Dairo Antonio Úsuga David

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dairo Úsuga David
Usuga david 150 1.jpg
Fotografía de Dairo Antonio Úsuga David.
Información personal
Apodo Otoniel, Mauricio, Mao[1]
Nacimiento 15 de septiembre de 1971 Ver y modificar los datos en Wikidata (48 años)
Necoclí (Colombia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Colombiana
Características físicas
Altura 1.75 m
Peso 70 kg
Información profesional
Ocupación Narcotraficante Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango Jefe del Clan del Golfo
Conflictos Conflicto armado en Colombia

Dairo Antonio Úsuga David (Necoclí, Antioquia, 15 de septiembre de 1971), conocido por los alias de «Otoniel», «Mauricio» y «Mao», es un narcotraficante colombiano, exmiembro de la guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL) y del grupo paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Es el jefe máximo del Grupo Armado Organizado Clan del Golfo, mando que heredó en 2012 después de la muerte de su hermano Juan de Dios Úsuga David, alias «Giovanny». Su historial delictivo inició a los 16 años cuando ingresó a la guerrilla del EPL; después formó parte de las FARC y terminó en las Autodefensas comandadas por Carlos Castaño Gil. A Dairo Antonio se le acusa de terrorismo, asesinato, secuestro, extorsión, narcotráfico y otros actos delictivos y criminales tales como vacunas extorsivas, paros armados, masacres, concierto para delinquir, reclutamiento forzado de menores, abuso sexual, fabricación, tráfico y porte ilegal de armas. Además se le han emitido 57 órdenes de captura y presenta una «notificación azul de Interpol para el resto del mundo».[2]

Dairo Antonio es el narcotraficante más buscado de Colombia,[3][4]​ el Gobierno federal de los Estados Unidos lo acusa por el tráfico de droga y terrorismo y ofrece una recompensa de USD$ 5 000 000,[1]​ mientras que el gobierno nacional de Colombia aumentó la recompensa a COP$ 3000 millones de pesos por su captura.[5]

Primeros años[editar]

Otoniel y su hermano Giovanny tienen un largo historial en el mundo del crimen. Aún siendo menor de edad ingresó a la guerrilla del EPL, junto con su hermano Juan de Dios.

Después de la experiencia con el EPL, los hermanos Úsuga se enrolaron en las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU) en 1996, que por ese entonces surgían con fuerza bajo el mando de los hermanos Carlos Castaño Gil y Vicente Castaño. ‘Otoniel‘ se ganó la confianza de este último, quien lo encargó como comisionista para el cobro de los dineros del narcotráfico y del manejo de algunas de las rutas privilegiadas junto a otro paramilitar; Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario‘, hermano del jefe paramilitar Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán‘.

Para 2002, ‘Otoniel‘ y ‘Don Mario‘ fueron enviados con centenares de hombres al Meta para formar parte del Bloque Centauros que Vicente Castaño le vendió al narcotraficante Miguel Arroyave. Tras el asesinato de este y del propio Carlos Castaño en 2004, ‘Otoniel‘ y ‘Don Mario‘ retornaron al Urabá, una región la cual sabían de su estratégica posición para el tráfico de drogas, pues tiene acceso tanto al mar Caribe como al océano Pacífico, en medio de una inexpugnable selva, sin control del Estado.[6]

Creación de las Autodefensas Gaitanistas y del Bloque Héroes de Castaño[editar]

Luego de la desmovilizacion de las AUC en 2006, 'Don Mario' y los Úsuga se declararon disidentes del proceso que se realizó en Santa Fe de Ralito, conformando una estructura paramilitar llamada por ellos mismos como Bloque Héroes de Castaño, que después terminó como frente de guerra de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), estructura mejor conocida por la opinión pública luego como Los Urabeños y, bautizada por el gobierno colombiano inicialmente como el "Clan Úsuga" y luego como el "Clan del Golfo". Esto lo hicieron por iniciativa de Vicente Castaño quien luego, según declaraciones de 'Don Mario' y de algunos paramilitares desmovilizados, fue asesinado en 2007 por órdenes de desmovilizados jefes de las AUC que estaban recluidos en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí;[7]​ sin embargo, se desconoce el paradero de sus restos, por lo que no ha podido ser confirmada esta versión.

El control de las principales rutas de salida de droga por el golfo de Urabá les permitió conseguir el poder financiero necesario para iniciar su expansión, aprovechando la captura, la extradición o la muerte de sus rivales en diferentes lugares del país: Diego Rastrojo y los Hermanos Comba (Javier Fernando y Luis Enrique Calle Serna) en la bacrim los Rastrojos, alias Valenciano y Sebastian de la Oficina de Envigado y alias Cuchillo y el Loco Barrera del ERPAC. En 2009, Don Mario fue detenido por la Policía; en consecuencia, las Autodefensas Gaitanistas y las Águilas Negras quedaron en manos de los Hermanos Úsuga, anexándolas a Los Urabeños.

Para enero de 2012, ordenó un paro armado que paralizó tres departamentos, entre ellos el Norte de Antioquia, Córdoba y Magdalena. Este virtual toque de queda ocurrió en respuesta a la muerte por parte de la Policía de Juan de Dios Úsuga, alias ‘Giovanny‘, socio y hermano de ‘Otoniel‘. En esa ocasión, Otoniel escapó porque se había ido una hora antes que llegaran los comandos jungla.

Tras la muerte de su hermano, ‘Otoniel‘ asumió en solitario el liderazgo de la banda que, según los cálculos de las autoridades, tenía cerca de 1.800 hombres en 2012. Tras la caída de grandes capos del narcotráfico, y con una violenta estrategia de asesinatos selectivos, los Urabeños se expandieron a toda la Costa Caribe, Norte de Santander, Valle del Cauca y Nariño. A sangre y fuego consiguió que miembros de diversas bandas criminales y grupos guerrilleros, así como grupos de delincuencia común, se le unieran; entre ellos, antiguos integrantes de las guerrillas de las FARC, el ELN y del grupo disidente del EPL, que se reorganizó en el Catatumbo varios años después; así como exmiembros de Los Rastrojos, Los Paisas y Nueva Generación, grupo que funcionaba en el departamento de Nariño. Bajo su mando. han germinado prácticas atroces como las "casas de pique" de Buenaventura (lugares donde desmiembran personas vivas).[6]​ También consiguió alianzas estratégicas con los grupos disidentes del ERPAC para el manejo del tráfico de drogas en los Llanos Orientales, a cambio de ayuda financiera y logística.

Prófugo de la justicia[editar]

Dairo es buscado por el Gobierno federal de los Estados Unidos, por tráfico de estupefacientes y el accionar violento como uno de los principales mecanismos de operación.[1]​ El gobierno estadounidense ofrece $ 5 millones de dólares por su captura, mientras que el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ofrece $2.000.000.000 de pesos.[8]​ En 2016 aumentó a $3.000 millones la recompensa fortaleciendo la búsqueda en su contra.[9]

Desde el 15 de febrero de 2015 comenzó por parte de la Policía Nacional un operativo sin precedentes para capturar a 'Otoniel' en la región del Urabá, donde se mantiene escondido. Este operativo fue bautizado con el nombre de Operación Agamenón y, para llevar a cabo esta tarea, se desplegó un pie de fuerza de 1.200 policías, muchos más de los 500 utilizados por el Bloque de Búsqueda para dar de baja al jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria. [10]​ A mediados del 2017, comenzó la segunda fase de este operativo (o llamada por el gobierno como Agamenón II) al ser reforzada con 1.500 elementos del Ejército Nacional, lo que suma un total, incluyendo 500 más de la Policía, de 3.200 hombres de las Fuerzas Armadas contra Otoniel y el Clan del Golfo.[11]​ Debido a la presión militar ejercida contra la organización y los buenos resultados de la Operación Agamenón, que incluye la captura y/o muerte de los miembros de su Estado Mayor, el gobierno colombiano dio a conocer el 5 de septiembre de 2017 una misiva de alias Otoniel donde manifiesta la voluntad del Clan del Golfo para someterse a la justicia, versión confirmada por el mismo Otoniel a través de un vídeo que circuló en las redes sociales, donde afirma que está buscando negociar el sometimiento a la justicia de él y de sus hombres con las debidas garantías del estado.[12]

Paro armado de 2016[editar]

El 23 de marzo de 2016, unidades especiales de la Policía dieron de baja, en el marco de la Operación Agamenón, a Jairo de Jesús Durango Restrepo, alias “Guagua” o “Rubiel”, uno de los miembros del Estado Mayor del Clan Úsuga o llamados asimismos Autodefensas Gaitanistas de Colombia, en zona rural del corregimiento Boca de Pepé, en el municipio de Alto Baudó (Chocó).[13]​ En represalia, y como parte de la tercera conmemoración de la muerte de otro miembro importante del grupo; el Negro Sarley, el Estado Mayor de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), ordenó efectuar un paro armado de 24 horas en sus territorios de influencia a partir de la madrugada del 31 de marzo. Mediante panfletos y el empleo de las redes sociales, las amenazas alcanzaron varios departamentos. Casi 80 municipios en Antioquia, Sucre, Córdoba, sur de Bolivar y Chocó, así como algunos corregimientos de Norte de Santander y varios barrios de Medellín, se vieron afectados por las acciones del Clan Úsuga, que recurrieron a la quema de vehículos de servicio público, y al cierre obligado de colegios y establecimientos comerciales. Paralelamente, pistoleros y sicarios asesinaron a 6 policías, 2 militares y 2 civiles en una campaña de asesinatos selectivos denominado Plan Pistola, pagando hasta 2 Millones de Pesos por policía y militar asesinado.[14]​ El paro fue levantado la noche del 1 de abril.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]