Pertiguero mayor de Santiago

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El oficio de pertiguero mayor de Santiago de Compostela, o de la tierra de Santiago, fue una antigua dignidad seglar de esta iglesia metropolitana, análoga a la de los vídamos de los obispos franceses. En su origen, era proveído libremente por el arzobispo en miembros de la nobleza magnaticia, pero en la Baja Edad Media fue prácticamente patrimonializado por la casa de Castro, y durante la Moderna llegó a tener carácter honorífico y hereditario, sucediéndose en la casa de los condes de Monterrey hasta el final del Antiguo Régimen.

Descripción[editar]

El oficio de pertiguero mayor de Santiago era desempeñado por miembros de la alta nobleza y tenía funciones militares, policiales y judiciales. Entre las funciones militares se contaban la de acaudillar las milicias episcopales compostelanas y socorrer con las mesnadas propias al arzobispo de Santiago de Compostela y su territorio.

Conviene señalar que la pertiguería mayor de Santiago había sido concedida por los prelados compostelanos desde la época del arzobispo Diego Gelmírez a cualquier magnate o ricohombre que les prestara homenaje y se comprometiera a defender a la Iglesia compostelana, a la ciudad de Santiago, y a todo el territorio o señorío de los arzobispos de «cualquier ataque o desdén», como señaló Manuel Castro y Castro,[1]​ y al mismo tiempo el cargo de pertiguero convertía a su poseedor en «verdadero comendatario» de las grandes posesiones de los arzobispos compostelanos.[2]

Salazar de Mendoza relaciona este oficio con el de los perticiarios de las legiones romanas, y aduce como prueba de su alta dignidad que el ricohombre del siglo XIII Andrés Fernández de Castro, adelantado mayor de Galicia (hermano de Esteban, hijo de Fernando y nieto de Gutierre Rodríguez), lo usaba como título al confirmar los diplomas reales.[3]

Pertigueros mayores de Santiago[editar]

Algunos de los pertigueros mayores de Santiago en la Edad Media fueron los siguientes individuos, todos ellos miembros de la alta nobleza, o incluso emparentados con la realeza:[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Castro y Castro, 1982, p. 35.
  2. González Paz, 2003-2004, p. 31.
  3. Pedro Salazar de Mendoza. Origen de las dignidades seglares de Castilla y León (Madrid, 1794; ed. facsim. en Valladolid, Maxtor, 2004), p. 188.
  4. Salazar y Acha, 2000, p. 387.

Bibliografía[editar]

  • Armesto, Victoria (1969). Galicia feudal. Volumen 1 (1ª edición). Vigo: Editorial Galaxia S.A. 
  • Castro y Castro, Manuel (1982). El Real monasterio de Santa Clara de Palencia y los Enríquez, almirantes de Castilla. Tomo I (1ª edición). Palencia: Institución Tello Téllez de Meneses y Excma. Diputación Provincial de Palencia. ISBN 978-84-500-7947-0. 
  • Pardo de Guevara y Valdés, Eduardo; Eduardo José Pardo, Instituto Padre Sarmiento de Estudios Gallegos (2000). Fundación Pedro Barrié de la Maza, ed. Los señores de Galicia: tenentes y condes de Lemos en la Edad Media: Galicia histórica (1ª edición). La Coruña. ISBN 84-89748-71-3. 
  • Salazar y Acha, Jaime de (2000). Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, ed. La casa del Rey de Castilla y León en la Edad Media. Colección Historia de la Sociedad Política, dirigida por Bartolomé Clavero Salvador (1ª edición). Madrid: Rumagraf S.A. ISBN 978-84-259-1128-6.