Daniel Rendón Herrera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Daniel Rendón Herrera, alias Don Mario (Amalfi [Colombia], 1966), es un ex-narcotraficante y ex-paramilitar colombiano, fundador de varios grupos delincuenciales llamados por el ex-presidente colombiano Alvaro Uribe Velez como Bandas Criminales al servicio del narcotráfico o BACRIM; tales como las Águilas Negras, Autodefensas Gaitanistas de Colombia y el Bloque Héroes de Castaño o Los Urabeños (conocido despúes como el Clan Úsuga). Después de la captura de Don Diego, se convirtió en el narcotraficante más buscado del país.

Historia[editar]

Nació en la localidad de Amalfi, en el departamento de Antioquia, Colombia, en una familia de 14 hermanos. En sus inicios en el paramilitarismo fue el segundo al mando, después de su hermano, del bloque Elmer Cárdenas de las Accu (Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá), grupo paramilitar que perteneció a las AUC.

Fue el promotor de varias bandas delincuenciales, entre las que se encuentra Los Urabeños, el Bloque Héroes de Castaño y las Águilas Negras, esta última en asocio con Vicente Castaño, las cuales usaba para concretar sus planes de reconsolidar las actividades abandonadas por el paramilitarismo tales como narcotráfico, extorsión, secuestro, sicariato, entre otras.

Don Mario es hermano del ex-jefe paramilitar Freddy Rendón Herrera alias el Alemán, y del pastor evangélico y paramilitar John Jairo de Jesús Rendón Herrera,[1] [2] alias Germán Monsalve,[3] [4] [5] [6] [7] era el heredero de las actividades ilícitas de los Castaño Gil y gran amigo personal de Vicente Castaño, quien fuera un miembro del Estado Mayor de las AUC; en su honor bautizó a una de sus organizaciones criminales como Bloque Héroes de Castaño, la cual más tarde se convertiría en un frente de guerra de otra organización narcoparamilitar creada por él mismo: las AGC (Autodefensas Gaitanistas de Colombia), donde estuvo al mando de 400 hombres en el Urabá chocoano y también controló el narcotráfico de esa zona mediante alianzas que hizo con la guerrilla de las FARC.

Accionares[editar]

"Don Mario" empezó a apropiarse de los corredores de la droga dejados por los grupos comandados por los narcoparamilitares desmovilizados a través de la Ley de Justicia y Paz tales como Salvatore Mancuso, Don Berna, Macaco y Ramiro "Cuco" Vanoy. Este hecho lo llevó a desatar una guerra contra las bandas criminales Oficina de Envigado y los extintos Paisas, herederas del imperio narcoparamilitar de alias Don Berna;[8] siendo también el principal socio de los carteles mexicanos.

Captura[editar]

El 15 de abril de 2009, el narcoparamilitar Daniel Rendón Herrera fue capturado por la Policía Nacional de Colombia, en una operación realizada en la zona rural Cerro Azul del municipio de Necoclí en el Urabá antioqueño. Las autoridades afirmaron que los últimos auxiliadores del capo fueron las FARC, ya que la zona donde lo encontraron era un territorio copado por la guerrilla.

En realidad, el municipio de Necocli había sido controlado por las AUC durante mucho tiempo y hoy día sigue en manos de sus herederos; el Clan Úsuga. Varios detalles de la captura de Don Mario han llevado a muchos conocedores de la situación a pensar que Don Mario en realidad se entregó bajo condiciones previamente negociadas.

Las Autodefensas Gaitanistas (o Águilas Negras) de Don Mario[editar]

A pesar de la captura de don Mario, se conocía aún de la existencia de 12 frentes de su grupo paramilitar Autodefensas Gaitanistas de Colombia, grupo que recibía otros nombres como Águilas Negras de Don Mario, Los Urabeños (conocidos despúes como el Clan Úsuga), el Bloque Heroes de Castaño (en honor a Vicente Castaño), los Marios o simplemente la Banda de Don Mario; los cuales seguían disputándose el control de rutas de transporte, laboratorios y campos para el procesamiento de cocaína con las bandas narcoparamilitares de "Los Paisas", "La Oficina de Envigado", y "Los Rastrojos". Sin embargo, la captura del capo llevó a la descentralización del grupo, y que los nuevos líderes se sintieran presionados por el avance de la banda de "Los Rastrojos", sumándose a esto la separación de las otras 4 bandas paramilitares asociadas a la organización de Don Mario, las cuales operaban en los departamentos de la Costa Norte, del Eje Cafetero, y Nariño, por lo cual estos -que ya habían iniciado negociaciones con el gobierno Colombiano- deciden desmovilizare, entregando 1055 hombres e igual número de armas. De todos estos grupos formados y asociados con Don Mario, solo quedó activo después de su captura el Clan Úsuga.

La captura de don Mario fue vital para la desarticulación de otras 2 bandas paramilitares, las cuales estaban asociadas a la organización de Don Mario que eran: Águilas Negras del Sur de Bolívar de alias Scooby y Águilas Negras del Oriente de Caldas de alias el "Gurre", reduciendo el número de bandas narcoparamilitares a 8 y con un número total de 2680 hombres armados en 2009.

Extradición[editar]

Capturado por las autoridades colombianas en abril de 2009 en una región del noroeste del país, el capo estaba solicitado por un tribunal de Estados Unidos por delitos relacionados con terrorismo y narcotráfico.

El 26 de abril de 2010, el gobierno colombiano negó la extradición a Estados Unidos de don Mario, alias del capo del narcotráfico y jefe paramilitar, informaron fuentes del Ejecutivo.

Una nota de prensa de la Casa de Nariño indicó que la determinación se adoptó “atendiendo el concepto desfavorable” de la Corte Suprema de Justicia, que había advertido que si se autorizaba el envío de Don Mario a Estados Unidos se vulneraba la Ley de Justicia y Paz, marco legal de la desmovilización paramilitar.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]