por los descendientes de Huayna Cápac en el norte.[49] Esta también sería una expresión de la creciente rivalidad entre la vieja capital imperial (Cuzco) y el nuevo centro de poder (Tumipampa).[53] El último gran Sapa Inca, Huayna Cápac, nombró heredero a Ninan Cuyuchi, pero una peste de viruela mató a ese príncipe en Tumipampa pero antes que las noticias llegaran a su padre la enfermedad tomó su vida en Quito. El caos sucesorio llevó a la entronización de Huáscar.[54] Entre tanto, otro hijo suyo, Atahualpa, ya era curaca en Quito.[55] La desconfianza que sentía el uno por el otro llevó a la guerra civil incaica.[56]

Después de ejecutar sumariamente a Atahualpa, Francisco Pizarro nombró a Túpac Hualpa nuevo Sapa Inca, lo que hacía más aceptable a los ojos indígenas la presencia española pero pronto fue asesinado. En 1533 Pizarro elegía a Manco Inca Yupanqui, otro hijo de Huayna Cápac, quien intento colaborar con los europeos, pero ante sus exigencias se sublevó en 1536. Se produce la batalla de Sacsayhuamán en que es vencido y forzado a escapar a la selva. Para reemplazarlo fue coronado su hermano, Paullu Inca, que fue un títere hasta su muerte en 1549, después de lo cual se pone el incanato es oficialmente abolido.[57] Manco Inca Yupanqui fundo un gobierno en el exilio, en Vilcabamba. Fue sucedido por sus hijos Sayri Túpac Inca, Titu Cusi Yupanqui y Túpac Amaru I, uno tras otro, hasta la caída de Vilcabamba ante los españoles en 1572.[58]

Durante las rebeliones indígenas coloniales algunos líderes se autoproclamaron Sapa Inca. Juan Santos, descendiente de Atahualpa, se proclamaba Atahualpa Apu Inca en 1742, catorce años después huye a la selva.[59] José Condorcanqui, descendiente del último hijo de Manco Inca Yupanqui, se proclamó Túpac Amaru II en 1780 y fue ejecutado en 1781, durante su rebelión.[60]

Cronología[editar]

Desde los años 1980 ha mejorado bastante la estimación cronológica sobre los Sapa Incas, que como todo pueblo sin escritura, es inexacta y mezclada con leyendas.[61] Las fechas más apoyadas actualmente se basan en investigaciones y comparaciones y son siempre aproximadas.[62] Tres décadas antes, se había empezado a considerar que el incanato habría comenzado en torno a 1450.[63] José Antonio del Busto en su Perú incaico estableció una distinción entre los Incas legendarios e históricos aunque de forma poco clara. Federico Kauffmann Doig (Manual de arqueología peruana), Carl Grimberg (Historia Universal), Henry Pease García (Los Incas) y Geoffrey Barraclough (Atlas de la historia universal) estiman que el imperio duró menos de un siglo.[64] Un período muy corto de tiempo para el nivel de expansión y desarrollo que consiguió el Tawantinsuyo, lo que hace destacar aún más las reformas que realizó Pachacútec al asumir el poder.[65] En cambio, el antropólogo peruano Luis Lumbreras se contradice, en algunos estudios señala que el incanato comenzó hacia 1430[66] pero en otros señala que duró 250 años hasta su conquista.[64]

Todas las fechas anteriores a la llegada de los españoles son difíciles de calcular y defender porque los incas no registraban sistemática el paso de los años.[67] El arqueólogo estadounidense John Rowe toma como base las crónicas de Cabello Balboa,[68] pero él mismo critica los años que el cronista da por resultar en reinados demasiado prolongados; su crónica es un «continuum mítico-histórico» y el Curacazgo de Cuzco debe considerarse mayormente mítico.[69] Posteriormente, él comparó la crónica con datos arqueológicos.[70] La fundación de Cuzco debió producirse en algún punto entre el 1200 y el 1300, siguiéndose un periodo de Sapa Incas míticos hasta Cápac Yupanqui, a partir de él los monarcas son de más probable existencia hasta Huiracocha y Pachacútec, que son los primeros históricos.[69] De hecho, la primera fecha exacta que acepta Rowe es 1438, durante la invasión de los chancas y el derrocamiento de Huiracocha Inca por Pachacútec.[67] Sin embargo, se niega a fechar la entronización del depuesto.[69]

Tomando a Rowe (1944 y 1945) y la antropóloga Susan A. Niles (1987), Pachacútec reinó desde 1438 hasta 1471, cuando lo sucede Túpac Yupanqui, gobernante hasta morir en 1493. Su sucesor, Huayna Cápac, siguió al mando hasta 1528, dejando el gobierno a Huáscar, que fue depuesto por Atahualpa en 1532.[69] Adicionalmente, se ha estimado que Túpac Yupanqui comenzó a co-gobernar con su padre en 1463.[65] Estos años han sido tomados por «años definitivos» por la mayoría de la literatura actual, lo que es criticable, pues el debate aún no se ha cerrado gracias a las nuevas tecnologías, como el fechado radiocarbónico.[68]

Busto, historiador peruano, establece la fecha de fundación de Cuzco en 1285.[71] El primer Inca habría muerto en 1305, su sucesor es parte del «Período Legendario o Curacal». En 1320 empieza el «Período Proto-histórico o Monárquico» y que abarca del tercer al octavo reinado. Los Hanan se habrían hecho con el poder en 1370.[72] En 1425 llega al poder Pachacútec,[73] co-gobierna con su hijo desde 1467.[74] Túpac Yupanqui reina solo entre 1471[75] y 1488.[76] Huayna Cápac quedo a cargo hasta su muerte en 1528.[77]

La historiadora María Rostworowski afirma que Pachacútec reino por cuarenta años.[78] Él se habría asociado a sus hijos Amaru Yupanqui y Túpac Yupanqui por cinco ó seis y catorce ó quince años respectivamente. Posteriormente, este último habría gobernado solo por diez más.[6]

Cronología de la Historia de los Incas de Pedro Sarmiento de Gamboa, original de 1572.[79] Actualmente las fechas de Sarmiento son duramente criticadas porque no coinciden con las evidencias arqueológicas, se salta grandes período de tiempo entre monarcas (usualmente considerados padre e hijo) y algunos reinados superan el centenar de años (imposible para las condiciones de vida de esa época).

Orden Inca Nacimiento Reinado Duración Orden Inca Nacimiento Reinado Duración
I Manco Cápac 521 c.565-656 100 años VII Yahuar Huácac <1069 >1088-1184 96
II Sinchi Roca 548 656-675 19 VIII Viracocha Inca <1166 c.1184-1285 101
III Lloque Yupanqui 654 675-786 111 IX Pachacútec 1066 1088-1191 103
IV Mayta Cápac 778 ¿786?-890 ¿104? X Túpac Yupanqui 1173 1191-1258 67
V Cápac Yupanqui 876 891-985 89 XI Huayna Cápac 1444 1464-1524 60
VI Inca Roca 985 ¿?-1088 ¿? XII Huáscar 1493 1524-1533 9

Cronología basada en las obras Suma y Narración de los Incas de Juan de Betanzos (1551) y El Señorío de los Incas de Pedro Cieza de León (1880).[80]

Orden Inca Reinado Orden Inca Reinado
I Manco Ccapac 1240-1260 VII Yahuar-huaccac 1360-1380
II Sinchi Rocca 1260-1280 VIII Uira-cocha 1380-1400
III Lloque Yupanqui 1280-1300 IX Pachacutec Yupanqui 1400-1440
IV Mayta Ccapac 1300-1320 X Tupac Yupanqui 1440-1480
V Ccapac Yupanqui 1320-1340 XI Huayna Ccapac 1480-1523
VI Inca Rocca 1340-1360 XII Inti Cusí Hualpa 1523-1532

Cronología acorde a la Miscelánea antártica de Miguel Cabello Balboa, original de 1586.[81] Es muy criticada por lo largo de varios reinados y que no coincide con los estudios arqueológicos. Incluye la corrección de Howland Rowe (y aceptada por Kuffman Doig, Ann Kendall, Alden Mason y Robert Deviller).[82]

Orden Sapa Inca Fecha de reinado Duración Revisión Orden Sapa Inca Fecha de reinado Duración Revisión
I Manco Cápac c.945-1006 61 1200-1230 VIII Viracocha Inca 1386-1438 50 1410-1438
II Sinchi Roca 1006-1083 77 1230-1260 IX Pachacútec 1438-1473 35 1438-1471
III Lloque Yupanqui 1083-1161 78 1260-1300 X Túpac Yupanqui 1473-1493 20 1471-1493
IV Mayta Cápac 1161-1226 65 1300-1320 XI Huayna Cápac 1493-1525 32 1493-1528
V Cápac Yupanqui 1226-1306 80 1320-1350 XII Huáscar 1525-1532 7
VI Inca Roca 1306-1356 50 1350-1380 XIII Atahualpa 1532-1533 1
VII Yahuar Huácac 1356-1386 30 1380-1410

Cronología según la Historia del Reino de Quito en la América Meridional de Juan de Velasco.[83] Obra de cinco tomos publicados entre 1790 y 1792.[84] Nombres de monarcas según autor. Son cuestionadas actualmente porque no coinciden con estudios arqueológicos y fechas de eventos tradicionalmente aceptadas.

Orden Sapa Inca Reinado Duración Notas Orden Sapa Inca Reinado Duración Notas
I Mancocápac I 1021-1062 40 años IX Inca-Urco 1340 11 días
II Sinchi-Roca 1062-1091 30 X Pachacútec 1340-1400 60 años Titu-Manco-Cápac antes de ser Inca.
Murió a los 103 años.
III Lloque-Yupanqui 1091-1126 35 XI Yupanqui 1400-1439 39
IV Maita-Cápac 1126-1156 30 XII Tupac-Yupanqui 1439-1475 36
V Cápac-Yupanqui 1156-1197 41 XIII Huaynacápac 1475-1525 50 Reino sólo el Imperio los primeros 12 años;
los otros 38 juntamente en Quito.
VI Inca-Roca 1197-1249 51 XIV Huáscar 1526-1532 7
VII Yaguar-guácac 1249-1289 40 Depuesto por su sucesor.
Murió en privado en 1296.
XV Atahualpa 1532-1533 1 año 4 meses Reinó sólo en Quito 6 años 4 meses;
todo el Imperio 1 año 4 meses hasta su muerte
(contando mientras estaba preso)
VIII Viracocha 1289-1340 51

La cronología acorde a los estudios del antropólogo peruano Manuel González de la Rosa.[85]

Orden Sapa Inca Reinado Orden Sapa Inca Reinado
I Sinchi Roca 1131-1197 VI Yahuar Huácac 1348-1370
II Lloque Yupanqui 1197-1246 VII Viracocha Inca 1370-1425
III Mayta Cápac 1246-1276 VIII Pachacútec 1425-1478
IV Cápac Yupanqui 1276-1321 IX Túpac Yupanqui 1478-1488
V Inca Roca 1321-1348 X Huayna Cápac 1488-1525

Cronología de los Yungas (también llamados Yncas o Ingas) acorde al polímata francés Constantine Samuel Rafinesque (nombres según el autor).[86] Incluye principales acontecimientos fechados según sus calculos.[87]

Orden Sapa Inca Reinado Cónyuge Panaca Notas
I Guanacure
(Ayarache)
c. 1080 Ragua Del pueblo tocabo.
Rey de Pacaritambo.
[88]
II Aranaca c. 1090 Cona Rey de Tamboquiro.[88]
III Manco I
(Maneo Cápac)
1100-1137 Oello (Colo) Chima Hermano de los dos anteriores.[88]
Reinado empieza al fundar Cuzco en Huanacauti.
1107 empieza a la conquista de tribus vecinas.
1125 han vencido a 16 tribus (incluyen collas y quechuas).
Funda más de 100 villas.
[89]
IV Sinchiroca 1137-1167 Achiola (Cora) Raura 1140 vence a los puchinas y canchas.[89]
V Yupanqui I
(Yaguarguague o Lloque)
1167-1197 Cava Huaynana 1170 vence a los canas; ayaviris resisten al Inca; con 7.000 tropas vence a los sucas.
1175 con 9.000 tropas conquista los collas meridionales.
[89]
VI Mayta Capac 1197-1227 Cuca Urcamayta 1199 conquista Tiahuanaco.
1205 batalla de Huychu contra los collas y conquista definitiva de estos.
[89]
VII Yupanqui II
(Pachuti Capac)
1227-1257 Cury Ilpay Aumayta 1230 toma 80 villas aymaras con 20.000 soldados y paz en Chirirqui con los umas.
1236 su hermano, Auqui Tito, vence a los quechuas y yuncas y llega al Pacífico.
1240 conquista a los reinos de Zapana (Chipana) y Cora (Cari) a orillas del lago Paria
(fin de 400 años de guerras entre esos reinos).
1242 conquista Chayanta y Charcas.
1250 el príncipe Inca Roca conquista Rucana.
[89]
VIII Yupanqui III
(Roca)
1257-1305 Micay Vicaquirau (Vizaquimo) 1260 el nuevo rey obtiene una victoria sobre los chancas.
1280 manda 30.000 incas contra los chancas.
1285 Yuca Roca funda la academia de Cuzco
(enseña historia, cronología, derecho, filosofía, poesía, etc.).
[89]
IX Yupanqui IV
(Yahuarhuacac)
1305-1315 Chiquia Aylli 1315 rebelión de los chancas de Hancohuallu.[89]
X Viracocha 1315-1372 Runtu Cozco 1315 30.000 chancas marchan contra Cuzco pero son vencidos en Sacsahuana.[89]
1350 Hancohuallu huye del Perú.[90]
XI Urco 1372-1375
XII Manco II
(Pachacutec)
1375-1425 Huarca Incapanaca 1388 vence a Chuquimanco;
1402 vence a Cuismanco.
[88]
1408 se conquista a los chimús.[90]
XIII Yupanqui V 1425-1450 Chimpu Incapanaca II 1430 10.000 soldados lanzan expedición en las selvas más allá de los Andes
Fundan colonias a orillas del Muzus.
1442 campaña de Sinchiroca conquista el norte chileno.
1448 se produce la batalla del Maule.
[90]
XIV Yupanqui VI
(Tupac Yaya)
1450-1481 Ocllo Capac 1457 Túpac Yupanqui conquista a los chachapoyas.
1463 a los ayahuacas tras tres años de guerra.
1466 se rinden los canarinos.
1477 conquista de Quito por Huayna Cápac tras cuatro años de guerra.
[90]
XV Huayna Capac 1481-1523 Varias Tumipampa Reinas Pileu, Riva, Runtu y Toto.[88]
1492 conquista de Tumbes con 50.000 hombres.
1512 nombra a Atahualpa rey de Quito.
[90]
XVI Huascar
(Inticusi)
1523-1526 Desconocida Exterminada
XVII Atahualpa 1526-1533 Rey de Quito y usurpador.[88]

Cronología según O imperio dos incas: no Perú e no Mexico del brasileño Domingos Jaguaribe en 1927 (nombres según autor).[91]

Orden Sapa Inca Reinado Orden Sapa Inca Reinado
I Manco-Capac 1118-1147 VIII Viracocha-Inca 1370-1410
II Sinchi-Roca 1147-1178 IX Pochacutec 1410-1450
III Lloque-Iupanqui-Capac 1178-1215 X Yupanqui 1450-1480
IV Mayta-Capac 1215-1256 XI Tupac-Yupanqui 1480-1496
V Capac-Yupanqui 1256-1296 XII Huayna-Capac 1496-1515
VI Yahuar-Huacac 1296-1337 XIII Inti-Hualpa 1510-1519
VII Inca-Roca 1337-1370

Cronología de la Historia del Perú según el jesuita Santos García Ortiz.[92]

Orden Sapa Inca Reinado Duración Nota
I Manco Cápac ¿1150?-1178 ¿28 años? Funda el imperio.
II Sinchi Roca 1178-1197 19 Expansión al sur y norte.
III Lloque Yupanqui 1197-1246 49 Conquista el sur y este del Cuzco.
Primeros ejércitos.
IV Mayta Cápac 1246-1276 30 Continúa conquistas.
V Cápac Yupanqui 1276-1321 45 Extensas conquistas.
Progresos en Cuzco.
VI Inca Roca 1321-1348 21 Inventa quipos.
Construye escuelas para príncipes.
VII Yaguar Huácac 1348-1370 22 Somete varias rebeliones de provincias.
VIII Viracocha 1370-1420 50 Llega hasta Tucumán.
IX Pachacútec Yupanqui 1420-1478 58 Llega de Arequipa a Cajamarca.
X Túpac Yupanqui 1478-1488 10 Conquista a los antis y collas.
Llega al Maule.
XI Huayna Cápac 1488-1525 37 Conquista Quito y Pasto.
Apogeo imperial.
XII Húascar 1525-1532 7 Hereda el reino de Cuzco.
Es vencido y muere preso.
XIII Atahualpa 1525-1533 8 Hereda el reino de Quito.
Vence a Huáscar.

Cronología acorde a la plataforma educativa digital Carpeta Pedagógica, datos biográficos publicados en julio de 2008.

Orden Sapa Inca Reinado Orden Sapa Inca Reinado
I Manco Cápac 1150-1178 VIII Huiracocha Inca 1370-1430
II Sinchi Roca 1178-1197 IX Pachacútec 1430-1478
III Lloque Yupanqui 1197-1246 X Amaru Yupanqui 1478
IV Mayta Cápac 1246-1276 XI Túpac Yupanqui 1478-1485/88
V Cápac Yupanqui 1276-1321 XII Huayna Cápac 1488-1525
VI Inca Roca 1321-1348 XIII Huáscar 1525-1532
VII Yahuar Huácac 1348-1370 XIV Atahualpa 1532-1533

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Qapaq significa literalmente "poderroso", el "el que tiene el poder", pero se usa también con el significado de "principal" o "capital".
  2. Filoramo y Pons, 2007: 119
  3. Herrera, 2006: 479
  4. Temoche, 2010: 27
  5. Rostworowski, 1999: 53
  6. a b Rostworowski, 2001: 124
  7. a b c Molestina, 1994: 26
  8. Temoche, 2010: 227
  9. Temoche, 2010: 31, 154, 225
  10. Temoche, 2010: 159
  11. Temoche, 2010: 53, 111, 144
  12. Temoche, 2010: 145
  13. a b Temoche, 2010: 71
  14. Temoche, 2010: 154
  15. Temoche, 2010: 181
  16. Temoche, 2010: 179
  17. Temoche, 2010: 144-145
  18. Temoche, 2010: 157
  19. Temoche, 2010: 144
  20. Temoche, 2010: 143
  21. Temoche, 2010: 149
  22. Temoche, 2010: 116
  23. Bravo, 1985: 95; Temoche, 2010: 130
  24. Temoche, 2010: 168
  25. Martinengui, 1980: 37
  26. Temoche, 2010: 127
  27. a b Temoche, 2010: 128
  28. Temoche, 2010: 128-129
  29. Anderson, Norman (2000). Las religiones del mundo. Editorial Mundo Hispano, pp. 32. ISBN 9780311057672.
  30. a b Millones, Luis (2008). "Escondiendo la muerte: Atahualpa y Hernando de Soto en la pluma de Garcilaso". En Nuevas lecturas de La Florida del Inca. Editado por Carmen de Mora Valcárcel & Antonio Garrido Aranda. Madrid: Iberoamericana Editorial, pp. 313. ISBN 9788484893578.
  31. Tarragó, Myriam N. (2014). Pueblos originarios y la conquista: Nueva Historia Argentina. Penguin Random. ISBN 9789500748315.
  32. Rivera, 2003:
  33. Herrera, 2006: 406
  34. Betanzos, Juan de (2013). Suma y narración de los incas. Linkgua digital, pp. 11. ISBN 9788490071342.
  35. Bendezú, Edmundo (1986). La otra literatura peruana. Fondo de Cultura Económica, pp. 18. ISBN 9789681622497.
  36. Cárdenas Fernández, Leiner Cápac cuna. Blog Aprenda historia de la Humanidad. Publicado el 17 de mayo de 2015. Consultado el 21 de abril de 2017.
  37. Olmedo Llanos, Óscar (2006). Paranoiaimara. Plural editores, pp. 302. ISBN 9789995410452.
  38. Temoche, 2010: 25, 72
  39. Temoche, 2010: 23
  40. Temoche, 2010: 33
  41. Porras Barrenechea, Raúl (1999). El legado quechua: indagaciones peruanas. Universidad Nacional Mayor San Marcos, pp. 368. ISBN 9789972460692.
  42. Rostworowski de Díez Canseco, María (2001). Pachacutec Inca Yupanqui. Lima: Instituto de Estudios Peruanos, pp. 50. ISBN 9789972510601.
  43. Betanzos, 2013: 11-12
  44. Rostworowski, 2001: 47
  45. Rostworowski, 2001: 49
  46. Rostworowski, 2001: 118
  47. Rostworowski, 2001: 245, 248
  48. Temoche, 2010: 138
  49. a b Della Santa, Elisabeth (1969). Historia de los incas: indagaciones sobre algunos problemas discutidos. Arequipa: editado por la autora, pp. 214.
  50. Della, 1969: 50
  51. a b Temoche, 2010: 25
  52. Velasco, Juan (2014). Historia del Reino de Quito: Historia antigua. Tomo II. Editorial JG, pp. 83. ISBN 9789942139115.
  53. Zapater Equioíz, Horacio (1997). "Huincas y mapuches (1550-1562)". Revista Historia. Santiago, Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Vol. 30, pp. 441-504 (véase pp. 442).
  54. Herrera, 2006: 408
  55. Herrera, 2004: 403
  56. Herrera, 2006: 409
  57. Pérez Marcos, Regina María (2002). "Aspectos institucionales de la aculturación indígena en la gestación de la sociedad colonial peruana". En Derecho y administración pública en las Indias hispánicas: actas del XII Congreso Internacional de Historia del Derecho Indiano (Toledo, 19 a 21 de octubre de 1998). Cuenca: Universidad de Castilla La Mancha, pp. 1321-1340 (véase pp. 1329). Coordinación de Feliciano Barros Pintado. ISBN 9788484271802.
  58. Pérez, 2002: 1330-1331
  59. Navarro, José María & ‎Navarro Pascual Navarro (2001). Una denuncia profética desde el Perú a mediados del siglo XVIII: el «Planctus indorum christianorum in America Peruntina». Pontificia Universidad Católica del Perú, pp. 21. ISBN 9789972424144.
  60. Huamán Rodríguez, Gloria (2016). Segregación política de los pueblos indígenas en Perú. Universidad de Deusto pp. 26. ISBN 9788415759799.
  61. Klauer, 2006: 34
  62. Velasco, 1981: xlii
  63. Bravo, 1985: 29
  64. a b Klauer, 2006: 35
  65. a b Bravo, 1985: 34
  66. Mendizábal, 2002: 90
  67. a b Bauer, 1996: 60
  68. a b Bauer, 1996: 62
  69. a b c d Bauer, 1996: 61
  70. Bauer, 1996: 64
  71. Busto, 2000: 12
  72. Busto, 2000: 14
  73. Busto, 2000: 16
  74. Busto, 2000: 22
  75. Busto, 2000: 24
  76. Busto, 2000: 28
  77. Busto, 2000: 34
  78. Rostworowski, 2001: 244
  79. Ramírez, 2006: 20. Cita Sarmiento de Gamboa, Pedro (1999). History of the Incas. Nueva York: Dover Publications, pp. 60-63, 65, 69-70, 72, 81, 86, 139, 153-154,169, 189. Traducción español-inglés Sir Clements Markham. ISBN 9780486404417.
  80. Navarro y Lamarca, Carlos & Eduardo de Hinojosa (1910). Compendio de la historia general de América. Tomo I. Buenos Aires: Ángel Estrada y compañía, pp. 331.
  81. Ramírez, 2006: 20-21. Cita a la Cabello Balboa, Miguel (1951). Miscelánea antártica. Lima: Universidad Mayor San Marcos, pp. 264, 270, 275, 280, 286, 289, 291, 294, 301, 354, 493.
  82. Biadós Yacovazzo, Bernardo V. (2009). Hiltunen y como hace sus críticas a Zseminsky de Habich y Ponce Sanginés. Universidad San Francisco de Asís, La Paz. Digitalizado en 2015 por University of California.
  83. Velasco, 1981: 31-33
  84. Velasco, 1981: xxxviii
  85. Means, 1920: 225
  86. Rafinesque, Constantine Samuel (1833). "Peruvian history". En Atlantic Journal, and Friend of Knowledge. Tomo I. Filadelfia: Photolithographed by the Murray Printing Company for the Arnold Arboretum, pp. 130-132.
  87. Means, 1920: 223-224; Rafinesque, 1833: 131
  88. a b c d e f Rafinesque, 1833: 131
  89. a b c d e f g h Means, 1920: 223
  90. a b c d e Means, 1920: 224
  91. Jaguaribe, Domingos (1927). O imperio dos incas: no Perú e no Mexico. Empresa Typographica Editora "O Pensamento", pp. 85, 101, 109, 121, 135, 145, 151, 161, 171, 179, 197, 209.
  92. García Ortiz, Santos (1948). Historia del Perú: Descubrimiento, conquista y virreynato. Lima: Lumen, pp. 300-302.

Bibliografía[editar]

  • Historia Universal: América y el nuevo mundo. Tomo VI. Madrid: Espasa Calpe, 2001. ISBN 9788423926923.
  • Bauer, Brian S. (1996). El desarrollo del estado inca. Cuzco: Centro de Estudios Regionales Andinos "Bartolomé de Las Casas". ISBN 9788483870464.
  • Bravo Guerreira, María Concepción (1985). Tiempo de los Incas. Alhambra. ISBN 9788420513454.
  • Busto Duthurburu, José Antonio del (2000). Una cronología aproximada del Tahuantinsuyo. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú. ISBN 9789972423505.
  • Herrera Cuntti, Arístides (2006). Divagaciones históricas en la web. Libro 2. Chincha: editado por el autor. ISBN 978-9972-2908-2-4.
  • Klauer, Alfonso (2006). Tahuantinsuyo: El cóndor herido de muerte. Lima: Juan Carlos Martínez Coll. ISBN 9788468954219.
  • Martinengui Suárez, Elías (1980). El imperio de los Incas: Causas de su destrucción. Big Print.
  • Means, P. Ainsworth (1920). "Aspectos estético-cronológicos de las civilizaciones andinas". Boletín de la Academia Nacional de Historia. Quito: Tipografía y encuadernaciones Salesianas, pp. 195-252.
  • Mendizábal Losack, Emilio (2002). Patrones arquitectónicos inkas. Editorial San Marcos.
  • Molestina Z., María del Carmen (1994). Historia del Ecuador. Universidad San Francisco de Quito.
  • Rafinesque, Constantine Samuel (1833). "Peruvian history". En Atlantic Journal, and Friend of Knowledge. Tomo I. Filadelfia: Photolithographed by the Murray Printing Company for the Arnold Arboretum, pp. 130-132.
  • Ramírez, Susan Elizabeth. "Historia y memoria: La construcción de las tradiciones dinásticas andinas". Revista de Indias. Vol. LXVI. No. 236, Madrid, enero-abril 2006, pp. 13-56. ISSN 0034-8341.
  • Rivera Andía, Juan Javier (2003). La fiesta del ganado en el valle de Chancay, 1962-2002: ritual, religión y ganadería en los Andes: etnografía, documentos inéditos e interpretación. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú. ISBN 9789972425707.
  • Rostworowski de Díez Canseco, María (1999). Historia del Tahuantinsuyu. Lima: Instituto de Estudios Peruanos. ISBN 9789972510298.
  • Scarpi, Paolo (2007). "Las religiones del Mundo Antiguo: Los politeísmos". En Historia de las religiones. Barcelona: Crítica & Grupo Planeta. Traducción italiano-español por María Pons. ISBN 9788484329596.
  • Temoche Cortez, Patricia (2010). Breve historia de los incas. Ediciones Nowtilus. ISBN 9788497634434.
  • Velasco, Juan de (1981). Historia del Reino de Quito en la América Meridional. Edición, prólogo, notas y cronología de Alfredo Pareja y Díez Canseco. Caracas: Biblioteca Ayacucho. ISBN 9788466000697.
  • Vergara, Teresa (2007). "El Tahuantinsuyo: El mundo de los incas". En Enciclopedia Historia del Perú. Barcelona: Lexus Editores. ISBN 9972-625-35-2.

Enlaces externos[editar]