Oficina de Envigado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Oficina de Envigado
Operacional 2006 - Presente
Objetivos Operación y control de actividades delincuenciales dejadas por las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)
Regiones activas Medellín (Envigado principalmente)
Enemigos El Clan Úsuga[1]
Actos criminales Narcotráfico, rebelión, sicariato, extorsión, asesinato a civiles, ataques con arma de fuego.
[editar datos en Wikidata]

La Oficina de Envigado fue una organización narcoparamilitar en un comienzo y después pasó a ser organización criminal por cuenta propia, que forma parte del Conflicto armado en Colombia. Es conocida por ser una de las Bandas emergentes en Colombia (bacrim), nombre dado por el expresidente Álvaro Uribe al crimen organizado y la reestructuración de bandas criminales. Sus actividades principales están concentradas en la ciudad de Envigado.

Historia[editar]

Originalmente fue fundada por Diego Fernando Murillo, alias Don Berna, en la ciudad de Medellín, cuando este logró unir a los combos criminales de la ciudad luego que desapareciera el Cartel de Medellín al cual le prestaban servicios, motivando una guerra entre estos grupos por el control territorial en sus zonas de influencia, guerra que terminó cuando Don Berna organizó a los combos delincuenciales en una sola asociación criminal. Murillo peleó en su momento contra Pablo Escobar, después que este ordenara la muerte de su jefe y socio del Cartel Fernando Galeano, uniéndose al grupo de Los Pepes para poder eliminarlo. Después de la muerte de Escobar y la disolución de Los Pepes, la Oficina comenzó a funcionar como parte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y Murillo organizó operaciones de tráfico de drogas en su nombre. La Oficina controlaba la operación de una banda que, en su tiempo, fue uno de los grupos sicariales más temidos en el país: La Terraza.[2]

Después de que las AUC se desmovilizaran en 2006, Murillo fue arrestado por el asesinato de un político local, aunque logró ejecutar su imperio desde la cárcel y llegó a un acuerdo con las autoridades para dejar de usar su poder y mantener la violencia a un mínimo. En 2008 Murillo fue extraditado a Estados Unidos junto con otros líderes paramilitares por delitos de narcotráfico, lo que provocó que las milicias rurales de la Oficina se separaran de la organización, formando posteriormente la banda criminal conocida como "Los Paisas". También se vio afectada de manera interna, debido a la guerra desatada en Medellín entre dos combos rivales que pertenecían a la organización: uno dirigido por Maximiliano Bonilla, alias Valenciano (capturado en Venezuela en el año 2011[3] ) y otro dirigido por Erick Vargas, alias Sebastián (detenido en su rancho fuera de Medellín en Agosto de 2012[4] ); una guerra que provocó la muerte de más de 6.000 personas entre 2008 y 2012, involucradas de manera directa o indirecta con la Oficina, así como problemas con el Clan Úsuga los cuales, según información de inteligencia estadounidense, fueron resueltos mediante una tregua en 2013 para acabar con el enfrentamiento entre estas dos bandas criminales[5] . Después de la caída de "Sebastian", asumió como jefe Freiner Ramírez García, alias ‘Carlos Pesebre’, el cual fue capturado en el municipio antioqueño de Urrao en 2013.[6] El último cabecilla del cual se tenía conocimiento; Julián Andrey González Vásquez, alias ‘Barny’, fue capturado en Enero de 2015 en Medellín proveniente de Costa Rica.[7]

Aunque debilitada en su estructura y en pie de fuerza, la Oficina sigue activa pero reducida a algunos barrios de Medellín y al municipio vecino de Envigado. En Agosto de 2015 se entregó a la DEA otro líder de esta organización: Fredy Alonso Mira Pérez, alias ‘Fredy Colas’.[8] El limitado poder de la Oficina quedó dividido entre 5 miembros que manejan un bajo perfil; por tanto, sus actividades pasan casi desapercibidas ante las autoridades colombianas. Por el bajo perfil que manejan estos miembros, con excepción de uno, los demás no tienen ordenes de captura en su contra: Carlos Arturo Arredondo Ortiz, alias ‘Mateo’; Edward García Arboleda, alias ‘Orión’; Juan Carlos Mesa Vallejo, alias ‘Tom’; Diego Alberto Muñoz Agudelo, alias ‘Diego Chamizo’ y Carlos Arturo Hernández Ossa, alias ‘Duncan’ (este último es quien tiene la orden de captura,[9] la cual se hizo efectiva el 31 de Diciembre de 2015 al ser capturado en Peru, buscando protegerse en aquel país de la persecución de las autoridades colombianas[10] ). Pese a esta situación, el gobierno de los Estados Unidos incluyó en la Lista Clinton a los cuatro jefes de la Oficina que no tienen orden de captura por sospecha de actividades ílicitas.

Actividades[editar]

Además de la venta de drogas y la extorsión a comerciantes, la Oficina también controla un número de casinos y establecimientos de juegos de azar, que se utilizan para lavar dinero.[11] La Oficina mantiene vínculos con autoridades locales y de policía. Tienen alianzas con Los Rastrojos y el cartel de Los Zetas,[12] aunque con este último perdieron influencia debido a la captura de los máximos líderes de La Oficina, ocasionando la pérdida de sus contactos internacionales; situación aprovechada por el Clan Úsuga para quitarles el negocio con el cártel mexicano.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]