Bandas y grupos emergentes en Colombia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandas criminales y Grupos Armados Organizados
Objetivos Control total del narcotráfico y otras actividades ilegales[1]
Regiones activas Todo Colombia[2][3]
Aliados FARC-EP (Hasta 2016),Paramilitares, ELN, EPL y narcotraficantes[4][5][6][7]
Enemigos Otras BACRIM y algunas facciones guerrilleras[8][9]
Actos criminales homicidio,[10]​, extorsión,[11]terrorismo,[12]narcotráfico,[13]secuestro,[14]masacres,[15]​ reclutamiento forzado de menores de edad,[16]minería ilegal.[17]
Tamaño 10000 a 15000 en 2020

Las Bandas Emergentes y Bandas Criminales (BACRIM), llamadas así en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, Grupos Armados Organizados (GAO), Grupos Delincuenciales Organizados (GDO) y Grupos Armados Organizados Residuales (GAOR) en la actualidad, son términos con los que se han identificado unas organizaciones mafiosas que operan en Colombia[18]​ y que son parte activa del actual conflicto armado interno. Sus acciones contra la población civil, gobierno y Fuerza Pública son: los homicidios[19]​, la extorsión a comerciantes y empresarios[20][21]​ y el secuestro.[14]​ reclutamiento forzado de menores de edad[16]​ y masacres de líderes sociales. Estas bandas y grupos operan en todo el territorio nacional, aunque también mantienen presencia en otros países como Venezuela y Panamá.[2][3]​ Sus aliados estratégicos son el ELN, la disidencia del EPL y varios narcotraficantes,[4][5][6][7]​ debido a que su principal actividad es el control sobre el tráfico de estupefacientes.[22]​ También se tiene indicios sobre los nexos con varias mafias mexicanas, entre las que figuran el Cártel de Sinaloa,[23]​ y Los Zetas.[24]

Denominación y clasificación[editar]

  • Grupos Delincuenciales Organizados (GDO) Son grupos de fuerte actividad local, dedicados a ser mercenarios del narcotráfico y de otras actividades ilícitas para los GAO´s u otros grupos ilegales.
  • Grupos Armados Organizados Residuales (GAOR) Son los grupos armados surgidos de las FARC-EP, guerrilla desmovilizada en 2016, cuyos miembros no se acogieron a los acuerdos de paz y volvieron a las armas, conformando estos grupos. Se conocen como disidencias de las FARC-EP y, aunque tienen el mismo origen insurgente, varias están enfrentadas entre si por control territorial de actividades ilegales, incluso algunas trabajan con el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación, organizaciones criminales de México, que desde 2018 buscan apoderarse de la producción y distribución de cocaína en el país, desde el cultivo de hoja de coca.

Ninguno de estos grupos tiene ni tendrá estatus político, según declaraciones del gobierno de Colombia en 2019.[25]

Distribución geográfica[editar]

Estas agrupaciones delictivas actúan en todo el país, las principales se encuentran en:

Distribución de los principales GAO´s, GDO´s y GAOR´s
Departamento o Región GAO's y GDO´s AGC o Clan del Golfo Ejército de Liberación Nacional[26] Disidencias de las FARC-EP[27]
Antioquia Oficina de Envigado, "La Terraza", "Robledo", ‘Pachelly", "La Sierra", "Caicedo", "Los Triana", "Clan del Oriente", "La Unión", "Los Caparrapos", "Clan del Norte" [28][29] Presentes Presentes Presentes
Costa Caribe "Los Costeños", "Los Pachencha"[30][31] Presentes (Córdoba)[32]
Norte de Santander "Los Pelusos" (Disidencias del EPL) [27]​,

"Los Rastrojos"[29]

Presentes Presentes (al servicio de alias Gentil Duarte)
Nariño Presentes Presentes y en conflictos entre ellas y el ELN
Risaralda "La Cordillera"[29]
Cauca Presentes Presentes y en conflicto entre ellas y el ELN por el Triangulo de Oro del Cauca (Miranda, Corinto y Toribío) y por la ruta del río Naya al Pacífico[33]​.
Valle del Cauca "La Gran Alianza", "Banda Local" y "Norte del Valle".[29] Presentes
Chocó[34] "Los Chuckys" (Aliados del Clan del Golfo)

"Los Chacales" (Aliados del ELN).

Presentes Presentes Presentes
Putumayo "La Constru"[29] Presentes y en conflictos entre ellas.
Caquetá "Los Caqueteños"[29] Presentes (al servicio de alias Gentil Duarte)
Vichada y Meta "Los Puntilleros"[27] Grupos disidentes de alias Gentil Duarte y Segunda Marquetalia de alias Iván Márquez[35]​, ambos enfrentados entre sí.
Arauca Presentes Presentes (al servicio de alias Gentil Duarte)
Casanare Presentes (al servicio de alias Gentil Duarte)
Tolima Presentes (al servicio de alias Gentil Duarte)

Historia[editar]

Miles de ex-integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia volvieron a tomar las armas, luego de un proceso de desmovilización en 2006.

Gobierno de Uribe (2002-2010)[editar]

La conformación de estas agrupaciones delincuenciales se dio a finales de 2006, después de que las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) pactaran un proceso de desmovilización durante el mandato del expresidente Álvaro Uribe Vélez.[36]​ El 15 de agosto de 2006 se desmovilizaron 31.671 combatientes, según un reporte de la Alta Consejería Presidencial.[36]​ Sin embargo, luego de culminar con todo el proceso, varios ex-integrantes de este grupo se re armaron nuevamente, por lo que empezó una nueva oleada de delincuencia común.[37]​ Según la Organización de los Estados Americanos (OEA), la estructuración de estos grupos se dio por los efectos económicos favorables del narcotráfico.[37]​ Cerca de 4000 hombres se alzaron en armas, repartidos en veintidós columnas, unas cifras que se manejaron luego de una serie de investigaciones y análisis por parte de varios funcionarios de la fuerza pública.[38]​ Finalmente, estas agrupaciones se expandieron a lo largo de todo el territorio colombiano, donde han llegado a operar en 17 departamentos y 152 municipios.[38]

Algunas organizaciones no gubernamentales (ONGs) y la Organización de Estados Americanos (OEA) han descrito a las bandas emergentes como un híbrido entre mafias, y bandas de delincuencia común más relacionados con el narcotráfico que con el paramilitarismo.[39]​ Algunas de estas agrupaciones ejercieron presión sobre varios candidatos durante las Elecciones regionales de Colombia (2007), para infiltrar y corromper al Estado en todos los niveles y beneficiar sus negocios ilegales.[40]​ Un informe de la Misión de la OEA y Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP) afirmó que las Bacrim amenazan a víctimas y desmovilizados de 153 municipios de Colombia, que buscan consolidar un corredor al servicio del narcotráfico con conexiones hacia Panamá y Venezuela.[41]

Según el analista León Valencia, miembro de la Corporación Nuevo Arco Iris, las agrupaciones ilegales «destruyen el orden social para poder florecer (...) y allí está su gran riesgo para la seguridad de los ciudadanos, porque atacan a las instituciones, a los líderes sociales, a los políticos honestos, a las familias unidas a los trabajadores organizados».[42]​ Valencia afirmó que hay tres tipos de bandas criminales: las emergentes, las de rearmados que después de desmovilizarse volvieron a las armas y al negocio; y las de disidentes, aquellos ex paramilitares que se salieron del proceso del Pacto de Ralito o nunca quisieron entrar.[42]​ Diversos sectores políticos calificaron a las Bacrim como «el nuevo enemigo y la mayor amenaza a la seguridad».[43]

Gobierno de Santos (2010-2018)[editar]

A mediados de 2011, la conformación de las Bacrim se redujo a menos de diez comandos armados: Clan Úsuga (Clan del Golfo o Autodefensas Gaitanistas), Los Rastrojos, el Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia (ERPAC), las Águilas Negras, Los Paisas, la Oficina de Envigado y otras facciones menores como Los Machos y Renacer.[38]​ Según la opinión pública y varios analistas del conflicto armado en Colombia, las cuatro primeras organizaciones eran consideradas las más importantes y peligrosas en su momento, debido a su accionar violento y la compleja estructura que las conforma.[44][45]​ Una de las zonas más disputadas y de mayor operatividad es el departamento de Antioquia, donde no solo se delinque por el tráfico de drogas, sino también por la extorsión a empresas y negocios del departamento, además de las actividades de minería ilegal que hay en la zona.[46]​ Entre varias facciones de los grupos guerrilleros, las Bacrim utilizan estas alianzas como parte de su modus operandi, debido a que las guerrillas presentan un alto poder militar y económico, según las investigaciones de las autoridades.[46]​ La extorsión a las minas ilegales que no están bajo el control de estas organizaciones juega también un papel fundamental dentro de sus áreas de influencia, puesto que los dueños y trabajadores de las minas están en la obligación de cancelar una cuota mensual, ya sea para desarrollar la actividad o por el uso de las maquinarias con las que se trabaja en la mina.[46]​ Otras zonas con mayor influencia son la Región Caribe y Pacífica.[47]

En 347 municipios del territorio colombiano operan los grupos ilegales, según un informe realizado en 2012 por el Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (INDEPAZ).[48]El Clan Úsuga y Los Rastrojos eran reconocidas como las dos grandes agrupaciones que han logrado una expansión territorial considerable[48]​ con más de 1990 y 1650 efectivos respectivamente,[49]​ por lo que el panorama de las bandas emergentes se había visto reducido a estas dos principales organizaciones que han logrado extender sus actividades a otros países vecinos como Panamá y Venezuela.[2][3]​ En estos lugares, los grupos disputan determinadas áreas, las cuales, sirven como rutas estratégicas por donde se procesan y trafican estupefacientes.[50]​ El negocio del contrabando de gasolina, es otra modalidad que sirve como fuente de ingresos, una la labor ejercida en la frontera entre Colombia y Venezuela.[51]​ Hasta $ 500 000 pesos se puede cobrar por el paso de una pimpina de hidrocarburos, debido al impuesto revolucionario.[51]​ En los últimos años, la banda criminal de "Los Rastrojos" ha sido diezmada en número de integrantes debido a la entrega voluntaria y/o captura de varios de sus miembros, entre ellos sus principales cabecillas: Los Hermanos Calle Serna (Luis Enrique y Javier Antonio), conocidos como los "Hermanos Comba" y Diego Pérez Henao, alias "Diego Rastrojo"; lo que dejó un vacío de poder en esta organización criminal, que se ha ido desarticulando lentamente hasta contar a 2014 con un poco más de 400 miembros; situación aprovechada por el "Clan Úsuga", que ha reclutado a exmiembros de los Rastrojos y Los Paisas para aumentar su pie de fuerza en más de 2.000 efectivos a 2014, pese a la caída en 2012 de uno de sus principales líderes: Juan de Dios Úsuga David, alias "Giovanny". Ante la inserción masiva de los grupos armados ilegales y el inminente accionar violento, cerca de 1800 actos criminales se cometieron hasta principios de 2012,[52]​ una cifra que aumenta la crisis sobre el conflicto armado en Colombia.[53]​ La Corporación Nuevo Arco Iris (CNAI) indicó que las Bacrim cometen mayor cantidad de actos violentos que la guerrilla.[52]

Diego Pérez Henao,alias Diego Rastrojo, quien fuera uno de los narcotraficantes más peligrosos del país y líder de la bacrim Los Rastrojos.[54]​ Pérez Henao fue capturado en Venezuela, luego de una serie de operaciones ejecutadas por las autoridades venezolanas y colombianas. El ministro Tareck El Aissami declaró que la captura es una de las más importantes en la historia de Venezuela y aseveró: «ha sido capturado uno de los hombres más buscados de América Latina, no es cualquier jefe de las mafias que hemos capturado (...)».[54]​ Tanto las autoridades, como el Gobierno de Colombia, lo investigaban por cometer cerca de quinientos asesinatos, a lo largo de su largo historial delictivo, que se originó a principios de la década de 2000.[55]​ Mientras que el Gobierno de los Estados Unidos ofrecía una recompensa de $ 5 000 000 de dólares por su captura,[56]​ por vincularlo a los negocios del Cartel del Norte del Valle, ser uno de los principales traficantes de drogas y ser el fundador de Los Rastrojos.[56]​ También presentaba una circular azul por parte de la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL).[57]​ Otra captura y posterior extradición a los Estados Unidos se dio en la ciudad de Medellín, luego de que la policía realizará una serie de seguimientos al exparamilitar Luis Fernando Jaramillo Arroyave, conocido por el alias de Nano.[58]​ Luis Fernando era señalado por múltiples delitos, entre ellos, en la participación y posterior fundación de la bacrim Los Paisas, en complicidad con otros individuos.[58]​ Por tal motivo, el exjefe paramilitar se convirtió en el primer alto mando de una banda emergente en ser extraditado a los Estados Unidos.[59]

Otros sucesos relevantes sucedieron en torno a las bajas de dos reconocidos jefes narcoparamilitares: Juan de Dios Úsuga David, alias Giovanny, exjefe del Clan Úsuga y Pedro Oliviero Guerrero Castillo, alias Cuchillo, exjefe del Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia (ERPAC). El primero, miembro de un grupo de criminales que anteriormente estaba al servicio del exparamilitar Daniel Rendón Herrera, conocido por Don Mario, que inició las actividades de lo que se conoció después por la opinión pública colombiana como narcoparamilitarismo.[60]​ La administración de Juan Manuel Santos llegó a ofrecer una recompensa de $ 2,5 millones de dólares por su captura,[61]​ mientras que por Pedro Oliviero se entregaron $ 5000 000 000 de pesos.[62]​ Ambos fueron abatidos en enfrentamientos con las autoridades.

Las GAO´s y GDO´s se formaron como consecuencia a la negativa de antiguos miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)al proceso de desmovilización y reincorporación a la vida civil de casi 32.000 combatientes de la organización, buscando el control de las actividades ilícitas que el antiguo grupo paramilitar controlaba en ciertos territorios; entre ellas, el narcotráfico; se diferencian en que los GAO´s tienen una estructura con capacidad para delinquir a nivel nacional, en cambio los GDO´s son grupos que solo tienen capacidad de delinquir en algunas regiones o municipios del país.[63]​ Los GAOR´s son disidencias de las FARC-EP que no se acogieron al acuerdo de paz firmado en 2016 entre esta guerrilla y el gobierno colombiano, que permitió la desmovilización y reincorporación a la vida civil de más de 7.000 insurgentes, con el objetivo de controlar las actividades ilícitas que la antigua guerrilla tenía en algunos de sus territorios de influencia incluyendo el narcotráfico.[64]

A partir de mayo de 2016, las bandas criminales pasan a ser combatidas por las Fuerzas Militares (Ejército, Armada y Fuerza Aérea) mediante la Directiva 015, impartida por el Ministerio de Defensa Nacional, dándole facultades para atacar estos grupos como si fueran insurgentes, incluyendo bombardeos a campamentos de estas organizaciones;[65]​ anteriormente, el combate a estos grupos criminales era exclusivo de la Policía Nacional. Esta directiva solo aplica a los Grupos Armados Organizados (GAO), siempre y cuando la Policía o la Fiscalía colombiana así lo requieran. Así mismo, la Directiva 017 de 2017 autorizó a las Fuerzas Militares atacar a los Grupos Armados Organizados Residuales (GAOR).[66]

Situación de las Bacrim según varias instituciones nacionales hasta 2010:

Institución Municipios Departamentos Integrantes
Defensoría del Pueblo 188 23 No admite
Policía Nacional 158 19 3749
DAS 54 No admite 2162
Indepaz 314 29 6000

Nota: Los datos son suministrados por Indepaz.[67]

El gobierno de Juan Manuel Santos clasificó a las bandas criminales en tres (3) clases de estructuras:

  • Estructura Tipo A: Grupos que tienen influencia en varios departamentos al mismo tiempo; tienen una organización definida, jerarquizada, con mandos de poder visible y especializado, además de una importante infraestructura para delinquir. Solo estaría clasificado en este grupo el Clan del Golfo, la banda criminal más grande del país con más de 2.000 miembros. El grupo de Los Rastrojos estuvo clasificado un tiempo en esta categoría, pero con los golpes a su infraestructura y las capturas de sus miembros por parte de las autoridades, además de las deserciones de sus miembros a su otrora rival "Clan del Golfo"; fueron reducidos a pequeñas células que se desarticularon con la captura y muerte de sus últimos jefes en 2016.
  • Estructura Tipo B: Grupos que tienen influencia en cierta región o departamento; su organización es menos jerarquizada, opera en algunas ocasiones como redes de apoyo de otras bandas más poderosas como el Clan del Golfo y su radio de acción está limitado a territorios definidos. En este grupo estarían clasificados tres (3) grupos criminales, cada uno entre 100 y 150 integrantes: Los dos grupos disidentes del ERPAC (Bloque Meta y Bloque Libertadores del Vichada, reunificados bajo el nombre de Los Puntilleros, organización desmantelada en 2017 con la captura de su último líder) y la disidencia del Ejercito Popular de Liberación (EPL) (llamada por el gobierno desde marzo de 2016 como Los Pelusos); este último de origen insurgente, pero calificado como banda criminal por su casi exclusiva financiación del narcotráfico.
  • Estructura Tipo C: Grupos que tienen operatividad local; se caracterizan por tener un portafolio criminal amplio y se denominan como bandas de “mercenarios” que prestan sus servicios al mejor postor, incluyendo a otras bandas criminales, valoradas esta clase de estructuras como "altamente peligrosas". En esta categoría se incluirían la Oficina de Envigado, La Constru en Putumayo, La Cordillera en Pereira y Los Pachenca en Santa Marta. Las bandas que ya fueron desarticuladas por el gobierno se hacían conocer como El Barranco en La Virginia[68]​; Los Caparrapos en Facatativá[69]​; Clan Isaza en el Magdalena Medio[70]​; Los Contadores en Barranquilla[71]​; Los Caqueteños en Leticia[72]​; La Empresa en Buenaventura (desmantelada con la captura de su último cabecilla Robert Quintana, en abril de 2017[73]​) y Los Botalones en Santander (desmantelada en febrero de 2015 con la captura de su líder Ernesto Montoya, alias Pequinés[74]​).[75]

La Directiva 015 de 2016 del Ministerio de Defensa le da una nueva categorización a estos grupos delincuenciales:

  • Grupo Armado Organizado (GAO): Correspondiente a los grupos delincuenciales con actividad a nivel regional y nacional (Estructuras Tipo A y B). Estos grupos están facultados para ser atacados por las Fuerzas Militares.
  • Grupo Delincuencial Organizado (GDO): Correspondiente a grupos delincuenciales con actividad a nivel local (Estructuras Tipo C).[76]

Adicionalmente, una nueva directiva (la 017 de 2017) califica a las antiguas estructuras de las FARC-EP, que no se acogieron a los Acuerdos de La Habana firmados con el gobierno, como Grupos Armados Organizados Residuales (GAOR), facultando también a las Fuerzas Militares colombianas a combatirlas. Estas estructuras, según el Ministerio de Defensa, tienen aproximadamente 1.200 integrantes disidentes que no acogieron la directriz del antiguo secretariado de la guerrilla de desmovilizarse en 2017.[77]

En 2017, varios de estos grupos fueron disueltos, eliminados por la fuerza pública o limitados a ciertas regiones del país como la Oficina de Envigado, que concentran sus acciones en el Área Metropolitana de Medellín. Según informe del gobierno colombiano en 2016, solo el El Clan del Golfo tiene influencia a nivel nacional.[78]​ Aunque su origen sean de grupos insurgentes, las Disidencias de las FARC-EP establecidas en el sur del país (Guainía, Guaviare, Vichada y Nariño, entre otros departamentos) y la disidencia del Ejército Popular de Liberación (EPL) en el Catatumbo son consideradas Bandas Criminales y/o Grupos Armados Organizados por la casi totalidad de sus actividades ilegales relacionadas con el narcotráfico.

Gobierno de Duque (2018-2022)[editar]

El 3 de septiembre de 2018 fue abatido Marco Aurelio Neira, alias Gallero cabecilla del GDO La Constru en Puerto Caicedo (Putumayo)[79]​ El 21 de diciembre de 2018 con la muerte de alias Guacho, jefe del GAOR Frente Oliver Sinisterra, en zona rural de Tumaco (Nariño), en un operativo de la Fiscalía y la Fuerza Pública denominado Operación David, parte de la Operación Hércules contra los grupos ilegales de esta zona del país.[80]Guacho era el enlace con el Cártel de Sinaloa de México y su grupo era el brazo armado de este cartel en Colombia. Agregado a esto, los arrestos de ciudadanos mexicanos en el país confirman la sospecha de las autoridades colombianas que los dos poderosos cárteles de la droga de México (Sinaloa y Jalisco Nueva Generación) están haciendo presencia, desde 2017, en Colombia para intentar apoderarse ellos mismos del negocio ilícito del narcotráfico en toda su cadena de producción.[81][82]​ En la región del Bajo Cauca en Antioquia, donde existe desde comienzos de 2018 una guerra entre el Clan del Golfo y su grupo disidente "Los Caparrapos", sumada a la presencia del ELN y disidencias de las FARC-EP al mando de alias Cabuyo, han provocado la muerte de civiles y el desplazamiento forzado a los cascos urbanos de Caucasia y Tarazá, entre otros municipios del Bajo Cauca. A finales de 2018 se inicia la Operación Aquiles, conformada por unidades especiales del Ejército que trabajan en conjunto con las Fuerzas Militares y de Policía del Bajo Cauca.[83][84]​ Duque también reforzó las operaciones militares iniciadas desde el gobierno anterior para combatir GAO´s como la Operación Agamenón, que busca desmantelar al Clan del Golfo y capturar o dar de baja a su líder, Dairo Úsuga, alias Otoniel en Urabá; la Operación Esparta, que busca desmantelar al GAO "Los Pelusos", asentados en el Catatumbo y afectados por la guerra que sostienen con el ELN en la región, a quienes también esta dirigido el operativo; guerra que a febrero de 2019 deja más de 100 muertos entre asesinados y desaparecidos. También desde el gobierno anterior hay un operativo contra las disidencias de las FARC-EP que operan en la Orinoquía y Amazonía colombiana llamada Operación Zeus, y otro llamado Operación Hércules contra los grupos ilegales del Pacífico colombiano.

En un informe de febrero del 2019, según el Ministerio de Defensa en el país se han contabilizado 23 grupos de delincuencia organizada y 2417 bandas que afectan la seguridad en las ciudades. Contando al ELN y a las disidencias de las FARC, el informe de 2019 indica que en total serían 10.000 los hombres que integran los GAO´s, GDO´s y GAOR´s en Colombia y sus fronteras.[85]​ El 28 de enero de 2019, fue capturado en Pueblo Bello (Cesar) Reinaldo Peñaranda, alias Pepe, y el 26 de septiembre de 2019 en Sardinata, (Norte de Santander) abatido Luis Antonio Quiceno, alias Pacora, líderes del grupo criminal Los Pelusos, disidencias del Ejército Popular de Liberación (EPL) dedicados al narcotráfico.[86][87]​El 17 de junio de 2019 fue abatido en la Sierra Nevada por unidades conjuntas del Ejército y la Policía Jesús María Aguirre, alias Chucho Mercancía, líder del GDO Clan Pachencha, organización criminal con aproximadamente 500 hombres y operaciones en Santa Marta, responsables del 80% de las actividades ilícitas en la Región Caribe colombiana.[88]​ También En diciembre de 2019 la Armada Nacional capturó a los cabecillas del GAOR E-30 en el departamento del Cauca[89]

Acciones delictivas y financiación[editar]

Reclutamiento forzado[editar]

El reclutamiento indiscriminado de menores de edad, una tarea que sirve para expandir y ejecutar las actividades delictivas. La situación económica y laboral del país, es uno de los principales factores para que los jóvenes se vinculen, según varias investigaciones realizadas.[90]​ Para la Organización de las Naciones Unida (ONU) «(...) las Águilas Negras, el Erpac, Los Rastrojos, Los Paisas y el Clan Úsuga continuaron reclutando y usando menores para sus actividades delictivas».[90]​ Aunque gran cantidad de jóvenes han sido liberados, las cifras revelan que por lo menos 18 000 niños han conformado las filas de las bacrim,[91]​ luego de un estudio realizado por ochenta investigadores.[92]​ Mientras que las fuerzas militares indican que cerca de 100 000 niños trabajan para los grupos emergentes, en especial al Clan Úsuga.[91]​ Las zonas donde se presenta un reclutamiento masivo son: Magdalena Medio, Golfo de Urabá, Macizo Colombiano y gran parte del departamento de Antioquia.[91]​ El Derecho internacional humanitario (DIH), como organismo interventor de la población infantil, manifiesta que las únicas dos opciones viables para minimizar la práctica son «la denuncia y la capacidad del Estado de judicializar».[91]

Narcotráfico, extorsión y minería ilegal[editar]

Luego del proceso de desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), las zonas donde se traficaban droga quedaron literalmente abandonadas, por lo que varios guerrilleros finalmente decidieron continuar con los negocios.[93]​ 31.671 combatientes se acogieron al programa de desarme, según un reporte de la alta consejería presidencial, pero poco después, cerca de 13.400 exguerrilleros decidieron retomar las actividades del narcotráfico.[93]​ De acuerdo con las palabras del exdirector de la Policía Nacional de Colombia, General Óscar Naranjo, las bandas emergentes mantienen el negocio del tráfico de drogas como una de sus principales actividades, porque «están supeditadas sus finanzas al narcotráfico».[13]​ Según unas investigaciones realizadas por el diario El Tiempo, las principales bacrim manejan cerca del 50% de la cocaína producida,[94]​ una cifra relativamente alta, debido a que la guerrilla de las FARC manejaba el 70% de toda la droga producida y distribuida.[95]

La extorsión es otra de las actividades beneficiosas ejecutadas por las bandas emergentes, «más de 1000 millones de pesos ganan las bacrim por extorsión» anualmente, en la zona fronteriza con Venezuela.[11]​ Las actividades extorsivas no solo se relacionan con el desembolso de grandes cantidades de dinero, las bacrim también trafican otros productos como la gasolina y todo tipo de mercancías comercializadas en almacenes específicos.[11]​ Mientras que el acoso y la intimidación a comerciantes, empresarios y algunas empresas de diversos sectores, también representa una problemática para los sectores industriales.[96][97]

Mención aparte se debe hacer con la minería de carácter ilegal, es decir, aquella que no está reglamentada por el gobierno colombiano; esta actividad ha ido ganando terreno en las finanzas de las bandas criminales desde el año 2010 aproximadamente. Esto debido a que las actividades relacionadas al narcotráfico han sido reducidas por la acción de la fuerza pública, lo que los ha obligado a encontrar una fuente de financiación alternativa e igual de rentable. La minería ilegal, en especial la explotación de oro, además de la extorsión a los dueños de minas ilegales que no están a cargo de las bandas criminales, han sido esa fuente de financiación debido a los altos precios del oro en el mercado internacional, además que los delitos por minería ilegal, a diferencia de los relacionados con el narcotráfico, no son castigados de manera severa por la ley colombiana, incluso en algunos casos son excarcelables. Al igual que en el narcotráfico, el daño ambiental causado por la explotación descontrolada de estas minas ilegales es grave e irreparable en muchos casos, producto de la flora y fauna destruidas por acción de las máquinas retroexcavadoras para encontrar el mineral en el subsuelo, además que el mercurio y cianuro que se utiliza para encontrar el oro no se le da la disposición adecuada, y terminan contaminando las fuentes de agua que nutren la agricultura y pesca y que alimentan los acueductos de veredas y municipios cercanos a estas minas.[17]

Atentados y masacres[editar]

Aunque surge como un accionar menos convencional que otros como el tráfico de drogas o la extorsión, varios atentados perpetrados por algunas bandas emergentes surgen como una estrategia criminal anteriormente utilizada por las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). La policía establece que uno de los motivos por el cual estas organizaciones al margen de la ley ejecutan atentados, obedece a un control territorial sobre otros grupos.[98]

Relaciones entre Bacrim y guerrillas[editar]

Las bandas criminales emergentes o neoparamilitares, son redes criminales que forman parte de ejércitos privados que se formaron a partir de reductos de combatientes que no se desmovilizaron junto con las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia, de desmovilizados reincidentes de dicha organización y de nuevos integrantes reclutados en los últimos años.[53]​ A diferencia de sus antecesores, no tienen en principio una motivación antisubversiva, sino de ejercer el narcotráfico,[1]​ vigilar cultivos ilegales,[99]​ cooptar rentas ilegales,[100]​ invertir las ganancias en negocios legales y realizar labores de contrabando,[101]​ despojar de sus tierras a campesinos[102]​ y hacer alianzas con políticos corruptos para intimidar y asesinar a sus opositores.[103]​ Para alcanzar sus fines, se han aliado con sus antiguos enemigos como las guerrillas de las FARC-EP (desmovilizadas en 2017) y el ELN.[104]​ La alianza entre Bacrim y guerrilla obedece principalmente a temas relacionados con el narcotráfico y las rutas de envío.[105]​ De la misma manera que los sectores de la minería y el petróleo también se ven afectados.[106]​ Por último, una nueva coalición en busca de nuevos intereses económicos ha surgido como una alternativa: el contrabando. Cerca de $ 12 billones de pesos se pierden anualmente en materia de contrabando y $ 887 billones se han logrado contrarrestar, según datos oficiales de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia (DIAN).[107]

Relación con gobiernos de otros países[editar]

Desde 2017 se denuncia la presencia en Venezuela del ELN y de disidencias de las FARC-EP, realizando trabajos como capataces en las explotaciones de oro, diamantes y coltán de los estados Bolívar, Apure y Amazonas; los dos últimos fronterizos con Colombia, donde estarían trabajando en alianza con el gobierno venezolano para explotar los recursos mineros, transportarlos y entregarlos al gobierno venezolano, que ahora recurre a la explotación minera como nueva fuente de ingresos ante el declive de su producción petrolera, y la crisis en Venezuela.[108]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «El narcotráfico consumó el matrimonio entre las Bullshit y las bacrim: FF.MM.». caracol.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  2. a b c «Las Bacrim se extienden a territorio venezolano». elespectador.com. Archivado desde el original el 6 de junio de 2013. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  3. a b c «'Los Urabeños' trasladan sus negocios a Panamá». eltiempo.com. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2012. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  4. a b «Farc-Bacrim, alianza diabólica». elespectador.com. Consultado el 26 de agosto de 2013. 
  5. a b «Alianza FARC-Bacrim, una cuestión de familia». infobae.com. Consultado el 26 de agosto de 2013. 
  6. a b «La explosiva relación FARC-‘bacrim’». opeal.net. Consultado el 26 de agosto de 2013. 
  7. a b «elheraldo.co». elheraldo.co. Consultado el 26 de agosto de 2013. 
  8. «Enfrentamientos entre 'Bacrim' en Pradera, Valle». elpais.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  9. «Enfrentamientos entre FARC y BACRIM tienen azotados a habitantes de El Cedro en Yarumal». teleantioquia.com. Archivado desde el original el 13 de mayo de 2012. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  10. «Las bacrim cometen la mitad de los asesinatos». seguridadydefensa.com. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  11. a b c «Más de 1.000 millones de pesos ganan las Bacrim por extorsión». eltiempo.com. Consultado el 18 de diciembre de 2012.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  12. «Farc y bacrim, autoras del atentado que dejó dos muertos y 35 heridos en el Valle». caracol.com. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  13. a b «Las bacrim ocupan el lugar de los cárteles de la droga en Colombia». infobae.com. Archivado desde el original el 22 de julio de 2012. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  14. a b «Rescatan a colombo-estadounidense secuestrado por bacrim». elespectador.com. Archivado desde el original el 25 de octubre de 2012. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  15. «ONU: Por Bacrim, aumentaron en 40% las masacres en Colombia». semana.com. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  16. a b «Bacrim incrementan el reclutamiento de menores para la guerra: Vicepresidente». radionacionaldecolombia.gov. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  17. a b http://www.semana.com/nacion/multimedia/la-guerra-contra-la-mineria-ilegal-criminal-en-colombia/422834-3
  18. «Alianza entre mafiosos de Bacrim y terroristas FARC: "se consumó a partir del negocio del narcotráfico"». diariocritico.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  19. «Mataron a dos policías que investigaban a ‘La Oficina’». ecbloguer.com. Archivado desde el original el 12 de mayo de 2015. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  20. «Más de 1.000 millones de pesos ganan las Bacrim por extorsión». eltiempo.com. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  21. «Gobierno admite que las Bacrim revivieron vacunas y secuestros». latarde.com. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  22. «La transición del narcotráfico, de carteles a bacrim». elmundo.com. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  23. «Fiscalía da a conocer nexos entre Bacrim y carteles mexicanos». eluniversal.com. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  24. «Las bacrim se reproducen más rápido que el control policial». eluniversal.com. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  25. «Disidencias de grupos armados no tendrán estatus político: Gobierno». RCN Radio. 21 de marzo de 2018. Consultado el 29 de diciembre de 2019. 
  26. Semana. «ELN pica y se extiende». ELN tiene más de 5.000 hombres y aumenta presencia en Colombia, según informe de la FIP. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  27. a b c FM, La (24 de diciembre de 2018). «¿Dónde están los grupos armados ilegales más peligrosos de Colombia?». www.lafm.com.co. Consultado el 29 de diciembre de 2019. 
  28. «Recorrido por las ciudades más violentas de Colombia». Caracol Televisión. Consultado el 5 de marzo de 2013. 
  29. a b c d e f Tiempo, Casa Editorial El (16 de febrero de 2019). «Las 19 bandas criminales que tienen en jaque la seguridad regional». El Tiempo. Consultado el 29 de diciembre de 2019. 
  30. «Las nuevas guerras de las Bacrim para expandirse en la Costa». EL HERALDO. Consultado el 29 de diciembre de 2019. 
  31. Cosoy (@nataliocosoy), Natalio (20 de julio de 2017). «Los grupos armados que están ocupando los territorios abandonados por las FARC en Colombia» (en inglés británico). Consultado el 29 de diciembre de 2019. 
  32. «https://www.cgfm.mil.co/es/blog/en-cordoba-ejercito-captura-al-cabecilla-de-una-subestructura-del-clan-del-golfo». 
  33. Semana. «La nueva guerra entre disidentes y ELN que golpea al Cauca». Guerra en el Cauca por la coca entre disidentes de Farc y ELN. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  34. Semana. «Así se reparte el ELN y el Clan del Golfo el control de Chocó». Miembros del Clan del Golfo intimidan indígenas wounaan en Chocó. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  35. Contagioradio (24 de abril de 2020). «Tres diferencias entre disidencias de FARC recorriendo las guerras en Colombia». Contagio Radio. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  36. a b «Proceso de paz con las autodefensas». reintegracion.gov. Archivado desde el original el 21 de septiembre de 2011. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  37. a b «'Faltó estrategia para los mandos medios de las Auc': OEA». eltiempo.com. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  38. a b c Restrepo, Juan Diego (9 de febrero de 2011). «La tardía guerra contra las llamadas "Bacrim"». semana.com. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  39. «Drama en Santa Rosa de Osos: la banalidad del mal». razonpublica.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  40. «Bandas emergentes: amenaza latente para los comicios». terra.com. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  41. «Bandas emergentes de paramilitares crean corredor para el tráfico de droga en Colombia». jornada.unam. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  42. a b «Preocupante aumento de bandas armadas en Colombia». semana.com. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  43. «Profiles: Colombia's armed groups» (en inglés). bbc.co. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  44. «El reacomodo de las bacrim». elespectador.com. Archivado desde el original el 17 de agosto de 2012. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  45. «‘Bacrim’ por fuera de la justicia transicional». elnuevosiglo.com. Archivado desde el original el 4 de enero de 2012. Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  46. a b c «Guerrilla y bacrim, de la mano en Antioquia». elcolombiano.com. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  47. «Bacrim cometen más acciones violentas que la guerrilla: Arco Iris». elespectador.com. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  48. a b «'Estamos debilitando a las Bacrim': mindefensa». elespectador.com. Archivado desde el original el 18 de octubre de 2012. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  49. «Los 'Urabeños', la banda criminal que más tiene integrantes». Consultado el 30 de noviembre de 2012 editorial=eltiempo.com. 
  50. «‘Los Urabeños’ y ‘Los Rastrojos’ se extienden en el oeste venezolano». vanguardia.com. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  51. a b «Bacrim ‘dueñas’ del contrabando en la frontera con Venezuel». caracol.com. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  52. a b «Bacrim cometen más acciones violentas que la guerrilla: Arco Iris». elespectador.com. Archivado desde el original el 5 de septiembre de 2012. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  53. a b «Conflicto Armado: Las BACRIM ponen la cuota más alta de violencia en Colombia». atlas.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  54. a b «Capturado en Venezuela 'Diego Rastrojo'». semana.com. Consultado el 2 de diciembre de 2012. 
  55. «Cayó ‘Diego Rastrojo’». lanacion.com. Consultado el 2 de diciembre de 2012. 
  56. a b «Narcotics Rewards Program: Diego Perez-Henao» (en inglés). state.gov. Consultado el 2 de diciembre de 2012. 
  57. «Vea la finca en la que se escondía 'Diego Rastrojo' en Venezuela». elpais.com. Archivado desde el original el 4 de mayo de 2015. Consultado el 2 de diciembre de 2012. 
  58. a b «Detienen en Medellín a uno de los fundadores de la banda de ‘Los Paisas’». caracol.com. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  59. «Alias "nano", primer jefe bacrim extraditado». rcnradio.com. Consultado el 18 de diciembre de 2012.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  60. «La historia de Juan de Dios Úsuga, cabecilla de ‘los Urabeños’». semana.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  61. «La Policía abate a 'Giovanny', líder de la banda criminal de Los Urabeños». europapress.es. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  62. «Así actuaba alias 'Cuchillo', el llamado 'asesino de asesinos'». eltiempo.com. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  63. «Persecución a Bacrim requiere ajustes: Pérez». elnuevosiglo.com. Archivado desde el original el 9 de marzo de 2016. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  64. http://www.vanguardia.com/colombia/414390-ejercito-podra-bombardear-las-disidencias-de-las-farc
  65. http://www.webinfomil.com/2016/05/a-partir-de-hoy-las-fuerzas-militares.html
  66. http://hsbnoticias.com/noticias/judicial/fuerzas-militares-autorizadas-para-bombardear-disidencias-364268
  67. «Colombia: insurgencia, bandas criminales y narcotráfico». ecsbdefesa.com. Consultado el 2 de diciembre de 2012. 
  68. Desarticulada banda dedicada al tráfico de drogas en La Virginia
  69. Cayeron “los caparrapos”, banda criminal dedicada al hurto de cajeros
  70. Las tres décadas de crimen del clan Isaza
  71. Caen ‘Los Contadores‘, banda señalada de estafar a la Clínica San Martín
  72. Desvertebrada banda delincuencial "Los caqueteños"
  73. https://www.elespectador.com/noticias/judicial/la-historia-de-la-empresa-que-aterroriza-buenaventura-articulo-689257
  74. http://www.vanguardia.com/santander/barrancabermeja/298251-asi-operaba-la-temida-banda-los-botalones
  75. «http://www.las2orillas.co/asi-operan-las-mas-temidas-bacrim-del-pais/». Consultado el 4 de abril de 2017. 
  76. http://www.indepaz.org.co/wp-content/uploads/2016/05/Directiva-15-de-2016-rev-2.pdf
  77. http://www.eluniversal.com.co/colombia/grupos-residuales-de-las-farc-una-preocupacion-que-viene-en-crecimiento-274752
  78. http://www.eluniversal.com.co/colombia/los-urabenos-son-la-ultima-banda-criminal-en-colombia-segun-informe-158735
  79. https://www.semana.com/nacion/articulo/murio-el-jefe-de-la-constru-la-temida-banda-criminal-del-sur-del-pais/581861
  80. El Tiempo: Presidente Duque confirma muerte de 'Guacho' en combates en Nariño. Cuenca - Ecuador, 21 de diciembre de 2018
  81. https://lopezdoriga.com/internacional/capturan-al-berna-negociador-del-cjng-en-colombia/
  82. https://www.elespectador.com/noticias/judicial/alias-guacho-es-el-brazo-armado-del-cartel-de-sinaloa-fiscal-general-articulo-751119
  83. http://www.elcolombiano.com/colombia/paz-y-derechos-humanos/aquiles-la-apuesta-contra-el-crimen-en-bajo-cauca-CM9952620
  84. http://www.teleantioquia.co/featured/ejercito-nacional-entrega-balance-de-operacion-aquiles-en-bajo-cauca/
  85. Radio, Caracol (7 de febrero de 2019). «Cerca de 10.000 hombres tienen en sus filas los grupos armados organizados». Caracol Radio. Consultado el 29 de diciembre de 2019. 
  86. https://www.eltiempo.com/justicia/conflicto-y-narcotrafico/cae-alias-pacora-cabecilla-de-los-pelusos-en-el-catatumbo-416898
  87. https://www.eltiempo.com/justicia/capturan-en-cesar-a-alias-pepe-principal-cabecilla-de-los-pelusos-320002
  88. https://www.vanguardia.com/colombia/fue-abatido-chucho-mercancia-el-jefe-de-los-pachenca-YN1087562
  89. «Contundentes golpes de Fuerza Pública a Grupos Armados Organizados Residuales en el Pacífico | Armada Nacional». www.armada.mil.co. Consultado el 29 de diciembre de 2019. 
  90. a b «Bacrim, un enemigo derrotable». elnuevosiglo.com. Archivado desde el original el 20 de junio de 2015. Consultado el 1 de diciembre de 2012. 
  91. a b c d «Comienzan a aparecer los niños reclutados por la Bacrim Erpac». elinformador.com. Consultado el 1 de diciembre de 2012. 
  92. «18 mil niños están en manos de los armados». elcolombiano.com. Consultado el 1 de diciembre de 2012. 
  93. a b «Las “Bacrim”: la otra guerra que se libra en Colombia». elimparcial.es. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  94. «Más de mil militares y policías colombianos en nexos con el narco». excelsior.com. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  95. «Las Farc: El Mayor Cartel del Narcotráfico en el Mundo». securempire.com. Archivado desde el original el 14 de abril de 2013. Consultado el 18 de diciembre de 2012. 
  96. «Farc y bacrim aumentan extorsión e intimidación a comerciantes y ciudadanos». radionica.gov. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  97. «Extorsión: El nuevo brote de violencia que amenaza a Colombia». caracol.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  98. «Las Bacrim serían las autoras del atentado en Barrancabermeja: Secretario del Interior Departamental». rcnradio.com. Archivado desde el original el 4 de mayo de 2015. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  99. «Comandante de las FF.MM denunció ‘alianza macabra’entre guerrilla y Bacrim». eluniversal.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  100. «BACRIM: el poder y las sombras del paramilitarismo». razonpublica.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  101. «Bacrim motivaron caos». elmeridianodecordoba.com. Archivado desde el original el 5 de marzo de 2016. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  102. «Despojo de tierras campesinas y vulneración de los territorios ancestrales». servindi.org. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  103. «La Bacrim-política en estas elecciones». lasillavacia.com. Consultado el 20 de diciembre de 2012. 
  104. «Guerrilla y bandas emergentes crean alianza contra la Fuerza Pública». elespectador.com. Archivado desde el original el 16 de enero de 2013. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  105. «Siniestra alianza Farc, Eln y Bacrim azota municipios del Catatumbo». eltiempo.com. Archivado desde el original el 22 de enero de 2012. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  106. «Narcotráfico: factor de alianza entre terrorismo y 'bacrim'». eltiempo.com. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  107. «Guerrilla y bacrim son dueñas del contrabando». prensa.com. Consultado el 30 de noviembre de 2012. 
  108. https://www.eltiempo.com/mundo/venezuela/eln-y-disidencia-de-farc-controlan-minas-de-coltan-y-oro-en-venezuela-291904

Enlaces externos[editar]