Fadrique Enríquez de Ribera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fadrique Enríquez de Ribera
VI Adelantado de Andalucía
I665.02.jpg
Información personal
Otros títulos I marqués de Tarifa
Nacimiento 1476
Sevilla
Fallecimiento 6 de noviembre de 1539 (63 años)
Sevilla
Predecesor Francisco Enríquez de Ribera
Sucesor Per Afán de Ribera y Portocarrero
Familia
Padre Pedro Enríquez de Quiñones
Madre Catalina de Ribera
Consorte Elvira Fernández de Córdoba

Fadrique Enríquez de Ribera (1476 Sevilla- 1539 Sevilla), noble español, primer marqués de Tarifa y VI Adelantado Mayor de Andalucía, hijo de Pedro Enríquez de Quiñones (IV Adelantado Mayor de Andalucía) y de Catalina de Ribera, señora del Coronil y las Aguzaderas.[1] Fue un noble encuadrado en el periodo de tránsito entre el final de la Edad Media y el Renacimiento.

Biografía[editar]

Nació en la ciudad de Sevilla, en la antigua calle Real, actual calle San Luis, en invierno de 1476. El matrimonio de sus padres supuso la unión de dos de los más poderosos linajes sevillanos, en los que los reyes habían delegado el gobierno de la ciudad.

En su educación combinó el ejercicio de las armas y una formación de carácter humanista, recibiendo en 1485 el hábito de la Orden de Santiago. En 1490 mientras participaba junto a su padre en el sitio de Granada, fue armado caballero por el príncipe don Juan en presencia del rey Fernando el Católico.

En 1494, firmó capitulaciones matrimoniales con Doña Elvira Fernández de Córdoba "Elvira de Herrera", siendo el matrimonio anulado por el Papa Julio II en 1509, sin que del mismo resultara descendencia. Tuvo uniones extraconyugales con Mayor Ponce de León y con Isabel Martel Azamar, de las que nacieron su dos hijas, María y Catalina.[1]

En 1505, al morir su madre recibió una de las fortunas más grandes de la época, en 1509, muere su hermano Fernando, por lo que queda como único heredero de los Ribera, siendo nombrado en 1511, VI Adelantado de Andalucía y juez de vista y alzada de Sevilla.

En 1518 decidió emprender un viaje de peregrinación a la ciudad santa de Jerusalén, iniciando viaje desde Bornos en la provincia de Cádiz, el 24 de noviembre de 1518, le acompañan su mayordomo, un capellán y ocho criados. Avanzó por la costa mediterránea, visitando el Monasterio de Montserrat y más tarde Marsella. Atravesó los Alpes para llegar a Milán y alcanzar posteriormente a Venecia el 12 de mayo de 1519, desde donde embarcó hacia Jerusalén. La expedición llegó al puerto de Jaffa después de veinte días de viaje. En noviembre de 1519, tras hacer escala en Chipre, vuelven a Venecia. En ese momento del viaje, en lugar de continuar directamente hacia Sevilla, decidió iniciar un recorrido por la península itálica en la que visitaría sus obras de arte más destacadas y contactaría con personalidades relevantes, haciendo escalas en Florencia, Roma y Nápoles para ascender posteriormente y recalar en Pisa, Bolonia y Génova.

A su vuelta a Sevilla, amplió y enriqueció su palacio sevillano de la Casa de Pilatos incorporando formas artísticas propias del Renacimiento, despertando entre la nobleza de la ciudad el gusto por el estilo renacentista. De su viaje queda rastro gracias a su diario "Desde Sevilla a Jerusalén".[2]

Falleció el 6 de noviembre de 1539 sin descendencia legítima, fue enterrado en el Panteón familiar de los Ribera del Monasterio de la Cartuja de Sevilla. Le sucedió en el Señorío, en ese mismo año, su sobrino Per Afán de Ribera y Portocarrero.

La casa de Pilatos[editar]

El origen del nombre de su palacio en Sevilla, conocido como "Casa de Pilatos", proviene de un Vía Crucis que se comenzó a celebrar en la ciudad en la década de 1520, a la vuelta de su peregrinación a Tierra Santa (se conservan los azulejos que representan cada una de las estaciones a lo largo del mismo). En sus primeros años comenzó a celebrarse en el interior de la capilla dentro del propio palacio. En 1529, debido al gran número de personas dispuestas para realizar la estación de penitencia, decidieron empezarla junto a la puerta exterior del recinto palaciego, en lo que vino a considerarse la primera estación, siendo finalizado en el templete de la Cruz del Campo.

Joaquín González Moreno, archivero de la Casa de Pilatos y conservador del Palacio durante más de 30 años, fue la persona que recuperó esta tradición al localizar la documentación que sobre este hecho existía en el archivo de Medinaceli de Madrid y restablecer en 1971 el Vía Crucis de la Cruz del Campo, que durante el siglo XVI sería el germen de la Semana Santa en Sevilla.

Referencias[editar]

  1. a b María Carmen Álvarez Márquez, La biblioteca de Don Fadrique Enríquez de Ribera, I marqués de Tarifa (1532)
  2. Pedro García Martín, La Odisea al Paraíso. La peregrinación a Jerusalén de Don Fadrique Enríquez de Ribera. Revista Arbor, Consejo Superior de Investigaciones Científicas