Adelantado mayor de Andalucía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Adelantamiento Mayor de Andalucía»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El adelantado mayor de Andalucía o adelantado mayor de la frontera de Andalucía era un oficial al servicio de la Corona de Castilla que tenía encomendadas diversas competencias judiciales y militares en dicho territorio.[1]​ El cargo fue creado en 1253 por el rey Alfonso X de Castilla bajo el nombre de adelantado de la Frontera, que era uno de los nombres que recibía Andalucía por hallarse entonces junto al reino nazarí de Granada.[a]

Historia[editar]

Retrato imaginario de Alfonso X de Castilla. José María Rodríguez de Losada. (Ayuntamiento de León).

Lamingueiro Fernández señaló que ya desde los siglos X y XI los monarcas leoneses intentaron hacer que su presencia fuera efectiva en todos los lugares de su jurisdicción, por lo que se vieron obligados a llevar a cabo una política particular en cada uno de ellos, y de ese modo aparecieron las merindades mayores y menores, las tenencias, los alfoces y posteriormente, a mediados del siglo XIII, los adelantamientos.[2]

En el reinado de Fernando III de Castilla ya estaban plenamente definidas las jurisdicciones de los merinos mayores y menores, y Lamingueiro Fernández indicó que los primeros eran oficiales de la Corona de alto rango, con extensas competencias jurídico-administrativas, y con poderes recibidos directamente del rey.[2]​ Y fue también el rey Fernando III quien designó merinos mayores para el reino de Castilla y posteriormente para los de León, Galicia y Murcia.[2]

Varios historiadores consideran a Álvaro Pérez de Castro el Castellano, señor de la Casa de Castro y bisnieto del rey Alfonso VII de León, el primer adelantado mayor de la frontera de Andalucía, ya que sus competencias en territorio andaluz fueron similares a las de un adelantado.[3]​ Sin embargo, el señor de la Casa de Castro nunca recibió oficialmente dicho título, que no fue creado hasta el reinado de Alfonso X el Sabio.[3]​ La Primera Crónica General, que fue compuesta durante el reinado de Alfonso X, describe las responsabilidades y atribuciones de Álvaro Pérez de Castro el Castellano en la frontera de Andalucía de un modo similar al utilizado en la Partida II del Código de las Siete Partidas para describir las funciones del representante del monarca en la frontera, correspondiéndose esto último con las atribuciones propias de un adelantado de la Frontera.[3]

A la muerte de Fernando III, su hijo y heredero, Alfonso X, mantuvo la misma división administrativa que había existido en el reinado de su padre, y de ese modo todos sus territorios continuaron divididos en cuatro merindades mayores, aunque en 1253 se creó el adelantamiento mayor de la Frontera para los reinos de Jaén, Córdoba y Sevilla, que estaban situados junto al reino nazarí de Granada,[2]​ y en 1258 los merinos mayores de León, Castilla y Murcia fueron reemplazados por adelantados mayores.[4]​ Y cinco años después, en 1263, Alfonso X también nombró un adelantado mayor de Galicia para reemplazar al merino mayor de ese territorio.[2]

Además, el célebre escritor y magnate Don Juan Manuel, que era nieto del rey Fernando III de Castilla y llegaría a ser adelantado mayor del reino de Murcia y también de la frontera de Andalucía, llegó a afirmar en su Libro de los estados por medio de su padre, el infante Manuel de Castilla, que:[5]

Señor infante, todo esto que vos yo digo en razón de los Adelantados, debedes entender eso mismo de los Merinos, ca eso mismo es lo uno lo al, et non ha otro departimiento, sinón que en algunas tierras llaman Adelantados et en otra Merinos...

El adelantamiento y la notaría mayor de Andalucía se hicieron cargos hereditarios a partir de Per Afán de Ribera el Viejo, fundador de la Casa de Alcalá.[6]​ Con el paso del tiempo el adelantado perdió sus atribuciones militares conservando tan sólo el valor honorífico del cargo, al igual que sucedió en el adelantamiento de Granada, que quedó en manos de los duques de Maqueda tras la Guerra de Granada.

Adelantados mayores de la frontera de Andalucía[b][editar]

Reinado de Alfonso X de Castilla (1252-1284)[editar]

Miniatura medieval que representa a Alfonso X de Castilla.

Aunque no figura en la lista oficial de los adelantados mayores de la Frontera, cabe la posibilidad de que entre 1274 y 1281 el oficio hubiera sido desempeñado por Alfonso Fernández el Niño,[29]​ que fue hijo ilegítimo de Alfonso X y de Elvira Rodríguez de Villada[30]​ y señor consorte de Molina y Mesa por su matrimonio con Blanca Alfonso de Molina, hija del infante Alfonso de Molina.[31][32]​ Sin embargo, Alfonso Fernández el Niño nunca apareció en los documentos del reinado de su padre con el título de «adelantado mayor de la frontera», por lo que no debe ser incluido en la nómina de los mismos.[29]

Reinado de Sancho IV de Castilla (1284-1295)[editar]

Estatua de Diego López V de Haro, señor de Vizcaya. Mariano Benlliure. (Bilbao).

Reinado de Fernando IV de Castilla (1295-1312)[editar]

Retrato imaginario de Fernando IV de Castilla, por José María Rodríguez de Losada. Ca. 1892-1894. (Ayuntamiento de León).
  • (1295) Juan Fernández Cabellos de Oro. En los primeros meses del reinado de Fernando IV de Castilla,[56]​ que subió al trono el día 26 de abril de 1295 tras la muerte de su padre, Sancho IV,[57]​ este ricohombre leonés continuó ocupando el cargo de adelantado mayor de la Frontera.[56]​ Y el último documento en el que figura con ese título fue expedido el día 12 de agosto de 1295.[58]
  • (1296-1298) Pedro Ponce de León. Ricohombre castellano de la familia Ponce de León. Fue hijo de Fernán Pérez Ponce de León, adelantado mayor de la frontera de Andalucía y señor de la Puebla de Asturias, y de Urraca Gutiérrez de Meneses.[54]​ Y fue señor de Cangas, Tineo y de la Puebla de Asturias,[59]​ mayordomo mayor del rey Fernando IV[60]​ y adelantado mayor de Galicia,[54]​ existiendo además constancia de que ocupó el adelantamiento mayor de la Frontera, aproximadamente, entre octubre de 1296 y octubre de 1298.[61]
  • (1299-1303) Enrique de Castilla el Senador. Infante de Castilla e hijo del rey Fernando III de Castilla y de la reina Beatriz de Suabia.[62]​ Fue señor, entre otras, de las villas de Écija, Medellín, Roa y Atienza,[63]​ y ocupó los cargos de mayordomo mayor del rey y de tutor del rey Fernando IV durante su minoría de edad.[63]​ Contrajo matrimonio con Juana Núñez de Lara, señora de la Casa de Lara e hija de Juan Núñez I de Lara y de Teresa de Haro, y falleció en su villa de Roa en agosto de 1303 a los 73 años de edad.[63][64]​ Sin embargo, y como advirtió Braulio Vázquez Campos, no existen pruebas documentales, a excepción de la Crónica de Fernando IV, que avalen que el infante Enrique ocupara el cargo de adelantado mayor de la Frontera, aunque de la mencionada Crónica sí puede inferirse que lo ejerció entre 1299 y agosto de 1303, que es la fecha de su muerte.[65]
  • (1300-1301) Juan Osórez. Era hijo del caballero asturiano Osorio Álvarez,[66][67]​ y llegó a ser maestre de la Orden de Santiago entre 1293 y 1310,[e]​ mayordomo mayor del rey Fernando IV de Castilla,[68]​ y adelantado mayor del reino de Murcia.[69]​ Y está documentado que ocupó el adelantamiento mayor de la Frontera entre, aproximadamente, marzo de 1300 y mayo de 1301.[70]
  • (1303-1306) Juan Núñez II de Lara. Señor de la Casa de Lara y de Albarracín e hijo de Juan Núñez I de Lara y de Teresa Álvarez de Azagra.[66][71]​ Contrajo matrimonio en tres ocasiones, pero falleció sin dejar descendencia en 1315 y sus posesiones pasaron a manos de su sobrino, Juan Núñez III de Lara, que fue señor de Lara y señor consorte de Vizcaya.[72]​ Juan Núñez II de Lara también ocupó los cargos de mayordomo mayor del rey y de pertiguero mayor de Santiago, y está documentado que ocupó el adelantamiento mayor de la frontera entre, aproximadamente, agosto de 1303 y abril de 1306,[73]​ aunque, y al menos entre 1304 y 1305, la lugartenencia del adelantamiento estuvo en manos de Álvar Núñez de Aza, que era un noble vinculado a la Casa de Lara.[74]
  • (1306-1311) Juan de Castilla el de Tarifa. En el año 1296, y durante la minoría de edad de Fernando IV de Castilla, el infante Juan fue proclamado rey de León, de Sevilla y de Galicia con el nombre de Juan I de León, aunque en 1300 se reconcilió con Fernando IV y entró a su servicio.[75][76]​ El infante Juan, que era tío carnal del rey Fernando IV de Castilla, volvió a ocupar el adelantamiento mayor de la Frontera entre, aproximadamente, agosto de 1306 y enero de 1311, aunque durante este periodo, y aproximadamente entre 1307 y 1312, Alfonso Fernández de Córdoba, que fue alguacil mayor de Córdoba, fue su lugarteniente en el adelantamiento de la Frontera.[77]
    Sepulcro del rey Fernando IV de Castilla en la iglesia de San Hipólito de Córdoba.
  • (1311) Juan Núñez II de Lara. Entre los meses de enero y febrero de 1311, y debido a las desavenencias entre el infante Juan y Fernando IV de Castilla, Juan Núñez II de Lara volvió a ocupar el cargo de adelantado mayor de la Frontera. Y hay constancia de que este magnate falleció en 1315 en la ciudad de Burgos mientras se celebraban las Cortes de Burgos de ese año, según refiere la Crónica de Alfonso XI.[78]
  • (1311) Juan de Castilla el de Tarifa. Entre mayo y octubre de 1311 el infante Juan volvió a desempeñar el cargo, y el último documento en el que figura como tal data del día 28 de octubre de 1311.[79]
  • (1312) Sancho Sánchez de Velasco. Era hijo de Fernán Sánchez de Velasco y de Teresa Martínez,[80]​ y el rey Fernando IV de Castilla le entregó los valles de Ruega y de Soba junto con dos mil vasallos en la Puebla de Arlanzón. Fue privado del rey Fernando IV,[81]adelantado mayor de Castilla y justicia mayor de la Casa del rey,[82]​ y contrajo matrimonio con Sancha Carrillo, que era hija de Garcí Gómez Carrillo, alcalde mayor de los hijosdalgo de Castilla, y de Elvira Osorio.[82]​ Además, está documentado que ocupó el cargo de adelantado mayor de la Frontera entre los meses de marzo y septiembre de 1312, por lo que fue el último de los adelantados del reinado de Fernando IV de Castilla,[83]​ que falleció en la ciudad de Jaén el día 7 de septiembre de 1312 a los veintiséis años de edad.[84]​ Sin embargo, existen pruebas de que en abril de 1312, y al mismo tiempo que Sancho Sánchez de Velasco ejercía el cargo de adelantado mayor, Alfonso Fernández de Córdoba continuaba ejerciendo la lugartenencia del adelantamiento en nombre del infante Juan de Castilla, aunque Braulio Vázquez Campos advirtió que es imposible en la actualidad, debido a la carencia de datos, conciliar ambos hechos.[85]

Reinado de Alfonso XI de Castilla (1312-1350)[editar]

Retrato que se supone representa a Don Juan Manuel, nieto del rey Fernando III de Castilla. (Catedral de Murcia).

Reinado de Pedro I de Castilla (1350-1369)[editar]

Retrato imaginario del rey Pedro I de Castilla, por Joaquín Domínguez Bécquer. 1857. (Ayuntamiento de Sevilla).

Reinado de Enrique II de Castilla (1369-1379)[editar]

Retrato imaginario de Enrique II de Castilla. José María Rodríguez de Losada. (Ayuntamiento de León).

Reinado de Juan I de Castilla (1379-1390)[editar]

Reinado de Enrique III de Castilla (1390-1406)[editar]

  • (1390-1394) Juan Alonso Pérez de Guzmán. Durante los cuatro primeros años del reinado de Enrique III de Castilla, y según afirmó Cañas Gálvez, el conde Juan Alonso Pérez de Guzmán continuó ejerciendo el cargo de adelantado mayor de la Frontera.[148]

Adelantados mayores de Andalucía con carácter hereditario[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. En el momento de la creación del cargo de adelantado mayor de la Frontera, la Andalucía cristiana comprendía los reinos de Jaén, Córdoba y Sevilla.
  2. En esta lista se ha seguido el orden cronológico que Braulio Vázquez Campos consignó en su obra Los adelantados mayores de la frontera o Andalucía (Siglos XIII-XIV).
  3. Braulio Vázquez Campos afirmó que existen varios documentos que prueban que Diego Sánchez de Fines era nieto del rey Fernando II de León. Cfr. Vázquez Campos (2006), p. 99.
  4. Sin embargo, José Manuel Nieto Soria afirmó que durante la rebelión del infante Sancho contra Alfonso X Juan Fernández de Limia sirvió fielmente al monarca, lo que no impidió que después Sancho IV le nombrara adelantado mayor de la Frontera. Cfr. Nieto Soria (1994), p. 194.
  5. Carlos de Ayala Martínez señaló que Juan Osórez fue maestre de la Orden de Santiago entre los años 1293 y 1310, pero Braulio Vázquez Campos aseguró que ya lo era desde finales de 1292. Cfr. Vázquez Campos (2006), p. 221.
  6. El día 11 de noviembre de 1314, y hallándose en la ciudad de Úbeda, Men Rodríguez Tenorio, que era «adelantado por el Infante don Pedro en toda la frontera», confirmó a dicha ciudad todos sus fueros y privilegios. Cfr. Recuero Lista (2016), p. 940.
  7. Jaime de Salazar y Acha afirmó erróneamente que Pedro Fernández de Castro falleció en junio de 1342. Cfr. Salazar y Acha (2000), p. 387.
  8. Alfonso Fernández de Saavedra fue adelantado mayor del reino de Murcia entre los años 1331 y 1337, durante el reinado de Alfonso XI de Castilla. Cfr. Vázquez Campos (2008), p. 253.
  9. Diego Ortiz de Zúñiga mencionó en sus Annales Eclesiásticos y Seculares de la muy Noble y muy Leal Ciudad de Sevilla, como señaló Braulio Vázquez Campos, que un individuo llamado Gómez Fernández de Foz ejerció ocupó también la lugartenencia del adelantamiento de la Frontera en nombre del maestre Fadrique Alfonso, aunque Vázquez Campos aseguró que no había podido comprobar la veracidad de dicha afirmación. Cfr. Vázquez Campos (2006), p. 364.
  10. Enrique II de Castilla falleció a finales de mayo de 1379 en Santo Domingo de la Calzada, cuando tenía cuarenta y seis años de edad, aunque existe controversia entre los historiadores acerca del día exacto de su muerte, que para la mayoría ocurrió el día 29 de mayo. Cfr. Valdeón Baruque (1996), p. 195.
  11. El rey Juan I de Castilla falleció en Alcalá de Henares el día 9 de octubre de 1390. Cfr. Suárez Fernández (1994), pp. 303-304.

Referencias[editar]

  1. González Jiménez, 2004, pp. 386-387.
  2. a b c d e Lamingueiro Fernández, 2006, p. 137.
  3. a b c Vázquez Campos, 2000, p. 348.
  4. Vázquez Campos, 2008, p. 22.
  5. Lamingueiro Fernández, 2006, pp. 137-138.
  6. Genealogía de los Enríquez de Ribera, Adelantados de Andalucía.
  7. González Jiménez, 2004, p. 70.
  8. Vázquez Campos, 2006, p. 83.
  9. a b c d Vázquez Campos, 2006, p. 367.
  10. Vázquez Campos, 2006, pp. 88-89.
  11. Torres y Tapia, 1763, p. 375.
  12. González Jiménez, 2004, p. 387.
  13. Vázquez Campos, 2006, pp. 100-101.
  14. Serrano, 1934, p. 141.
  15. a b Moxó et al, 1969, p. 83.
  16. Álvarez Borge, 2008, p. 649.
  17. Salazar y Acha, 2000, pp. 376-377.
  18. Vázquez Campos, 2008, pp. 35-36.
  19. Moxó et al, 1969, p. 81.
  20. Salazar y Acha, 2000, p. 377.
  21. Álvarez Borge, 2008, p. 678.
  22. Serrano, 1934, pp. 140-141.
  23. Vázquez Campos, 2006, pp. 108 y 367.
  24. Vázquez Campos, 2006, pp. 120-122.
  25. Vázquez Campos, 2006, pp. 122 y 130.
  26. Calderón Medina, 2011, p. 269.
  27. Doubleday, 2004, p. 67.
  28. González Jiménez, 2004, pp. 299-300.
  29. a b Vázquez Campos, 2006, pp. 134-135.
  30. González Jiménez, 2004, p. 28.
  31. Salazar y Acha, 1990, p. 221.
  32. Estepa Díez, 2006, p. 82.
  33. Vázquez Campos, 2006, pp. 149-150.
  34. Salazar y Acha, 2000, p. 366.
  35. Vázquez Campos, 2006, pp. 151 y 153.
  36. Nieto Soria, 1994, p. 152.
  37. a b c Salazar y Acha, 2000, pp. 382-383 y 435.
  38. a b Moxó et al, 1969, pp. 50-51.
  39. Lucas de la Fuente, 2005, p. 184.
  40. Nieto Soria, 1994, pp. 95-96.
  41. González Mínguez, 1995, p. 221.
  42. Vázquez Campos, 2006, pp. 160-163.
  43. a b c Salazar y Acha, 2000, p. 378.
  44. Moxó et al, 1969, pp. 124-125.
  45. Vázquez Campos, 2006, pp. 174-176.
  46. Vázquez Campos, 2006, p. 368.
  47. a b Vázquez Campos, 2006, pp. 176-179.
  48. Calderón Medina, 2011, pp. 268-269.
  49. Vázquez Campos, 2006, pp. 178-179 y 368.
  50. a b c Salazar y Acha, 2000, p. 379.
  51. Boto Varela et al, 2004, p. 33.
  52. Vázquez Campos, 2006, pp. 180-187 y 368.
  53. Vázquez Campos, 2006, pp. 187-189.
  54. a b c d e Salazar y Acha, 2000, p. 380.
  55. Pardo de Guevara y Valdés, 2000, pp. 113 y 121.
  56. a b c Vázquez Campos, 2006, pp. 192 y 368.
  57. González Mínguez, 1995, p. 25.
  58. Vázquez Campos, 2006, p. 192.
  59. Sánchez Saus, 1989, p. 346.
  60. Carriazo Rubio, 2002, p. 42.
  61. Vázquez Campos, 2006, p. 369.
  62. Vázquez Campos, 2006, p. 210.
  63. a b c Salazar y Acha, 2000, p. 382.
  64. González Mínguez, 1995, p. 118.
  65. Vázquez Campos, 2006, pp. 219-220.
  66. a b Salazar y Acha, 2000, p. 381.
  67. Vázquez Campos, 2006, p. 221.
  68. Ayala Martínez, 2007, pp. 213-214.
  69. Vázquez Campos, 2008, pp. 148-151.
  70. Vázquez Campos, 2006, pp. 223-224 y 369.
  71. Vázquez Campos, 2006, p. 225.
  72. Salazar y Acha, 2000, pp. 381-387.
  73. Vázquez Campos, 2006, pp. 230-236.
  74. Vázquez Campos, 2006, pp. 234-235.
  75. Boto Varela et al, 2004, pp. 33-34.
  76. González Mínguez, 1995, pp. 35-36 y 71.
  77. Vázquez Campos, 2006, pp. 242 y 246-247.
  78. Vázquez Campos, 2006, pp. 236-237.
  79. Vázquez Campos, 2006, pp. 253-254.
  80. Vázquez Campos, 2006, pp. 258-259.
  81. Vázquez Campos, 2006, p. 259.
  82. a b Salazar y Acha, 2000, p. 454.
  83. Vázquez Campos, 2006, pp. 263-265.
  84. González Mínguez, 1995, p. 247.
  85. Vázquez Campos, 2006, pp. 254-255.
  86. a b Vázquez Campos, 2006, pp. 263-265 y 278.
  87. Vázquez Campos, 2006, pp. 280-285.
  88. Moxó et al, 1969, p. 190.
  89. Moxó et al, 1969, p. 191.
  90. Salazar y Acha, 2000, pp. 384-385.
  91. Catalán, 1977, pp. 374-375.
  92. Moxó y Montoliu, 1982, p. 192.
  93. Salazar y Acha, 2000, p. 384.
  94. Vázquez Campos, 2006, pp. 370 y 289-290.
  95. Vázquez Campos, 2006, pp. 246-248.
  96. Vázquez Campos, 2006, p. 291.
  97. Vázquez Campos, 2006, pp. 291-293 y 305.
  98. Moxó et al, 1969, p. 180.
  99. Lucas de la Fuente, 2005, p. 294.
  100. Salazar y Acha, 2000, pp. 436-437.
  101. a b Vázquez Campos, 2006, pp. 295-302.
  102. a b Vázquez Campos, 2006, p. 300.
  103. Ayala Martínez, 2007, pp. 232 y 851.
  104. Sánchez-Arcilla Bernal, 2008, pp. 111-112.
  105. Vázquez Campos, 2006, pp. 305-310.
  106. Vázquez Campos, 2006, p. 312.
  107. Catalán, 1977, p. 148.
  108. Lomax, 1982, p. 632.
  109. Salazar y Acha, 1996-1997, p. 161.
  110. Jular Pérez-Alfaro, 1990, p. 554.
  111. Salazar y Acha, 2000, p. 386.
  112. Moxó y Montoliu, 1992-1993, p. 136.
  113. Vázquez Campos, 2006, pp. 320-321.
  114. Ayala Martínez, 2007, pp. 216 y 850.
  115. Vázquez Campos, 2006, pp. 323-324.
  116. a b Vázquez Campos, 2006, p. 372.
  117. Pardo de Guevara y Valdés, 2000, pp. 130-131.
  118. Salazar y Acha, 2000, p. 387.
  119. a b Vázquez Campos, 2006, pp. 346-347.
  120. Pardo de Guevara y Valdés, 2000, p. 154.
  121. Vázquez Campos, 2006, p. 352.
  122. Vázquez Campos, 2006, pp. 352-357.
  123. Redondo Cantera, 2011, p. 174.
  124. Vázquez Campos, 2006, pp. 357-361.
  125. a b González Crespo, 1988, pp. 297-298.
  126. Salazar y Acha, 2000, pp. 479-480.
  127. a b Vázquez Campos, 2006, pp. 362-363.
  128. López de Ayala, 1779, p. 18.
  129. Vázquez Campos, 2006, pp. 362-364.
  130. Sánchez-Arcilla Bernal, 2008, p. 267.
  131. Sánchez-Arcilla Bernal, 2008, pp. 266-267.
  132. Díaz Martín, 1987, pp. 36-37.
  133. Ramón Pont, 1983, pp. 63-64.
  134. Ramón Pont, 1983, p. 65.
  135. Ramón Pont, 1983, p. 76.
  136. Díaz Martín, 1987, p. 37.
  137. a b Salazar y Acha, 2000, p. 438.
  138. Díaz Martín, 2007, p. 160.
  139. Moxó et al, 1969, pp. 184-185.
  140. Salazar y Acha, 2000, p. 456.
  141. Recuero Lista, 2016, pp. 292 y 755.
  142. Díaz Martín, 1987, pp. 37-38.
  143. Díaz Martín, 1987, p. 128.
  144. Díaz Martín, 1987, p. 38.
  145. Díaz Martín, 2007, pp. 274-275.
  146. Jordano Barbudo, 2002, pp. 159-160.
  147. Jordano Barbudo, 2002, p. 160.
  148. a b c d e Cañas Gálvez, 2011, p. 179.
  149. Lora Serrano, 2007, p. 167.
  150. Ayala Martínez, 2007, pp. 849-851.
  151. Lora Serrano, 2007, p. 179.
  152. Rades y Andrada, 1572, p. 53.
  153. Lora Serrano, 2007, p. 162.
  154. https://web.archive.org/web/20100621073013/http://fundacionmedinaceli.org/casaducal/fichaindividuo.aspx?id=728
  155. https://web.archive.org/web/20100903073539/http://www.fundacionmedinaceli.org/casaducal/fichaindividuo.aspx?id=646

Bibliografía[editar]

  • Carriazo Rubio, Juan Luis (2002). La memoria del linaje: Los Ponce de León y sus antepasados a fines de la Edad Media. Sevilla: Universidad de Sevilla, Secretariado de Publicaciones. ISBN 84-472-0723-4. 
  • Catalán, Diego (1977). Cátedra Seminario Menéndez Pidal, ed. Gran Crónica de Alfonso XI. Tomo I (1ª edición). Madrid: Editorial Gredos. ISBN 84-600-0796-0. 
  • Díaz Martín, Luis Vicente (1987). Los oficiales de Pedro I de Castilla (2ª edición). Valladolid: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Valladolid. 
  • Doubleday, Simon R. (2004). Los Lara. Nobleza y monarquía en la España Medieval. Madrid: Turner Publicaciones, S.L. y C.S.I.C. ISBN 978-84-7506-650-9. 
  • Fernández Gómez, Marcos (1989). «Aproximación al adelantamiento de Andalucía en el siglo XV». Archivo hispalense: Revista histórica, literaria y artística (Sevilla: Diputación Provincial de Sevilla) (221): 33-52. ISSN 0210-4067. 
  • González Crespo, Esther (1988). «El afianzamiento económico y social de los hijos de Leonor de Guzmán». Anuario de estudios medievales (Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC: Institución Milá y Fontanals. Departamento de Estudios Medievales) (18): 289-304. ISSN 0066-5061. 
  • González Mínguez, César (1995). Fernando IV (1295-1312). Volumen IV de la Colección Corona de España: Serie Reyes de Castilla y León (1ª edición). Palencia: Diputación Provincial de Palencia y Editorial La Olmeda S. L. ISBN 978-84-8173-027-2. 
  • Jular Pérez-Alfaro, Cristina (1990). Servicio de Publicaciones de la Universidad de León y Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, ed. Los adelantados y merinos mayores de León (siglos XIII-XV). Biblioteca de Castilla y León: nº 12 de la Serie Historia (1ª edición). León: Gráficas Celarayn S.A. ISBN 978-84-7719-225-1. 
  • Lucas de la Fuente, Julián (2005). Los señores de Vizcaya, siglos XI-XIV: el linaje de los Haro al frente del señorío. Colección Okoriko (1ª edición). Bilbao: Librería Anticuaria Astarloa, S.L. ISBN 978-84-609-8483-2. 
  • Moxó, Salvador de; VV.AA. (1969). «De la nobleza vieja a la nobleza nueva. La transformación nobiliaria castellana en la Baja Edad Media». En Instituto Jerónimo Zurita. Estudios sobre la sociedad castellana en la Baja Edad Media. Cuadernos de Historia: Anexos de la Revista Hispania Volumen 3 (1ª edición). Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC. pp. 1-211. OCLC 462164146. 
  • Nieto Soria, José Manuel (1994). Sancho IV (1284-1295). Volumen III de la Colección Corona de España: Serie Reyes de Castilla y León (1ª edición). Palencia: Diputación Provincial de Palencia y Editorial La Olmeda S. L. ISBN 978-84-8173-015-9. 
  • Pardo de Guevara y Valdés, Eduardo (2000). Los señores de Galicia: tenentes y condes de Lemos en la Edad Media (Tomo I). Edición preparada por el Instituto de Estudios Gallegos «Padre Sarmiento» (CSIC) (1ª edición). Fundación Pedro Barrié de la Maza. ISBN 978-84-89748-71-2. 
  • ——— (2000). Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, ed. La casa del Rey de Castilla y León en la Edad Media. Colección Historia de la Sociedad Política, dirigida por Bartolomé Clavero Salvador (1ª edición). Madrid: Rumagraf S.A. ISBN 978-84-259-1128-6. 
  • Sánchez-Arcilla Bernal, José (2008). Alfonso XI (1312-1350). Estudios históricos La Olmeda. Colección Corona de España: Serie Reyes de Castilla (2ª edición). Gijón: Ediciones Trea. ISBN 978-84-9704-330-4. 
  • Sánchez Saus, Rafael (1989). Caballería y linaje en la Sevilla medieval: estudio genealógico y social (1ª edición). San Fernando: Publicaciones de la Excma. Diputación Provincial de Sevilla y Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz. ISBN 84-7798-022-5. 
  • Suárez Fernández, Luis (1994). Juan I de Trastámara (1379-1390). Volumen VIII de la Colección Corona de España: Serie Reyes de Castilla y León (1ª edición). Palencia: Diputación Provincial de Palencia y Editorial La Olmeda S. L. ISBN 978-84-8173-012-8. 
  • Valdeón Baruque, Julio (1996). Enrique II (1369-1379). Volumen VII de la Colección Corona de España: Serie Reyes de Castilla y León (1ª edición). Palencia: Diputación Provincial de Palencia y Editorial La Olmeda S. L. ISBN 978-84-8173-051-7. 
  • —— (2006). Los adelantados mayores de la frontera o Andalucía (Siglos XIII-XIV). Colección Historia: Serie 1ª, nº 58 (1ª edición). Camas: Diputación de Sevilla: Área de Cultura y Deportes y Servicio de Archivo y Publicaciones. ISBN 978-84-7798-230-2. 
  • ——— (2008). Alcalá Grupo Editorial y Distribuidores de Libros, S.L., ed. Adelantados y lucha por el poder en el reino de Murcia. I Premio Enrique Toral de Historia de Sociedades de Frontera, 2008 (1ª edición). Alcalá la Real: Editorial Zumaque. ISBN 978-84-96806-77-1.