Mascapaicha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cabeza inca de piedra con llauto y mascapaicha. Se cree que es una representación del dios Viracocha. Museo de las Américas de Madrid.

La Mascapaicha o Maskaypacha; del quechua : Mask'ay (buscar) y Pacha (tierra y tiempo). Era el único símbolo de poder imperial, que otorgaba al Sapa Inca los títulos de Rey del Cusco y Emperador del Tahuantinsuyo (este último a partir de Pachacútec).

Para Max Uhle, Paicha significa borla y Masca podría provenir del nombre de una de las naciones quechuas primitivas del dominio de Manco Capac, lo que significa que esta insignia fue usada desde los primeros años de constituida la nación Inca.[1]

Inca con su mascapaicha.

Sólo el Sapa Inca podía ostentar la mascapaicha, que le era ceñida por el Willaq Uma, el sumo sacerdote del Imperio. La ceremonia de coronación se llevaba a cabo cuando el Inca antecesor fallecía y era necesario que el auqui (príncipe heredero) asumiera sus funciones como nuevo Inca.

La Mascapaycha, más conocida como la Borla del Inca o Llautu, era un cordón tejido de 16 a 32 hilos de grosor de un dedo, el cual estaba envuelto cuatro o cinco veces alrededor de la cabeza, dándole la vuelta hacia la parte superior, agarrado al cráneo, quedando a modo de guirnalda.[1]​ Se podría hablar de tres tipos: Llautu colorado y azul para el Inca gobernante, Llautu colorado y amarillo para la Familia Real (Panaca) y Llautu negro para incas inferiores o de poco titulo.[1]​ Las Acllas (mujeres escogidas) hacían unas borlas pequeñas de color amarillo y colorado llamados Paicha, que eran cosidas a una trenza delgada de una braza de largo. El Llauto seria entonces exclusivo de la familia real.[2]​ Según el cronista Montesinos, Inca Roca portaba una borla azul con una huincha azul y carmesí que caia encima de la frente.

La mascapaicha consiste en una borla de fina lana roja con incrustaciones de hilos de oro y plumas de corequenque. El Inca usaba la mascapaicha bajo su llauto. La Borla Imperial, por así llamarla, tenía cuatro mechones de lana, de tejido fino o cumbi, de color anaranjado, las cuales identificaban al Inca gobernante o Intiq Churin.

Su uso continuó durante la Colonia, identificando a la nobleza inca, en particular al Alférez Real de los Incas, durante los desfiles y procesiones de la ciudad del Cuzco. Las pinturas de la Escuela Cuzqueña también representaba al Niño Jesus vestido de Inca con este símbolo de poder en la cabeza.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Plantilla:Uhle, Max. 1907
  2. Olazábal Navarro, Yeni; Velásquez Gamboa, Marleny (2005). El Alferez Real de Indios Nobles del Cuzco: Desconosimiento y continuidad institucional 1780-1824. Revista N°17. Archivo General de la Nacion - Archivo Regional del Cuzco. p. 51.